Ginecologia

Causas, síntomas y tratamiento de la dismenorrea en mujeres.

Pin
Send
Share
Send
Send


La aparición de dolor en la parte inferior del abdomen durante la menstruación se llama dismenorrea. Como regla general, el dolor se acompaña de debilidad general, náuseas, vómitos, heces diluidas, mareos, a veces desmayos, fiebre de hasta 37-38С. Esta condición patológica puede reducir significativamente la calidad de vida de una mujer, afectando negativamente su bienestar, estudio / trabajo y otras áreas de la vida.


¿Qué es la dismenorrea en las mujeres?

En la menstruación normal no debe causar dolor. Sin embargo, ante la presencia de ciertos requisitos previos, puede desarrollarse dismenorrea; esta es una condición patológica representada por la aparición de un dolor agudo, calambre, agudo, en algunos casos arqueando o tirando en la parte inferior del abdomen. El dolor de la dismenorrea es tan severo que una mujer durante varias horas, y sin tratamiento por hasta 3 días, queda discapacitada y se ve obligada a seguir el reposo en cama.

La dismenorrea es un problema ginecológico común que afecta aproximadamente al 50-90% de las mujeres en edad reproductiva. Una dispersión estadística tan grande se debe al enfoque diferente para registrar casos de diagnóstico de dismenorrea. Por ejemplo, algunos médicos no registran la presencia de esta condición en sus pacientes en los casos en que (en su opinión) no hay una necesidad directa de intervención médica.

Al mismo tiempo, aproximadamente el 45% de las mujeres y niñas que se quejan de dolor de intensidad variable y una disminución general de la capacidad de trabajo durante la menstruación sufren una forma grave de esta patología, aproximadamente el 35% de la dismenorrea moderada y solo el 20% de su forma leve. Con mayor frecuencia, la dismenorrea afecta a pacientes que sufren trastornos vegetovasculares, neurastenia, fatiga crónica, una tendencia a los trastornos depresivos y de ansiedad.

Dismenorrea primaria

Cuando el dolor menstrual ocurre en la adolescencia, se dice que el paciente tiene dismenorrea primaria. Generalmente es causado por un desarrollo insuficiente de los órganos pélvicos o por un desequilibrio hormonal. En el caso de las niñas con dismenorrea primaria, generalmente no se trata de la presencia de patologías graves y enfermedades en los pacientes. El momento de aparición de la dismenorrea primaria de forma individual. Por lo general, varía entre 1 año y 3 años desde el momento de la menarquia (el primer sangrado menstrual).


Dismenorrea secundaria

Si la dismenorrea primaria generalmente no es causada por la presencia de una enfermedad grave en una mujer, entonces la secundaria es el resultado de su presencia. Estos pueden ser procesos inflamatorios en el área pélvica, endometriosis, neoplasias benignas, etc. Y si los síntomas de la dismenorrea primaria suelen estar presentes en la adolescencia, los primeros signos de la forma secundaria de esta patología suelen aparecer cerca de los 30 años. A veces, el dolor durante la menstruación aparece más cerca del período de la premenopausia, sin embargo, los casos de dismenorrea en 40 años y más tarde aún son poco frecuentes.

Dismenorrea primaria y secundaria: diagnóstico y tratamiento.

Si el período mensual de una mujer suele estar asociado con la aparición de las condiciones descritas anteriormente, se le recomienda consultar a un médico. El nivel moderno de desarrollo de la ginecología permite reducir los síntomas de la dismenorrea, por lo tanto, cuanto antes comience el tratamiento, mejor.


Los siguientes métodos se utilizan para diagnosticar la dismenorrea:

  • Examen clínico y anamnésico.
  • Inspección en los espejos de la silla ginecológica.
  • Ecografía tranvaginal o transabdominal de los órganos pélvicos.

La realización de estas medidas diagnósticas permite diferenciar la dismenorrea con apoplejía ovárica, procesos inflamatorios en el intestino y órganos pélvicos, torcedura del quiste, endometriosis.

Estos procesos patológicos pueden tener síntomas similares a los de la dismenorrea.

El tratamiento de la dismenorrea tiene los siguientes objetivos:

  • Reduciendo el dolor.
  • Corrección del fondo hormonal.
  • Tratamiento de enfermedades concomitantes (en su caso).

En caso de dolor pronunciado, se prescribe un anestésico. En la dismenorrea, estos pueden ser medicamentos antiinflamatorios no esteroideos que tienen efectos analgésicos, antipiréticos y antiinflamatorios. Para aliviar el espasmo del útero con dismenorrea, se recetan antiespasmódicos.

En cuanto a la terapia hormonal de la dismenorrea, los ginecólogos a menudo recetan AOC (anticonceptivos orales combinados) a sus pacientes. Debido al efecto sobre el endometrio y la supresión de la ovulación, estos fármacos contribuyen a la reducción del dolor en la dismenorrea.

También para el tratamiento de la dismenorrea utilizada fitohormonas - sustancias de origen vegetal, similares en sus características con las hormonas sexuales humanas. Para mejorar la condición durante la dismenorrea primaria y secundaria, es conveniente el Ginokomfort de la noche Primrose Oil. Esta herramienta es una fuente de ácidos grasos poliinsaturados Omega-6: linoleico y gamma-linolénico. El uso de estos ácidos esenciales tiene un efecto beneficioso sobre el estado de salud de las mujeres que sufren de dismenorrea: el síndrome de dolor disminuye durante la menstruación, disminuyen las manifestaciones del síndrome premenstrual y se normaliza el ciclo menstrual.

