El embarazo

Sinfisitis: discrepancia de la sínfisis: por qué ocurre después del parto, cuánto tiempo lleva, ¿cuál es el tratamiento?

Pin
Send
Share
Send
Send



La lista de mensajes tema "Symphysite, ¿qué tipo de bestia es esta?" Foro Nuestros niños> Niños hasta un año.

Todos los derechos de los materiales publicados en el sitio están protegidos por derechos de autor y derechos afines y no pueden reproducirse ni utilizarse de ninguna manera sin el permiso por escrito del titular de los derechos de autor y colocando un enlace activo a la página principal del portal Eva.Ru (www.eva.ru) junto a Con materiales utilizados.
Por el contenido de la edición de materiales promocionales no se hace responsable. Certificado de registro de medios El. No. FS77-36354 del 22 de mayo de 2009 v.3.4.168

¿Qué es la sínfisis púbica?

Para comprender mejor qué es una sínfisis púbica, debe tener una comprensión mínima de cómo funciona realmente la pelvis femenina. Está formado por 2 huesos pélvicos en los lados, que están conectados a la espalda con el sacro y los ligamentos. Anteriormente, la sínfisis púbica, que es un disco de fibro-cartílago, realiza una función conectiva similar. En su parte central hay una cavidad articular, parecida a una hendidura y llena de fluido articular.

El pubis está ubicado directamente frente a la sínfisis del pubis. Debajo de ella pasan las terminaciones nerviosas y los vasos sanguíneos, y detrás de ella está la uretra.

Descripción de la sinfisitis después del parto.

En primer lugar, echemos un vistazo a lo que sucede en la articulación púbica durante el parto. Durante este proceso, el feto debe atravesar la pelvis ósea de la madre, mientras que el tejido del cartílago se estira y la mujer tiene dolor pélvico. Posteriormente, estos dolores son especialmente pronunciados al caminar.

Normalmente, el cartílago de la sínfisis es peculiar a la inelasticidad, pero al nacer un niño se ablanda bajo la influencia de la hormona relaxina. Es cierto que su discrepancia es insignificante, hasta un máximo de 2 centímetros.

Una sínfisis es una combinación de todas las posibles lesiones de la sínfisis púbica, desde estiramientos hasta desgarros e inflamaciones que suelen aparecer después del parto, pero que pueden comenzar durante el embarazo. Esta es una patología bastante peligrosa que puede hacer que los huesos pélvicos se vuelvan más móviles y divergentes. En medicina, la sinfisitis también se llama:

  • sinfisiopatía
  • artropatía
  • sacroileopatía
  • Disfunción de la sínfisis púbica.

Causas de la patología.

¿Por qué se diverge la articulación? La razón se debe a los cambios fisiológicos que ocurren en el cuerpo de una mujer que está esperando un hijo. Por lo general, algún tiempo después de que nace el bebé, los huesos pélvicos de su madre vuelven a la normalidad, los cartílagos de la articulación de la sínfisis se vuelven más densos y convergen, y la brecha entre ellos se vuelve más pequeña. El tiempo de recuperación depende de las características individuales y de cómo se realizó la entrega. Por lo general, el período en que los huesos de la pelvis convergen después del parto dura de 6 a 8 semanas.

Sin embargo, a veces después del parto, la mujer tiene una fuerte discrepancia y aflojamiento de las articulaciones. Las razones de esto son:

  1. Alteración del metabolismo calcio-fósforo. El calcio y el fósforo son esenciales para los dientes y los huesos. Si llegan en cantidades insuficientes, el niño comienza a recibir estas sustancias de los huesos de la madre. Como resultado, el sistema osteo-articular se vuelve débil y vulnerable al desarrollo de procesos patológicos.
  2. Deficiencia de vitamina D. Es responsable de regular el metabolismo del fósforo y el calcio en el cuerpo. Con su falta de absorción de los oligoelementos requeridos desde el intestino. Los huesos comienzan a sufrir nuevamente, lo que afecta negativamente a su mineralización.

Síntomas de la sínfisis

Los primeros síntomas de la sinfisitis pueden aparecer incluso durante el embarazo:

  • los dientes comienzan a desmoronarse
  • calambres en las piernas aparecen en la noche
  • mujer embarazada se cansa rápidamente
  • las uñas se vuelven quebradizas,
  • Hay dolores en los huesos de la pelvis y en la parte baja de la espalda que se parecen a la ciática.

Muy a menudo, la sinfisiopatía se mantiene en forma latente, y antes del nacimiento, una mujer no observará los síntomas de la enfermedad. Generalmente, en la segunda mitad del embarazo, las articulaciones púbicas se retienen debido al hecho de que los músculos abdominales se tensan más, debido al aumento en el tamaño del útero. Después del nacimiento, se vuelven fofas.

Entre los principales síntomas del proceso patológico después del parto se destacan:

  • Dolor que afecta al pubis, al sacro y al tirador.
  • huesos de una cadera están enfermos con su movimiento,
  • violación de la postura,
  • Dolor al caminar o hacer movimientos.
  • duele la parte baja del abdomen, espalda y piernas,
  • movimientos intestinales problemáticos,
  • Crujidos y clics en la palpación de la matriz.

Metodos de diagnostico

Al ser una enfermedad grave que amenaza la salud de la mujer, la sinfisitis requiere un diagnóstico oportuno. Se utiliza una amplia gama de métodos para diagnosticar la patología:

  1. Rayos x La imagen muestra la divergencia de la sínfisis, pero la patología en sí no está registrada.
  2. TC Muestra el estado de la articulación púbica después del parto.
  3. Ultrasonido La sínfisis está siendo evaluada.
  4. Resonancia magnética Da la oportunidad de evaluar la sínfisis, el hueso y el tejido blando.

