Ginecologia

¿Cómo se hace la laparoscopia de quistes ováricos: preparación para la cirugía, posibles consecuencias, rehabilitación?

Pin
Send
Share
Send
Send


Los quistes ováricos son una causa común de dolor abdominal bajo e infertilidad. Son de diferente origen y estructura, pero un quiste de cualquier tipo en una cierta etapa de su desarrollo puede requerir tratamiento quirúrgico. Un método quirúrgico moderno y suave es la laparoscopia de un quiste ovárico, que permite acortar el período de hospitalización y acelerar la recuperación postoperatoria del paciente.

¿Qué es un quiste ovárico?

El quiste se llama formación hueca redondeada en la superficie del ovario o en su grosor, se asemeja a una vejiga. Sus contenidos y estructura de la pared dependen del origen. Aunque pertenece a tumores benignos, algunos tipos de quistes pueden renacer con la aparición de células cancerosas. Este proceso se llama malignidad.

A veces ocurre una formación similar en el cáncer de ovario, cuando se forma una cavidad desigual como resultado de la desintegración central dentro del tumor. Al examinar a las mujeres, los quistes paraovariales también pueden ser diagnosticados. Las trompas de Falopio están involucradas en su formación y el tejido ovárico permanece sin cambios.

Posibles tipos de quistes ováricos:

  1. el folicular, que se forma a partir de un folículo que no ha entrado en erupción en el período ovulatorio, a veces hay vetas de sangre en el líquido dentro de un quiste,
  2. luteal, que surge en el sitio del folículo ovulado (en el cuerpo lúteo), contiene líquido seroso y, a veces, una mezcla de sangre de pequeños vasos destruidos,
  3. el endometrioide, que se desarrolla durante la reproducción de las células endometriales fuera de la membrana mucosa uterina, sufre cambios cíclicos de acuerdo con el ciclo menstrual y contiene un líquido oscuro y espeso,
  4. Un quiste dermoide (o teratoma maduro) puede contener tejidos germinales o incluso formaciones parcialmente formadas (dientes, cabello), se forma en lugar de una célula de huevo que ha comenzado a desarrollarse de manera independiente y con frecuencia es congénita.
  5. mucinoso: es multicámara y contiene moco, puede crecer hasta 40 cm de diámetro.

Los quistes foliculares son múltiples, en este caso hablan de ovarios poliquísticos. Además, en cada ciclo, el óvulo no ovula, el folículo continúa creciendo y se convierte en una cavidad debajo de la membrana externa del ovario. Los quistes de otras especies suelen ser solitarios.

¿Cuándo requiere tratamiento la patología?

Los quistes foliculares y luteales dependen de las hormonas y pueden ser absorbidos gradualmente. Pero si alcanzan tamaños grandes y no se invierten, deben eliminarse. Cuando se detectan formaciones endometriales, primero se prescribe una terapia conservadora. Con su ineficiencia y la presencia de grandes entidades, se toma una decisión sobre la operación. Todos los demás tipos de quistes requieren solo tratamiento quirúrgico. Para la infertilidad, el médico puede recomendar extirpar incluso tumores pequeños, después de los cuales se prescribe la terapia hormonal.

El propósito de la operación es la eliminación completa de la formación patológica. En mujeres en edad reproductiva, intentan preservar el tejido ovárico tanto como sea posible, realizando solo resección. Y en la posmenopausia, cuando las hormonas sexuales prácticamente no se producen, se puede extirpar todo el órgano sin consecuencias para la salud de la mujer.

La operación se realiza por el método clásico (a través de una incisión en la pared abdominal anterior) o se realiza la extracción laparoscópica de un quiste ovárico. En ambos casos, la mujer va al hospital, la mayoría de las veces se planifica dicha hospitalización.

Beneficios de la laparoscopia

La extirpación de un quiste ovárico mediante laparoscopia es un procedimiento benigno. Todas las manipulaciones se realizan a través de 3 pinchazos de la pared abdominal. Al mismo tiempo, los músculos abdominales no se diseccionan, la membrana serosa interna delgada de la cavidad abdominal (peritoneo) se lesiona mínimamente, no es necesario mover manualmente los órganos internos lejos del área de operación.

Todo esto provoca las principales ventajas del método laparoscópico antes de la operación clásica:

  1. menor riesgo de desarrollar enfermedad adhesiva posterior,
  2. baja probabilidad de hernia postoperatoria, que puede ocurrir debido a la insolvencia de los músculos disecados de la pared abdominal anterior,
  3. Pequeño volumen de heridas quirúrgicas, su rápida curación.
  4. un efecto de ahorro en los órganos vecinos durante la cirugía, que reduce el riesgo de hipotensión intestinal postoperatoria,
  5. Menos limitaciones en el período postoperatorio, un alta anterior del hospital,
  6. La ausencia de cicatrices postoperatorias deformantes, rastros de pinchazos pueden ser ocultos en la ropa interior.

El método de tratamiento laparoscópico le permite a una mujer volver rápidamente a su vida normal, no avergonzarse por su apariencia y no preocuparse por el posible desarrollo de efectos a largo plazo después de la cirugía.

Preparacion

Antes de la cirugía laparoscópica para extirpar un quiste ovárico, es necesario examinar a una mujer, lo que generalmente se realiza de forma ambulatoria. Incluye análisis de sangre generales y bioquímicos, análisis de orina, muestreo de sangre para la detección de hepatitis, sífilis y VIH, ecografía pélvica, fluorografía pulmonar, determinación del grupo sanguíneo y factor Rh, frotis vaginal para la pureza. En algunos casos, también es necesario realizar un ECG, examinar el estado del sistema de coagulación de la sangre, determinar el estado hormonal, obtener una conclusión del terapeuta sobre la ausencia de contraindicaciones para la cirugía. El alcance de la investigación lo determina el médico basándose en el cuadro clínico general.

Antes de la laparoscopia de rutina, los quistes ováricos utilizan métodos anticonceptivos confiables. Si sospecha de un embarazo, debe informar al médico con antelación.

Unos días antes de la operación, el repollo, las legumbres, las bebidas carbonatadas, el pan negro y otros productos que aumentan la formación de gases en el tracto digestivo deben ser excluidos de la dieta. Con una predisposición a la flatulencia, el médico puede recomendar el uso de sorbentes y medicamentos carminativos, a menudo designados por la purificación del tracto intestinal inferior. En la víspera de la intervención, la última comida debe ser a más tardar a las 18:00, puede beber hasta las 10 pm. En el día de la cirugía, está prohibido beber y comer, con una fuerte sed, puede enjuagarse la boca y humedecer los labios con agua.

Inmediatamente antes de la laparoscopia, se cortan el vello púbico y perineal y se toma una ducha higiénica. Después de eso, no aplique lociones, cremas u otros productos para el cuidado de la piel del abdomen.

Como hacer la laparoscopia

La laparoscopia para la extirpación de un quiste ovárico se realiza bajo anestesia general (anestesia). El día de la cirugía, un resucitador aconseja a una mujer que identifique posibles contraindicaciones y tome una decisión final sobre el tipo de anestesia. La intubación traqueal es la más utilizada, lo que permite controlar la respiración y mantener la profundidad necesaria de la anestesia. Antes de esto, la premedicación se realiza cuando un sedante con un efecto hipnótico se administra por vía intravenosa, por lo general se utilizan tranquilizantes para esto. En lugar de una inyección de este tipo, puede utilizar anestesia con mascarilla.

La mesa de operaciones está inclinada con el extremo de la cabeza hacia abajo 30º, de modo que los intestinos se mueven hacia el diafragma y abren el acceso a los ovarios. Después de procesar el campo quirúrgico en el ombligo, se realiza una punción, a través de la cual la cavidad abdominal se llena con dióxido de carbono. Esto le permite aumentar la distancia entre los órganos y crea espacio para las manipulaciones necesarias. Se inserta un laparoscopio en el mismo orificio, un instrumento especial con una cámara y una fuente de luz. Se avanza hacia la pelvis, donde se ubican los ovarios. Bajo el control de la cámara de video, en las partes laterales del abdomen, se realizan 2 pinchazos más cerca de la ingle, que son necesarios para la introducción de manipuladores con los instrumentos.

Después de un examen minucioso de los ovarios y los quistes, se toma la decisión de continuar con la laparoscopia o la necesidad de un amplio acceso a la cavidad abdominal (lo cual es bastante raro). En este último caso, todas las herramientas se recuperan y comienzan la operación clásica.

Durante la laparoscopia, el médico puede realizar una exfoliación del quiste, una resección en cuña (escisión) de un fragmento del ovario con un quiste o la extirpación de todo el ovario. El volumen de la intervención quirúrgica está determinado por el tipo de quiste y el estado de los tejidos circundantes. Al final de la operación, se realiza una comprobación de ausencia de sangrado, se extraen los instrumentos y se extrae el dióxido de carbono. Puntadas externas y vendajes estériles se aplican a los sitios de punción.

Después de la extracción del tubo endotraqueal, el anestesiólogo verifica la respiración del paciente y su estado, y da permiso para ser trasladado a la sala. En la mayoría de los casos, no se requiere que el paciente se coloque en la unidad de cuidados intensivos, ya que no se produce la interrupción de los órganos vitales y la pérdida masiva de sangre.

Período postoperatorio

Después de la laparoscopia, se recomienda levantarse temprano de la cama. Después de unas horas con una presión arterial estable, es recomendable que una mujer se siente, se levante y se mueva con cuidado alrededor de la sala. Nombró una dieta ahorradora, incluyendo productos lácteos, verduras y carne al vapor, sopas, pescado, sin productos con propiedades formadoras de gases.

