Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2019

Quiste renal: qué es, sus signos, diagnóstico y tratamiento

Un quiste renal es la formación de un tipo benigno, es una cápsula con un líquido que se produce en un órgano importante del cuerpo humano, en los riñones. No confunda el quiste y la formación renal en patología genética - poliquística. Estas enfermedades difieren en diferentes cursos y estructuras de la educación. Las causas de la formación de quistes aún no se han determinado completamente, sin embargo, fue posible establecer que la enfermedad conduce a la prevalencia entre las enfermedades renales.

Causas y complicaciones de la enfermedad.

Como regla general, la deformación se localiza en la parte superior o inferior del órgano, mientras que la capa cortical externa sufre. La educación se distingue por su forma y tipo, por lo general es redonda o tiene la forma de una elipse. Un quiste en el riñón consiste en una sola cámara o se divide en muchos compartimentos. En la mayoría de los casos, esta educación tiene un carácter benigno. La probabilidad de que ocurra aumenta con la edad de una persona, la mayoría de los pacientes con un diagnóstico de este tipo son personas de 40 a 55 años de edad, y los hombres tienen más probabilidades de enfermarse que las mujeres.

Hasta el día de hoy, los especialistas no han podido determinar exactamente qué causa un quiste en el riñón. Fue posible descubrir que el tumor se forma debido al crecimiento anormal de las células en los tejidos del órgano. Se cree que la enfermedad tiene una forma innata y adquirida. Se debe aclarar que varios miembros de la familia tienen una predisposición genética a la aparición de quistes. Por esta razón, si una persona ha sido diagnosticada con esta dolencia, entonces sus familiares cercanos deben llevar a cabo una serie de medidas preventivas. Se cree que un quiste se produce debido a la falta de tejido conectivo en el cuerpo.

En la infancia, la educación se produce debido a los efectos secundarios que se producen incluso en el útero, que incluyen diversos daños mecánicos, enfermedades virales e infecciosas. El tumor puede desarrollarse en lugar del hematoma después de la exposición mecánica. La infección y otras enfermedades causan daños irreparables no solo durante el embarazo. A menudo ocurre que después de una enfermedad, una persona tiene una complicación grave: un quiste renal, cuyos síntomas y tratamientos tienen una serie de características y matices.

Durante mucho tiempo, una persona ni siquiera se da cuenta de que tiene tal educación, ya que no hay síntomas. Depende del tamaño del quiste, como regla, la longitud de la formación está en el rango de 1-10 centímetros. Si el tamaño es demasiado grande, entonces hay una mayor presión sobre los vasos y los canales urinarios, que son responsables del acceso de nutrientes a los órganos. Estos factores conducen a las siguientes complicaciones:

  • Flujo incorrecto del líquido urinario: como resultado de este proceso, el organismo se infecta con sustancias tóxicas y dos órganos se ven afectados.
  • morir de células renales sanas,
  • Interrupción del funcionamiento de los órganos.

Como resultado de los dos últimos factores, puede desarrollarse insuficiencia renal. Si un quiste tiene un efecto fuerte, entonces puede romperse, es decir, las paredes de la formación pierden su integridad. En este caso, el paciente necesita atención de emergencia a través de la cirugía. El procedimiento también debe realizarse en presencia de pus, con el resultado de que se puede desarrollar un absceso, es decir, llenar la cavidad con líquido, que actúa como un medio maravilloso para el desarrollo de microorganismos peligrosos, como virus y bacterias. Si el tiempo no tiene un efecto terapéutico, puede ocurrir una infección de todo el organismo, esto es especialmente cierto para aquellos que tienen funciones protectoras debilitadas. Así que descubrimos que esto es un quiste renal, cómo tratar la enfermedad se considerará más adelante, después de analizar sus síntomas, tipos y métodos de diagnóstico.

Variedades

Un quiste en el riñón tiene varias variedades, cada una de las cuales tiene características individuales. Estos tumores se clasifican según diversos aspectos. En primer lugar, se dividen en simples y complejos. Los primeros (solitarios) difieren en tamaño pequeño, están localizados en cualquier parte del cuerpo. Las multicámaras o complejos consisten en burbujas simples, están rodeadas por un solo tejido conectivo. Esta especie rara vez se diagnostica.

En caso de policistosis, las formaciones se encuentran en toda la superficie del órgano. El poliquístico se forma en diversas patologías genéticas que son hereditarias. Un riñón esponjoso es un tipo de patología hereditaria de tipo congénito, en la que el órgano se parece a una esponja con una gran cantidad de quistes de un tamaño insignificante. Esta especie tiene el mayor riesgo para la salud humana. Los quistes se clasifican según el tipo de tejido en el que se forma el proceso patológico, que pueden ser:

  1. Multilocular Afectan a diferentes departamentos, representan el mayor peligro y aún requieren intervención quirúrgica.
  2. Parénquima Los tejidos de la parte interna del órgano sufren de estas formaciones, y se desarrolla sin ningún síntoma característico.
  3. Subcapsular Tales formaciones están debajo de la cápsula, en casos raros causan complicaciones.
  4. Sinus Las formaciones ubicadas en el seno no afectan los uréteres y la pelvis, por lo que no causan problemas con la diuresis y el estancamiento de la orina.
  5. Parapélvico. Esta especie es mucho menos común que la anterior. Se caracteriza por el crecimiento de tejido fibroso directamente en la cavidad de la pelvis. Como regla general, las mujeres mayores de 50 años son propensas a la aparición de esta enfermedad.

Los contenidos del tejido conjuntivo del quiste de los riñones son de gran importancia, el tratamiento de la enfermedad en este caso depende de la composición del líquido:

  • El fluido seroso es la opción más común.
  • si una infección se ha unido, entonces puede aparecer pus,
  • a veces se altera la integridad de los vasos sanguíneos de los riñones, lo que proporciona acceso para la fuga de sangre,
  • en algunos casos, hay tejido blando y duro dentro del quiste, e incluso la grasa y el cabello, como en el curso de una enfermedad, es muy raro y las patologías genéticas conducen a su aparición.