Gracias a estos métodos, también excluyen o confirman la presencia de una ruptura de la sínfisis púbica, que es más frecuente en el período posparto. Se requieren consultas adicionales con algunos especialistas estrechos.

Debido al hecho de que los síntomas de la enfermedad son similares a muchas otras patologías, es necesario realizar un diagnóstico diferenciado para establecer el diagnóstico. Es necesario excluir tales variantes de enfermedades como:

  • infección del tracto urinario,
  • uretritis
  • hernia
  • Lumbago, caracterizado por dolor agudo de espalda,
  • pellizco del nervio ciático,
  • trombosis de la vena femoral,
  • daño del disco intervertebral
  • osteomielitis
  • la sífilis

Metodos de tratamiento

El tratamiento de este problema debe ser obligatorio. El tratamiento cuesta sin cirugía y se reduce a los siguientes métodos:

  1. Reducción de la actividad física. Es deseable después del nacimiento cumplir con el reposo en cama. En algunas situaciones, levantarse de la cama no puede ser un período bastante largo.
  2. Llevando un vendaje o corsé. Ayudarán a mantener fuertes la sínfisis y los músculos abdominales.
  3. Colchón ortopédico. Alivia perfectamente la columna vertebral y reduce el dolor de espalda.
  4. Recepción de microelementos útiles. Estos incluyen potasio, calcio, magnesio. Esto ayudará a soportar el hueso problema y todos los demás huesos y articulaciones.
  5. Recepción de preparados multivitamínicos. Su composición debe contener vitaminas del grupo B.
  6. Tomando el sol Proporcionar una buena digestión de los microelementos.
  7. Fisioterapia y masaje.
  8. La imposición de compresas frías en el área de sínfisis dentro de las 24 horas posteriores al nacimiento.
  9. Un conjunto de ejercicios. Se permite hacer solo con una pequeña discrepancia. Cuando llega a los 2 o 3 grados, cualquier ejercicio está prohibido. Los ejercicios más efectivos son: rotar la pelvis hacia la derecha y hacia la izquierda, mover la pelvis hacia adelante y hacia atrás, extender las piernas flexionadas en las rodillas en la posición prona, así como cambiarlas alternativamente de la pierna derecha a la izquierda y viceversa.
  10. Ungüento Reduce el proceso inflamatorio, ayuda a aliviar la hinchazón y detiene el dolor. Su uso debe ser acordado con su médico.

¿Cuáles podrían ser las consecuencias?

De las consecuencias estándar de la enfermedad para una mujer, es necesario tener en cuenta la necesidad de adherirse al reposo en cama y limitar su actividad física. De las complicaciones más graves, vale la pena señalar la probabilidad de daño a la vejiga en la ruptura de la sínfisis púbica. Esto conlleva la formación de hematomas y el desarrollo de la inflamación. Entonces se requiere cirugía. Después de una operación de este tipo, la actividad física se puede restaurar no antes que en 4-6 meses.

Para evitar complicaciones de este tipo, una mujer debe:

  • llevar un estilo de vida saludable
  • comer bien
  • No descuides los paseos al aire libre,
  • ejercicio moderado

El concepto de la sínfisis púbica.

Mucha gente sabe acerca de este tipo de articulación en las mujeres, como la articulación púbica. La manifestación del symphysite está asociada con él. Dos huesos pélvicos y el sacro forman la pelvis ósea de una mujer. Estos huesos están interconectados por una sínfisis (articulación púbica) y dos articulaciones sacras. Los huesos pélvicos crecen junto con el tejido de fibro-cartílago y forman una sínfisis. El centro de este compuesto (cavidad articular) está lleno de líquido articular. La articulación púbica está reforzada por ligamentos.

Los huesos púbicos están separados 1 cm entre sí (esta es la norma). El pubis en la mujer se encuentra frente a la sínfisis. Tiene una almohadilla de grasa y un paquete para sujetar el clítoris. La articulación púbica es una media articulación con un pequeño círculo de movimiento. Los nervios y vasos están bajo una sínfisis. Detrás de la fusión se encuentra la vejiga y la uretra.

Descripción de la sinfisitis

El proceso inflamatorio en la articulación púbica que surge durante el embarazo o después del parto es una sinfisitis. Durante la gestación, la sínfisis tiende a suavizarse, de modo que la cabeza del bebé al nacer puede pasar fácilmente al anillo pélvico de la madre. Como resultado del aumento de la estabilidad de la sínfisis, puede inflamarse. Más a menudo, la sinfisitis se produce después del parto, pero a veces este proceso comienza a manifestarse incluso durante el embarazo.

La sinfisitis es el nombre acumulativo de transformaciones negativas y trastornos en la articulación púbica. Los médicos también pueden llamar artropatía sinfisitis, sinfiosiopatía, sacroiliopatía de mujeres embarazadas. Se recomienda llamar a la sinfisitis después del nacimiento una disfunción de la sínfisis púbica.

Manifestación de la enfermedad.

Los signos y síntomas más comunes de la sinfisitis:

  • Dolor en la articulación púbica, pubis, abdomen inferior.
  • Dolor doloroso en la espalda baja y articulaciones de la cadera.
  • Manifestación de "clicks" al caminar.
  • marcha cojo, similar al "pato".
  • Dificultad para levantar las piernas rectas hacia arriba desde una posición prona.
  • Dificultad para subir las escaleras.

Extensión de la enfermedad.

La sinfisitis se produce después del parto o en el primer trimestre del embarazo. A veces, esta enfermedad puede estar asociada con lesiones pélvicas o ejercicio prolongado (entre corredores). Si el tiempo no toma medidas para prevenir este proceso inflamatorio, tendrá consecuencias graves. La marcha de una mujer puede cambiar, aparecerá la incontinencia urinaria, surgirán dificultades en términos sexuales.