El tratamiento de las costuras se realiza diariamente, la temperatura del cuerpo es controlada. El extracto se realiza en el día 3-5 después de la operación, pero a veces por la tarde del primer día. Los puntos se retiran de forma ambulatoria durante 7 a 10 días. La rehabilitación completa generalmente ocurre el día 14, pero una hoja de discapacidad en buen estado de una mujer puede cerrarse antes.

Puntadas laparoscópicas

Posibilidad de embarazo

Hasta el final del ciclo menstrual actual, es conveniente excluir a los contactos íntimos, en caso de incumplimiento de esta recomendación, es necesario usar anticonceptivos. El embarazo después de la laparoscopia de quiste ovárico puede ocurrir en el siguiente ciclo. Por lo tanto, es necesario aclarar con el médico cuándo puede cancelar la protección. En el caso de los quistes funcionales (luteal y folicular) y el ovario poliquístico, la concepción suele permitirse después de la primera menstruación, si la operación y el período de recuperación han transcurrido sin complicaciones. Pero después de la eliminación de los quistes endometriales a menudo sigue una etapa de tratamiento con drogas.

Posibles complicaciones

La complicación más común después de la laparoscopia de un quiste ovárico es el síndrome de dolor. Además, el malestar no se nota en el área de la operación o la punción, sino en el área del lado derecho y del hombro derecho. Esto se debe a la acumulación de residuos de dióxido de carbono cerca del hígado, que irrita el nervio frénico. También puede haber dolor muscular, leve hinchazón de las extremidades inferiores.

En los primeros días después de la laparoscopia, se puede producir enfisema subcutáneo, es decir, acumulación de gas en las capas superiores del tejido adiposo. Esto es una consecuencia de una violación de la técnica de operación y no representa ningún peligro para la salud. Enfisema resuelve el yo.

En el postoperatorio tardío, la enfermedad adhesiva se forma ocasionalmente, aunque el riesgo de que se produzca después de la laparoscopia es significativamente menor que después de la cirugía clásica.

Cuando no se realiza laparoscopia

A pesar del deseo de la mujer, el médico puede negarse a realizar una cirugía laparoscópica en los siguientes casos:

  1. Obesidad severa (grado 3-4)
  2. detección de ictus o infarto de miocardio, descompensación de enfermedades crónicas existentes,
  3. Trastornos pronunciados de la hemostasia en la patología de la coagulación.
  4. Cirugía abdominal transferida hace menos de 6 meses.
  5. sospecha de la naturaleza maligna del tumor ovárico (quistes),
  6. peritonitis difusa o hematoperitoneo pronunciado (acumulación de sangre y cavidad abdominal),
  7. shock de la mujer, aumentando la pérdida de sangre pronunciada,
  8. Cambios pronunciados en la pared abdominal anterior con fístulas o lesiones cutáneas purulentas.

La extirpación laparoscópica de un quiste ovárico es un método moderno y ahorrador de intervención quirúrgica. Pero la operación debe realizarse después de un examen exhaustivo preliminar de la mujer en ausencia de contraindicaciones para ella. Debe recordarse que algunos quistes pueden volver a formarse si no se eliminan los factores predisponentes. Por lo tanto, cuando los quistes funcionales realizan necesariamente un estudio dinámico del estado hormonal y la corrección de las violaciones identificadas.

¿Qué es la laparoscopia del quiste ovárico?

La cirugía laparoscópica en los ovarios, en contraste con la laparotomía clásica, no se realiza a través de 1 incisión grande en la pared abdominal anterior, sino a través de 3-4 pequeñas. Los orificios que hace el cirujano son muy pequeños, de 0,5 a 1,5 cm.

El estómago del paciente se bombea con gas médico estéril, que es completamente inofensivo. Esto es necesario para alejar los órganos entre sí y crear una mejor visibilidad para el médico operario. Luego, se insertan herramientas especiales a través de los cortes, uno de los cuales está equipado con una linterna y una cámara pequeña, mientras que los otros dos son necesarios para la manipulación en sí.

Tan pronto como la cámara se inserta en el estómago, el cirujano podrá ver los órganos internos de la mujer a través de la pantalla, donde la imagen ampliada se transmitirá varias veces en tiempo real. La operación puede durar desde 20 minutos hasta 1,5 horas, dependiendo de la patología. Después de que el cirujano termina su trabajo, los manipuladores se retiran con cuidado y las incisiones se sellan o se cosen.

Buenas tardes Pronto tendré cirugía laparoscópica. Mientras estoy en el examen. Dime, ¿bajo qué anestesia hace esta operación? (Mila, 30 años)

Buenas tardes, Mila. La cirugía laparoscópica generalmente se realiza bajo anestesia general. En casos raros, es posible intervenir bajo anestesia regional (local). Aún tienes que consultar a un anestesiólogo. El especialista seleccionará los mejores medicamentos para usted y calculará su dosis exacta.

De hecho, la laparoscopia difiere de la laparotomía clásica solo en el acceso, la intervención quirúrgica en sí misma es la misma en ambos casos. Lo único que el propio cirujano es más difícil de realizar es llevar a cabo las acciones necesarias, mirando constantemente el monitor. No todos los médicos tienen las habilidades adecuadas para realizar la laparoscopia, esta técnica requiere una gran habilidad y experiencia.

Hola En un par de semanas me haré una cirugía laparoscópica para un quiste ovárico. Dime, ¿qué día después de eso usualmente vas a casa? (Mila, 25 años)

Hola mila Si después de la cirugía no habrá complicaciones, será dado de alta por 3-4 días. Sin embargo, en casa, como en un hospital, tendrá que cumplir con el régimen, dispensar ejercicio y tomar los medicamentos recetados por un médico. Unos días después del alta, el especialista deberá volver a aparecer para evaluar su estado y retirar los puntos de sutura.

Para los pacientes, la misma intervención quirúrgica a través de 3 incisiones pequeñas es mucho mejor que después de 1 incisión grande. La probabilidad de desarrollar complicaciones después de una laparoscopia mínimamente invasiva es varias veces menor que con una operación clásica, y la rehabilitación es más fácil y más rápida.

En total, hay varios tipos de laparoscopia utilizados en diversas patologías ováricas. La elección de uno u otro método depende de la extensión de la intervención y la ubicación de la formación patológica. Existen tales técnicas:

  1. Resección laparoscópica en cuña. Este método se utiliza para diagnosticar ovarios poliquísticos. La operación es que los órganos no se eliminan, pero se hacen múltiples cortes en forma de cuña. Las muescas en los ovarios están diseñadas para estimular el órgano afectado y "forzarlo" para que comience a producir huevos listos para la fertilización. El porcentaje de concepción exitosa después de la cirugía se incrementa en un 80%, pero solo en unos pocos meses.
  2. Reseccion La operación le permite preservar el tejido sano de la glándula reproductiva. El cirujano hace una incisión muy cuidadosa en el tejido del ovario y cura la lesión. Al mismo tiempo, el órgano se restaura completamente después de algún tiempo, los folículos comienzan a madurar nuevamente en él.
  3. Enucleación Muchos quistes se llenan con contenido líquido desde el interior, derramándose, lo que en la cavidad abdominal significa introducir una infección. Para evitar esto, el cirujano directamente en la cavidad abdominal coloca la formación en un recipiente de plástico, que luego se retira a través del tubo manipulador.
  4. Ovariectomia Esta es la operación más radical, que implica la extirpación del ovario con un quiste. Se recurre a la ovariectomía cuando hay procesos oncológicos, formaciones grandes y cuando es imposible separar los tejidos patológicos de los sanos. El médico selecciona el ovario y la trompa de Falopio, que se extraen con el manipulador, y luego liga el muñón. Si solo se extrae 1 ovario, las mujeres aún tienen la posibilidad de quedar embarazadas y dar a luz a un bebé, porque en el lado opuesto, la glándula sexual todavía producirá óvulos.

Кроме радикальной операции по удалению половой железы, её части или вылущивания кисты, лапароскопия применяется и для получения кусочка материала. Эта манипуляция называется лапароскопическая биопсия и применяется, если в ходе обследования пациентки врач не может установить точный диагноз. Para tomar una biopsia, a una mujer también se le inyecta un medicamento para dormir, se le administran de 1 a 3 punciones (según la patología), se colocan unas pinzas especiales o una aguja gruesa con mandrín (varilla de alambre) a través del tubo del manipulador, y se extrae un pedazo de tejido. Luego el material resultante es enviado para examen histológico.

La laparoscopia diagnóstica se usa no solo para extraer fragmentos de tejido, sino también para una mejor visualización de los órganos internos con lesiones, cuando esto no se puede hacer utilizando métodos instrumentales de investigación. A diferencia de la ecografía, la RM, etc., la precisión del diagnóstico después de la laparoscopia alcanza el 100%. A veces, la operación de diagnóstico pasa inmediatamente a una médica, eliminando al paciente de la necesidad de volver a la mesa de operaciones.

Buenas tardes Tengo un quiste de 5 cm en mi ovario izquierdo. El médico recomienda retirarlo por medios laparoscópicos. Tengo mucho miedo a la anestesia. ¿Cuánto tiempo tomará la cirugía? (Yana, 35 años)

Buenas tardes jana Te preocupas en vano, la anestesia moderna no es para nada terrible, no sentirás nada. En cuanto al momento de la cirugía, todo es individual. La duración depende de la duración del servicio y la experiencia del médico, el tipo de quiste, su contenido, la densidad del compuesto con tejidos sanos, etc. El tiempo promedio de una operación de este tipo es de 40-45 minutos, pero puede aumentar o disminuir.

Contraindicaciones para la laparoscopia del ovario.

Hasta ahora, las disputas de los científicos no han disminuido si las operaciones laparoscópicas pueden realizarse en procesos oncológicos y en quistes de más de 7 cm.