La terapia con vitaminas ayuda a lograr un resultado positivo en el tratamiento de la dismenorrea, en particular, la doble ingesta de las siguientes vitaminas y minerales: la vitamina E en combinación con la vitamina C, las vitaminas del grupo B y el ácido fólico, el ácido fólico y el zinc.

El tratamiento de la dismenorrea debe ir acompañado de una dieta equilibrada rica en ácidos grasos esenciales, que se encuentran en los pescados grasos de mar, aceite de linaza, nueces.


También se recomienda usar semillas de espinaca, calabaza y girasol (fuentes de vitamina E), soja, mijo, pan de salvado (fuentes de magnesio).

Más a menudo, el pronóstico para la dismenorrea es favorable. La solicitud temprana de atención médica, el cumplimiento de las recomendaciones médicas, el examen ginecológico regular (2 veces al año) y el tratamiento oportuno de los procesos inflamatorios en los órganos pélvicos, todo esto son medidas preventivas para prevenir el desarrollo de la dismenorrea.

Estadisticas

Hoy en día hay estadísticas que le permiten ver que la dismenorrea ocurre en el 43-90% de todas las mujeres. Muy duro, este estado lleva el 45% de todos los encuestados. Las mujeres regularmente sufren de dolor intenso, debido a dolencias, debilidad general, pueden perder parcial o completamente su rendimiento durante la menstruación.

El 35% de las mujeres muestran síntomas de severidad moderada. Se sienten mal, pero pueden sobrellevarlo. En el 20% de los encuestados, estos se manifiestan de forma leve. La mujer no pierde capacidad de trabajo, prácticamente no siente molestias durante este período.

Los expertos señalaron que la gravedad de esta condición depende de la condición social de la mujer, las condiciones en las que trabaja, las características individuales de su carácter.

Clasificación

La dismenorrea en la clasificación generalmente aceptada destacó:

  1. Patología primaria o dismenorrea espástica. Su aparición no está asociada con la presencia en el cuerpo de la mujer de anomalías patológicas, enfermedades. Su aparición se asocia a trastornos existentes de regulación neurohumoral. A su vez, la dismenorrea primaria se divide por el tipo de ocurrencia:
  • La patología es de una naturaleza esencial: su aparición puede deberse a las características individuales del cuerpo de la mujer, pero no se pueden establecer otras razones. Otra teoría del inicio de esta condición es el bajo umbral de sensibilidad al dolor,
  • Patología de naturaleza psicógena: la patología se asocia con las peculiaridades del trabajo del sistema desigual de una mujer. Antes de la menstruación, surge la ansiedad, miedos infundados. La patología suele diagnosticar a las jóvenes. Subconscientemente, se están preparando para el inicio de la menstruación, pero sienten el temor de este proceso. Una condición similar es característica de las mujeres adultas con un tipo de personalidad histérica y sensible. Las mujeres en riesgo también son diagnosticadas con el síndrome asheno-vegetativo, otras condiciones psicopatológicas,
  • Patología espasmódica: los espasmos de los músculos lisos del útero se convierten en su causa.
  1. La dismenorrea secundaria ocurre debido al desarrollo de órganos internos en el cuerpo. En esta forma de dismenorrea, puede haber enfermedades inflamatorias del sistema reproductivo, existe una violación del funcionamiento adecuado del sistema hormonal. En este caso, la patología es uno de los síntomas, lo que indica una enfermedad importante que se desarrolla en el cuerpo.

También hay una clasificación de la tasa de progresión de la patología:

  1. Compensado: en este caso, los síntomas de la patología después de la primera manifestación no aumentan su intensidad. Siguen siendo los mismos durante muchos años.
  2. Descompensado: los síntomas de esta forma de la patología están aumentando gradualmente. Esto sucede gradualmente, pero la mujer nota que el dolor y otras sensaciones de incomodidad se intensifican.

Causas

Las causas de la dismenorrea de las formas primaria y secundaria deben considerarse por separado, ya que estas condiciones tienen diferencias significativas. Esta condición puede desarrollarse a lo largo de una serie de factores de provocación interrelacionados. La etiología de las razones para el desarrollo de tal estado proporciona una comprensión de cómo afrontarlo de manera efectiva.

Forma primaria

La dismenorrea primaria puede ser desencadenada por:

  1. Causas mecánicas. La sangre menstrual tiene un flujo difícil de salida del útero, debido al desarrollo anormal del órgano, su posición anormal y la atresia del cuello uterino.
  2. Causas endocrinas. La aparición de la patología se produce debido a la síntesis deficiente de prostaglandinas, en este sentido, hay contracciones uterinas espásticas.
  3. Razones constitucionales. Los elementos uterinos musculosos débiles no pueden alcanzar el estiramiento necesario durante la acumulación de sangre menstrual en el cuerpo. Aquí es de donde viene el síndrome de dolor.
  4. Razones neuropsicogénicas. La patología se desarrolla debido a la inestabilidad del sistema nervioso, la mujer está sujeta a cambios repentinos de ánimo, ansiedad. Como resultado, el umbral del dolor se reduce.

Entre las posibles razones para el desarrollo de tal condición, es necesario considerar la predisposición genética. A menudo, el mismo flujo doloroso de la menstruación, una violación del ciclo se observa en todas las mujeres de la familia.