El grado de ablandamiento de la sínfisis y el aumento de la distancia entre los huesos púbicos determinan tres niveles de inflamación. Cada nivel se caracteriza por una divergencia de los huesos:

  1. De 0,5 a 0,9 cm.
  2. De 1 a 1,9 cm.
  3. Más de 2 cm.

Fuentes de desarrollo

Es imposible decir inequívocamente cuál es la causa raíz de la sínfisis. Los síntomas a menudo apuntan a dos fuentes de inflamación y discrepancias similares en la sínfisis púbica. El primero de ellos es la falta de calcio, tan necesario para el cuerpo de una mujer embarazada. La segunda fuente puede ser la liberación excesiva de relaxina, un tipo de hormona secretada por la placenta y los ovarios. Él es capaz de relajar los ligamentos en la articulación púbica.

El desarrollo de la sinfisitis puede ir acompañado de los siguientes factores:

  • Prerrequisitos hereditarios para la enfermedad del sistema locomotor de la mujer en trabajo de parto (falta de colágeno),
  • nacimientos múltiples
  • huesos pélvicos lesionados,
  • Formación de un fruto grande (más de 4 kg).
  • estilo de vida inactivo,
  • Varias veces el fenómeno recurrente de la sinfisitis en géneros anteriores.

Dolor de sinfisitis

La manifestación más sorprendente de la sínfisis es el dolor. A veces son insoportables. Algunas mujeres embarazadas incluso se acuestan duro. Dolor en el tiro puede ocurrir en el área púbica. Cualquier movimiento, abducción de cadera puede llevar al dolor. Esto afecta mucho a la postura.

En algunas mujeres embarazadas, el dolor puede ceder el abdomen o aparecer en la ingle, la espalda, el perineo, la pierna. Apoyarse en tales mujeres es muy difícil, pararse sobre una pierna, es simplemente imposible. A los pacientes que sufren de sinfisitis les resulta difícil levantarse de una silla y darse la vuelta en la cama. Los dolores comienzan a disminuir solo después de un largo descanso. Todo dolor puede ir acompañado de un fuerte crujido. El dolor puede ocurrir durante los movimientos intestinales.

Actividades de diagnostico

El estudio de la sinfisitis se realiza mediante métodos especiales: rayos X, tomografía computarizada y de resonancia magnética, análisis de ultrasonido. Primero, el médico descubre cuándo se produjeron los dolores en la sínfisis, cuánto afectó la marcha, en qué etapa del embarazo surgieron. El especialista aprende sobre la presencia de lesiones pélvicas, si se han realizado operaciones, si el aparato locomotor ha sufrido.

Más análisis de las enfermedades ginecológicas transferidas, características y el curso del embarazo y el parto. De acuerdo con los resultados de la ecografía, se estima el grado de divergencia de los huesos púbicos. Una radiografía después del parto ayudará a determinar si los huesos púbicos no se han movido hacia los lados o hacia arriba. Una mujer enferma no hace daño consultar a un cirujano ortopédico y un fisioterapeuta.

Para aliviar el dolor en las mujeres, debe comenzar el tratamiento de inmediato. El efecto terapéutico rápido trae antibióticos, así como preparaciones de calcio y magnesio. Junto con los medicamentos, se prescribe la fisioterapia. Los métodos modernos de tratamiento permiten el tratamiento de la sinfisitis después del parto de una manera no quirúrgica. Como anestesia, se aconseja a las mujeres embarazadas que tomen paracetamol y, después de dar a luz, se les permite tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y opiáceos.

Si la sinfiosopatía se acompaña de una ligera discrepancia de los huesos púbicos, el curso de la enfermedad se puede aliviar con los siguientes procedimientos:

  • Limitación inmediata de la actividad física.
  • uso para dormir colchón ortopédico,
  • tomando calcio, magnesio y vitaminas B,
  • fisioterapia diaria,
  • Tratamiento antibacteriano en casos de infección urogenital.

Duración de la enfermedad

Muchas personas están interesadas en la pregunta: ¿cuánto tiempo dura la sinfisitis después del parto? Muy a menudo, este fenómeno desaparece en 2-3 meses después de la aparición del niño. En casos de lesiones del sacro, enfermedades del sistema osteo-articular, toxicosis severa, desequilibrio hormonal, deficiencia de vitaminas, la enfermedad puede ocurrir durante mucho tiempo. Para algunos, lleva varios meses y más de un año.

El proceso de nacimiento es muy difícil, a veces los ligamentos de la sínfisis pueden dañarse. Esto se debe a la fruta grande. Muy a menudo, la sinfisitis aparece después de la rápida aparición del bebé en mujeres con una pelvis estrecha. Esto puede causar lesiones en la vejiga y el canal. Tales complicaciones prolongan el período de recuperación de las articulaciones y complican el tratamiento de la sinfisitis después del parto.

Medidas preventivas

Hay algunas recomendaciones para ayudar a aliviar el dolor o detener el desarrollo de la sinfisitis:

  • no debes lanzar una pierna sobre la otra en una posición sentada,
  • al estar de pie, es necesario distribuir uniformemente el peso en dos piernas,
  • Las superficies duras no son adecuadas para sentarse y acostarse embarazadas.
  • caminar largo o estar de pie no es recomendable,
  • Deben evitarse las pendientes y las escaleras.
  • Antes de girar en la cama hacia el otro lado, primero debe girar los hombros y la parte superior del cuerpo, y después de eso, la pelvis,
  • debe controlar cuidadosamente el aumento de peso corporal,
  • los alimentos deben ser ricos en calcio (se recomienda el uso de nueces, pescado, productos lácteos, albaricoques secos, sésamo),
  • Hacer pequeños paseos promoverá el intercambio normal de calcio,
  • El colchón ortopédico le permitirá tomar una posición cómoda para dormir.