De gran importancia es la clasificación de las formaciones según Bosniak, donde el quiste de los riñones en hombres y mujeres depende de la malignidad:

  1. El primer tipo es fácilmente diagnosticado por ultrasonido, la educación tiene una estructura simple y tiene una naturaleza benigna. A menudo va por su cuenta, por lo que puede hacer sin cirugía.
  2. El segundo tipo es la presencia de un gran número de quistes, entre los cuales hay particiones específicas. Requiere métodos conservadores de tratamiento, aunque a veces puede requerir cirugía. Tiene otra subespecie, se le debe proporcionar control urológico, ya que está localizado en una gran área del órgano y también contiene varias particiones. Existe una alta probabilidad de transformación en un tumor maligno.
  3. La tercera variedad es la más peligrosa. Las paredes de las formaciones están significativamente compactadas, los pliegues se forman en algunos lugares. Tales quistes en los riñones en mujeres y hombres no se desarrollan muy a menudo, el tratamiento se lleva a cabo exclusivamente por métodos radicales, es decir, a través de la cirugía, porque la probabilidad de malignidad es muy alta.
  4. La cuarta etapa es la aparición de cánceres, en este caso, asegúrese de consultar a un oncólogo.

Antes de tratar un quiste en los riñones, se deben tomar una serie de medidas de diagnóstico que proporcionarán una imagen completa de la enfermedad. Sobre la base de los datos obtenidos, el especialista elabora el plan de tratamiento más adecuado y efectivo.

Las primeras manifestaciones se hacen notorias cuando las dimensiones del quiste alcanzan ciertos valores, y esto resulta en presión sobre el riñón y los órganos adyacentes. Este proceso causa la micción alterada, lo que cambia la sombra de la orina y el volumen de líquido excretado. Hay dolor, son potenciados por la actividad física o el movimiento.

La fuente de dolor se encuentra en el área del órgano afectado, con el tiempo puede extenderse a la ingle y la cintura.

Las violaciones del flujo de salida de la orina conducen a un aumento de la presión en el sistema urinario, lo que a su vez provoca un aumento de la presión arterial. Si hay enfermedades de fondo, entonces los síntomas adicionales están conectados, tales enfermedades pueden ser la pielonefritis y la urolitiasis. Si se produjo una ruptura de quiste, entonces ocurren tales manifestaciones:

  • uremia
  • aumento de la temperatura corporal
  • fuerte sed
  • Sensación de dolor en la región lumbar y cavidad abdominal.
  • el volumen de la orina cambia,
  • el color de la piel cambia,
  • Hay escalofríos e hinchazón.

Si hay una ruptura de la cubierta fibrosa, entonces no podemos hacerlo sin cirugía. De lo contrario, el problema puede ser fatal.

Tratamiento de quistes renales.

No todos saben qué tan peligroso es un quiste en el riñón y cómo tratarlo, por lo que la terapia debe comenzar con una consulta con un urólogo. El especialista le recetará un análisis de orina y sangre, y le enviará una ecografía o una radiografía de contraste. En casos especiales, el diagnóstico se realiza en el tomógrafo. Como resultado del estudio, se determina el tipo de quiste, su configuración, el grado de daño al organismo.

Una vez completada la recopilación de datos, el médico tratante especifica el diagnóstico y elabora un plan de tratamiento.

Tratamiento de drogas

En la mayoría de los casos, el tratamiento de un quiste se lleva a cabo sin el uso de una intervención quirúrgica, las preparaciones especiales son capaces de controlar el crecimiento de células patógenas, así como los métodos tradicionales de tratamiento. Como regla general, el crecimiento no amenaza la salud del paciente, por lo tanto, la terapia terapéutica está dirigida a reducir los síntomas de la dolencia: la eliminación del proceso inflamatorio, el síndrome del dolor y la mejora del flujo de orina. Este resultado se consigue con la ayuda de inyecciones y tabletas. La duración de la terapia de tratamiento es de 1 mes. Sin embargo, en el futuro, es necesario monitorear sistemáticamente el estado de la educación, por lo que debe ser examinado regularmente por un urólogo.

Por su naturaleza, los quistes parapélvicos, multicámaras y subcapsulares no son peligrosos. Sin embargo, con un aumento significativo en el tamaño del tumor, existe un aumento de la presión sobre los elementos estructurales adyacentes, es decir, los órganos y tejidos, lo que conduce al dolor. En algunos casos, la presión aumenta, hay molestias en la vejiga y, en los casos más graves, los riñones están bloqueados.

Solo en este caso, los expertos recomiendan encarecidamente abandonar los remedios populares, luego se lleva a cabo un estudio adicional del cuerpo y luego se eliminan los crecimientos. El método de punción puede detectar el peligro y elaborar un plan de tratamiento detallado. Si la educación amenaza la vida del paciente, se toma la decisión de retirarla, se utiliza la laparoscopia para esto, y para su implementación se siguen las siguientes reglas:

  • hacer dos pequeños agujeros a través de los cuales se insertan herramientas especiales,
  • Hay cámaras en sus extremos, una imagen se fija en ellas y se transmite a la pantalla, mientras se eliminan las celdas adicionales.
  • en algunos casos, como resultado del procedimiento, todo el líquido del quiste simplemente se extrae, se introduce una solución especial en la cavidad interna, se destina a soldar las paredes,
  • el procedimiento se lleva a cabo durante un máximo de dos horas, después de lo cual no es necesario realizar una recuperación a largo plazo, ya que al cabo de unos días el paciente es dado de alta de la institución médica, después de lo cual puede volver a un estilo de vida activo.

Después de determinar las causas del quiste del riñón derecho, se elige el tratamiento, uno de los cuales es el ajuste nutricional. Debido a esto, es posible reducir la carga que afecta negativamente al sistema urinario, y esto también evitará la aparición de complicaciones. Los aspectos de una dieta terapéutica son extremadamente simples:

  • es necesario controlar el volumen de líquido consumido por día; el médico a cargo debe aclarar la cantidad exacta,
  • Necesidad de abandonar completamente el consumo de sal,
  • Es importante limitar la cantidad de alimentos fritos y ahumados, así como los mariscos,
  • El alcohol debe ser excluido de la dieta.

