El embarazo

Atresia del esófago

Pin
Send
Share
Send
Send


Las malformaciones congénitas del esófago son bastante raras, en promedio es de 1 caso por cada 10,000 niños y niñas. Los defectos pueden ser diferentes y afectar la forma, la ubicación y el tamaño del cuerpo. Las anomalías del esófago en los recién nacidos se pueden eliminar, pero hay casos en que conducen a la muerte del bebé de 2 a 3 días después del nacimiento. Malformaciones del esófago: es su obstrucción completa, contracción o ausencia del órgano tubular del canal alimentario, así como la hipogénesis y la fístula esofágico-traqueal.

Las malformaciones congénitas del esófago pueden ocurrir debido a enfermedades hereditarias, como:

  • Síndrome de down,
  • defectos cardiacos congénitos
  • polihidramnios, que surgió con una disminución en la circulación del agua, cuando el feto no puede tragar el líquido amniótico,
  • Malformaciones de la pared abdominal anterior.

Tal anormalidad del esófago como estenosis puede ocurrir debido a la hipertrofia de la capa muscular, vasos anormales, en presencia de un anillo cartilaginoso o fibroso en las paredes del esófago o cuando el órgano es exprimido por un quiste externo.

Clasificación

Los males del esófago que han surgido en el útero son de los siguientes tipos:

  • fístula esofágico-traqueal, que tiene una ubicación diferente,
  • constricción congénita
  • constricción congénita con fístula esofágico-traqueal,
  • Obstrucción completa del órgano tubular,
  • Fístula esofágica-traqueal congénita (sin estrechamiento).

La anomalía congénita del esófago, que se observa con mayor frecuencia durante el desarrollo del sistema digestivo, es la atresia. Se nota inmediatamente después del nacimiento del niño y se manifiesta en forma de moco espumoso de la nariz y la boca, que después de la succión se acumula de nuevo. La mucosidad excesiva conduce al desarrollo de neumonía por aspiración.

Es importante diagnosticar la enfermedad a tiempo, de lo contrario, ya en la primera alimentación, la condición del recién nacido puede empeorar, pueden aparecer síntomas de insuficiencia respiratoria y neumonía. Los niños pequeños comienzan a toser, a sentirse ansiosos e inquietos. Los síntomas de la enfermedad se observan con cada alimentación, cuando la leche comienza a fluir por la nariz y la boca.

La atresia del esófago puede ser:

  • con la fístula esofágico-traqueal ubicada entre las partes extremas de la tráquea y el esófago,
  • sin fístula esofágico-traqueal,
  • con fístula esofágico-traqueal entre la tráquea y la parte distal del esófago,
  • con fístula esofágico-traqueal, que tiene una localización entre la tráquea proximal y el esófago.

Diagnósticos

La atresia del canal tubular entre la boca y el estómago se diagnostica mediante la prueba de Elephanta, que se basa en la introducción de aire de una jeringa de diez cúbicos en un tubo nasogástrico. Defecto confirmado, si el aire liberado por una jeringa, regresa a la orofaringe con sonido. La atresia no se confirma si el aire penetra fácilmente en el estómago.

Después de diagnosticar la atresia del esófago del recién nacido, se transfieren a la sala de pediatría quirúrgica, donde se someterá a una cirugía de emergencia. No existen otros métodos de tratamiento de la atresia del esófago en recién nacidos.

Fístula traqueoesofágica congénita

Uno de los defectos raramente registrados es la fístula traqueoesofágica. Ocurre no más a menudo que en el 4 por ciento de los casos entre las otras anomalías congénitas del órgano del canal alimentario. La sintomatología no aparece inmediatamente cuando nace el bebé, sino después de una alimentación completa con leche o una mezcla. Se trata exclusivamente con cirugía y necesita medidas preparatorias antes de la intervención quirúrgica. Para prepararse para la operación, se le prescribe al bebé enfermo broncoscopia, infusión, antibacterial y terapia de frecuencia ultra alta. Está prohibido alimentar por la boca.