Hasta la fecha, no hay contraindicaciones absolutas para realizar una intervención quirúrgica, pero existen factores de riesgo que, como consecuencia de ello, es mejor elegir la forma clásica de acceso a los órganos internos. Estos factores incluyen:

  1. La obesidad El exceso de peso, especialmente en la etapa III y IV de la obesidad, dificulta enormemente el acceso a los órganos internos, especialmente durante la cirugía laparoscópica. El peso se considera redundante si el índice de masa corporal del paciente supera los 25 kg / m 2, y si el valor es superior a 30 kg / m 2, el primer grado de obesidad se asigna a la mujer. Como resultado, la colocación correcta de los manipuladores laparoscópicos se vuelve demasiado difícil y los riesgos de enganchar accidentalmente tejido sano aumentan muchas veces. Si se planifica la operación y el peso adicional no es tan grande, los médicos pueden prescribirle una dieta especial a su sala para perder esos kilos de más. Si no hay tiempo para practicar deportes y una nutrición adecuada, o si la figura en las escalas es demasiado grande, la laparoscopia se reemplaza mejor con una laparotomía.
  2. El paciente tiene más de 60 años. De hecho, el factor de riesgo no son los números en el pasaporte de la paciente, sino las enfermedades crónicas concomitantes, que probablemente adquirió con los años. Las enfermedades existentes aumentan el riesgo de complicaciones durante y después de la cirugía. Existe un problema agudo de hipotermia, que puede ocurrir debido a la exposición prolongada al gas seco inyectado en la cavidad abdominal. Las personas mayores no toleran incluso el sobreenfriamiento pequeño, tienen trastornos del ritmo cardíaco y aumenta el período de rehabilitación.
  3. Cirugía previa en órganos abdominales. Después de realizar la cirugía después de 1 incisión larga en el abdomen, la probabilidad de formación de adherencias alcanza aproximadamente el 20%. Durante la laparoscopia, se insertan instrumentos afilados en la cavidad abdominal del paciente y, en presencia de un proceso de adhesivo, especialmente uno fuerte, aumentan los riesgos de lesión en el tejido sano.
  4. Quistes de gran tamaño. Cuanto mayor sea la masa quística, más difícil será para el cirujano extraerlo a través de pequeñas incisiones. Si el quiste está lleno de líquido desde el interior y su diámetro supera los 6-7 cm, pocos cirujanos aceptarán realizar una cirugía laparoscópica. El hecho es que existe un alto riesgo de que el contenido del quiste penetre en la cavidad abdominal con una infección posterior.
  5. Proceso maligno. Cuando se detecta un proceso oncológico, es necesario deshacerse de él tan rápido y con el mayor cuidado posible, no permitiendo la propagación de las células cancerosas. Actuar con la ayuda de manipuladores, al mirar el monitor, es mucho más difícil para un médico hacer esto, mientras que las posibilidades de completar con éxito una intervención realizada después de 1 incisión grande son mucho más altas.

Además, la operación se pospone cuando:

  • procesos infecciosos agudos en el cuerpo,
  • coagulación de la sangre
  • peritonitis
  • ictus reciente o infarto de miocardio,
  • violación de la circulación cerebral,
  • Trastornos respiratorios y cardiovasculares graves.

En caso de casos urgentes, por ejemplo, cuando se rompe un quiste ovárico o sus piernas están torcidas, la elección de la técnica quirúrgica a menudo no es el caso. La cirugía laparoscópica requiere una preparación prolongada y, por lo tanto, los cirujanos recurren al método más rápido: la operación clásica a través de una incisión en la pared abdominal anterior.

El cirujano debe decidir qué acceso operatorio es mejor para este o ese paciente. Por supuesto, los médicos escuchan el deseo de la mujer, pero a veces un corto período de rehabilitación no merece los riesgos posibles. Ningún cirujano elegirá una técnica que pueda dañar su sala.

Hola doctor Tengo una operación laparoscópica planificada en el ovario. ¿Qué tan pronto después de esto puedo practicar deportes? Soy gimnasta (Alena, 23 años)

Hola alena Los órganos internos necesitan tiempo para recuperarse por completo. El deporte, especialmente activo, después de la cirugía está contraindicado durante 1-2 meses. Sin embargo, puede hacer alguna actividad física de la que su médico pueda informarle.

¿Cómo prepararse para la operación?

La preparación para una intervención quirúrgica planificada debe comenzar con anticipación, y en algunos casos puede tomar varios meses. El examen comprensivo debe incluir:

  • examen en la silla ginecológica con un frotis del canal cervical y la superficie del cuello uterino,
  • exámenes generales de sangre y orina
  • bioquímica sanguínea
  • análisis de sangre para el VIH, sífilis, hepatitis,
  • Determinación de grupo sanguíneo y factor Rh
  • Radiografía de los pulmones o fluorografía.
  • análisis de sangre para marcadores tumorales ováricos - CA 125 y NO 4,
  • coagulograma
  • ECG
  • Ultrasonido de los órganos pélvicos, tomografía computarizada, resonancia magnética según indicaciones,
  • Consulta de especialistas estrechos en presencia de patologías concomitantes.

Las encuestas anteriores son esenciales. Si es necesario, el médico puede prescribir investigación adicional o incluso cirugía de diagnóstico.

Antes de la cirugía, el cirujano le explica a la mujer en detalle cómo va la operación, cuánto tiempo demora, cuánto tiempo durará el período de recuperación, qué tipo de consecuencias y complicaciones son posibles. El paciente debe firmar un consentimiento para laparoscopia, hable con el anestesiólogo.

Como a una mujer se le administrará anestesia general, debe cumplir con las siguientes reglas:

  • deje de comer de 10 a 12 horas antes de la operación y, por la mañana, antes de que usted no pueda beber,
  • En la víspera de la visita al cirujano, el paciente debe tomar una ducha higiénica y lavarse bien los dientes,
  • antes de la intervención, la cavidad bucal se libera de objetos extraños (prótesis removibles, perforaciones),
  • Un par de horas antes de la laparoscopia, una mujer debe acudir a la clínica para un procedimiento de limpieza intestinal, un enema.

Si es necesario, antes de una operación laparoscópica, los médicos prescriben una premedicación: tomar bloqueadores de la función contráctil, sedantes y antihistamínicos. Además, los médicos a menudo recetan una pastilla para dormir antes de una operación para asegurarle un sueño saludable.

Hola Tengo que someterme a laparoscopia para extirpar un quiste grande en el ovario. ¿Qué tan pronto puedo nadar? (Svetlana, 20 años)

Hola, Svetlana. Puede nadar unos días después de la operación, pero bajo una ducha de agua tibia, evitando los baños calientes.

Laparoscopia quistes ováricos y embarazo.

Antes de comenzar a vivir una vida sexual abierta, cada mujer debe ser examinada cuidadosamente. Desafortunadamente, lejos de todo el mundo trata su salud de manera responsable, y para muchas futuras madres, un quiste ovárico se convierte en una sorpresa con el primer ultrasonido. Por supuesto, las lesiones patológicas en las gónadas no siempre ocurren antes de la concepción, pero estos casos son aproximadamente del 90%.

Si sucede que se encuentra una patología durante el embarazo, los médicos a menudo eligen una táctica de espera. Solo en casos raros, si la formación de un tamaño muy grande, o en un proceso maligno, se recomienda interrumpir el embarazo para una intervención quirúrgica urgente.

En la mayoría de los casos, el quiste detectado (quistes funcionales), o se congela en su crecimiento, sin amenazar la salud de la madre o el desarrollo del feto. Sin embargo, si la formación quística comienza a crecer, los médicos pueden decidir realizar una cirugía laparoscópica durante el embarazo, pero no antes de las 16 a 17 semanas. Es durante este período que la producción de progesterona producida por la placenta aumenta dramáticamente, y bajo su influencia, la capacidad del útero para contraerse disminuye, lo que significa que el riesgo de aborto espontáneo disminuye.

La laparoscopia del quiste ovárico en la futura madre es ligeramente diferente de la clásica. Los manipuladores están dispuestos de tal manera que durante la manipulación no toquen el útero gestante, y el gas inyectado en la cavidad abdominal, se suministra bajo menos presión.

Después de la cirugía, a la mujer embarazada se le prescribe terapia de preservación, a menudo visita al ginecólogo y le realiza una ecografía. En el 95% de los casos, las mujeres embarazadas que se han sometido a la operación dan a luz y dan a luz bebés sanos.

Buenas tardes Tengo malas venas en las piernas y una cirugía laparoscópica en medias de compresión. ¿Cuánto más necesitarás usar estas medias después de eso? (Sofía, 37 años)

Buenas noches, Sofía. Todo depende de a qué tipo de diagnóstico ha estado expuesto. Solo un cirujano vascular puede responder esta pregunta con una consulta de tiempo completo. No tome una decisión por su cuenta, haga una cita con un médico.

No todos los quistes ováricos son "igualmente peligrosos".

Las masas quísticas ováricas pueden diferir tanto en su estructura como en el grado de "peligro".

Es costumbre distinguir las siguientes variantes morfológicas de los quistes:

Quiste seroso - La patología más frecuente del ovario. Externamente, esta formación es un quiste con una pared lisa y contenidos transparentes.

