Glándula tiroides

Todo sobre glándulas y sistema hormonal.

Pin
Send
Share
Send
Send


El ritmo de vida moderno, el estrés frecuente y la ecología deficiente causan el deterioro de la salud, que la mayoría de las personas toma como norma. Los síntomas habituales, como la fatiga crónica y el mal humor, pueden indicar trastornos hormonales asociados con disfunción tiroidea. Más de la mitad de los pacientes que acudieron al médico para un examen, se enteraron de la presencia de sus nodos completamente por accidente. Dada la probabilidad de la naturaleza maligna de estos tumores, es importante conocer los principales signos de su presencia y las razones de su aparición.

¿Qué es un nodo en la glándula tiroides?

La glándula endocrina, que consiste en células específicas de los tirocitos, realiza funciones importantes para el mantenimiento de la vida humana. El tejido funcional de la glándula tiroides (parénquima) es una colección de pequeñas vesículas (folículos) cuyas paredes están formadas por células de tirocito. Dentro de las células foliculares contiene una sustancia viscosa (coloide) producida por ellas. Si el órgano no funciona, la cantidad de coloide en las vesículas aumenta, y las células comienzan a expandirse para acomodar todo el líquido formado.

Los nódulos en la glándula tiroides son el resultado de la división incontrolada de tirocitos, tejido vascular o conectivo. Desde un punto de vista fisiológico, el proceso de formación de nódulos puede describirse como la transformación y compactación de los tejidos estructurales del órgano endocrino sin un cambio significativo en su tamaño. Las estadísticas muestran que el bocio nodular se encuentra en el 25-30% de las personas sometidas a examen. Las mujeres sufren de esta patología 2.5-3 veces más a menudo que los hombres (en el 70% de los pacientes mayores de 50 años, se diagnostican nódulos).

El mecanismo de la formación de cambios nodulares.

Los pacientes que descubren la presencia de focas durante un autoexamen o después de una visita a un endocrinólogo, comienzan a preocuparse por el peligro de los nódulos para la salud. Es imposible responder a esta pregunta basándose solo en la presencia de neoplasias; primero es necesario identificar la etiología de los sellos y el mecanismo de su formación. Los nódulos en la glándula tiroides se forman como resultado de la respuesta del cuerpo a factores provocadores que son endógenos o exógenos.

Con un cambio en las condiciones de existencia del organismo, los tirocitos individuales comienzan a producir intensamente tiroglobulina (proteína, que es el componente principal del coloide). La hiperfunción de las células provoca un engrosamiento de las paredes foliculares y una sobresaturación sanguínea de la parte de la glándula donde se ha formado el engrosamiento. La formación de bultos puede ser tanto primaria como secundaria, como resultado de cambios patógenos causados ​​por la enfermedad subyacente (por ejemplo, osteocondrosis).

El mecanismo y las causas de la formación de sellos determinan su estructura, sobre la base de la cual se puede concluir que son patógenos. La aparición de tumores indica el desarrollo de uno o más procesos en el cuerpo:

  • la aparición de degeneración de tejido maligno de cualquier órgano,
  • estado premórbido del cuerpo en la víspera del estado eutiroideo,
  • desequilibrio hormonal,
  • cambios naturales de la edad
  • Trastornos circulatorios en el cuello debido a enfermedades o lesiones de la columna.

Tipos de ganglios tiroideos

Se puede observar una actividad secretora excesiva en una parte de la glándula o en varias a la vez, lo que determina el número de nódulos. Si en el momento del diagnóstico se formó un solo elemento nodular, es un solo nodo, si 2 o más son múltiples. La estructura estructural de los nodos en la glándula tiroides se divide en los siguientes tipos:

Un único elemento que tiene una forma papilar, folicular, medular o anaplásica, es el resultado de mutaciones en las células como resultado de una división cromosómica alterada.

Crecimiento rápido, falta de límites claros y concha.

Un tumor que consiste en células sanas de tirocitos, que tienen una forma redonda, está rodeado por una cápsula fibrosa

El desarrollo lento, la falta de diseminación a otros órganos, aparece predominantemente en pacientes después de 40 años

Formación de cavidad llena de una sustancia líquida (sangre, pus)

Crecimiento lento, estructura densa, encontrada con mayor frecuencia en mujeres.

Formaciones foliculares que consisten en un gran número de tirocitos y sustancias coloidales.

Crecimiento lento, sin síntomas, rara vez necesita tratamiento.

