Niños pequeños

Moco y sangre en las heces de un niño: causas y tratamiento.

Pin
Send
Share
Send
Send


Férulas de sangre en las heces de un niño: un fenómeno común, pero no siempre peligroso. Por la naturaleza de la silla, puede determinar la localización del proceso inflamatorio.

  1. Tarry gruesa cal negro. Aparece en enfermedades del tracto digestivo superior (en el ambiente ácido del estómago, el hierro de la hemoglobina se oxida, se convierte en hemina y las heces negras se depositan en las heces).
  2. Las vetas sangrientas frescas están presentes en las heces o las heces se mezclan con la sangre. Este es un signo de inflamación en el tracto digestivo inferior.
  3. "Falso" sangrado. Asociado con el uso de alimentos o medicamentos que manchan las masas fecales.

8 causas comunes de heces con sangre en niños mayores de un año

Las causas de las deposiciones con sangre en niños mayores de un año son muchas. La violación más común provoca las siguientes enfermedades y condiciones.

Al mismo tiempo, hay dolor severo durante el vaciado.

La defecación a menudo se acompaña de la aparición de coágulos con sangre en las heces de los niños.

Los parásitos son los agentes causantes de varias enfermedades, cuyos signos incluyen sangre en las heces de un niño de 3 a 4 años, alergias, aumento de la temperatura corporal, diarrea, estreñimiento.

Las heces con moco y sangre en un niño son un síntoma frecuente de estas patologías.

Como resultado de la ausencia de peristalsis, se produce una obstrucción intestinal, se produce estreñimiento y la descarga toma la forma de "jalea de frambuesa".

Las heces duras lesionan la mucosa rectal, lo que resulta en sangrado.

11 causas comunes de trastornos en los bebés

En los niños del primer año de vida, también hay muchas causas de sangrado rectal, y algunas de ellas son inherentes solo a los bebés, no ocurren en niños mayores de 1 a 2 años.

La mezcla de sangre, vetas de sangre en las heces de los bebés, según las estadísticas, la mayoría de las veces se debe a alergias a los alimentos, disbiosis intestinal. Pero el diagnóstico final solo se puede hacer sobre los resultados del examen y análisis.

Síntomas: gritos y dolor al vaciar.

La silla adquiere un color rojo brillante. El sangrado no es abundante, pero se repite varios días.

Durante el tratamiento, debe ajustar las heces diarias con una dieta especial para niños, así como laxantes.

Como resultado, hay problemas con las heces (estreñimiento, diarrea), que conducen a la aparición de sangre en las heces de un bebé.

Con tales enfermedades en las heces infantiles con coágulos de sangre oscura.

Un niño con estreñimiento está muy tenso, como resultado de lo cual aparecen grietas en el ano, lo que causa sangrado.

En la primera patología, las masas fecales parecen jalea de color frambuesa.

La enfermedad de Hirschsprung bloquea el movimiento de las heces en el colon, lo que conduce al estreñimiento crónico.

Las heces sanguinolentas, el dolor abdominal, la enfermedad letárgica y los vómitos son síntomas de patologías que amenazan la salud y la vida del niño. Por lo tanto, una necesidad urgente de consultar a un médico.

Hinchazón de las heces traumatizadas durante el vaciado, como resultado hay coágulos con sangre.

Buzz no duele, pero no desaparece por sí solo. Deshazte de ellos quirúrgicamente.

La deficiencia de vitaminas puede causar hemorragia interna.

Si se identifica un problema, es necesaria la administración adicional de vitamina K.

Otros signos de la presencia de parásitos son: picazón del ano, estreñimiento, diarrea, erupción en las piernas. Sobre las causas de las deposiciones sueltas en bebés, lea el artículo en el enlace.

En lactantes diarrea con inclusiones sangrientas, vómitos.

La alergia usualmente ocurre cuando se alimenta con una mezcla o durante la lactancia, cuando los productos lácteos están presentes en la dieta de la madre.

El ABCM generalmente no se trata específicamente, ya que pasa cuando el bebé tiene un año de edad. La dieta implica la exclusión de proteínas de las mezclas durante la alimentación.

A una madre lactante no se le recomienda el uso de productos lácteos. Si es posible beber kefir con GW y hacer otros platos basados ​​en él, descúbrelo en esta publicación.

Si la causa de la violación de la silla fue una alergia a la leche de vaca, se describe en el siguiente video:

Sangre oculta - peligro disfrazado

La sangre oculta en las heces de un niño se manifiesta al teñir los excrementos en negro y con mayor frecuencia indica las patologías del tracto GI superior. En este caso, las principales causas de la sangre en las heces de un niño son:

  • Síndrome de Mallory-Weiss: aparición de una grieta longitudinal sangrante en la mucosa gástrica (acompañada de tos, fiebre, vómitos con sangre y la presencia de sangre oculta en las heces de un niño de 5 años).
  • úlcera gástrica - en casos raros, ocurre sangrado interno,
  • Enfermedades oncológicas del aparato digestivo.

Cuando necesite urgentemente consultar a un médico.

Masas fecales sangrientas aparecen por varias razones. Los padres no necesitan asustarse y asustarse, preguntan a todos sus amigos y pasan horas en Internet con la frase de búsqueda "por qué el niño tiene sangre en sus heces".

Si el bebé se siente bien, puede observarlo durante varios días. Quizás la tinción roja de las heces está asociada con el uso de ciertos productos que estaban en la dieta del niño o la madre, si el bebé está en GV.

Si se observan los siguientes síntomas, debe ponerse en contacto con un especialista de inmediato:

  • sangrado incesante,
  • vómito sangriento
  • temperatura alta
  • dolor abdominal
  • Sin deposiciones durante varios días.

