Ginecologia

Cistitis herpética: características de manifestación y tratamiento.

Pin
Send
Share
Send
Send


Un virus herpético puede infectar todos los órganos humanos, pero la vejiga es el órgano más desprotegido, por lo que esta infección viral puede causar cistitis. En tal caso, la inflamación de la vejiga tendrá una etimología no bacteriana. A menudo sucede que en la mayoría de los casos, un paciente con cistitis ni siquiera sospecha la presencia de una enfermedad que provocó la patología del sistema urinario.

Causas de la cistitis herpética

La cistitis herpética en las mujeres es una inflamación de las paredes de la vejiga, que causó la presencia del virus del herpes del segundo tipo. Esta enfermedad puede causar varios procesos negativos en el sistema urinario.

La infección y el desarrollo de la enfermedad en la pelvis pueden ocurrir por varias razones:

  • durante la maternidad, que causa una alteración hormonal grave en el cuerpo de la futura madre,
  • Debido a las características anatómicas en el cuerpo de la mujer - una uretra corta,
  • desequilibrio hormonal durante la menopausia,
  • Infección del niño al nacer a través del canal de parto de la madre.
  • debido a una bobina hormonal ajustada incorrectamente que interfiere con el flujo normal de orina,
  • infeccion genital
  • El grupo de riesgo incluye a las personas que alguna vez han tenido un catéter uretral instalado.

Síntomas de la enfermedad

A menudo, los síntomas de la cistitis herpética son lo suficientemente fuertes como para distinguirlos de la inflamación habitual de la vejiga. Por lo tanto, es mejor visitar al médico lo antes posible, ya que mientras la patología se encuentra en la etapa inicial, su tratamiento será mucho más fácil y el riesgo de complicaciones se reducirá varias veces.

La sintomatología de esta enfermedad puede variar significativamente, ya que depende de la inmunidad del paciente. Se manifiesta principalmente por dolor y ardor al orinar, urgiendo frecuentemente al inodoro. También puede manifestarse por la presencia de coágulos de sangre en la orina, una sensación de vacío hasta el final de la vejiga, la debilidad general del cuerpo. A menudo hay un aumento de la temperatura y una manifestación de fiebre, dolor abdominal y dolor en la región lumbar. El síntoma de cistitis herpética en las mujeres puede ser un dolor intenso durante el coito. En los bebés, esta enfermedad se acompaña de diarrea, vómitos y una disminución significativa del apetito. En la vejez, la cistitis causada por un virus herpético se hace sentir con escalofríos, nubosidad de la conciencia, letargo.

La enfermedad no tratada puede provocar:

  • ulceración en las paredes de la vejiga,
  • La transición de lo agudo a lo crónico.
  • La formación de focos de inflamación en los órganos del sistema reproductivo.

Diagnóstico y tratamiento de la herpes cistitis.

Si sospecha la presencia de un virus herpético en el paciente, el médico le receta una serie de estudios específicos que ayudarán a ver el cuadro clínico completo. Por lo general, se prescribe cistoscopia, así como una biopsia del órgano enfermo. En el sexo masculino, debe pasar el análisis de la secreción de próstata. La investigación obligatoria es un análisis general de sangre y orina. Para detectar el virus, es necesario analizar la sangre para detectar la presencia de anticuerpos contra los virus del herpes, la siembra de tanques y las pruebas de detección del reconocimiento del herpes.

Después del examen, el especialista podrá prescribir el tratamiento correcto de la cistitis por herpes. En este momento, es absolutamente imposible curar el virus del herpes, por lo que el tratamiento tendrá un efecto analgésico, así como para reducir el riesgo de recurrencia.

Por lo general, la eliminación de síntomas desagradables y dolorosos, medicamentos recetados que aumentan las funciones protectoras del cuerpo y la inmunidad, así como el tratamiento con medicamentos antivirales.

Para terapia adicional, se pueden prescribir estimulantes biogénicos que ayudan a los órganos humanos a recuperarse. Estos incluyen medicamentos como Apilak, Hematogen, Plazmol, Propolis, Befungin. Para mejorar el bienestar general, se puede prescribir un curso de masaje y fisioterapia.

El tratamiento de la cistitis herpética en las mujeres es muy importante para comenzar de manera oportuna. Dado que esta enfermedad puede sufrir seriamente la función reproductiva. El examen puede revelar procesos patológicos adicionales en la pelvis, como erosión o cervicitis. La complicación grave de la enfermedad es la salpingooforitis. Esta enfermedad puede desarrollarse en el contexto del virus del herpes, que afecta a los apéndices, lo que conduce a la formación de adherencias y al desarrollo de infertilidad.

Para el hombre, con tratamiento tardío, también puede acarrear serias consecuencias. Uno de los principales se convierte en prostatitis, que se desarrolla debido a una infección.

Un diagnóstico bien establecido y una terapia iniciada oportunamente ayudarán a minimizar la aparición de recaídas, así como a prevenir la transición de la enfermedad a la forma crónica.

También ofrecemos visitar nuestros foro de cistitisLas reseñas pueden ayudarte mucho o dejar tus comentarios. Recuerda que al compartir tu experiencia puedes ayudar a alguien tanto como puedas.

¿Cómo son la cistitis y el herpes?

Una vez en el cuerpo humano, el virus está presente durante toda la vida. Los viriones (partículas de virus que están fuera de la célula huésped) del grupo Herpesvirales pueden permanecer en la anabiosis durante años, volver a la vida activa y atacar a las células humanas, en diversas circunstancias favorables, al tiempo que reducen las funciones protectoras del sistema inmunológico.

La activación del virus conduce a lesiones graves de los tejidos mucosos de cualquier órgano y sistema, incluido el urinario. Se observan tres etapas del desarrollo de la infección por herpes, debido al sitio de localización:

  • Infección de los órganos externos del aparato reproductor.
  • daño a la membrana mucosa de la vagina, el cuello uterino y la uretra,
  • El desarrollo de una infección por herpevirus en los tejidos mucosos del útero y los apéndices, en el epitelio mucoso de la MP.

