Ginecologia

Hepatitis medicinal

Pin
Send
Share
Send
Send


En el siglo XX, la industria farmacéutica dio un gran paso adelante. Se sintetizaron diversos compuestos químicos y se acumularon datos clínicos sobre la eficacia y seguridad de los fármacos utilizados. Al mismo tiempo, se observó que algunos grupos de fármacos tenían un efecto positivo en el órgano diana, al tiempo que causaban inflamación en las células hepáticas. El primer caso se describió después del tratamiento con oxifenisatina, un laxante. Esta patología se llama hepatitis medicinal.

Código ICD 10 - Daño hepático tóxico K71.

¿Qué es la hepatitis de drogas?

La hepatitis por fármacos (hepatitis inducida por fármacos) es un daño hepático que se produce debido a la acción de los compuestos tóxicos de los fármacos sobre los hepatocitos con el desarrollo posterior de una reacción inflamatoria e incluso una necrosis en ellos.
Se acostumbra a distinguir 2 formas: aguda y crónica. Agudo se divide en colestático, citolítico y mixto.
Según las estadísticas, los síntomas de la hepatitis inducida por fármacos pueden complicar la terapia en el 28% de los pacientes, mientras que el 25% de los casos puede conducir a cirrosis.

Las mujeres son propensas a sufrir daños en el hígado y lo padecen 3 veces más que los hombres.

Además del género, la incidencia puede verse afectada por:

  • predisposición genética: si uno de los padres después de tomar el medicamento ha desarrollado un medicamento contra la hepatitis, el niño también puede sufrir daño hepático por esta sustancia,
  • historia de hepatitis crónica,
  • Combinación de drogas. Se ha demostrado que, si se toman seis o más medicamentos al mismo tiempo, la probabilidad de desarrollar hepatitis inducida por medicamentos puede alcanzar el 80%.
  • beber alcohol
  • el embarazo

El mecanismo de aparición de la hepatitis de drogas.

¿Por qué ocurre la inflamación en las células del hígado? Esto se debe a la función de desintoxicación del cuerpo. En los hepatocitos, la neutralización y eliminación de compuestos tóxicos ocurre con la participación de enzimas, proteínas especiales que convierten las sustancias peligrosas en metabolitos, listas para dejar nuestro cuerpo. A menudo, estos metabolitos tienen un efecto dañino más pronunciado en el hígado que las sustancias químicas originales.

Un largo curso de terapia, dosis máximas, una combinación de fármacos: factores que reducen la actividad enzimática de los hepatocitos. El hígado deja de cumplir su función, las sustancias tóxicas penetran en las células, destruyen la formación estructural, causando inflamación.

¿Qué medicamentos pueden causar daño hepático?

La hepatitis inducida por fármacos puede causar cualquier fármaco, pero existen grupos de los fármacos más hepatotóxicos:

  • Antibióticos: los compuestos más tóxicos son los de la serie tetracíclica (tetraciclina, clortetraciclina, dixicilina), macrólidos (eritromicina), penicilinas (amoxicilina).
  • medicamentos contra la tuberculosis (isoniacida, rifampicina). Estas sustancias, cuando se aplican simultáneamente, pueden causar necrosis hepática, posiblemente debido a reacciones autoinmunes,
  • fármacos citostáticos (ciclosporina, metotrexato),
  • Agentes antifúngicos (ketoconazol, fluconazol). El daño hepático puede ocurrir con el uso prolongado del medicamento (más de 4 semanas), más a menudo en pacientes mayores de 60 años,
  • sustancias antiinflamatorias no esteroides (diclofenaco, aspirina),
  • sustancias diuréticas (furosemida, hipotiazida),
  • medicamentos hormonales (anticonceptivos orales, esteroides),
  • compuestos antiarrítmicos (amidarona),
  • medicamentos antidiabéticos
  • Inhibidores de la bomba de protones (omeprazol),
  • Agentes para el tratamiento de la epilepsia y convulsiones (clonazepam, carbamazepina).

Los síntomas de la hepatitis de drogas

Signos especiales, específicos de esta enfermedad no tiene. Las manifestaciones clínicas son idénticas a la etiología viral de la hepatitis.

Los síntomas más comunes son:

  • pérdida del apetito, náuseas, vómitos, cambios en la naturaleza de las heces (diarrea, estreñimiento), pérdida de peso,
  • malestar general, debilidad,
  • pesadez o dolor de intensidad variable en el lado derecho,
  • decoloración de la piel y membranas mucosas visibles (color amarillo, gris),
  • cambio de color de la orina y las heces (decoloración de las heces, rico color oscuro de la orina),
  • Prurito en la piel, arañas vasculares, erupciones cutáneas.

Dado que los síntomas no son lo suficientemente informativos, para hacer un diagnóstico preciso, se debe recurrir a métodos de investigación de laboratorio e instrumentales.

Diagnóstico de la hepatitis de drogas

Hay varios principios del diagnóstico moderno de esta enfermedad. Con la aparición de signos mínimos de daño hepático, se necesita un análisis bioquímico de sangre, en el que aumente la actividad de las transaminasas, la fosfatasa alcalina y la bilirrubina.

Un examen de ultrasonido de los órganos abdominales puede revelar un agrandamiento difuso del hígado. Se puede usar una biopsia para diagnosticar la hepatitis inducida por fármacos, sin embargo, no hay cambios histológicos específicos. Es necesario analizar los fármacos utilizados para la hepatotoxicidad. Como regla general, la abolición de tales fármacos conduce a la normalización de la función hepática.

Con la hepatitis, es muy importante comer completamente, mientras se elimina completamente el alcohol, para limitar el flujo lo más posible.

  • colesterol (yema de huevo, despojos),
  • aceites esenciales (ajo, cebolla),
  • purines (caldos fuertes),
  • Ácido oxálico (cacao, chocolate, té fuerte, café).

Estos requisitos corresponden a una dieta especial para números: tabla número 5, desarrollada por el científico ruso M.I. Pevznerom.

Todos los platos deben ser al vapor o hervidos.
Comer debe ser en partes iguales, dividido en 5 recepciones.
La dieta implica la siguiente composición química:

  • proteínas de 90 a 100 gramos (de los cuales 60 gramos de animales),
  • grasas de 80 a 90 gramos (de los cuales 30 gramos son vegetales),
  • Carbohidratos 350-400 gramos (azúcar hasta 80 gramos).

¿Cómo puedes mantener este equilibrio de nutrientes? ¿Qué alimentos permite este tipo de dieta? De los productos cárnicos en los alimentos, puede utilizar carne baja en grasa o sin grasa: carne de res, conejo, pollo, pavo. Es importante incluir pescado en la dieta debido al alto valor nutricional de las proteínas: lucioperca, merluza, bacalao, abadejo, atún. Podrás alternar platos de carne y pescado. Limite la cantidad de productos lácteos a 200 gramos, usando yogur, kéfir, requesón bajo en grasa. La dieta implica el uso de sopas: vegetariana, láctea, fruta, cereales, puré. La condición principal - la falta de caldo fuerte.

El componente de carbohidratos se repone con papilla (trigo sarraceno, avena, arroz, maná), pasta, pan (salvado, centeno, trigo seco de 1º o 2º grado), vegetales (papas, zanahorias, remolachas, coliflor, calabaza, calabaza).

La dieta permite el uso de aceites vegetales cremosos y refinados. Es necesario limitar el uso de sal a 4 gramos.

La Tabla No. 5 es una dieta a largo plazo que se puede usar por un período prolongado, porque es una dieta racional y saludable.

Régimen de consumo de drogas para la hepatitis.

Además de cumplir con las reglas de nutrición, es importante mantener el equilibrio de agua y electrolitos en el cuerpo.

Debido a un volumen suficiente de líquido, la viscosidad de la bilis disminuye, su acidez se normaliza, lo que contribuye a la atenuación del proceso inflamatorio.

Las aguas minerales sulfatadas se pueden usar para ayudar a normalizar la formación de bilis y eliminar el colesterol y la bilirrubina del cuerpo. Esta composición química estimula la peristalsis intestinal, reduciendo así la carga tóxica en el hígado. Las aguas minerales con un alto contenido de magnesio eliminan el componente espástico en el sistema biliar, normalizan el flujo de salida de la bilis, su viscosidad y composición química, lo que mejora la función neutralizante del hígado. El tratamiento de bebida se realiza dosificado, 200 ml 3 veces al día con el estómago vacío, la temperatura del agua debe estar en el rango de 40-45 grados. El volumen diario total de líquido no debe exceder los 2 litros.

El agua mineral se puede usar en forma de baños, cuando la acción de los agentes químicos irritantes en la piel y las membranas mucosas provoca una respuesta, la llamada reacción neuro-reflejo de los órganos y sistemas internos. El curso generalmente no supera los 12 procedimientos, la temperatura del agua es de 35–36 grados, la duración es de 10–12 minutos. Se ha demostrado que los microelementos penetran en el lecho vascular a través de la piel, entran al hígado donde tienen un efecto antiinflamatorio y contribuyen a la normalización de la viscosidad y la composición química de la bilis.
Sin embargo, para normalizar las funciones del hígado, es importante no solo la dieta y el régimen de consumo, sino también el ejercicio moderado, el descanso adecuado, el sueño normal y el rechazo de los malos hábitos.