Nodos de desarrollo escénico

El cambio en la estructura de las células ocurre gradualmente, y la formación de nodos en su desarrollo pasa por varias etapas. Las etapas del proceso se pueden rastrear durante la ecografía. La duración de las etapas de desarrollo depende del tamaño de las neoplasias y del trabajo del sistema inmunológico del cuerpo. Los nodos en la glándula tiroides en el proceso de transformación pasan por las siguientes etapas:

  1. Ecogénicos: los elementos estructurales de la neoplasia y los tejidos sanos circundantes tienen una estructura homogénea, la patología se puede rastrear a través de una mejor circulación de la sangre y la expansión de los vasos sanguíneos.
  2. Isoecoico: se caracteriza por un cambio en el tejido, cuya estructura puede determinar el tipo de sellos nodales y caracterizar su patogenicidad.
  3. Anecoica: se produce la muerte de las células tiroideas, lo que conduce a la destrucción de los tejidos que forman el tumor, el nodo se llena con una sustancia líquida y se convierte en un quiste.
  4. Reabsorción - se elimina el fluido intraquístico.
  5. La cicatrización es la sustitución del tejido muerto por la formación de tejido conectivo.

Síntomas de los nódulos en la glándula tiroides.

El peligro de enfermedades del sistema endocrino se asocia con la ausencia de síntomas pronunciados. Los signos que indican la presencia de nodos en la glándula tiroides a menudo se confunden con la fatiga normal debido a la fatiga en el trabajo o los cambios en las condiciones climáticas. La alarma es la regularidad de las fallas que ocurren en el cuerpo sin razones obvias.

La naturaleza y la gravedad de los síntomas en la formación de focas dependen de su tamaño y del número de hormonas producidas por la glándula. Las principales características para las que necesita buscar consejo de un endocrinólogo son:

Síntomas con fondo hormonal normal.

Signos de aumento de la producción de hormonas.

Síntomas con baja producción de hormonas.

Distorsión de la voz, la aparición de ronquera o tirando de la voz

Aumento de la frecuencia cardíaca (de 100 latidos por minuto en reposo)

Bradicardia (frecuencia cardíaca más baja), presión arterial más baja

Sensación de opresión en la garganta.

Aumento de la temperatura corporal sin motivo aparente.

Disminución del tono muscular, calambres frecuentes.

La aparición de tos en ausencia de factores provocadores.

Desequilibrio emocional, agresividad, irritabilidad.

Metabolismo lento, rápido aumento de peso sin peso

Temperatura corporal por debajo de lo normal

Sensación de garganta persistente.

Excesiva actividad secretora de las glándulas sebáceas.

Deterioro de las capacidades intelectuales, reacciones más lentas, alteraciones de los movimientos motores finos.

Falta de aliento, falta de aliento, asma

Aumento de la presión arterial

Violaciones del ciclo menstrual en mujeres, disminución de la actividad sexual.

Dolor de cuello

Exoftalmos (edema del tejido periorbital)

Depresión, letargo, somnolencia, debilidad.

Trastornos digestivos acompañados de estreñimiento y diarrea alternos.

Pérdida de peso aguda

Hinchazón (manifestada en la mañana y en la tarde).

Trastornos dispépticos causados ​​por cambios en la acidez gástrica.

Disminución de la elasticidad de la piel, la piel se seca, aparecen arrugas

Causas de los ganglios en la glándula tiroides.

La mayoría de los tumores (más del 90%) se deben a la acumulación de sustancia coloidal en los folículos. La alteración del funcionamiento normal de las células tiroideas se produce bajo la influencia de diversos factores, que se clasifican como endógenos y exógenos. Las razones confirmadas para la formación de nódulos tiroideos son:

Lesión (que conduce a una hemorragia)

Anomalías congénitas, herencia

Hipotermia frecuente y prolongada.

Alto estrés emocional (es la causa del suministro deficiente de nutrientes a las células debido al espasmo vascular)

La inmunidad reducida provoca una violación de los procesos de división celular.

Pobre situación ecológica (conduce a la penetración de radicales libres y carcinógenos en organismos, que violan la estructura genética de los tirocitos, causando su división)

Procesos inflamatorios (conducen al edema de algunas partes del cuerpo, provocando la formación de pseudoknozlov)

Deficiencia de yodo y selenio (causa un aumento compensatorio en el tamaño de la glándula para compensar la falta de yodo al capturarlo de la sangre)

Trastornos autoinmunes debidos a que los anticuerpos comienzan a atacar a sus propias células, infiltrando segmentos individuales de la glándula tiroides.

Altos niveles de radiación (viven en áreas cercanas a plantas de energía nuclear, sitios de pruebas nucleares, desempeño de tareas profesionales relacionadas con la ionización, exposición a radioterapia)

La hiperproducción de la hormona estimulante de la tiroides (causada por un adenoma hipofisario) conduce a la estimulación de la división de los tirocitos

Uso de sustancias que estimulan la actividad mental.

Sobrepeso (actúa como causa y como consecuencia de trastornos endocrinos)

Inestabilidad hormonal (durante el embarazo, menopausia, pubertad)

Diagnósticos

La detección de síntomas perturbadores no es todavía una razón para desesperarse: para determinar la patogenicidad de los tumores debe ser un examen de diagnóstico integral. El 5-10% del número total de casos registrados de formación de nódulos tiroideos es maligno, pero esto no significa que una visita al médico se pueda posponer indefinidamente. Cuanto antes se detecte un tumor patógeno, es más probable que salve la vida del paciente.