Solo una persona con protección fagocítica (inmune) estable puede resistir el virus. De lo contrario, es posible el desarrollo de procesos inflamatorios focales que no tienen síntomas específicos.

El herpes en el tejido de la vejiga urinaria entra de diferentes maneras:

  • Al ingresar al torrente sanguíneo, penetra en el sistema urinario, causando el desarrollo y propagación de la respuesta inflamatoria sistémica.
  • a través de la vía linfática, es capaz de penetrar en el MP desde la inflamación ya existente en los órganos pélvicos,
  • a lo largo del camino ascendente penetra en el órgano quístico urinario desde la lesión infectada en el canal uretral,
  • puede infiltrarse hacia abajo desde los riñones a través de los uréteres,
  • Como resultado del contacto cercano con los portadores de la forma activa de la enfermedad,
  • a través del sexo con una pareja herpes genital infectada,
  • De manera doméstica, mediante el uso de objetos comunes con una persona enferma.

Como resultado de numerosos estudios, los médicos concluyeron que la cistitis por herpes puede manifestarse como resultado de dos mecanismos de desarrollo: como resultado de la rápida propagación del virus en todo el cuerpo, que penetra en el sistema urinario y el tejido de la vejiga urinaria. O puede ser el resultado de una combinación de activación del herpevirus y reacciones inflamatorias en el MP.

En cualquier caso, la enfermedad provoca una serie de factores externos e internos que conducen a la fácil introducción de una infección viral en el contexto de funciones reducidas de la protección inmunológica.

  1. Las reacciones inflamatorias en la próstata a menudo sirven como un factor de provocación en los hombres.
  2. En las mujeres, se trata de una disminución fisiológica de las funciones inmunitarias en el período de gestación del niño durante el embarazo o después de un parto difícil, durante el cual se lesionan los tejidos mucosos, lo que provoca la activación del virus y su fácil implantación en el MP.
  3. El fracaso de la protección estrogénica en mujeres con desequilibrio hormonal, que conduce a una disminución de las secreciones vaginales y la introducción sin obstáculos del patógeno.
  4. Daño a los tejidos mucosos durante el contacto sexual agresivo, lo que facilita la introducción del virus en el tejido.
  5. Procesos congestivos de la orina y trastornos en su flujo de salida normal, desencadenados por el uso analfabeto de dispositivos anticonceptivos intrauterinos o cateterización MP no hábil, que proporciona excelentes condiciones de vida para el patógeno.

Es posible el desarrollo simultáneo de varias enfermedades: cistitis por herpes y herpes genital.

Síntomas clínicos de la enfermedad.

Los primeros signos de la enfermedad pueden manifestarse en un paciente de forma completamente inesperada, ya que el virus tiene la capacidad de cambiar de un estado latente a un estado contagioso en cualquier momento, independientemente de la ausencia o presencia de una clínica. Debido a la identidad de los signos con cistitis de origen bacteriano, este tipo de lesión de los tejidos quísticos urinarios es bastante difícil de identificar de inmediato en el período inicial, ya que los síntomas se manifiestan como signos generales de cistitis:

  • intimidad íntima,
  • Frecuentes impulsos falsos a las mezclas (micción), sin detenerse incluso durante el sueño nocturno. Al mismo tiempo, hay una sensación de un depósito de orina lleno,
  • Corte con mezclas acompañado de dolores de tracción en la zona suprapúbica y lumbar.
  • Posible estado febril. Especialmente en pacientes con patologías crónicas concomitantes, que pueden causar dolores de cabeza y fatiga,
  • En la orina pueden aparecer impurezas sanguíneas.

Una característica distintiva de los síntomas de la cistitis herpética en las mujeres se debe a la naturaleza multifocal de sus manifestaciones. Cuando una lesión de herpes del canal uretral aparece hormigueo y picazón en el momento de la micción. El agrandamiento unilateral característico de los ganglios linfáticos inguinales y su dolor. En la piel alrededor del ano, en los genitales, la membrana mucosa de la vagina y el cuello uterino, hay hiperemia (enrojecimiento), hinchazón y picazón, seguidos de una erupción de vesículas herpéticas.

Una semana después, se abren, formando heridas húmedas y doloridas. El proceso de regeneración de tejidos (recuperación) dura hasta dos semanas. Durante el proceso agudo primario, la restauración de la piel durará un mes o más. En la mitad de los pacientes, la clínica de herpes cistitis tiene una naturaleza recurrente, lo que causa dificultades en el tratamiento.

La protección inmunológica debilitada contribuye a la cronización de la enfermedad con exacerbaciones frecuentes de los síntomas.

Tratamiento quirurgico

Ninguna terapia es capaz de destruir completamente el virus en el cuerpo. Solo detiene el proceso y reduce el riesgo de recurrencia. El paciente sigue siendo de por vida el portador del virus y cualquier factor predisponente que pueda desencadenar el proceso de activación viral.

Hoy en día, para el tratamiento de las lesiones de herpes focal de los tejidos mucosos del órgano quístico urinario, se utiliza un método eficaz para matar el virus utilizando el método de vaporización con láser (evaporación) de las células epiteliales afectadas. Después del procedimiento, el revestimiento mucoso de la vejiga se restaura mediante instilaciones en la vejiga urinaria de ácido hialurónico.

Con signos de daño tisular en el cuello quístico urinario, se realiza la resección transuretral de las formaciones cicatriciales, lo que estrecha la luz cervical y evita el flujo libre de orina. La intervención quirúrgica se realiza mediante acceso uretral. La ausencia de incisiones clásicas asegura una rápida regeneración tisular. Según las revisiones de numerosos pacientes, este procedimiento es completamente indoloro y eficaz.

Complicaciones de la cistitis herpética.

