Niños pequeños

¿A qué edad puede un bebé comenzar a dar un melón?

Pin
Send
Share
Send
Send


Con el inicio del verano, cada persona tiene la oportunidad de fortalecer su inmunidad al obtener las vitaminas necesarias de frutas maduras, verduras y bayas. Muchos padres que no tienen suficiente experiencia se preguntan a qué edad se le puede dar un melón a un niño. Después de todo, contiene una concentración suficiente de minerales y vitaminas que son tan beneficiosos para nuestro cuerpo. La mayoría de los expertos se inclinan a creer que el melón contribuye al correcto desarrollo del cuerpo del niño y también maximiza su sistema inmunológico.

Propiedades utiles

Si sabe a qué edad puede darle un melón a un niño e incluirlo en la dieta, puede lograr el máximo efecto positivo.

  • Formación de sangre. El melón contiene una gran cantidad de ácido fólico (más que cualquier tipo de manzana es casi tres veces).
  • La vitamina A y el betacaroteno presentes en la fruta tienen un efecto positivo en el crecimiento y la visión de las migajas.
  • Debido a la presencia de potasio, el sistema cardiovascular se fortalece.
  • El ácido ascórbico mejora enormemente el sistema inmunológico.
  • El magnesio y los carbohidratos mejoran el sistema nervioso.
  • El melón es un gran laxante. Con fibra en su composición, será beneficioso para el tracto gastrointestinal.
  • Las propiedades beneficiosas incluyen la presencia de ácido nicotínico, que ayuda al cuerpo en la absorción de carbohidratos, proteínas y grasas.
  • El melón contiene una cantidad suficiente de pectina, que es responsable de la eliminación de toxinas y toxinas.

Melon infantil hasta un año.

Casi todos los expertos son unánimes en la opinión de que los melones no deben administrarse a niños menores de un año. Si no sigue las recomendaciones, puede enfrentar una serie de problemas:

  • Fallo del tracto gastrointestinal.
  • Diarrea o flatulencia. Incluso el cuerpo de un niño que ha alcanzado la edad de un año no está listo para comer grandes cantidades de melón. Ofrezca al niño un pequeño trozo de fruta madura que no contenga nitratos. Introducir melón en la dieta es mejor separarlo de otros alimentos.
  • Alergias. En el caso de que alimente a un bebé melón y observe una reacción alérgica, busque inmediatamente ayuda médica de su médico.
  • Infección intestinal. Debe recordarse que el almacenamiento inadecuado de los melones puede provocar la aparición y posterior reproducción de microbios que son peligrosos para el cuerpo débil del bebé.

¿A qué edad le puedes dar un melón a un niño?

Como ya ha notado, un melón puede traer no solo beneficios para el cuerpo del bebé, sino también causar un daño grave. A la mayoría de las momias jóvenes les preocupa si el melón es un alérgeno para los niños o no. Cualquier médico le dirá que al comer melones, es posible una manifestación de una reacción alérgica en forma de urticaria. Debe seguir reglas simples para evitar cualquier problema de salud.

La primera porción no debe exceder de cinco gramos. Luego observe si los signos de alergia no aparecen en las migajas. Si todo está en orden, entonces gradualmente, a lo largo de dos o tres semanas, aumente la porción. Sin embargo, recuerde que no debe exceder los 200 gramos por día para un niño que tiene dos años. Si su hijo tiene entre uno y dos años, la porción óptima es de 100 a 150 gramos.

No ofrezca melón como postre dulce después de una comida. La mejor opción - servir como un aperitivo ligero. La fruta cortada o consumida no debe dejarse en la mesa, debe guardarse solo en el refrigerador para evitar la aparición de microbios que pueden provocar intoxicación alimentaria. Tampoco se recomienda darle al bebé un melón que ha permanecido por más de un día en forma de corte.

No le dé melón a los niños que aún no han cumplido un año. Una excepción puede ser el caso si la miga tiene problemas renales. Sin embargo, es posible darle un melón a un niño cuando el médico tratante lo incluye de forma independiente en la dieta.

¿Cómo elegir un melón?

Trate el proceso de elegir un melón con la mayor responsabilidad posible, especialmente si va a alimentar a su hijo. Lo primero que debe prestar atención a la cola, que, a diferencia de las sandías, rara vez permanece en el melón. Si es así, entonces asegúrese de estar seco.

Trate de presionar la nariz del melón, que no debe ser demasiado blando o duro. La "nariz" de una fruta madura es ligeramente prensada, moderadamente resistente.

