El embarazo

Enfermedades del corazón en los recién nacidos

Pin
Send
Share
Send
Send


La enfermedad cardíaca en un niño es la unidad nosológica más compleja de la medicina. Cada año, entre 1.000 y 1.000 recién nacidos representan entre 10 y 17 niños con este problema. La identificación temprana y la derivación para el tratamiento garantizan un pronóstico favorable para la vida posterior.

Sin lugar a dudas, todos los defectos del desarrollo deben diagnosticarse de forma intrauterina en el feto. Un pediatra también puede desempeñar un papel importante que podrá identificar y referir rápidamente a un bebé de este tipo a un cardiólogo pediátrico.

Si se enfrenta a esta patología, entonces veamos la esencia del problema y también le contemos los detalles del tratamiento de los defectos en los corazones de los niños.

Cardiopatía congénita en recién nacidos y sus causas.

  1. Enfermedades de mamá durante el embarazo.
  2. Enfermedad infecciosa transmitida en el primer trimestre, cuando el desarrollo de estructuras cardíacas ocurre en la semana 4-5.
  3. Fumar, el alcoholismo de mamá.
  4. Situación ecológica.
  5. Patología hereditaria.
  6. Mutaciones genéticas por anomalías cromosómicas.

Las causas de la cardiopatía congénita en el feto son muchas. Seleccionar cualquiera es imposible.

Clasificación de defectos

1. Todos los defectos cardíacos congénitos en los niños se dividen según la naturaleza de los trastornos del flujo sanguíneo y la presencia o ausencia de cianosis de la piel (cianosis).

La cianosis es el azul de la piel. Es causada por la falta de oxígeno, que se entrega con sangre a los órganos y sistemas.

2. Frecuencia de ocurrencia.

  1. El defecto del tabique interventricular ocurre en el 20% de todos los defectos cardíacos.
  2. El defecto del tabique interauricular lleva de 5 a 10%.
  3. El conducto arterial abierto es de 5 a 10%.
  4. La estenosis de la arteria pulmonar, la estenosis y la coartación de la aorta toman hasta un 7%.
  5. La parte restante cae sobre otros vicios numerosos, pero más raros.

Signos de enfermedad cardíaca en niños.

  • Uno de los signos de vicios es la aparición de falta de aliento. Al principio, aparece bajo carga, luego en reposo.

La disnea es una frecuencia respiratoria rápida,

  • Un cambio en el tono de la piel es el segundo signo. El color puede variar de pálido a azulado,
  • Hinchazón de las extremidades inferiores. Esta inflamación del corazón es diferente del riñón. Cuando la patología de los riñones primero se hincha la cara.
  • Se considera que el aumento de la insuficiencia cardíaca aumenta el borde del hígado y fortalece la inflamación de las extremidades inferiores. Esto suele ser la inflamación del corazón,
  • Con la tétrada de Fallot, puede haber unánime: ataques cianóticos. Durante el ataque, el niño comienza a "volverse azul" dramáticamente, y hay una respiración rápida.
  • Los síntomas de la enfermedad cardíaca en los recién nacidos

    Es necesario prestar atención a:

    • inicio de la lactancia materna,
    • si el bebé está chupando activamente
    • la duración de una alimentación,
    • si el pecho cae durante la alimentación debido a la aparición de falta de aliento,
    • ¿Aparece palidez al chupar?

    Si un bebé tiene un defecto cardíaco, succiona débilmente, débilmente, con pausas de 2 a 3 minutos, aparece la dificultad para respirar.

    Síntomas de enfermedad cardíaca en niños mayores de un año.

    Si hablamos de niños que han crecido, aquí evaluamos su actividad física:

    • ¿Pueden subir las escaleras hasta el cuarto piso sin la apariencia de falta de aliento, no se sientan a descansar durante los juegos?
    • Son frecuentes las enfermedades respiratorias, incluyendo neumonía y bronquitis.

    Caso clínicoUna mujer en la semana 22 en el examen de ultrasonido del corazón fetal tenía un defecto del tabique ventricular, hipoplasia de la aurícula izquierda. Este es un vicio bastante complicado. Después del nacimiento de estos bebés, son operados de inmediato. Pero la supervivencia, por desgracia, el 0%. Después de todo, los defectos cardíacos asociados con el subdesarrollo de una de las cámaras del feto son difíciles de someterse a un tratamiento quirúrgico y tienen una tasa de supervivencia baja.

    Violación de la integridad del tabique interventricular.

    El corazón tiene dos ventrículos, que están separados por un tabique. A su vez, el tabique tiene una parte muscular y membranosa.

    La parte muscular consta de 3 áreas: entrada, trabecular y aguda. Este conocimiento en anatomía ayuda al médico a realizar un diagnóstico preciso por clasificación y a decidir sobre nuevas tácticas de tratamiento.

    Si el defecto es pequeño, entonces no hay quejas especiales.

    Si el defecto es mediano o grande, aparecen los siguientes síntomas:

    • retraso del desarrollo físico,
    • Disminución de la resistencia al estrés por ejercicio.
    • resfriados frecuentes
    • en ausencia de tratamiento - el desarrollo de insuficiencia circulatoria.

    Con defectos grandes y con el desarrollo de insuficiencia cardíaca, se deben realizar intervenciones quirúrgicas.

    Defecto septal atrial

    Muy a menudo un vicio es un hallazgo aleatorio.

    Los niños con defecto del tabique auricular tienen tendencia a frecuentes infecciones respiratorias.