No se automedique ni tome los medicamentos más inocentes a primera vista. Esta forma de daño al reservorio quístico urinario puede llevar al desarrollo de procesos patológicos serios:

  1. Daño a las paredes quísticas urinarias de un gran número de úlceras y cicatrices, lo que aumenta el riesgo de avance (perforación) de las paredes de MP y el desarrollo de peritonitis en la cavidad pélvica, con signos característicos y síndrome de dolor severo.
  2. La proliferación de tejido conectivo, que se manifiesta al endurecer el tejido adiposo de las paredes vesiculares urinarias y al comprimir la vejiga, reduce su elasticidad y capacidad. La pérdida de elasticidad viola la función de la elasticidad del MP, que se caracteriza por miccia rápida, dolorosa y escasa.
  3. La infección viral de los órganos genitales puede convertirse en la única causa de obstrucción de las trompas de Falopio. Como resultado - el desarrollo de la infertilidad en las mujeres. Durante el embarazo, es posible una infección intrauterina del feto, anomalías de su desarrollo y dificultad para llevar a un niño.
  4. La propagación del virus en los hombres está plagada de una derrota de la próstata, con una alta probabilidad de desarrollo del desarrollo de su esclerosis (una etapa irreversible de la prostatitis).

Medidas preventivas

El cumplimiento de las reglas elementales ayudará a evitar daños en los tejidos quísticos urinarios por el virus del herpes. Es necesario:

  • adherirse a una cierta ética en las relaciones sexuales: una pareja regular y un sexo no agresivo,
  • Uso de barreras de protección (anticonceptivos). Qué protegerá contra las lesiones y evitará la introducción del herpevirus en el cuerpo,
  • cumplimiento de las normas de higiene, especialmente después del contacto directo con las erupciones por herpes,
  • Asegurando la higiene del perineo (seco y limpio),
  • Aplicación para la limpieza de productos de higiene sin la adición de aditivos químicos aromáticos. Tales medidas evitarán el desarrollo de reacciones alérgicas y no violarán la protección fisiológica de los tejidos mucosos y la piel.

La búsqueda diagnóstica oportuna y el tratamiento competente de la enfermedad evitarán la transición de la cistitis por herpes a la etapa del curso crónico. Hoy en día, aunque es imposible eliminar completamente el virus del cuerpo, una gran cantidad de medicamentos existentes pueden prevenir el desarrollo de posibles complicaciones y minimizar la recurrencia de la enfermedad.

¿Qué es la cistitis herpética?

La vejiga es muy vulnerable, pero es difícil diagnosticar la cistitis no bacteriana debido a la falta de especificidad de la enfermedad y la similitud con otros trastornos del sistema urinario, el paciente puede sospechar:

  • Disuria: una violación del proceso de micción, su dificultad debido al posible bloqueo del cálculo, la compresión de la vejiga con el hematoma existente, el tumor, la glándula prostática de mayor tamaño,
  • Nocturia: un fenómeno en el que la mayor parte de la cantidad diaria de orina se muestra durante la noche.

La cistitis herpética es una inflamación de la vejiga causada por la actividad del segundo tipo de virus del herpes. La enfermedad incluye muchas condiciones patológicas del sistema urinario. La mayoría de las veces, una persona ni siquiera se da cuenta de la amenaza oculta, el diagnóstico se complica por la incapacidad de establecer una conexión entre la causa raíz y el desarrollo de una infección secundaria en el tiempo.

La cistitis herpética puede manifestarse no en el portador, sino en su compañero después de cualquier tipo de intimidad, dada la capacidad del herpes para asentarse en la membrana mucosa de la boca, así como en los genitales. No mucha gente conoce la diferencia entre la cistitis ordinaria y la herpética, no sospechan su naturaleza viral debido a la ausencia de síntomas en la pareja. La introducción y posterior desarrollo de la infección en el sistema genitourinario contribuyen a varios factores:

  • Características de la estructura fisiológica del cuerpo femenino, un canal urinario más corto en comparación con el masculino, que aumenta la probabilidad de susceptibilidad al herpes,
  • Período de gestación debido a la inmunidad debilitada y el ajuste hormonal grave,
  • La presencia de una infección genital en al menos una de las parejas, relaciones sexuales frecuentes e intensas, que provocan irritación de la membrana mucosa y una infección más fácil.
  • El vaciado incompleto de la vejiga debido a un dispositivo intrauterino instalado o seleccionado incorrectamente conduce a un proceso inflamatorio, vulnerabilidad al virus,
  • El período de la menopausia, la menopausia asociada con cambios en los niveles hormonales, la liberación insuficiente de lubricación vaginal natural en las mujeres conduce a una disminución de la inmunidad local,
  • Infectar a un niño al pasar por el canal de parto de una madre,
  • Las personas que previamente se han sometido a un catéter uretral con el propósito de manipulación terapéutica están en mayor riesgo.

Los síntomas de la cistitis herpética

Los síntomas de la cistitis herpética son difíciles de distinguir entre sí de otras patologías del sistema excretor. Debe ser lo más pronto posible buscar la ayuda de un especialista para el nombramiento de un tratamiento eficaz, mientras que la enfermedad se encuentra en la etapa inicial de desarrollo y no causó complicaciones graves.

La manifestación de signos, síntomas característicos del herpes genital, inflamación de la vejiga debido a la activación del virus en pacientes puede diferir significativamente debido a las diferentes propiedades inmunitarias y protectoras del cuerpo, los síntomas más comunes:

  • Síndrome disúrico, necesidad frecuente de orinar, acompañado de calambres y dolores inherentes a la cistitis habitual, por lo tanto, es posible hablar de un diagnóstico preciso solo después de pasar las pruebas clínicas necesarias. (Para obtener más información sobre las causas de la micción frecuente, siga el enlace)
  • Гематурия — присутствие в моче крови, превышение ее количества может свидетельствовать о серьезной патологии, поэтому даже слабое окрашивание должно стать поводом для незамедлительного обращения к врачу,
  • El aumento en la frecuencia y el dolor de la urgencia más cerca de la noche, no deja la sensación de una vejiga llena,
  • Afección febril, escalofríos, sensación de frío, escalofríos,
  • Dolor lumbar, malestar de la zona pélvica, abdomen inferior,
  • Somnolencia, aumento de la debilidad, somnolencia.