  • Quiste mucinoso También tiene una cápsula lisa, pero el contenido del quiste es viscoso, con un tinte amarillento.
  • Quiste endometrial El ovario está representado por una formación con contenidos de color marrón oscuro. Estos quistes también suelen denominarse "chocolate" debido a su color característico.
  • Quiste dermoide El ovario es una anomalía congénita. Su formación está asociada con una violación de la colocación de tejidos en el período embrionario de desarrollo. Por este motivo, en el tejido de estos quistes se pueden encontrar los rudimentos de los dientes, el cabello, el tejido adiposo.
  • Quiste folicular - Una de las opciones más favorables para formaciones ováricas benignas. Tal quiste puede aparecer inmediatamente antes de la ovulación. Su formación está asociada con la falta de liberación del óvulo del folículo dominante. Tal quiste es más a menudo encontrado completamente por casualidad, durante los exámenes preventivos. Por lo general, es de tamaño pequeño (hasta 2 cm) y, por regla general, no se puede quitar. Además, los quistes foliculares responden bien al tratamiento conservador.
  • Quiste del cuerpo amarillo - Representa la formación de folículos ovulados en su lugar. Este quiste aparece con mayor frecuencia en la segunda fase del ciclo menstrual, así como durante el embarazo. Tales quistes pueden desaparecer por sí solos dentro de 2-3 ciclos. Durante el embarazo con un tamaño pequeño del quiste, estas formaciones tampoco causan complicaciones.
  • Quiste hormonalmente activo caracterizado por el hecho de que es capaz de producir un cierto tipo de hormonas. Hay quistes en los que se sintetizan hormonas sexuales predominantemente femeninas o masculinas. Esto suele manifestarse externamente. Cuando se desarrolla la testosterona, las mujeres desarrollan signos tales como: aumento del crecimiento del cabello, tosquedad, trastornos menstruales (períodos raros, escasos). Y con el aumento de la biosíntesis de estrógenos en las mujeres, la menstruación se vuelve más larga y más abundante.
  • Cistoadenoma papilar Tiene un aspecto característico: la cápsula de quiste tiene crecimientos papilares. Si se detecta un quiste de este tipo durante la cirugía, es necesario realizar un análisis histológico urgente para excluir la naturaleza maligna del tumor.
  • Ovarios poliquisticos merecen especial atencion. Con esta patología en el tejido del ovario hay una gran cantidad de pequeños quistes.
  • ¿Qué causa los quistes ováricos?

    Las causas más comunes de las neoplasias ováricas benignas incluyen:

    1. Violaciones en la proporción de hormonas sexuales,
    2. Trastornos menstruales,
    3. Patología de la glándula suprarrenal, glándula tiroides,
    4. El impacto de los factores nocivos (incluyendo fumar y el consumo de alcohol),
    5. Predisposición hereditaria (especialmente relevante para los quistes endometrioides),
    6. Enfermedades de la madre durante el período de la maternidad (pueden causar quistes dermoides en las niñas),
    7. La falta de métodos anticonceptivos competentes (uso frecuente de anticonceptivos de emergencia),
    8. Numerosos abortos,
    9. Enfermedades inflamatorias de los órganos pélvicos.

    Diagnóstico de quistes ováricos.

    Puedes detectar esta formación de las siguientes maneras:

    • En el examen (los quistes grandes se determinan fácilmente por lo normal palpación en el ámbito de los apéndices).
    • Ultrasonido - El diagnóstico es el método de diagnóstico más simple y más común. Durante la ecografía, puede determinar el tamaño, la ubicación, el contenido del quiste, el grosor de la cápsula y las características del flujo sanguíneo.
    • Resonancia magnética y tomografía computarizada Aunque los métodos más costosos, sin embargo, permiten el estudio más detallado de las formaciones quísticas.
    • Laparoscopia diagnostica Utilizado en casos dudosos raros y difíciles. Cuando se encuentra un quiste, generalmente se elimina.

    Eliminar o tratar: esa es la pregunta?

    No siempre identificar un quiste ovárico significa que una mujer necesita cirugía. Los quistes funcionales (folicular, cuerpo lúteo) responden muy bien al tratamiento farmacológico. así como quistes como consecuencia del proceso inflamatorio. También es posible prescindir de la cirugía si el tratamiento de los quistes endometrioides de pequeño tamaño se inicia de manera oportuna.

    Es absolutamente inútil tratar los quistes dermoides, no son afectados por las drogas.

    En cuanto a los quistes hormonalmente activos, los endometriodinas grandes y los quistes serosos y mucinosos gigantes (más de 8 a 10 cm), los médicos predominan en tácticas operativas, ya que son los más peligrosos.

    Es importante recordar acerca de una complicación tan grave como la ruptura de un quiste. Esta afección puede ir acompañada de sangrado intraabdominal que amenaza la vida de una mujer. Por lo tanto,Cuando se detectan quistes grandes, no vale la pena retrasar el tratamiento quirúrgico, que se realiza mejor de manera planificada que en una emergencia.

    ¿Cómo es la preparación para la operación?

    Es importante que los pacientes entiendan que la extirpación de un quiste ovárico (sin importar cómo) es una operación que se acompaña de la entrada en la cavidad abdominal. Y esto significa que la preparación para tal intervención, por supuesto, debe ser seria. Además, en algunas situaciones, puede ser necesario ampliar el alcance inicial de la operación. Por estas razones, la capacitación debe ser muy seria e incluir los siguientes puntos:

    1. Entrega de todos los análisis e investigaciones necesarios. (hemograma completo, bioquímica sanguínea (glucosa, urea, creatinina, bilirrubina total, sus fracciones, proteína total), coagulograma, grupo sanguíneo y factor Rh, análisis de orina, electrocardiograma). Los pacientes con comorbilidades deben acudir a especialistas especializados.
    2. Especial atención merece la entrega de marcadores tumorales sanguíneos. Es importante recordar que cualquier neoplasia ovárica puede ser potencialmente maligna. Por lo tanto, antes de la operación, es necesario examinar el nivel de sangre CA-125.
    3. Realizar enema de limpieza en la víspera de la operación (tarde y mañana). Este elemento es necesario, porque durante la operación, el intestino grueso lleno puede crear dificultades técnicas adicionales para extraer el quiste.
    4. Vendaje elástico de piernas. Necesario para la prevención de una de las complicaciones más formidables en cirugía: el embolismo pulmonar. Esto ocurre con mayor frecuencia en pacientes con coágulos de sangre en las venas de las extremidades inferiores. Pero incluso la ausencia de cambios de acuerdo con estudios adicionales no garantiza la ausencia de microtromos en la luz de los vasos. Por esta razón, el vendaje de las piernas se debe realizar absolutamente para todos los pacientes.
    5. No coma ni beba el día de la cirugía. Realizar una cirugía con el estómago vacío protege al paciente de una posible ingestión de contenido gástrico en las vías respiratorias durante la cirugía.

    Extracción laparoscópica de quistes

    Hasta la fecha, la gran mayoría de estas operaciones se realizan mediante técnicas laparoscópicas.

    La operación es la siguiente:

    • Una mujer es acostada en la mesa de operaciones en una posición acostada sobre su espalda.
    • Затем выполняется анестезия. En tales operaciones, como regla general, se realiza anestesia general, pero los tipos de anestesia espinal tampoco están contraindicados.
    • Tres veces se trata con soluciones antisépticas (96% de alcohol, yodo); el campo quirúrgico es el área abdominal.
    • El escalpelo es una micro sección de la piel en el ombligo (la mayoría de las veces en la parte superior).
    • Luego, utilizando una pinza especial, la piel sobre el ombligo se fija y se levanta. Esto le permite ingresar de manera segura al conductor en la cavidad abdominal sin golpear los órganos internos.
    • A través de la primera punción comienzan a ingresar dióxido de carbono en la cavidad abdominal.
    • Cuando la presión del dióxido de carbono alcanza los números requeridos, se inserta el laparoscopio. Esta herramienta es un sofisticado sistema óptico equipado con iluminación y una cámara de alta resolución. La imagen resultante se muestra en un monitor grande, ubicado frente a los cirujanos en operación. Esto permite a los médicos operar completamente los órganos abdominales.
    • En la región ilíaca derecha e izquierda, se realizan dos punciones adicionales en la cavidad abdominal. A través de ellos se encuentran los instrumentos quirúrgicos necesarios (manipuladores, pinzas, aspiradores, etc.), con la ayuda de los cuales se realiza una operación para extirpar un quiste ovárico.
    • Con la ayuda de una pinza, el asistente arregla un ovario modificado quístico.
    • El cirujano utiliza un electrodo bipolar para cortar el quiste. Durante la ejecución de esta etapa de la operación, es muy importante asegurarse de que el quiste se extraiga completamente (junto con la cápsula).
    • Luego se realiza una parada completa del sangrado del ovario. Es importante recordar que el tejido ovárico está muy bien provisto de sangre de dos fuentes arteriales (de la arteria ovárica y de las ramas de la arteria uterina). Es por esta razón que es muy importante que la hemostasia se realice de manera exhaustiva,
    • En algunos casos, no es posible extraer solo el quiste (si está afectado todo el tejido del ovario). En tal situación, se realiza la ovariectomía: extirpación del ovario. Y en caso de adherencias graves o daños en las trompas de Falopio, el proceso patológico a veces tiene que extirpar los apéndices (ovario y trompa).
    • El tejido extraído se fija con un clip y se pliega en un tanque especial que se extrae suavemente a través de una abertura en la pared abdominal. Para los quistes grandes, el tejido cortado puede eliminarse en trozos pequeños.
    • Después de la extirpación del quiste y la interrupción del sangrado, es necesario lavar la cavidad abdominal con solución salina estéril y examinar los órganos. Solo asegurándose de que se detiene el sangrado, se puede finalizar la operación.
    • Todos los instrumentos se retiran de la cavidad abdominal, el dióxido de carbono se elimina a través del conductor y las incisiones de la piel se suturan con suturas separadas.

    ¿Cómo es la cirugía abdominal "abierta"?

    La cirugía para extirpar un quiste ovárico a veces se realiza con un acceso abierto (o acceso laparotómico).

    El curso de la operación es el siguiente:

    1. La pared abdominal anterior se disecciona en capas (piel, tejido adiposo, aponeurosis, los músculos se diluyen a los lados, se abre un pedazo de peritoneo).
    2. Se elimina la formación quística y, si es necesario, se diseccionan las adherencias, se examinan cuidadosamente las trompas de Falopio, el útero).
    3. En los quistes endometriales, también es importante inspeccionar los intestinos, omento, peritoneo, pliegue quístico-uterino. Si hay lesiones endometrioides en ellas, es deseable eliminarlas (a veces se invita a los especialistas adyacentes a la sala de operaciones: cirujanos abdominales, urólogos).
    4. Después de una parada cuidadosa de la hemorragia, a veces se introduce un gel antiadhesivo (Katedzhel, Mesogel, Intercoat) en la cavidad abdominal, que evita la formación de adherencias.
    5. En orden inverso sutura las capas de la pared abdominal.