Si hay síntomas de un quiste en los riñones, el tratamiento debe iniciarse inmediatamente, pero no debe preocuparse, ya que la enfermedad a menudo es completamente asintomática y no representa una amenaza para la vida del paciente. Existe la posibilidad de que el quiste se resuelva solo, esto ocurre durante la pubertad en niños, así como en mujeres después del parto o después de un tratamiento exitoso de otras enfermedades, por ejemplo, causadas por trastornos hormonales. Sin embargo, uno no puede contar con tal resultado y descuidar las reglas de tratamiento. Los médicos calificados aconsejan vigilar constantemente al médico que lo atiende, que observó la condición del paciente, ajustó la terapia terapéutica y notó el deterioro de la salud a tiempo.

Remedios populares

El uso de recetas populares para combatir las neoplasias renales se ha establecido como un medio eficaz y asequible. Las preparaciones a base de hierbas alivian el proceso inflamatorio, aumentan las funciones protectoras del cuerpo y, en algunos casos, incluso provocan la reabsorción del quiste en los riñones, los síntomas y el tratamiento determinan el uso de agentes específicos. Es imposible seleccionar recetas por su cuenta, ya que esto solo debe hacerlo un médico altamente calificado.

El hecho es que algunos componentes naturales provocan un desarrollo intensivo de tumores malignos. Es por eso que es peligroso automedicarse, porque está lleno de complicaciones graves. Es importante tener en cuenta que la combinación de ciertos medicamentos está prohibida con ciertas plantas, y los remedios populares también sirven solo como complemento de la terapia principal. En combinación entre sí, los medicamentos y los remedios populares permiten en el menor tiempo posible obtener un resultado positivo.

En un estado desatendido, el dolor en un quiste en los riñones es pronunciado. Es posible curar un quiste mediante el uso de hojas de bardana. Para hacer esto, deben procesarse previamente en una picadora de carne para obtener una papilla homogénea. Use la herramienta dos veces al día, una cucharadita. Esta herramienta tiene un efecto positivo en el funcionamiento de los riñones, el producto activa el proceso de formación de orina, si se toma de forma sistemática, el tamaño del quiste disminuirá. No es necesario que lo haga de antemano, ya que la bardana no se almacena en la forma en mal estado durante más de 48 horas. Los medios deben mantenerse en el refrigerador para mantener una frescura constante del producto.

No está mal con los crecimientos de flores, miel, miel, en igual proporción con viburnum jugo. El efecto positivo vendrá solo después de varios meses de uso regular del producto. Es importante saber qué es un quiste del riñón derecho, para que pueda hacer los intentos correctos de tratamiento. La mezcla debe ser utilizada de acuerdo a un esquema especial:

  • en la primera semana - 0.4 cucharaditas en la mañana con el estómago vacío,
  • en la segunda semana - 0.5 h. cucharadas también por la mañana,
  • en la tercera semana - una cucharadita llena por la mañana y antes de dormir por la noche,
  • en la cuarta semana necesitas comer una cucharada por la tarde y por la mañana,
  • en la quinta semana debes tomarte un descanso
  • 6-9 semanas necesitan reducir la dosis.

El tratamiento de la enfermedad por métodos populares se lleva a cabo con la ayuda de elecampane, la raíz de la hierba ayuda significativamente a reducir la formación. Cientos de personas verificaron el método, lo cual es positivo por parte de usuarios satisfechos. Es importante consultar con su médico antes de comenzar el tratamiento, ya que la planta tiene efectos secundarios.

Para preparar la tintura debe tomar 30 gramos de la raíz de hierba en la forma más pequeña posible. Este polvo debe verterse con tres litros de agua hervida, luego se agregan 30 gramos de levadura en forma seca, luego, durante 46-50 horas, el agente se extrae sin tapa en una habitación caliente. Después de esto, la solución debe colocarse en el refrigerador, después de cada comida debe usar 120 ml de caldo. El tratamiento de nueve horas se realiza durante 7 días, hasta agotar toda la tintura. Después de eso, tome un descanso por 20 días, luego se repite todo el algoritmo.

El primer resultado se puede ver después de tres repeticiones, pero debe cumplir con las proporciones establecidas, no hay necesidad de apresurarse, de lo contrario existe la posibilidad de una sobredosis, lo que llevará a una intoxicación grave. Antes de probar este método en la práctica, debe probar la intolerancia individual a la droga. Cabe señalar que la raíz puede causar la agravación de enfermedades peligrosas, en este caso, su recepción debe interrumpirse, esto también se aplica a la aparición de cualquier molestia.

Киста почек – это образование, которое возникло в результате бесконтрольного размножения клеток. La probabilidad de complicaciones en esta patología es solo del 5%, pero esto no significa que se deba descuidar el tratamiento. Es imperativo ponerse en contacto con una institución médica donde se realizan diagnósticos exhaustivos, sobre la base de los cuales se elabora un plan de tratamiento detallado. Se deben seguir todas las recomendaciones del médico de cabecera, así como observar todas las dosis y no automedicarse, de lo contrario no será posible lograr un efecto positivo. Los problemas con el trabajo de los riñones afectan el funcionamiento de todo el organismo, por lo tanto, no se pueden desencadenar tales enfermedades.

¿Qué es un quiste renal?

Un quiste renal es una condición patológica en la que se produce una proliferación anormal de una formación hueca. El tumor proporciona una cápsula de tejido conectivo llena de líquido. Muestras prácticas y observaciones de médicos neurólogos: los quistes en los riñones ocupan una posición de liderazgo entre todas las neoplasias del tejido renal. Las dimensiones de la formación de la banda pueden ser pequeñas de 1 cm a grandes (10 cm de diámetro), ser simples o múltiples, tener una localización diferente, afectar a una o ambas partes del órgano. Dada la tendencia de un quiste en el riñón a degenerar en un proceso maligno, después de diagnosticarlo, el paciente requiere tratamiento inmediato, monitoreo constante, lo que permitirá monitorear la dinámica de la enfermedad.

En la gran mayoría, la clínica para las formaciones quísticas no molesta a la persona, sino solo hasta que el tumor crece de tamaño o el proceso inflamatorio no aparece en los tejidos del órgano.

Los signos clínicos de la enfermedad también dependen de la ubicación de la formación, el tamaño y la cantidad. En la mayoría de los casos, un quiste en el riñón se encuentra en la parte inferior o superior del órgano interno. Pero hay casos en que el crecimiento de la formación patológica está presente en la capa cortical de un órgano. Después de revisar la información de que un quiste renal, debe considerar las principales causas de la enfermedad.