Los síntomas de la cistitis por herpes en un bebé pueden ser una disminución significativa del apetito, la negativa a alimentarse, náuseas, vómitos, indigestión.

¿Cómo curar la cistitis herpes?

El tratamiento de la cistitis herpética debe ser seleccionado solo por un médico después de un examen exhaustivo para establecer o confirmar la exactitud del diagnóstico. Se recomienda al paciente que se realice un análisis de sangre para detectar la presencia de anticuerpos contra el virus del herpes, cultivo bacteriológico o cateterización, para realizar una prueba de detección. El diagnóstico de cistitis herpética en presencia de síntomas y signos de la enfermedad incluye una biopsia de las paredes de la vejiga, cistoscopia, que se realiza el análisis de la secreción de próstata en los hombres.

Hasta la fecha, la forma de deshacerse completamente del virus del herpes no es posible. Por lo tanto, el tratamiento está dirigido a la eliminación de los síntomas dolorosos, la eliminación de la condición patológica de los órganos y la reducción de la frecuencia de las recaídas, para esto se muestra al paciente:

  1. Tratamiento terapéutico de los síntomas.
  2. Mejorar la inmunidad y las propiedades protectoras del cuerpo,
  3. El uso de medicamentos antivirales (famciclovir, valaciclovir, aciclovir).

El médico que lo atiende puede recomendar la ingesta adicional de estimulantes biogénicos, grupos de medicamentos de origen vegetal que contribuyen a la rápida recuperación de los órganos y sistemas humanos, por ejemplo, Apilak, Befungin, Hematogen, Glunat, Plazmol, Propolis. A veces el paciente requiere masajes y fisioterapia.

Si tenemos en cuenta que en un hombre la cistitis por herpes es una enfermedad secundaria debida a patología viral de la próstata, uretritis, inflamación de la uretra, reflexoterapia con láser, se muestra masaje prostático.

El retraso en el tratamiento en el hospital y los intentos de autotratamiento de la enfermedad sin un diagnóstico exacto establecido y la naturaleza de la patología, confiando solo en algunos síntomas y signos, conducen a complicaciones graves. Daño a las paredes de la vejiga, la formación de un gran número de úlceras, cicatrices apretadas conduce a una disminución significativa en la elasticidad del cuerpo, por lo que ya no es capaz de estirar adecuadamente cuando se llena con orina, hay una necesidad constante de orinar y doloroso proceso.

El sistema reproductivo también sufre. En las mujeres, se puede producir erosión o cervicitis cuando se diagnostica una lesión del cuello uterino y la parte inferior del útero que bordea la vagina. Una complicación grave de la enfermedad es la salpingooforitis herpética: inflamación de los apéndices del útero debido a la actividad del virus, la penetración del patógeno por el camino ascendente desde la vagina, que en ausencia de un tratamiento adecuado conduce a la formación de adherencias, fusión de tejidos e infertilidad.

Para los hombres, la prostatitis se convierte en una amenaza: inflamación de la próstata debido a una infección, uretritis.

¿Cuál es la diferencia entre cistitis herpética y cistitis?

La cistitis se considera una enfermedad inflamatoria muy común a la que las mujeres son más susceptibles debido a la estructura anatómica y las características del cuerpo. La hipotermia se convierte en la causa más frecuente de la enfermedad, a veces es suficiente con la suficiente congelación. Además, se observan síntomas y signos similares al herpes, debido a la infección a través de la uretra.

A menudo, la fuente del problema es la microflora bacteriana de la vagina, la vaginosis y la presencia de colpitis. La cistitis herpética es diferente de la naturaleza viral habitual, no bacteriana.

Revisiones de la enfermedad.

A pesar de que el herpes se considera una erupción en la superficie de la piel y las membranas mucosas, el virus puede infectar cualquier sistema del cuerpo humano. En Internet, hay muchas revisiones sobre la terapia, el curso complejo de la enfermedad, las recaídas frecuentes. Las dificultades en el diagnóstico de la cistitis herpética se asocian con similitudes con otras enfermedades, por lo que es muy importante no perder tiempo, consultar a un médico cuando aparecen los primeros síntomas y signos de un proceso patológico de micción.

El diagnóstico oportuno y el tratamiento adecuado de la enfermedad evitarán la recurrencia frecuente y la conversión a la forma crónica.
No se olvide de la prevención elemental de la introducción del virus en el cuerpo, lavarse las manos, procedimientos higiénicos después de la intimidad, relaciones sexuales seguras con una pareja regular. Cura el herpes por completo en este momento no se puede.

Hay una gran cantidad de medicamentos para combatir el herpes, que tienen sus propias ventajas y desventajas. Las revisiones de los pacientes confirman que el tratamiento complejo, que incluye eliminar los síntomas, aliviar la inflamación, fortalecer el sistema inmunológico y tomar medicamentos antivirales, evita complicaciones graves y minimiza la recurrencia del herpes.

Causas y formas de infección.

La mayoría de los urólogos están de acuerdo en que el herpes lumbar no puede causar cistitis. Esta forma del virus no surge como una enfermedad separada, sino como consecuencia de la varicela sufrida en la infancia. En ausencia de factores patológicos adicionales, el virus no es peligroso para la salud y la vida del paciente.

Síntomas de lesiones de herpes.

