Ginecologia

La micción frecuente en un niño: buscar la causa y eliminar

Pin
Send
Share
Send
Send


La estructura anatómica y la funcionalidad del cuerpo del niño y del adolescente todavía están en la etapa de formación. Si a medida que su hijo crece, hay cambios en su comportamiento o hábitos, entonces no debe sacar conclusiones apresuradas sobre el deterioro de la salud.

La micción frecuente en un niño puede ser causada por causas naturales, pero es necesario consultar a un médico. Antes de una visita al médico, los padres deben contar el número de visitas de los niños al baño y también preguntarles sobre posibles dolores cuando la vejiga está vacía. La micción frecuente en un niño puede ser un signo de patología.

Indicadores de edad

Claro, debe prestar atención a la micción frecuente en un niño. Si el bebé bebió jugo de frutas de arándanos, sandía o melón saboreado, entonces tal reacción del organismo es bastante esperada. Incluso en ausencia de quejas del bebé ante cualquier sensación de malestar, consulte a un urólogo pediátrico.

La pollakiuria, o el síndrome de vaciamiento frecuente de la vejiga en niños y adolescentes, se desarrolla bajo la influencia de muchos factores negativos. Además de reducir la resistencia del cuerpo a las infecciones, la situación a veces es estresante para la condición patológica.

Esto puede ser un cambio de institución educativa, mudarse a un nuevo lugar de residencia, el divorcio de los padres o la muerte de un familiar cercano. El sistema nervioso del bebé no puede hacer frente a tal carga, y el cuerpo responde a esto por trastornos de la micción.

Para el diagnóstico inicial de una posible enfermedad, el médico necesita saber cuál es el número de vaciados de la vejiga durante el día. Si los indicadores no superan la norma, en ausencia de las quejas de dolor o ardor de un niño, no se proporciona ningún tratamiento adicional. El urólogo pediátrico se centra en estos valores:

  • en los primeros días de vida, el bebé orina 5 veces durante el día,
  • el número de micciones en un niño de hasta 6 meses - 20 veces,
  • por el año en que el bebé orina no más de 15 veces,
  • de un año a tres años, la tasa normal es de 10 micciones por día,
  • de 3 a 6 años - no más de 8 veces,
  • 6 años y mayores - 5 veces.

La hipotermia es una de las razones de la necesidad frecuente de vaciar la vejiga.

La frecuencia de vaciamiento de la vejiga cambia a medida que el niño madura. Esto se debe a la formación gradual de los órganos del sistema urinario. Hasta la adolescencia, el desarrollo de todos los sistemas de la vida. Por ejemplo, los brotes humanos se forman a lo largo de varios años.

Estos órganos pareados realizan funciones esenciales:

  • Mantener un óptimo balance de minerales y fluidos biológicos.
  • eliminar los productos metabólicos, compuestos tóxicos, escorias del torrente sanguíneo,
  • responder a la acumulación de glucosa en el cuerpo,
  • estabilizar la presión arterial.

El crecimiento activo del niño, las cargas excesivas y los cambios naturales en los elementos estructurales de los riñones afectan su funcionamiento. En primer lugar, esto se refleja en un aumento en el número de micciones.

Una pequeña desviación de la norma no debe causar ansiedad. Los padres no necesitan contar constantemente el número de visitas al niño del baño y comparar los valores obtenidos con los de ayer. Si hoy el niño a menudo se sienta en la olla, entonces esto no es motivo de preocupación. Tal vez él y su padre montaron un trineo en un tobogán o bebieron mucha deliciosa limonada con una abuela en un café.

Causas naturales

La pollakiuria, que surgió bajo la influencia de factores naturales, se llama fisiológica. Como regla general, tal condición no requiere intervención médica. El número de vacíos de vejiga en un niño se puede corregir cambiando la dieta o reduciendo la actividad motora. La micción frecuente en niños sin dolor ocurre por las siguientes razones:

  • Gran cantidad de fluido. La reacción del cuerpo del bebé a una cantidad significativa de líquido consumido es bastante predecible: cuanto más jugo, agua o limonada hay en la dieta, más a menudo pide una olla. Pero tal motivo para la micción frecuente debería alertar a los padres si el niño constantemente pide beber, se queja de sed. Esto debería ser una señal para visitar al endocrinólogo para excluir las violaciones de las glándulas endocrinas.
  • Medicamentos diuréticos. Si el niño comenzó a orinar con frecuencia durante el tratamiento de alguna enfermedad, los padres deben leer cuidadosamente la anotación adjunta. Los ingredientes activos de muchos fármacos tienen propiedades diuréticas débiles o pronunciadas. El bebé tendrá menos probabilidades de ir al baño inmediatamente después de la recuperación,
  • Productos con acción diurética. Los niños a menudo orinan cuando consumen bayas ácidas (arándanos rojos, arándanos, grosellas negras), pepinos, sandías y bebidas de frutas. La composición de muchas preparaciones de hierbas para bebés incluye escaramujos y manzanilla farmacéutica. Estos medicamentos tienen un efecto diurético, por lo que es mejor no usarlos antes de acostarse,
  • Comidas picantes y saladas. A medida que el niño crece, los alimentos preparados con la adición de pimienta, cúrcuma o comino aparecen en la dieta del niño. El pescado o la carne ahumados, las nueces saladas y el queso causan mucha sed y la necesidad frecuente de vaciar la vejiga. El volumen del líquido usado aumenta - se vuelve frecuente y una micción,
  • hipotermia Las largas caminatas o el estar en una habitación fría provocan espasmos reflejos de los vasos renales. La filtración de la orina y su eliminación del cuerpo se acelera. La frecuencia de la micción disminuye inmediatamente después de calentar al bebé,
  • Mayor actividad motora. La emoción experimentada en el proceso de los juegos lleva a la liberación de adrenalina en el torrente sanguíneo. Esta hormona aumenta la presión, hace que el corazón late más rápido. En el cuerpo del niño, el metabolismo aumenta, lo que hace que los riñones aumenten la cantidad de filtración de la sangre y excreten mucha orina.
  • estrés emocional. Un ambiente hostil en el jardín de infantes, la escuela, la familia puede provocar trastornos de la micción. Los adultos deben encontrar un acercamiento al niño, hablar con él sobre lo que está sucediendo, ayudar a eliminar los factores negativos de la vida. Si el bebé está cerrado en sí mismo y no responde a los intentos de los adultos para resolver la situación, entonces los padres y el bebé necesitan una consulta psicológica.