La dismenorrea secundaria se desarrolla debido a la presencia de enfermedades de los órganos reproductivos. Puede estar asociado con:

  1. Endometriosis
  2. Mi útero
  3. Patología del desarrollo de los órganos reproductivos.
  4. Enfermedades de carácter inflamatorio de los órganos pélvicos.
  5. Uso de anticonceptivos de forma intrauterina.

El desarrollo de tal estado puede provocar infecciones genitales. Después de eliminarlos, el dolor de la menstruación, las fallas en el ciclo pueden desaparecer por completo. Si la patología está asociada con la anticoncepción intrauterina, la estabilización del estado se observa inmediatamente después de la extracción del dispositivo intrauterino.

La condición de la mujer puede empeorar debido a las adherencias disponibles en el útero, cicatrices en la garganta uterina. Interfieren con la salida del endometrio rechazado, las sensaciones dolorosas durante el período de la menstruación aumentan considerablemente. La misma condición puede ser activada por los nódulos submucosos - crecimientos benignos que se desarrollan en el útero. Tampoco permiten que el endometrio salga libremente del órgano.

Síntomas en diferentes etapas.

Los síntomas de la dismenorrea en diferentes etapas del desarrollo de la patología tienen sus diferencias.

  • Etapa 1 Con este tipo de dismenorrea, un tercio de todas las mujeres experimentan dolores incómodos. El primer dolor puede ocurrir 12 horas antes del inicio de la menstruación. El dolor está doliendo en la naturaleza. Cuando comienza la menstruación, se vuelve más fuerte y puede que ya cubra todo el abdomen inferior, extendiéndose a la región lumbar. Muchos sienten molestias en la vejiga, recto. El dolor, la incomodidad dura 1-2 días, luego el estado se normaliza. La patología en esta etapa no tiene un gran impacto en el rendimiento, la mujer permanece activa.
  • Etapa 2 Si no se realizó el tratamiento necesario, la dismenorrea tiene síntomas más pronunciados. Además de los ataques dolorosos, aparece el malestar general. Una mujer rápidamente se cansa, se irrita, tiene fiebre, náuseas, escalofríos y una sensación de dolor de cabeza. Por parte del sistema nervioso, existen trastornos: posible bulimia, insomnio, estado de ánimo depresivo y apático. Algunos experimentan hambre constante, algunos pueden no tener apetito. Agudiza la reacción a los olores. Este grado de dismenorrea conduce a un deterioro de la calidad de vida y reduce la eficiencia. La condición dura todo el período de la menstruación. Durante el sexo, una mujer siente dolor.
  • Etapa 3 Los síntomas de la patología en esta etapa se amplifican. Sólo el 15% de todas las mujeres toleran la menstruación tan fuerte. El dolor alcanza un pico, extendiéndose a la espalda baja, a todo el abdomen inferior. Una mujer siente debilidad, dolor de cabeza, posibles náuseas y vómitos, indigestión, hay taquicardia, dolor en el corazón. Posible pérdida de conciencia. En esta etapa, los analgésicos no ayudan a la mujer, no detienen el dolor. La eficiencia se pierde durante todo el período de la menstruación. Hay un trabajo del tracto digestivo: hinchazón, aumento de peso, estreñimiento. El dolor aumenta cuando la sangre menstrual sale con coágulos.

Diagnósticos

El diagnóstico de la patología requiere un abordaje integrado. Primero, un examen, una colección de anamnesis, luego un especialista designa una serie de estudios adicionales:

  1. Frotis vaginal.
  2. Análisis de la presencia de ITS.
  3. Análisis del estado hormonal.
  4. Ultrasonido de los órganos pélvicos.

Los resultados de la investigación ayudan a identificar la causa raíz del desarrollo de tal condición. Si es necesario, en un hospital, una mujer se somete a laparoscopia y hiteroscopia. Se estudian los órganos pélvicos y las paredes internas del útero. Se puede prescribir la enceografía: ayuda a identificar la causa del dolor de cabeza. La RM se prescribe en casos de sospecha de neoplasias malignas o benignas.

Complicaciones

La patología requiere detección precoz y tratamiento. En ausencia de terapia, pueden presentarse complicaciones:

  1. Naturaleza fisiológica: la patología se agravará, las enfermedades existentes del sistema reproductivo progresarán. Como resultado, la infertilidad es posible, la aparición de neoplasias benignas, que con el tiempo pueden convertirse en malignas.
  2. Naturaleza psicológica: la dismenorrea a menudo se convierte en la causa de depresión prolongada, neurosis y psicosis, que en el futuro requerirán un tratamiento más prolongado.

¿Cuáles son las causas de la algomenorrea?

La dismenorrea primaria en adolescentes y mujeres menores de 30 años puede ocurrir por 3 tipos de razones:

  1. Trastornos hormonales.
  2. Fisiología del paciente.
  3. Expectativa psicológica del dolor.

En los adolescentes, la menstruación dolorosa a menudo es causada por el aumento de la producción de una hormona. En el caso de una cantidad excesiva de dopamina, adrenalina o norepinefrina, se determina el tipo adrenérgico de la enfermedad; si prevalece la serotonina, entonces se diagnostica el tipo parasimpático. Un exceso de hormonas conduce a una reducción en el útero, lo que causa dolor en el abdomen.