La velocidad del desarrollo depende de qué tan débil es el sistema inmunológico. Inmediatamente después del final del período de incubación, que dura de 1 a 10 días, aparecen los primeros síntomas de cistitis herpética. En comparación con otros tipos de inflamación del sistema genitourinario, existen signos característicos que indican una etiología viral de la enfermedad:

  • dolor durante el coito,
  • micción frecuente, acompañada de rezami,
  • picazón de los genitales y el ano,
  • en reposo, hay dolores de tracción en la vejiga y la región lumbar,
  • aumento de los ganglios linfáticos inguinales,
  • aparecen erupciones en la superficie de los genitales y alrededor del ano,
  • malestar al llenar la vejiga,
  • Durante la cistoscopia y el examen visual, el ginecólogo revela una inflamación focal de la vagina, el cuello uterino y la superficie de la urea.

Los signos de daño en la vejiga por el virus del herpes permiten diferenciar la etiología de la inflamación sin dificultad y prescribir una terapia adecuada. En caso de inflamación primaria, la tarea del urólogo es no evitar que la enfermedad se convierta en una forma crónica recurrente, que ocurre en el 30-50% de los casos.

En condiciones avanzadas, la agravación del herpes se produce simultáneamente con la cistitis, acompañada de: debilidad, aumento significativo de la temperatura y hematuria (orina con sangre), con daño a la membrana mucosa y las paredes de la vejiga.

Métodos de detección de virus

Sospecha de herpes naturaleza del proceso inflamatorio puede estar en los signos característicos y erupción. Después de identificar los síntomas, al paciente se le prescribe una serie de pruebas de diagnóstico:

  • análisis de orina
  • Pruebas para detectar la presencia de anticuerpos contra herpes virus.
  • estudios de detección para detectar el progreso del virus en forma crónica (oculta),
  • Siembra de tanques.

La cistoscopia se agrega al diagnóstico según sea necesario. El examen visual revela lesiones focales y vesículas con exudado acumulado.

Cómo y qué tratar la inflamación del herpes de la vejiga.

Si encuentra síntomas de cistitis, debe consultar inmediatamente a un médico. No es necesario retrasarse con una visita al centro de urología. Si no existe un tratamiento oportuno y adecuado para la cistitis herpética en los hombres, esto puede resultar en infertilidad y deterioro de la función eréctil. La inflamación de la etiología viral en las mujeres conduce a la infertilidad y la incapacidad de tener un hijo sano.

En el hogar, se proporcionan primeros auxilios, destinados a aliviar los síntomas agudos antes de visitar el centro urológico y consultar a un médico. La atención de urgencia incluye:

  • tomando antiespasmódicos para aliviar un ataque agudo,
  • asegurando la paz completa
  • Puedes poner una almohadilla térmica en la parte inferior del abdomen,
  • La aspirina ayuda contra los dolores de cabeza.

La automedicación es peligrosa. Después de tomar antiespasmódicos, los síntomas pueden disminuir temporalmente. Esto no significa que la inflamación haya pasado. El urólogo deberá ponerse en contacto en cualquier caso.

Terapia antiviral

A pesar de los medicamentos modernos existentes con alta eficacia y exposición, deshacerse completamente del herpes no funcionará. La enfermedad es incurable. La tarea del personal médico es prescribir un curso de tratamiento en el que las recaídas de la enfermedad se reduzcan al mínimo.

La terapia es diferente de lo que se usa durante la lucha contra las inflamaciones bacterianas. Para tratar la cistitis causada por el herpes debe ser como sigue:

  • Elevar la inmunidad: la buena salud, la clave para prevenir las recaídas. En presencia de las fuerzas protectoras necesarias del cuerpo, la recaída del daño viral se vuelve rara.
    Para mejorar la inmunidad se recomienda el uso de: Taktivina, Lavomax. Las drogas alivian rápidamente los síntomas y hacen que el paciente se sienta mejor.
  • Eliminación del catalizador de inflamación: en el tratamiento del herpes de vejiga, se utilizan medicamentos que inhiben la actividad del virus, lo que conduce a una disminución de la recurrencia de la cistitis. Con este fin, nombrar: Lavomaks, Oksolin y Helipin.
  • Antibióticos: en el tratamiento del herpes de vejiga en mujeres, la infección del tracto urinario a menudo se agrega al principal catalizador de la inflamación. Simultáneamente con medicamentos antivirales se prescribe un curso de antibióticos. Para determinar un uroséptico efectivo es necesario sujetar un tanque de siembra.

Con la inflamación prolongada, debido a la inflamación y cicatrización, la luz del canal cervical se estrecha. Una resección transuretral, una cirugía mínimamente invasiva, se realiza para restaurar la vejiga después del herpes.

Cómo prevenir el herpes en la vejiga.

Como se mencionó en el artículo, un gran porcentaje de la población es portadora del virus. Como regla general, se diagnostica el VHS del primer tipo (erupción en los labios). Algunos sufren de herpes genital.

Independientemente del tipo de infección viral, es importante evitar que entre en el canal uretral y la vejiga, para lo cual se desarrollaron recomendaciones urológicas generales:

  • Al tener relaciones sexuales, se da preferencia a los anticonceptivos de barrera (condones) que previenen la infección. Si la pareja está enferma con el VHS del primer tipo, se excluye la caricia vaginal oral.
  • Durante la higiene diaria no debe permitirse que toque las burbujas en los labios y luego a los genitales. El virus se transmite libremente por contacto táctil.
  • En el período de remisión, es necesario abandonar las almohadillas aromáticas, lo que debilita la función protectora de la piel y provoca reacciones alérgicas y la aparición de erupción del pañal, "suelo" favorable para la recurrencia de la infección por herpes.
  • Se da preferencia a la ropa de sus telas naturales.

La conexión entre la cistitis y el herpes es obvia. El virus es agresivo, no está completamente curado. Si la inflamación se ha vuelto crónica, el riesgo de complicaciones aumenta. Un estilo de vida saludable, la higiene y el mantenimiento de la inmunidad son buenas medidas preventivas contra el desarrollo de la cistitis por herpes.

¿Cómo son los herpes con cistitis?