    A menudo los pacientes están preocupados por las preguntas: ¿Cómo será la costura postoperatoria, qué tamaño tendrá, y la piel del abdomen disecada longitudinal o transversalmente?

    No hay una respuesta inequívoca a todas estas preguntas, ya que muchos cirujanos abordan individualmente la elección del acceso quirúrgico, el material de sutura.

    Pero en general, la mayoría de los cirujanos realizan esta operación utilizando una incisión suprapúbica transversal (según Pfannenstiel), Que se considera el más común.

    La herida también se sutura con una sutura cosmética.

    En casos raros, los médicos extirpan un quiste ovárico utilizando una incisión mediana más baja (longitudinal desde el ombligo hasta el pubis). Esto generalmente se hace con resultados dudosos de marcadores de tumores sanguíneos (cuando se permite la posibilidad de expandir el volumen de la operación), con un proceso adhesivo grave o la presencia de hernias en la pared abdominal anterior.

    Acceso laparoscópico versus laparotómico: ¿cuál es mejor? (vista del ginecólogo)

    Una de las preguntas más frecuentes de los pacientes es la elección del acceso quirúrgico.

    Por supuesto, la cirugía laparoscópica tiene muchas ventajas significativas:

    • Activación temprana del paciente
    • El período postoperatorio es más fácil,
    • Menos dolor después de la cirugía,
    • El proceso de adhesivo postoperatorio se desarrolla con menos frecuencia,
    • Sin riesgo de hernia.
    • Menos anestesia (por regla general, las operaciones laparoscópicas se realizan más rápido que las abiertas).

    Pero es importante saber que este método no se puede utilizar en absolutamente todos los pacientes, ya que tiene varias contraindicaciones graves.

    1. Adhesiones pronunciadas en la cavidad abdominal,
    2. La presencia de formaciones patológicas concomitantes que también están sujetas a remoción (por ejemplo, mioma uterino grande),
    3. Endometriosis común que involucra el intestino, peritoneo, vejiga,
    4. Obesidad grado 4 en un paciente.
    5. La presencia de una mujer con enfermedades del sistema cardiopulmonar en la etapa de descompensación.
    6. Una ruptura de un quiste ovárico con gran pérdida de sangre,
    7. Biopsia confirmada de cáncer de ovario.

    Por lo tanto, después de un estudio detallado de este tema, resulta obvio que estos métodos no "compiten" entre sí, sino que simplemente se complementan. Cuando es imposible realizar una cirugía laparoscópica, una forma abierta de extirpar un quiste viene al rescate.

    En pocas palabras, el médico operario no debe ser partidario de uno u otro método, por el contrario, debe dominar todas las técnicas a la perfección. Y enEl acceso operativo debe ser seleccionado individualmente. de acuerdo con la evidencia, así como datos adicionales de investigación.

    Una pregunta importante: ¿qué tipo de anestesia es mejor?

    A menudo, los pacientes están preocupados por la próxima anestesia. En esta operación, se utilizan con éxito tanto la anestesia general como los métodos de anestesia regional (espinal, epidural). Es mejor para las mujeres emocionales y ansiosas realizar anestesia general para que no sobrevivan durante la operación.

    Sin embargo La anestesia espinal se compara favorablemente con el hecho de que no hay un proceso para salir de la anestesia, porque el paciente siempre está consciente. Desafortunadamente, este método también tiene muchas contraindicaciones: enfermedades de la columna vertebral, violación de la coagulación de la sangre, una gran cantidad de pérdida de sangre (más de 1000 ml).

    Recientemente, el número de pacientes con tatuajes en la región lumbar, justo en el lugar de la presunta inyección del fármaco durante la anestesia espinal, ha aumentado. Esta categoría de mujeres no es deseable para llevar a cabo este método de anestesia, ya que es probable que desarrollen complicaciones inflamatorias graves de la médula espinal.

    Embarazo y quiste: ¿qué tan compatibles?

    A veces el embarazo aparece en el fondo del quiste de una mujer. Pero también es posible que aparezca una neoplasia del ovario exactamente durante el período de gestación. ¿Cómo estar en esta situación?

    No hay necesidad de preocuparse cuando se encuentra un pequeño quiste amarillo en uno de los ovarios. El hecho es que antes de la semana 16 de gestación, cuando la placenta aún no está completamente formada, la producción de la hormona progesterona (muy importante en el desarrollo de un embarazo normal) ocurre en el ovario. Por lo tanto, un quiste del cuerpo lúteo no es más que una manifestación de la función hormonal del ovario durante este período. Por lo tanto, no es necesario eliminar este quiste, especialmente porque incluso puede provocar un aborto espontáneo.

    Además, es bastante obvio que cualquier operación es un riesgo grave para el desarrollo de un bebé.

    Es por eso que durante el embarazo están sujetos a remoción:

    • Quistes grandes que pueden reventar.
    • Si sospechas de una naturaleza maligna de la educación,
    • Cuando un quiste se rompe, torcer el tallo del quiste.

    El período más ideal para la operación es de 18-20 semanas. Por que

    Por un lado, el primer trimestre más peligroso ya está atrasado, y por el otro, el tamaño del útero no es tan grande como para que sea posible extirpar el quiste con acceso laparoscópico.

    En términos posteriores, realizar una operación abierta.

    A veces, a las mujeres les preocupa la pregunta: ¿es posible quedar embarazada después de extirpar un quiste?

    Si solo se eliminara un quiste y se preservara el tejido ovárico (al menos uno), entonces la mujer tiene todas las posibilidades de tener el embarazo deseado. Además, a veces es un quiste (especialmente hormonalmente activo) que causa la infertilidad de una mujer. En tales casos, después de la cirugía, la probabilidad de quedar embarazada incluso aumenta.

    Pregunta de precio: ¿cuánto es esta operación?

    Las mujeres que han encontrado un quiste no deben desesperarse ni preocuparse por no tener suficiente dinero para el tratamiento. Esta operación se puede realizar de forma totalmente gratuita. Para hacer esto, una mujer solo necesita ponerse en contacto con la clínica prenatal en el lugar de residencia. El médico escribirá las instrucciones para las pruebas necesarias. Y después de recibir los resultados del estudio, se enviará a una institución estatal, donde se realizará la cirugía.

    Por lo tanto, se realiza una operación gratuita en mujeres que tienen:

    1. Póliza de seguro válida
    2. Resultados de la encuesta
    3. Referencia a un hospital ginecológico de la clínica prenatal.

    Para eliminar quistes gigantes y endometrioides con focos comunes de endometriosis, el médico puede emitir una cuota. Dicha operación también se llevará a cabo de forma totalmente gratuita.

    Sin embargo, si el paciente desea ir a una clínica privada para realizar dicha operación, los precios diferirán significativamente de la región. Por ejemplo, en las clínicas de la capital, el costo de la operación es de aproximadamente 40-50 tr. En ciudades que son grandes centros regionales, esta operación se puede realizar por 25-30 tr. En ciudades menos pobladas, esta intervención será incluso más barata (alrededor de 15-20 tr.).

    Comentarios de pacientes

    Svetlana, de 28 años.

    Durante mucho tiempo no pude quedar embarazada. Durante la encuesta, encontré Quiste ovárico grande (unos 8 cm). Me dijeron que lo quitara. Al principio tenía mucho miedo, pero el médico me explicó que los riesgos son mínimos y que la operación se puede realizar mediante laparoscopia. Estuve de acuerdo y no me arrepentí. El primer día después de la operación, me levantaron de la cama, comencé a caminar lentamente, el dolor no era grave. Y el segundo día después de la operación, me sentí muy bien e incluso pedí que me fuera a casa. Después de medio año, finalmente logré quedar embarazada.

    Inna, 45 años.

    Encontré un quiste endometrial del ovario izquierdo. Pero lo que más me asustó fue el hecho de que se elevó el nivel del SA-125 (la norma era de 35, y yo tenía 48). Por supuesto, tenía mucho miedo de que el tumor fuera maligno. Pero el médico dijo que esto podría ser con la endometriosis. Pero aún así me advirtieron que arreglarían el quiste para su análisis justo durante la operación y, en todo caso, eliminarían el útero y los apéndices. Como tenía miedo ... Pero todo resultó, el quiste era endometrioide.

    Elena, de 21 años.

    Me sorprendí mucho cuando me enteré. Quiste dermoide de ambos ovarios. El médico dijo que esta es una condición congénita, y en tales quistes hay rudimentos de dientes, grasa, cabello ... fue un shock para mí, ni siquiera podía pensar que tal cosa fuera posible. El médico recomendó eliminar estos quistes, ya que más tarde podrían volverse malignos. Los he eliminado por laparoscopia y estoy muy contento. Todo fue bien.

    Indicaciones para cirugía mínimamente invasiva.

    La extirpación de un quiste ovárico mediante abordaje laparoscópico se realiza en tales situaciones:

    • La falta de efecto del tratamiento de retención de quistes ováricos (foliculares o luteales). En el 80% de los casos, estas formaciones regresan espontáneamente en 3 meses. Si la enfermedad progresa, y durante este período el quiste ha disminuido menos de dos veces o no se ha tratado en absoluto, se indica su extirpación.
    • Detección de un quiste paraovarial u otro ovario en crecimiento. Estas formaciones no se tratan de forma conservadora y no desaparecen espontáneamente. Usted puede deshacerse de la enfermedad sólo a través de la cirugía,

    El quiste paraovariano del ovario no se trata con medicamentos, para eliminar dicha formación puede ser un acceso laparoscópico.