El grado de madurez del melón puede ser determinado por el olor. Si en el área de la cola hay un agradable aroma a vainilla, entonces tienes una fruta madura en tus manos. El melón demasiado maduro le dará un olor fuerte y agudo. Si no pudiste captar ningún sabor, entonces la fruta no está madura.

La siguiente forma, cómo elegir un melón, es familiar para muchos. Basta con darle una bofetada en un barril y escuchar. La fruta saliente emitirá un sonido de timbre, pero moderadamente madura: sorda, con una especie de eco.

La apariencia también puede decir mucho sobre el melón. Lo más importante es que no debe haber signos de podredumbre, manchas oscuras y otros defectos en la superficie. El melón madurado tiene un color uniforme, sin rayas ni manchas verdes. En ningún caso no compre la fruta, que tiene en su superficie incluso el menor daño. Todo tipo de cortes, rasguños o fracturas en la piel crean el suelo ideal para las bacterias vitales que pueden provocar la aparición de salmonelosis o incluso botulismo.

Melones de nitrato

Si sabe cómo elegir frutas, y también a partir de qué edad puede darle un melón a un niño, esto no significa en absoluto que deba correr al supermercado y comprar frutas tempranas. Como regla general, son nitratos y a priori no pueden ser beneficiosos para la salud, especialmente para un hombrecito. Por apariencia, es imposible determinar el contenido de nitratos en el melón, pero si lo cortas, entonces todos los signos se detectan de inmediato. Prácticamente no tendrá olor, las costillas longitudinales se harán especialmente notorias, las semillas de la fruta estarán vacías, con un tinte gris.

Saber la medida

Lo más probable es que su bebé, como la mayoría de los demás niños, ame el melón, que tiene un sabor agradable y dulce. Sin embargo, no necesita complacer a su hijo, que es travieso y necesita suplementos. En todo lo que necesitas saber tu medida. Comer en exceso amenaza con consecuencias tales como:

  • trastornos intestinales
  • disrupción del corazón.

Es importante recordar que estos problemas pueden aparecer no solo en los bebés, sino también en los adultos. Cuídate y cuida a tus hijos!

Composición vitamínica del melón.

El melón es muy útil. Es necesario dárselo a los niños, lo principal es tener en cuenta la edad de sus hijos. Las principales propiedades beneficiosas son las siguientes:

  1. En presencia de ácido fólico en grandes cantidades, lo que tiene un efecto beneficioso sobre la formación de sangre.
  2. Un niño, que come pulpa de melón, recibe vitamina A y caroteno, que contribuyen al crecimiento del cuerpo del niño y desarrollan la visión.
  3. El ácido ascórbico contenido en el melón apoya la inmunidad del niño.
  4. El potasio contribuye a la mejora y fortalecimiento del sistema cardiovascular y su funcionamiento.
  5. El niño, comiendo un melón, no sufrirá de estreñimiento, ya que la pulpa del feto contiene fibra, que tiene un ligero efecto laxante.
  6. Si le das un melón a un bebé, su sistema nervioso comenzará a funcionar correctamente debido al magnesio y a los carbohidratos de fácil digestión que contiene la fruta.
  7. Las pectinas ayudan a limpiar el cuerpo de toxinas y escorias.
  8. El melón ayuda a calmar la sed porque contiene mucha agua.
  9. El ácido nicotínico en la composición vitamínica del melón contribuye al metabolismo normal de las grasas, los carbohidratos y las proteínas.

Por supuesto, antes de darle un melón al niño, debe asegurarse de que su edad sea adecuada para dichos alimentos complementarios. También es importante saber por qué los pediatras no recomiendan que los bebés den melón.

¿Por qué vale la pena rechazar una alimentación de melón?

A pesar de todas las ventajas de un melón, debe tenerse en cuenta que no siempre es útil para los niños, especialmente si su edad es muy joven. Por lo tanto, el daño de este producto puede ser el siguiente:

  1. Problemas con el tracto digestivo. El melón es demasiado pesado para el cuerpo de los niños, por lo que esta fruta no se recomienda para niños menores de un año, especialmente en grandes cantidades.
  2. Diarrea, flatulencia. Estos efectos pueden ocurrir si el melón se le da al niño junto con otros productos. Recuerde: esta fruta debe comerse por separado para no causar reacciones corporales no deseadas.
  3. Reacción alérgica. Si el niño tiene menos de 12 meses, el melón debe administrarse con mucho cuidado, observando la reacción de su cuerpo. Si tiene una erupción, irritación, enrojecimiento o hinchazón en el cuerpo, comuníquese de inmediato con su pediatra para pedirle consejo y deje de introducir melón en la dieta del niño.
  4. Nitratos en la fruta. Si el melón se cultivó en su propio jardín, no puede preocuparse por su seguridad. Pero si la fruta se compró en el mercado o en la tienda, es probable que solo esté rellena con nitratos nocivos. Por lo tanto, nunca compre variedades tempranas. Es mejor esperar hasta la temporada cuando los melones maduran naturalmente. Y recuerda: los nitratos siempre están más en la pulpa, ubicados cerca de la cáscara.
  5. Ambiente favorable para el desarrollo de microorganismos patológicos. Si el melón se almacena incorrectamente, los microbios se multiplican muy rápidamente en él. Esto puede causar una infección intestinal, que es bastante peligrosa cuando un bebé es pequeño.
  6. El melón no debe usarse en la diabetes y enfermedades del tracto digestivo.

Cómo cocinar un calabacín para la primera comida para bebés - lea aquí lea aquí.

¿A qué edad se le puede dar un plátano a un niño? Lea aquí https://jliza.ru/rebenku-banan.html.

Un pediatra puede aconsejar darle un melón a un niño menor de un año si tiene problemas con sus riñones. En otros casos, un año de edad no es un indicador para comer melón, ya que es lo suficientemente pesado como para que un niño digiera el producto. Además, el feto no se recomienda para niños con malestar estomacal.

¿Cuándo y cómo darle un melón a un niño?

No solo la edad del niño es importante cuando se aborda la cuestión de la introducción de melones en la dieta de los niños. Es importante entender que los frutos que han madurado en agosto-octubre son los más útiles. En este caso, la fruta debe ser de color amarillo natural, las manchas verdes son inaceptables. Entiende que el melón está maduro, puedes por la cola seca. Preste atención a si hay daños en el bahche: grietas, abolladuras. Si lo son - se niegan a comprar.

Preste atención al sabor del melón: debe ser agradable, sabroso y dulce. En casa, asegúrese de lavar la fruta con agua, verter agua hirviendo sobre ella. Solo entonces corta, quita las semillas y disfruta del melón fragante.

Si un niño prueba melón por primera vez, es mejor darle un pedazo pequeño. La edad aceptable para tales alimentos es de 1 año. A pesar de esto, es imperativo observar la reacción del cuerpo del bebé después de la introducción en la dieta de esta fruta.

No se recomienda darle al niño un melón que haya permanecido sobre la mesa durante más de 2 horas o que se haya guardado en el refrigerador durante aproximadamente dos días, ya que estas frutas pueden ser peligrosas para la salud del bebé. Además, el melón se debe dar al niño como bocadillo, no como plato principal. La porción recomendada para un niño de un año es de 100 g por día, para un bebé después de 2 años: 200 g.

No se recomienda dar melones a niños menores de un año, ya que el cuerpo de un bebé no está adaptado a la digestión de dichos alimentos. Como resultado, pueden producirse problemas con el tracto digestivo y la digestión: diarrea, flatulencia, cólicos, distensión abdominal.

¿Cómo identificar los nitratos en el feto?

Al comprar un melón, preste atención a los siguientes signos:

  1. La presencia de venas antinaturales en la carne y en la cáscara de la fruta.
  2. Presencia de fibras grises dentro de la pulpa del fruto con semillas.
  3. En el interior no hay semillas llenas, en lugar de ellas, "maniquíes".
  4. En la sección de la misma cáscara, se ve una banda amarilla brillante.

Si se encuentra al menos uno de los síntomas enumerados, debe saber: dicho producto contiene una cantidad peligrosa de nitratos y, por lo tanto, tampoco se puede administrar a un niño ni a un adulto. Tenga cuidado al comprar productos. Cuídate y cuida a tu hijo!

¿Cuándo le puedo dar un melón a un niño?

Melón: una fruta que se digiere el tiempo suficiente en el estómago. Es por eso que los médicos no recomiendan usarlo en grandes cantidades. Es muy difícil digerirlo con el estómago inmaduro de un niño. Antes del año deberá ser excluido del menú infantil. Después de 12 meses, se le puede dar al bebé que pruebe un pequeño fragmento del feto y siga la reacción de su cuerpo. Si todo está en orden, puede incluir fruta en su menú, pero solo un par de rebanadas pequeñas.