Las posibles causas fisiológicas de malestar durante la menstruación incluyen el canal estrecho del útero (puede ser una consecuencia de la enfermedad) o la anomalía fisiológica del cuello uterino posterior (retroversión del útero). Al mismo tiempo, hay un aumento en el dolor durante el paso del tejido endometrial rechazado a través del canal cervical. A menudo, este proceso es difícil y el útero experimenta estrés, debido a su exceso de sangre menstrual, lo que provoca dolor.

Una vez que sintió malestar durante el período de sangrado menstrual, una mujer comienza a temer el siguiente ciclo. Esto puede desencadenar una percepción más fuerte del dolor menor. A menudo hay un aumento en los ataques dolorosos durante situaciones estresantes.

Las causas de la dismenorrea secundaria están ocultas en enfermedades ginecológicas existentes o transferidas previamente. Puede haber varias patologías que causan molestias durante el sangrado menstrual:

Adherencias en el útero.. A menudo se producen en presencia de enfermedades inflamatorias en la historia de la mujer. Synechiae puede cubrir no solo el útero, sino también el aparato de los ligamentos. Las sensaciones dolorosas son causadas por la presión mecánica en las paredes del útero cuando está saturado con el desgarro de los tejidos endometriales, como resultado de lo cual se mejora su contracción.

Cicatrices en el útero o estrechamiento del cuello uterino.. Con algunas manipulaciones quirúrgicas o mecánicas realizadas por vía intravaginal (curetaje, efectos en el canal cervical por su expansión, eliminación de la erosión, intervenciones quirúrgicas), se forman cicatrices. Такие ткани обладают меньшей эластичностью, по сравнению с нормальной тканью шейки матки и затрудняют процесс продвижения эндометрия во влагалище.En consecuencia, para su expulsión del cuerpo del útero, se necesita una mayor intensidad de contracción, que es la que causa el dolor.

Nodos submucosos (Crecimientos benignos que crecen dentro del útero). A menudo, los nodos alcanzan tamaños grandes y evitan la salida del endometrio. Los músculos reaccionan con contracciones intensas, que causan dolor.

Endometriosis. Los tejidos que recubren la cavidad uterina pueden propagarse a la región ovárica, a los órganos del peritoneo, a la vagina. Bajo la acción de las hormonas, aumentan cíclicamente al aumentar la presión sobre las paredes del órgano, lo que causa dolor arqueado en la parte inferior del abdomen.

Varicocele. Enfermedad causada por venas varicosas localizadas en la pelvis. Con esta enfermedad, el dolor puede estar presente constantemente e intensificarse con el inicio de la menstruación.

Dispositivo intrauterino. Si la instalación es de mala calidad o una reacción individual específica del cuerpo puede causar molestias durante el sangrado menstrual.

Primera etapa

La algomenorrea en este tipo ocurre en aproximadamente el 30% de todas las mujeres. 12 horas antes del inicio del sangrado mensual, las niñas comienzan a sentir malestar en la parte inferior del abdomen (dolor sofocante o agobiante). Al comienzo de la menstruación, los dolores se vuelven más pronunciados en la naturaleza, es posible transmitir sensaciones al ano, la parte baja de la espalda o la vejiga. Tales signos persisten durante el primer o segundo día desde el inicio del sangrado, y en los días siguientes, la mujer no se ve afectada por nada. La dismenorrea puede afectar levemente el rendimiento o la actividad de una mujer.

Segunda etapa

En ausencia de tratamiento de la primera etapa, la enfermedad puede pasar a la segunda etapa de desarrollo o comenzar a manifestarse desde esta etapa. Los síntomas de dolor severo se complementan con signos de malestar general. Hay una debilidad, fatiga, la temperatura corporal puede elevarse a 38 grados, desde el lado del tracto digestivo, pueden ocurrir náuseas. Hay un dolor de cabeza, escalofríos. El sistema nervioso responde con un trastorno del sueño (desde el insomnio hasta el aumento de la somnolencia a lo largo del día), la bulimia, el aumento de la irritabilidad y hasta los estados depresivos. A menudo, estos pacientes son perseguidos por una intolerancia a ciertos olores y una sensación de hambre, o una falta completa de apetito. Dicha dismenorrea reduce significativamente el rendimiento e interrumpe la forma de vida habitual.

Tercera etapa

Puede desarrollarse independientemente o desarrollarse desde la primera o segunda etapa. Es el caso más raro de dismenorrea y ocurre en aproximadamente el 15% de las mujeres. Los dolores abdominales se vuelven insoportables, se dan a la columna lumbar, se acompañan de dolores de cabeza y debilidad general durante todo el ciclo menstrual. Los síntomas concomitantes son similares a la intoxicación por alimentos (fiebre, diarrea, vómitos y náuseas) o enfermedades del corazón (taquicardia, dolor en la región del corazón).

A menudo hay una pérdida de conciencia. Una característica de esta gravedad de la dismenorrea es la falta de acción de los analgésicos convencionales (analgésicos). Los pacientes pierden completamente su rendimiento durante el período de menstruación.

Las sensaciones desagradables pueden complementarse con el aumento de peso en el período anterior al inicio de la menstruación, la distensión abdominal y el estreñimiento. Cuando los coágulos de sangre salen del útero, el dolor aumenta.

En el caso de la dismenorrea secundaria, la sensación de dolor aumenta con el contacto sexual, y los síntomas se complementan con signos de enfermedades de los órganos genitales o peritoneales que causan la enfermedad.