Causas y factores de riesgo.

A pesar de los avances en la medicina moderna, en particular, la urología y la nefrología, la prevalencia de la enfermedad, las causas exactas de las formaciones quísticas en los tejidos renales son desconocidas. Hay varios factores que aumentan el riesgo de morbilidad.

Quiste puede ser:

En el primer caso, la enfermedad puede diagnosticarse en un niño inmediatamente después del nacimiento o después de un tiempo. La razón por la que se desarrolla un quiste renal en un niño puede ser los siguientes factores, que se establecen en el período prenatal:

  1. Beber bebidas alcohólicas de una mujer embarazada,
  2. fumar durante el embarazo,
  3. Contacto sistemático de la futura madre con sustancias químicas y tóxicas,
  4. Exposición a rayos X durante el embarazo.

Quistes renales: las causas y el tratamiento durante el embarazo dependen de la etapa en que el niño fue diagnosticado con patología. A menudo, la educación se determina después del nacimiento del bebé mediante un examen de ultrasonido. El quiste del riñón derecho, así como el izquierdo, se produce con la misma frecuencia, pero mucho menos con frecuencia hay daño en ambos lóbulos del órgano.

Adquirido: se manifiesta en el proceso de la vida y se desarrolla en el contexto de otras enfermedades o afecciones. La mayoría de las veces, la base de la etiología de la enfermedad es de gran importancia para jugar los siguientes motivos:

  1. Desequilibrio hormonal.
  2. Lesiones de la región lumbar.
  3. Adenoma de próstata en hombres.
  4. Tuberculosis del aparato urinario.
  5. Hipotermia frecuente del cuerpo.
  6. Estasis de orina en los riñones.
  7. Displasia de las estructuras del tejido conectivo del sistema urinario.
  8. La enfermedad renal o sus efectos.
  9. Hidronefrosis
  10. Isquemia del riñón.

Existen otras causas que pueden desencadenar la formación de crecimientos, pero en cualquier caso, el proceso patológico requiere asistencia inmediata bajo la supervisión de especialistas médicos. Los hombres a la edad de 45 años corren el riesgo de desarrollar crecimientos quísticos, especialmente aquellos que abusan del alcohol, no cuidan su salud, padecen obesidad y otras enfermedades crónicas. En las mujeres, la enfermedad es mucho más rara, más a menudo vista en el fondo de los cambios hormonales.

El proceso de formación con mayor frecuencia comienza a partir de los túbulos renales, que comienzan a perder contacto con las estructuras, lo que conduce a su aumento y la formación de cavidades llenas de líquido.

Clasificación de quistes renales.

Un quiste renal en nefrología y urología se refiere al término general de una enfermedad que afecta el tejido orgánico. Pero para un estudio más detallado de la enfermedad se divide en varias clasificaciones. Si un quiste renal: los síntomas y el tratamiento, en primer lugar, dependen del tipo de educación, su origen.

  1. Quiste renal solitario o atípico. Forma ovalada o redonda benigna, que no tiene conexiones con conductos. Dentro de la formación contiene líquido seroso, menos a menudo hay una mezcla de pus o sangre. La mayoría de las veces se desarrolla solo después de la lesión. La peculiaridad de esta educación es que afecta al órgano izquierdo y tal quiste se diagnostica en los riñones en los hombres, y menos en las mujeres.
  2. Multikistosis. Anomalía unilateral rara. El tejido renal es reemplazado completamente por el conectivo. Con el crecimiento intensivo de la educación, la clínica se pronuncia. Ocurre en niños, se refiere a anomalías congénitas.
  3. Policistica Múltiples quistes renales que parecen racimos de uvas. El daño se produce en los lóbulos derecho e izquierdo del órgano. La principal causa de la enfermedad es una predisposición genética.
  4. Esponjoso Se caracteriza por la expansión y el daño a los túbulos renales. Con esta enfermedad, existen múltiples formaciones de pequeño tamaño.
  5. Dermoide o dermoide. Las formaciones contienen ectodermo, que son partículas de grasa, epidermis y otros componentes de terceros.
  6. Formaciones sinusales. Localizado en la puerta del seno renal o en el propio órgano, hay daños en los vasos linfáticos, que se encuentran cerca de la pelvis.
  7. Parenquimatoso. El crecimiento benigno se desarrolla después de la ruptura del vaso en el parénquima. La enfermedad no puede molestar al paciente durante mucho tiempo. El tumor se diagnostica en niños, con menos frecuencia adultos.

Dependiendo de la localización de la formación quística, se distinguen por:

  1. soltero
  2. Quiste renal múltiple o complejo.

La educación puede afectar los lóbulos izquierdo, derecho o ambos del órgano. Dependiendo de las cámaras del proceso del tumor, se divide un quiste simple o multicámara del riñón.

Dado que el quiste del riñón izquierdo, así como el derecho, se produce con la misma frecuencia, el tratamiento debe realizarse inmediatamente después del diagnóstico y solo según lo prescrito por un médico. Una visita oportuna al médico permitirá determinar la etapa, la localización del tumor, el tratamiento adecuado de los quistes renales.

Signos clínicos de quiste renal.

La enfermedad en las etapas iniciales no se manifiesta. Las estadísticas muestran que en el 80% de los casos, un quiste en el riñón derecho, así como un quiste del riñón izquierdo, se diagnostica por casualidad en un examen médico planificado o no programado. Un signo característico de la enfermedad es el dolor de espalda sordo, agravado por cualquier actividad física. El síndrome de dolor puede propagarse a otros órganos.

Los primeros signos clínicos aparecen cuando la formación aumenta de tamaño, comienza a apretar el uréter o la pelvis renal. Los síntomas graves están presentes si una infección secundaria se une al proceso patológico e incluye:

  • fiebre
  • escalofríos
  • debilidad general
  • orina fangosa
  • intoxicación general del cuerpo,
  • Sangre en la orina.

Si se presenta alguno de los síntomas anteriores, no debe demorarse en visitar al médico. La enfermedad diagnosticada oportunamente aumenta las posibilidades de recuperación.