Metodos de diagnostico

La mezcla de sangre en las heces de un niño es un signo de una serie de enfermedades. Para aclarar las causas y el diagnóstico se llevan a cabo:

Como método de diagnóstico, se realiza la rectoromanoscopia, un procedimiento para la inspección visual de la mucosa rectal.

  • inspección visual, entrevistas con los padres (además de visitar a un pediatra y un gastroenterólogo, es posible que deba consultar a un alergista, un especialista en enfermedades infecciosas, un hematólogo),
  • pruebas (deficiencia de lactasa, disbiosis y lombrices, sangre oculta),
  • palpación rectal,
  • Ultrasonido de los órganos abdominales.
  • colonoscopia
  • Rectoromanoscopia y otros métodos diagnósticos.

El orden y el método de tratamiento.

La terapia depende de la enfermedad específica. Las infecciones en los intestinos se tratan con antibióticos. Durante el período de tratamiento de un bebé lactante, debe observarse una dieta especial, que excluye los productos lácteos. Y para la restauración y reproducción de la microflora intestinal beneficiosa, los médicos prescriben y los prebióticos.

Las fisuras anales y las hemorroides (diagnosticadas en niños muy raramente) se tratan con preparaciones tópicas (supositorios, tabletas) que se permiten en la infancia. Si se detectan pólipos, la intervención quirúrgica es obligatoria.. Por medio de un aparato especial, se eliminan los crecimientos de las paredes del intestino grueso.

Recomendaciones importantes para los padres.

¿Los primeros pasos o qué hacer si se encuentra sangre en las heces del bebé? Recomienda

  • Mantenga una estrecha vigilancia sobre el bienestar del bebé,
  • no entres en pánico
  • asegúrese de que las heces estén verdaderamente ensangrentadas y que no contengan restos de alimentos de color (para empezar, recuerde que el hijo o la hija tenían en el menú las medicinas que tomó el bebé).

Si el bebé se ha quejado, pierde el apetito y aparecen vetas sangrientas en las heces, el primer paso obligatorio es comunicarse con un especialista (pediatra). El médico identificará la causa de la enfermedad y ayudará a prevenir el desarrollo de complicaciones peligrosas.

Si el sangrado es grave y prolongado, ¡llame a una ambulancia de inmediato!

Conclusión

La sangre en las heces del bebé es un síntoma grave que no debe ignorarse. Algunas enfermedades que se producen. Las violaciones pueden amenazar no solo la salud sino también la vida de las migajas.. Para establecer la causa exacta de las deposiciones con sangre y prevenir consecuencias peligrosas, debe consultar a un médico; en este caso, el tratamiento independiente es inaceptable.

Además del artículo, mire el video sobre las causas más comunes de la aparición de sangre en las heces en un niño:

¿Cuándo debo buscar ayuda?

Este problema después del acto de defecación en los niños no es tan raro, como a primera vista puede parecer. Las causas de las heces con sangre en un niño pueden ser completamente diferentes, tanto inofensivas como serias. La mayoría de ellos dependen de la dieta, la edad y otros factores.

Durante la detección de manchas de sangre en las heces del niño no es necesario que entre en pánico y llame a una ambulancia de inmediato.. Durante la ausencia de otros síntomas. Se pueden observar enfermedades en las heces del bebé durante unos días más si el niño conserva su apetito, vigor y actividad. Condición no muy grave si la sangre de las heces va al niño sin aumentar la temperatura. Signos adicionales incluyen erupciones y otras manifestaciones de una reacción alérgica.

Si la descarga de sangre disminuye gradualmente y después de unos días desaparece por completo, ya no puede preocuparse mucho, pero es necesario acudir a la consulta con un médico.

Pero en este momento, los adultos pueden independientemente evaluar la consistencia, el color del taburete de un bebe. Como la descarga de sangre en el papel higiénico se encuentra a menudo, se observan pequeñas gotas o vetas de sangre en la superficie de las heces durante el estreñimiento, como resultado, las heces se vuelven duras. El paso de las heces a través de los intestinos es difícil, puede causar grietas y dañar el esfínter interno anal.

Estos daños pueden provocar la aparición de sangre en el papel después de las heces, o rastros de color escarlata, la sangre fresca puede ocurrir en las heces.

En bebés con lactancia normal, el vaciado debe ser de color marrón amarillento o amarillo. En niños mayores de 2 años, las heces deben ser de color marrón y estar decoradas. La sangre y el moco en las heces en los niños no deben estar marcados.

Si las vetas de la sangre se vuelven regulares, las heces cambian de color, si las heces tienen moco y comienzan a licuarse, se observa dolor durante la defecación, lo que significa que debe consultar a un médico. Dado que estos pueden ser los síntomas clínicos de alguna enfermedad gastrointestinal.

Una necesidad urgente de buscar ayuda médica si:

  • el niño tiene mal estómago,
  • el niño tiene diarrea verde con dolor, con inclusiones sangrientas,
  • el bebé se ve lento
  • El niño tiene diarrea con mucosidad y sangre, y con fiebre.

Estos síntomas pueden ser un signo de la presencia de una infección intestinal (por ejemplo, el rotavirus).

La naturaleza y los tipos de sangrado.

En los niños, el sangrado puede tener un color diferente (saturado escarlata, oscuro o rojo) y una forma diferente (hilos rojos o rayas en las heces, gotas en la parte superior de las heces).

La consistencia de las heces directamente también se considera muy importante: es moco con sangre, diarrea con vetas de sangre, heces duras de color oscuro o heces sueltas con sangre y moco. Todos estos rasgos característicos hablan de ciertos signos de una enfermedad particular.