Cuadro clinico

Una fístula traqueoesofágica se manifiesta durante la alimentación de un recién nacido y se expresa mediante sintomatología, que depende de su ángulo de caída en la tráquea y su diámetro. Aparecen los siguientes síntomas:

  • cianosis paroxística al alimentarse o acostarse,
  • humedales burbujeantes en los pulmones aumentan,
  • Hay tos o tos recién nacidos cuando se alimenta,
  • Se diagnostica una neumonía.

Esófago corto

El esófago es un revestimiento corto del órgano distal de la mucosa gástrica a diferentes distancias. El esófago corto congénito se distingue por el reflujo gastroesofágico, que se registra cuando se deteriora la funcionalidad del esfínter cardíaco. Con un esófago corto, el niño se ve afectado por vómitos frecuentes en los que puede haber sangre, trastornos de la alimentación y disfagia. Diagnosticar esta enfermedad con un agente de contraste o esofagoscopio. La enfermedad se trata de forma quirúrgica o conservadora, cuando el niño recibe una postura elevada después de comer y durante el sueño.

Estenosis hipertrófica

El engrosamiento y la fibrosis de la parte muscular del esófago en el tercio medio o inferior del cuerpo se llama estenosis hipertrófica. Se manifiesta en un niño cuando comienza a comer alimentos de consistencia densa. El bebé escupe, traga alimentos, se ahoga y se vuelve inquieto mientras come. Se trata mediante incisión o separación quirúrgica de los músculos.

Reflujo Gastroesofágico

Enfermedad del esófago, que se expresa al devolver el contenido del estómago al cuerpo como resultado de la funcionalidad no desarrollada de la unión esofágica-gástrica. Con el funcionamiento normal de la transición, la barrera antirreflujo bloquea los contenidos del estómago. Los síntomas de la esofagitis por reflujo son los siguientes:

  • En los niños, se observa regurgitación frecuente, eructos, vómitos con leche consumida, pérdida de peso y eructos. Darle al bebé una posición vertical eliminará algunos de los síntomas, pero solo hasta la próxima alimentación. Un niño acostado solo aumenta los signos de la enfermedad, por lo que en la cuna el niño necesita levantar la cabeza y poner una almohada debajo.
  • Los bebés mayores se molestaban con acidez estomacal frecuente, ardor de esternón y eructos agrios. Más a menudo hay sintomatología inmediatamente después de comer y al doblar el cuerpo, así como durante el sueño nocturno.
  • En los adultos, hay dolor detrás del esternón, hay una sensación de un objeto extraño en la garganta. Además, el paciente puede observar dolor en los dientes, ronquera y tos constante.

Diagnosticando

Los métodos más populares y efectivos para diagnosticar la esofagitis por reflujo son los rayos X y la endoscopia. El examen de rayos X se realiza utilizando un agente de contraste en la posición supina. Si no es posible diagnosticar en el modo habitual, se utilizará el reflujo, luego se usará agua potable en el curso del estudio, se administrará la posición de Trendelenburg y se aplicará una compresión moderada al estómago.

El examen endoscópico se realiza con un endoscopio flexible, le permite detectar esofagitis e identificar su naturaleza. No siempre es posible realizar un examen visual para diagnosticar con precisión la enfermedad, por lo que los médicos recurren a métodos de investigación adicionales. Se realiza biopsia y examen histológico, lo que permite detectar la presencia de metástasis o cambios inflamatorios.

La terapia de esofagitis está dirigida a prevenir los signos que contribuyen al reflujo del contenido del estómago hacia la tráquea o el órgano tubular del sistema digestivo. Además, el tratamiento se basa en reducir el proceso de inflamación, así como su eliminación. El tratamiento conservador incluye terapia farmacológica y no farmacológica. De gran importancia en el proceso de tratamiento es una dieta, que se asigna al paciente individualmente, según la etapa de la enfermedad y el estado general del paciente.

Se recomienda a los niños pequeños que tomen una posición horizontal inmediatamente después de comer durante media hora. Los niños mayores y los adultos deben caminar después de las comidas, no sobrecargarse con el esfuerzo físico, especialmente después de una comida. La dieta está en el modo correcto del día y la nutrición, así como en la observancia de los mismos intervalos de tiempo entre las comidas. Se deben excluir los alimentos que pueden provocar reflujo gastroesofágico. Estos incluyen: café, chocolate, tomates, cítricos y comidas picantes.