La pollakiuria de origen fisiológico es temporal. Después de eliminar el factor provocador de la vida del niño, la frecuencia de la micción vuelve a la normalidad. Pero los padres deben ser alertados por otros cambios que han surgido en el contexto de la pollakuria.

El aumento de la temperatura y la micción frecuente en un niño sirven como una señal para consultar a un médico

Causas patologicas

La micción frecuente, acompañada de sed, cólicos dolorosos en la parte inferior del abdomen o decoloración y olor a orina, son motivo de preocupación. No posponga la visita al médico para estudios de diagnóstico.

Cuanto antes comience el tratamiento, menos complicaciones surgirán y la recuperación será más rápida. Hay muchas enfermedades que contribuyen a la violación de la micción en un niño. El vaciamiento frecuente de la vejiga es uno de los principales síntomas de la patología.

Diabetes de azúcar y no azúcar.

A pesar del nombre similar, el mecanismo de desarrollo de estas patologías es diferente. Pero están unidos por un síntoma común: la micción frecuente. La causa de la diabetes, la etiología del azúcar se convierte en una alteración del sistema endocrino del niño.

Debido al contenido insuficiente de insulina, aumenta la concentración de glucosa en el torrente sanguíneo. La enfermedad se caracteriza por un curso crónico, un trastorno metabólico de las grasas, proteínas y carbohidratos, un cambio en el equilibrio de sal y agua.

Los padres deben prestar atención a cambiar el régimen de consumo del bebé. También los síntomas de la diabetes incluyen:

  • aumento del apetito
  • pérdida de peso
  • piel seca

La micción frecuente provoca deshidratación persistente del cuerpo del niño, que debe eliminarse con la ayuda de preparaciones farmacológicas. De lo contrario, después de unos pocos meses, se formarán focos inflamatorios en la piel, aparecerán ampollas con contenido purulento. Un rasgo característico de la patología endocrina es la comezón insoportable.

La diabetes de origen no azucarero se desarrolla debido a una disminución en la actividad funcional de la hipófisis o el hipotálamo. Estas partes del cerebro son responsables de producir vasopresina. La hormona participa en la regulación de la reabsorción de líquidos durante la filtración de la sangre por los riñones.

El contenido insuficiente en el cuerpo de sustancias biológicamente activas conduce a un aumento en el volumen de orina excretada. Esta patología se refiere a enfermedades raramente diagnosticadas, requiere corrección urgente de los niveles hormonales. Los síntomas de la diabetes insípida son similares a los signos del azúcar.

Enfermedades del sistema urinario

La micción frecuente y dolorosa sin cambiar el régimen de consumo del bebé puede servir como síntomas de la penetración de microorganismos patógenos en los órganos del sistema urinario. Es necesario preguntarle al niño qué siente al vaciar su vejiga, si le duele el estómago. Los padres deben prestar atención al volumen de orina, su color y olor.

La hipotermia es a menudo la causa de la cistitis aguda. La enfermedad a menudo se desarrolla en las niñas debido a la naturaleza de la estructura anatómica (uretra ancha y corta). En los niños, la cistitis se acompaña de uretritis, un proceso inflamatorio en la uretra.

Los siguientes síntomas son característicos de la condición patológica:

  • Hay calambres, ardor durante el vaciado de la vejiga,
  • Hay dolorosos calambres en la parte baja del abdomen,
  • la temperatura sube
  • El color de los cambios en la orina, un precipitado en forma de escamas o coágulos de sangre se encuentra en ella.

La inflamación de los órganos urinarios en un recién nacido es difícil de determinar para los padres. Debe prestar atención al llanto constante, falta de apetito, pérdida de peso. El síntoma de cistitis en los bebés se convierte en estreñimiento.

Enfermedades respiratorias

El SARS o la gripe se desarrollan en el cuerpo del niño después de la exposición a microbios dañinos en el tracto respiratorio superior e inferior. Formados en los bronquios o bronquiolos, los focos infecciosos se denominan primarios. La inmunidad debilitada del bebé a veces causa la propagación de virus y bacterias, la aparición de focos secundarios en los órganos del sistema urinario.