El embarazo debe ser planificado, ayudará a prepararlo correctamente: identificar y curar enfermedades crónicas y ginecológicas. Al quedar embarazada, una mujer debe solicitar a la clínica prenatal tan pronto como sea posible y estar registrada (hasta 3 meses). Una visita a un obstetra-ginecólogo debe ser sistemática.

Un punto muy importante en la prevención de la sinfisitis es la alimentación dietética. Los alimentos deben contener una cantidad moderada de grasas y carbohidratos. De la dieta es mejor excluir harina, alimentos dulces, grasos y fritos. Es deseable aumentar el consumo de alimentos ricos en proteínas (carne magra, legumbres, productos de ácido láctico).

Las mujeres embarazadas deben evitar las cargas neuropsíquicas. Si es necesario, el médico puede prescribir un sedante ligero. Todas estas medidas conducen a la gestión racional del parto y la prevención de complicaciones.

Symphysis vendaje y fisioterapia

Muchas mujeres embarazadas se salvan del dolor al usar un vendaje. Se puede comprar en la farmacia. Desarrollado muchos tipos de vendajes. En su lugar, puede utilizar un vendaje apretado, que también evita la divergencia excesiva y el desplazamiento de los huesos de la sínfisis.

En venta hay modelos de vendas en forma de corsé, es más adecuado en la etapa de carga de un niño. En el período posparto, puede utilizar el modelo en forma de pantalón, cadena. Tales fijadores de cadera son muy efectivos para la sínfisis. Resuelven el problema de la seguridad de la región pélvica y la restauración de las articulaciones dañadas. Hay vendas rígidas y semi-rígidas, las mujeres embarazadas son las más adecuadas en segundo lugar.

No es ningún secreto que los ejercicios de fisioterapia son una de las medidas para prevenir la sinfisitis. Caminar, estirar, respirar, los ejercicios solo serán beneficiosos para embarazadas. El primer y segundo grado de la enfermedad implica la implementación de un conjunto de ejercicios especiales que fortalecen los músculos y articulaciones pélvicas y lumbares.Aquí hay un entrenamiento aproximado:

  • Posición inicial - acostado de espaldas. Una mujer aprieta sus pies más cerca de sus nalgas, luego extiende sus rodillas hacia un lado. Después de eso, regresa lentamente a la posición inicial. Tales movimientos necesitan repetirse 6-10 veces.
  • El siguiente ejercicio se realiza como el primero, solo que la mujer coloca sus pies ligeramente separados de las nalgas. Ella levanta lentamente la pelvis y luego la devuelve suavemente a su lugar. Tales movimientos se realizan 10 veces.
  • Posición inicial - arrodillado. La mujer descansa sus manos en el piso, relaja su espalda. Ella trata de mantener su cabeza, cuello, espalda y pelvis al mismo nivel. Luego, la futura madre arquea la espalda y baja la cabeza y el cuello. Los músculos de las caderas y el abdomen están tensos. Más de tres veces el movimiento no es necesario repetir.

Cabe señalar que en la última etapa de la sinfisitis, tales ejercicios están contraindicados.

Sínfisis púbica: ¿qué es?

La pelvis ósea de la mujer está formada por los lados por dos huesos pélvicos, y por detrás, por el sacro. Los huesos pélvicos en el frente están conectados por la articulación púbica (la sínfisis, y detrás) por las dos articulaciones sacroilíacas. La fusión de ambos huesos púbicos de la pelvis a través de un disco de fibro-cartílago se denomina sínfisis púbica. En el centro de esta fusión se encuentra la cavidad articular en forma de un espacio lleno de líquido articular.

La sínfisis está reforzada por ligamentos que dan fuerza a esta articulación. La articulación púbica es semiarticular, por lo que tiene un rango de movimiento muy limitado.

Normalmente, el ancho de la sínfisis (la distancia entre los huesos púbicos) puede ser de hasta 1 cm. Frente a la sínfisis de la sínfisis está el pubis con su revestimiento graso y el ligamento levantando el clítoris. Los nervios y los vasos pasan por debajo de la sínfisis. Detrás de la sínfisis de la sínfisis están la uretra y la vejiga.

¿Qué es la sinfisitis?

Symphysis (del latín. Symphysit) significa inflamación de la sínfisis púbica. Este es el nombre común para los cambios y lesiones de la sínfisis. Tales cambios ocurren con mayor frecuencia y se manifiestan durante el embarazo, el parto y el período posparto.

En las fuentes médicas, para describir los cambios patológicos de las articulaciones de la pelvis durante el embarazo y después del parto, se utilizan términos como sinfisiopatía y sacroiliopatía, sinfisitis, artropatía de mujeres embarazadas, divergencia y rotura de la articulación púbica.

Para caracterizar las condiciones patológicas de las articulaciones de la pelvis durante el embarazo y después del parto, muchos autores recomiendan el uso del término disfunción de la sínfisis.

Causa sinfisitis

Durante el embarazo, la sustancia relaxina se secreta en los ovarios y la placenta, lo que tiene un efecto relajante específico. Bajo la acción combinada de la relaxina y las hormonas femeninas, el cartílago articular y los ligamentos se hinchan, aparecen brechas adicionales llenas de líquido en las articulaciones, lo que resulta en un aumento de la movilidad en las articulaciones de la pelvis y en la distancia entre los huesos que forman cada articulación.

Especialmente estos cambios se expresan en la articulación púbica, donde hay un aumento en el suministro de sangre, hinchazón y aflojamiento de todo el aparato de ligamentos. Como resultado de tales cambios, el ancho de la articulación púbica aumenta en varios milímetros. El ablandamiento moderado de las articulaciones de la pelvis y el estiramiento de la articulación púbica contribuyen al paso favorable del feto a través de la pelvis ósea. A veces estos cambios van más allá de los límites fisiológicos. En este caso, existe una relajación excesiva de las articulaciones de la pelvis, que se acompaña de dolor y es propensa a un estiramiento excesivo e incluso a la ruptura durante el parto.