Variedades de sangrado rectal:

  • Las venas de sangre roja oscura, los hilos rojos o los coágulos son a menudo síntomas característicos de inflamación en el sistema digestivo y enfermedades como la colitis ulcerativa específica o inespecífica.
  • La diarrea verde o de cualquier otro color con sangre en un niño, especialmente a temperatura corporal elevada y síndrome de dolor agudo, puede indicar disentería y enfermedades infecciosas del intestino. Por ejemplo, cuando el rotavirus o las infecciones de diferente etiología en las heces a menudo se pueden marcar como manchas.
  • La detección de sangre fresca y roja en las heces de un niño indica una pérdida de sangre en la parte inferior del sistema digestivo o la aparición de grietas en el pasaje anal.

Con heces normales o diarrea, la sangre no siempre es visible a simple vista. La presencia de la enfermedad puede indicar un color oscuro o negro o un resultado positivo para la sangre oculta.

Sangre oculta en las heces de un bebé puede ser un síntoma clínico de invasiones parasitarias, tumores malignos, pólipos en el intestino grueso, pérdida de sangre en la parte superior del sistema digestivo.

Durante el oscurecimiento de las heces también se puede ocultar el sangrado en la parte superior del tracto gastrointestinal. Las heces negras, ricas, gruesas y alquitranadas se vuelven líquidas, observadas en la pérdida de sangre en el intestino delgado y el estómago, y se consideran las más peligrosas.

La negrura de las heces causadas Procesos químicos que ocurren en el cuerpo. La hemoglobina, que se encuentra en la composición de la sangre, comienza a interactuar con el jugo gástrico y se transforma en un elemento como la hematina de ácido clorhídrico, que tiene un color negro. Si el bebé tiene esta silla, luego de un tiempo, pueden aparecer vómitos, también será de un tono oscuro.

¿Cuándo no entrar en pánico?

Las heces negras no son un síntoma de sangrado intestinal o gástrico todo el tiempo. El oscurecimiento de las heces puede ser causado por ciertos alimentos o medicamentos. Si antes los niños consumían productos como arándanos, grosellas, remolachas, ciruelas, las heces pueden oscurecerse. Las heces oscuras o negras también pueden causar el uso de ciertos antibióticos, carbón activado o agentes que contienen hierro.

Si después de la interrupción de estos medicamentos, los movimientos intestinales no se vuelven normales La sombra, así como otros síntomas de la enfermedad son notables, entonces esta es una razón para visitar a un médico y realizar un examen de sangre invisible (oculta).

Las principales causas de la sangre en las heces en los niños.

Todas las razones para identificar a un niño en las heces de sangre se pueden dividir en tres grupos: enfermedades gastrointestinales raras, causas menos probables y más probables.

Las causas más probables son:

  • Alergia Las heces líquidas en un niño con sangre pueden aparecer debido a la intolerancia a la leche y la proteína de soya. Muy a menudo, este problema se observa en los bebés que se alimentan de mezclas artificiales, y mucho menos en los bebés que se alimentan de forma natural (si una madre come una gran cantidad de leche entera). En este caso, la leche de cabra también debe ser excluida de la dieta del niño. Se determina una reacción alérgica a la soya en niños a los que se recomiendan mezclas de soya debido a la intolerancia a la lactasa (una deficiencia de enzima que se requiere para la descomposición de la lactosa - azúcar de la leche). En estas situaciones, se puede observar sangre en las heces del bebé y las deposiciones son muy fluidas. Las alergias también suelen ir acompañadas de otros síntomas: episodios ocasionales de náuseas, malestar general o debilidad y falta de apetito. Muy a menudo, esta patología puede durar hasta la edad de un año, y luego desaparece por sí sola, teniendo en cuenta la maduración del cuerpo del niño.
  • Grietas en el ano. Esta patología puede ocurrir tanto en niños de un año como en niños mayores. Una fisura es en su esencia un pequeño desgarro de la membrana mucosa del esfínter interno o de la membrana del ano, como resultado del paso complicado de las heces y la tensión significativa. Los síntomas de esta patología son bastante típicos: molestias durante los movimientos intestinales, los niños muy pequeños pueden gemir y gruñir, y aparecen descargas sanguinolentas en la superficie de las heces. En este caso, después de la defecación, la sangre de color escarlata, fresca, se encuentra en la superficie de las heces y en pequeñas cantidades. Este problema se elimina con la ayuda de velas de cicatrización rectal y ajustes al sistema nutricional. No hay grietas durante la diarrea. Porque las manchas de sangre durante la diarrea hablan de otra causa.

Causas menos comunes:

  • Infecciones en los intestinos. La diarrea infecciosa o los vómitos pueden ser causados ​​por bacterias patógenas, virus que ingresan al cuerpo de un bebé debido al consumo de productos obsoletos y una higiene deficiente. Durante la infección intestinal, se observa diarrea con gotas de sangre hasta 2 o más veces al día. Muy a menudo, esto causa dolor agudo en el abdomen y aumenta la temperatura corporal.
  • Los procesos de inflamación en el tracto digestivo. Estos incluyen la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, que comienza a ir acompañada de lesiones de las membranas mucosas del sistema digestivo. Más a menudo, estas enfermedades rara vez se observan en los recién nacidos. Como regla general, estas enfermedades se detectan a la edad de 5-6 años y más. Estos procesos de patología causan en un niño no solo heces con sangre, sino también falta de apetito, pérdida de peso, diarrea.
  • Los pólipos juveniles son formaciones que se encuentran en la mucosa intestinal. Como regla general, aparecen en el intestino grueso, mucho menos a menudo en el sigmoide o el recto. Los pólipos juveniles son una enfermedad bastante difícil de identificar, ya que es asintomática. Y la sangre en las heces aparece solo en los casos en que un tumor crece. Los pólipos solo se pueden detectar mediante colonoscopia o rectoromanoscopia. El pólipo es necesariamente limpiado quirúrgicamente y se realizan exámenes histológicos de los tejidos para determinar la etiología del pólipo.
  • La infección por gusanos es un problema común que se presenta en niños de diferentes grupos de edad. La patología se asocia con daños y efectos tóxicos de los productos de la actividad vital de los gusanos. Además, a menudo la infestación por gusanos se acompaña de tos crónica, erupciones cutáneas, inmunidad debilitada.
  • Diarrea o disbiosis asociada a antibióticos. В данном случае все признаки напоминают симптомы появления кишечной инфекции.