    Para defectos grandes (más de 1 cm), un niño desde el nacimiento puede experimentar un aumento de peso deficiente y el desarrollo de insuficiencia cardíaca. Los bebés operan a los cinco años. Operación retrasada debido a la probabilidad de defecto de cierre automático.

    Conducto abierto de Botallov

    Este problema acompaña a los bebés prematuros en el 50% de los casos.

    Si el tamaño del defecto es grande, se encuentran los siguientes síntomas:

    • mal aumento de peso
    • falta de aliento, palpitaciones,
    • Resfriados frecuentes, neumonía.

    Esperamos el cierre espontáneo del conducto hasta 6 meses. Si un niño mayor de un año permanece abierto, entonces el conducto debe ser removido quirúrgicamente.

    Cuando se detectan bebés prematuros, se inyecta en el hospital el medicamento Indometacina, que esclerosiza (se adhiere) a la pared del vaso. Para los recién nacidos a término, este procedimiento no es efectivo.

    Coartación de la aorta

    Esta patología congénita está asociada con el estrechamiento de la arteria principal del cuerpo: la aorta. Esto crea un cierto obstáculo para el flujo sanguíneo, que forma un cuadro clínico específico.

    CasoUna niña, de 13 años, se quejó de hipertensión arterial. Cuando se midió con una presión de tonómetro en las piernas, fue significativamente menor que en las manos. El pulso en las arterias de las extremidades inferiores era apenas palpable. Cuando el diagnóstico de una ecografía del corazón reveló coartación de la aorta. Un niño mayor de 13 años nunca ha sido examinado para detectar malformaciones congénitas.

    Por lo general, el estrechamiento de la aorta se detecta desde el nacimiento, pero tal vez más tarde. Tales niños incluso en apariencia tienen su propia peculiaridad. Debido a la falta de suministro de sangre a la parte inferior del cuerpo, tienen una cintura escapular bastante desarrollada y piernas débiles.

    Ocurre más a menudo en los niños. Como regla general, la coartación de la aorta se acompaña de un defecto en el tabique interventricular.

    Válvula aórtica bicúspide

    Normalmente, la válvula aórtica debe tener tres hojas, pero sucede que hay dos de ellas desde el nacimiento.

    Válvula aórtica tricúspide y bicúspide

    Los niños con una válvula aórtica bicúspide no son particularmente quejas. El problema puede ser que dicha válvula se desgaste más rápido, lo que causará el desarrollo de insuficiencia aórtica.

    Con el desarrollo de la insuficiencia de 3 grados se requiere el reemplazo quirúrgico de la válvula, pero esto puede suceder a 40-50 años.

    Los niños con una válvula aórtica bicúspide deben controlarse dos veces al año y debe prevenirse la endocarditis.

    Corazon deportivo

    El ejercicio regular conduce a cambios en el sistema cardiovascular, que se designan con el término "corazón deportivo".

    El corazón deportivo se caracteriza por un aumento en las cavidades de las cámaras del corazón y la masa del miocardio, pero al mismo tiempo la función del corazón se mantiene dentro de la norma de edad.

    Los cambios en el corazón aparecen 2 años después de los entrenamientos regulares 4 horas al día, 5 días a la semana. El corazón atlético es más común en jugadores de hockey, velocistas, bailarines.

    Los cambios durante las cargas físicas intensas se producen debido al trabajo económico del miocardio en reposo y al logro de las máximas oportunidades durante las actividades deportivas.

    El corazón deportivo no requiere tratamiento. Los niños deben ser examinados 2 veces al año.

    Cardiopatías adquiridas en niños.

    Más a menudo entre los defectos cardíacos adquiridos hay un defecto del aparato de la válvula.

    • reumatismo
    • infecciones bacterianas, virales transferidas,
    • endocarditis infecciosa,
    • Dolor de garganta frecuente, fiebre escarlata transferida.

    Por supuesto, los niños con defectos adquiridos no operados deben ser observados por un cardiólogo o terapeuta por el resto de sus vidas. Los defectos cardíacos congénitos en adultos son un problema importante que debe informarse al terapeuta.

    Diagnóstico de cardiopatía congénita.

    1. Examen clínico por un neonatólogo de un niño después del nacimiento.
    2. Ultrasonido fetal del corazón. Se realizará a las 22-24 semanas de embarazo, donde se evalúan las estructuras anatómicas del corazón fetal.
    3. 1 mes después del nacimiento, ecografía del corazón, ECG.

    El examen más importante en el diagnóstico de la salud fetal es un examen de ultrasonido del segundo trimestre del embarazo.

  • Evaluación del aumento de peso en lactantes, la naturaleza de la alimentación.
  • Evaluación de la tolerancia al ejercicio, actividad física de los bebés.
  • Al escuchar el ruido cardíaco característico, el pediatra dirige al niño a un cardiólogo pediátrico.
  • Ecografía de los órganos abdominales.
  • En la medicina moderna, con el equipo necesario, es fácil diagnosticar un defecto congénito.

    Tratamiento de defectos cardíacos congénitos.

    Las enfermedades cardíacas en los niños pueden curarse quirúrgicamente. Pero, debe recordarse que no todos los defectos cardíacos deben ser operados, ya que pueden endurecerse espontáneamente, necesitan tiempo.

    Las tácticas definitorias de tratamiento serán:

    • tipo de vicio
    • la presencia o aumento de la insuficiencia cardíaca,
    • edad, peso del niño,
    • malformaciones asociadas
    • Probabilidad de eliminación espontánea del vicio.