Duplicación de esófago

La duplicación de la pared en la que se forma el lumen, se divide en dobleces quísticos, diverticulares y tubulares con un aislado o comunicado junto con el lumen del esófago. Es extremadamente raro ver duplicados aislados, que tienen poca o ninguna diferencia con los quistes solitarios congénitos. Las duplicaciones diverticulares no son similares a los divertículos, la mayoría de los cuales son fístulas y cavidades. Además, las duplicaciones diverticulares se distinguen por su forma inusual, similar a la rama rebajada. Hay duplicaciones en los recién nacidos durante la alimentación: el niño eructa, se ahoga y tose.

Prevención

Las medidas preventivas para prevenir las enfermedades congénitas del esófago tienen como objetivo eliminar la enfermedad durante el embarazo. No siempre es posible eliminar completamente la aparición de enfermedades, pero es bastante realista reducir el riesgo de malformaciones congénitas. Entonces Así, la prevención consiste en tomar yodo, ácido fólico y micronutrientes durante el embarazo, así como en la vacunación y la atención prenatal necesaria. Una mujer en una posición debe comer de forma adecuada y completa, eliminar el consumo de alcohol y fumar, además de seleccionar cuidadosamente los medicamentos, visitar al ginecólogo de manera sistemática, realizar un examen de ultrasonido con los análisis necesarios.

Fístulas broncoesofágicas congénitas y esofágico-traqueales

Duplicar el esófago es una anomalía rara. La luz del segundo esófago anormal puede tener una conexión con el canal principal del esófago, a veces está completamente llena de secreciones secretadas por la membrana mucosa. El tubo anormal puede estar completamente cerrado, entonces tiene la forma de quistes que pueden comunicarse con la tráquea o el bronquio. A medida que los quistes crecen, se desarrollan síntomas de compresión esofágica y del tracto respiratorio. Al mismo tiempo, los pacientes presentan disfagia, tos, dificultad para respirar.

La chalasia congénita (insuficiencia cardiaca) es una consecuencia del subdesarrollo del aparato neuromuscular del esfínter esofágico inferior o del ángulo de His. El cuadro clínico es similar a las manifestaciones de un esófago corto congénito.

Esófago corto congénito: una malformación en la cual parte del estómago se encuentra arriba del diafragma. El cuadro clínico se debe al fallo cardiaco, acompañado de reflujo gastrointestinal. Después de la alimentación, los niños experimentan regurgitación (a veces con una mezcla de sangre como resultado del desarrollo de la esofagitis).

El diagnóstico de anomalías esofágicas congénitas.

El diagnóstico de anomalías congénitas del esófago de los recién nacidos se establece cuando se inyecta una pequeña cantidad de solución isotónica tintada en el esófago (a través de un catéter delgado). En el caso de la atresia, el líquido se libera inmediatamente hacia el exterior y, en el caso de una fístula esofágico-traqueal, entra en la tráquea y causa tos. Para aclarar la naturaleza del defecto, se realiza un examen de rayos X en el que se inyectan 1-2 ml de iodolipol en la luz esofágica, lo que permite detectar el extremo ciego del esófago, el nivel de su ubicación, la longitud y el grado de estrechamiento, la presencia de un mensaje de la luz del esófago con el bronquio o tráquea.

Al duplicar el esófago, se observa una sombra adicional con contornos claros, adyacente a la sombra del mediastino y haciendo a un lado el esófago. Con un esófago corto, parte del estómago se encuentra por encima del diafragma. El fracaso del esfínter esofágico inferior se manifiesta por el reflujo gastroesofágico del agente de contraste durante el examen de rayos X.

El esófago y la broncoscopia desempeñan un papel importante en el diagnóstico de las malformaciones esofágicas.