Las formaciones quísticas bilaterales son bastante raras. A menudo, la enfermedad afecta a uno de los riñones, derecho o izquierdo. Si el lomo está adolorido en el lado izquierdo, lo más probable es que sea un quiste del riñón izquierdo. Dolor en el lado derecho - quiste del riñón derecho.

Las neoplasias renales de curso benigno pueden manifestarse de diferentes maneras. Como muestra la práctica urológica, en algunos pacientes tales formaciones no aumentan de tamaño después de la formación, mientras que en otros, su crecimiento es bastante rápido.

¿Qué es un quiste peligroso en el riñón?

Si el médico no acude al médico a tiempo o el tratamiento de un quiste en el riñón se realiza incorrectamente, la formación quística aumentará de tamaño y comprimirá los tejidos y órganos circundantes. Como resultado, el riesgo de complicaciones infecciosas aumenta. Es importante saber qué tan peligroso es un quiste y qué consecuencias puede no haber comenzado a tiempo un tratamiento:

  1. Pielonefritis.
  2. Poliquística progresiva.
  3. Insuficiencia renal.
  4. Degeneración maligna del quiste.
  5. Hidronefrosis (hidropesía renal),
  6. Peritonitis a la ruptura de un quiste.
  7. Anemia por deficiencia de hierro.

El diagnóstico y tratamiento oportunos bajo la supervisión de un nefrólogo o urólogo ayudarán a reducir el riesgo de todo tipo de complicaciones.

Diagnóstico de quiste renal

Si se sospecha un tumor renal benigno, el médico realiza una anamnesia, realiza un examen, prescribe varios métodos de laboratorio e instrumentales de examen:

  1. Pruebas de laboratorio de sangre, orina.
  2. Ecografía de los riñones y órganos abdominales.
  3. Urografía excretora.
  4. Imágenes de resonancia magnética (MRI).
  5. Biopsia
  6. Pruebas para marcadores tumorales.

Los resultados de la encuesta le permitirán al médico hacer el diagnóstico correcto, determinar el tamaño y la ubicación de la educación, prescribir un tratamiento adecuado de un quiste renal y dar recomendaciones útiles sobre nutrición y estilo de vida.

En presencia de quistes en los riñones, el tratamiento se realiza de forma ambulatoria o ambulatoria. Todo depende del curso de la enfermedad y del estado general del paciente.

Métodos de tratamiento del quiste renal.

Cuando los quistes están presentes en los riñones, el tratamiento a menudo comienza con el monitoreo dinámico de la formación quística. En caso de tumores pequeños, la terapia conservadora es posible. Pero cuando el tumor alcanza un gran tamaño, interrumpe el trabajo de otros órganos o se acompaña de un proceso inflamatorio en los tejidos del órgano, el único tratamiento será la cirugía.

Los quistes renales y el tratamiento con terapia conservadora pueden retardar o detener el crecimiento del tumor. La terapia a menudo implica un tratamiento sintomático, que consiste en medicación. La terapia con medicamentos ayudará a reducir la inflamación, eliminar el dolor y mejorar el funcionamiento de los órganos internos.

La nutrición en un quiste renal, que consiste en el uso de productos saludables y de alta calidad, se considera una parte integral de la terapia terapéutica. Los médicos recomiendan apegarse a la tabla de dieta No. 7, que excluye alimentos grasos, picantes, salados, alcohol y proteínas. La dieta reducirá el crecimiento del tumor, reducirá los síntomas de la enfermedad.

Si la formación quística es de más de 5 a 10 cm, el tratamiento conservador no produce ningún resultado, existen quistes renales múltiples o se produjo su ruptura, supuración de la formación, entonces la única forma sería una operación para eliminar la citosis. Dependiendo de la situación, el médico puede prescribir una cirugía planificada o de emergencia.

Tratamiento conservador del quiste renal.

Si hay quistes en el riñón, el médico le dirá qué hacer y cómo tratar la enfermedad sin cirugía. En algunos casos, con formaciones pequeñas, el tratamiento no se realiza en absoluto, pero el paciente debe visitar periódicamente al médico para su control. A menudo se prescriben antibióticos de amplio espectro, medicamentos que mejoran los riñones. La terapia es determinada por el médico individualmente para cada paciente. Además de tomar ciertos medicamentos, el médico recomienda introducir algunos cambios en el estilo de vida del paciente:

  • Abandonar las comidas saladas.
  • Excluir completamente el uso de café, alcohol.
  • Menos tiempo bajo el sol caliente.
  • Para someterse a un examen completo, consulte con médicos de otras especialidades.

La observancia de ciertas recomendaciones no podrá curar a una persona de la enfermedad, pero seguirá ayudando a retardar el crecimiento del tumor y mejorar el estado general del paciente.

Los partidarios de la medicina tradicional utilizan varias recetas que prometen deshacerse de los crecimientos quísticos, pero la medicina oficial no acepta este tipo de tratamiento. Muchos médicos creen que al utilizar métodos no convencionales, el paciente solo pierde un tiempo valioso.

Algunos remedios de la medicina tradicional solo pueden actuar como una terapia adyuvante al tratamiento principal. Usando las "recetas de la abuela", una persona debe informar necesariamente a su médico de cabecera.

Tratamiento quirurgico

Muchos expertos creen que el único método eficaz de tratamiento es la cirugía para extirparlo. Existen varias técnicas, pero en la práctica la mayoría de las veces usa el método clásico (abierto) y laparotómico.

La escisión laparoscópica de la formación quística se considera la cirugía más segura y de bajo impacto, que tiene un período postoperatorio corto, buen pronóstico.

Con un tumor grande, puede haber una cuestión de eliminar no solo una formación benigna, sino también el propio órgano enfermo. Luego al paciente se le asigna cirugía abdominal bajo anestesia general.

Es difícil predecir el pronóstico después de extirpar una lesión quística benigna, ya que todo depende de la edad del paciente, el tipo, la localización del tumor, las comorbilidades y otras características del cuerpo del paciente.

Según las estadísticas, el diagnóstico tardío de un tumor renal benigno aumenta significativamente el riesgo de su transformación en un tumor maligno.

Prevención de quistes renales.

Las lesiones quísticas renales son una enfermedad con múltiples causas, por lo que no existen medidas preventivas claras. Las personas que están en riesgo deben saber qué síntomas son los quistes en el riñón, qué es, cómo reducir el riesgo de complicaciones y la transformación de un tumor en cáncer.