Tratamiento de la hepatitis medicinal

La primera tarea en caso de síntomas de enfermedad hepática es la detección y cancelación del fármaco hepatotóxico. Como regla general, después de eso, durante algún tiempo, hay una mejora en las muestras de hígado y el estado del paciente. Sin embargo, los químicos peligrosos dañan las membranas y los orgánulos de los hepatocitos, por lo tanto, para restaurarlos y aumentar su resistencia a los efectos tóxicos, es necesario usar hepatoprotectores.

Es aconsejable usar esos fármacos, cuya acción se ha probado clínicamente y la seguridad se ha confirmado en estudios aleatorios. Estos medicamentos incluyen fosfolípidos esenciales (Essentiale, Enertiv), que se integran directamente en las paredes de las células hepáticas, restaurando la actividad de los hepatocitos. El aminoácido ademitionine (Heptral) promueve la síntesis de sus propios fosfolípidos internos. El tratamiento puede complementarse con preparaciones de ácido ursodeoxicólico (Ursofalk, Ursosan), que reducen el efecto tóxico de los ácidos biliares en el hígado.

Con el tratamiento a largo plazo con medicamentos hepatotóxicos, es importante usar una terapia de encubrimiento: usar de inmediato medicamentos que tengan un efecto positivo en el hígado, sin esperar el desarrollo de posibles complicaciones.

Es importante llevar a cabo la enterosorción, el proceso de unión, inactivación y eliminación de compuestos químicos peligrosos. El tratamiento se lleva a cabo con la ayuda de sorbentes: carbón activado, Enterosorb, Polysorb. La terapia de infusión se utiliza para mejorar el efecto de desintoxicación: la administración intravenosa de cloruro de sodio, solución de glucosa, sorbitol.

Prevención de la hepatitis de drogas

El desarrollo de esta patología depende directamente del uso de fármacos con un posible efecto hepatotóxico, por lo tanto, el uso racional de medicamentos, el monitoreo y monitoreo de los recuentos sanguíneos, el monitoreo de los posibles efectos secundarios contribuyen a la prevención y detección temprana de la enfermedad. El rechazo de los malos hábitos, la dieta, los cursos preventivos de hepatoprotectores reducen la probabilidad de hepatitis inducida por fármacos.

El rechazo oportuno del fármaco tóxico, la dieta y el tratamiento prescritos correctamente contribuyen a la restauración completa de las funciones de las células hepáticas. Sin embargo, se han descrito casos especialmente graves de la enfermedad, que se acompañaron de cirrosis, el desarrollo de insuficiencia hepática y la muerte.

Es importante recordar que la hepatitis medicinal es un daño al hígado que puede evitarse tomando medicamentos comprobados con un mínimo de reacciones adversas, siga estrictamente las instrucciones para seleccionar las dosis y la duración del tratamiento. Si siente los síntomas característicos del daño hepático, no intente tratar esta patología en casa, consulte a un especialista.

Hepatitis medicinal

La hepatitis (medicinal) inducida por fármacos es el daño a los tejidos del hígado como resultado del daño tóxico a los hepatocitos por los metabolitos de sustancias medicinales, con el desarrollo de una inflamación reactiva y necrosis de las células hepáticas. La hepatitis por fármacos complica la farmacoterapia en curso en el 1-28% de los casos y en el 12-25% de los casos conduce al desarrollo de cirrosis e insuficiencia hepática. Las mujeres sufren de hepatitis inducida por drogas 2-3 veces más a menudo que los hombres. El estudio y tratamiento de la hepatitis farmacológica se ocupa de una sección especial de gastroenterología: hepatología.

Causas del desarrollo de la hepatitis de drogas

La función más importante del hígado en el cuerpo es la neutralización y neutralización de las sustancias tóxicas que ingresan con la sangre. El metabolismo y la utilización de toxinas químicas y biológicas se producen bajo la acción del sistema neutralizante enzimático de los hepatocitos, con la posterior eliminación de productos nocivos del cuerpo. El proceso de utilización de sustancias tóxicas tiene lugar en el hígado en varias etapas, durante las cuales se forman metabolitos, productos intermedios de biotransformación. Los metabolitos de algunos fármacos son aún más hepatotóxicos que los fármacos mismos. El uso a largo plazo de tales medicamentos o su alta dosis conduce al agotamiento de los sistemas de enzimas neutralizantes y al daño a los hepatocitos, lo que resulta en el desarrollo de la hepatitis de los medicamentos.

Hasta la fecha, hay más de mil nombres de medicamentos que conducen al desarrollo de la hepatitis inducida por medicamentos. La toxicidad de la acción de los medicamentos aumenta con la ingesta combinada de 2 a 3 medicamentos, y con el uso simultáneo de 6 o más medicamentos, la probabilidad de daño tóxico en el hígado aumenta a 80%. La tasa de desarrollo de la hepatitis de drogas al tomar medicamentos varía de varios días a varios años.

Los factores de riesgo para el desarrollo de hepatitis inducida por fármacos incluyen hipersensibilidad determinada genéticamente a cualquier medicamento, la presencia de hepatitis crónica, hepatitis viral, hepatitis autoinmune, ascitis, alcohol o efectos tóxicos de solventes, gases tóxicos en el fondo de la terapia con medicamentos, embarazo, deficiencia Proteínas en la dieta, estrés, insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca, etc.

Los principales grupos de medicamentos que causan la hepatitis de drogas incluyen:

  • Tratamiento de la tuberculosis (rifampicina, isoniacida)
  • Antibióticos: tetraciclinas (tetraciclina, clortetraciclina, dixicilina), penicilinas (bencilpenicilina, amoxicilina, etc.), macrólidos (eritromicina)
  • Sulfonamidas (sulfametoxazol + trimetoprim, sulfadimetoxina, etc.)
  • Hormonas (hormonas esteroides, anticonceptivos orales, etc.)
  • AINE (diclofenaco, ibuprofeno)
  • Anticonvulsivos y antiepilépticos (fenitoína, carbamazepina, clonazepam, etc.)
  • Medicamentos antifúngicos (anfotericina B, ketoconazol, fluorocitosina)
  • Diuréticos (hidroclorotiazida, furosemida, etc.)
  • Citostáticos (metotrexato)
  • Preparaciones para el tratamiento de arritmias, diabetes, úlcera péptica y muchos otros. otro

La lista de medicamentos que tienen un efecto hepatotóxico está lejos de agotarse por estos medicamentos. La hepatitis inducida por medicamentos puede ser causada por prácticamente cualquier medicamento, y especialmente una combinación de varios medicamentos.

Pronóstico y prevención de la hepatitis de drogas.

En los casos graves, con el desarrollo fulminante de la hepatitis por fármacos o la necrosis masiva del parénquima hepático, cirrosis, insuficiencia hepática y, a veces, se produce el coma hepático y la muerte. Con la cancelación oportuna del fármaco hepatotóxico en la mayoría de los casos, se produce una recuperación completa.

La prevención de la hepatitis de drogas es el uso racional de medicamentos, controlar los efectos secundarios, tomar medicamentos solo con receta médica, excluyendo efectos tóxicos adicionales. En el contexto de la terapia con medicamentos a largo plazo, se recomienda el nombramiento de hepatoprotectores. Los pacientes que se ven obligados a tomar medicamentos durante un período prolongado deben examinar periódicamente el nivel de transaminasas para identificar la hepatitis inducida por fármacos en una etapa temprana.

Información general

La muerte de los hepatocitos bajo la influencia negativa de los compuestos tóxicos en la medicina se denomina droga o hepatitis de las drogas. Para provocar violaciones en el hígado puede recibir cualquier droga. La enfermedad es de 2 tipos: aguda y crónica. La hepatitis crónica por drogas también se divide en varios tipos:

  • colestático
  • citolítico
  • mezclado

Según las estadísticas, la hepatitis inducida por fármacos se produce en el 28% de los pacientes con cursos terapéuticos prolongados, y una cuarta parte de los pacientes tiene un grave riesgo de desarrollar cirrosis hepática. Los factores que determinan los riesgos de desarrollar una enfermedad hepática son:

  • mala herencia
  • abuso de alcohol durante el tratamiento,
  • adiccion
  • condiciones estresantes
  • mala nutrición
  • dolencias crónicas del hígado,
  • selección errónea de drogas
  • edad avanzada
  • La hepatitis médica en la historia.

La hepatitis medicinal en personas mayores afecta el hígado con más frecuencia en mujeres que en hombres.

Los científicos han descubierto que las mujeres tienen más probabilidades de sufrir hepatitis C que las mujeres más que los hombres. Las razones de esta predisposición genética a la enfermedad no están claras. La hepatitis farmacológica complica la elección de la terapia farmacológica correcta. Люди пожилого возраста подвержены лекарственному гепатиту по причине снижения интенсивности кровообращения в печени.

Этиология и течение

Возникновение воспалительного процесса в печеночных клетках связано со сбоем в фильтрующей функции печени. En condiciones normales, los hepatocitos neutralizan y excretan compuestos tóxicos del cuerpo con la participación activa de compuestos proteicos específicos. Las sustancias tóxicas se convierten en metabolitos y se excretan del cuerpo. Con una gran acumulación en el hígado, los metabolitos dañan las células del órgano más fuertemente que los medicamentos sintéticos tomados.

Medicación a largo plazo, dosis altas, la combinación de muchos fármacos: los principales factores que conducen a una disminución de la actividad enzimática de las células hepáticas.