Complicaciones

La complicación más común de atresia congénita, estenosis, fístulas esofágico-traqueal y broncoesofágica es la neumonía por aspiración. La atresia del esófago puede llevar a un niño a la inanición en unos pocos días. Cuando la estenosis desarrolla esofagitis congestiva. La compresión de los bronquios con un esófago doble causa neumonía repetida, el desarrollo de bronquiectasias. Los quistes con un aumento significativo pueden exprimir el esófago y causar disfagia. Es posible la supuración de quistes y la penetración de pus en el tracto respiratorio o cavidad pleural. El revestimiento de los quistes de una mucosa gástrica ectópica puede estar ulcerado con el desarrollo de sangrado y perforación. En el esófago corto congénito y la insuficiencia del esfínter esofágico inferior, reflujo esofagitis, úlcera péptica y luego se produce una estenosis del esófago, la neumonía por aspiración es una complicación frecuente.

En la atresia del esófago, si la discrepancia entre los extremos seleccionados no supera los 1,5 cm, se impone una anastomosis de extremo a extremo. Con una divergencia significativa de los extremos del esófago, la parte proximal se coloca en el cuello en forma de esofagostomía, se coloca un tubo de gastrostomía para alimentar al niño y posteriormente se realiza una esofagoplastia.

En caso de estenosis congénita del esófago con una longitud de hasta 1,5 cm, se realiza una disección longitudinal de su pared con reticulación de los bordes de la herida por encima del catéter. Si el área del estrechamiento no supera los 2,5 cm, entonces es posible la resección del esófago con una anastomosis de extremo a extremo, si la longitud del estrechamiento es superior a 2,5 cm, se muestra la esofagoplastia. Con la localización del estrechamiento en la región del esfínter esofágico inferior, se realiza miotomía extramucosa (cardiomiotomía de Geller) con fundoplicatura de Nissen.

En las fístulas esofágico-traqueal y broncoesofágica, el tracto fistuloso se cruza y los defectos resultantes en ambos órganos se suturan.

En caso de duplicación esofágica, se muestra descamación o resección del área similar a un divertículo.

Para el esófago corto congénito y la ausencia de complicaciones, se realiza un tratamiento conservador. La esofagitis por reflujo severo sirve como una indicación para la piloroplastia o la fundoplicatura transpleural, dejando el estómago en la cavidad torácica.

La insuficiencia congénita del esfínter esofágico inferior se trata de forma conservadora. Normalmente, con el tiempo, su función se normaliza.

Causas y mecanismo de desarrollo.

La formación de un defecto se produce en las primeras etapas del desarrollo fetal. En el segundo mes de embarazo, se forman una tráquea y un esófago en el embrión desde la punta de la cabeza del foregut. Se comunican entre sí. Para la quinta semana debe ocurrir durante la separación de flujo normal.

Si la velocidad y la dirección de crecimiento de estos órganos no se corresponden, a los 20 o 40 días aparece la atresia del esófago. Al mismo tiempo, en el 50-70% del feto se forman otras malformaciones:

  • defectos del sistema musculoesquelético (30%),
  • defectos cardíacos (hasta 37%),
  • estenosis del estómago pilórico, atresia del yeyuno y tracto biliar (20-21%),
  • Defectos urogenitales (10%).
  • Fusión de la cavidad nasal por atresia coanal, otros defectos de la parte facial del cráneo (4%).

Hasta el 7% de los recién nacidos sufren trastornos cromosómicos en forma de hidrocefalia, microcefalia por trisomía en 13, 18 y 21 pares de cromosomas. El análisis del curso del embarazo de las mujeres mostró que la malformación del niño ocurre con mayor frecuencia en casos de polihidramnios, con la amenaza de interrupción en el primer trimestre.

Variantes anatómicas de la atresia.

La atresia del esófago en los recién nacidos es posible tanto sin conexión con la tráquea como en la forma más común, con la fístula traqueoesofágica (80-90% de los casos).

Fístula localizada a nivel de la última vértebra cervical, torácica superior e inferior. Cuando se forma un pasaje fistuloso desde arriba, el extremo del tubo esofágico permanece al nivel de las vértebras torácicas (II - III), la parte inferior está conectada a lo largo de la superficie posterior o lateral con la tráquea (bronquio).

La variante más baja es la más común. Por lo general, el segmento superior del esófago es más ancho y más grande que el inferior. No hay suficiente longitud de 8–12 cm a la abertura oral.