    La intervención quirúrgica puede ser mínimamente invasiva, o endovascular, cuando el acceso no se produce a través del tórax, sino de la vena femoral. Así se cierran pequeños defectos, coartación de la aorta.

    Prevención de defectos cardíacos congénitos.

    Dado que este es un problema congénito, entonces la prevención debe comenzar desde el período prenatal.

    1. La exclusión de fumar, efectos tóxicos durante el embarazo.
    2. Consulta genética en presencia de defectos congénitos en la familia.
    3. La nutrición adecuada de la futura madre.
    4. Tratamiento obligatorio de los focos crónicos de infección.
    5. La hipodinamia empeora el trabajo del músculo cardíaco. Necesita gimnasia diaria, masajes, trabajo con un médico, terapia de ejercicios.
    6. Las mujeres embarazadas deben someterse a un examen de ultrasonido. La cardiopatía en los recién nacidos debe ser observada por un cardiólogo. Si es necesario, debe enviarse de inmediato a un cirujano cardíaco.
    7. Rehabilitación obligatoria de niños operados, tanto psicológicos como físicos, en condiciones de sanatorio y centro turístico. Cada año, el niño debe ser examinado en un hospital cardiológico.

    Defectos cardíacos y vacunaciones.

    Debe recordarse que es mejor rechazar las vacunas en caso de:

    • desarrollo de insuficiencia cardiaca 3 grados
    • en caso de endocarditis,
    • Con vicios complejos.

    Se graduó de YuUGMU, pasantía en pediatría, residencia en cardiología pediátrica, desde 2012 trabaja en MC Lotos, Chelyabinsk.

    ¿Qué es un defecto del corazón?

    La llamada patología en la estructura del corazón y los grandes vasos que parten de ella. Los defectos cardíacos interfieren con la circulación sanguínea normal, se detectan en uno de cada 100 recién nacidos y, según las estadísticas, ocupan el segundo lugar en anomalías congénitas.

    En primer lugar, existe un defecto congénito con el cual el niño nace y se adquiere, como consecuencia de procesos autoinmunes, infecciones y otras enfermedades. En la infancia, las malformaciones congénitas son más comunes y se dividen en:

    1. Patologías en las que la sangre se vierte al lado derecho. Tales males son llamados "blancos" debido a la palidez del niño. Cuando son arteriales, la sangre ingresa a la venosa, lo que a menudo provoca un aumento del flujo sanguíneo a los pulmones y una disminución del volumen sanguíneo en un círculo grande. Los defectos de este grupo son los defectos de las particiones que separan las cámaras del corazón (aurículas o ventrículos), el conducto arterial que funciona después del nacimiento, la coartación de la aorta o el estrechamiento de su cama, así como la estenosis pulmonar. En la última patología, el flujo de sangre a los vasos de los pulmones, por el contrario, disminuye.
    2. Patologías en las que se produce el vertido de sangre a la izquierda. Estos defectos se llaman "azules", porque uno de sus síntomas es la cianosis. Se caracterizan por la entrada de sangre venosa en la sangre arterial, lo que reduce la saturación de la sangre con oxígeno en el gran círculo. Un círculo pequeño con tales defectos puede agotarse (con la tríada o con la tétrada de Fallot, así como con la anomalía de Ebstein), y enriquecerse (con la ubicación incorrecta de las arterias pulmonares o aorta, así como con el complejo de Eisenheimer).
    3. Patologías en las que existe una obstrucción del flujo sanguíneo. Estas incluyen anomalías de la válvula aórtica, tricúspide o mitral, en las que cambia el número de sus válvulas, se forma su insuficiencia o se produce una estenosis valvular. También a este grupo de defectos se incluye la colocación incorrecta del arco aórtico. Con tales patologías no hay secreción arteriovenosa.

    Síntomas y signos

    La mayoría de los bebés tienen defectos cardíacos que se han desarrollado de forma intrauterina, que se manifiestan clínicamente incluso durante la estancia de las migajas en el hospital de maternidad. Entre los síntomas más comunes observados:

    • Pulso rapido
    • Extremidades azules y cara en el área sobre el labio superior (se llama triángulo nasolabial).
    • La palidez de las palmas, la nariz y los pies, que también serán fríos al tacto.
    • Bradicardia
    • Regurgitación frecuente.
    • Falta de aliento.
    • Chuparse los pechos débiles.
    • Insuficiente ganancia de peso.
    • Desmayo
    • Edema
    • Sudoración

    ¿Por qué los niños nacen con un defecto cardíaco?

    Las causas exactas de estas patologías, los médicos aún no han identificado, pero se sabe que las violaciones del desarrollo del corazón y los vasos sanguíneos provocan tales factores:

    • Adicción genética.
    • Enfermedades cromosómicas.
    • Enfermedades crónicas en la futura madre, por ejemplo, enfermedad de la tiroides o diabetes.
    • La futura madre tiene más de 35 años.
    • Tomar medicamentos durante el embarazo que tenga un efecto negativo en el feto.
    • Situación ambiental desfavorable.
    • Mantenerse embarazada en un alto ambiente radiactivo.
    • Fumar en el primer trimestre.
    • El uso de drogas o alcohol en las primeras 12 semanas después de la concepción.
    • Pobre historia obstétrica, por ejemplo, aborto involuntario o aborto en el pasado, parto prematuro.
    • Enfermedades virales en los primeros meses de embarazo, especialmente rubéola, infección por herpes e influenza.