К самой редкой болезниLa enfermedad de Hirschsprung, que causa mucosidad y sangre en las heces de un niño, es la obstrucción de la invaginación intestinal, que se asocia con la penetración de una parte del intestino en el lumen de otra.

Diagnóstico y tratamiento

Es bastante difícil diagnosticar la patología que causó la formación de gotitas con sangre en las heces. El diagnóstico incluye un estudio exhaustivo del cuerpo del bebé para realizar un diagnóstico diferencial.

En este caso, el médico puede prescribir un análisis completo o general de orina y sangre, una prueba de sangre oculta, un coprograma, así como palpación rectal, colonoscopia o endoscopia intestinal, ecografía de los órganos digestivos.

Una muestra de Gregersen (prueba de sangre oculta) es necesariamente prescrita por un especialista durante cualquier sospecha de sangrado. El análisis se realiza primero, es decir, antes de los exámenes intestinales mediante el método de manipulación.

Es necesario prepararse para el análisis durante 3 días.Al excluir del menú diario verduras y tomates verdes, pescado y productos cárnicos, así como medicamentos. Para recolectar el material para la encuesta, puede usar solo las heces, que es el resultado del acto espontáneo de las heces. El descifrado se describe en una forma especial: la reacción a la sangre invisible es positiva o negativa.

El tratamiento de la diarrea con sangre y otras afecciones con masas sanguíneas fecales en sí mismo no se produce. Las impurezas de la sangre o el color escarlata de las heces son un signo de una enfermedad gastrointestinal específica y, por supuesto, el tratamiento farmacológico debe dirigirse al tratamiento de la enfermedad en sí, y no a sus manifestaciones.

Causas de heces con sangre.

La patología del tracto digestivo provoca la aparición de sangre en las heces.

Al detectar coágulos de sangre en las heces, debe hacer sonar la alarma. Esto puede ser debido a patologías graves en el tracto digestivo.

Si va a un médico a tiempo, puede evitar consecuencias desastrosas. No es por nada que los médicos dicen que es mejor prevenir la enfermedad que curarla, especialmente en una etapa avanzada.

Habiendo notado elementos rojos en las heces que parecen sangre, no se asuste de inmediato, sino analice su dieta. Es posible que haya comido previamente remolachas u otros alimentos que puedan manchar las heces en rojo.

Es absolutamente posible observar que la sangre indica la presencia de enfermedades graves en el cuerpo humano. Y en el diagnóstico de indicadores importantes será el color de la sangre y una especie de sangrado en las heces.

Un ligero matiz de sangre en las heces suele ser un indicador de daño al pasaje anal. Esto suele ocurrir con el estreñimiento. Un tono oscuro sirve como un indicador de patologías internas del cuerpo. La descarga de sangre puede ser un síntoma de una de estas enfermedades:

  1. Problemas oncológicos con el duodeno.
  2. Hemorragia gástrica causada por la forma desatendida de gastritis o úlceras.
  3. Hemorroides
  4. Cáncer de estómago, recto o colon.
  5. Tumor, cuyo foco se encuentra en cualquier parte del tracto gastrointestinal
  6. La presencia de parásitos en los intestinos.
  7. Enfermedad de Crohn
  8. Cirrosis
  9. Colitis ulcerosa
  10. Proctitis

Esta es una lista incompleta de posibles enfermedades. Pero son los más comunes entre los pacientes. Muy a menudo, las personas se avergüenzan de dirigir este problema a los médicos, y están absolutamente equivocados al respecto. La enfermedad no desaparece por sí sola, necesita ser tratada.

Al mismo tiempo, nadie le recomendará que se automedique. Y para que el médico entienda cuál es el problema y qué debe tratarse, él necesita obtener los datos de sus exámenes y pruebas. Así que la sangre en las heces no debe ser tímida, sino asustada.

Sangre en las heces del niño.

Comer chocolate puede causar decoloración de las heces.

Habiendo notado las heces con un tinte rojo en un niño, no es necesario en absoluto pánico inmediatamente. En los niños pequeños, los residuos fecales suelen ser rojos.

Por ejemplo, las heces de un niño pueden ser de color rojo si él ha comido plátanos recientemente. Incluso es posible que una madre lactante se comiera un plátano, y con su leche, elementos de un plátano entraron en el cuerpo del niño y, como resultado, sus heces se pusieron rojas.

Además, el color rojo de los desechos fecales en los niños mayores puede ser causado por comer tales alimentos:

  • Bebidas con tintes.
  • Caramelos de gelatina
  • Carbón activado
  • Remolacha
  • El chocolate
  • Antibioticos
  • Vitaminas que contienen hierro

Para que la madre se calme, es suficiente llevar al niño a una consulta con un pediatra.

Hay casos en que un niño tiene sangrado rectal. Esto puede ser causado por una serie de factores negativos. Por ejemplo:

  1. Fisura anal fisura
  2. Reacción alérgica a algún alimento.
  3. Pólipos en los intestinos
  4. Obstrucción intestinal
  5. Inversión intestinal
  6. Deficiencia de lactosa en el cuerpo.