Para determinar la presencia de nodos e identificar sus especies, se utilizan los siguientes métodos de diagnóstico:

  • Palpación: se realiza durante el examen inicial del paciente que se quejó de la presencia de síntomas que indican trastornos endocrinos. La técnica consiste en palpar la glándula tiroides para determinar su tamaño y la presencia de neoplasias.
  • El examen de ultrasonido (ultrasonido) está determinado por el número de elementos, su ubicación, tipo y etapa de desarrollo.
  • Examen microscópico de materiales biológicos - un análisis de sangre y una biopsia. Para determinar el nivel de hormonas producidas por la glándula tiroides, es necesario pasar un análisis de sangre para triyodotironina, tiroxina, hormona estimulante de la tiroides y calcitonina. Las indicaciones para la obtención de células para la biopsia son el gran tamaño de las lesiones o la presencia de factores de riesgo en el historial médico del paciente (herencia, radioterapia, resultados de ecografía negativos).
  • Imagen de resonancia magnética: la identificación de neoplasias nodulares a través del estudio de las radiografías con la imagen de imágenes en capas del cuerpo.
  • Escintigrafía (estudio isotópico): estudio de la concentración de isótopos radiactivos introducidos al paciente como parte de preparaciones especiales. La concentración aumentada o disminuida indica patología (el aumento indica la presencia de adenoma o nódulos múltiples, de baja a un tumor maligno o quiste).

Tratamiento de los nódulos tiroideos.

La decisión sobre la necesidad de aplicar medidas para eliminar las neoplasias nodales la toma el médico después de un diagnóstico completo de la condición de salud del paciente. No en todos los casos, la presencia de focas requiere tratamiento médico o de otro tipo; a menudo, la esencia de la terapia se reduce a un monitoreo constante de la condición del paciente y al control del crecimiento de los nódulos. Las indicaciones para el inicio de un curso terapéutico son los siguientes signos:

  • neoplasia maligna confirmada
  • hay defectos cosméticos pronunciados (el bocio se destaca claramente en la superficie del cuello, cambiando en gran medida la apariencia del paciente),
  • hay síntomas que causan gran ansiedad e interfieren con el estilo de vida habitual,
  • hay una producción excesiva o reducida de hormonas asociada con los sellos en la glándula tiroides.

Los nódulos en la glándula tiroides sugieren un tratamiento complejo, cuya esencia es eliminar las causas de la aparición de tumores y reducir sus manifestaciones externas. Junto con las intervenciones terapéuticas, debe seguir una dieta y realizar fisioterapia (fotocoagulación con láser intersticial). Para deshacerse de elementos perturbadores de las siguientes maneras:

  • médico (conservador),
  • operable
  • mínimamente invasiva.

Terapia de drogas

Los preparativos para el tratamiento de las formaciones nodulares deben designar a un endocrinólogo, sin sus recomendaciones, la medicación es inaceptable. Las glándulas endocrinas son muy sensibles a los efectos de los principios activos y el tratamiento elegido incorrectamente puede provocar el crecimiento de tumores o su degeneración. Los principales grupos de medicamentos que afectan los nodos en la glándula tiroides son:

Grupo de drogas

Indicaciones de uso

Bocio nodular coloide

El estancamiento del proceso de división celular se logra al introducir el cuerpo en un estado de tirotoxicosis. Estas condiciones ayudan a reducir la producción de hormona estimulante de la tiroides y los tirocitos dejan de dividirse activamente

Los pacientes que carecen de síntesis hormonal en los ganglios con deficiencia de yodo, toman 150 mg una vez al día por la mañana, media hora antes de las comidas. En presencia de adenoma toxicogénico o multiplicidad de elementos, el tratamiento está contraindicado.

Adenoma, bocio nodular tóxico

Los principios activos de los fármacos inhiben la síntesis de hormonas que contienen yodo y la adición de yodo a las sustancias producidas por la glándula tiroides. Los remedios tiroestáticos eliminan los signos de titotoksikoza, pero no afectan el tamaño de los tumores

Tiamazol, Propitsil, Espa-carb, Propiltiouracilo

La dosis y la duración de la administración están determinadas por el médico, la dosis inicial es de 20 a 60 mg, el medicamento se toma 1 vez al día durante un período prolongado (de 6 meses a 2 años).

Bocio eutiroideo nodular por deficiencia de yodo

La hiperfunción de los tirocitos se suprime al reponer la deficiencia de yodo.

Yoduro 200, Yoduro De Potasio 200

El medicamento se debe tomar 200-500 mg 2-3 veces al día después de las comidas, tomando mucha agua.