Pero Yevgeny Komarovski responde a la pregunta "¿Cuándo darle un melón a un niño?" Responde: "Después de dos años". En su opinión, puede causar diarrea e hinchazón. Si, después de consumir un melón, observa que han aparecido manchas rojas en el cuerpo del niño, esto indica la aparición de una reacción alérgica. Es necesario consultar urgentemente a un médico y excluir el producto del menú infantil.

¿En qué forma puedo dar un melón?

A los niños solo se les puede dar melones cultivados en su propio jardín. Si no tienes esa oportunidad, cómpralo durante la maduración natural. Se niegan a comprar variedades tempranas, ya que contienen una gran cantidad de nitratos, que pueden causar una reacción alérgica y envenenamiento. Es deseable proporcionar el melón en los intervalos entre comidas, en este caso, se digiere mejor. Asegúrese de cortar la cáscara, ya que junto a ella se acumula la mayor cantidad de nitratos. No puedes darle un melón a un niño si tiene:

  • diabetes mellitus
  • problemas con el tracto gastrointestinal,
  • problemas renales

Si no hay tales problemas, los niños pueden comer melón.

El melón contiene ácido fólico, vitamina A, ácido ascórbico, fibra. Debido a esto, es útil dárselo a los niños para:

  • Mejorar la circulación sanguínea y la agudeza visual.
  • fortalecer el músculo cardíaco y el sistema nervioso,
  • El metabolismo,
  • deshacerse de las toxinas en el cuerpo.

El melón contiene una gran cantidad de agua, por lo que ayudará a llenar su deficiencia en el cuerpo. Y sobre otras frutas y verduras útiles se puede leer en este artículo.

Sobre las propiedades beneficiosas del melón también veremos el video.

¿Cómo elegir?

Las frutas a menudo contienen nitratos, por lo que deben ser elegidas correctamente. Para ello hay que prestar atención a su apariencia. La presencia de nitratos está indicada por:

  • la presencia de un gran número de venas, así como vacíos en las semillas,
  • La presencia de fibras grises en la parte de la semilla.
  • Tira de rico color amarillo en la piel.

El melón debe estar entero, sin cortes ni grietas, con una cola seca. El color debe ser lo más uniforme posible. Si hay manchas verdes en la superficie, esto indica la inmadurez de la fruta. Puede causar envenenamiento grave. Las frutas no se pueden almacenar por mucho tiempo, ya que rápidamente desarrollan gérmenes.

A muchos padres les preocupa la pregunta: "¿Es posible darle un melón a un niño?". Según los médicos, la fruta es mejor darle al bebé después de 12 meses en cantidades limitadas. En ningún caso no se puede dar el bebé melón. Antes de introducirlo en el menú, es recomendable consultar a un médico.

¿Te gusta este artículo? Publícalo en la red social.

Reacciones negativas al melón.

Debido a la gran cantidad de fibra, el melón es difícil de digerir, por lo que se recomienda comer por separado de otros alimentos. Además, se digiere no en el estómago, sino en el intestino, y pasa allí en tránsito inmediatamente después de comer. Por lo tanto, es imposible comer esta baya como postre, y ni adultos ni niños. Persistir en el estómago, causará la fermentación, distensión abdominal, náuseas.

Cuales son las reacciones negativas al melón que puede tener un niño.

  • Náuseas, diarrea y aumento de la flatulencia.
  • Envenenamiento por nitratos, si el producto es de mala calidad.
  • Alergia

El melón se debe almacenar solo en el refrigerador, la microflora patógena se puede desarrollar en solo 2-3 horas. Habiendo comido el melón mal almacenado, el niño recogerá la infección intestinal más fuerte. Aquí no importa a qué edad se le puede dar un melón a un niño: se trata del envenenamiento de cualquier persona.

Una gran cantidad de azúcar en melón lo hace. producto prohibido en la diabetes. Los niños con este diagnóstico no pueden ser tratados con una fruta dulce.

Reglas para alimentar a los niños melones.

Teniendo una idea de la edad que puede darle un melón a un niño, asegúrese de considerar las reglas de los alimentos complementarios.

Por primera vez, déle al bebé un pequeño trozo de melón maduro triturado o una cucharadita de jugo de melón. Observa la reacción de los sistemas digestivo e inmunológico. Pobres: el niño estaba cubierto de una erupción cutánea, comenzó la urticaria, le goteaba la nariz, hinchazón de los labios, diarrea, vómitos. Estos síntomas indican una alergia o intolerancia. Debe consultar a un médico y posponer la familiaridad con el producto durante varios años.