El dolor que se produce después del parto puede ser el resultado del trabajo de parto traumático (imposición de pinzas obstétricas, dilución excesiva de las caderas durante el parto, etc.). La divergencia de la sínfisis de la sínfisis puede ser muy significativa, la sínfisis es más móvil y los ligamentos son demasiado elásticos, como resultado de lo cual se crea la sínfisis.

¿Qué es la sinfisitis, la sinfisiolisis y la ruptura de la sínfisis?

La sínfisis púbica es la unión, o articulación de dos huesos púbicos, ubicada a lo largo de la línea media. En una mujer, se encuentra arriba de la entrada de la vagina y frente a la vejiga. En la unión de los huesos, cubierta con una capa de cartílago hialino, hay una placa de fibro-cartílago, que actúa como un amortiguador, suavizando el esfuerzo físico, el movimiento y los temblores.

La sínfisis está reforzada por dos ligamentos fuertes en la parte superior e inferior de las articulaciones, que limitan el alcance del movimiento de los huesos y evitan que excedan los límites limitados, y un periostio denso. Dicha unión ósea permite un ligero desplazamiento entre sí de los huesos articulados. Figura

La sínfisis - una enfermedad inflamatoria de la sínfisis púbica.

Sinfisiolisis: la divergencia o aumento de la movilidad de los huesos de la sínfisis, acompañada de dolor.
Ruptura de la sínfisis: un tipo de sínfisiolisis: una afección que excluye completamente la actividad locomotora durante varios meses. Posible en deportistas y mujeres después del parto.

La sinfisiolisis y la sinfisitis debidas a síntomas similares y la relación existente (la sinfisiolisis, o la divergencia y la rotura de la articulación de la sínfisis a menudo se asocian con la inflamación de los tejidos circundantes (sinfisitis) se denominan colectivamente sinfisitis, que no es del todo cierto. Sin embargo, por conveniencia, llamaremos a ambos estados sinfisita según la tradición establecida.

Qué buscar durante el embarazo y después del parto, síntomas de sinfisitis.

La discrepancia de los huesos púbicos dentro de ciertos límites durante el embarazo es un fenómeno fisiológico, y hasta el 50% de las mujeres que llevan un niño enfrentan un leve dolor en el pubis. El ablandamiento de los ligamentos, el aumento de la movilidad de las articulaciones pélvicas, el ablandamiento de la sínfisis, facilitan el paso del niño a través del canal de parto en el proceso del parto natural.

Pero con algunos síntomas, vale la pena estar alerta, ya que si se ignoran, la situación después del parto se puede agravar significativamente, limitando la movilidad normal o privándola por completo junto con la alegría de la comunicación y el cuidado infantil adecuado.

Además, muchas mujeres (y médicos, qué ocultar) tienden a atribuir la incomodidad que experimentan a las características típicas del embarazo en curso. Y a pesar del fuerte dolor, con la corona de espinas del mártir, llevan con paciencia su cruz hasta el último momento. En ausencia de comprensión con su ginecólogo, visite a un cirujano ortopédico u osteópata para confirmar o negar el diagnóstico de sinfisitis.

Entonces, cuéntele a su médico acerca de sus sospechas si tiene:

  • dolor en la región pélvica, espalda baja, pubis, que empeora por la noche y cuando las piernas se diluyen hacia un lado,
  • trastornos del sueño debido a fuertes dolores de tiro y tirando
  • Al presionar el hueso púbico, el dolor aumenta,
  • los dolores se producen cuando se camina, hay chasquidos en la pelvis, un andar errante, parecido a un pato, cojeando,
  • Dificultades para superar las escaleras.
  • No se puede levantar en posición supina con las piernas rectas.

Incluso en la ausencia aparente de estos síntomas durante el embarazo, es posible su aparición después del parto. En la mayoría de los casos, esto ocurre como resultado de un parto rápido, rápido, fruta grande, pelvis anatómicamente estrecha de una mujer embarazada. En el parto, hay un fuerte estiramiento de la sínfisis púbica hasta que se rompe, y se produce una inflamación en el sitio de estiramiento y desgarro.

Síntomas con síntomas similares.

Los síntomas similares a la sínfisis pueden ocurrir con:

  • Enfermedades infecciosas. Exacerbación de la osteomielitis crónica. La enfermedad es rara, causada por Staphylococcus aureus, que afecta a las articulaciones con un sistema inmunitario debilitado. Con la localización de estafilococos en la sínfisis púbica hay síntomas similares a la sinfisitis, la hinchazón y la sensibilidad del pubis, a menudo con un aumento de la temperatura. Además, las lesiones de los huesos pélvicos y los síntomas similares a la sinfisitis pueden causar infecciones como la tuberculosis y la sífilis.
  • Ciática - inflamación del nervio ciático. En una mujer embarazada, a partir del segundo trimestre, un útero en crecimiento o en el momento del golpe de un niño puede pinchar un nervio. El nervio está inflamado y trae mucho dolor que puede confundirse con la sinfisitis. Se diferencia de este último en que el dolor se localiza en la parte posterior del muslo, la nalga y se aplica a la extremidad inferior. En la palpación púbica, no hay hinchazón y sensibilidad características. Se puede producir una pizca después del parto con los huesos pélvicos que restauran su posición.
  • Trombosis de las venas pélvicas. La trombosis posparto no es infrecuente y en la mayoría de los casos ocurre entre 10 y 20 días después del parto. Se siente un dolor sordo en la región pélvica, hinchazón de las extremidades, dolor al moverse.
  • Una hernia inguinal o femoral. La hernia inguinal en las mujeres se forma cerca de los huesos púbicos. Los médicos rara vez hacen un diagnóstico de este tipo, ya que una hernia de este tipo se considera tradicionalmente la suerte de un hombre. Pero después del parto, esta patología se forma en las mujeres. El malestar y el dolor se sienten en el lugar de la formación de la hernia. Si la hernia es invisible al ojo, la protuberancia se puede detectar durante el ejercicio.