Tratamiento quirurgico

La medida más radical del tratamiento de las enfermedades de la glándula tiroides es la tiroidectomía, la extirpación completa de un órgano. La aplicación de este método debe ser fundamentada en vista del hecho de que conlleva serias consecuencias para todo el organismo. La operación se realiza mediante uno de dos métodos: extrafascial o subfascial. Cuando se encuentran células cancerosas, los tejidos adyacentes y los ganglios linfáticos se extirpan junto con el órgano. Las indicaciones para el uso de la tiroidectomía son:

  • malignidad confirmada de tumores,
  • Origen atípico de los elementos nodulares.
  • crecimiento acelerado del tumor,
  • pluralidad de formaciones
  • Dimensiones impresionantes de las juntas (más de 8 cm de diámetro).

Si no se confirma la malignidad, la cirugía será más benigna; en este caso, se realiza una operación con una escisión parcial de los tejidos afectados. La extirpación de un quiste se realiza junto con la cáscara, el nodo, con una porción de la glándula tiroides. Después del procedimiento, el paciente debe estar constantemente bajo supervisión médica para identificar posibles complicaciones y monitorear la efectividad de la operación.

Tratamientos alternativos

La cirugía y el tratamiento hormonal del bocio nodular tienen varios inconvenientes importantes, por lo que si no hay indicaciones obvias para el uso de métodos radicales, se recomienda dar preferencia a los métodos mínimamente invasivos. El tratamiento de los nódulos tiroideos sin cirugía se lleva a cabo utilizando los siguientes métodos:

La introducción de alcohol al 95% en la consolidación nodular que resulta en la destrucción de tejidos alterados, mientras que las áreas adyacentes no se ven afectadas (debido a la presencia de una cápsula densa alrededor de la formación)

Alto rendimiento, amplia base teórica y de evidencia.

La aparición de efectos secundarios en forma de hinchazón de los ligamentos y el dolor expresado, la necesidad de varios procedimientos en presencia de múltiples formaciones

Calentando los contenidos del sitio a través de la energía térmica transmitida por un láser a través de un potente LED. Cuando se logra un efecto térmico destructivo, los tejidos afectados se destruyen.

Sin dolor, falta de periodo de rehabilitación, el riesgo de complicaciones es mínimo.

Низкая эффективность для лечения кист, длительность процедуры, не подходит для удаления больших образований (свыше 4 см)

Торможение клеточной активности тиреоцитов путем термического воздействия на фолликулы высокочастотным переменным электрическим током

Подходит для лечения уплотнений больших размеров, быстрота проведения процедуры

Técnica complicada, la necesidad de hospitalización del paciente, el efecto aparece después de 3-6 meses.

Medicina popular

Si los nódulos en la glándula endocrina son benignos, puede usar medios efectivos y seguros preparados de acuerdo con las recetas de medicina tradicional. Los remedios herbales tienen efectos beneficiosos en todo el cuerpo. Parte de los componentes de las decocciones y tinturas contienen sustancias biológicamente activas que contribuyen a la normalización de la actividad de los órganos de secreción interna y compensan la falta de elementos traza importantes en el cuerpo.

Para el tratamiento y la prevención de enfermedades asociadas con el funcionamiento deficiente de la glándula tiroides, las preparaciones homeopáticas se utilizan en forma de compresas, ungüentos para uso externo, infusiones, decocciones, para ingestión. Antes de tomar la medicina tradicional, debe consultar con su médico acerca de la seguridad de dicho tratamiento debido a la alta actividad de las plantas medicinales y su capacidad para actuar sobre otros órganos. Las formas efectivas de deshacerse de los nódulos tiroideos es mediante el uso de las siguientes herramientas:

  • Infusión multicomponente. Para preparar la preparación, es necesario preparar una mezcla de hojas de frambuesa silvestre y rosa mosqueta (2 cucharadas cada una), agujas de pino jóvenes (3 cucharadas), cáscaras de cebolla (4 cucharadas). Todos los componentes deben colocarse en un recipiente resistente al calor y verter 1 litro de agua hirviendo, luego dejar en infusión durante 12 horas. Para lograr un efecto estable, es necesario tomar una infusión de 3 a 6 meses, aumentando gradualmente la dosis de 0.5 tbsp. Hasta 1 l por día.
  • Ámbar La resina fósil de los árboles coníferos se considera uno de los remedios efectivos para la salud de la glándula tiroides. Para efectos terapéuticos adicionales en el órgano enfermo, se recomienda usar joyas de ámbar.
  • Jugo de papa Las papas crudas tienen un efecto terapéutico complejo en el cuerpo, ayudando a curar muchas enfermedades. Para deshacerse de las formaciones nodulares, se usa jugo de papa recién exprimido, que se usa 3 a 4 veces al día 1,5 horas antes de las comidas. El curso de tratamiento es de 1 mes, después de lo cual debe tomar un descanso de 1 semana y repetir el ciclo. Durante el primer mes de terapia, debe seguir una dieta: limite el uso de platos picantes, salados, picantes y caldos de carne.
  • Compresas El efecto curativo sobre la glándula tiroides tiene avena, que debe verterse con agua caliente e infundirse durante 20 minutos. En la mezcla enfriada, humedezca el tejido, séquelo un poco y aplíquelo en el área del cuello durante la noche. Los procedimientos se repiten diariamente para reducir la severidad de los síntomas.
  • Propóleos. Otro remedio eficaz para uso externo es una mezcla tibia de propóleo y aceite de girasol. El frotamiento diario de esta composición en el cuello ayuda a mejorar el suministro de sangre y detiene la proliferación de los ganglios tiroideos.