Cuando se dañan los hepatocitos, se altera el funcionamiento de todo el órgano, los compuestos tóxicos penetran en los tejidos, destruyen la estructura a nivel celular y causan un proceso inflamatorio. La mayoría de las veces, la enfermedad se produce debido a la automedicación y la medicación no controlada. La hepatitis medicinal no es contagiosa y no se transmite de una persona a otra. Los médicos identificaron una lista de grupos de medicamentos que son los más hepatotóxicos:

  • tetraciclina, clortetraciclina, antibióticos dixiciclina,
  • medicamentos que contienen amoxicilina,
  • medicamentos fúngicos primitivos,
  • medicamentos antiinflamatorios no esteroides
  • drogas hormonales
  • Medicamentos para la diabetes, diuréticos.

La reducción de la inmunidad durante el embarazo con inflamación de los riñones amenaza el desarrollo de la hepatitis.

La velocidad y el grado de desarrollo de la hepatitis por fármacos dependen de las propiedades de los fármacos utilizados y su cantidad en el esquema, de las características individuales del sistema inmunitario y de la duración del tratamiento. Alto riesgo de enfermedad hepática en mujeres durante el embarazo, con inflamación del hígado. El uso insuficiente de proteínas durante el tratamiento es un factor adicional en la aparición de la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas desagradables simultáneos y el tratamiento con medicamentos indican una función hepática anormal. Tales signos característicos hablan de la hepatitis medicinal:

  • amargura en la boca
  • falta de apetito
  • perdida de peso
  • piel amarilla
  • color oscuro de la orina,
  • dolor crónico en el hipocondrio derecho,
  • insomnio
  • La fatiga crónica.

Con los síntomas de la hepatitis inducida por fármacos, la capacidad del médico para distinguir la enfermedad de otras hepatitis A, B y C. es importante. El médico debe prescribir el tratamiento exclusivamente después de las pruebas y los procedimientos de diagnóstico. El autotratamiento conlleva graves consecuencias: cirrosis hepática o insuficiencia hepática, en el peor de los casos, hasta la muerte.

Procedimientos de diagnostico

Para diagnosticar la enfermedad, realice un análisis bioquímico de sangre. Cuando las violaciones del hígado en la sangre revelaron un aumento en la cantidad de enzimas transaminasas. Esta condición indica procesos patológicos en el hígado. La cantidad de bilirrubina aumenta, la fosfatasa alcalina y las fracciones de globulina tienen mayor actividad.

El diagnóstico diferencial de la hepatitis inducida por fármacos se realiza con variedades de otras hepatitis virales, tumores en el hígado, tumores malignos en el páncreas, colelitiasis.

Los pacientes que se ven obligados a tomar medicamentos durante un período prolongado deben realizar regularmente un análisis bioquímico para la detección de AST y ALT. En caso de sospecha de disfunción hepática, se realizan pruebas generales de sangre, orina y heces. Se prescribe ecografía de la cavidad abdominal. Si es necesario, el médico prescribe un diagnóstico adicional.

Características del tratamiento

Lo principal que se debe hacer con la hepatitis medicinal es identificar y eliminar el uso de drogas tóxicas. El progreso se observa después de algún tiempo, se observa una mejora en el estado del hígado. Pero los hepatocitos dañados requieren recuperación. Para aumentar la resistencia de las células hepáticas a los efectos negativos de las toxinas, se prescriben hepatoprotectores.

Tratamiento de drogas

El tratamiento farmacológico de la inflamación del hígado se realiza con la ayuda de hepatoprotectores. Los hepatoprotectores incluyen sustancias clínicamente probadas y seguras mediante ensayos aleatorios. Estos medicamentos pertenecen a los fosfolípidos esenciales: "Essentiale-N", "Enertiv". Su propiedad es integrarse en las paredes celulares, sanar y restaurar la estructura celular. Tales fármacos activan la actividad de los hepatocitos. Los hepatoprotectores incluyen Karsil, Legalon, Allohol. El medicamento y la duración de la cita son prescritos por el médico, según la imagen individual de la enfermedad del paciente.

Dieta y nutrición adecuada.

El grupo de riesgo incluye a las personas que ya han tenido problemas hepáticos con medicamentos, que consumen alcohol o drogas. Forzados a tomar medicamentos por varias razones, tales pacientes deben usar los mejores medicamentos preventivos para la hepatitis inducida por medicamentos. Una de las principales medidas preventivas es la dieta. Debe ser excluido de la vida cotidiana:

  • cigarrillos
  • alcohol
  • subraya
  • comer en exceso
  • picante, comida dulce
  • platos grasos
  • carnes ahumadas
  • comida enlatada
  • setas

Siguiendo la dieta especificada, puede deshacerse del dolor en el hígado.

No se pueden comer muchos dulces y pasteles. Cuando se trata la hepatitis inducida por fármacos, se utiliza la dieta "Tabla No. 5", desarrollada por el científico Pevzner. Todos los platos permitidos en él, es necesario hervir o cocinar solo al vapor. El uso de esta dieta implica el uso de dichos productos, que contienen la cantidad diaria necesaria de todas las vitaminas y minerales. La comida se toma en porciones iguales para 5 recepciones por día. Basado en el uso de tales productos:

  • vegetales frescos
  • cereales, porridges frijoles,
  • Carne de pollo, pollo, pescado.

Las verduras frescas no pueden ser reemplazadas con jugo. Por día necesitas beber al menos 2 litros de líquido. El ayuno con hepatitis medicinal está contraindicado, por lo que la dieta diaria se divide en pequeñas porciones. El tratamiento de la hepatitis inducida por medicamentos incluye una dieta saludable y nutritiva. La ración diaria debe incluir en promedio hasta 100 gramos de proteínas, 90 gramos de grasa y 300-400 gramos de carbohidratos.

Tratamiento de la dieta de la hepatitis crónica.

La eliminación de enfermedades desatendidas que causan complicaciones por parte de muchos órganos y sistemas es un proceso largo que requiere atención médica profesional. El tratamiento de la dieta de la hepatitis crónica es el método estándar de terapia. Al paciente se le prescribe no solo nutrición médica, sino también recomendaciones para cambiar hábitos y estilo de vida en general.

A los pacientes con inflamación crónica del hígado se les prescribe la dieta nº 5. Si el trastorno se agrava, entonces se usa la forma más ligera de la dieta - No. 5a. Las comidas se basan en un maquinado minucioso de los alimentos y un aumento en el número de comidas.

Las principales características de las dietas terapéuticas para la hepatitis son:

Hepatitis crónica, cirrosis, insuficiencia hepática.

Exacerbación de la hepatitis crónica

Numero de comidas

Cocer al vapor, hervir, cocer, guisar

Líquido, puré, sólido

Líquido, puré, puré

Además de las recomendaciones anteriores, la hepatitis es una contraindicación absoluta para fumar y consumir alcohol. El paciente debe evitar sobrecargar el hígado.

Esencia de la dieta

La nutrición dietética implica la aplicación estricta de recomendaciones médicas. La esencia de la dieta para la inflamación crónica del hígado radica en minimizar los efectos traumáticos e irritantes en el órgano. Todos los pacientes necesitan abandonar el alcohol. Dado que aproximadamente el 70% del alcohol etílico que ingresa al cuerpo humano es procesado por el hígado, se produce una interrupción en su trabajo y distrofia grasa. Las comidas deben ser regulares, un modo ordenado de ingesta de alimentos ayudará a sincronizar la tasa interna de digestión. Se debe evitar comer en exceso, especialmente antes de acostarse.

Alimento para la hepatitis crónica (activa) - dieta número 5A:

  • Rechazo a picante, frito, graso y dulce.
  • Las comidas deben ser al vapor, hervidas, horneadas o guisadas, comer alimentos fritos está contraindicado.
  • En la dieta no deben incluirse productos con fibra dietética vegetal gruesa (repollo, champiñones, cebollas, verduras de hoja verde, ajo).
  • Productos permitidos: carnes magras y pescado, verduras hervidas y frescas, cereales, frutas, productos lácteos.

Dieta para la hepatitis inactiva - dieta Pevzner número 5:

  • En la dieta diaria no debe haber más de 80 g de grasa, su exceso puede provocar un estancamiento hepático de la bilis.
  • Es mejor utilizar productos en forma hervida u horneada, puede cocinar al vapor y cocer a fuego lento.
  • Se permite el uso de frutas y bayas no ácidas, verduras frescas, verduras.
  • Productos permitidos: carnes, pescados, aves, cereales, productos lácteos y alimentos bajos en grasa que no causen flatulencia.

Una dieta bien elegida ayudará a aliviar los síntomas dolorosos y acelerará el proceso de curación. La nutrición médica minimiza el uso de medicamentos y restaura el funcionamiento normal del hígado.

Dieta 5 para la hepatitis crónica.

La restauración de la salud del hígado en los procesos inflamatorios iniciados consiste en un complejo de procedimientos médicos. La dieta 5 para la hepatitis crónica se puede usar para la colecistitis y la enfermedad de cálculos biliares. El principal objetivo de la nutrición es la normalización de la función hepática, el tracto biliar y la secreción de bilis. Ahorrar en la dieta implica el uso de alimentos tratados térmicamente, que tienen un efecto beneficioso en el trabajo del intestino y el intestino.