Las sustancias producidas durante la vida de los microorganismos provocan intoxicación. Al vómito infantil, aumenta la sudoración. En el contexto de la pérdida de líquidos, la micción se vuelve más frecuente, especialmente en la noche, pero la cantidad de orina secretada es muy pequeña.

Con los resfriados en los niños, una condición patológica muy peligrosa puede exacerbarse: disfunción de vejiga neurogénica. Es causada por el desarrollo deficiente de ciertos órganos del sistema nervioso, que son responsables de filtrar la sangre y extraer la orina. Vaciar la vejiga no se acompaña de dolor, no hay proceso inflamatorio en los riñones, la uretra o el canal urinario. La enfermedad debe tratarse rápidamente, de lo contrario, el bebé desarrolla enuresis, incontinencia urinaria y fugas.

Síndrome día micción frecuente en niños.

A cierta edad, el niño (con menos frecuencia la niña) aumenta repentinamente el número de micciones. Un niño puede visitar el baño cada 20-25 minutos sin sentir dolor, quemarse o cortarse. Esta condición generalmente se desarrolla en niños de 4 a 6 años de edad, cuando el bebé ya sabe cómo controlar su vejiga.

Causas de la micción frecuente en los niños: lombrices, en la mayoría de los casos, lombrices intestinales.

Los pediatras experimentados conocen estas características del cuerpo de los bebés y siempre escriben la dirección para colocar las heces en la invasión helmíntica. Después del tratamiento con fármacos antihelmínticos junto con gusanos parásitos, desaparece la alteración urinaria.

El factor provocador de la pollakiuria es una situación estresante. Pero el urólogo pediátrico aún realiza el diagnóstico para detectar el foco inflamatorio en una de las secciones del sistema urinario. El bebé necesitará orinar y el médico comprobará si la vejiga está completamente vacía. El tratamiento del síndrome de micción frecuente durante el día en niños se basa en la eliminación de la causa de la patología. En algunos casos, es suficiente visitar al psicólogo infantil varias veces.

El análisis de la orina ayudará a determinar la causa de la micción frecuente.

Diagnósticos

La micción frecuente en los niños puede ser una señal de desarrollo de enfermedades, por lo que el urólogo pediátrico realiza un diagnóstico exhaustivo. El médico examinará al niño, entrevistará a los padres, examinará la enfermedad en la historia. Asegúrese de realizar pruebas de laboratorio de orina y sangre. Establecer un diagnóstico preliminar es posible en la etapa de estudio de los resultados de las pruebas:

  • orina: un aumento de la concentración de proteínas, ácido úrico y sus compuestos, leucocitos indica un proceso inflamatorio en uno de los órganos del sistema urinario,
  • Sangre: bajo nivel de hemoglobina, un pequeño número de plaquetas indica un deterioro general en la salud del bebé.

Los asistentes de laboratorio plantarán una muestra biológica en un medio nutriente para determinar el tipo de agente patógeno de la cistitis, glomerulonefritis, pielonefritis en niños y niñas. De esta manera, también se determina la sensibilidad de los virus y las bacterias a los antimicrobianos. A veces, se recomienda a un urólogo que recolecte orina diaria para determinar la localización del foco infeccioso.

Para la diferenciación de patologías, los niños realizan estudios instrumentales de los órganos pélvicos:

  • tomografía computarizada
  • rayos x
  • cistoscopia
  • ultrasonido
  • resonancia magnética.

Estos procedimientos de examen se prescriben para niños dependiendo de la edad. La RMN y la TC no se pueden realizar a un recién nacido o niño pequeño. Los niños y las niñas no pueden permanecer quietos durante el procedimiento. Los diagnósticos le permiten detectar rápidamente la patología y comenzar su tratamiento en una etapa temprana, cuando las células y los tejidos aún no han sufrido cambios irreversibles.

Una dieta equilibrada es una parte importante del tratamiento integral.

Si los padres notan un aumento en la micción en un adolescente o un niño, debe hacer una cita de inmediato con un pediatra. Antes de visitar al médico, no debe administrar antibióticos o antimicrobianos a su hijo, ya que esto tendrá un efecto negativo en los resultados de la prueba, lo que los hace poco confiables. Después del examen y el diagnóstico, el pediatra escribirá una referencia a especialistas más limitados para terapia:

  • nefrólogo - con patologías renales,
  • urólogo - con inflamación de las paredes de la vejiga o los conductos urinarios,
  • endocrinólogo: si detecta azúcar y diabetes insípidas, o si sospecha una violación de las glándulas suprarrenales,
  • un neurólogo, si la causa de la micción frecuente era una situación estresante.

Las enfermedades como la diabetes, la disminución o el aumento de la producción de hormonas suprarrenales, necesitan trabajar juntas un endocrinólogo y un nefrólogo. Para evitar la aparición de micción frecuente, los padres deben controlar el cumplimiento de las normas de higiene personal por parte del niño, tratar de evitar la hipotermia durante los juegos y las caminatas.

Sin embargo, si ha aparecido un síntoma negativo de numerosas enfermedades, no debe tratar al niño de forma independiente con calentadores de agua o antibióticos comprados en la farmacia más cercana. Tal "terapia" provoca serias complicaciones, no permitirá diagnosticar el proceso patológico de manera oportuna.