Prevención de los nódulos tiroideos.

Para prevenir la aparición de tumores o la proliferación de nódulos en la glándula tiroides, debe protegerse de los efectos de los factores negativos que provocan la enfermedad. Un papel importante para la salud humana es la nutrición. La suficiencia de la saturación del organismo con los microelementos necesarios para el funcionamiento normal de todos los órganos depende de qué productos se consumen. Para mantener el sistema endocrino, es necesario un suministro constante de yodo, zinc, cobre y cobalto, por lo que se debe construir una dieta preventiva sobre esta base.

Debido al hecho de que la glándula tiroides supervisa el metabolismo energético en el cuerpo, una de las principales medidas preventivas es la restauración y preservación de las reservas de energía. Otras medidas preventivas para preservar la salud del sistema endocrino incluyen:

  • abandono total de los malos hábitos, como fumar, consumir drogas y alcohol,
  • Visitas regulares a un endocrinólogo para un examen de rutina,
  • Adherencia al día.
  • Vacaciones periódicas de spa en zonas ecológicamente limpias.

Tipos de nodos y sus causas.

Nodo tiroideo: ¿qué significa esto? Cuando la glándula tiroides funciona mal, aparecen nudos en ella, focos de un sello que tiene una cápsula. Si dentro del sitio hay una cavidad llena de líquido, esta formación se llama quiste.

El mecanismo del desarrollo de nodos:

  • Si por alguna razón el folículo comienza a llenarse con más coloides de los necesarios, entonces el folículo se agranda y forma un nudo. Alrededor del 95% de todos los nodos tienen esta estructura. Rara vez renacen en un tumor.
  • En caso de un mal funcionamiento de los vasos, se produce su trombosis o su muerte (también forman nódulos y, más adelante, quistes), cavidades llenas de pus o coloide, con una cápsula densa.
  • Si las células del folículo comienzan a dividirse de manera incontrolable, también forman un nodo: el foco inicial del desarrollo del tumor. Hay dos opciones posibles:
  1. Con un tumor benigno, el nodo tendrá una cápsula densa, crecerá lentamente y no hará metástasis.
  2. En una neoplasia maligna de la cápsula no se perderá o no se perderá, el crecimiento será rápido y se producirá metástasis.

    Nódulos tiroideos durante la ecografía

    Dependiendo del tamaño de los nodos tiroideos puede ser:

    • Pequeño, hasta 6 mm. Se descubren por casualidad durante los exámenes físicos o exámenes de la tiroides en ultrasonido,
    • Medio, hasta 10 mm. Pueden detectarse por palpación, pero no siempre.
    • Grandes, de hasta 40 mm: se distinguen claramente cuando sondean y son visibles visualmente.

    La unidad, cuyas dimensiones superan los 60 mm, es visualmente notable. Es difícil notar un nudo de hasta 10 mm, se puede detectar mediante palpación o mediante ultrasonido.

    Entre los científicos existe la percepción de que los nódulos en la glándula tiroides son un proceso natural de envejecimiento del cuerpo. Según algunos datos, a la edad de 18 a 20 años, los ganglios en la glándula tiroides se encuentran en 3 a 4% de los casos. En mujeres a la edad de 60 años, en el 70%, en los hombres hay formaciones nodales aproximadamente 3 veces menos. Sin embargo, no causan ningún inconveniente y no tienen síntomas.

    Es importante 15 a 20% de todos los nodos degeneran en tumores benignos y solo 5 a 7% en cáncer de tiroides.

    Entre las causas de los nodos también se llaman:

    • viviendo en áreas pobres en yodo,
    • viviendo en la zona radiactiva,
    • intoxicación severa del cuerpo,
    • enfermedades infecciosas
    • enfermedades autoinmunes
    • Lesiones en el cuello y la columna vertebral.
    • enfermedades de la columna vertebral (en particular, osteocondrosis),
    • predisposición genética.
    • Tabaquismo, consumo de alcohol y drogas.

    La glándula tiroides regula el trabajo de todo el organismo, y un mal funcionamiento de cualquier órgano o sistema puede provocar un mal funcionamiento de la glándula tiroides (formación de nudos).

    Los nódulos pequeños en la glándula tiroides no tienen ningún efecto sobre su trabajo y no tienen síntomas.

    La debilidad general, la somnolencia constante puede ser el resultado de un mal funcionamiento de la tiroides.