Si encuentra estos síntomas, reúna inmediatamente y prepare al niño para una hospitalización urgente:

  • Secreción de sangre del pasaje anal en forma de una jalea rosada con un tinte oscuro.
  • Hemorragia rectal y rechazo del niño a comer, llorar, erupción cutánea, vómitos
  • Dolor abdominal severo

A menudo, la sangre en las heces de un niño indica disentería. Esto se acompaña de los siguientes síntomas:

En este caso, la sangre en las heces puede ser con pus o moco. Si el niño se queja de dolor agudo en el ombligo, así como de deshidratación, puede sospechar del desarrollo de salmonelosis. Para averiguar cuál es la razón, prescribirá el tratamiento correcto e inmediato, debe consultar a un médico con urgencia.

Qué significa la sangre en las heces, dirá el video:

Secreción de sangre en las heces en un adulto

Cuando las hemorroides se colorean las heces pueden volverse rojas.

Las razones para la aparición de heces rojas en un adulto pueden ser una cantidad enorme. Todo depende del estilo de vida de una persona, de su dieta, adicción e incluso de la edad.

El hecho es que las personas mayores son menos móviles, a diferencia de la generación más joven. Como resultado, se forman las hemorroides.

Esta misma enfermedad puede desarrollarse en personas que llevan un estilo de vida sedentario. Por ejemplo, la cantidad de personas que sufren de hemorroides puede obtener trabajadores de oficina. Ya que él está constantemente sentado en su lugar de trabajo en el espacio de la oficina.

Las hemorroides también pueden ser perturbadas por la categoría de personas adictas al alcohol y al tabaco. Todo esto combinado afecta negativamente al hígado y al tracto gastrointestinal y, como resultado, la aparición de coágulos de sangre roja en los desechos fecales.

Es de destacar que el tono escarlata de la sangre en los desechos fecales puede indicar cirrosis y hemorroides como resultado de una enfermedad hepática.

Además de las heces rojas se pueden producir heces y negras. Este color indica sangrado en el estómago, duodeno o esófago. Este fenómeno puede desencadenarse por una úlcera abierta o gastritis aguda.

La silla de un adulto con sangre siempre señala patologías complejas en el cuerpo. Por ejemplo, la sangre puede actuar como una señal en tumores malignos.

De hecho, hay muchas razones para las deposiciones en un adulto. Pero para prevenirlo, puede llevar un estilo de vida saludable y animado, y también tratar de evitar las experiencias, la tensión nerviosa y el estrés.

¿Qué significan las vetas en las heces?

Cuando hay disentería hay vetas de sangre en las heces.

Muchas enfermedades pueden pasar por mucho tiempo sin mucho malestar y causa preocupación. Sin embargo, incluso pequeñas rayas de sangre pueden decir mucho.

En cualquier caso, ¿debemos averiguar qué se convirtió en el provocador de tales secreciones? Para ello es necesario someterse a un examen médico.

Si las heces son líquidas y no hay sensaciones molestas, pero ha notado vetas en las heces, entonces esto puede ser una manifestación de algún tipo de inflamación en los intestinos. Quizás en el intestino hay una enfermedad infecciosa como la gripe intestinal o la disentería.

Además, las bacterias y los virus que han entrado en su cuerpo pueden causar la presencia de vetas en las heces.

Los casos bastante comunes son cuando la sangre manchada de sangre en los desechos fecales se desencadena por hemorroides, cánceres en el tracto gastrointestinal o pólipos en los intestinos.

Si un niño tiene coágulos de sangre en las heces, entonces es más probable que se deba a disbiosis intestinal de forma avanzada.

Análisis de sangre oculta en heces.

El análisis de las heces para detectar sangre oculta ayudará a identificar diversas enfermedades.

A primera vista, la sangre en los desechos fecales es mala. Pero si observa la situación desde el otro lado, la detección de sangre en las heces ayudará a identificar la presencia de patologías en el tracto gastrointestinal y, en general, en todo el cuerpo.

Sin embargo, también hay casos en los que una persona tiene problemas de salud, pero no nota sangre en sus heces. Si no hay sangre fuera de las heces, esto no significa en absoluto que no haya sangre en absoluto. Por eso es necesario realizar periódicamente la prueba para detectar sangre oculta.

El análisis de la sangre oculta es muy peculiar. El punto del análisis es detectar la hemoglobina en los desechos fecales. Para obtener resultados precisos, debe seguir estrictamente todas las recomendaciones y reglas preliminares, porque La carne consumida el día anterior puede dar resultados falsos y el análisis deberá repetirse.

Para evitar tales malentendidos, es necesario excluir de la dieta todos los alimentos que contienen hierro. Los productos deben ser excluidos por un período de 4 días antes del análisis. También deberá dejar de tomar medicamentos que aumentan la hemoglobina.

Si el resultado de la prueba es positivo, entonces hay algunas enfermedades en el tracto gastrointestinal. Este resultado puede indicar la presencia de patologías en el tracto gastrointestinal o cáncer. Es por eso que una persona es enviada para un nuevo análisis de sangre oculta.

Por lo tanto, los médicos quieren jugar de forma segura y asegurarse de que el resultado sea correcto. Solo después de pasar el nuevo análisis, el médico hará una conclusión final y prescribirá el tratamiento. La sangre oculta puede actuar como un dispositivo de señalización para tales enfermedades:

No seas tímido. La salud es primordial. Realice análisis periódicos y realice un examen, ya que es una promesa de su larga y feliz vida.

Las personas cuya edad es mayor de 50 años, se recomienda que se realice un análisis anual.

Heces con sangre: tratamiento.

Cuando detecte sangre en las heces, debe buscar la ayuda de un médico.