Normas de edad

La frecuencia de la micción en los niños cambia gradualmente con la edad, esto se debe al hecho de que los riñones del recién nacido no están completamente desarrollados, su maduración dura varios años de vida.

Este órgano pareado es responsable de varias funciones importantes: mantener un equilibrio óptimo de minerales y líquidos, excreción de productos metabólicos, descomposición de compuestos químicos (por ejemplo, medicamentos) del sistema circulatorio, formación de glucosa durante los períodos de ayuno, estabilización de la presión arterial.

Debido a las cargas constantes, el crecimiento activo y el desarrollo de los riñones, el cuadro clínico del trabajo conjunto de todos los órganos y sistemas puede ser perturbado fácilmente incluso por cambios menores.

Generalmente, la frecuencia de micción en los niños varía dentro de los límites especificados:

  • Durante los primeros 5 a 7 días de vida, el bebé orinará entre 4 y 5 veces al día.
  • Hasta medio año, estos valores aumentarán a 15-20 veces.
  • A la edad de 6 a 12 meses, la frecuencia de vaciado de la vejiga comenzará a disminuir hasta 15 veces.
  • De 1 a 3 años: la tasa de micción 10 veces al día.
  • De 3 a 6 años - 6-8 veces.
  • De 6 a 9 años - 5-6 veces.
  • A partir de 9 años o más, no más de 5 a 6 veces al día.

Las pequeñas desviaciones de los estándares no deben ser motivo de preocupación. Si todo estuvo bien ayer, y hoy el bebé está a menudo en el baño, es necesario, en primer lugar, evaluar objetivamente las condiciones climáticas y la dieta. Tal vez la sed sea causada por el calor del verano, alimentos salados o picantes, una gran cantidad de frutas y bayas jugosas que se comen.

La micción frecuente en los niños por la noche puede ser causada por la diabetes insípida, lesión de la médula espinal, debilidad de las paredes de la vejiga. Si el número de vaciado diario de la vejiga ha aumentado, pero el proceso es indoloro, el niño duerme bien por la noche, la temperatura corporal está dentro de los límites normales y no hay síntomas asociados, esto indica un aumento de la excitabilidad nerviosa.

Para confirmar un posible diagnóstico, es necesario visitar al pediatra y orinar para investigar. La pollakiuria por estrés es menos peligrosa que las enfermedades inflamatorias del sistema urinario, no siempre requiere tratamiento médico, en algunos casos es suficiente para mostrar más atención al bebé, rodeado de amor y cuidado.

Enfermedades endocrinas

Las patologías endocrinas a menudo causan diabetes de azúcar y formas sin azúcar. Al mismo tiempo, la glucosa que se ha ingerido con los alimentos, en lugar de ser absorbida, se acumula en la sangre.

Los síntomas más frecuentes son sed constante, aumento del apetito y pérdida de peso simultánea. Las funciones protectoras y restauradoras del cuerpo se debilitan, puede conducir a lesiones pustulares e inflamatorias de la piel (furunculosis, foliculitis), ojos (blefaritis, conjuntivitis).

La terapia con insulina se usa para tratar la enfermedad subyacente.

Enfermedades infecciosas

Si el aumento en la frecuencia de la micción en los niños va en el contexto de la aparición de tos, secreción nasal, somnolencia, esto indica una forma infecciosa de la enfermedad. El tratamiento se prescribe solo después de tomar un historial y depende de las manifestaciones clínicas de la enfermedad.

En caso de condiciones neuróticas y estresantes, no solo se pueden violar las normas diarias de excreción de orina, sino también los trastornos nocturnos, hasta la enuresis. En esta condición, el nivel de adrenalina en la sangre aumenta significativamente, lo que conduce a un aumento en la cantidad de líquido producido por el cuerpo. La orina se excreta con frecuencia, pero en porciones escasas, debido a la excitabilidad patológica de la vejiga. Leer más sobre la enuresis →

Si el niño ha alcanzado la edad de 4 años y repentinamente no puede controlar el proceso, no tiene tiempo para alcanzar la olla, este es un síntoma vívido de conflicto interno o trastornos del desarrollo mental. Después de resolver el problema, todas las apariencias desaparecerán. Para el tratamiento de la pollakiuria neurótica, se utilizan preparaciones de un espectro de acción sedante, a veces junto con métodos alternativos.

Ingesta de medicación

El uso de ciertos medicamentos también tiene el efecto de aumentar la micción. En primer lugar, estos son diuréticos, cuya tarea principal es eliminar el exceso de líquido de los órganos internos.

En otros medicamentos, el efecto diurético puede no ser el principal, sino los efectos secundarios, por ejemplo, los medicamentos antieméticos o antialérgicos. Antes de comenzar el tratamiento, debe familiarizarse con las instrucciones de uso, prestando especial atención a las posibles contraindicaciones y efectos secundarios.

Prevención

Para evitar la micción frecuente en un niño y sus posibles consecuencias es bastante simple, solo necesita:

  • seguir las reglas de higiene personal,
  • No permita la hipotermia del cuerpo: nadar en agua excesivamente fría, sentarse sobre tierra húmeda o piedras frías, concreto,
  • regularmente someterse a un examen de rutina en el pediatra del distrito,
  • comer bien

Desde una edad muy temprana, la nutrición adecuada y el cumplimiento con el régimen de bebida juegan un papel importante en la prevención de los trastornos de la vejiga. La lactancia materna a largo plazo reduce significativamente la probabilidad de disbiosis y aumenta la inmunidad local, y el nivel de inmunoglobulina A en la orina aumenta, lo que indica un alto grado de protección del sistema urinario contra la infección.