    El período de la tercera a la octava semana de embarazo se denomina el período más peligroso para la formación de defectos cardíacos. Fue durante este período que las cámaras del corazón, sus particiones, y también los grandes vasos se colocaron en el feto.

    El siguiente video explica con más detalle las causas que pueden llevar a una cardiopatía congénita.

    Para cada niño, el desarrollo de un defecto cardíaco pasa por tres fases:

    • Etapa de adaptación, cuando compensar el problema del cuerpo del niño moviliza todas las reservas. Si no son suficientes, el niño muere.
    • Compensación por etapas, durante la cual el cuerpo del niño es relativamente estable.
    • La etapa de descompensación, en la que se agotan las reservas, y las migajas de la insuficiencia cardíaca.

    Consecuencias

    En la mayoría de los casos, si pierde el tiempo y no realiza la cirugía a tiempo, el riesgo de varias complicaciones de su hijo aumenta. En los niños con defectos, las infecciones y la anemia aparecen con más frecuencia y pueden aparecer lesiones isquémicas. Debido al trabajo inestable del corazón, el trabajo del SNC puede verse interrumpido.

    La endocarditis, causada por bacterias en el corazón, se considera una de las complicaciones más peligrosas en las malformaciones congénitas y después de la cirugía del corazón. Afectan no solo el revestimiento interno del órgano y sus válvulas, sino también el hígado, el bazo y los riñones. Para prevenir tal situación, a los niños se les prescriben antibióticos, especialmente si se planea una cirugía (tratamiento de fracturas, extracción de dientes, cirugía para adenoides y otros).

    Los niños con defectos cardíacos congénitos también tienen un mayor riesgo de complicaciones de amigdalitis como el reumatismo.

    Pronóstico: cuántos niños viven con enfermedades del corazón.

    Si no recurre de inmediato a la cirugía, aproximadamente el 40% de los bebés con defectos no viven hasta 1 mes, y para el año aproximadamente el 70% de los niños con esta patología mueren. Estas tasas de mortalidad tan altas están asociadas con la gravedad de los defectos y con un diagnóstico tardío o incorrecto.

    Los defectos más frecuentes detectados en los recién nacidos son el conducto arterial no comprimido, el defecto del tabique auricular y el defecto del tabique que divide los ventrículos. Para la eliminación exitosa de tales defectos es necesario realizar la operación a tiempo. En este caso, el pronóstico para los niños será favorable.

    Puede aprender más sobre los defectos cardíacos congénitos viendo los siguientes videos.

    Enfermedades del corazón en los recién nacidos

    La cardiopatía congénita en recién nacidos o CHD son defectos anatómicos observados en el órgano más importante del cuerpo, las articulaciones vasculares, los aparatos valvulares y otros departamentos. Hoy en día, hay muchas variedades de enfermedades del corazón, que aún se están desarrollando dentro del útero de la madre.

    Lo que desencadena la aparición de la enfermedad.

    Las causas de enfermedad cardíaca observadas en los recién nacidos pueden ser las siguientes:

    • La madre del niño ha tenido abortos anteriormente, abortos espontáneos con experiencia, el nacimiento de un bebé muerto o el parto antes de la fecha límite; en general, el embarazo se asocia con experiencias negativas fuertes para ella.
    • Las causas de la cardiopatía coronaria se pueden ocultar en las infecciones que han entrado en el cuerpo de la mujer embarazada en las etapas iniciales de la gestación, cuando se produce la colocación y formación de los vasos sanguíneos y el corazón del niño,
    • La presencia de problemas de salud de una mujer embarazada, cuya superación requiere la ingesta de drogas graves,
    • Dado que las patologías cardíacas congénitas tienen una naturaleza hereditaria, el riesgo de que se presenten en cada niño posterior aumenta si uno de sus parientes de sangre ya tiene un problema similar.

    Como lo demuestra la práctica médica, la enfermedad cardíaca en los recién nacidos generalmente se presenta en 3 a 8 semanas de su existencia prenatal, cuando el corazón y los compuestos vasculares que la sirven comienzan a formarse en el embrión.

    Si la futura madre ha sufrido una enfermedad viral en el primer trimestre de la gestación, el riesgo de obtener un heredero con CHD aumenta varias veces. En este sentido, los virus del herpes y de la rubéola se consideran los más insidiosos, aunque las hormonas, los analgésicos y otros pueden tener un efecto negativo.pesado »Medicamentos.

    ¿Cómo puedo determinar la enfermedad?

    Por lo general, los primeros signos de patología ya se reconocen en la sala de maternidad, aunque con patología lubricada, el bebé incluso puede ser enviado a casa.

    Es allí donde los padres alertas pueden notar los siguientes signos de cardiopatía congénita en los recién nacidos:

    • El bebé le chupa el pecho con dificultad,
    • Escupe a menudo
    • El niño aumenta la frecuencia con la que se produce la contracción del músculo cardíaco hasta 150 latidos por minuto,
    • En el triángulo nasolabial, brazos y piernas, aparece un azul, más conocido como cianosis,
    • Síntomas de enfermedad cardíaca, generalmente observados en recién nacidos. gradualmente comience a convertirse en insuficiencia respiratoria y cardíaca, en la que hay un aumento exagerado de peso, hinchazón y falta de aire,
    • El bebé se cansa muy rápido.
    • El niño lanza su pecho para respirar, y el sudor aparece en su labio superior,
    • Cuando se ve desde un pediatra, estos síntomas se aclaran. como un soplo de corazon En tal situación, se requiere un ECG y consulta con un cardiólogo.