No alimente a los melones del bebé después de las comidas. Las bayas falsas no se combinan con ningún producto. No se puede endulzar con miel e incluso beber té o zumo. Es mejor hacer un bocadillo de melón 1.5-2 horas después de una comida y al menos una hora antes de la siguiente comida. El postre de melón es ideal como segundo desayuno, merienda.

A un niño menor de tres años, cortemos el melón finamente cortado y asegurémonos de que coma en la mesa, con cuidado. Rodajas de melón resbaladizas, son fáciles de ahogar.

No inicie el cebo y no alimente el melón de un niño enfermo, especialmente si la digestión está alterada o si hay enfermedades del estómago.

Давайте маленькому сладкоежке только свежеразрезанную дыню. Si la fruta se cortó hace más de dos horas y todo este tiempo se mantuvo a temperatura ambiente, entonces los procesos de fermentación en la pulpa de melón dulce ya han comenzado. Esto significa que es potencialmente peligroso para la salud del bebé. Y cuanto mayor sea la duración del almacenamiento incorrecto, mayor será el riesgo.

La tienda de melón en rodajas solo puede estar en el refrigerador, y no más de un día. Habiendo sobrevivido a este término, no se le puede dar una baya falsa a un niño. El corte debe cerrarse herméticamente con una película de comida o con un paño limpio para reducir el crecimiento de las esporas de moho, que son las causas de una intoxicación intestinal grave con frutos viejos.

Cómo elegir un melón para el bebé y toda la familia.

El melón maduro da alegría y salud, y la salud de los nitratos sin madurar o rellena perjudica gravemente la salud. Para prevenir el envenenamiento químico, es muy importante elegir la fruta correcta.

La primera regla es no comprar melón fuera de temporada, es decir, antes de finales de agosto a septiembre. Los primeros melones se rompen en verde y se alimentan con productos químicos para el envejecimiento acelerado. La fruta acumula nitratos, y la intoxicación química tóxica es muy probable.

Señales de melón maduro de calidad torpedo.

  • Sin manchas negras, abolladuras y grietas profundas.
  • Fruto en peso de 3 a 5 kilogramos (tamaño medio). Los melones pequeños no valen la pena comprarlos. Son inmaduros o reciben pocos nutrientes. Los melones demasiado grandes pueden indicar indirectamente que el feto está desnutrido con estimulantes del crecimiento.
  • El color del melón maduro es amarillo claro. El tono verdoso claramente alude a la inmadurez de la baya falsa, soy amarillo demasiado brillante, con un alto contenido de nitrato.
  • En la fruta madura sobre la piel aparecen rayas anaranjadas. Si son verdes, el melón es inmaduro.
  • La nariz de un melón maduro es suave, se sirve fácilmente cuando se presiona. Si te pones duro, el melón es verde.
  • La cola de un melón maduro es seca, pero no demasiado seca. Una cola gruesa y verde es una señal segura de que el melón se cortó demasiado pronto.
  • Golpear a un melón maduro sordo.
  • Huele a melón maduro sin cortar como huele la pulpa. Una fruta inmadura no huele ni huele a hierba.
  • El melón sano cortado no tiene rayas y una tira amarilla brillante cerca de la cáscara. Todos estos son signos de nitratos.
  • Las semillas de fruta madura son densas, grandes, bien formadas. Pueden comer. Si el melón no está maduro, sus semillas están vacías.

Antes de cortar, el melón debe lavarse a fondo con un cepillo bajo agua corriente y luego escaldarse con agua hirviendo. Esto evitará la infección por microorganismos peligrosos.

Prestaciones por hijos

Las propiedades beneficiosas de los melones determinan las sustancias naturales que componen la pulpa blanda.

El cultivo de la calabaza contiene una gran cantidad de agua, vitaminas B, C, E, PP, fibra, betacaroteno y un impresionante complejo de minerales.

De particular valor para un organismo en crecimiento son: ácido fólico, pantoténico y nicotínico, magnesio, calcio, sodio, potasio, cobalto, triptófano. Participando en procesos biológicos complejos, contribuyen a:

  • fortalecer el sistema inmunológico
  • El flujo óptimo de todos los tipos de intercambio,
  • Excreción de toxinas y otras sustancias nocivas.
  • mantener la piel y el cabello sanos,
  • normalización de la digestión,
  • estimulación de la formación de sangre,
  • Fortalecer los sistemas cardiovascular y nervioso.
  • mejorar el sueño y el estado de ánimo.