No importa qué síntomas detectó, debe consultar a un médico. La automedicación no ha salvado a nadie todavía, pero solo ha agravado la situación.

Refiriéndose a un médico con un problema como las heces rojas o la presencia de coágulos de sangre en las heces, primero se le enviará para un examen.

Después de completar todas las instrucciones del médico que lo atiende, además de realizar todas las pruebas necesarias, le da al médico el terreno para estudiar su situación y realizar el diagnóstico correcto. El tratamiento de cada enfermedad tiene sus propias características. Por ejemplo:

  1. Hemorragia gástrica. En este caso, el paciente será hospitalizado urgentemente en el servicio de cirugía. Pensar en el tratamiento ambulatorio ni siquiera tiene sentido.
  2. La situación es similar con la colitis ulcerosa, la obstrucción intestinal, los pólipos, la enfermedad de Crohn y el cáncer. Sin embargo, si la colitis ulcerativa no se está ejecutando, entonces es muy posible la cita del tratamiento ambulatorio. Con tratamiento ambulatorio, al paciente se le prescribirán medicamentos y dieta.
  3. Sangre por grietas en el pasaje anal. Si esto es causado por el estreñimiento, entonces no hay necesidad de cirugía o tratamiento ambulatorio. El tratamiento tendrá como objetivo eliminar la causa, es decir, estreñimiento

Recuerde que es mejor prevenir la enfermedad que aclarar las consecuencias de una actitud negligente para su propia salud. Aprecie su vida, realice exámenes periódicos y sea más observador en relación con su cuerpo.

Tipos de sangrado

La fuente y la forma de las inclusiones de sangre pueden ser diferentes. Por ciertos motivos, es posible entender de qué parte del tracto gastrointestinal se originó el sangrado.

  • Sangre de las partes superiores del tracto digestivo (que incluye el estómago y el intestino delgado). Las heces se vuelven negras, como el alquitrán. Este color se debe a la oxidación de la hemoglobina, el principal componente sanguíneo que contiene hierro en su composición.
  • Con el sangrado del sistema digestivo inferior (representado por el colon, el recto y el ano), las heces se ven un poco diferentes. En este caso, puede ver las rayas de sangre en las heces del bebé, o incluso coágulos de sangre en rojo.

Además, ciertos alimentos y medicamentos pueden manchar las heces en rojo o negro, por lo que algunos se confunden con sangre.

Estas sustancias incluyen:

  • carbón activado
  • medicamentos que contienen colorantes,
  • antibióticos
  • preparaciones de hierro,
  • remolacha
  • el chocolate
  • bebidas, que incluyen tintes en polvo,
  • gelatina de sabor rojo,
  • Algunas comidas de color verde oscuro.

Sin embargo, no se centre sólo en cómo se ve la silla. Los diagnósticos deben incluir necesariamente un examen exhaustivo del bebé, información sobre las circunstancias de su nacimiento, el estado de la madre durante el embarazo, así como los resultados de estudios clínicos de sangre y heces.

Fisura anal fisura

La rotura de la membrana mucosa en el ano puede ocurrir a cualquier edad, y se asocia con estreñimiento frecuente. Entonces, si un niño no puede defecar por mucho tiempo, y en el proceso de defecación, se agrava, gime, su cara se pone roja y sus deposiciones son duras, no es de extrañar que haya pinchado con vetas de sangre.

En este caso, la sangre será superficial, mientras que la limpieza de los sacerdotes con sus gotitas puede permanecer en una servilleta húmeda, se puede encontrar una pepita en el pañal. El tratamiento comienza con encontrar la causa del estreñimiento recurrente y su eliminación. Aplique sintomáticamente ungüento curativo de heridas tópicas, aplicándolas en la fisura anal.

Alergia a proteínas de leche de vaca (ABCM)

Todos sabemos que la leche de vaca es un alérgeno fuerte para los bebés. Por esta razón, a la edad de un año, la intolerancia a la leche de vaca se encuentra a menudo, en particular en los niños alimentados artificialmente. Sin embargo, la patología se puede diagnosticar en bebés en periodo de lactancia, si a la madre le gusta beber leche fresca, no agria.

La enfermedad avanza como proctocolitis. Sus principales síntomas son vómitos, diarrea, sangre en las heces. Si se estableció que la causa de las vetas en las heces se asocia específicamente con ABCM, los niños artificiales se transfieren a mezclas especiales que contienen proteína de leche purificada o usan fórmulas sin lácteos. En el caso de los bebés que amamantan, se recomienda a la madre que elimine los productos lácteos de su dieta durante 2 semanas, durante las cuales cuidan al bebé. Los niños generalmente superan la intolerancia a la proteína de la leche en el primer año de vida.

Enfermedad de Crohn

La enfermedad se caracteriza por una inflamación crónica de la membrana mucosa del tracto gastrointestinal, como resultado de la cual las paredes intestinales se ulceran y después de la defecación se ven trazas de sangre. En estadios severos, se observan coágulos de sangre. La patología también se acompaña de falta de apetito, pérdida de peso, dolor abdominal, diarrea.

Vale la pena señalar, sin embargo, que esta enfermedad generalmente ocurre por primera vez en la adolescencia, y no en la infancia.

Los pólipos son crecimientos que se encuentran en el intestino grueso. Como regla general, se diagnostican por primera vez a la edad de 2 años. Esta patología no tiene síntomas específicos, excepto por el sangrado de gotas de sangre fresca. El niño es examinado cuidadosamente y decide qué tan apropiada es la extirpación de pólipos.

Diarrea infecciosa

Causado por virus, diversas bacterias, o incluso gusanos. Sus síntomas reconocibles son:

  • aumento de temperatura
  • dolor abdominal
  • sangre en las heces
  • intoxicación, deshidratación.