    El proceso de aclarar y hacer un diagnóstico.

    Si un niño tiene un defecto cardíaco, se lo envía con urgencia a un cardiólogo o inmediatamente al centro de cirugía cardíaca. Sus empleados, una vez más, verifican todos los síntomas y los identifican con todos los tipos de CHD, evalúan la naturaleza del pulso y la presión arterial, estudian el estado de todos los sistemas y órganos, realizan investigaciones y análisis relevantes.

    Si el defecto causa dudas, el bebé tendrá que someterse a un cateterismo: la inserción de la sonda a través de los vasos.

    Los propios padres a menudo están indignados porque la patología no se estableció en la etapa de gestación, cuando fue posible tomar una decisión sobre el aborto.

    Las razones de esta situación pueden ser varias:

    • La falta de profesionalidad del personal de asesoramiento femenino.
    • imperfección de los equipos utilizados para la investigación estándar y planificada,
    • Las características naturales de la estructura del corazón y los vasos sanguíneos del feto, que dificultan ver la presencia de una anomalía.

    Posibles métodos de curación.

    Tratamiento radical de la cardiopatía encontrada en recién nacidos. Consiste solo en la intervención quirúrgica, ya que la terapia con medicamentos solo permite eliminar la intensidad de los síntomas y mejorar temporalmente la calidad de vida de una persona pequeña.

    Los medicamentos generalmente se usan para preparar el cuerpo del niño para el posterior abuso quirúrgico.

    Se realizan operaciones abiertas si es necesario. tratamiento defectos graves del tipo combinado, cuando se necesita realizar inmediatamente una gran cantidad de cirugía.

    Tales procedimientos son asignados:

    • pacientes cuya condición de salud les da la oportunidad de esperar su turno para una operación, que puede durar un año o más,
    • Niños que necesitan corregir el defecto en los próximos seis meses.
    • Pacientes que necesitan tratamiento durante un máximo de un par de semanas.
    • niños con CHD grave que pueden morir en las próximas 12-24 horas.

    Es lamentable, pero hay bebés que solo tienen un ventrículo desde su nacimiento, sin tabique cardíaco o una válvula poco desarrollada. Por esto Los bebés solo pueden confiar en la intervención paliativa, en la que su salud mejora temporalmente.

    En el caso de que haya defectos cardíacos menores, los médicos recomiendan que los padres se adhieran a las tácticas de espera. Por ejemplo, un conducto arterial completamente abierto es completamente capaz de cerrarse por sí solo varios meses después del nacimiento del niño.

    Y una anomalía como la válvula aórtica con dos cúspides no manifiesta en absoluto su presencia, lo que rechaza completamente la necesidad de intervención médica o quirúrgica.

    ¿Cuál es el riesgo de tal enfermedad?

    Las consecuencias de la cardiopatía congénita en los recién nacidos pueden ser las más deplorables, si no se diagnostican a tiempo y no se inicia el tratamiento.

    En el caso contrario, existe la posibilidad de que un niño pueda llevar una vida normal solo ocasionalmente visitando a un cardiólogo y realizando una investigación preventiva.

    Es probable que para que las consecuencias de las operaciones transferidas no se vuelvan a conocer, será necesario acostumbrar al heredero a la necesidad de ejercer un esfuerzo físico viable, visitar mucho aire fresco, comer alimentos fortificados y evitar las adicciones perjudiciales al alcohol, los dulces y el tabaco.

    Cardiopatía congénita en recién nacidos: causas, síntomas, tratamiento

    Imagen de lori.ru

    La cardiopatía congénita se denomina defectos anatómicos de diversos tipos en las estructuras del corazón que ocurren en el período prenatal del desarrollo fetal. Los niños producen defectos cardíacos congénitos de los grupos "azul" y "blanco", según el enriquecimiento de la sangre con dióxido de carbono o el agotamiento de la sangre con el oxígeno.

    Clasificación

    El primer grupo incluye:

    • La tétrada de Fallot (estenosis pulmonar, defecto en el tabique entre los ventrículos, dislocación aórtica hacia la derecha y un aumento debido a todo este ventrículo derecho),
    • transposición de grandes vasos, cuando las arterias y venas cambian de lugar,
    • atresia (cuando el lumen está demasiado crecido) de la arteria pulmonar.

    El segundo grupo incluye:

    • Defecto del tabique entre las aurículas.
    • Defecto de una partición interventricular.

    Los defectos de la válvula también se conocen como defectos del corazón:

    • estenosis (estrechamiento) o insuficiencia (expansión excesiva) de la válvula aórtica,
    • Estenosis o insuficiencia de la válvula mitral o tricúspide.

    Causas de la cardiopatía congénita en recién nacidos

    El corazón se forma desde la segunda a la octava semana de embarazo, y si durante este período hay factores dañinos, entonces se forman defectos cardíacos congénitos en los niños. Las razones incluyen: mutaciones genéticas y cromosómicas, edad de la mujer, malos hábitos, herencia, efectos de drogas e infecciones, ecología y efectos químicos.