¿Qué complicaciones puede causar esta condición?

Si no se trata la dismenorrea, entonces son posibles 2 tipos de complicaciones:

  1. Complicaciones de la esfera sexual. Incluyen el desarrollo de las etapas posteriores de la patología, lo que lleva a la intensificación de los síntomas ya existentes, el desarrollo de enfermedades que causan dismenorrea secundaria y, como resultado, la infertilidad, la proliferación de crecimientos benignos y su transformación en malignos.
  2. Complicaciones de naturaleza psicológica (depresión prolongada, psicosis, neurosis).

¿Cómo tratar?

El tratamiento de la dismenorrea primaria se lleva a cabo en 3 grupos de medicamentos:

  • Las drogas de progestina.
  • Anticonceptivos orales e inyectables de naturaleza hormonal.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

El primer grupo de medicamentos son las hormonas naturales o sus análogos sintéticos, que debilitan las contracciones uterinas y contribuyen a la formación de estrógenos. Las drogas normalizan la duración del ciclo menstrual.

Los anticonceptivos internos se utilizan en el tratamiento de las mujeres que tienen relaciones sexuales. También contienen estrógeno o su análogo sintético. El mecanismo de acción es el mismo que el del grupo de progestina. Gracias a su uso, se reducen los riesgos de formación de neoplasias en el útero, la aparición de un embarazo ectópico y la eliminación del acné y otros defectos cosméticos de la piel. Es posible utilizar inyectables con las mismas propiedades.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) alivian el dolor y se usan directamente durante la menstruación. Válido de 2 a 6 horas. Se usa en pacientes que no quieren usar hormonas o mujeres que tienen contraindicaciones para el uso de hormonas.

Para el tratamiento de la dismenorrea secundaria, es necesario deshacerse de la enfermedad que causó la aparición del dolor. Tras conocer la causa de la patología, realizan tratamiento médico o quirúrgico. En esta etapa, al paciente se le prescriben AINE para aliviar los síntomas de la algomenorrea.

No puede tolerar la menstruación dolorosa y tomar analgésicos sin control. Para cada medicamento hay contraindicaciones para el ingreso, así como una lista de efectos secundarios. La cantidad de hormonas producidas por el cuerpo de la mujer afecta la dosis de los medicamentos hormonales (en caso de dismenorrea primaria) y su régimen de dosificación; por lo tanto, es extremadamente importante visitar a un médico para recetar la terapia correcta.

Síntomas de la dismenorrea.

El síntoma principal de la enfermedad es el dolor de intensidad variable observado durante la menstruación.

Sin embargo, la dismenorrea puede ir acompañada de otros signos, que incluyen:

Dolor abdominal, con mayor frecuencia agudo, con predominio en los primeros días del inicio de la menstruación. A menudo hay una irradiación de dolor en la espalda, piernas, lumbares.

Desmayos, trastornos del sueño.

Debilidad general, falta de apetito.

Una sensación de boca seca, o, por el contrario, aumento de la salivación.

Quejas sobre la sensación de "pies de algodón".

Diarrea, náuseas, a veces acompañadas de vómitos. Sensación hinchada, abdomen distendido.

Disminución del rendimiento y la memoria.

En algunos casos (alrededor del 15%), las mujeres al comienzo de la menstruación están completamente incapacitadas. Esto se debe al alto grado de síntomas.

Estos síntomas son manifestaciones de dismenorrea primaria, una que no ocurre en el fondo de una enfermedad concomitante. Los síntomas de la dismenorrea secundaria dependerán de la causa subyacente de la enfermedad.

Causas de la dismenorrea

Entre las causas que conducen al desarrollo de la enfermedad, tenga en cuenta lo siguiente:

Defectos asociados con alteración del desarrollo de los órganos genitales internos. Dichos trastornos son congénitos y están asociados con una serie de factores, incluidos los químicos, físicos y biológicos. Al mismo tiempo, una vagina adicional cerrada puede afectar la violación del flujo de sangre menstrual. Lo que se expresa en su duplicación y, a menudo, la segunda vagina termina a ciegas. Esto lleva al hecho de que permanece en la sangre, lo que resulta en un dolor persistente y doloroso. Otra anomalía del desarrollo de los órganos genitales es el cuerno adicional cerrado del útero. Con su formación incorrecta, el cuerpo principal se divide en dos cavidades adicionales. La acumulación de sangre en ellos conduce al pinzamiento de las terminaciones nerviosas, a la inflamación de los ovarios, las trompas de Falopio. Los dolores son tan fuertes que una mujer puede perder el conocimiento.

Trastornos del metabolismo y la formación de prostaglanides, que son responsables de muchos procesos metabólicos en el cuerpo. Entre estos procesos se encuentra la contracción de la capa muscular y la aparición de espasmos, que se expresan en la aparición de sensaciones dolorosas. La producción deficiente de prostaglanida puede deberse a características tanto congénitas como a ser adquiridas durante la vida.

Los trastornos de la producción de hormonas, especialmente el desequilibrio entre el estrógeno (su exceso) y la progesterona (su deficiencia) son especialmente importantes. Esto conduce a la formación de espasmos musculares persistentes en el útero, aumentando su tono, que se manifiesta en sensaciones de dolor de intensidad variable. Además, el dolor puede ir acompañado de trastornos del ciclo. A menudo, tal desequilibrio se resuelve después de que una mujer da a luz a un niño.