La dieta 5 es fisiológicamente completa. Los pacientes deben abandonar los productos ricos en extractos nitrogenados, colesterol, ácido oxálico y aceites esenciales. La dieta debe ser comida con altos factores lipotrópicos y fibra dietética. Todos los platos se cocinan al vapor o hervidos, se deben tomar cinco comidas al día.

Dieta para la hepatitis de drogas

La forma de dosificación del proceso inflamatorio en el hígado se produce debido al uso a largo plazo de fármacos hepatotóxicos. La dieta para la hepatitis inducida por fármacos implica una dieta suave para restaurar las células de un órgano. El parénquima hepático está involucrado en muchos procesos en el cuerpo, son responsables de la síntesis de proteínas, colesterol, lípidos y fosfolípidos, excretan elementos endógenos del cuerpo y están involucrados en la formación de bilis. Los metabolitos de los fármacos contribuyen al desarrollo de la inflamación, provocan cirrosis, insuficiencia hepática y necrosis celular.

La dieta es similar a las reglas de nutrición recomendadas para otras formas de la enfermedad:

  • Abandona el alcohol y la nicotina.
  • Minimiza el uso de dulces y muffins.
  • La dieta no debe ser frita, picante, ahumada, salada o en escabeche.
  • Es necesario elegir alimentos con el nivel más bajo de grasa y colesterol.
  • Coma frutas y verduras ricas en fibra todos los días.
  • Evite los alimentos con grasas saturadas y grasas trans.
  • Beba un mínimo de azúcar y sal, tome al día por lo menos 2 litros de líquido.
  • Productos mejor al vapor, hervir, hornear o cocer.

En la mayoría de los casos, la hepatitis inducida por fármacos se diagnostica en mujeres, los hombres son menos susceptibles a esta forma de la enfermedad. El trastorno se desarrolla debido al uso a largo plazo de medicamentos que neutralizan el sistema enzimático. Hasta la fecha, cada tercera droga puede causar hepatitis. El uso simultáneo de varios medicamentos aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Alcohol Hepatitis Dieta

El daño inflamatorio al hígado debido al uso prolongado de alcohol conduce a la hepatitis alcohólica. Se refiere a la forma tóxica, pero a diferencia de la forma viral, no se transmite de persona a persona. La intoxicación causa un proceso inflamatorio que destruye el hígado e interrumpe su funcionamiento. La enfermedad puede durar mucho tiempo y no se manifiesta, lo que complica el proceso de diagnóstico y tratamiento.

Reglas nutricionales para el daño hepático alcohólico:

  • Rechazo total de las bebidas alcohólicas.
  • Denegación de grasa, frito, salado, estrictamente, en escabeche y ahumado.
  • La dieta debe ser una gran cantidad de alimentos proteínicos: carne, legumbres, productos lácteos, pescado.
  • Necesitas comer en pequeñas porciones, 4-5 comidas al día.
  • Como terapia vitamínica, es mejor usar verduras frescas, frutas y hierbas, infusiones de hierbas y decocciones.
  • Los productos se preparan con un tratamiento térmico suave con una adición mínima de aceites y grasas vegetales.

La dieta para la hepatitis alcohólica alivia los síntomas dolorosos. Como regla general, la nutrición terapéutica se prescribe en combinación con otros métodos de terapia. El pronóstico depende de la forma y el estadio de la lesión, la presencia de comorbilidades y el cumplimiento de las recomendaciones médicas. Si se inicia la enfermedad, el único tratamiento es un trasplante de hígado.

Dieta para la hepatitis autoinmune.

La enfermedad inflamatoria del hígado de naturaleza crónica, de origen desconocido, es la hepatitis autoinmune. Esta enfermedad es más común en pacientes de sexo femenino a una edad temprana. Sin el tratamiento adecuado, conduce a daños graves e irreversibles en los órganos. La dieta para la hepatitis autoinmune debe usarse desde los primeros días de la lesión. Esto minimizará el efecto destructivo en el hígado y aliviará los síntomas dolorosos.

Si el trastorno aparece en el fondo de un estado de salud normal, puede ser asintomático. Muy a menudo, la hepatitis se diagnostica en etapas tardías con cambios graves en el parénquima hepático, insuficiencia y cirrosis. Para el tratamiento utilizando la tabla de dieta número 5 por Pevzner. Los productos choleréticos, pasteles frescos, grasos, fritos, dulces, alcohol están completamente excluidos de la dieta. Se permiten los pasteles refinados y el pan de ayer, cereales, pastas, verduras, frutas, bayas, carnes magras, pescado, aves y productos lácteos.

Además de la nutrición dietética, a los pacientes se les prescriben hormonas corticosteroides, que suprimen el proceso inflamatorio. Si la terapia de la dieta y los medicamentos no son efectivos, se considera la opción de la cirugía de trasplante de hígado.

El lunes

  • Desayuno: tortilla de proteínas con verduras y té de hierbas.
  • Merienda: manzana o cualquier otra fruta.
  • Almuerzo: filete de pollo hervido con trigo sarraceno y tomates.
  • Snack: un puñado de frutos secos y té verde.
  • Cena: pescado al horno con arroz y verduras.
  • Segunda cena: una copa de kéfir con galletas.
  • Desayuno: queso cottage bajo en grasa con una banana, té.
  • Merienda: Galletas Galette, Jugo De Frutas.
  • Almuerzo: sopa vegetariana de verduras con sémola hervida y ensalada de verduras.
  • Merienda: puré de fruta con una galleta seca.
  • Cena: puré de papas con albóndigas de pollo.
  • Segunda cena: un vaso de kéfir o té de hierbas con galletas.
  • Desayuno: ensalada de verduras, infusiones.
  • Merienda: croutons con pan de ayer con jugo de frutas o jugo.
  • Almuerzo: sopa de remolacha, avena con ternera hervida.
  • Merienda: cualquier fruta.
  • Cena: pescado al horno en crema agria con cualquier papilla.
  • Segunda cena: yogurt bajo en grasa con galletas.
  • Desayuno: té de hierbas, 1 huevo y ½ toronja.
  • Merienda: yogur y cualquier fruta.
  • Almuerzo: sopa de fideos en caldo de pollo ligero y ensalada de verduras frescas.
  • Snack: un puñado de frutos secos o nueces.
  • Cena: macarrones cocidos y carne de pollo al horno.
  • Segunda cena: una copa de kéfir con una galleta seca.
  • Desayuno: avena con manzana y una cucharada de miel, té de hierbas.
  • Merienda: plátano y yogurt.
  • Almuerzo: sopa de verduras, cazuela de pasta con carne picada.
  • Snack: un vaso de jugo de frutas y galletas.
  • Cena: pescado al horno con arroz y verduras.
  • Segunda cena: té verde con galletas.
  • Desayuno: queso cottage bajo en grasa con crema agria, té de hierbas.
  • Merienda: cualquier fruta.
  • Almuerzo: trigo sarraceno, empanadas de pescado con salsa de tomate.
  • Snack: un puñado de frutos secos y frutos secos.
  • Cena: filete de pollo hervido con ensalada de verduras.
  • Segunda cena: una copa de kéfir y galletas.

El domingo

  • Desayuno: tortilla de proteínas con crema agria, infusiones.
  • Merienda: yogur y cualquier fruta.
  • Almuerzo: sopa de arroz con pollo, pimientos rellenos.
  • Merienda: ensalada de zanahoria fresca con crema agria y semillas de lino o sésamo.
  • Cena: carne hervida, berenjenas al horno con queso.
  • Segunda cena: plátano y té de hierbas.

Puré De Sopa De Frutas

  • Manzanas 1 PC.
  • Albaricoques secos 50 g
  • Almidon De Patata 5 g
  • Miel 30 g
  • Canela molida, azúcar de vainilla - 0.1 g.
  • Agua 500 ml.

Pelar y enjuagar las manzanas y enjuagarlas. Coloque las manzanas y los albaricoques secos en rodajas en una sartén con agua. Hierva la fruta a fuego lento hasta que esté cocida, agregue la miel, la canela y el azúcar de vainilla.

Almidón de patata diluido en una pequeña cantidad de decocción de fruta. Para triturar, es mejor usar una licuadora o moler la fruta a través de un tamiz. Mezclar el puré con almidón diluido y dejar hervir, enfriar.

Tortilla al vapor con verduras

  • 2-3 claras de huevo
  • Leche 30 ml.
  • Mantequilla 3-5 g
  • Eneldo o perejil

Separar las claras de las yemas, agregar la leche y batir hasta que quede suave y esponjosa. Picar los greens y mezclarlos con la futura tortilla. Engrasar la bandeja para hornear con mantequilla y verter la proteína y la leche en ella. El plato se puede cocinar en el microondas, en un baño de agua o en el horno. La tortilla lista tiene un color amarillo claro.

Cazuela De Calabaza Con Manzanas

  • Calabaza pelada 150 g
  • Manzanas 100g
  • Huevo 1 pc.
  • Crema agria 5 g.
  • Mantequilla 5 g.
  • Miel 1 cucharada.

Pelar la calabaza y las manzanas de la cáscara y las semillas, rallar y freír a fuego lento con la adición de aceite. Moler el puré obtenido con una licuadora, agregar un huevo, miel, crema agria y mezclar bien. Vierta toda la mezcla en una bandeja para hornear con papel para hornear o colóquela en una fuente para hornear engrasada con mantequilla. Hornear hasta que estén doradas.