    Los recién nacidos tienen ciertos síntomas que sugieren un defecto. Esto es principalmente un soplo cardíaco debido a la alteración del flujo sanguíneo a través de los vasos y las cámaras del corazón. Sin embargo, no siempre lo son, especialmente en niños pequeños. El ruido puede aparecer 3-4 días y más tarde. La cianosis de la piel puede ocurrir debido al agotamiento de la sangre con oxígeno y al enriquecimiento con dióxido de carbono. Puede ser en la cara, extremidades y cuerpo. En los niños con defectos cardíacos congénitos, se manifiestan signos de insuficiencia cardíaca, con aumento de la frecuencia cardíaca, respiración, agrandamiento del hígado, edema. Hay un espasmo de vasos sanguíneos con manos y pies fríos, palidez, se alteran las características electrocardiográficas del corazón.

    Los bebés recién nacidos con defectos cardíacos son lentos, mal amamantados, a menudo eructan y se ponen azules cuando lloran, se alimentan. A menudo tienen un latido del corazón.

    Causas de la enfermedad cardíaca en los recién nacidos

    La enfermedad cardíaca congénita es el nombre común de varios defectos cardíacos causados ​​por una violación del desarrollo fetal. El defecto puede detectarse al nacer o puede pasar inadvertido durante varios años. Los defectos cardíacos pueden ser defectos congénitos únicos o se manifiestan en combinaciones complejas. Los recién nacidos tienen más de 35 defectos cardíacos congénitos conocidos, pero menos de diez son comunes. Cada año, se registran 8 nacimientos de bebés con enfermedad cardíaca congénita por cada 1,000 recién nacidos en los Estados Unidos. Dos o tres de estos ocho sufren de defectos cardíacos potencialmente peligrosos.

    En los Estados Unidos, de los aproximadamente 25,000 bebés que nacen cada año con cardiopatías congénitas, el 25% también sufre otros trastornos, incluidos los trastornos cromosómicos. Por ejemplo, 30 a 40% de todos los niños con enfermedad de Down tienen cardiopatía congénita.

    El futuro de un niño con cardiopatía congénita depende de la gravedad del defecto, de la puntualidad y del éxito del tratamiento. Si algunos niños tienen una enfermedad cardíaca grave sin tratamiento, la muerte puede ocurrir poco después del nacimiento. En la mayoría de los casos, el defecto es pequeño o se puede reparar quirúrgicamente, para que el niño pueda vivir una vida larga de una persona sana con pocas o ninguna restricción.

    Defecto (no escisión) del tabique del corazón

    La enfermedad cardíaca más común en los recién nacidos es un defecto en el tabique, un orificio anormal en el tabique (la pared que separa las cavidades izquierda y derecha del corazón). Casi el 20% de todos los casos de cardiopatías congénitas son defectos del tabique interventricular: orificios en la pared entre las cámaras superiores del corazón.

    Muchos de los defectos del tabique son pequeños y pueden cerrarse espontáneamente durante el primer año de vida de un niño. Por lo general, estos pequeños defectos no complican el desarrollo del niño. En cuanto a los defectos más grandes, la cirugía de restauración es la más necesaria para la curación.

    Conducto arterial abierto

    Antes de que nazca el bebé, el sistema cardiovascular fetal está diseñado para que la sangre pase por alto los pulmones inactivos del feto, pasando a través de un canal especial (conducto arterial) entre la arteria pulmonar que lleva la sangre a los pulmones y la aorta, es decir, la arteria que lleva la sangre a todo el cuerpo.

    Por lo general, este conducto se cierra dentro de unos pocos días o semanas después del parto. Si el conducto no se cierra, esta condición se denomina estado con un conducto arterial abierto. Como el conducto no está cerrado, la sangre, ya saturada con oxígeno en los pulmones, se bombea inútilmente a través de los pulmones, creando una carga adicional en el corazón.

    En los EE. UU., En menos del 10% de todos los bebés nacidos anualmente con defectos cardíacos, el conducto arterial está abierto, este defecto es especialmente común en bebés prematuros y bebés nacidos con bajo peso al nacer.

    Actualmente, para cerrar el conducto arterial abierto, se utilizan métodos de tratamiento quirúrgicos, acompañados de complicaciones menores. En bebés prematuros, los conductos abiertos pueden cerrarse con terapia intravenosa intravenosa.

    Menos común, pero más grave, es una condición llamada cuaderno de Fallot, una combinación de cuatro enfermedades cardíacas diferentes. Un niño nacido con tal vicio tiene:

    - la abertura entre las cámaras inferiores izquierda y derecha del corazón (un defecto conocido del tabique interventricular),

    - Desplazamiento de la aorta: la arteria que transporta la sangre por todo el cuerpo.

    - Reducción del flujo sanguíneo a los pulmones (llamada estenosis del tronco pulmonar).

    - Ventrículo derecho agrandado (cámara inferior derecha).

    Dado que este defecto interfiere con el flujo de sangre a los pulmones, una parte de la sangre venosa que fluye del cuerpo se envía de regreso sin tomar oxígeno, y la piel del bebé se vuelve azulada. Tetrad Fallot es la causa principal de la aparición de niños "azulados".

    Sin cirugía al comienzo de la vida, los niños con el cuaderno de Fallot rara vez viven para ver a su juventud. Sin embargo, los modernos métodos quirúrgicos de tratamiento desarrollados en casi todos los casos permiten eliminar este defecto. Transposición de grandes arterias.