La relación entre la cistitis debida al virus del herpes y los contactos sexuales se remonta. El grupo de riesgo está formado por personas de 20 a 29 años de edad que tienen una vida sexual temprana o que a menudo cambian de pareja.

El VPH generalmente ingresa a la vejiga a través del tracto urinario. Así que la razón común para el desarrollo de la cistitis por herpes es el herpes en los genitales de la pareja. Durante el contacto sexual, los virus actúan constantemente sobre la membrana mucosa. Además, no se excluyen las microtraumas de las membranas de los genitales con la uretra, e incluso sus pequeños daños ya forman las condiciones para la reproducción activa del VPH. Provoca patología y herpes en los labios. En caso de insuficiente higiene del patógeno, se transfieren las manos.

El virus del herpes se propaga rápidamente a través del tracto urinario y llega a la vejiga. La infección pasa por microcracks en las paredes del cuerpo.

El riesgo de contraer una infección es mayor cuando se inserta el catéter uretral y durante la insuficiencia hormonal. Normalmente, el moco que produce el cuerpo de una mujer está frenando la entrada de patógenos en el tracto urinario. Su formación puede disminuir debido a una síntesis insuficiente de hormonas. La infección se vuelve más probable con el establecimiento analfabeto de la hélice uterina, si interrumpe el flujo normal de orina.

Los agentes causantes de la enfermedad penetran desde la uretra hasta la vejiga también a lo largo del camino descendente, con la sangre y la linfa que fluyen desde la pelvis. Sucede que la infección es causada por la sudoración de medios con agentes patógenos en la vejiga de los órganos vecinos. El VPH inicialmente afecta los riñones con uréteres, y luego la mucosa de la vejiga.

En las mujeres, los síntomas de la inflamación de la vejiga causada por el VPH varían según el estado del sistema inmunológico. Sin embargo, los más comunes son los siguientes síntomas:

  1. Urgencias frecuentes al baño y micción dolorosa. Los mismos síntomas son característicos de otras formas de cistitis, por lo que el diagnóstico solo se puede hacer después de las pruebas.
  2. Impurezas sanguíneas en la orina. Incluso una ligera tinción puede indicar patología.
  3. Aumento de la producción de orina.
  4. Urgencia frecuente y dolorosa por la tarde.
  5. Sentir la vejiga constantemente llena.
  6. Fiebre, escalofríos.
  7. Dolor e incomodidad en la parte baja de la espalda, pelvis, abdomen inferior.
  8. Fatiga y somnolencia.

Es imposible diferenciar de forma independiente los síntomas de la cistitis en el fondo del herpes de las manifestaciones de otras patologías del área urogenital. Es importante consultar a un médico en una etapa temprana de la enfermedad, solo esto evitará complicaciones.

Posibles consecuencias

La cistitis en los órganos genitales está llena de una serie de complicaciones. La forma aguda, si no se trata, rápidamente se vuelve crónica, lo que es especialmente peligroso para las mujeres embarazadas, ya que el niño puede estar infectado en el útero. Esto está lleno de anomalías del desarrollo fetal e incluso aborto involuntario. Además, en las enfermedades crónicas, el virus continuará siendo liberado durante las relaciones sexuales, infectando a la pareja.

Hay erosión en las paredes de la vejiga. Crean el peligro de perforación del órgano y esclerosan sus paredes. Debido al crecimiento del tejido conectivo, la vejiga se vuelve menos elástica y disminuye de volumen. El resultado - una persona orina a menudo y poco a poco.

Una de las consecuencias más peligrosas de la cistitis por herpes es la salpingitis. La patología provoca la obstrucción de los tubos y la imposibilidad de la fertilización.

Diagnósticos

Confirmar el diagnóstico de cistitis herpética es importante para la cita del tratamiento correcto. Es necesario pasar exámenes y aprobar exámenes:

  1. Examen general de sangre. La presencia de VPH está indicada por cambios en el hemograma.
  2. Análisis de orina Revela un aumento en el número de cilindros, sangre, necrosis de las áreas de la membrana mucosa también es probable, con el rechazo posterior y la lixiviación con la orina.
  3. PCR El análisis es necesario para identificar anticuerpos contra el virus.
  4. Ultrasonido de la vejiga. Se encontrarán úlceras o erosiones que aparecen durante el herpes.
  5. Bacterias en orina.

Herpes y cistitis: una combinación que es difícil de tratar. Por el momento no hay medicamentos o métodos que puedan salvar completamente al paciente de estas enfermedades. Aún así, es necesario un tratamiento adecuado. En su ausencia, el riesgo de recurrencia aumentará enormemente. Sucede que las exacerbaciones ocurren varias veces al año, causando dolor y reduciendo el rendimiento humano.

La terapia combinada está dirigida a:

  • eliminación de síntomas
  • fortalecimiento de la inmunidad
  • Lucha contra los virus con antibióticos.

La vacunación se administró hace algún tiempo, pero ahora se reconoce como inefectiva. Como complemento al tratamiento principal utilizado remedios populares. Para fortalecer la inmunidad, puede beber decocciones de manzanilla, ginseng, celidonia. Fisioterapia útil, nutrientes. La limpieza debe realizarse con cuidado, sin abusar de este método. Existe un riesgo de violación de la microflora natural de la uretra y la vagina.

Prevención

Para prevenir infecciones, se recomienda a las mujeres que usen ropa interior cómoda hecha de telas naturales. Si es estrecho, está plagado de alteración de la circulación sanguínea en la pelvis. Durante la menstruación, la junta debe cambiarse a tiempo, de lo contrario se crearán las condiciones para el crecimiento de microorganismos patógenos.

Para la higiene íntima, los productos deben seleccionarse con un pH neutro, en el que no haya sabores. Es muy importante para la prevención de la enfermedad usar anticonceptivos durante las relaciones sexuales y, después de eso, bañarse siempre.