Durante el período de crecimiento activo del niño, una dieta balanceada rica en vitaminas y minerales beneficiosos estimula y apoya activamente el sistema inmunológico, ayudando a proteger el cuerpo de las influencias externas de microbios y bacterias dañinas.

Las causas de la micción frecuente en los niños pueden ser diferentes, por lo que es imposible de entender sin la ayuda de un especialista calificado. Solo el médico sabe cómo recopilar la historia, cómo prescribir el tratamiento en cada caso individual.

Tomar medicamentos (especialmente antibióticos) puede "silenciar" temporalmente los síntomas perturbadores, mientras que la enfermedad continuará socavando silenciosamente la salud del bebé.

Debe recordarse que la micción frecuente puede ser un signo terrible de una enfermedad grave. No es necesario arriesgar la salud del bebé, ya que cuanto antes se diagnostique la enfermedad, más rápido y más eficaz será el tratamiento que se le recetará y la demora puede ser demasiado costosa.

Autora: Julia Prokofieva, doctora.
específicamente para Mama66.ru

Señales y síntomas a los que vale la pena prestar atención si el niño orina con frecuencia

Los padres atentos notarán signos de problemas en el niño, que pueden manifestarse en lo siguiente:

  • ansiedad, trastornos del sueño, pérdida de apetito,
  • la sed
  • fiebre
  • hinchazón en la cara, rastros de calcetines de goma en las piernas,
  • cambios en las características de calidad de la orina (turbidez, sedimento, olor desagradable, mezcla de "arena" o sangre),
  • Enrojecimiento de la vulva de la niña, aumento del flujo vaginal,
  • Enrojecimiento de la cabeza del glande del pene en un niño, placa purulenta, excreciones de la uretra de carácter patológico.

Un niño mayor le dirá sobre el dolor en la parte inferior del abdomen o en la región lumbar y el dolor al orinar.

Algunos niños comienzan a evitar la olla, y el proceso de orinar se acompaña de llanto.

De todos modos Si se encuentran síntomas, debe recolectar orina para su análisis y consultar a su pediatra para que le aconseje. Aumento de la temperatura hasta 38 -39 grados C, escalofríos, letargo, apatía, una razón para llamar a una ambulancia.

Qué hacer si un niño orina con frecuencia sin dolor o con dolor

Incluso si no hay dolor, la temperatura es normal y el estado general de salud no sufre, es necesario someterse a un examen, que incluye lo siguiente:

Si no hay cambios patológicos, uno puede observar el estado en dinámica. Además, es posible que necesite consultar a un neurólogo.

Si el niño a menudo orina durante la noche, es necesario excluir la diabetes insípida, trastornos neurológicos asociados con el miedo, la ansiedad y la lesión de la médula espinal..

La micción frecuente en pequeñas porciones puede estar en el fondo del aumento de la adrenalina, una hormona del estrés. Esto es característico del estado de sobreestimulación. Después de la normalización del estado nervioso, el síntoma pasa por sí solo.

Cambios en el análisis general de la orina en un niño: qué son y qué dicen

El aumento de leucocitos, proteínas en la orina, la presencia de bacterias, glóbulos rojos es típico de cistitis, pielonefritis, uretritis. Si hay enrojecimiento de los órganos genitales externos, la primera porción de orina se alterará patológicamente. En este caso, se excluye al niño vulvovaginitis (niñas) y balanopostitis (niños).

A veces no se permite que un niño sea vacunado, sospechando una infección del tracto urinario debido a pruebas de orina "malas" y una prueba de Nechyporenko. Para resolver la situación, puede examinar el frotis en la microflora y los leucocitos tomados del vestíbulo de la vagina o del glande del pene. Después del tratamiento local y la normalización de los procedimientos higiénicos, las pruebas de orina vuelven a la normalidad.

El aumento de proteínas y la aparición de sangre en un niño pueden indicar formación de piedra. Al unirse pielonefritis secundaria, leucocitos y bacterias aparecerán en la orina.

Para confirmar la patología, se realiza una ecografía de los riñones y vejiga, urografía excretora. La capacidad funcional de los riñones se aclara con la ayuda de los análisis de urea en sangre y creatinina y la gammagrafía con radioisótopos de los riñones.

Cuando hay bacteriuria en un niño, es imperativo pasar un análisis de orina para determinar la flora y la sensibilidad a los antibióticos.

Aquí es importante identificar las causas de la uronefrolitiasis o la pielonefritis. Las anomalías del desarrollo del tracto urinario superior a menudo se diagnostican, como estrechamiento del segmento pélvico-uretérico, vasos renales accesorios con una curva del uréter a través de ellas, estenosis (contracciones), válvulas adicionales, reflujos y otras patologías.

De acuerdo con las indicaciones, si se sospechan anomalías del desarrollo del uréter terminal o de la estructura de la vejiga, pueden realizarse una cistoscopia. Los cistoscopios pediátricos están especialmente adaptados para pacientes pequeños.