    En algunos niños, la arteria pulmonar proviene del ventrículo izquierdo y la aorta de la derecha. Sin embargo, lo contrario es normal. La transposición de dos arterias grandes en el cuerpo de un niño es la causa más común de cianosis grave en los recién nacidos. Sin tratamiento, estos bebés casi siempre mueren durante los primeros días de vida. Se necesita cirugía inmediata. La perspectiva para los niños que reciben este tratamiento es excelente.

    Otra enfermedad cardíaca común en los recién nacidos es la coartación de la aorta, un estrechamiento de la arteria principal, a través del cual la sangre se transporta desde el corazón a todo el cuerpo. Este defecto, que se observa dos veces más a menudo en los niños que en las niñas, afecta la circulación sanguínea en el cuerpo del niño y provoca un fuerte aumento de la presión arterial (hipertensión arterial). Antes de que se desarrollaran los métodos de cirugía de restauración, la mayoría de los bebés con esta afección no podían sobrevivir. En la actualidad, la coartación de la aorta se puede curar con la ayuda de métodos operativos.

    Estenosis de la boca de la aorta y tronco pulmonar.

    Otros defectos cardíacos comunes incluyen válvulas anormalmente constreñidas entre las cámaras inferiores del corazón y dos arterias grandes que se extienden desde el corazón. Si la válvula estrechada está ubicada entre el ventrículo izquierdo y la aorta, esta enfermedad se llama estenosis aórtica. Si la válvula estrechada está entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar que lleva la sangre a los pulmones, esta enfermedad se llama estenosis pulmonar. A menudo, el estrechamiento es pequeño y no requiere ningún tratamiento especial, y no hay necesidad de restringir al niño. Para los niños con estenosis más grave, se han desarrollado métodos de tratamiento quirúrgicos y de bajo riesgo.

    Si antes del nacimiento, el corazón del feto o su vaso principal, ubicado cerca del corazón (aorta), no puede desarrollarse adecuadamente, esto conduce a la aparición de defectos cardíacos congénitos. Los médicos desconocen los motivos del 90% de todos los casos de cardiopatías congénitas. Las causas identificadas incluyen las enfermedades infecciosas de la madre durante el embarazo, las mutaciones genéticas, la herencia y la exposición excesiva, como las radiografías. La cardiopatía congénita también puede ser una enfermedad hereditaria.

    Se encontró que el desarrollo anormal del corazón del feto se asocia con la enfermedad de la madre durante los primeros tres meses de embarazo con enfermedades como la rubéola, la citomegalia, el herpes. A menudo, los niños que nacen con síndrome de alcohol intrauterino, el resultado de beber demasiado alcohol durante el embarazo, sufren de defectos cardíacos congénitos. Si una madre toma píldoras de dieta o medicamentos anticonvulsivos durante el embarazo, el desarrollo del corazón puede cambiar.

    Signos y sintomas

    Los síntomas de defectos cardíacos congénitos son diferentes. Muchos niños con defectos menores no tienen síntomas, otros tienen solo síntomas leves. Si no se realiza una cirugía, los bebés con defectos graves pueden morir durante los primeros días o semanas de vida. Los principales síntomas de la insuficiencia cardíaca son la respiración rápida y la cianosis. Los niños, incluso aquellos con defectos graves, rara vez sufren ataques cardíacos. En los jóvenes, el signo más común de enfermedad cardíaca es fatiga, falta de aliento, piel azulada. También están ganando poco peso.

    La enfermedad cardíaca congénita puede ser diagnosticada por un médico que observa al niño, su crecimiento y desarrollo. El especialista escucha el corazón del niño con un estetoscopio. Si se sospecha que un niño tiene una cardiopatía congénita, generalmente el niño es enviado a un centro médico que trata pacientes cardiacos. La existencia de un defecto cardíaco se puede confirmar mediante electrocardiogramas, radiografías, ecografías y otros estudios de diagnóstico, con la ayuda de los cuales estudian la estructura del corazón de un niño y miden su rendimiento.

    Uno de los métodos de diagnóstico más importantes para los defectos cardíacos desarrollados en los últimos cuarenta años es el cateterismo cardíaco. Tubos de plástico delgados con pequeños dispositivos electrónicos sensibles en los extremos se insertan a través de las venas y arterias de los brazos y piernas y se introducen en las cámaras del corazón y la aorta. Los elementos sensibles toman el trabajo del corazón mismo. Las muestras de sangre se extraen a través de los tubos y se inyecta una sustancia especial en el corazón, de modo que el uso de rayos X se puede utilizar para obtener información sobre el movimiento de la sangre a través de las cámaras y las válvulas cardíacas. Dicha información le permite al cardiólogo (especialista en enfermedades del corazón) conocer exactamente la apariencia interna del corazón, incluidos los defectos estructurales, su tamaño, ubicación y gravedad.

    Los niños con cardiopatías congénitas deben estar protegidos contra la aparición de endocarditis infecciosa: infección e inflamación de la capa interna del tejido cardíaco. Такая инфекция может появиться у детей с врожденным пороком сердца после выполнения большей части стоматологических процедур, в том числе чистки зубов, установления пломб и лечения корневого канала зуба.El tratamiento quirúrgico de la garganta, la boca y los procedimientos o exámenes del tracto gastrointestinal (esófago, estómago e intestinos) o del tracto urinario también pueden causar endocarditis infecciosa. La endocarditis infecciosa puede desarrollarse después de una cirugía a corazón abierto. Una vez en el torrente sanguíneo, las bacterias u hongos generalmente migran hacia el corazón, donde infectan el tejido cardíaco anormal, que está sujeto a turbulencias en el flujo sanguíneo turbulento, especialmente las válvulas. Aunque muchos microorganismos pueden ser la causa del desarrollo de endocarditis infecciosa, la mayoría de las veces la endocarditis infecciosa es causada por estafilococos y bacterias estreptocócicas.