    • Detección de tamaños de quistes ováricos dermoides progresivos a partir de 3 cm. Tal formación puede crecer casi infinitamente. El tratamiento conservador no es susceptible, muestra la eliminación obligatoria,
    • La falta de efecto del tratamiento de los quistes endometrioides o el rápido crecimiento de la educación,
    • Infertilidad en el contexto de la patología ovárica,
    • Sospecha de un tumor maligno.
    • El desarrollo de complicaciones: quistes de torsión, rotura de cápsula, infección,
    • Detección primaria de cualquier formación ovárica en la menopausia.

    La cirugía laparoscópica es posible con un tamaño de educación de hasta 10-12 cm (en presencia de equipos modernos, hasta 15-17 cm). Cuando se detecta un quiste gigante, se plantea la cuestión de una laparotomía.

    Si una mujer tiene un quiste grande, entonces la laparoscopia en esta situación es imposible, su extirpación se realiza de manera laparotómica.

    Contraindicaciones para la intervención laparoscópica.

    Un procedimiento mínimamente invasivo no se lleva a cabo en tales circunstancias:

    • Obesidad grado III-IV. Una gran capa de grasa subcutánea no permite ingresar al instrumento y realizar las manipulaciones necesarias,
    • Adhesiones pronunciadas después de la cirugía en los órganos pélvicos,
    • Peritonitis difusa (inflamación del peritoneo) - una consecuencia de la ruptura de un quiste o su supuración,
    • Embarazo tardío.

    En estas situaciones, se muestra la cirugía abdominal con la apertura de la cavidad abdominal.

    Existen contraindicaciones relativas a la laparoscopia:

    • Patología del corazón y vasos sanguíneos en la etapa de descompensación,
    • Insuficiencia renal y hepática.
    • Trastornos de la coagulación sanguínea, no susceptibles de corrección,
    • Estado de shock
    • Agotamiento severo (caquexia)
    • Enfermedades infecciosas agudas.

    Si tales estados son revelados, se muestra su corrección. La operación se retrasa hasta la restauración de las funciones del cuerpo.

    Una de las contraindicaciones para la cirugía de laparoscopia es un fuerte agotamiento del cuerpo (caquexia).

    Técnica de extirpación laparoscópica de quistes ováricos.

    1. Traslado del paciente a la posición de Trendelenburg. La cabecera de la mesa se inclina hacia abajo. El intestino se desplaza al diafragma y da acceso a los órganos pélvicos,
    2. Tratamiento del campo quirúrgico con soluciones antisépticas.
    3. Pinchar la cavidad abdominal y rellenarla con dióxido de carbono. Esta táctica ayuda a aumentar la distancia entre los órganos internos y hacer espacio para manipulaciones,
    4. Introducción a la punción de un laparoscopio: una herramienta con una cámara y una fuente de luz. El laparoscopio avanza a los ovarios,
    5. Creando pinchazos en el costado del abdomen y la introducción de manipuladores. Realizado bajo control de video,
    6. En la laparoscopia diagnóstica, el médico examina el órgano y da su conclusión. Si se detecta un quiste ovárico, la operación se puede transferir al tratamiento y la formación se eliminará de inmediato. En presencia de adherencias, se dobla el equipo laparoscópico y se realiza una apertura abdominal (laparotomía).
    7. Extirpación de un quiste u ovario
    8. Detener el sangrado,
    9. Extracción de herramientas y eliminación de dióxido de carbono.
    10. Apósito de sutura y punción.

    Gracias al laparoscopio, durante la cirugía, se minimiza el daño a los órganos abdominales, ya que el médico lo ve todo en la pantalla.

    Puede ver en detalle cómo se realiza la cirugía laparoscópica con un quiste ovárico en el video. Se muestra la eliminación de un quiste folicular roto (izquierda) y dermoide (derecha):

    El volumen de intervención quirúrgica se determina durante la operación:

    • Cistectomía - tratamiento de quistes. Se realiza con tejido ovárico intacto y sin signos de malignidad. Recomendado para mujeres en edad reproductiva y adolescentes. El costo promedio - 25 mil rublos,
    • Resección ovárica: extirpación de una pequeña parte del órgano junto con un quiste. Se realiza si una parte del ovario es funcional y no está afectada por el proceso patológico. El precio en las clínicas de Moscú es de 18-22 mil rublos,
    • Ovariectomía: extirpación del ovario con un quiste. Está indicado para cambios marcados en los tejidos del órgano (necrosis, reemplazo por tejido conectivo). A menudo se celebra en la menopausia. Costo - a partir de 20 mil rublos,
    • Adnexectomía: extirpación de un quiste, ovario y trompa de Falopio. Se realiza en caso de enfermedad grave, el proceso se propaga a los órganos vecinos y se detecta cáncer. Precio - de 18 mil rublos.

    La laparoscopia del quiste del ovario derecho e izquierdo es la misma. No hay diferencias en la técnica de ejecución, duración y volumen de las manipulaciones.

    La foto de abajo muestra una de las etapas de la laparoscopia con un quiste ovárico endometrioide:

    На следующем фото схематически представлен ход лапароскопического удаления кисты яичника:

    Удаление одного яичника не влияет на репродуктивное здоровье женщины. El segundo ovario hace frente completamente a su tarea y puede funcionar completamente hasta el inicio de la menopausia natural. Después de la ovariectomía, en caso de apéndices intactos en el lado opuesto, una mujer puede concebir, tener y dar a luz a un niño.

    Observación en el postoperatorio.

    Después de completar la laparoscopia, la mujer sale de la anestesia y es trasladada a la sala. En estado grave, el paciente es trasladado a la unidad de cuidados intensivos, pero después de una intervención mínimamente invasiva, rara vez surge la necesidad de tal medida.

    En las primeras horas después de la operación, la mujer se encuentra en la sala, después de lo cual comienza a sentarse, levantarse y caminar. El paciente comienza a moverse rápidamente, porque no hay grandes cortes ni dolor. Al final del primer día se permite tomar alimentos líquidos. Al restaurar el trabajo intestinal, la mujer es transferida a una dieta escasa.

    Principios de nutrición después de la cirugía laparoscópica:

    • Se recomienda abstenerse de los alimentos que causan la formación de gases en los intestinos. Algunas verduras (col) y frutas (uvas), legumbres, pasteles frescos, pan negro están prohibidos,

    Después de la cirugía, no puede comer alimentos que causan hinchazón.

    • La comida se cuece al vapor, al horno o hervida. No debe comer alimentos fritos,
    • Practicar comidas frecuentes de división - 5-6 veces al día,
    • Se recomienda beber hasta 1.5-2 litros de líquido por día. Se permiten bebidas de frutos del bosque, compotas de frutas, infusiones. Prohibido bebidas carbonatadas, café, té negro.

    La recuperación después de la extirpación laparoscópica de un quiste ovárico toma alrededor de 5 a 7 días. En el día 3-6 el paciente es dado de alta a casa. La duración de la estadía en el hospital depende del estado de la mujer y del curso del postoperatorio.

    Se emite una lista de enfermos después de la laparoscopia durante 7-14 días. Al final de este período, una mujer puede volver a la vida habitual con algunas restricciones.

    En las primeras 2-4 semanas después de la cirugía está prohibido:

    • Llevar una vida sexual
    • Levantar objetos pesados ​​(más de 3 kg),
    • Hacer deporte,
    • Para visitar la sauna y solarium,
    • Practica cualquier tratamiento de calor.
    • Toma un baño (puedes usar la ducha),
    • Para visitar la piscina y la playa.

    Un mes después de la cirugía, una mujer debe abandonar un tipo diferente de procedimientos térmicos, deportes y esfuerzo físico intenso.

    El cuidado de las suturas postoperatorias comienza el primer día después de la cirugía. Los sitios de punción se tratan con antisépticos. Un vendaje de gasa estéril se aplica sobre la parte superior. Las puntadas y los apósitos se cambian a diario. Durante la manipulación, el médico examina cuidadosamente la herida. Normalmente, la curación debe realizarse sin edema marcado y signos de inflamación (aparición de pus, discrepancias en las costuras).

    Los puntos se retiran en el día 5-7. Si se usó un material de sutura no removible durante la operación, los hilos se disuelven solos dentro de una semana. Los puntos se retiran en la clínica prenatal o en el hospital ginecológico.

    El seguimiento postoperatorio también incluye:

    • Seguimiento diario de la temperatura corporal. Un ligero aumento de temperatura a 37.5 grados en los primeros tres días después de la cirugía,
    • Medición de la presión arterial
    • Valoración del pulso y la frecuencia respiratoria.
    • Control de la micción. Si el paciente no puede vaciar la vejiga solo, se realiza una cateterización,
    • Control del intestino. Cuando el estreñimiento muestra enema de limpieza.

    Después del alta hospitalaria, el paciente queda bajo la supervisión del médico de la clínica prenatal. Una ecografía de control se realiza después de 1, 3 y 6 meses, luego cada seis meses.

    Después del alta hospitalaria, la mujer debe ser supervisada por su ginecólogo, donde se someterá a un examen de ultrasonido.

    • Fisioterapia para estimular el flujo sanguíneo en los órganos pélvicos.
    • Recibiendo fármacos absorbibles para prevenir la formación de adherencias,
    • Protección contra el embarazo no deseado con anticonceptivos orales combinados.

    El ciclo menstrual se restaura un mes después de la cirugía. Posible retraso de hasta 1-2 semanas. Puede planificar un embarazo de 3 a 6 meses después de la extirpación de un quiste. Antes de concebir un hijo, es necesario someterse a un chequeo en un ginecólogo y realizar una ecografía. Con un período postoperatorio exitoso, las mujeres generalmente no tienen problemas con el inicio del embarazo.