La proliferación de áreas del endometrio - endometriosis. La endometriosis se convierte en la causa de la dismenorrea en aproximadamente el 9% de los casos y puede llevar a la pérdida de la capacidad para reproducirse. Además del dolor, una mujer se ve perturbada por una violación del ciclo, la descarga de una naturaleza manchada en el período entre las menstruaciones.

Los fibromas uterinos, que es un tumor, pero de naturaleza benigna. En este caso, los mensuales largos, abundantes, dolorosos, presentan coágulos sanguíneos. A medida que avanza la enfermedad, aumenta el volumen de sangre perdida, lo que lleva a la anemia. Los dolores son calambres, a menudo una sensación de pesadez en la parte inferior del abdomen.

El uso de un dispositivo intrauterino, que puede causar dismenorrea y conducir a trastornos menstruales en la dirección del aumento del sangrado, la aparición de sangrado intermenstrual.

Adherencias en la pelvis, que producen dolor crónico, trastornos del ciclo y, a veces, función reproductiva. La aminorrea se observa a menudo, caracterizada por una ausencia prolongada de la menstruación.

Varices de los órganos pélvicos. Esta causa a menudo conduce al dolor en la pelvis, que no se puede diagnosticar.

Enfermedades infecciosas, por ejemplo, gonorrea, sífilis, tuberculosis genital.

Hiperaflexia uterina o torcedura. Al mismo tiempo, se observan dolores durante la menstruación, durante el coito, la descarga es abundante, la función de parto puede verse afectada.

El infantilismo genital, caracterizado por el desarrollo sexual tardío.

Lesiones de los genitales.

Estas son las causas más comunes que conducen al desarrollo de la enfermedad.

Tipos de dismenorrea

En la gran mayoría de los casos, la dismenorrea se adquiere, es decir, la patología, que se forma como resultado del mal funcionamiento de los genitales. Estos trastornos son causados ​​por la presencia de una enfermedad. Sin embargo, la dismenorrea puede ocurrir a una edad temprana sin ninguna patología de fondo. Por lo tanto, hay dos tipos de enfermedades: primarias y secundarias.

Tratamiento de la dismenorrea.

El tratamiento de la patología en primer lugar se reduce al alivio del dolor, perturbador durante la menstruación. Si se ha identificado alguna enfermedad, entonces se requiere terapia etiológica.

Se practican los siguientes tratamientos:

Corrección del fondo hormonal, que depende principalmente de la severidad de la patología. Si la enfermedad es leve, entonces no se prescriben medicamentos para el dolor. Cuando la dismenorrea es de gravedad moderada, se demuestra que la mujer recibe analgésicos que realizan un excelente trabajo. En la dismenorrea grave, los analgésicos, por regla general, no ayudan y se requiere una corrección hormonal. Para hacer esto, use herramientas como: duphastnon y gestagen (se puede prescribir para enfermedades moderadas y leves), lindinet 20 (usado para la dismenoria severa, el medicamento pertenece al grupo de anticonceptivos orales multifásicos), buserelina (usado para el tratamiento de la endometriosis de la dismenorrea genital) y extragenital).

Alivio del dolor con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Y es con la forma primaria de la enfermedad, el AINE es una necesidad. Los productos más populares son: ibuprofeno, naproxeno, indometacina, ketoprofeno, diclofenaco, paracetamol, rofecoxib. Si la enfermedad es de gravedad moderada, puede tomar una píldora hasta 2 veces por día. En el síndrome de dolor severo, la dosis se puede aumentar a 3 tabletas por día durante todo el ciclo.

Tratamiento de fisioterapia. Entre toda la variedad de métodos, se merecen los más populares para el tratamiento de enfermedades moderadas y severas: baños de coníferas y de nitrógeno, ultratonoterapia, galvanización del cerebro, helioterapia, electroestimulación cervical, irradiación adecuada en dosis eritemales. Sin embargo, vale la pena familiarizarse con las contraindicaciones para llevar a cabo métodos terapéuticos, que a menudo se encuentran en mujeres con dismenorrea. Entre ellos: fibromas uterinos, endometriosis, cáncer, inflamación del útero y ovarios en la fase aguda, síndrome de ovario poliquístico, patología del SNC.

Además, una mujer no debe ignorar los métodos no farmacológicos para deshacerse de la enfermedad. Entre ellos: la implementación de terapia física compleja, que contribuye a la normalización de la circulación sanguínea en la pelvis, la adherencia al trabajo con tiempo suficiente para descansar y dormir, abandonar los malos hábitos, evitar el exceso de trabajo, el estrés y el estrés psico-emocional. La regulación de la dieta con la inclusión de alimentos ricos en vitaminas C, E, magnesio y omega-3 con ácidos grasos insaturados es importante.

Prevención de la dismenorrea

No menos importantes son las medidas preventivas dirigidas a prevenir el desarrollo de la enfermedad:

En primer lugar, es un examen regular del examen ginecológico. Es especialmente importante que la primera visita al ginecólogo sea a más tardar 16 años, siempre que no haya quejas. Después del inicio de la actividad sexual, los exámenes deben ser regulares, es decir, al menos una vez al año. El período de gestación debe estar completamente bajo la supervisión de un ginecólogo.

En segundo lugar, es necesario tratar oportunamente todos los procesos inflamatorios que ocurren en los órganos pélvicos. Esto evitará la violación del ciclo menstrual y los sentimientos dolorosos.