El extremo ciego en la histología tisular muestra hipertrofia, mientras que en el otro hay un adelgazamiento de la pared. Una fístula traqueal-esofágica es un canal inusual revestido desde el interior con epitelio o tejido de granulación. Posible formación de doble curso fistuloso.

Patología patología

Los síntomas de la mancha aparecen casi inmediatamente después del nacimiento, incluso antes de la primera alimentación. Son bastante típicos, lo que permite organizar rápidamente el tratamiento. Un recién nacido tiene una secreción persistente de moco espumoso viscoso de la boca y la nariz (un síntoma de "falsa hipersalivación"), ataques de asma con cianosis de la cara y el cuerpo debido a la aspiración (el moco entra en la tráquea).

La mejora ocurre temporalmente para la eliminación de moco, luego todo se repite. Al comienzo de la primera lactancia materna, el líquido se escupe inmediatamente y, en presencia de una fístula traqueoesofágica, ingresa al tracto respiratorio, estimula la tos, la insuficiencia respiratoria y la cianosis. El movimiento inverso del líquido (regurgitación), en contraste con los vómitos verdaderos, aparece inmediatamente después de dos sorbos.

La dificultad respiratoria causa efectos en el cuerpo en forma de acidosis respiratoria (desviación del equilibrio ácido-base hacia la acidificación), glóbulos rojos elevados y hematocrito.

La condición se está deteriorando rápidamente. Осложнениями дыхательной недостаточности являются:

  • аспирационная пневмония,
  • истощение,
  • обезвоживание.

Осмотр малыша дает возможность выявить:

  • западение или выбухание в верхней половине живота,
  • Respiración rápida con un ritmo alterado.
  • Cianosis temporal y luego completa del cuerpo.
  • Hinchaduras húmedas en los pulmones.

Estos trastornos se exacerban al intentar alimentarse. Hay un secreción de meconio con una silla después del nacimiento el primer día, luego no ocurre la defecación.

¿Es posible diagnosticar a un bebé en el útero?

El diagnóstico de patología en el feto se llama prenatal. Puede basarse en los siguientes signos indirectos detectados por ultrasonido:

  • polihidramnios - con un aumento significativo en el peso de la mujer embarazada, en este caso se asocia con una reducción de la rotación del líquido amniótico debido a la incapacidad del feto para tragar líquido amniótico,
  • la ausencia de la imagen de los contornos del estómago o su tamaño demasiado pequeño en la dinámica bajo observación.

La probabilidad de confirmar la patología por estos motivos llega al 50%. En el segundo y tercer trimestres, un médico experimentado observa períodos de llenado y vaciado del extremo ciego del esófago. Existen informes sobre la importancia de determinar el contenido de la enzima acetilcolinesterasa en el líquido amniótico del feto, si durante el embarazo existe una sospecha de anomalía congénita.

La operación es necesaria para el niño por razones vitales, por lo que la preparación comienza inmediatamente después del nacimiento en el departamento de recién nacidos, sin esperar la transferencia a una clínica quirúrgica especializada. El bebé se coloca en una incubadora con una posición elevada de las partes superiores del cuerpo, donde se puede calentar, el oxígeno se suministra constantemente para respirar.

Es necesario que el niño se asegure de que está acostado boca abajo con la cabeza elevada en un ángulo de 30 grados y su lado derecho está bajado. Del mismo modo, es posible mejorar el vaciamiento gástrico, reducir la posibilidad de aspiración de secreción ácida a través del pasaje fistuloso.

Cada cuarto de hora, se succionan los contenidos de la boca y la nariz. La alimentación oral está prohibida. El niño es inyectado con líquidos, mezclas nutricionales, agentes antibacterianos de amplio espectro basados ​​en el peso.

El aumento de la insuficiencia respiratoria es una indicación de la transferencia del paciente a un método artificial de ventilación. La tráquea está intubada y el ventilador está conectado. Es necesario tener en cuenta la posibilidad de una descarga intensiva de aire a través de la fístula en el estómago.

Luego se produce un inflado excesivo del estómago y los intestinos, restricción de los movimientos del diafragma. Como resultado, la insuficiencia respiratoria progresa aún más, existe la posibilidad de una ruptura del estómago y un paro cardíaco. Los reanimadores en tales condiciones están intentando desplegar o profundizar el tubo endotraqueal. Estas medidas ayudan a reducir la descarga de aire a través de la fístula.