    Los focos grandes en la glándula tiroides deben diferenciarse e identificarse. En el momento del diagnóstico también es importante prestar atención a las manifestaciones funcionales. Hay dos síntomas posibles:

    1. Cuando un nodo grande que no produce hormonas, la glándula tiroides se altera, sintetizará T3 y T4 en una cantidad menor. El resultado de esto es el hipotiroidismo, se manifiesta:
    • aumento de peso
    • Hinchazón por la mañana y por la tarde.
    • debilidad general, pérdida de memoria,
    • deseo sexual reducido
    • trastornos gastrointestinales (diarrea, estreñimiento),
    • pérdida de cabello, un manojo de uñas,
    • Bradicardia, presión arterial baja.
    1. Con una mayor producción de hormonas (hipertiroidismo), es decir, Con nodos que producen hormonas, se presentan los siguientes síntomas:
    • pérdida de peso dramática y fiebre,
    • irritabilidad, insomnio,
    • protrusión ocular
    • manos y dedos temblorosos
    • ataques de taquicardia y presión arterial alta,
    • Trastornos gastrointestinales, dolor abdominal,
    • Grasa de piel y cabello.
    1. Los síntomas comunes (que se manifiestan en cualquier tipo de trastornos hormonales) serán aquellos asociados con un aumento en el nodo:
    • dolor de garganta y ronquera
    • tos, falta de aliento (especialmente en la noche)
    • Dificultad para tragar la comida.

    La aparición de los síntomas descritos anteriormente se asociará con un tumor o bocio nodular ya formado. Un ganglio grande en la glándula tiroides requerirá un tratamiento específico y un examen adicional.

    La sensación constante de coma en la garganta, dificultad para respirar y tragar requiere atención inmediata al endocrinólogo.

    Bocio coloide

    Esta es la enfermedad más común que ha surgido de los nódulos de la glándula tiroides, no representa un peligro para la vida del paciente. Hay tres tipos de enfermedades:

    • Difuso es un tipo de bocio en el que los folículos se agrandan de manera uniforme en toda la glándula tiroides (la cantidad de sustancia coloidal aumenta en ellos).
    • Tipo de coloide nodular: con esta forma, solo uno o varios folículos están agrandados. Si hay varios, hablan de un bocio coloide multinodular.

    Nota Los ganglios tiroideos en las mujeres pueden ser causados ​​o causados ​​por los fibromas uterinos. Si los ganglios están inflamados, son la causa. Si no es así, una consecuencia de la patología del útero.

    • Nodo quístico: en esta forma de bocio, las masas coloidales se acumulan en la cavidad del quiste y están rodeadas por una capa densa.

    Tal glándula tiroides con hormonas normales, si no aprieta la tráquea, no requiere tratamiento. Él está siendo monitoreado

    Si el bocio crece demasiado rápido, puede ser necesaria la terapia hormonal o la terapia con yodo radioactivo.

    Es importante Cuando se encuentra un nodo en la glándula tiroides, es necesario realizar los estudios necesarios y establecer su naturaleza. Establecer un diagnóstico es importante para la detección oportuna del cáncer de tiroides, que es una amenaza para la salud y la vida del paciente.

    Tumores benignos

    En la glándula tiroides, los nodos pueden formarse como resultado de la proliferación anormal de células. Los tumores benignos de la glándula tiroides crecen lentamente, pero su principal peligro es que pueden convertirse en tumores malignos.

    Existen varios tipos de tumores benignos de tiroides, que se llaman adenomas. Los más comunes son:

    • Papilar: el más común, bien tratable, rara vez recae y se convierte en cáncer.
    • Folicular: también tiene un alto porcentaje de recuperación, pero a menudo renace.
    • Adenoma de las células de Hurthle.
    • Adenoma claro. Muy difícil de detectar durante el examen histológico.
    • Enfermedad de Plummer: el tumor produce hormonas, que consiste en células casi desprovistas de coloides.
    • Algunos otros

    Las neoplasias malignas de la glándula tiroides son muy difíciles de distinguir de las benignas. A menudo, esto se puede decir con precisión solo después de examinar un tumor extirpado con un microscopio.

    Tumores malignos

    Los más peligrosos son los focos malignos de la glándula tiroides, lo que es, solo se pueden reconocer con un microscopio durante el examen de los contenidos del sitio.

    Estos nodos son la etapa inicial de un tumor maligno (carcinoma), no se manifiestan en las primeras etapas y no causan sintomatología.

    Es importante Algunos tipos de cáncer en las etapas iniciales pueden metastatizar a los órganos del cuello y los ganglios linfáticos u órganos distantes a través de la sangre. Estos tumores no tienen una cápsula y crecen muy rápidamente.

    Los tipos más comunes de carcinomas incluyen:

    • papilar
    • folicular
    • medular
    • anaplásico y otros

    Estos nodos en la glándula tiroides son muy peligrosos, los síntomas y las consecuencias de su aparición en algunos casos son fatales. Cuando se detectan metástasis, el tratamiento es aún más complicado y el pronóstico de supervivencia disminuye significativamente.