    Complicaciones después de la cirugía.

    Consecuencias indeseables del postoperatorio.

    • Sangrado Generalmente se detiene durante la operación. Ocurre con menos frecuencia después de suturar las punciones en el postoperatorio temprano,
    • Infeccion de herida Cuando la laparoscopia prácticamente no se observa, ya que no hay contacto con la piel y los tejidos de la pared abdominal. Acompañado de fiebre y dolor abdominal inferior,
    • La divergencia de las costuras. Detectado en los primeros días después de la cirugía. Se está restaurando la integridad del tejido.
    • Daño a los órganos pélvicos. Detectado durante la cirugía o en el primer día después de la misma. Acompañado por un agudo deterioro en el estado del paciente.

    Con el uso de equipos modernos, el cumplimiento de las reglas de asepsia y antisepsia y el cirujano altamente calificado, la probabilidad de complicaciones es mínima.

    Con todas las reglas de la operación y el período postoperatorio, por regla general, no hay complicaciones.

    Comentarios de mujeres en ovarios laparoscópicos

    Comentarios de mujeres sometidas a cirugía, en su mayoría positivas. La mayoría notó una recuperación rápida después del procedimiento y la oportunidad de volver a la vida normal después de 2-3 semanas. Las mujeres que se han sometido a una cirugía abdominal en el pasado y tienen la oportunidad de comparar, hablan especialmente bien de la laparoscopia. En contraste, todas las ventajas de la intervención mínimamente invasiva se hacen evidentes.

    De la práctica de un ginecólogo.

    Una mujer de 22 años fue operada por un quiste endometrioide del ovario izquierdo. La patología fue encontrada hace seis meses. La terapia conservadora no tuvo efecto. Se planificó una cirugía laparoscópica: cistectomía (extirpación del quiste). Toda la manipulación duró 39 minutos. La paciente dice que no sintió nada durante las operaciones, le pareció que no había pasado más de un minuto. Después de la laparoscopia, la mujer estuvo en la unidad de cuidados intensivos durante algún tiempo, pero el mismo día fue trasladada a la sala general. Descargado en el séptimo día. Los puntos de sutura se resolvieron y en el décimo día fueron casi imperceptibles.

    Anna, 28 años. Se sometió a dos operaciones laparoscópicas para un quiste dermoide en ambos ovarios. La operación en sí no recuerda, dijo que todo salió bien. Dado de alta el 6º día después de la cirugía. Señala que todo salió bien, y solo en lugar de una punción había una cicatriz en bruto. Los ginecólogos comentan que, después de la laparoscopia, tal fenómeno es raro y, con mayor frecuencia, las punciones sanan prácticamente sin dejar rastro.

    La cicatrización severa después de la laparoscopia es una rareza.

    Preguntas frecuentes

    Lo que preocupa a las mujeres que deciden la extirpación laparoscópica de un quiste ovárico.

    ¿En qué día del ciclo se realiza laparoscopia?

    La operación se planea en el día 5-7 del ciclo, después de completar la menstruación. La laparoscopia de emergencia se realiza en cualquier momento.

    ¿Puedo hacer laparoscopia durante la menstruación?

    No recomendado. Si el momento de la operación planificada coincide con la menstruación, el médico puede prescribir medicamentos que retrasen la aparición del sangrado. Mensual vienen después de la laparoscopia.

    ¿Cuánto tiempo dura la cirugía?

    En promedio, la laparoscopia dura de 30 minutos a una hora. Ningún cirujano le dirá la hora exacta, todo depende de la extensión de la intervención, el estado de los órganos internos y la presencia de adherencias.

    ¿Dónde es mejor realizar una cirugía laparoscópica, en un hospital público o en un centro privado?

    Todo depende de las calificaciones del médico y del equipo disponible, y no del estado de la clínica. Una mujer tiene derecho a elegir el lugar de la operación por su cuenta.

    ¿Es posible entender antes de una cirugía si es un quiste o un cáncer?

    No, no funcionará. Solo se puede hacer un diagnóstico preciso después de un examen histológico de un tumor extirpado.

    Indicaciones para solución laparoscópica.

    El quiste ovárico laparoscópico está contraindicado en el caso de la naturaleza maligna del tumor. Un posible método de tratamiento está indicado para los quistes endometrioides y dermoides.

    La cirugía laparoscópica también está indicada para:

    • agrandamiento del quiste
    • gran tamaño del tumor,
    • posible ruptura de una neoplasia
    • Deformidad o torsión del apéndice.
    • malignidad (degeneración de la educación en una forma maligna),
    • Otros parámetros patológicos (pruebas, ultrasonido, marcadores tumorales),

    La cirugía abdominal lesiona el cuerpo de una mujer, las lesiones tisulares afectan todo el cuerpo. Por lo tanto, la laparoscopia de los quistes ováricos es la operación de una solución de patología ahorradora.

    Procedimientos preparatorios para la laparoscopia.

    Los procedimientos para preparar la laparoscopia de quistes ováricos incluyen el siguiente esquema. Inicialmente, es necesario someterse a un examen por parte de un médico, quien anotará la entrega de las pruebas necesarias.

    • Por lo general, es necesario someterse a un examen de ultrasonido a fondo.
    • orinar
    • frotis vaginal
    • Sangre (general, bioquímica, VIH, coagulación, grupo y Rh, para azúcar, sífilis, infecciones),
    • Hacer un cardiograma y fluorografía.

    Las pruebas aprobadas antes de la laparoscopia de quistes ováricos brindan información general sobre todos los procesos que ocurren en el cuerpo y ayudan a evitar situaciones imprevistas.

    El curso de cirugia

    La laparoscopia de un quiste ovárico consta de dos etapas: diagnóstico y escisión de la patología.

    ¿Cómo va la cirugía?

    La anestesia se realiza antes del procedimiento.

    Durante la operación, se hacen 3 pequeñas incisiones en el peritoneo, a través de las cuales se insertan dispositivos especiales de iluminación, instrumentos y microcámaras. Las incisiones se realizan desde dos lados del ombligo, y el ombligo se corta para la microcámara, lo que permite que la operación se realice utilizando una imagen del monitor. La cavidad peritoneal está llena de gas, la hinchazón bajo la influencia del gas permite que los intestinos se muevan, obteniendo acceso a los órganos femeninos. Con un laparoscopio, se extrae un quiste sin traumatizar el tejido ovárico.

    Cuando se extrae el quiste después de la laparoscopia, se retira el gas de la cavidad peritoneal con el dispositivo prescrito, se sutura el tejido peritoneal lesionado y se aplica un vendaje. A veces, después de la cirugía, se inserta un tubo de drenaje.

    La duración de la cirugía depende de la cantidad de trabajo. La cirugía laparoscópica para los quistes ováricos puede durar desde 20 minutos hasta varias horas.

    El quiste endometrial se encuentra en la parte superior o dentro de los apéndices. Esta cavidad está limitada por particiones de varios espesores, que se llenan con el contenido de una consistencia espesa.

    El peligro de este tumor es el posible daño a las paredes durante la menstruación y el ingreso de líquido al peritoneo (peritonitis). Resultado: infertilidad, disfunción reproductiva.

    Esta forma de la enfermedad es bilateral, tiene un crecimiento intenso, puede degenerar en educación oncológica.

    Contraindicaciones a este método de tratamiento.

    No siempre es posible tratar un quiste con este método. Permitido en muchos casos y seguro con un método de alta eficiencia para tratar los quistes, para algunos pacientes, simplemente está prohibido.

    En riesgo están los pacientes que han tenido una enfermedad infecciosa el día anterior. Los especialistas pueden rechazar a mujeres con cardiopatía severa. El asma bronquial (especialmente el período de exacerbación) es un hecho grave para rechazar la intervención quirúrgica. Pacientes con hipertensión, la decisión de realizar una laparoscopia se toma después de un examen completo del cuerpo con la excepción del riesgo para el paciente.

    Si, después de las pruebas de coagulación sanguínea, se detecta una patología, esto puede ser un rechazo directo de la operación. Las contraindicaciones también incluyen una hernia en la pared anterior del peritoneo, obesidad severa, neoplasias malignas del útero y apéndices, adherencias y sangre en el espacio peritoneal.

    Costo de la cirugia

    Nuestro país tiene una gran selección de instituciones médicas con especialistas altamente calificados, esta operación se ha llevado a cabo con facilidad en todos los departamentos de ginecología. El precio de la operación oscila entre 10 y 35 mil rublos. Las revisiones de los pacientes se pueden leer en los sitios que pertenecen a los centros médicos.

    En el motor de búsqueda de Internet, puede encontrar varios foros donde, después de registrarse, puede obtener una correspondencia activa con aquellos pacientes que se han sometido a dichas operaciones. Podrán informar sobre su diagnóstico, aconsejar a un buen cirujano, una clínica. En el sitio web de la clínica seleccionada, en la mayoría de los casos, existe la posibilidad de correspondencia con el cirujano.

    No hay necesidad de curar el tratamiento de los quistes, especialmente para las mujeres en edad fértil, cualquier retraso puede costar la infertilidad. La terapia oportuna ayudará a evitar consecuencias graves, y algunas veces la muerte.

    Indicaciones para la cirugía.

    Hay varios tipos diferentes de quistes ováricos. Algunos de ellos (luteal, folicular) están directamente relacionados con cambios en el fondo hormonal de una mujer.

    Los quistes endometrioides son derivados de la capa interna del útero. Se desarrollan en el proceso de proliferación de células endometriales fuera de su cavidad y con frecuencia afectan los tejidos de los ovarios. Estos tipos de tumores se pueden curar o reducir con la ayuda de medicamentos. Pero si han alcanzado un tamaño grande o no son susceptibles a una terapia conservadora, deben ser removidos quirúrgicamente.