Sintomatologia

Los síntomas de la cistitis son bastante fáciles de detectar, e incluyen los siguientes:

  1. Los pacientes comienzan a notar la aparición de dolor o ardor durante o al finalizar la micción.
  2. La orina es turbia, tiene un olor desagradable.
  3. Hay dolor en la parte inferior de la espalda, tirando de la parte inferior del abdomen.
  4. A veces hay fiebre diaria, escalofriante. Los pacientes se quejan de debilidad, nerviosismo, disminuye la eficiencia.
  5. La micción acelera y siente la imposibilidad de vaciar completamente la vejiga.

Tales síntomas se encuentran en cualquier forma de cistitis. Los principales signos de cistitis por herpes son:

  • дизурия – болезненность при мочеиспускании,
  • никтурия – учащенное в ночное время,
  • гематурия – кровь в моче.

El tejido mucoso de la vejiga debido al daño por herpes no es elástico, flácido, mal estirado, causando una fuerte sensación de ardor y dolor. Llagas, vasos dañados explican la presencia de sangre, los pacientes se quejan de escalofríos, fiebre. En casos severos y avanzados, la temperatura puede aumentar dramáticamente. El síndrome de dolor aumenta durante el coito, tanto en mujeres como en hombres, ya que la mucosa de la vejiga se lesiona aún más.

Metodos de diagnostico

Para hacer un diagnóstico de la historia, debe averiguar si el paciente tiene una infección por herpes en el cuerpo. Para asegurarse finalmente, es necesario realizar todos los exámenes clínicos determinados.

Se distinguen los siguientes métodos para establecer el diagnóstico:

  • anamnesis
  • laboratorio
  • investigación adicional.

Al entrevistar al paciente debe responder las siguientes preguntas:

  • con qué frecuencia enfermo
  • lo que padecen las enfermedades crónicas
  • cuando empezó el dolor, qué personajes son,
  • ¿Subió la temperatura del cuerpo?
  • si la pareja sexual permanente
  • cómo avanza la relación sexual (rápida, activa, lenta, si se produce dolor),
  • Qué micción y tipo de orina.

Al examinar visualmente al paciente, el especialista debe prestar atención a la presencia de hiperemia en el sistema urinario y los órganos genitales. Cabe señalar, si los hay, rastros de llagas de herpes en los genitales o los labios.

De los estudios de laboratorio se debe extraer sangre y orina para el análisis general. Se lleva a cabo un examen bacteriológico de la sangre para detectar la presencia de anticuerpos contra el herpes y se reconoce el número de linfocitos y leucocitos.

Para realizar un examen citológico, el paciente debe estar especialmente preparado: después de la micción matutina, se enjuagan los genitales. En el análisis tomar la segunda orina.

Si no puede hacer un baño adecuado de los órganos genitales externos, la orina se toma como un catéter. La orina resultante se siembra en un medio específico para el cultivo. Asegúrese de pasar las citologías de la vagina, en hombres, el secreto de la glándula prostática.

A partir de exámenes adicionales se pueden nombrar:

  • endoscopia de vejiga
  • ultrasonido
  • Biopsia de un pedazo de tejido.

La cistoscopia es el método diagnóstico más informativo. Un cistoscopio es un dispositivo endoscópico que consiste en un tubo, un iluminador y una cámara.

Cómo se realiza esta investigación: el tubo se inserta a través del uréter en la vejiga. A través de él, puede ingresar, si es necesario, un agente de contraste, irrigar las paredes del órgano, extraer residuos de orina y tomar secciones para realizar una biopsia. La pantalla refleja el estado interno, está determinada por la membrana mucosa de las paredes inferior, frontal y posterior.

Para realizar una biopsia con un cistoscopio, se toma una porción de tejido del epitelio interno de la vejiga (biomaterial) para el análisis histológico.

Ultrasonido

El método de diagnóstico más conveniente y seguro es el ultrasonido. El procedimiento se realiza después de una preparación especial, que comienza 3 días antes del examen, con un intestino limpio y una vejiga llena. Antes de la ecografía se prescribe una dieta de tres días. Es eliminar de la dieta los alimentos que provocan la fermentación en el intestino, la acumulación de gases. No se puede comer verduras frescas, frutas, frijoles, todas las legumbres. Productos lácteos prohibidos, productos dulces, pan negro, soda.

El ultrasonido determina el volumen del cuerpo, el espesor de la pared, la presencia de tumores. Con base en las encuestas y los resultados obtenidos, puede hacer el diagnóstico correcto.

Causas de la enfermedad

Las causas de la cistitis por herpes pueden ser:

  • inmunidad reducida
  • contacto con el portador del virus
  • La infección por herpes ya presente en el cuerpo.
  • pasando por el canal de parto
  • Contacto doméstico con objetos infectados.

Las causas del desarrollo de una enfermedad existente son:

  • relaciones sexuales hiperactivas o ásperas, en las que se lesionan los tejidos, convirtiéndose en un medio positivo para la reproducción del virus,
  • el uso de toallas sanitarias que causan el efecto invernadero, un área conveniente para el desarrollo de virus,
  • bobinas anticonceptivas, insertadas sin éxito en el útero, evitando el vaciado completo de la vejiga,
  • lesión durante el parto,
  • Vaginitis que interfiere con la secreción de líquido secretor.

La relación de cistitis y herpes.

Si una persona ya tiene una infección por herpes, que se manifiesta con erupciones en los labios, es probable que se pueda enfermar de cistitis por herpes.

Conociendo los riesgos y las causas de la enfermedad, es aconsejable llevar un régimen de ahorro y una forma de vida para no provocar su aparición.

Las medidas preventivas incluyen:

  1. Esfuérzate y sé partidario del sexo sano y seguro.
  2. No cambie de pareja con frecuencia y use equipo de protección.
  3. Use ropa interior suelta de algodón.
  4. Seguir las normas de higiene personal.
  5. Use juntas de alta calidad que dejen pasar el aire.
  6. No comience la enfermedad, cuando aparezcan los primeros signos, póngase en contacto con los especialistas.