    Los principios de determinación de la buena calidad de los nodos, en función de sus características ultrasónicas.

    Metodos de diagnostico

    Los nódulos pequeños de hasta 6 mm de diámetro no pueden diagnosticarse por palpación. Con algunas características de la estructura del cuello (corto y grueso, gran peso del paciente) también es imposible identificar nódulos de hasta 10 mm. Probablemente pueda encontrar solo nodos que tengan dimensiones de 30 mm.

    En la mayoría de los casos, los pequeños focos de compactación se detectan mediante una ecografía del cuello. Pero decir qué es este sitio será difícil.

    La ecografía puede indicar la presencia de una lesión en la glándula tiroides, que se diagnostica como una formación isoecoica. El nodo tiene la ecogenicidad habitual, como el tejido glandular, pero está rodeado por un borde. Esto indica la presencia de un aumento del flujo sanguíneo a su alrededor.

    Esto sucede en la etapa inicial de formación de la cápsula, luego los folículos alrededor del nódulo mueren y se forma una cápsula densa.

    Es importante En la ecografía, el ganglio isoecoico de la glándula tiroides es claramente visible, pero lo que es: un tumor, solo un ganglio o quiste, no se puede refinar con la ecografía.

    Dependiendo de las características ecogénicas de los nodos durante su estudio de ultrasonido, se lleva a cabo una clasificación de la patología.

    Para diferenciar un tumor, se realiza una biopsia por aspiración con aguja fina si el nódulo es pequeño, o simplemente una biopsia si es grande. Esto nos permite examinar una parte de los contenidos del sitio bajo un microscopio y establecer si el tumor es benigno o si es carcinoma.

    En algunos casos, esto solo se puede decir con precisión durante una operación en la glándula tiroides.

    Otros estudios

    Los tipos instrumentales de investigación incluyen radiografía y escintigrafía, CT, MTP, broncoscopia y otros. Por lo general, se recetan después de establecer un diagnóstico preciso, para detalles de las lesiones de los órganos internos.

    Al emitir los resultados de la encuesta en los formularios se presentarán resultados reales, así como una columna denominada "Valor de referencia" o "Norma". Los valores normales para este tipo de estudio en diferentes clínicas pueden diferir debido a la diferencia en los reactivos.

    Principios de tratamiento

    Pequeños nódulos que no afectan la glándula tiroides, no requieren tratamiento. Aquí sólo hay una observación.

    Si se detectan nodos grandes o un mal funcionamiento de la glándula tiroides, se requerirá tratamiento.

    El tratamiento de los nódulos tiroideos sin cirugía es posible solo si son pequeños y benignos. Por eso, hoy para el tratamiento del bocio nodular se aplican los siguientes métodos:

    • La escleroterapia con etanol. En el sitio ingrese 95% de alcohol etílico y destruya las células del bocio. Dado que tiene una cápsula densa, los tejidos circundantes no están dañados.
    • Termoterapia inducida por láser. Aquí, con la ayuda de un láser, un nodo es calentado y destruido por la exposición a altas temperaturas, una cápsula también sirve como protección para los tejidos circundantes.
    • Destrucción térmica por radiofrecuencia. El mecanismo de acción en el nodo es el mismo que en el método anterior, pero el nodo se calienta por la exposición a ondas de radio.

    Si un paciente ha desarrollado hipotiroidismo o hipertiroidismo, la corrección hormonal se aplica con medicamentos sintéticos. En algunos casos, por ejemplo, después de la extracción de la glándula tiroides, la terapia de reemplazo hormonal se usa de por vida.

    Después de la extirpación de la glándula tiroides o de su fracción, el período de rehabilitación dura de 1 a 3 meses.

    Es importante El volumen de la operación depende en gran medida del tipo y tamaño de los nódulos tiroideos y sus síntomas. La necesidad de intervención quirúrgica también está determinada por la presencia o la posibilidad de metástasis.

    Al identificar los tumores, los endocrinólogos solo ven un método de tratamiento: la extirpación del tumor. Si una neoplasia tiene una cápsula densa, exfoliarla junto con la cápsula. En algunos casos, se extirpa el lóbulo de la glándula, todo el órgano o con ellos y los ganglios linfáticos cervicales. Depende de qué etapa de desarrollo es el tumor y de qué tipo es.

    Para los carcinomas, es necesario un tratamiento adicional:

    • Tratamiento con yodo radiactivo. Se utiliza en carcinomas foliculares y papilares.
    • Quimioterapia Utilizado en presencia de metástasis.
    • Exposición a la radiación del cuello, utilizada en la detección de metástasis o sospecha de ellas.

    No olvide que el 95% de los nódulos pequeños en la glándula tiroides no tienen síntomas clínicos, son hormonalmente inactivos y no afectan el funcionamiento de las glándulas y, por lo tanto, no requieren tratamiento.