Presencia de cilindros, proteínas, eritrocitos en la orina, con o sin edema, la fiebre implica la exclusión del diagnóstico. glomerulonefritis. En este caso, el niño es hospitalizado para un examen y tratamiento en el departamento de nefrología. Un nefrólogo puede diagnosticar una amplia variedad de enfermedades renales asociadas con patologías genéticas, que también registran los cambios en la orina de un niño.

Adicionalmente, excluir. tuberculosis urinariaEn el curso recurrente de infecciones del tracto urinario, el examen realizado por un especialista en fisiología está fundamentado.

¿Por qué el niño a menudo orina durante el día?

Fuera de un proceso infeccioso inflamatorio confirmado, la causa de la micción frecuente en un niño puede ser el estrés emocional.

Instar al baño a molestar cada 15 - 20 minutos.

Los médicos llaman a esta condición "pollakiuria" o el síndrome de la micción aumentada durante el día en los niños.

Los niños son más propensos a este trastorno.

Se concede gran importancia al hecho de los traumas psicoemocionales o cualquier evento anterior que haya cambiado el estilo de vida habitual del niño, por ejemplo, ir a la escuela.

Esto se debe a las características del carácter del bebé, entre las que destacan la ansiedad, la desconfianza, el llanto.

Un buen efecto lo proporcionan las clases con un psicólogo, el modo correcto del día, caminar al aire libre, practicar deportes..

Complicaciones y efectos de la micción frecuente en niños.

Los procesos inflamatorios en el tracto urogenital, el rechazo del examen y el tratamiento pueden conducir al desarrollo de insuficiencia renal crónica. Es importante recordar que cuanto antes se realice el diagnóstico y se realice el tratamiento, incluida la corrección quirúrgica, habrá más posibilidades de una vida completa en un paciente pequeño.

Micción frecuente en un niño: tratamiento

El régimen de tratamiento correcto es seleccionado por el médico en cada caso específico individualmente, dependiendo de las razones y de la base del examen realizado. Considerada la edad del niño y las comorbilidades.

En los procesos inflamatorios que no están asociados con anomalías en el desarrollo del tracto urinario, se recetan medicamentos antibacterianos, teniendo en cuenta la sensibilidad al patógeno.

Los antibióticos de cefalosporina y las penicilinas protegidas son más comúnmente utilizados. Desde uroseptikov en la práctica pediátrica prescriben ácido pipemidinovuyu y nitroxolina (Palin, Pimidel, 5 - NOK).

De acuerdo a las indicaciones realizadas, se realizará cirugía: abierta o endoscópica.

Indicaciones para el tratamiento quirúrgico: todas las enfermedades del tracto urogenital, que conducen a la violación de la salida de orina:

  • Restricciones de LMS,
  • anomalías de desarrollo,
  • estenosis
  • Bloqueo ureteral de piedras, etc.

Los niños con tendencia a la formación de sal deben tomar agua limpia, además de leche, sopa y compotas. También es necesario investigar la composición de sal de la orina, es necesario para la preparación adecuada de la dieta.

Como ayuda, se utiliza la fitoterapia: tratamiento con decocción de plantas con propiedades antiinflamatorias y diuréticas. Honorarios de hierbas mejor comprar en la farmacia. Las siguientes plantas que son útiles para el paciente de urología o nefrología (no amargas) servirán:

Para un niño mayor de un año, puede comprar una forma ya hecha, por ejemplo, Canephron, Fitolisina.

El jugo de arándano será útil como antimicrobiano y diurético, siempre que el niño no tenga tendencia a la diátesis.

Además, al orinar con frecuencia en el contexto del proceso inflamatorio en el tracto urinario, es necesario excluir los platos que aumentan las propiedades irritantes de la orina: carnes picantes, ácidas, saladas, ahumadas, caldos ricos.

Si la causa de la micción frecuente en los niños es vulvovaginitis o balanopostitis, comience con un tratamiento local. Use bandejas con una decocción de caléndula, salvia, manzanilla o con una solución rosa débil de permanganato de potasio.

La irrigación se puede hacer con clorhexidina líquida o dioxidina.

Cuando la candidiasis en niños (infección por hongos) facilita la condición de las lociones de soda. Si la medida no tuvo éxito, el pediatra seleccionará el agente antifúngico apropiado.

El azúcar y la diabetes insípida involucran el tratamiento por un endocrinólogo.

Si la causa de la micción frecuente es causada por problemas neurológicos, el neurólogo se ocupa del niño. Además, se utilizan medicamentos que mejoran el suministro de sangre al cerebro, sedantes y multivitaminas.

Con la glomerulonefritis aguda, el tratamiento se lleva a cabo en un hospital, el esquema se selecciona según la forma de la enfermedad.

Mishina Victoria, uróloga, crítica médica.

5,818 vistas totales, 7 vistas hoy.

¿Cómo funcionan los riñones de los niños?

Los riñones son una parte importante del sistema urinario humano. Sirven como un filtro natural que ayuda a eliminar todas las sustancias innecesarias y dañinas para el cuerpo. Para que este sistema funcione sin fallas, es muy importante observar el equilibrio interno y controlar los procesos metabólicos en el cuerpo. Solo con una síntesis bien coordinada de los riñones se llevará a cabo al nivel adecuado.