Causas de la sinfisitis

¿Por qué surge la sinfisitis después del parto y durante el embarazo? No hay una respuesta clara a esta pregunta. La mayoría de los médicos se inclinan por la hipótesis de que la causa es la producción excesiva de relaxina y la falta de calcio en el cuerpo.

La relaxina es una hormona sexual producida por el cuerpo lúteo de los ovarios, la placenta y el endometrio uterino. Durante el embarazo, la relaxina suaviza los ligamentos de los huesos pélvicos, incluidos los que sostienen la articulación púbica, facilita la apertura del cuello uterino durante el parto.

El ablandamiento de los ligamentos contribuye al estiramiento de la sínfisis púbica y la expansión de la pelvis, lo que permite que el niño pase a través del canal de parto cercano de la madre durante el parto. A menudo este proceso se acompaña de dolor y malestar al moverse.

Si el dolor no es intenso y no interfiere con una vida plena, entonces no debe preocuparse. Aunque la hormona actúa principalmente sobre los ligamentos de las articulaciones de la cadera, también puede afectar otras áreas si está excesivamente desarrollada. Por ejemplo, el dolor en las rodillas durante el embarazo puede hablar de un trabajo tan fructífero de la relaxina.

Después del parto, se produce un movimiento inverso: la restauración del cuerpo a su estado anterior y, normalmente, los fenómenos dolorosos pasan gradualmente. Con la producción excesiva de relaxina y el estiramiento severo de los ligamentos pélvicos, el proceso puede demorarse un poco.

La falta de calcio provoca un ablandamiento excesivo de los huesos y la pérdida de fuerza en los lugares de sus articulaciones, lo que nos permite atribuir su falta a una de las causas de la sinfisitis después del parto y durante la gestación.

Los signos de su deficiencia son fáciles de determinar por su cuenta. Estos incluyen sangrado de encías, cabello opaco y quebradizo, uñas quebradizas, calambres musculares en las pantorrillas, dolor muscular y articular.

Además, la causa de la sinfisitis después del parto, hasta la ruptura de la sínfisis del pubis, puede ser un parto rápido, una pelvis estrecha de la mujer en trabajo de parto, un niño grande, numerosos nacimientos y lesiones pélvicas previas.

Diagnóstico de síntomas

La ecografía del área del pubis se utiliza para evaluar el grado de divergencia de la articulación púbica. Los datos detallados, que permiten estimar la distancia de divergencia, la dirección de desplazamiento de los huesos y monitorear la recuperación de los tejidos después de la ruptura de la sínfisis, dan una radiografía de la región pélvica.

¿Parto natural o cesárea?

Para evitar un largo proceso de recuperación después del parto con signos que predisponen a una ruptura de sínfisis, es aconsejable identificar el grado de divergencia de la sínfisis antes del parto y elegir el menor de los dos males. Es decir, cesárea.

Después de él, una mujer es capaz, aunque con algunas restricciones, pero sigue cuidando completamente a su recién nacido el segundo día después del nacimiento. En caso de rotura de la sínfisis, la inmovilidad y la imposibilidad de dicha atención están garantizados durante varios meses.

Dependiendo de la distancia de la divergencia de los huesos, hay tres grados de gravedad de la sinfisitis durante el embarazo:

  • primero 0.5-0.9 cm,
  • segundo 1-1.9 cm
  • tercer 2 cm

La operación se realiza con severidad de segundo y tercer grado con una discrepancia de la articulación púbica de más de 1 cm. Además, se puede realizar una cesárea con una pelvis anatómicamente estrecha y una masa fetal de más de 4 kg.

Tratamiento y prevención de la sinfisitis.

Para acelerar la restauración de la sínfisis púbica después del parto y la prevención de la sinfisitis durante el embarazo, se recomienda tomar preparaciones de calcio, vitaminas del grupo B. Si la sinfisitis es leve, entonces llene la deficiencia de vitaminas y minerales con una dieta mejor balanceada con predominio de alimentos con alto contenido de calcio, desde la lactancia artificial. Las vitaminas a menudo causan reacciones alérgicas en un niño.

Cuando la situación con la sinfisitis es más grave, dé preferencia a los complejos de vitaminas y minerales de la farmacia. En este caso, traerán más beneficios que daños, y llenarán rápidamente la necesidad de ellos.

Al elegir los analgésicos, es necesario considerar su efecto en el bebé que está amamantando. Es mejor no experimentar, sino consultar sobre la compatibilidad de los analgésicos y la lactancia con un especialista.

Algunos médicos recomiendan visitar el solarium. La recomendación, a primera vista, es algo extraña, pero tiene un grano racional. Bajo la influencia de la radiación ultravioleta en la piel produce vitamina D, sin la cual la absorción de calcio es imposible. A diferencia de la sintética, la propia vitamina D no causa una sobredosis y es más efectiva.

Desafortunadamente, la ruptura de los ligamentos y la sínfisis púbica después del parto, así como su fuerte estiramiento, no se pueden curar por sí solos.

Se utiliza un tratamiento conservador: reposo completo del área de la cadera, un vendaje especial que fija la posición de las articulaciones y los ligamentos.

En ausencia de resultados, se aplica la intervención quirúrgica con el uso de estructuras metálicas y la imposición de suturas con alambre y Dacron. La capacidad para trabajar se adquiere solo 3-4 meses después de la operación.