La diarrea infecciosa ocurre después de comer alimentos en mal estado o en mal estado o frutas mal lavadas. Nadie es inmune a ello. En caso de infección con helmintos, los parásitos invaden la membrana mucosa y la dañan, lo que conduce a una hemorragia vascular. La diarrea asociada a los antibióticos aparece durante el tratamiento con fármacos antibacterianos, especialmente si no se han agregado fármacos probióticos al régimen de tratamiento.

La enfermedad hemorrágica es un tema aparte.

La enfermedad hemorrágica es especialmente peligrosa para los recién nacidos. Su esencia es que el cuerpo del bebé carece de vitamina K, que es simplemente necesaria para una coagulación sanguínea exitosa.

Su deficiencia puede ocurrir incluso en el período prenatal, especialmente si la madre embarazada toma anticonvulsivos, agentes antibacterianos o anticoagulantes. En el período neonatal, la falta de vitamina K se debe al hecho de que el hígado del bebé aún no puede producirla adecuadamente y su contenido en la leche materna es insuficiente.

El sangrado y los moretones en esta enfermedad son omnipresentes: el sangrado del ombligo, la nariz, la sangre se encuentra en la orina, en las heces, en forma de pequeños puntos o placas de grasa subcutáneamente. Si el tiempo no comienza el tratamiento, que consiste en la introducción en el cuerpo de medicamentos con vitamina K, el sangrado se produce en el cerebro, así como en los órganos internos. Por lo tanto, es imposible retrasar.

Diagnósticos

En la recepción, el médico examina el ano, escucha las quejas, pregunta sobre los hábitos alimenticios del bebé, durante el embarazo y el parto.

Возможно понадобится сдать следующие анализы:

  • копрограмму на скрытую кровь в кале,
  • общий анализ крови (обращают внимание на уровень гемоглобина, эритроцитов, тромбоцитов),
  • coagulograma (prueba de coagulación de la sangre): determina qué factores del complejo de protrombina no son suficientes,
  • análisis de orina (es hematuria).

Como regla general, es suficiente este tipo de análisis para comprender la razón del sangrado. Si el origen de la enfermedad sigue siendo un secreto, recurren a un estudio más detallado: prescriben una colonoscopia bajo el control de una ecografía o una radiografía. Los tipos de investigación dependerán de la edad del bebé y de su estado.

Para resumir. La sangre en las heces de un recién nacido puede aparecer de vez en cuando, y en la mayoría de los casos no representa mucho peligro. Sin embargo, su aparición puede indicar enfermedades graves. Por lo tanto, si vio sangre donde no debería estar, el niño debe ser examinado.

Lo que los padres necesitan saber

En las heces se pueden observar manchas de sangre o coágulos en una pequeña cantidad, pintar de negro la silla o sobresalir durante el acto de defecar. Para hacer un diagnóstico correcto, el médico deberá preguntar en detalle sobre el problema.

Los padres necesitan saber:

  • cuanto tiempo aparecio la sangre
  • como se observa a menudo
  • cuanto contiene en las heces,
  • de que color es (rojo, burdeos),
  • ¿En qué forma están presentes en las heces (rayas, manojos),
  • ¿Hay otros signos de advertencia: moco, parecido a mocos, espuma,
  • carácter de las heces: heces sueltas o estreñimiento
  • como se siente el bebe

Por el color y la composición de la descarga de sangre, es posible determinar en qué partes del intestino hay sangrado. Si ocurrieron violaciones en las secciones inferiores, las rayas de sangre serán escarlata. Sobre las violaciones en los intestinos superiores indican caca negra.

Inmediatamente después del nacimiento, el bebé cala (meconio) se va. Tiene color negro. Normalmente, ya no debería estar en el cuarto día. Si el meconio aparece nuevamente después de 2 semanas, debe consultar a un médico.

Tal violación puede ocurrir en enfermedades como la ictericia, la enfermedad hemorrágica, la sepsis.

Casos en los que no te puedes preocupar.

La silla en recién nacidos sanos tiene un color marrón claro y una consistencia blanda. La caca en un niño puede cambiar su color normal como resultado de las siguientes razones.

  • Nutrición de enfermería mamá. Algunos alimentos afectan el color de las heces. Por ejemplo, las remolachas, los tomates. Aparecen rayas rojas.
  • Medicamentos: antibióticos, preparados que contienen hierro, carbón activado.
  • Los primeros señuelos.

Si, cuando se cambia la dieta y se retiran los medicamentos, la caca también tiene manchas de sangre, consulte a un médico.

¿Por qué ocurre una violación?

El problema puede ocurrir en un niño tanto en lactancia artificial como en lactancia. Si hay vetas o mocos que se parecen a los mocos en las heces, esto puede ser un síntoma de algunas enfermedades. Podemos distinguir las siguientes razones.