¿Melón o sandía?

Como en la sandía, el melón contiene casi el 90% de agua. Pero durante el período de maduración, se las arregla para abastecerse de nutrientes en un volumen mayor, en el que supera significativamente a su vecina de calabaza:

  • el melón no solo puede calmar la sed, sino también el hambre, porque el contenido de grasas y carbohidratos en ella es mayor,
  • 2 veces más fibra, que elimina las escorias y tiene un valor nutricional para los microorganismos intestinales beneficiosos,
  • 100 g de pulpa contienen 36,7 mg de ácido ascórbico (8,1 mg en sandía), que desempeña un papel importante en el fortalecimiento de la inmunidad infantil y la asimilación del hierro.
  • 4 veces más betacaroteno (el precursor de la vitamina A), que tiene un poderoso efecto antioxidante,
  • el contenido de potasio, sodio, calcio, fósforo, ácido nicotínico, que el organismo en crecimiento necesita especialmente, se incrementa de 2 a 2.5 veces.

Posible daño en la infancia.

A pesar de la gran cantidad de propiedades útiles, el melón realmente puede dañar la salud del niño en los siguientes casos:

  • Comiendo los primeros melones, no a tiempo apareció en los estantes. Como norma, estos son productos de agricultores poco confiables que utilizan una gran cantidad de fertilizantes nitrogenados. Los nitratos son un peligro grave, convirtiéndose en nitritos en el cuerpo. Estos últimos están asociados con la hemoglobina y alteran el suministro de oxígeno a los órganos. Como resultado, una violación de las funciones del hígado, el sistema inmunitario y el sistema nervioso, el metabolismo.
  • Procesamiento insuficiente (o falta de él) antes de cortar el melón. En una superficie rugosa se acumula suciedad, polvo y una masa de microbios dañinos que causan infecciones intestinales graves. En la estación cálida, se multiplican intensamente en la corteza, y cuando se cortan, se introducen fácilmente en la fruta. Por lo tanto, el tratamiento implica no solo lavar con un cepillo bajo agua corriente con jabón, sino también enjuagar con agua hirviendo.
  • Ignora las restricciones de edad. Los nutricionistas se refieren al melón como alimentos "pesados" que requieren importantes esfuerzos de digestión del tracto digestivo. Para un niño pequeño, esto puede ser una tarea abrumadora y puede resultar en una alteración de la digestión: distensión abdominal, náuseas y deposiciones sueltas.

¿Quién no puede?

La lista de contraindicaciones para el uso de melones se limita a:

  • edad del niño hasta 1 año
  • diabetes mellitus
  • trastornos digestivos (deposiciones sueltas),
  • alergias

La herencia también es un factor de riesgo: los niños tienen 2 veces más probabilidades de desarrollar una reacción alérgica si uno de los padres tiene uno.

Por lo tanto, el "primer ensayo" debe abordarse de manera responsable: no le dé al niño más de 0.5 cucharaditas. Haga melón en forma de gachas y controle el estado de la digestión y la piel durante 1-2 días.

Para las enfermedades del estómago y los intestinos en niños, la consulta previa con un pediatra es obligatoria.

Consejos médicos

Los expertos opinan unánimemente que es imposible apresurarse con la introducción del melón en la dieta de los niños. El pediatra E. Komarovsky aconseja comenzar el primer contacto con el "tratamiento solar" no antes de los 2 años de edad.

Según la nutricionista Marina Studenkina, el niño está listo para comer melones solo a los 3 años. A esta edad, el sistema digestivo reaccionará a un nuevo producto sin manifestaciones negativas: flatulencia y fermentación en el intestino. Lo principal es mostrar moderación y no descuidar las normas recomendadas.

La dietista T. Novoshchekina recuerda que los nitratos peligrosos se acumulan más cerca de la corteza. Por lo tanto, al niño se le debe ofrecer una parte del medio. Es mejor comer un melón a la vez: incluso cuando se almacenan en el refrigerador, los nitratos pueden convertirse en nitritos.

Preguntas de elección

Los servicios sanitarios realizan un gran trabajo en la organización de los puntos de venta de melón, asegurando su correcto almacenamiento y control no solo de nitratos, sino también de radionúclidos, pesticidas, sales de metales pesados ​​y el grado de contaminación bacteriana. Una garantía de compra de calidad será la disponibilidad de un certificado del vendedor.