    Muchos adolescentes con defectos cardíacos también sufren de curvatura espinal (escoliosis). En niños con dificultad para respirar, la escoliosis puede complicar el curso de las enfermedades respiratorias.

    El tratamiento de la enfermedad varía de acuerdo con las características del defecto y su gravedad, la edad del niño y el estado general de su salud. Los niños con defectos cardíacos pequeños pueden prescindir del tratamiento. Los niños con enfermedades cardíacas graves pueden requerir cirugía en la infancia y hacer un seguimiento con un médico en el futuro. Casi el 25% de todos los niños que nacen con defectos cardíacos necesitan cirugía en su primera infancia. Para determinar la ubicación del defecto y su gravedad durante las primeras semanas de vida, estos niños deben realizar un cateterismo cardíaco.

    Los recientes logros destacados en pediatría permiten la cirugía cardíaca pediátrica, incluso para los recién nacidos. En el pasado, los bebés con defectos cardíacos complicados pero recuperables que requieren cirugía a corazón abierto generalmente han realizado dos cirugías. Actualmente, en muchos centros, un niño puede someterse a una sola cirugía a corazón abierto durante el primer año de vida, lo que reduce el riesgo al que está expuesto el niño durante dos operaciones y se garantiza casi la naturaleza normal del crecimiento, la actividad y el desarrollo del niño.

    Una operación básica en el corazón de un bebé puede realizarse utilizando un método basado en el uso de frío intenso, llamado método de hipertensión profunda. Este método consiste en una disminución brusca de la temperatura corporal, en frenar los procesos que ocurren en el cuerpo, en reducir la necesidad de oxígeno del cuerpo, lo que permite que el sistema cardiovascular descanse. En tales condiciones, el corazón está tranquilo, sin sangre, y esto proporciona al cirujano un campo limpio para la operación. El tejido del corazón está relajado, y es posible realizar una operación de restauración compleja en un órgano sensible, que en los recién nacidos es del tamaño de una nuez.

    Un niño con endocarditis infecciosa debe ser hospitalizado para recibir tratamiento con antibióticos. Si un niño está gravemente enfermo o se ha sometido recientemente a una cirugía cardíaca, se pueden prescribir antibióticos antes de que los análisis de sangre indiquen la presencia de un microorganismo específico en el mismo que cause una enfermedad infecciosa. Generalmente se prescribe tratamiento antibiótico durante cuatro semanas.

    La mayoría de los niños con defectos cardíacos no están limitados en sus capacidades físicas. El médico debe establecer una carga de trabajo amigable para los niños en la escuela. Los niños deben ser apoyados en su deseo de trabajar debido a sus capacidades físicas, participar en los ejercicios físicos de la escuela, incluso en los casos en que es posible que deban omitir algunas de las actividades más intensas. Es necesario mantener un equilibrio para que los requisitos y la demanda de niños sean normales, pero no excedan sus capacidades físicas.

    Los niños con defectos cardíacos generalmente determinan una carga aceptable para ellos mismos. Durante el esfuerzo físico, su cuerpo los obliga a descansar cuando alcanzan los límites de sus capacidades físicas.

    Para los niños que se han sometido a una cirugía de corazón, el problema puede ser una idea de su propio cuerpo, los niños necesitan ayudar a desarrollar una opinión positiva de sí mismos y ofrecerles situaciones en las que podrían tener éxito físico.

    Los niños con defectos cardíacos a menudo pueden estar ausentes del trabajo escolar. Deben ser alentados y alentados a mantenerse al día con sus compañeros. Dado que algunos niños con defectos cardíacos graves no pueden realizar el trabajo manual que realizan los adultos, necesitan capacitación especial y profesional.

    Actualmente, la mayoría de los defectos cardíacos congénitos no se pueden prevenir.

    Las excepciones son los defectos cardíacos causados ​​por la rubéola, que la madre sufrió durante el embarazo (a menos que la madre esté vacunada contra esta enfermedad al menos tres meses antes del embarazo). La madre, que durante el embarazo se abstiene de tomar drogas y alcohol y no está expuesta a la radiación, tiene un riesgo reducido de tener un hijo con una enfermedad cardíaca congénita. Es muy importante prevenir el desarrollo de endocarditis infecciosa en niños con cardiopatía orgánica. Antes de realizar procedimientos dentales y quirúrgicos, debe notificar al médico o al dentista sobre el estado del corazón del niño. Este niño debe recibir antibióticos antes y después de realizar procedimientos dentales y quirúrgicos que pueden causar sangrado. Para prevenir la endocarditis, los niños con cardiopatía orgánica no deben participar en programas de exámenes dentales escolares sin tratamiento con antibióticos. La prevención de enfermedades también debe incluir la higiene dental y el cuidado dental necesarios.

    Una pareja casada que determine la probabilidad de tener un bebé con cardiopatía congénita puede ser útil para obtener un asesoramiento genético. Esto es especialmente cierto para las personas que piensan en paternidad o maternidad y que tienen defectos cardíacos congénitos o enfermedades familiares hereditarias, como el síndrome de Down o la distrofia muscular.

    Pin
    Send
    Share
    Send
    Send