  • Heridas y fisuras del ano en un niño. Las manchas de sangre comienzan a aparecer como resultado del estreñimiento frecuente.
  • Heridas en la zona del pezón de la madre. Al amamantar, el bebé puede tragar sangre con leche.
  • Signos de dermatitis atópica. La mucosa intestinal se ve afectada por una erupción que comienza a sangrar.
  • Disbacteriosis. Hay moco, como mocos, y vetas rojas de sangre.
  • Reacción alérgica a la proteína de la leche de vaca. En este caso, además de las violaciones de la silla, hay vómitos. En el cuerpo de tal proteína puede llevarse bien con la mezcla. Si el bebé es amamantado, la proteína de la dieta de la madre pasará a la leche materna y luego al cuerpo del bebé. Peladura de la piel, erupción, enrojecimiento. El niño come mal y le agrega poco peso. Esta condición conduce a la anemia.
  • Enfermedad intestinal inflamatoria (p. Ej., Colitis). Los coágulos de sangre no se mezclan con las heces. Hay deposiciones sueltas, moco, como mocos, vómitos, pérdida de apetito. El niño está ganando poco peso.
  • Infección intestinal. Hay una alta temperatura corporal, vómitos, heces blandas y mucosidad, como mocos, pérdida de apetito.
  • Patología de varias partes del intestino. La afección puede ir acompañada de fiebre alta, letargo, pérdida de apetito, dolor abdominal. Hay una mezcla de moco y vetas de sangre.
  • La falta de vitamina K, que es responsable de la coagulación de la sangre.
  • Helmintiasis La infección con gusanos ocurre en forma intrauterina, o durante el parto. Además de la sangre en las heces y el moco, como los mocos, hay una erupción en el cuerpo, pérdida de peso.
  • Los pólipos en los intestinos se acompañan de sangrado. A veces la sangre no está claramente presente en las heces. Se puede detectar mediante pruebas (reacción a sangre oculta).
  • Deficiencia de lactosa. El cuerpo del niño carece de la enzima lactasa. La mierda tiene impurezas de sangre, moco, que se parecen a mocos, masas de leche no digerida. El niño llora, caprichoso, lento, come mal.

Es necesario consultar a un médico ambulancia en los siguientes casos:

  • diarrea, mucosidad (parece moco) y sangre,
  • hay vómito en un niño
  • la temperatura corporal aumenta bruscamente
  • Dolor en el abdomen (el niño llora, dobla las piernas hacia la barriga).

Las razones de la aparición de heces con vetas de sangre pueden ser las siguientes:

  • Grietas y abrasiones en el ano. El estreñimiento frecuente puede conducir a este problema. El niño gime, experimenta dolor durante el acto de defecar. En estos casos, basta con ajustar la potencia y el problema desaparece.
  • La acción de un alérgeno sobre la mucosa intestinal. Como resultado, se hincha, se inflama y las heces contienen vetas de sangre.
  • Pólipos en los intestinos.
  • Obstrucción de varias secciones del intestino.

Causas de coágulos sanguíneos en las heces: hemorroides internas, disbiosis intestinal, colonización de parásitos (enterobiosis, ascariasis).

Cuando aparece un taburete líquido de color negro en un niño, debe llamarse urgentemente a una ambulancia. La condición indica un sangrado interno fuerte en una de las secciones del tracto digestivo. Las razones pueden ser las siguientes: úlcera gástrica, venas varicosas del sistema digestivo.

¿Qué medidas deben tomarse?

Los síntomas peligrosos que se acompañan de la aparición de sangre en las heces de un bebé son: alta temperatura corporal, vómitos frecuentes, diarrea, palidez de la piel. En estos casos, asegúrese de contactar a un especialista.

La automedicación puede llevar al deterioro y efectos irreversibles. Es posible que necesite consultar a un alergista, un gastroenterólogo, un hematólogo.

Asegúrese de que se le asignen métodos adicionales de examen:

  • Ecografía de la cavidad abdominal.
  • Análisis de heces para disbiosis.
  • El método más efectivo es el coprograma. Según ella, en la mayoría de los casos, puede determinar la causa del sangrado.
  • Análisis general de sangre y orina.
  • Biopsia intestinal. Se toma un pequeño trozo de la mucosa del intestino delgado. El procedimiento se realiza bajo anestesia general.
  • Fibrogastroduodenoscopia.

Qué puede decir el coprograma

A veces en el análisis de heces se detecta sangre oculta. Una reacción positiva a la sangre se convierte en el resultado de enfermedades graves como los cánceres del sistema digestivo, úlceras estomacales, tuberculosis intestinal, fiebre tifoidea.

Una reacción positiva a la sangre no se detecta mediante un examen macroscópico. Para ello, se utilizan tiras de diagnóstico.

Reacción a la bilirrubina. En las heces de los bebés, puede detectarse hasta 3 meses. Una reacción positiva en bebés mayores de 3 meses puede ocurrir en el caso de que los alimentos pasen demasiado rápido a través de los intestinos, o en el caso de un curso grave de disbacteriosis.

Reacción a la esterkobilina (urobilinógeno). Este es el resultado final de la división de hemoglobina en el intestino. Disminución de estrobobilinógeno indica enfermedad hepática. Un aumento indica anemia hemolítica.

Reacción a los leucocitos. Su aparición indica procesos inflamatorios en el colon.

Una silla que contiene moco similar a un moco puede ser un signo:

  • disbacteriosis o deficiencia de lactosa,
  • la mala comida de la mamá (platos fritos, picantes),
  • infeccion intestinal
  • Enfermedades virales respiratorias (moco, tos).

Eventos medicos

En algunos casos, para que la silla mejore, es suficiente corregir la dieta y el estilo de vida.

  • Cancelar todas las drogas.
  • Exclusión de productos que puedan manchar la caca en rojo.
  • La obstrucción intestinal se trata con cirugía.
  • La infección intestinal se trata con medicamentos antivirales, antibióticos y medicamentos antimicrobianos.
  • Si el niño sufre de estreñimiento, debe cambiar la dieta. El uso de preparaciones laxantes es posible (Duphalac, Normaze).

Cuando aparecen síntomas de ansiedad en un niño, los padres no necesitan entrar en pánico, incluso si el niño requiere tratamiento hospitalario. Se debe tener cuidado de monitorear la condición del bebé para describir el problema en detalle. Esto ayudará a hacer un diagnóstico más preciso. No se pueden aplicar de forma independiente los métodos de la medicina tradicional, y más aún para administrar medicamentos. La condición puede empeorar y causar complicaciones.

Pin
Send
Share
Send
Send