¿Qué se puede comer con hepatitis crónica?

En el tratamiento de enfermedades hepáticas, al paciente se le prescribe una dieta especial dirigida a restaurar el órgano afectado. La nutrición debe ser completa, contener todas las sustancias necesarias para el funcionamiento normal del cuerpo. El tratamiento consiste en reducir la cantidad de grasa, sal, evitar el alcohol y la nicotina.

Considera lo que puedes comer con hepatitis crónica:

  • Platos de carne y pescado hechos de carnes magras, aves, pescado.
  • Varios cereales, especialmente avena y trigo sarraceno.
  • Verduras frescas, horneadas y al vapor.
  • Frutas y bayas frescas, elaboradas a partir de ellas compotas, tés, sopas y otros platos.
  • Productos lácteos bajos en grasa: requesón, kéfir, leche, queso duro y huevos.
  • Varias frutas secas y nueces.
  • Vegetales, olivos y mantequilla (no más de 6-8 g por día).

Además del uso de los productos anteriores, es necesario beber al menos dos litros de líquido por día. La dieta se divide en cinco comidas. La comida no debe ser fría ni caliente, es decir, se sirve solo en forma de calor con una cantidad mínima de especias.

Infección y progresión de la enfermedad.

La función más importante del hígado es la eliminación y eliminación de sustancias tóxicas del cuerpo. Por lo general, el proceso se realiza en varias etapas: un compuesto que ingresa al hígado a través del torrente sanguíneo se expone a enzimas que son secretadas por los hepatocitos y se descompone en sustancias intermedias.

Los productos del metabolismo son, en muchos casos, más tóxicos que el medicamento original y afectan al hígado de manera diferente:

  • causan agotamiento y muerte celular, provocan inflamación de los tejidos y parénquima hepático,
  • Cambian la circulación sanguínea en pequeños capilares, lo que provoca el ayuno de los tejidos y su posterior necrosis.

Es imposible infectar con la inflamación del hígado por medicamentos, se desarrolla como resultado de procesos patológicos causados ​​por la influencia de las toxinas.

Como resultado del uso de medicamentos farmacológicos, el medicamento contra la hepatitis (medicamento) ocurre en cada tercer paciente y recibe fondos de un grupo en particular. Hasta el 25% de los casos de patología se complica por la cirrosis o la formación de insuficiencia hepática aguda.

La lista de medicamentos que provocan inflamación del tejido hepático cuando se libera en la sangre incluye más de mil elementos. Estos incluyen los siguientes grupos de drogas:

  • antibióticos y sulfonamidas (ampicilina, amoxicilina, tetraciclina, amoxiclav, sulfadimetoxina),
  • medicamentos antivirales (zinovudina),
  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (paracetamol, diclofenaco, dykloberl, indometacina, ácido acetilsalicílico),
  • medicamentos hormonales (esteroides, anticonceptivos),
  • fondos para anestesia halothane,
  • anticonvulsivo y antiepiléptico (clorpromazina, clonazepam),
  • diuréticos y citostáticos (azatioprina, furosemida, metotrexato),
  • agentes antifúngicos (fluconazol),
  • medicamentos que afectan la coagulación de la sangre,
  • para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares (nifedipina, metildopa),
  • medicamentos contra la tuberculosis (isoniazida),
  • antihelmíntico (tiabendazol).

El desarrollo de la hepatitis por fármacos puede ser provocado por las fitopreparaciones, en particular, la cúrcuma y los medios en los que es un elemento constituyente.

El medicamento contra la hepatitis no se desarrolla en todos los pacientes que toman medicamentos., esto requiere una exposición adicional a una serie de factores. Estos incluyen:

  • Mayor sensibilidad del paciente a la acción de ciertos fármacos.
  • insuficiencia renal y hepática
  • edad del paciente
  • microcirculación sanguínea alterada en el hígado,
  • Disposición hereditaria a enfermedades de los órganos digestivos y gastrointestinales,
  • mayor susceptibilidad a los efectos tóxicos de una serie de fármacos en el hígado,
  • mantenerse en un estado de estrés nervioso, estado mental deprimido, que reduce drásticamente la resistencia del cuerpo,
  • alcoholismo y fumar
  • patologías hepáticas - hepatitis viral, hepatosis grasa,
  • Errores en el tratamiento y selección de medicamentos.
  • Residencia permanente en condiciones ambientales adversas.

Alto riesgo de contraer hepatitis inducida por medicamentos en personas que, por la naturaleza de su actividad, están en contacto constante con sustancias tóxicas o medicinales., personas que sobrevivieron envenenando con drogas venenosas.

El daño hepático viral y tóxico, su debilitamiento debido a la vejez hace que las personas con estas patologías sean particularmente vulnerables a la enfermedad. Automáticamente, los pacientes que se ven obligados a ser tratados durante largos períodos con fármacos potentes (tuberculosis, enfermedades neoplásicas) están en riesgo.

Cada vez más médicos consideran que la predisposición hereditaria al daño hepático es un factor importante en el desarrollo de la hepatitis inducida por fármacos. La razón es la peculiaridad del metabolismo y la producción deficiente de enzimas por parte del cuerpo (no pueden neutralizar completamente las toxinas).

Síntomas y posibles complicaciones.

Los signos de hepatitis inducida por fármacos dependen del tipo de enfermedad, que puede ocurrir en forma aguda o crónica. Los síntomas de inflamación aguda del fármaco en el hígado son similares a las manifestaciones de la patología viral y se manifiestan en un período de varias horas a 7 días después de tomar el medicamento. El paciente se queja de:

  • Heces intermitentes y decoloración de las heces,
  • una fuerte disminución en el peso corporal
  • Coloración amarillenta de la piel y esclerótica.

El curso de la inflamación medicinal aguda del hígado se puede dividir en dos periodos: anicteric y con manifestaciones de ictericia. En el período inicial de la enfermedad, la hepatitis se manifiesta por síntomas comunes a todas las lesiones hepáticas.

  • malestar en el cuadrante superior derecho del abdomen,
  • náuseas y vómitos
  • debilidad, apatía, fatiga,
  • fiebre y fiebre
  • disminución del apetito
  • eructos con el olor a huevos podridos,
  • amargura en la boca
  • picazón en la piel
  • dolor en las articulaciones

Estos síntomas pueden indicar muchas patologías, es difícil asociarlo con medicamentos, especialmente si el medicamento se toma por primera vez. El período anictérico puede durar desde varias horas hasta tres días, el desarrollo individual del organismo, las enfermedades asociadas y las dosis y combinaciones de los medicamentos que se toman afectan la tasa de desarrollo de la patología. En las mujeres, la hepatitis inducida por medicamentos se manifiesta más rápido y en una forma más fuerte, esto se explica por las peculiaridades del metabolismo.

Después de un daño orgánico grave, la enfermedad pasa al período ictérico, que es un indicador de inflamación del hígado y se observa en todos los tipos de lesiones orgánicas. Síntomas que aparecen en esta etapa de la enfermedad:

  • Coloración amarillenta de la piel y esclerótica.
  • Decoloración de la orina y heces.
  • sangrado de la nariz y las encías,
  • pesadez en el hipocondrio derecho,
  • Agrandamiento del hígado y salida de su borde por debajo de la costilla.
  • la aparición de arañas vasculares en la piel o erupción en forma de nódulos,

La forma crónica de la hepatosis inducida por fármacos se desarrolla con medicamentos a largo plazo y se manifiesta alternando períodos de exacerbación y remisión. Los síntomas aparecen igual que en la inflamación aguda, pero más levemente.

Los niños raramente desarrollan hepatitis de drogas. y puede ser desencadenado por un tratamiento a largo plazo o envenenamiento con sustancias medicinales que cayeron en manos de un niño por la negligencia de los adultos.

Los síntomas en los niños son agudos, la patología se desarrolla muy rápidamente. Manifestaciones adicionales pueden ser:

  • micción frecuente,
  • conmoción
  • Daño severo al sistema inmunológico.
  • Rápido desarrollo de la necrosis.

Las posibles complicaciones de la hepatosis inducida por fármacos pueden ser:

  • cirrosis o degeneración del tejido hepático, en la cual las células son reemplazadas por tejido fibroso grueso,
  • insuficiencia hepática aguda.

En estos casos, el cuerpo pierde irreversiblemente su capacidad para neutralizar toxinas, lo que lleva a la muerte del organismo.

Tratamiento de los remedios populares.

La designación de los fondos del arsenal de medicina tradicional para el tratamiento de la hepatitis por drogas debe ser realizada por un médico, ya que algunos de estos fondos pueden mejorar las manifestaciones de la patología.

Demostrado en el tratamiento de la inflamación del fármaco de los remedios caseros del hígado son:

  • Jugo de papa 100 gramos tres veces al día antes de las comidas.
  • Jugo de zanahoria, diluido con agua en partes iguales, 100 gramos tres veces al día antes de las comidas,
  • Jugo de toda la planta de diente de león a razón de una cucharada por cada 100 gramos de agua tibia.
  • jugo crudo de remolacha mezclado con agua en una proporción de 1: 1 a 60 a 150 gramos por la mañana y por la noche después de las comidas.

Además de los jugos, puede utilizar:

  • decocción de semillas de eneldo,
  • Una infusión de hojas de menta y ajenjo herbáceo, tomada igualmente.
  • decocción de hierba y flores de hipérico,
  • Infusión de flores inmortales, raíz de achicoria y diente de león, tomadas por igual.