    Otros tipos de quistes (dermoides y mucinosos) en principio no son susceptibles de tratamiento conservador, y se recomienda eliminarlos inmediatamente después de la detección. Con la infertilidad, un quiste ovárico se extrae con laparoscopia independientemente de su tamaño, después de lo cual se prescribe la terapia hormonal para restablecer las funciones reproductivas.

    Las indicaciones inmediatas para la extirpación del quiste por laparoscopia son:

    • Quiste grande, que amenaza con la rotura y sangrado interno,
    • quiste de la pierna - la torsión de la neoplasia conduce a complicaciones graves,
    • quiste endometrial,
    • quistes que causan desequilibrio hormonal,
    • Alto riesgo de quiste maligno.

    Las formaciones endometrioides primero se intentan tratar con medicamentos. Si esta terapia es ineficaz, entonces este tipo de quistes, como todos los demás, necesita ser eliminado.

    Contraindicaciones para la laparoscopia

    El método de laparoscopia se considera la opción más benigna de la cirugía. Sin embargo, hay una serie de contraindicaciones para la operación. Estos incluyen:

    • obesidad de alto grado (3-4)
    • Enfermedades purulentas de la piel abdominal, fístula,
    • trastornos pronunciados de la hemostasia,
    • La presencia de adherencias en la cavidad abdominal.
    • enfermedades infecciosas agudas (ARVI, ORZ, gripe),
    • Neoplasias malignas que afectan los genitales.

    Además, la cirugía laparoscópica no se realiza en pacientes que están en estado de shock, que tienen enfermedades crónicas descompensadas y que han sufrido un infarto de miocardio hace menos de seis meses. Además, la laparoscopia no se realiza si existe la sospecha de que un quiste degeneró en un tumor maligno.

    La operación no se prescribe durante el embarazo, y si una mujer se está preparando para la laparoscopia de un quiste ovárico endometrioide, entonces necesita usar métodos anticonceptivos confiables. El condón es preferible, ya que tomar anticonceptivos hormonales debe coordinarse con su médico. Si se ha producido un embarazo, la operación se pospone y se realiza después del nacimiento del bebé.

    Características de la laparoscopia

    La cirugía laparoscópica le permite extirpar un quiste, mientras preserva el tejido ovárico. Se prescribe a pacientes en edad fértil. Después de la menopausia, recurren a otro tipo de cirugía: laparotomía con extirpación completa del ovario. La ventaja de la laparoscopia es que el tiempo de la operación y el riesgo de complicaciones peligrosas en el período postoperatorio se reducen significativamente. Además, la extracción de quistes se realiza a través de pequeñas punciones, por lo que la recuperación del paciente se produce varias veces más rápido.

    Justo antes de la operación, el paciente debe ducharse, afeitarse el vello en el pubis y el perineo, pero no debe aplicar ningún producto para el cuidado de la piel. La anestesia se usa generalmente en general, antes de que el anestesiólogo le informe al paciente, le dice cuánto dura la operación, cuáles son los riesgos y cómo comportarse correctamente en las primeras horas después de la anestesia.

    El paciente se coloca en la mesa de operaciones, cuyo extremo de la cabeza se inclina hacia abajo 30 ° C. Esto es necesario para que los intestinos suban al diafragma y abran el acceso a los ovarios. Después de la inmersión del paciente en anestesia y tratamiento del campo quirúrgico, proceder a la operación.

    El acceso al quiste ovárico es a través de varios pinchazos en la pared abdominal. Se hace una incisión debajo del ombligo: se inserta un videoscopio a través de él, que transmitirá la imagen a la pantalla del monitor. Se hacen dos incisiones más debajo y al lado de la primera: a través de ellas, el cirujano inserta las herramientas con las que extrae el quiste.

    Durante la operación, la cavidad abdominal se llena con dióxido de carbono para proporcionar la mejor visibilidad y espacio para la manipulación. Antes de comenzar la operación, el médico examina cuidadosamente el ovario y el quiste, asegurándose de que no haya necesidad de una laparotomía.

    Объём операции может быть различным – удаление исключительно кисты (преимущественно у женщин репродуктивного возраста), клиновидная резекция (удаление области яичника) и удаление органа целиком. Лапароскопия позволяет выполнить любой из указанных видов операции, но наиболее удобна именно в отношении кистозных образований.

    La extirpación de un quiste en sí no toma más de media hora, después de lo cual se sutura el tejido ovárico. El médico, una vez más, examina cuidadosamente el órgano y las suturas recién aplicadas, se asegura de que no haya sangrado. Después de eso, se extrae el dióxido de carbono, se retiran las herramientas y se colocan puntos en los pinchazos. La salida de la anestesia después de la laparoscopia de quistes ováricos se lleva a cabo inmediatamente en el quirófano.

    Despues de la cirugia

    El período de recuperación comienza inmediatamente después de la finalización de la operación. Después de que la mujer se aleja de la anestesia, hay molestia y dolor en el área operada. Este es un fenómeno absolutamente normal, que se detiene al tomar analgésicos.

    En el período postoperatorio, al paciente se le prescriben antibióticos, que previenen el riesgo de adición de infecciones y complicaciones no deseadas. Para evitar la tromboflebitis, se muestra a algunas mujeres tomando anticoagulantes.

    El reposo en cama se prescribe solo por unas pocas horas, y la noche del mismo día, la paciente ya puede sentarse en la cama, caminar por la sala y visitar el baño por su cuenta. Dado que el gas se bombea hacia la cavidad abdominal durante la laparoscopia, una parte de ella puede permanecer dentro y provocar molestias, especialmente en mujeres delgadas. Para hacer frente a las extremidades doloridas, los hombros y eliminar la hinchazón, debe realizar ejercicios especiales que promuevan la liberación de gas residual. Para ello, acostado en la cama.

    Dentro de las 5 horas posteriores a la intervención, se le permite beber agua y tomar caldos de dieta. El día después de la operación, puedes comer un poco de pan blanco y beber jalea. En los días siguientes, la dieta consiste en alimentos fácilmente digeribles y alimentos ahorradores que no dañan el tracto digestivo (papas viscosas, sopas de puré, chuletas de vapor, albóndigas, huevos revueltos). Las comidas se cocinan al vapor, hervidas, al horno o guisadas. De los platos fritos, grasientos, picantes hay que abandonarlos. También debe excluir dulces, café, té negro, chocolate, helado, alcohol. Las comidas deben ser fraccionarias, en pequeñas porciones hasta 6 veces por día.

    El dolor después de la cirugía generalmente desaparece durante el mismo día. Si persisten durante más tiempo, es necesario realizar un examen exhaustivo, ya que las costuras pueden haber sido infectadas. Un elemento obligatorio del período postoperatorio es el tratamiento de las suturas y la medición de la temperatura corporal.

    En el momento del alta hospitalaria, el paciente hace las siguientes recomendaciones:
    • evitar el esfuerzo físico elevado
    • No levante pesas, no lleve bolsas que pesen más de 3 kg.
    • tomar una ducha en lugar de un baño durante un mes
    • usar ropa interior elástica para prevenir la trombosis,
    • Durante 1,5 meses excluye visitar el baño, sauna o playa,
    • Durante 4 semanas abstenerse de la vida íntima.

    Si la paciente se siente bien, se le da de alta el tercer día después de la operación, el hospital se cierra después de 14 días. En algunos casos, esto puede ocurrir antes si la condición del paciente lo permite. Durante varios meses, la limitación de la actividad física se mantiene.

    Después de la extirpación de un quiste, la aparición del embarazo es posible en el siguiente ciclo, por lo que siempre debe consultar con su médico acerca de los métodos de protección. Si una mujer sueña con ser madre, entonces es posible la concepción después de la eliminación de los quistes funcionales después de la primera menstruación. Si se ha eliminado un quiste endometrioide, primero debe someterse a un tratamiento farmacológico destinado a restablecer el equilibrio hormonal.

    ¿Dónde está la operación?

    La extirpación de los quistes ováricos se puede llevar a cabo en clínicas estatales y comerciales. El procedimiento está incluido en la lista de procedimientos médicos para el CHI, por lo tanto, se lleva a cabo de forma gratuita en los hospitales ginecológicos estatales.

    El costo de la cirugía en los hospitales comerciales puede variar ampliamente, de 15 a 50 mil rublos. Tal rango de precios está influenciado por el nivel de la clínica, las calificaciones de los cirujanos, la clase de equipo utilizado y varios otros matices.

    ¿Qué pasa si no se realiza laparoscopia?

    El quiste ovárico puede ser asintomático durante mucho tiempo sin causar daño al paciente. En la mayoría de los casos, se encuentra al azar, realizando una encuesta en otra ocasión, por ejemplo, al planificar un embarazo. Si el quiste no causa molestias, es posible que no sea necesario extraerlo.

    Pero este no es siempre el caso. Si la paciente estaba asustada por el costo de la laparoscopia del quiste ovárico, y ella rechazó la operación, entonces el quiste, al que se le permitió fluir, podría comenzar a aumentar de tamaño. Un quiste en crecimiento aprieta gradualmente el tejido ovárico, causando que se degrade. Con el tiempo, esto puede causar infertilidad.

    Otro peligro asociado con un quiste es la degeneración maligna. Un quiste grande puede causar un tumor ovárico maligno. En este caso, recurra a la extirpación completa del órgano (o ambos ovarios) y la revisión de la cavidad abdominal. No se habla de la posibilidad de preservar la función reproductiva de una mujer, ya que salvar vidas se convierte en una tarea más importante.

    Conclusión

    La extirpación de un quiste ovárico no es una operación vital, pero a menudo ayuda a preservar la salud y la función reproductiva de una mujer. Si se encuentra un quiste y no es susceptible de tratamiento conservador, es necesario recurrir a la cirugía, ya que en este caso es la forma más confiable de curar.

    Pin
    Send
    Share
    Send
    Send