El riesgo operacional es menor en los niños a término, sin una combinación de atresia esofágica con otros defectos que no hayan sufrido lesiones en el parto. El método de operación se elige según el tipo de atresia, la altura de la ubicación y la presencia de un curso fistuloso.

La esencia de la intervención en la primera etapa: el tórax del paciente se abre, la fístula entre la tráquea y el esófago se atan, ambos extremos del esófago están conectados por anastomosis. Si es imposible conectar los extremos del esófago, colocan estomas en el cuello (salida del esófago) y en la parte superior del abdomen (desde el estómago). En pacientes sin curso fistuloso, la cirugía es menos grave.

Con un alto riesgo operacional (los niños son prematuros, menos de 2 kg de peso y otros defectos), se establece un doble gastrostoma en la primera etapa: uno para la alimentación después de la cirugía con una sonda de duodeno y el segundo con el estómago para asegurar una reducción de la compresión y la aspiración. La siguiente etapa de la operación (separación de la tráquea y el esófago) se realiza después de 2-4 días.

Los niños con atresia congénita del esófago viven con esofágico y gastrostomía postoperatorios, que pueden prevenir complicaciones graves y llevar a cabo la alimentación. La etapa final, el plástico del esófago, se realiza dependiendo de la condición del bebé desde la edad de tres meses a tres años. El material para plásticos es su propio trasplante de colon.

¿Cómo es el período postoperatorio?

Después de la operación, el niño está en la unidad de cuidados intensivos. El cuidado intensivo continúa. La solución de glucosa y los electrolitos se vierten en la vena. Se utilizan antibióticos de amplio espectro, metronidazol.

Los médicos intentan transferir al bebé a su propia respiración tan pronto como sea posible, ya que una prolongación del tubo endotraqueal en la tráquea puede causar un estado de traqueomalacia y edema, por lo que se requerirá una traqueostomía urgente.

En los primeros 7 días después de la cirugía, no puede doblar el cuello de un niño. Este movimiento aprieta la anastomosis esofágica y puede causar divergencia en la costura. En los días 6–7, es necesario verificar la anastomosis por el método de rayos X con la introducción de Yodlipol. Verificación del tubo esofágico, ausencia de estrías.

Si el plástico no está planeado, el bebé puede ser alimentado por la boca. Las comidas comienzan con mezclas especiales (Humana AR, Frisovom, Antireflux, Nutrizon), se agregan prokinetics (Domperidone) para asegurar la motilidad del estómago y los intestinos.

A las 2–3 semanas, se realiza una esofagogastroscopia, se evalúa visualmente el área de la anastomosis y las secciones más cercanas del estómago. Cuando se detecta un estrechamiento (se produce en 30 a 40% de los pacientes), se agrega el tratamiento al bougienage. Bougie de goma densa (tamaño 22-24) se inserta en el esófago para desarrollar un canal estrechado.

Complicaciones postoperatorias

En un futuro cercano, después de la cirugía, debe esperar:

  • Fallo de las suturas anastomóticas.
  • reflujo gastroesofágico,
  • neumonía
  • medirostenit
  • laringotraqueomalacia
  • Sangrado y anemia.

Dentro de un año después de la cirugía, la ocurrencia de:

  • trastornos de la deglución (obstrucción de la anastomosis),
  • ronquera (lesión nerviosa recurrente),
  • regurgitación nocturna por reflujo gastroesofágico,
  • neumonia repetida

Si la operación se realiza en la atresia aislada del esófago sin otros defectos, se produce una cura completa en casi el 100% de los casos. Cuando se combina con otras malformaciones y anomalías cromosómicas, el indicador se reduce a 30–50%. La ausencia de complicaciones crea un pronóstico favorable para la vida y el desarrollo del niño.

Asegúrese de observar al paciente por un pediatra y un cirujano. Los padres controlan el modo y la nutrición, mantienen la inmunidad. Incluso la operación realizada deja el riesgo de infección con infecciones respiratorias, el desarrollo de neumonía y aumento del asma bronquial.

Pin
Send
Share
Send
Send