La eficiencia de los riñones está garantizada por su tamaño, es decir, el tamaño de la superficie filtrante de los riñones. En un recién nacido, el tamaño de una superficie dada es 5 veces menor que lo necesario, en proporción al tamaño de todo el cuerpo. Solo a la edad de 2 años, el tamaño del riñón aumenta ligeramente y puede llevar a cabo algún tipo de filtración de sustancias que el cuerpo no necesita, eliminándolas junto con la orina. El tamaño de los riñones aumenta a 15 años.

Si un niño a una edad temprana consume una gran cantidad de alimentos poco saludables (papas fritas, galletas saladas, comidas picantes y saladas, salsas, bebidas carbonatadas), existe una hiperactividad de los riñones, que simplemente no hacen frente al procesamiento de tal cantidad de sustancias nocivas. Así, la micción también se vuelve frecuente.

Esto es absolutamente normal, pero con la sobrecarga constante de este órgano, pueden ocurrir varias patologías, aparecen desviaciones significativas de la norma. En algunos casos, los médicos diagnostican insuficiencia renal.

Micción normal en los niños

Absolutamente todos los padres están interesados ​​en la pregunta de cuántas veces y con qué frecuencia debe orinar un bebé en condiciones normales. El control de la orina en los niños se forma en proporción al desarrollo del sistema nervioso. Hay varias etapas de la formación de la micción en los niños:

  1. Infantil. Después del nacimiento del niño, en sus primeros meses, el proceso de micción es absolutamente reflejo. El vaciamiento ocurre tan pronto como la vejiga está llena. Una cantidad normal es de 20 a 25 vacíos.
  2. Inmaduro. A la edad de 1 a 3 años, el sistema nervioso comienza a transmitir información sobre la acumulación de orina en el cerebro. El bebé aprende gradualmente a controlar el proceso de la micción. Durante el día, el niño puede orinar hasta 12 veces.
  3. Madura. En niños mayores de 5 años, la urea aumenta y puede contener volúmenes relativamente grandes de orina. El proceso de micción ya está controlado y su tasa de frecuencia se reduce significativamente a 7 veces por día.
  4. Miccion madurae. A la edad de 7-8 años, los niños controlan completamente el vaciado de la vejiga, sienten todos los impulsos y son capaces de aguantar. El número de viajes al baño se reduce a 5 veces.

Pollakiuria fisiológica

Con varios tipos de trastornos del sistema urogenital, el síntoma más común es la pollakiuria, un rasgo característico de los cuales es el aumento de la necesidad de orinar. Con el funcionamiento normal de todos los sistemas del cuerpo y la ingesta proporcional de líquidos, una persona va al baño en promedio hasta 8 veces al día.

Para un movimiento intestinal, se liberan alrededor de 200 ml de líquido, a veces más. La pollakiuria fisiológica es un fenómeno absolutamente normal asociado con la ingesta excesiva de líquidos. Si un bebé bebe mucho, lleva un estilo de vida activo, come frutas y verduras (frutas cítricas, sandía, melón, tomates, pepinos) en grandes cantidades, entonces el aumento de la necesidad estará plenamente justificado.

Signos que indiquen la presencia de la enfermedad.

No será difícil para los padres atentos comprender que algo está mal con su bebé. Desafortunadamente, debido a la edad, el niño no puede describir claramente los síntomas, hablar sobre su salud. Entre los signos que indican la presencia de enfermedades del sistema urinario en niños se incluyen:

  • micción frecuente,
  • incontinencia urinaria
  • fiebre
  • debilidad, fatiga, somnolencia, cambios de humor,
  • irritabilidad, trastornos del sueño.

Cualquier cambio en el sistema urinario no pasa sin dejar rastro. Como norma, estos trastornos están acompañados por una cierta sintomatología, que es particularmente pronunciada en los niños. Algunos de estos síntomas incluyen:

  1. Prurito, ardor y dolor al orinar.
  2. Dolores prolongados que se producen después del vaciado.
  3. Учащенное мочеиспускание.
  4. Enuresis
  5. Desbordando la vejiga, que forma una alta presión en los órganos pélvicos. Esto sucede como resultado de una negativa consciente a ir al baño, porque el bebé experimenta un dolor intenso en el proceso.
  6. La orina se vuelve naranja brillante o marrón. Esto se debe a problemas renales. También en la orina se pueden observar sedimentos en forma de copos amarillos.
  7. En los procesos inflamatorios severos, la sangre y el pus se secretan junto con la orina.

Pruebas de inflamación del tracto urinario.

Para establecer un diagnóstico preciso de las enfermedades del sistema genitourinario, realice una serie de estudios, que incluyen:

  • examen ginecológico general, urológico de los órganos genitales,
  • prueba bioquímica de sangre,
  • Cultivo de orina y sus impurezas, que determinan la presencia de infección e inflamación.
  • un frotis de tejidos mucosos de los órganos genitales,
  • Ultrasonido o fluoroscopia por sospecha de patología de órganos internos,
  • investigación adicional - cistoscopia.

Patología del riñón, urea y uretra.

La enfermedad renal más común en los niños es la pielonefritis. Este es un proceso inflamatorio que afecta la pelvis renal, el cáliz y los órganos internos del órgano. La patología se observa con mayor frecuencia en niños menores de 7 años. El principal síntoma de esta enfermedad es la micción frecuente y la fiebre.