Una excelente manera de apoyar y restaurar el hígado es la miel y el polen.

Prevención y Dieta

La hepatitis medicinal no se puede curar sin el uso de una dieta especial para el hígado que no presente daños. La dieta debe corresponder a la ración de la tabla número 5. Los elementos obligatorios de la dieta son:

  • comidas frecuentes en pequeñas porciones,
  • reduciendo la cantidad de grasa y aumentando la ingesta de proteínas en la dieta,
  • la exclusión de los alimentos salados, ahumados, picantes,
  • La inclusión de grandes cantidades de vitaminas y dieta.
  • Balance de agua y la inclusión de agua limpia, té de hierbas, jugos de vegetales en el menú.

Modo de cocción - hervir, cocer, cocer al vapor. La comida debe servirse caliente en la mesa.

El diagnóstico temprano de hepatosis inducida por fármacos y el tratamiento oportuno pueden eliminar completamente las manifestaciones de la enfermedad y garantizar la restauración del hígado.

Hepatitis medicinal. Tratamiento de medicamentos contra la hepatitis remedios populares.

Que es la patologia

La hepatitis por drogas es un proceso inflamatorio en el hígado, que fue causado por el efecto negativo de ciertas drogas en su tejido.

El fenómeno en consideración es un problema frecuente en la medicina. La automedicación, la venta de medicamentos sin receta médica por un especialista, el incumplimiento de las instrucciones y las dosis, todo esto afecta negativamente a la salud del paciente y puede causarle un daño significativo.

Vale la pena considerar que la inflamación del hígado de la naturaleza del fármaco no es contagiosa y no es peligrosa para otros, porque está provocada por una sustancia específica y no por una infección.

Esta condición puede hacerse sentir un par de horas después de tomar el medicamento y acumularse en el cuerpo durante años y manifestarse en cualquier momento.

Si profundiza más en el estudio del problema, puede prevenir el riesgo de desarrollar procesos irreversibles en el hígado.

Clasificación de la hepatitis de drogas

Según la naturaleza del curso, la hepatitis inducida por fármacos es de dos formas. Ellos son

  1. La etapa aguda, con el desarrollo de que la persona tiene síntomas característicos. Esta forma de patología está bien tratada.
  2. Escenario crónico que puede seguir oculto durante muchos años. Dicha hepatitis es difícil de tratar y con frecuencia conduce a la cirrosis del hígado.

A pesar del factor que desencadenó la hepatitis inducida por fármacos, la patología debe tratarse de inmediato para evitar consecuencias graves.

Causas de la hepatitis medicinal

El hígado es un órgano que neutraliza, neutraliza y elimina del cuerpo todas las sustancias dañinas que entran en él.

El sistema de neutralización enzimática de la célula hepática proporciona una función similar del cuerpo.

El proceso en cuestión no es tan fácil como parece. Se divide en ciertas etapas, durante las cuales tiene lugar el procesamiento parcial de sustancias tóxicas, que se excreta en forma de metabolitos, productos de la biotransformación.

Pero debe tenerse en cuenta que los compuestos que se producen en el hígado durante el procesamiento de los desechos corporales son las toxinas más activas de naturaleza biológica: actúan como una amenaza para los hepatocitos.

Esto sugiere que solo la eliminación oportuna de estos compuestos puede proteger al cuerpo de la destrucción por los metabolitos.

Las razones que provocan las interrupciones en el cuerpo y el agotamiento del sistema enzimático pueden ser los siguientes factores:

  1. Terapia a largo plazo con fármacos hepatotóxicos.
  2. Regularmente se repiten cursos de tratamiento con estos agentes.
  3. El uso de grandes dosis de sustancias medicinales, si es necesario en caso de un cuadro clínico independiente.
  4. Auto-medicación con estos fármacos, sin análisis periódicos de sangre y orina.
  5. Enfermedad hepática crónica disponible.

Cuando se trata con fármacos hepatotóxicos, las formas de la hepatitis de los fármacos pueden desarrollarse al instante y durante 2 o 3 años.

Hay casos de daño fulminante en el hígado, que ocurrieron después de una dosis única de cualquier medio.

Patologías que provocan la forma considerada de hepatitis.

Hay varias enfermedades importantes que pueden causar hepatitis causada por fármacos en los seres humanos. Ellos son

  1. La presencia en el cuerpo de hepatitis crónica, viral o autoinmune.
  2. La aparición de ascitis - líquido en el peritoneo.
  3. La presencia de malos hábitos: fumar, la pasión por el alcohol o las drogas.
  4. Contacto regular con disolventes y gases o sustancias tóxicas.
  5. Desnutrición, falta de alimentos ricos en proteínas.
  6. El estrés regular.
  7. Insuficiencia renal.
  8. Patologías del sistema cardiovascular.
  9. Trastornos sanguíneos.

Además, el riesgo de desarrollar hepatitis inducida por fármacos aumenta en estas situaciones:

  1. Periodo de recuperación tras cirugía abdominal severa.
  2. Despues de la enfermedad
  3. Durante el crecimiento de neoplasias malignas con metástasis, se dispara en el hígado.
  4. Quimioterapia transferida - o radioterapia.
  5. Patologías crónicas a largo plazo en forma lenta.
  6. Combinación de varias enfermedades crónicas.
  7. La presencia de patologías autoinmunes.

A veces sucede y el sistema de enzimas neutralizantes funciona sin fallas y el cuerpo se envenena debido a la retirada prematura de los metabolitos.

¿Qué fármacos causan la forma de dosificación de la hepatitis?

Actualmente, hay muchos medicamentos que pueden provocar este tipo de hepatitis.

Deberías estudiarlos con más detalle:

  1. Sustancias del grupo de medicamentos antituberculosos: isoniacida, rifampicina.
  2. Antibióticos altamente tóxicos: tetraciclina, penicilina, macrólidos.
  3. Sulfonamidas: sulfametoxazol, trimetoprim, sulfadimetoxina.
  4. Sustancias hormonales: la hormona esteroide prednisona y casi todos los anticonceptivos orales.
  5. Fármacos antiinflamatorios no esteroideos: ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco.
  6. Fármacos anticonvulsivos y antiepilépticos: fenitoína, carbalex, clonazepam.
  7. Fondos para combatir los hongos: griseofulvina, fluorocitosina.
  8. Fármacos diuréticos: furosemida.
  9. Un grupo de citostáticos que previenen la diseminación incontrolada de metotrexatos y antiarrítmicos: disopiramida.
  10. Medicamentos utilizados para el tratamiento de la diabetes mellitus: metformina.
  11. Medicamentos que combaten las úlceras gástricas y duodenales: omez.

Si un paciente combina 2 o 3 de estos medicamentos al mismo tiempo, su toxicidad aumenta varias veces, lo que provoca el desarrollo de hepatitis inducida por medicamentos.

Síntomas de la patología.

Sintomática, la patología en consideración es similar a las manifestaciones de todas las otras formas de hepatitis. El cuadro clínico observado en un paciente es el siguiente:

  1. Dolor y pesadez en lado derecho por encima del ombligo.
  2. Náuseas con vómitos.
  3. Mezcla de bilis en vómito.
  4. Debilidad, apatía.
  5. Problemas en el tracto gastrointestinal.
  6. Diarrea después de comer alimentos grasos.
  7. El peso en el estómago sin comer en exceso.
  8. Coloración amarillenta de la piel y los ojos.
  9. Prurito de la piel.
  10. Oscurecimiento severo de la orina.
  11. Decoloración de las heces.
  12. Un aumento en el tamaño del hígado y el bazo.

Vale la pena considerar un momento tal que la hepatitis crónica inducida por medicamentos puede no ser sintomática durante mucho tiempo.

A veces, una persona, después de tomar un medicamento, puede sentir malestar en el abdomen y problemas con el tracto gastrointestinal.

Pero estos síntomas desaparecen por sí solos después de someterse a un tratamiento, por lo que la hepatitis tóxica latente a menudo se diagnostica en etapas avanzadas.

Debido a que la sintomatología en cuestión no indica en todos los casos que el paciente manifestó la forma de dosificación exacta de la patología en cuestión, está prohibido participar en la automedicación.

Esto se explica por el hecho de que tomar medicamentos solo puede agravar la situación y provocar muchas otras enfermedades. En casos raros, pero el paciente puede morir.

Cómo se diagnostica la patología.

Si una persona tiene varios de estos síntomas, se le recomienda buscar la ayuda de especialistas.

El médico examinará al paciente y le recetará un examen completo del cuerpo.

El diagnóstico estándar consta de varias etapas:

  1. Realización de un análisis de sangre general y bioquímico.
  2. Análisis de orina
  3. Conducción de coagulogramas.
  4. Coprograma.
  5. Ecografía de la cavidad abdominal.
  6. Realizar una biopsia de hígado.

Debido al hecho de que los síntomas pueden indicar otras patologías hepáticas, se debe realizar un diagnóstico diferencial.

Durante su realización, el médico debe excluir o confirmar la presencia de un proceso oncológico, patología de colelitiasis, tumores en el hígado y formas virales de hepatitis.

Un especialista puede prescribir un régimen de tratamiento solo después de un examen completo, haciendo un diagnóstico final y determinando la causa que provocó el desarrollo de la hepatitis por fármacos.