Las autoridades de supervisión prohíben comprar melones con una pieza recortada (para determinar la madurez) o cortar en pedazos y embalarlos en una película adhesiva. En este caso, la probabilidad de que las bacterias entren al feto aumenta significativamente.

El melón maduro tiene una serie de características:

  • manchas incluso sin manchas verdes y marrones,
  • La integridad de la piel sin grietas, abolladuras, pinchazos,
  • Aroma duradero, aumentando en clima cálido,
  • un sonido sordo al tocar,
  • cáscara elástica al tacto,
  • "Cola" seca y maleable con presión "pico".

¿Cómo evitar los nitratos?

Los expertos recomiendan encarecidamente comprar melones en la temporada de su reunión masiva, esto es a finales de agosto y principios de septiembre. Se debe dar preferencia al tamaño mediano de melón, ya que las muestras grandes pueden contener nitratos.

Para determinar la presencia de nitratos en los melones puede ser por los siguientes motivos:

  • Franja amarilla brillante entre la corteza y la pulpa,
  • Semillas vacías en fibras grisáceas,
  • Se observan estrías blancas en la pulpa.

Los beneficios y perjuicios de las sandías.

La propiedad más útil de la sandía es la presencia de fibra, que limpia bien los intestinos. La fibra es especialmente útil para los niños que tienen estreñimiento frecuente. También en su composición la fruta contiene:

  • azúcares digestibles,
  • acido folico
  • compuestos de hierro
  • pectinas y magnesio,
  • fructosa

¿Desde qué edad y cuántos meses puedes alimentar a los niños con sandía? Los médicos pueden usar sandía de 11 a 12 meses. Sin embargo, algunos nutricionistas recomiendan dar una sandía cuando el niño tiene cinco años.

Los pediatras están seguros de que no deben privar a un bebé de un producto alimenticio saludable, y a un niño de un año se le puede dar sandía como un alimento complementario adicional.

Para cada edad hay una cierta medida de la ingesta permisible de bayas dulces - sandía. Por lo tanto, para niños de hasta dos años, no puede dar más de 50 gramos de un producto por día, niños de tres años: 150 gramos. Al mismo tiempo, no se apresure a alimentar al bebé con los primeros frutos: espere hasta que se produzca la maduración natural.

Las frutas tempranas no deben administrarse a adolescentes menores de 11 años, ni deben ser consumidas por mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Los beneficios y perjuicios del melón.

Melón contiene:

  • acido folico
  • betacaroteno
  • ácido ascórbico,
  • ácido nicotínico
  • pectinas y fibra,
  • azúcares de fácil absorción,
  • potasio

El melón tiene un efecto calmante sobre el sistema nervioso, contribuye al crecimiento y al desarrollo adecuado del metabolismo. La carne mejora la motilidad intestinal y elimina el estreñimiento.

¿Desde cuántos años puedes entrar en la dieta del melón? ¡No antes de la edad de un año!

El melón no es peligroso para la salud, pero es difícil de digerir. El cuerpo de un niño menor de un año no puede hacer frente a la digestión completa del producto, por lo tanto, está estrictamente prohibido dar melón hasta un año.

¿Sabía que en las tiendas en línea puede realizar compras con DESCUENTOS de hasta el 70% durante todo el año? ¡Averigüe en qué tiendas de ventas de productos para niños están ahora!

Reacción alérgica a los melones.

¿Cómo se manifiesta una alergia al melón? Las alergias al melón y la sandía son personas de cualquier edad que no toleran la floración de la ambrosía. Tal reacción de un organismo a un alérgeno es posible en dos casos:

  1. con inmunidad reducida,
  2. En violación de las funciones del tracto gastrointestinal.

En caso de violación de la funcionalidad del tracto gastrointestinal (disbacteriosis, procesos inflamatorios), no entran por completo elementos de la comida en la sangre, lo que causa desorden y desequilibrio en todo el sistema.

Los síntomas de alergia al melón incluyen:

  • picazón e hinchazón de los tejidos en los labios y la garganta,
  • tos y congestión nasal
  • urticaria de contacto.

Después de consumir un melón, las alergias también pueden tener la siguiente manifestación:

  • mareo y dolor de cabeza
  • vómitos, diarrea y náuseas,
  • ataques de asma

La alergia en su manifestación extrema puede causar un shock anafiláctico, que puede llevar a una condición crítica. En este caso, ningún autotratamiento debe ser: un equipo de ambulancia debe ser llamado con urgencia.