En tercer lugar, es deseable abandonar el uso de dispositivos intrauterinos, especialmente hasta la aparición del primer niño o en presencia de ciertas enfermedades.

Se debe evitar el aborto, ya que el daño mecánico al revestimiento uterino puede provocar graves irregularidades en la parte del ciclo menstrual y no solo.

También deben llevarse a cabo medidas preventivas porque la dismenorrea puede llevar a complicaciones graves. Entre ellos: el desarrollo de la psicosis en el fondo del dolor persistente en la falta de reacción, la pérdida de rendimiento, la infertilidad y el desarrollo de enfermedades crónicas con una forma secundaria de dismenorrea.

Autor del artículo: Lapikova Valentina Vladimirovna | Ginecologo, especialista en fertilidad.

Educacion El diploma "Obstetricia y ginecología" se obtuvo en la Universidad Estatal de Medicina de Rusia de la Agencia Federal de Atención de la Salud y Desarrollo Social (2010). En 2013, los graduaron de la escuela en ellos. N.I. Pirogov.

Pronóstico y prevención

Una mujer que solicitó ayuda con prontitud recibirá un buen pronóstico de estabilización. Si la patología se está ejecutando, entonces la situación requiere un trabajo a largo plazo. En ausencia de asistencia oportuna, se pueden desarrollar numerosas complicaciones, incluida la infertilidad, la psicosis y la aparición de enfermedades crónicas del sistema reproductivo.

Considerando los métodos preventivos, vale la pena destacar:

  1. Examen ginecológico regular.
  2. Eliminación oportuna de procesos inflamatorios en los órganos pélvicos.
  3. Tratamiento de enfermedades infecciosas.
  4. Negativa a introducir un dispositivo intrauterino como medio anticonceptivo.

La interrupción del embarazo también pone en riesgo la salud de la mujer, debe tratar de evitarla, eligiendo el anticonceptivo adecuado.

Una mujer que vigila de cerca su salud, menstruación y se somete regularmente a exámenes preventivos puede protegerse del desarrollo de la dismenorrea. La aparición de períodos dolorosos, dolencias regulares, una señal de que necesita buscar ayuda de un especialista.

Malformaciones congénitas del sistema reproductor.

Las malformaciones congénitas de los órganos de los órganos reproductivos pueden ocurrir como resultado de efectos teratogénicos en la madre y el feto, anomalías cromosómicas o patologías genéticas. A menudo, con defectos de desarrollo, la dismenorrea es el primer signo de patología.

Los signos característicos de la patología congénita son:

  1. El aumento del dolor cada mes.
  2. Máximo dolor en el primer año de menarquia.
  3. Localización constante del dolor en la parte baja del abdomen.

Entre las malformaciones de los órganos reproductivos se encuentran:

  • útero de dos cuernos,
  • duplicación de la vagina.

Útero de dos cuernos

Con el desarrollo inadecuado del útero, pueden aparecer dos cavidades, interconectadas en la parte inferior del útero. Если при этом одна полость оказывается замкнутой, выход для менструальной крови закрыт. Возникает гематометра, или скопление крови в полости матки.Con cada menstruación posterior, la cantidad de sangre aumenta, lo que conduce a la compresión de las terminaciones nerviosas en la pelvis.

Una queja típica con un hematómetro es un aumento en el dolor abdominal.

Violación de la síntesis de prostaglandinas.

Las prostaglandinas son sustancias biológicamente activas importantes, cuya violación de la síntesis puede conducir a la dismenorrea.

El impacto de este grupo de sustancias en el útero está en violación de su contractilidad, lo que lleva a un espasmo y al desarrollo de sensaciones dolorosas en la parte inferior del abdomen.

Junto con las prostaglandinas, los tromboxanos son importantes en el desarrollo de la dismenorrea.

Los tromboxanos también pertenecen al grupo de sustancias biológicamente activas. Cuando se expone a los tromboxanos, el vasoespasmo ocurre con un aumento de la presión arterial. Si se viola su síntesis, se observa un espasmo persistente de los músculos del útero, que conduce a su distonía o contracción de los músculos de naturaleza permanente o espástica.

Cambios en los niveles hormonales.

Existe una teoría del desarrollo de la dismenorrea, que se basa en un exceso de producción de estrógeno y deficiencia de progesterona.

Normalmente, el estrógeno es responsable del inicio de la menstruación como resultado del rechazo del endometrio, y la progesterona es responsable de preparar el endometrio para una posible fertilización. Cuando se altera la síntesis de hormonas y predominan los estrógenos sobre la progesterona, se produce un espasmo del músculo liso uterino.

Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad ginecológica que se caracteriza por la proliferación de tejido endometriótico fuera del útero.

El endometrio se llama la capa mucosa del útero, que se rechaza durante la menstruación.

En presencia de endometriosis, la sensación dolorosa en una mujer se produce no solo en la parte inferior del abdomen, sino también en lugares donde hay tejido endometrial.

Adherencias pélvicas

Las adherencias en la pelvis son a menudo el resultado de:

  • enfermedades inflamatorias,
  • endometriosis
  • Intervenciones quirurgicas.

Las adherencias pueden llevar a la presencia de dolor pélvico crónico en una mujer, que se acompaña de trastornos menstruales y reproductivos.