Tratamiento de patología

El tratamiento de la enfermedad bajo consideración comienza con la cancelación urgente del medicamento problemático que causa inflamación en el hígado.

Si se requiere continuar con el tratamiento de la hepatitis o la patología primaria, el especialista debe prescribir un nuevo medicamento, un análogo del anterior. La automedicación en este caso es inaceptable.

La base de la terapia con medicamentos se basa en varias tareas: eliminar el cuerpo de sustancias tóxicas después de un determinado grupo de medicamentos, proteger el tejido hepático y reparar las áreas dañadas.

Para llevar a cabo el tratamiento de desintoxicación, es común usar terapia de infusión o intercambio de plasma.

En el tratamiento de la terapia de infusión, el paciente se coloca goteros con preparaciones de proteínas, soluciones salinas y componentes sanguíneos.

Cuando se toma la plasmaféresis, la sangre se limpia y se vierte. Si la patología está mal iniciada y los métodos considerados no produjeron el efecto deseado, el médico puede prescribir hemodiálisis, el proceso de limpieza de la sangre mediante un aparato especial que reemplaza a los riñones.

Para restaurar los hepatocitos dañados, los médicos usan medicamentos de varios hepatoprotectores. Por ejemplo, Essentiale o metionina.

Dieta de la hepatitis

La hepatitis aguda crónica o aguda puede causar una necrosis hepática aguda masiva. Esto sugiere que la patología debe ser curada de manera oportuna.

Además de la terapia con medicamentos, al paciente se le debe asignar una dieta terapéutica especial, lo que implica el rechazo de los siguientes productos:

  1. Alcohol
  2. Pescado graso y carne.
  3. Despojos
  4. Cacao, café, té negro.
  5. Todo tipo de chocolate.
  6. Alimentos con alto colesterol y ácido oxálico.

La dieta debe incluir pulmones, pero al mismo tiempo, alimentos nutritivos que contengan:

  1. 400 gramos de carbohidratos.
  2. Menos de 90 gramos de grasa.
  3. 100 gramos de proteína.
  4. No más de 5 gramos de sal al día.

La comida es mejor al vapor o hervir. Se debe consumir caliente, no caliente ni frío.

Los expertos recomiendan dar preferencia a los platos líquidos, rallados y al puré. Uno debe comer a menudo, pero dividir la tasa habitual en varias visitas.

Remedios populares de terapia

El uso de fondos de la gente también debe llevarse a cabo bajo la estricta supervisión del médico que lo atiende, ya que algunas sustancias incluidas en las recetas pueden agravar la situación.

Las manifestaciones de la hepatitis por drogas ayudarán a aliviar los siguientes remedios:

  1. Jugo de papa, tomado diariamente, tres veces - por la mañana, tarde y noche.
  2. Jugo de zanahoria, diluido con agua y tomado 3 veces al día antes de las comidas.
  3. Jugo de diente de león mezclado con agua tibia
  4. Jugo de remolacha, que añade agua.

Además del jugo, puede usar decocciones de semillas de eneldo, infundir menta y ajenjo, hacer decocciones de hierba de San Juan, beber tintura de immortelle, usar raíz de achicoria.

Además, los síntomas de la hepatitis se pueden eliminar con miel y polen.

Prevención y pronóstico de la hepatitis.

Si la patología se descuida gravemente y se presenta un caso grave ante los ojos de los médicos, podemos hablar de la forma de hepatitis fulminante y necrosis hepática.

Como resultado de tales fenómenos, existe un alto riesgo de cirrosis, insuficiencia hepática, coma o muerte.

Si la medicina problemática se detiene a tiempo para beber, existe una alta probabilidad de que el cuerpo resuelva el problema por sí solo.

Existen varias medidas preventivas básicas que ayudarán a evitar el desarrollo de la hepatitis. Ellos son

  1. Uso racional de las drogas.
  2. Vigilancia de la salud y respuesta inmediata a fallas en el trabajo de cualquier órgano o sistema.
  3. Rechazo del autotratamiento: solo un especialista calificado debe recetar medicamentos.

Si se planea un largo ciclo de tomar algún medicamento, entonces debe preocuparse por la condición del hígado por adelantado y comenzar a tomar los hepatoprotectores de manera oportuna.

Además, las personas que reciben tratamiento a largo plazo deben controlar periódicamente los parámetros de la transaminasa, que afectan en gran medida al hígado.

Con la detección oportuna de fallas en los resultados de la prueba, es posible prevenir el desarrollo de los efectos de la hepatitis de drogas.

La hepatitis es una enfermedad peligrosa que requiere atención especial. Pero no se desespere, porque la forma medicinal de la patología puede desaparecer por sí sola, sin ninguna intervención adicional por parte del personal médico.

Si esto no sucede después de suspender el medicamento, entonces vale la pena acudir al médico que lo atiende, someterse a un diagnóstico completo del cuerpo y obtener un diagnóstico preciso en sus manos, lo que le permite comenzar el tratamiento.

Causas de la hepatitis

El hígado puede ser llamado el filtro perfecto en toda la naturaleza. Es responsable de la neutralización y eliminación de sustancias tóxicas que ingresan con la sangre. Cuando la sangre durante mucho tiempo contiene una gran cantidad de metabolitos de drogas, las células hepáticas comienzan a descomponerse. La eliminación de sustancias nocivas del cuerpo se produce en varias etapas. En el proceso de esto, ocurre la formación de metabolitos (productos intermedios de transformación biológica). Los medicamentos contienen elementos demasiado hepatotóxicos que tienen un efecto perjudicial sobre las células y el hígado en general.

Si una persona toma estos medicamentos durante mucho tiempo, se produce el agotamiento del sistema de enzimas neutralizantes y el daño a los hepatocitos. Como resultado, la hepatitis de drogas o drogas comienza a desarrollarse. Hoy en día, hay alrededor de 1,000 medicamentos que pueden causar hepatitis. El riesgo de inflamación de las células hepáticas aumenta diez veces si se toman varios medicamentos a la vez. La administración simultánea de 8 a 9 medicamentos aumenta el daño de los hepatocitos en un 93%. El desarrollo de la enfermedad puede tomar desde 2 días hasta 1 año. También las razones pueden ser:

  • factores hereditarios
  • droga crónica hepatitis
  • combinaciones de medicina equivocadas
  • algunos grupos de antibióticos
  • medicamentos utilizados para tratar la tuberculosis,
  • medicamentos hormonales,
  • medicamentos no esteroides
  • medicamentos utilizados para tratar la epilepsia, convulsiones,
  • drogas sulfa,
  • drogas para el corazon
  • medicamentos diuréticos
  • medicamentos utilizados para tratar la diabetes,
  • enfermedad renal, hígado,
  • artritis
  • intolerancia individual a las drogas
  • hepatitis autoinmune, viral,
  • Bajos niveles de proteína en el cuerpo.
  • alcohol, nicotina, estupefacientes,
  • el embarazo
  • estrés
  • ascitis

La hepatitis medicinal se produce principalmente si se altera la dosis del medicamento o si se toma la combinación incorrecta.

Tratamiento de la hepatitis de drogas (drogas)

El tratamiento de la hepatitis de drogas comienza con un examen de diagnóstico y pruebas. Es muy importante entender que una persona realmente tiene hepatitis medicinal, ya que el tratamiento depende de ello. El diagnóstico se realiza mediante métodos como:

  • Análisis general de sangre y orina.
  • prueba bioquímica de sangre (determinación del nivel de bilirrubina en la sangre, bilirrubina y fracciones de proteínas),
  • sistema de coagulación de la sangre (coagulograma),
  • palpación
  • Ultrasonido del hígado.

En caso de que se confirme la enfermedad, los médicos cancelan el medicamento, que es tóxico para las células hepáticas. En el futuro, prescribe un conjunto de medidas terapéuticas que ayudarán a eliminar el veneno y neutralizar el cuerpo. En medicina, estos procedimientos se llaman terapia de desintoxicación. Para la limpieza del cuerpo utilizar preparaciones especiales.

Para restaurar el hígado hay sustancias que contribuyen a la regeneración rápida y eficiente de las células hepáticas, su división.

Cuando hay lesiones necróticas y cirróticas severas de las células hepáticas, se utiliza la organoterapia, que contribuye a la rápida restauración del tejido hepático.

¿Qué no se puede comer con hepatitis crónica?

El daño hepático inflamatorio implica restricciones dietéticas. La terapia dietética es necesaria para garantizar una dieta moderada, corrigiendo y mejorando los procesos metabólicos, reduciendo los procesos distróficos y destructivos. La base del tratamiento es la dieta No. 5, según la cual el valor energético de la dieta no debe exceder los costos de energía. En la dieta diaria deben contener 4-6 g de carbohidratos, 1.2-1.4 g de grasa y 2.3 g de proteínas. Estas proporciones se calculan por kilogramo de peso del paciente.

Considera lo que no puedes comer en la hepatitis crónica:

  • Carnes grasas, pescados y aves.
  • Riñones, hígado y cerebro.
  • Caldos, conservas, productos en escabeche.
  • Productos lácteos grasos.
  • Especias y condimentos picantes.
  • Mostaza, pimienta, rábano picante.
  • Acedera, cebollas verdes, ajo, champiñones, espinacas.
  • Agrios de frutas y bayas, grosellas rojas, arándanos y grosellas.
  • Chocolate, helados, magdalenas y otros dulces.