Tenga en cuenta que el artículo es solo para fines informativos con el fenómeno de la sinfisitis y no es una guía para el diagnóstico y el tratamiento. Si le preocupa el dolor en el área púbica o la pelvis, no deje que todo siga su curso y contacte a los especialistas pertinentes: un ginecólogo, un osteópata, un cirujano traumatólogo ortopédico.

Diagnostico diferencial

El diagnóstico diferencial de la sinfisitis después del nacimiento se realiza con enfermedades infecciosas del tracto urinario, huesos pélvicos, hernias (femoral o inguinal), lumbago, compresión nerviosa debida a patología del disco intervertebral y trombosis de la vena femoral.

Además, el uso de los métodos instrumentales establece el grado de sinfisita. Así, el primero se caracteriza por una divergencia de los huesos pélvicos en el rango de hasta 9 ml, con un segundo grado, hasta 20 ml y el tercero, más de 20 ml. La evaluación del grado de discrepancia de los huesos púbicos es necesaria para determinar nuevas tácticas de tratamiento.

Tratamiento de la sinfisitis después del parto.

Los métodos modernos de tratamiento terapéutico de la sinfisitis pueden prevenir la cirugía y normalizar las estructuras anatómicas. El tratamiento farmacológico de la sinfisitis después del parto implica el uso de medicamentos que contienen magnesio, calcio y vitaminas del grupo B.

En algunos casos, es necesario usar medicamentos antibacterianos, independientemente del grado de divergencia. Además, es posible utilizar métodos fisioterapéuticos, como la radiación ultravioleta, que acelerará el proceso de recuperación.

El tratamiento de la sinfisitis después del parto incluye algunas recomendaciones. Se refieren a la limitación de cualquier tipo de actividad física, el uso obligatorio de un vendaje y el uso de un colchón (ortopédico) para el descanso. En caso de síndrome de dolor severo, deben usarse analgésicos.

Con respecto a la actividad física, se recomienda realizar ciertos ejercicios bajo la supervisión de un especialista para fortalecer los músculos pélvicos, glúteos y lumbares.

Ejercicios para la sinfisitis después del parto.

La actividad física durante la sinfisitis debe controlarse estrictamente, evitando el ejercicio intenso, pero, por el contrario, dando preferencia a los ejercicios especiales. Deben realizarse regularmente bajo la supervisión de un especialista.

Los ejercicios para la sinfisitis después del parto ayudan a fortalecer y mejorar el tono de los músculos de la pelvis, el perineo, la espalda baja y los glúteos. Al realizarlos varias veces al día, puede ver que el síndrome de dolor gradualmente se vuelve menos pronunciado.

Ahora hay varios ejercicios con la ayuda de los cuales la distancia entre los huesos púbicos de la pelvis disminuirá gradualmente. En posición supina sobre la espalda, los pies deben colocarse de manera que los talones estén lo más cerca posible de las nalgas. Ahora necesitas disolver lentamente tus rodillas hacia los lados y solo regresar lentamente. Puede repetir hasta 10 veces, pero comience con 5.

Prácticamente en la misma posición, simplemente colocando los pies más alejados de las nalgas, de modo que la parte inferior de la pierna quede perpendicular al suelo. Теперь нужно стараться поднимать таз до момента, пока не станет на одном уровне с туловищем и бедром. Повторять рекомендуется до 10-ти раз, так же начиная с меньшего количества.

Став на колени и расслабив спину, опершись на ладони, необходимо медленно выгнуть спину. При этом шея и голова должны опускаться, а мышцы живота – напрягаться. Así que necesitas quedarte hasta 10 segundos. Luego, intente, por el contrario, doblar la espalda, levantando la cabeza y nuevamente durante 10 segundos. Repita 3 veces.

Prevención

Para prevenir la divergencia de los huesos pélvicos en el área de la sínfisis, es necesario seguir algunas recomendaciones. Deben realizarse no solo durante el embarazo, sino antes y después.

La prevención de la sinfisitis después del parto es cumplir con una dieta determinada, cuyos productos están enriquecidos con oligoelementos, vitaminas y minerales necesarios para el suministro de fósforo, zinc, calcio, magnesio, vitamina B y muchos otros componentes para fortalecer las estructuras óseas.

El embarazo no debe limitar la actividad física de una mujer, por el contrario, habiendo elegido el conjunto correcto de ejercicios, es posible no solo prevenir el desarrollo de la sinfisitis, sino también facilitar la actividad laboral. Además, la prevención de la sinfisitis después del parto en forma de ejercicios es especialmente importante, ya que fortalecen los músculos pélvicos, perineales, glúteos y lumbares.

Una condición importante son las largas caminatas en el aire fresco, porque bajo la influencia de los rayos ultravioleta, se activa la síntesis de vitamina D.

Además, no se olvide del control de las comorbilidades que pueden afectar el metabolismo del calcio y los niveles hormonales.

Una ligera discrepancia de los huesos pélvicos púbicos no afecta negativamente al feto o al embarazo. Después del parto, también es posible su restauración independiente de la estructura fisiológica. En este caso, el pronóstico de la sinfisitis después del parto es favorable.

Sin embargo, con un marcado aumento en la distancia entre los huesos púbicos y las manifestaciones clínicas intensas de la sinfisitis, algunas complicaciones son posibles. El pronóstico de la sinfisitis después del parto depende de los síntomas y los datos de los estudios instrumentales.

Además, el pronóstico dependerá de las tácticas de tratamiento elegidas. La discrepancia significativa del compuesto púbico provoca el uso de vendajes, frío, fisioterapia y reposo en cama.

El objetivo principal de este tratamiento es lograr la máxima convergencia de los huesos pélvicos y su retención en la posición fisiológica.

La sinfisitis después del parto ocurre con mucha frecuencia, pero difiere en el grado de gravedad. Por lo tanto, con la observancia de las recomendaciones para la prevención de la sinfisitis y, si es necesario, de las medidas terapéuticas, se puede sentir un alivio significativo en un mes.