  1. Comida adecuada y saludable.
  2. Tratamiento oportuno de todas las patologías asociadas del sistema genitourinario.
  3. Evitar lesiones en los órganos pélvicos y la columna vertebral.
  4. Aumentar periódicamente la inmunidad.
  5. Para controlar el peso.
  6. Someterse a una ecografía de los órganos abdominales una vez al año.
  7. No se automedique.

Las personas que tienen una predisposición hereditaria a enfermedades del sistema urinario deben ser controladas regularmente por un médico.

La patología diagnosticada a tiempo es el primer paso en el camino hacia la recuperación.

Causas y clasificación

A menudo se forma un quiste en el sitio de las lesiones, focos de infecciones e inflamaciones. El daño al órgano provoca la acumulación de orina primaria. El cuerpo reacciona instantáneamente y el líquido está protegido por tejido conectivo (vaina). Se establece que una neoplasia adquirida es más común que la congénita. El número de nacimientos con un quiste establecido es solo del 5%.

Las causas exactas de la educación no están instaladas. Se sabe que la aparición de quistes puede provocar los siguientes factores y enfermedades:

  • hipotermia frecuente,
  • pielonefritis,
  • hipertensión renal,
  • enfermedades infecciosas
  • urolitiasis
  • tuberculosis renal
  • adenoma de próstata.

Cuanto mayor es el hombre, mayor es el riesgo para el desarrollo de la patología. Si un niño tiene una probabilidad de formación de quistes en los riñones es del 2-3%, entonces, para los hombres de 40 años o más, el valor alcanza el 50%.

Dependiendo de la ubicación, la composición del líquido y el tipo de lesión, el quiste se clasifica en las siguientes categorías:

  1. Quiste parapélvico: se forma tanto en el riñón izquierdo como en el derecho. Está lleno de líquido linfático y es bastante raro (en el 2% de los pacientes). Si el tamaño es pequeño, los síntomas están ausentes y el quiste se detecta solo durante el examen. Con un tamaño de 10 cm, el paciente siente dolor en la región lumbar, dificultad para orinar.
  2. Solitario: no tiene membranas y no se acopla con los conductos. Lleno de líquido seroso, en algunos casos con mezcla de sangre o pus. Más a menudo, un riñón se ve afectado, izquierdo o derecho.
  3. Multikistosis - un riñón se ve afectado por completo. Sólo se almacena una porción relativamente pequeña de tejido sano, en el que se acumula la orina primaria.
  4. Poliquístico: cápsulas múltiples que afectan a ambos riñones a la vez. Son similares en forma a los racimos de uvas. Más a menudo en forma congénita en personas que tienen una predisposición genética a la enfermedad.
  5. Quiste parenquimatoso - formado en el parénquima del riñón. Síntomas más a menudo ausentes. La forma adquirida es rara. Principalmente en hombres mayores de 50 años debido a una obstrucción del uréter con un cálculo y una lesión posterior en el órgano. Los congénitos ocurren en violación del desarrollo del feto en el primer y segundo trimestre del embarazo.
  6. Seno - acompañado de los síntomas más destacados. El paciente siente un dolor cortante en la región lumbar, la orina se colorea de rojo.

En medicina, los quistes se clasifican según la severidad del daño a los órganos:

  1. Las neoplasias de varios tamaños se determinan fácilmente mediante la ecografía de los riñones.
  2. Tumores de hasta 3 cm de tamaño, rellenos con un líquido de diferente composición.
  3. Con tendencia a la malignidad. Las paredes de la cápsula están engrosadas, por lo que no se reconocen en la radiografía.

Este último tipo es peligroso para la vida del paciente, requiere cirugía.

Síntomas de un quiste renal

Muy a menudo la aparición de un quiste se caracteriza por la ausencia de síntomas. Pero, en algunos casos, se presentan síntomas que le permiten sospechar patología:

  • dificultad para orinar si el canal urinario está comprimido,
  • fiebre - con el desarrollo de infección en el riñón,
  • Sangre en la orina - con la derrota de los vasos sanguíneos,
  • sordo, tirando dolores en la vejiga,
  • aumento de la presión más baja
  • Aumentar el tamaño del riñón afectado.

Si no va al médico de manera oportuna, las consecuencias pueden ser graves. Un quiste en el riñón puede causar enfermedades como:

  1. Hidronefrosis: en este caso, el órgano dejará de funcionar.
  2. Insuficiencia renal: la orina no se excreta del cuerpo, lo que aumentará la carga en el riñón enfermo y puede causar la muerte.
  3. El desarrollo de la infección en el quiste y en los tejidos renales adyacentes. El peligro radica en la posible penetración de toxinas en la sangre y su posterior infección.

Prolapso renal: posibles causas y consecuencias.

Las personas que tienen un quiste renal a menudo se preguntan si es peligroso. Como vemos, hay consecuencias negativas no solo para la salud, sino también para la vida. Por lo tanto, si está preocupado por al menos uno de estos síntomas, consulte inmediatamente a un médico. Recuerde que cualquier enfermedad es más fácil de curar en las etapas iniciales.

Métodos de diagnóstico básicos

El nivel de desarrollo de la medicina rusa moderna permite no solo detectar oportunamente un quiste en los riñones, sino también hacer un diagnóstico diferencial. Se utilizan varios métodos.

Primero, el doctor hablará contigo. En esta etapa, es posible no solo sospechar la presencia de un quiste de los riñones, sino también revelar si fue adquirido o congénito. Después de recoger la anamnesis, el médico llevará a cabo la palpación, la percusión y otros métodos de diagnóstico. Al mismo tiempo, la calificación de un médico especialista es importante: las conclusiones al final de este examen son subjetivas, un médico sin experiencia puede cometer un error. Por lo tanto, es necesario un examen más detenido.

Las pruebas generales de sangre y orina son indispensables para ayudar a detectar un quiste. Es cierto que si no hay complicaciones de la patología, los resultados serán indistinguibles de los normales. En algunos casos, se puede encontrar un aumento en la cantidad de glóbulos rojos. Si surgen complicaciones, las pruebas las revelarán. La cantidad de leucocitos aumentará en sangre y orina.