Los alimentos que estimulan la secreción del estómago y el páncreas, los alimentos fritos con un alto contenido de colesterol y purinas están excluidos de la dieta. Los productos con ácido oxálico y sustancias extractivas nitrosas están prohibidos.

Reglas generales

La hepatitis Son las más comunes entre las enfermedades. La hepatitis aguda tiene un origen infeccioso. Y si viral hepatitis E y hepatitis A (Enfermedad de Botkin) tienen un curso favorable y no se vuelven crónicas, entonces hepatitis b y Con, a pesar del progreso significativo en el diagnóstico y tratamiento, conducen a daño hepático crónico. Se caracterizan por el desarrollo más frecuente. cirrosis y cáncer de hígado.

La hepatitis crónica se debe a la hepatitis aguda, así como a la intoxicación química, alcoholismo o infecciones crónicas. La hepatitis crónica termina con la recuperación o entra cirrosisPuede desarrollar insuficiencia hepática. La tabla base para estas enfermedades es Dieta numero 5 y sus variedades.

La dieta para la hepatitis depende de la etapa de la enfermedad. En la hepatitis aguda, se prescribe un régimen de protección y preservación, que incluye hospitalización, reposo en cama o reposo en cama encefalopatía hepática) y alimentos dietéticos. Cuando la ictericia cede, el paciente es trasladado a la sala. Para todas las hepatitis agudas, la primera vez se prescribe más benigna. Dieta numero 5a. Las dietas difieren en el grado de conservación, los métodos de cocción y, por lo tanto, se designan en diferentes períodos de enfermedad.

El efecto mecánico de los platos está determinado por su consistencia y volumen, grado de molienda y procesamiento (cocción o fritura). Los efectos químicos son sustancias que componen los productos. Los irritantes fuertes son sustancias extractivas y aceites esenciales.

El propósito de la designación de una dieta de ahorro es el ahorro de todos los órganos digestivos. Causa reposo en los órganos del tracto digestivo y, en primer lugar, el hígado, que es importante en el período agudo y contribuye a la normalización de su función. Para desintoxicar por primera vez aumentar la ingesta de líquidos (2-2.5 litros).

La dieta es completa en proteínas (100 g) y carbohidratos (400 g), pero su contenido de grasa se limita a 70 g. Ante la presencia de síntomas dispépticos (náuseas, vómitos, aversión a los alimentos, hinchazón, estreñimiento o diarreaa) la cantidad de grasa se reduce aún más (50 g) y, en caso de intolerancia, se excluyen los aceites vegetales. La comida está enriquecida con fuentes de proteínas, sustancias lipotrópicas (requesón) y de vitaminas (bayas, verduras, frutas, zumos). No se recomienda aumentar el contenido de carbohidratos de fácil digestión, ya que esto puede afectar la función biliar. Organizamos 5-6 comidas al día.

Las comidas en el período agudo incluyen:

  • Vapor y platos hervidos de carne retorcida y verduras hervidas picadas. Se excluyen el salteado, el guiso y la fritura.
  • Reducida cantidad de grasas y sal refractarias.
  • La cantidad de productos lipotrópicos (requesón, trigo sarraceno, suero de leche, fibra, suero de leche, ácidos grasos poliinsaturados) se ha incrementado.
  • Sopas cocinadas en caldo de verduras con sémola y verduras molidas. Las verduras no pueden ser fritas para aderezar las sopas. Se permiten las sopas de puré. Sazone las sopas con mantequilla, crema agria, leche o crema.
  • Pan de trigo duro (variedades I y II) y galletas magras.
  • Carnes y pescados bajos en grasa en forma hervida y al vapor y solo productos picados. El pescado se puede cocinar en trozos.
  • Sémola, papilla de trigo sarraceno, arroz, avena y avena, de la que se hierve la papilla en agua (se puede agregar leche). Crujir con fray a la consistencia semilíquida. Se permiten fideos bien cocidos y pasta pequeña.
  • Productos lácteos bajos en grasa, requesón semigraso (naturales y platos de él). Leche y mantequilla - sólo en platos. La crema agria se utiliza como condimento para los platos.
  • Tortillas De Proteínas.
  • Aceite vegetal solo con buena portabilidad (en comidas preparadas).
  • Verduras (papas, coliflor, calabaza, zanahorias y remolachas) hervidas y molidas, y también en forma de puré de papas.
  • Las frutas maduras y dulces en su forma cruda se consumen solo con puré, al horno y hervidas.
  • Té con limón, té con leche, infusión de dogrose, agua sin gas.
  • Caldos
  • Grasas refractarias, especias, especias, encurtidos y encurtidos, alimentos enlatados.
  • Fibra gruesa (legumbres, sueco, nueces, semillas, champiñones, col), vegetales con aceites esenciales (rábanos, cebollas, ajos, cebollas verdes, rábanos).
  • Carnes grasas, despojos y pescados grasos.
  • Crema de repostería, pan negro, magdalenas, mijo.
  • Café, helado, chocolate, cacao.
  • Yemas De Huevo.
  • Agrie las frutas y bayas, verduras y frutas en su forma cruda.
  • Alcohol y bebidas con gas.

En ausencia de complicaciones. Mesa numero 5a Nombrar a las 6 semanas. A continuación, el paciente es trasladado a la base. Mesa numero 5que se recomienda durante 6-12 meses. Las dietas difieren en el grado de conservación mecánica y química, por lo que los métodos de cocción se designan en diferentes períodos de la enfermedad. Después de la hepatitis aguda, se recomienda limitar los deportes y el trabajo físico intenso, el trabajo nocturno y los viajes de negocios largos están excluidos.

Dieta de la hepatitis y cirrosis hepática con curso crónico y en el período sin exacerbación - esto Mesa numero 5que se discutirá en detalle a continuación. Hacen correcciones a la dieta si hay signos de estancamiento de la bilis: limitan el azúcar e introducen más verduras, frutas, verduras y jugos de frutas, así como aceites vegetales. La cantidad total de grasa en este caso aumenta ligeramente, y las grasas vegetales constituyen el 35% de todas las grasas en la dieta.

Con un curso benigno de la enfermedad es permisible. Dieta numero 15 - Una mesa común, pero al estar sobre ella, el paciente debe excluir las carnes grasas, las carnes ahumadas, los bocadillos salados, las especias, la masa (mantequilla y escamas), las verduras con aceites esenciales. El alcohol está prohibido. Durante la exacerbación del paciente se transfiere temporalmente a Mesa numero 5a.

Si la cirrosis tiene un curso benigno y la condición del paciente permanece satisfactoria durante muchos años, se muestra la tabla base. Con síntomas dispépticos - № 5А. Si está marcado diarrea y esteatorrea (signos de violación de la absorción de grasa), luego limite la cantidad de grasa a 50-60 g, excluya la leche y los productos laxantes.

Con cirrosis ocurriendo con ascitis, dieta recomendada baja en energía (hasta 2000 kcal), que contiene 70 g de proteínas y no más de 0.5 g de sal. Todos los platos se preparan sin sal. Se permite pan y mantequilla sin sal. También reduzca la cantidad de líquidos y productos que contienen potasio inyectado. Las comidas deben ser predominantemente vegetarianas. Es recomendable, durante varios días (hasta 10), transferir al paciente a un lugar sin sal. Mesa numero 7.

Con la acumulación en la sangre de escorias nitrogenadas, la cantidad de proteínas animales se reduce aún más, pero aumenta el contenido de carbohidratos de fácil digestión. En ausencia de apetito, las verduras frescas, las frutas, sus jugos, los productos lácteos fermentados deben prevalecer en la dieta. A veces, las especias y los caldos de carne débiles y las sopas se permiten en una cantidad pequeña.

El uso de fármacos hepatotóxicos que se metabolizan en el hígado puede llevar a hepatitis tóxica. Estas drogas son metotrexato, paracetamol, amoxicilina/clavulanato, flucloxacilina, antiinflamatorios no esteroides, tetraciclinasulfonamidas cotrimoxazol, Nifurantina.

La hepatitis tóxica causa el abuso del alcohol y sus sustitutos. El efecto tóxico del etanol depende directamente de la concentración de acetato en la sangre y acetaldehídoQue tiene un efecto hepatotóxico, altera la función de las membranas celulares. Tomar alcohol en el fondo de tomar cualquier medicamento que se use en dosis terapéuticas, lleva a una mayor sensibilidad a ellos y daño hepático tóxico.

Algunos venenos industriales tienen una afinidad por el tejido hepático y producen efectos, incluso si se administran en pequeñas dosis. Es Halowax, cloroformotintes azo estireno, benceno, fósforo, pesticidas organofosforados, arsénico. El daño hepático agudo con venenos es extremadamente raro.

Cuando la hepatitis tóxica del hígado, dolor en el hipocondrio, náuseas, debilidad, progresiva ictericia, cambios en la función hepática y su aumento. El tratamiento consiste en excluir el contacto con una sustancia tóxica, el nombramiento de terapia de desintoxicación, enterosorbentes, hepatoprotectores de vitaminas y las drogas coleréticas. Cuando las recomendaciones de hepatitis tóxica para la nutrición clínica no difieren de las anteriores.

Mira el video: Remedios Caseros Para La Hepatitis Como Se Cura La Hepatitis? (Junio 2021).

Pin
Send
Share
Send
Send