Síndrome de Allen Masters

El síndrome de Allen-Masters es una ruptura de los ligamentos uterinos como resultado de una lesión. La patología se produce cuando:

  • dando a luz una fruta grande,
  • entrega rápida y rápida
  • aborto
  • taponamiento del útero.

Son características las quejas de dolor abdominal que calambre que se irradia a la región lumbar. Durante un examen ginecológico, se determina el cuello uterino "articulado", con su movilidad incrementada y dolor agudo cuando se presiona en la pared posterior de la vagina.

Tipos de patologia

Según la presencia o ausencia de patología genital, se distinguen dos tipos de dismenorrea: primaria (funcional) o secundaria (orgánica).

Característica de la adolescencia, su característica es la ausencia de enfermedades del sistema reproductivo. Por lo general, las primeras señales de dolor aparecen 2 años después de la menarquia, lo que coincide con un curso estable del proceso de maduración del óvulo. Al principio, los dolores no son muy intensos, son de corta duración y no causan muchos inconvenientes. Con el tiempo, las sensaciones desagradables aumentan, se convierten en cólicos o dolor constante en la naturaleza, comienzan a extenderse a la región de los apéndices, la vejiga y la espalda baja.

Se encuentra con mayor frecuencia en mujeres después de 30 años. Secundaria se considera dismenorrea, que se acompaña de la presencia de cambios patológicos en los órganos pélvicos, es una consecuencia de enfermedades ginecológicas.

Principales síntomas y primeros signos.

El primer signo de esta enfermedad es la presencia de dolor, no un episodio, sino un carácter permanente que acompaña a una mujer de ciclo en ciclo. La intensidad y la localización del dolor pueden variar.

Además, los síntomas comunes que caracterizan a la dismenorrea son:

  • migrañas durante los "días críticos"
  • náuseas y vómitos
  • diarrea, indigestión, distensión abdominal, micción frecuente,
  • fiebre
  • mareo, malestar, taquicardia,
  • aumento de peso, hinchazón,
  • deterioro del estado de ánimo, aumento de la emotividad y más.
La forma orgánica de la enfermedad se caracteriza por signos de una enfermedad concomitante.

Como es el diagnostico

El diagnóstico se realiza después de realizar una serie de estudios destinados a identificarlo:

  1. Visitando a un ginecólogo. En esta etapa, se realiza un examen ginecológico y el paciente describe el dolor. En base a estos datos, se compila el primer cuadro clínico. En tal recepción solo se puede identificar la forma secundaria de dismenorrea.
  2. Diagnóstico de laboratorio del material extraído de la vagina y el cuello uterino para detectar infecciones, análisis de sangre para determinar los niveles hormonales.
  3. Ultrasonido de los órganos pélvicos para detectar fibromas, pólipos y otras patologías.
  4. La histeria y la laparoscopia pueden identificar endometriosis y otras anomalías intrauterinas.
Para diagnosticar el tipo primario de la enfermedad, participan especialistas especializados en campos relacionados: un cirujano, un neuropatólogo, un traumatólogo, un endocrinólogo, un nefrólogo y otros.

Características del tratamiento

El tratamiento de esta enfermedad tiene como objetivo eliminar el dolor menstrual. Dependiendo de su origen, se utilizan diferentes métodos.

Los medicamentos más efectivos para el tratamiento de la dismenorrea son:

  1. Anticonceptivos orales. Estas sustancias corrigen el fondo hormonal: suprimen la ovulación y el crecimiento del endometrio, lo que ayuda a reducir la intensidad de la contracción uterina. El régimen es pintado por el médico.
  2. Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE): nurofeno, nimesil, aspirina, etc. Suprimen la síntesis de prostaglandinas y detienen el síndrome de dolor.

Además, el magnesio, la vitamina E, los gestágenos se prescriben como un tratamiento, así como la acupuntura, la psicoterapia, la terapia física, la adhesión al régimen de "trabajo y descanso".

El tratamiento de este tipo se lleva a cabo en paralelo con el tratamiento de la enfermedad principal.

Posibles complicaciones

La dismenorrea en las niñas jóvenes aparece casi siempre en el contexto de la menstruación irregular. El tratamiento temprano es una garantía de la salud íntima de una mujer, de lo contrario existe el riesgo de complicaciones:

  • Las interrupciones en el fondo hormonal, la falta de ovulación, la fase lútea corta pueden causar infertilidad.
  • Las recepciones no controladas sin medicamentos recetados contribuyen al desarrollo de patologías de muchos sistemas y órganos,
  • La enfermedad progresiva conduce a trastornos emocionales y mentales.
La forma secundaria se caracteriza por cambios en la función reproductiva y el posible crecimiento de células cancerosas.

Prevención de patología

Una serie de acciones simples ayudarán a protegerse de problemas futuros relacionados con la salud de la mujer:

  • exámenes ginecológicos regulares con la entrega de todas las pruebas necesarias,
  • Tratamiento oportuno de enfermedades infecciosas de los órganos genitales,
  • Uso de anticonceptivos adecuadamente seleccionados.
  • evitando la cirugía abdominal,
  • Dieta equilibrada rica en magnesio, calcio, ácidos grasos omega-3.

Después de descubrir qué es la dismenorrea, no permitas que arruine tu vida. Esta enfermedad se elimina de manera efectiva con los métodos modernos de tratamiento, y el cumplimiento de las medidas preventivas garantiza una buena salud durante los "días críticos". Cuídese y no olvide consultar a un médico a tiempo.

Pin
Send
Share
Send
Send