Para confirmar el diagnóstico y la exclusión de otras enfermedades, se utilizan modernas herramientas de diagnóstico:

  1. Ultrasonido de los riñones: le permite identificar la mayoría de los tipos de quistes, incluso en la etapa inicial. Si los resultados son dudosos, puede requerirse otro estudio.
  2. Tomografía computarizada: serie de rayos X, tomada en diferentes ángulos y planos. Para un resultado más preciso, se inyecta un agente de contraste especial en la vena.
  3. La RM es un estudio basado en la aplicación de un campo magnético. En comparación con la ecografía en combinación con la TC, no proporciona resultados más precisos, por lo tanto, se utiliza si el paciente tiene una intolerancia individual a un agente de contraste inyectado en una vena.
  4. Biopsia de quistes. Se usa si la neoplasia ha alcanzado la etapa 3 y existe la sospecha de un cáncer. En este caso, todos los métodos anteriores no darán un resultado claro, y el diagnóstico diferencial solo se puede realizar mediante una biopsia.

En algunos casos, el médico puede usar otras técnicas, como la nefroscintigrafía.

Cómo tratar un quiste renal

Los métodos para tratar un quiste dependen de su tipo. Un quiste simple por lo general no se trata. Requiere el tratamiento de un quiste de tipo complejo que puede convertirse en un tumor maligno o bloquear la luz de la uretra.

Si el quiste es pequeño, hasta 5 cm, no se proporciona tratamiento. Se requiere someterse a exámenes de ultrasonido regulares a tiempo para observar el logro de un tamaño crítico.

Tan pronto como el quiste alcanza un tamaño de 6 cm y más, el médico prescribe una punción. Es importante que la cápsula fuera simple, no tenía particiones. Bajo control de ultrasonido, se inserta una aguja especial en la cavidad del quiste. El contenido de la cápsula se extrae y se envía al estudio. Luego se inyecta una solución en la cavidad que causa una quemadura química de las paredes de la cápsula. Este procedimiento cerrará el acceso de la orina primaria y en el 70% de los casos de recurrencia del quiste no se observa. Si el tumor tiene un tamaño de hasta 10 cm, se inserta un drenaje en lugar de la aguja, a través del cual se introduce alcohol dentro de los 3 días. Esto se hace para prevenir el desarrollo de la infección.

La manipulación se realiza bajo anestesia local, no se requiere hospitalización. Este método también se utiliza para quistes complejos, pero solo con el fin de diagnosticar su contenido.

Algunos pacientes están interesados ​​en la cuestión de hasta qué punto los quistes renales se someten a cirugía. La decisión sobre la intervención quirúrgica se toma no solo en función del tamaño de la cápsula, sino también en función de su ubicación. Si el quiste tiene un tamaño de 6 a 10 cm, es complejo e interrumpe los procesos fisiológicos; se requerirá una operación. De lo contrario, puede arreglárselas con un pinchazo (ver foto).

Los mismos métodos de tratamiento se utilizan cuando se encuentra un quiste en un niño.

Recomendaciones para pacientes.

La aparición de la patología en el cuerpo afecta el modo de vida. Muchos hombres están interesados ​​en saber si es posible bañarse con un quiste. Otros están interesados ​​en si hacer un masaje. Generalmente, si un quiste en el riñón es pequeño y no crece, es posible vivir una vida completa dentro de límites razonables.

Si la observación muestra que el quiste está creciendo constantemente o ya tiene más de 5 cm de tamaño, averigüe qué no puede hacer:

  • sobrecalentamiento - ir al baño y sauna,
  • fisioterapia, incluyendo masajes,
  • automedicarse sin la aprobación del método por el médico.

Recuerde que el incumplimiento de las recomendaciones de un médico puede causar complicaciones graves.

Causas de los quistes renales

Las formaciones quísticas en los riñones son un grupo bastante diverso de afecciones patológicas. La causa directa de la enfermedad se considera una displasia de tejidos epiteliales y conectivos (intersticiales) causados ​​por daños o procesos inflamatorios. El desarrollo de algunos crecimientos quísticos se debe a anomalías congénitas del sistema urinario o las características genéticas del organismo. Los principales factores predisponentes son:

  • Daño al tejido renal. Procesos inflamatorios (glomérulo o pielonefritis), tuberculosis, lesiones isquémicas (infarto), los tumores pueden provocar un desarrollo deficiente del tejido epitelial de los túbulos nefrónicos. Como resultado, se forma una cavidad de pared delgada principalmente en la médula de los riñones.
  • Cambios de edad. La aparición de quistes en personas mayores de 45 años se debe a un aumento de la carga en el sistema excretor y al mecanismo de "acumulación de alteraciones". Esto último ocurre debido a una gravedad menor, pero a múltiples procesos patológicos que aumentan la influencia mutua.
  • Factores congénitos. A veces los quistes son el resultado de trastornos del desarrollo intrauterino de las yemas de los riñones. Tales tumores se encuentran generalmente en la infancia, a menudo tienen un carácter múltiple. Las mutaciones de algunos genes aumentan la predisposición a la formación de cavidades quísticas en los riñones.

Las condiciones sistémicas (hipertensión arterial, obesidad, diabetes mellitus) contribuyen a la progresión de la enfermedad. Conducen a la interrupción del suministro de sangre y la nutrición de los órganos del sistema urinario y, como resultado, la proliferación de tejido conectivo que requiere menos oxígeno. Algunos tipos de patología no son causados ​​por la aparición y el crecimiento de la formación quística, sino por el proceso localizado de destrucción del tejido renal (con absceso, carbunclo).

El desarrollo del quiste renal "verdadero", más común, se produce como resultado del daño a los túbulos de nefrona. Un proceso inflamatorio o esclerótico, una lesión de órgano conduce al aislamiento de un fragmento de túbulo del resto de las secciones iniciales del tracto urinario. Bajo ciertas condiciones, no hay esclerotización del área aislada, sino un rápido crecimiento del epitelio tubular, lo que resulta en la formación de una pequeña burbuja (aproximadamente de 1 a 3 milímetros). Se llena con un líquido que es similar en composición a la orina primaria o al plasma sanguíneo filtrado. Con una mayor división celular de los tejidos conectivos y epiteliales, crece un quiste, que a veces alcanza un tamaño de 10 a 15 centímetros.