¿Qué es la sinfisitis después del parto?

En una mujer no embarazada, la distancia entre los huesos púbicos es de 0,2 cm. Durante el embarazo, bajo la acción de las hormonas, el cartílago de la sínfisis se ablanda y la distancia aumenta a 0,5 cm. Si la discrepancia es de más de 5 mm, se produce una inflamación en el área de la sínfisis. Esta es la sinfisitis después del parto.

La discrepancia de la articulación púbica se hace sentir por un cierto conjunto de síntomas durante el embarazo:

  • Dolor punzante en la zona púbica.
  • Aumento del dolor durante el movimiento.
  • El dolor se devuelve, abdomen o caderas.
  • Dolor en la palpacion
  • El dolor desaparece en reposo
  • Paseo de pato

Sin embargo, no se asuste, si al final del embarazo siente un ligero dolor o molestia en el área púbica. Esto les sucede a muchos en las últimas semanas de embarazo y no siempre significa una divergencia de la sínfisis.

La sinfisitis se manifiesta antes del parto, durante el parto o inmediatamente después del parto. Cuando la divergencia de la sínfisis púbica no puede salir de la cama, levante las piernas. Cualquier movimiento responde con dolor severo en el área púbica. El movimiento, especialmente por las escaleras, se vuelve difícil.

Factores predisponentes para el desarrollo de esta enfermedad pueden ser algunas de las características individuales del cuerpo:

  1. Deficiencia de calcio y vitamina D
    El ablandamiento excesivo del cartílago y los ligamentos puede deberse a la falta de calcio en el cuerpo. Detectar una deficiencia de este mineral puede deberse principalmente al deterioro del cabello y las uñas quebradizas.
  2. Enfermedad renal
    La pielonefritis y otras enfermedades renales durante el embarazo aumentan la eliminación de minerales del cuerpo. La falta de nutrientes puede causar un ablandamiento excesivo de la sínfisis.
  3. Características del desarrollo del tejido conectivo.
    La displasia (debilidad) de los ligamentos y el tejido conectivo depende de las características individuales del organismo. En la adolescencia, esto puede causar dislocaciones frecuentes, hipermovilidad de las articulaciones. Durante el embarazo y el parto conduce a dificultades con la divergencia de los huesos de la pelvis.
  4. Cada embarazo y parto posterior.
  5. Lesiones pélvicas en el pasado
  6. Predisposición hereditaria

El peligro de la sinfisitis durante el parto.

La sinfisitis no es peligrosa durante el embarazo, solo trae malestar a la futura madre. Pero durante el parto, la separación del cartílago puede ser peligrosa para la madre y el bebé. El tejido adelgazado puede romperse (sinfisiolisis). La ruptura de la sínfisis conduce a lesiones en los huesos de la pelvis. En caso de discrepancias de no más de 2 cm, esto no es tan peligroso. Si la discrepancia es de más de 5 cm, una fractura de los huesos de la sínfisis púbica puede tener graves consecuencias: lesiones en los tejidos del clítoris, uretra, hemorragia, etc.

El riesgo de una ruptura de la sínfisis durante el parto aumenta si el bebé es grande y la pelvis de la mujer es estrecha. Al diagnosticar la sinfisitis 2 y 3 grados, los médicos a menudo prescriben una cesárea.

Gimnasia con sinfisitis.

Algunos ejercicios ayudan a reducir el dolor de la sifisitis. Deben realizarse solo si no provocan un aumento del dolor en la región de la sínfisis.

  • Ejercicio "gato-vaca"
    Párate a cuatro patas. Mientras inhala, agáchese en la espalda baja, dirigiendo la nariz y el coxis hacia arriba. En la exhalación, flexione la espalda, dirigiendo el coxis hacia abajo y presionando la barbilla contra su pecho. Repita 10 veces.
  • Ejercicio "medio puente"
    Recuéstese boca arriba, con los brazos a lo largo del cuerpo, las piernas dobladas por las rodillas y permanezca de pie en el suelo. Mientras inhala, quite la pelvis del suelo y muévala hacia arriba. Mantenga esta posición durante 5-10 segundos y baje la pelvis hasta el piso. Repita 10 veces.

Tratamiento de la rotura de la sínfisis púbica (sinfisiolisis).

Cuando se rompe la sínfisis, se requiere un tratamiento médico y, en algunos casos, una solución rápida del problema. Para una adhesión más rápida de los huesos pélvicos, es necesario asegurar ciertas condiciones:

  1. Modo pastel
    Los pacientes deben observar reposo estricto. En algunos casos, use una hamaca especial con pesas, que traba los huesos de la matriz en la posición deseada.
  2. Usando un vendaje especial
    Un dispositivo especial en forma de vendaje fija los pinchos de los huesos femorales y contribuye a la acumulación más rápida de la sínfisis del pubis.
  3. Terapia magnetica
    Cierta fisioterapia se utiliza para tratar la sinfisitis. Pero son efectivos solo en combinación con el modo pastel y el uso de un vendaje.
  4. Tratamiento quirurgico
    Si una sinfisitis que no se cura a tiempo se hace sentir después de un tiempo, recurra a la intervención quirúrgica. Durante la operación, los huesos pélvicos se conectan mediante varillas especiales.

No hay medidas específicas para la prevención de la sinfisitis, ya que no es posible determinar con precisión si ocurrirá una divergencia de la sínfisis durante el embarazo. Depende de muchos factores que discutimos en este artículo. Si encuentra síntomas de sinfisitis (dolor agudo en el área púbica), debe consultar a un médico. Un obstetra-ginecólogo y un traumatólogo ortopédico deben controlar el estado de la mujer embarazada con sinfisitis hasta el parto.

Pin
Send
Share
Send
Send