¿Qué hacer si después de comer melones (especialmente melones), el niño se siente mal? ¿Esto indica que fue envenenado? Si le dio melones a un niño después de un año, y él desarrolló diarrea sin otras manifestaciones de una reacción alérgica, significa que el tracto digestivo simplemente no podría hacer frente al procesamiento del producto.

¿Por qué sucede esto? Los melones son digeridos por los intestinos, no por el estómago. Si alimentó al bebé con melón inmediatamente después de comer, no tiene nada que ver con las alergias: el producto no pudo entrar en los intestinos de manera oportuna. El resultado fue diarrea por producto no digerido.

¿Qué hacer con la toxicosis?

Las sandías tempranas a menudo causan toxemia en los niños. ¿Cómo entender que el bebé está envenenado y qué hacer? La alergia es algo similar a los síntomas de la intoxicación por calabaza. ¿Cómo no confundir? Los signos de toxicosis, además de los síntomas de alergia designados, pueden ser:

  1. respiración rápida
  2. cambio de pulso
  3. letargo y diarrea,
  4. a veces fiebre.

También se caracteriza por dolor en el estómago y el hígado. Un niño menor de un año no puede explicar nada, por lo que debe verificar la frecuencia y la frecuencia del pulso. Es importante tener en cuenta durante cuánto tiempo comenzó la aparición de los síntomas. Si esta condición aparece después de beber melones, debe llamar inmediatamente a una ambulancia.

Lo que debes hacer antes de que llegue la ambulancia:

  • dar a beber un poco de agua salada,
  • causar vómitos
  • poner un enema.

No administre ningún medicamento y no se automedique: esto puede agravar la condición del bebé.

Medidas preventivas

Con cuántos años puedes alimentar al niño melón, nos enteramos. Ahora es importante determinar cómo preparar adecuadamente las frutas para la ingesta de alimentos.

  1. Compre frutas solo durante la maduración completa.
  2. No alimente a los bebés con alimentos estropeados o arrugados.
  3. Después de cortar la fruta se puede almacenar en el refrigerador por no más de un día.

No le dé a su bebé demasiado melón o sandía: comer en exceso puede causar diarrea. La moderación en la nutrición es la clave para la salud de los niños. Enseñe a su bebé a estos productos a partir de los 11 a 12 meses de edad.

Recuerde que un bebé de 11 meses con mal trabajo intestinal no puede usar melones. Espere hasta cinco o seis años: a esta edad, las funciones digestivas se normalizan.

¿Cómo deshacerse de las estrías después del parto?

Para el tratamiento de las estrías posparto, se recomienda utilizar agentes externos que mejoren la nutrición celular y la elasticidad de la piel, estimulen la formación de colágeno y proporcionen una hidratación duradera.

¿En qué forma dar?

Los niños mayores de un año comienzan con una pequeña fruta fresca. Se administra como bocadillo después del desayuno, no se combina con otros productos. Hasta el final del día, se observa la reacción del niño y, en ausencia de alergias o trastornos digestivos, la porción de melón aumenta al día siguiente. A un niño de 1 a 2 años se le puede dar un máximo de 100 g de pulpa de melón por día, mientras que a los niños más grandes se les puede ofrecer 200 g de esta delicadeza jugosa al día.

Consejos para elegir

No se puede comprar un melón temprano para un niño; espere hasta el momento natural de maduración de esta cosecha de melón (finales del verano).

Elija una fruta amarilla para la comida del bebé con un agradable aroma dulce y una cola seca. No compre un melón con daños o abolladuras, y en casa debe lavar la fruta con agua corriente (también se recomienda verter agua hirviendo sobre ella).

Después de cortar el producto, inspeccione cuidadosamente la incisión: no debe haber una vena o una tira amarilla brillante junto a la corteza en la pulpa. Estos signos indican un alto contenido de nitratos. Además, no debe haber semillas vacías en el interior, ya que indican la inmadurez del feto.

No le dé al niño un melón que se haya mantenido cortado a temperatura ambiente durante más de dos horas o en el refrigerador durante más de 24 horas.

¿Qué hacer si eres alérgico?

Si el bebé probó un melón por primera vez y reaccionó con una erupción, enrojecimiento de la piel u otros síntomas de alergia, el nuevo producto se cancela y se intenta introducir en la dieta en la próxima temporada. Si el niño es muy alérgico, debe consultárselo a un médico para que le recomiende un antihistamínico adecuado.

Pin
Send
Share
Send
Send