El crecimiento de los tumores se acompaña de la compresión de las estructuras circundantes, que a veces estimula el desarrollo de crecimientos quísticos secundarios. Con una cantidad significativa de quistes, la salida de orina se ve obstaculizada, los vasos sanguíneos que abastecen al riñón se comprimen y los haces de nervios se irritan. Esto causa una serie de síntomas locales y comunes: dolor, fluctuaciones en la presión arterial, intoxicación del cuerpo. A veces hay una neoplasia maligna de las células epiteliales de las paredes de la neoplasia.

Síntomas del quiste renal

La patología suele ser asintomática, debido al lento crecimiento de la neoplasia: los tejidos renales tienen tiempo de adaptarse a su presencia sin una pérdida notable de funcionalidad. Con el crecimiento, el quiste comienza a ejercer presión sobre los vasos sanguíneos y estimula el aparato yuxtaglomerular. Esto se manifiesta por un aumento e inestabilidad en los niveles de presión arterial, que conduce a dolores de cabeza, palpitaciones y cardialgia. Los síntomas locales (dolor en la región lumbar) se desarrollan con la descompensación de la función renal o con la compresión de los troncos nerviosos cercanos.

El gran tamaño del quiste renal contribuye a la violación de la urodinámica debido a una disminución en el volumen de la pelvis o una compresión parcial del uréter. En este caso, los síntomas asociados con una disminución en la cantidad de orina, micción frecuente, hematuria. Los dolores comienzan a irradiarse a la ingle y genitales. El retraso y la formación deficiente de la orina causan intoxicación del cuerpo, que se manifiesta por debilidad, aumento de la fatiga y, a veces, edema. Los fenómenos de insuficiencia renal (retención de líquidos, olor a amoníaco de la boca) se producen en el caso de daño renal bilateral o la presencia de un solo órgano.

Un aumento brusco de la temperatura, los escalofríos, la fiebre, el aumento del dolor durante un quiste en el riñón a menudo indican el acceso de una infección bacteriana secundaria y la supuración del neoplasma. El dolor severo en la región lumbar, especialmente cuando aparece repentinamente en un fondo de esfuerzo físico, indica la posibilidad de ruptura de la pared quística. Una ruptura puede ir acompañada de daño a los vasos sanguíneos con el desarrollo de hemorragia en el riñón e isquemia de sus tejidos. Un signo de sangrado es una hematuria súbita y repentina, en casos raros, la sangre se acumula en el espacio retroperitoneal.

Complicaciones

Una de las complicaciones más frecuentes de un quiste del riñón se considera su infección con el desarrollo de supuración, que actúa como un absceso o una pielonefritis grave. Un papel importante en la penetración de microorganismos patógenos juega una violación de la urodinámica: reflujo y estancamiento de la orina. También es posible la ruptura del quiste con el derrame de su contenido en el sistema de copa-pelvis o en el espacio retroperitoneal. Puede estar acompañado de sangrado renal, infección del tracto urinario o la aparición de shock. A largo plazo, existe un riesgo de degeneración maligna de las formaciones quísticas.

Tratamiento conservador

La dirección de la terapia se determina en función de las causas del desarrollo de la patología. La mayoría de las veces, a los pacientes se les prescribe un tratamiento con antibióticos para eliminar la infección. Sin embargo, si los parásitos son causados ​​por la formación de quistes, se requerirán las preparaciones apropiadas, pero en tales casos, por regla general, la intervención quirúrgica no se puede evitar.

Además de tomar medicamentos, se recomienda a los pacientes hacer algunos cambios en su estilo de vida, a saber:

  • reducir la cantidad de sal consumida,
  • controlar la cantidad de líquido que bebe, especialmente si hay una tendencia a hincharse,
  • reducir la cantidad de proteína consumida,
  • Excluir café, mariscos y platos que contengan cacao,
  • dejar de fumar y el alcohol.

Atencion El quiste del riñón derecho se resuelve más a menudo como resultado de la terapia conservadora en curso que una formación similar en el riñón izquierdo.

El médico también puede sugerir al paciente que realice una punción quística, es decir, que retire su contenido a través de una pequeña punción bajo el control de una ecografía. Para prevenir la recurrencia de la enfermedad, se inyectan agentes esclerosantes en la cavidad resultante. Contribuyen al pegado de las paredes de la cápsula y la formación de tejido conectivo.


Punción quística

Sintomatologia

En las etapas iniciales de desarrollo, el quiste puede no manifestarse. Los síntomas de la enfermedad a menudo aparecen cuando la formación alcanza un tamaño considerable y comienza a ejercer presión sobre los tejidos y órganos adyacentes. En este caso, aparecen estos síntomas:

  • presión arterial alta (especialmente sus indicadores "más bajos"),
  • Sensaciones dolorosas en la región lumbar, que se agravan después de levantar pesas o durante gestos repentinos.
    El dolor en la parte inferior de la espalda, especialmente por un lado, puede ser un síntoma de un quiste renal.
  • violación de la micción,
  • dolor sordo en el uréter, vejiga,
  • La presencia de sangre en la orina.

Un quiste de crecimiento dinámico es una amenaza y puede causar complicaciones graves.

Si la inmunidad del paciente es débil, una infección puede unirse y desencadenar un proceso inflamatorio. En este caso, la persona sentirá todos los signos de infección del riñón (pielonefritis):

  • debilidad general
  • micción frecuente y dolorosa,
  • dolores circundantes dolorosos,
  • fiebre

Dado que el daño bilateral es bastante raro, el paciente generalmente se queja de malestar en solo la mitad del cuerpo. Es decir, si tiene un quiste del riñón derecho, estará enfermo en el lado derecho.

Clasificación de los quistes renales por Bosniak

En 1986, los bosnios propusieron agrupar las masas quísticas sobre la base de indicadores radiológicos. Muchos doctores han adoptado este sistema. La clasificación ayuda a elegir la estrategia correcta para combatir la enfermedad.

El examen radioisotópico de los riñones es uno de los métodos de diagnóstico más efectivos. Asignar principalmente a pacientes con sospecha de oncología. Este método da resultados de examen más precisos que el ultrasonido.

Loading...