También es necesario templar el cuerpo con actividades recreativas: ser más aire fresco, participar en la actividad física:

  • deportes, turismo,
  • gimnasia, baile,
  • ejercicios terapeuticos, aerobicos,
  • Incluso trabajar en el jardín o huerto.

Seguir todas estas y otras reglas ayudará a evitar complicaciones peligrosas de la cistitis.

Tratamiento de la cistitis herpética en mujeres.

La inflamación herpética es más común en las mujeres. El médico asistente selecciona el tratamiento en función de los resultados de la prueba, pero hay algunos puntos generales.

Todo el tratamiento se lleva a cabo en tres direcciones:

  • fortaleciendo el sistema inmunológico
  • Eliminación de los principales síntomas.
  • terapia antiviral.

Medicamentos antivirales que están bien probados:

Complejos de vitaminas, que están llenos de mostradores de farmacia:

El tratamiento sintomático se prescribe dependiendo de qué signo de la enfermedad es necesario detener. Puede ser analgésicos, antiinflamatorios, medicamentos no esteroides. Tales como

Igualmente importante en el tratamiento de la cistitis herpética es la nutrición. La dieta consistirá en aumentar la cantidad de líquido, limitar sal, alimentos ácidos. Los productos lácteos, verduras, frutas, cereales, sopas de verduras se introducen en la dieta. Es imposible: agrio, picante, salado, ahumado, graso, dulce.

Es apropiado usar medicina herbal. Para hacer esto, use decocciones de manzanilla, ginseng, eleutherococcus.

Por supuesto, necesitas abandonar la intimidad. A la infección de la segunda pareja se tratan juntos.

Las causas de la cistitis por herpes.

El problema de la inflamación de la vejiga puede enfrentar, tanto mujeres como hombres. Existe un alto riesgo de infectar a un niño durante el parto si la madre es portadora del virus del herpes.

Básicamente, la cistitis por herpes se transmite a través del coito o el sexo oral. El virus, que cae sobre las membranas mucosas de la boca, la faringe, los genitales y la uretra, causa una inflamación severa. Si las parejas infectadas con herpes tienen una vida sexual excesivamente intensa, existe una mayor probabilidad de pequeñas grietas y desgarres en los genitales. Y el virus se desarrolla más activamente en el tejido dañado.

¿Qué puede causar la cistitis herpética en las mujeres?

  1. La característica fisiológica de la estructura del canal urinario (es más corta que la masculina).
  2. Las espirales mal emparejadas son anticonceptivos ubicados en el útero. Debido a esto, la mujer interrumpe el proceso natural de la producción de orina. Una vejiga desbordada amenaza con una inflamación severa, una mayor propagación del virus.
  3. Insuficiencia hormonal durante el embarazo o la menopausia. Durante este período, el cuerpo femenino está tan debilitado que simplemente no puede combatir las infecciones virales.
  4. Durante el parto, los genitales externos (labios grandes y pequeños) y los órganos internos se lesionan, el útero y la vagina, que pueden desencadenar el proceso de reproducción del herpes.

¿Cómo se produce la infección?

La infección de la vejiga con herpes ocurre de diferentes maneras, principalmente debido a negligencia o ignorancia. Si su pareja sexual es claramente visible en los labios de la herida del herpes, entonces no debe practicar sexo oral con él. De hecho, a través de microcracks en la cavidad oral, un virus puede entrar en el torrente sanguíneo.

Si está en contacto con una persona que tiene herpes, no sigue las reglas de higiene personal, luego, con las manos sucias, puede provocar el desarrollo del herpes genital.

También puede obtener a través de artículos para el hogar: toallas, ropa y ropa de cama.

Video: Cistitis viral

Los síntomas de la cistitis herpes

La cistitis herpética es bastante difícil de identificar, ya que sus síntomas son característicos de otras enfermedades de la vejiga, pero existen signos y características distintivas en el tratamiento.

Sobre el origen viral de la cistitis indicar:

  • micción frecuente, que se acompaña de un dolor agudo en la parte inferior del abdomen,
  • dolor durante el coito,
  • cambios en el color de la orina,
  • sangre en la orina
  • erupciones atípicas (acné y picazón severa en los genitales y el ano)
  • dolor en la parte baja de la espalda y en la vejiga,
  • Fiebre, debilidad y escalofríos.

En el examen, un ginecólogo, un urólogo y un herpes en la vejiga se detectan de acuerdo con el siguiente síntoma: un aumento significativo de los ganglios linfáticos en la zona inguinal.

Muy a menudo, un paciente durante mucho tiempo no sabe de su enfermedad ya que la cistitis por herpes aparece solo 10 días después de la infección.

Posibles complicaciones

Si no diagnostica la cistitis por herpes en ese momento y no comienza el tratamiento, las consecuencias pueden ser muy desagradables. En los hombres, un proceso inflamatorio fuerte con secreción purulenta en la vejiga, conduce a un deterioro en la producción de espermatozoides y al bloqueo del canal urinario. En el futuro, todo puede resultar en el desarrollo de una nueva enfermedad, la prostatitis, que amenaza con la infertilidad.

En las mujeres, debido a trastornos hormonales, hay frecuentes retrasos de la menstruación. La erosión también puede ocurrir en la pared de la urea. Lo más peligroso que puede ser es la formación de obstrucción de las tuberías, lo que implica trastornos reproductivos.

Métodos tradicionales de tratamiento

Los remedios populares pueden aliviar la condición de una persona enferma y reducir la irritación en el área genital. Para hacer esto, use decocciones de manzanilla, hierba de San Juan, aciano y ortiga. Además, dicha infusión es un excelente agente antibacteriano. Para ayudar a eliminar sustancias tóxicas de la vejiga: jugo de arándano, agua mineral alcalina y compotas de frutas secas.

Pin
Send
Share
Send
Send