Además, los niños a menudo tienen cálculos renales. Bajo la influencia de ciertos factores, se forman cálculos de diversos tamaños y orígenes en los riñones. El curso crónico de tales enfermedades conduce a insuficiencia renal, incluso aguda.

Los riñones no son capaces de filtrarse y todas las toxinas ingresan al torrente sanguíneo, envenenando el cuerpo. En los niños, hay letargo, náuseas, vómitos, pérdida de apetito.

Si hablamos de las patologías de la urea y la uretra, vale la pena destacar enfermedades como la cistitis y la uretritis. En la cistitis, se producen modificaciones de la estructura de la urea, que conducen a la micción frecuente. El agente causante de la cistitis es una infección que afecta a la vejiga. La E. coli, diagnosticada en el 60% de los bebés, conduce al desarrollo de dicha infección.

La uretritis es una enfermedad secundaria que se desarrolla como un síntoma de la principal. La uretritis es una irritación de la membrana mucosa de la uretra causada por diversas lesiones mecánicas (salida de cálculos, daño de la mucosa con examen ginecológico frecuente, hipotermia). Los primeros signos de enfermedad son las ganas frecuentes de orinar, así como el dolor y la picazón en los genitales.

Disfunción neurogénica vesical por tipo hiperreflejo.

En medicina, existe un nombre simplificado para esta patología: la vejiga neurogénica. La enfermedad es bastante común y ocurre en el 10% de los casos de problemas de micción. La patología es causada por una violación de la regulación nerviosa del proceso de micción.

La razón puede ser cualquier violación en el trabajo del sistema nervioso central, como resultado de lesiones, enfermedades degenerativas, patología de los órganos urinarios. El urinario neurogénico se caracteriza por un control problemático de la micción refleja, así como por la ausencia de una sensación de plenitud en la vejiga.

Patología del sistema endocrino en niños.

También puede dar lugar a una mayor necesidad de orinar. El grupo principal incluye el desarrollo sexual tardío, que ya se diagnostica a la edad de 7 años. El subdesarrollo de los órganos genitales se está convirtiendo en una causa frecuente de diversas anomalías del sistema urinario.

Otra causa de la micción deficiente es un exceso de azúcar en la sangre, así como la diabetes. Se produce deshidratación del cuerpo y se produce una hiperfunción de las glándulas suprarrenales, la orina no tiene color.

Patología del sistema nervioso central.

Afecta a casi todos los procesos fisiológicos, incluida la micción. El daño en el SNC puede ocurrir incluso en el útero, así como en las primeras etapas del desarrollo de la descendencia (hasta un año) y después de sufrir lesiones graves. Si hablamos específicamente sobre el sistema urinario, entonces estamos hablando de una violación del tono muscular como resultado de la inestabilidad del sistema nervioso.

El niño pierde el control de los músculos de los órganos pélvicos, lo que conduce a la deformación de los órganos internos, hay un apretón de la urea, lo que conduce a frecuentes impulsos para aliviarse.

Apretar la vejiga

Ocurre con un aumento de la presión interna en la región de los órganos pélvicos. La razón de esto puede ser una variedad de enfermedades inflamatorias de los órganos internos, quistes, diversas neoplasias.

La causa más común de congestión en los niños es una hernia. También puede ser causada por diarrea, distensión abdominal, cólicos, urticaria. Cuando se comprime, el volumen de la urea se reduce significativamente, lo que conduce a urgencias frecuentes.

Neurosis y trastornos psicosomáticos.

Este grupo de trastornos mentales es un factor importante en el desarrollo de la enuresis: orinarse en la cama. Los niños que sufren de psicosis, neurosis, histeria y neurastenia duermen en una fase excesivamente profunda, en la cual no se genera ninguna señal al cerebro sobre la acumulación de orina. La urea desbordada está vacía espontáneamente.

¿Qué hacer si el bebé tiene micción frecuente?

El tratamiento de la micción frecuente en los niños depende completamente de la causa raíz de su formación y se realiza estrictamente hasta el diagnóstico establecido. Una amplia gama de medicamentos le permite elegir los mejores medicamentos para el tratamiento de una enfermedad en particular:

  1. Si se ha producido una inflamación del tracto urinario, se usan antibióticos y medicamentos antiinflamatorios no esteroides.
  2. La incontinencia debida a la diabetes está regulada por el monitoreo constante de los niveles de insulina.
  3. En las patologías de los riñones y las glándulas suprarrenales, se prescribe la terapia hormonal.
  4. Las enfermedades neurogénicas de la vejiga se tratan con un complejo de procedimientos fisiológicos y el uso de fármacos neotrópicos.
  5. Para defectos en el sistema nervioso central, se utilizan complejos completos, que incluyen sedantes, sedantes, hormonas e inmunomoduladores. A veces es posible que necesite cirugía.

Posibles complicaciones

Las patologías en el desarrollo de los riñones y las infecciones de los órganos urogenitales no pasan sin dejar rastro, y sus consecuencias tienen un largo período de rehabilitación y adaptación. En ausencia de calidad y tratamiento oportuno en niños pequeños, comienza el proceso de destrucción del tejido renal, causado por una enfermedad crónica como el reflujo.

Pin
Send
Share
Send
Send