    Causas de los ganglios en la glándula tiroides

    Los nódulos en la glándula tiroides son más comunes en las mujeres, con crecimiento, conducen no solo a efectos cosméticos indeseables, sino también a enfermedades graves. Las razones de estas formaciones son:

    • herencia desfavorable
    • Lesiones de cuello o cabeza
    • inmunidad reducida
    • estrés constante, insomnio,
    • trastornos hormonales,
    • Falta o exceso de yodo en el agua y en los alimentos.

    Los nódulos formados en el fondo de los niveles hormonales normales se consideran benignos, pero los endocrinólogos recomiendan el control regular de su tamaño mediante ecografía. En casos raros, ellos, alcanzando un tamaño de 3-5 cm, pueden degenerar en tumores malignos.

    El desarrollo de los nodos, sus tipos y síntomas.

    Los nodos que aparecieron en la glándula tiroides son inicialmente pequeños (1-5 mm). Solo se pueden ver en ultrasonido, sin síntomas.

    Se puede detectar un nodo de 1 cm en la palpación. Si crece continuamente, esta enfermedad se llama un bocio nodular. En este caso, por regla general, las funciones de la glándula tiroides no están alteradas.

    Un tipo común de patología nodal es un bocio coloide, que se presenta en la forma:

    • Bocio difuso formado por múltiples nodos distribuidos por toda la glándula,
    • многоузлового зоба, когда узлы формируются в ограниченной области,
    • Bocio nodular quístico, en el que los ganglios coloidales se encuentran en la cavidad del quiste.

    En regiones con un bajo contenido de yodo en el agua y el suelo, la probabilidad de desarrollar bocio endémico, que pertenece al multisite, es alta. El bocio tóxico también se secreta, llevando a cabo una síntesis incontrolada de hormonas.

    Cuando las funciones de la glándula se alteran, los síntomas del desarrollo de los nodos se manifiestan por la depresión o la aceleración de las reacciones metabólicas. En este caso, tenga en cuenta:

    • violación de la frecuencia cardíaca,
    • disminución o aumento de la presión arterial
    • somnolencia o insomnio
    • trastornos intestinales.

    ¿Cuáles son los nodos peligrosos de la glándula tiroides? Según las estadísticas, el 95% son seguros para la salud, la mitad de ellos son adenomas no malignos, en otros casos se desarrolla cáncer. Las neoplasias malignas también pueden ocurrir durante la degeneración de nódulos coloidales y adenomas, en todos los casos son difíciles y requieren intervención quirúrgica. Por lo tanto, incluso con pequeñas sospechas de patología tiroidea, es necesario consultar con un endocrinólogo.

    Tratamiento y prevención de los nódulos tiroideos.

    El tratamiento de los ganglios puede ser conservador u operatorio. El tratamiento farmacológico se realiza en violación de las funciones de la glándula, cuando es necesario el uso de hormonas. Use medicamentos hormonales naturales (tiroidina) o sintéticos (mercazol) que suprimen la producción de hormonas.

    Con deficiencia de yodo, se prescribe Liothyronine o Levothyroxine. Paralelamente, si los nodos no son cancerosos, se utilizan suplementos dietéticos, como el iodomarin. La dosis y la duración de la admisión establece un médico.

    La terapia compleja de los nodos implica el tratamiento con remedios populares. Populares flores con infusión de vodka de elecampane o cerezas de corteza seca, que absorben los nudos con un uso prolongado. La carencia de yodo se trata con tintura de nueces, ensaladas de algas marinas y mariscos se preparan regularmente.

    La intervención quirúrgica se realiza en casos extremos con patologías como:

    • Nódulos grandes no cancerosos - para fines cosméticos,
    • nódulos grandes no oncogénicos que interfieren con la deglución o la respiración,
    • bocio tóxico, provocando enfermedades del corazón,
    • Sospecha de malignidad.

    Junto con el cirujano, el endocrinólogo determina cómo eliminar el nodo. En un cáncer, según la etapa, se realiza una resección parcial o completa de la glándula tiroides.

    Estos métodos se utilizan en los siguientes casos:

    • cuando la cirugía está contraindicada
    • Tamaño del nodo no más de 3 cm,
    • Con formación quística no superior a 4 cm.

    El tratamiento de los nódulos tiroideos es un proceso largo., los endocrinólogos creen que el éxito solo se puede lograr utilizando medidas preventivas como:

    • Seguir una dieta adecuada que contenga alimentos ricos en yodo.
    • limitación de la actividad física
    • control del sueño y el descanso,
    • evitar situaciones estresantes
    • El fortalecimiento de la inmunidad, el rechazo de los malos hábitos.

    Hay que recordar que los nódulos en el fenómeno de la glándula tiroides es bastante común. Se diagnostican en casi la mitad de las mujeres después de los 50 años. Una promesa de un curso favorable del proceso y una recuperación completa es el acceso oportuno a un médico y el diagnóstico correcto en las primeras etapas de la patología.

    Pin
    Send
    Share
    Send
    Send