El embarazo

Turno obstétrico externo VS cesárea: ¿qué escogen los médicos cuando tienen una presentación pélvica?

Pin
Send
Share
Send
Send


La presentación pélvica del feto ocurre en 3% a 5% de los casos con gestación a término. Las entregas a través del canal de parto con presentación pélvica del feto se asocian con altos riesgos tanto para la madre como para el feto. Por lo tanto, la presentación pélvica ahora se considera patológica, incluso si se observan perfectamente las condiciones necesarias para el parto a través del canal de parto, y el feto es relativamente pequeño en relación con el tamaño de la pelvis de la madre. Con el parto vaginal, los mangos y la cabeza del feto pueden retroceder, lo que puede ocasionar lesiones.

Actualmente, el método más común de parto para la presentación pélvica es una cesárea (90%). Entre las indicaciones para la cesárea, la presentación pélvica ocupa el tercer lugar en todo el mundo. Sin embargo, esta operación no permite eliminar completamente el riesgo de lesiones al feto, ya que al retirarlo, también es posible que las asas y la cabeza del feto estén inclinadas, y para su liberación es necesario aplicar manipulaciones complejas.

Para corregir la presentación pélvica de hoy se utiliza en todo el mundo. FERTURA OBSTETRICA EXTERIOR ENCENDIDA LA CABEZA propuesto por el obstetra ruso Arkhangelskiy B.A.

Rotación obstétrica externa del feto en la cabeza (NAPP, por sus siglas en inglés): un procedimiento en el cual el médico que se encuentra fuera de la pared a través del útero hace que el feto pase de la pelvis a la cabeza. Un intento exitoso de NAPP permite a las mujeres dar a luz por su cuenta, para evitar la cesárea.

¿Qué es necesario para llevar a cabo la rotación obstétrica externa del feto sobre la cabeza?

La rotación obstétrica externa del feto en la cabeza se lleva a cabo antes del inicio del parto, generalmente a partir de las 36 semanas de gestación.

Debe consultar con su médico y realizar una ecografía para confirmar el hecho de la presentación pélvica del feto y determinar las condiciones para llevar a cabo la NAPP, a partir de las 34 a 35 semanas de embarazo.

¿Cuándo es posible la NAPP?

  • De 36 a 37 semanas, ya que con el uso anterior hay una alta probabilidad de que regrese a la presentación pélvica.
  • En presencia de embarazo singleton.
  • Sujeto a la movilidad de los glúteos del feto (si están apretados contra la entrada de la pelvis de la madre, será extremadamente difícil cambiar la posición del feto).
  • Suficiente líquido amniótico. Con poca agua, esta manipulación puede ser traumática para el feto, mientras que con polihidramnios la probabilidad de una rotación inversa del feto en una presentación pélvica es alta.
  • Suficiente líquido amniótico. Con poca agua, esta manipulación puede ser traumática para el feto, mientras que con polihidramnios la probabilidad de una rotación inversa del feto en una presentación pélvica es alta.
  • Cuando la cabeza del feto esta doblada.

Cuando es imposible llevar a cabo NAPP:

  • Cuando se descarga de líquido amniótico.
  • Si el paciente tiene contraindicaciones para el uso de medicamentos utilizados para relajar el útero (tocólisis).
  • Si hay indicaciones obstétricas o indicaciones por parte de la salud de la madre para el parto por cesárea.
  • Con la posición extensor de la cabeza fetal.
  • Si el feto tiene características congénitas de desarrollo.
  • Con embarazos múltiples.
  • En presencia de características de la estructura del útero en una mujer embarazada.

Sin embargo, además, hay una serie de factores que pueden ser favorables o, a la inversa, servir como una contraindicación para la rotación obstétrica externa del feto en la cabeza, y solo un médico puede determinar cuál puede ser examinado directamente por una mujer embarazada.

¿Cómo se lleva a cabo la NAPP?

Para la manipulación se requiere hospitalización en el hospital de maternidad. Previaje el examen adicional de la mujer embarazada en la cantidad requerida, incluido el ultrasonido.

Al realizar una NAPP:

Inmediatamente antes del inicio de la manipulación, se registra la CTG para evaluar el estado del feto.

Se realizó la introducción de fármacos que impiden la reducción del útero (tocolytik).

Luego, bajo el control constante de ultrasonido y KGT, así como la introducción continua de medicamentos que relajan el útero, el médico realiza un turno.

Con ambas manos, sosteniendo la superficie del abdomen de una mujer embarazada, una sosteniendo la cabeza del feto y la otra sosteniendo las nalgas del feto, el médico empuja y gira al feto a la posición "boca abajo". Una mujer embarazada puede sentir alguna molestia durante el procedimiento. El grado de malestar depende de la sensibilidad individual de cada paciente.

Una vez que se completa con éxito el procedimiento, se repite el registro de CTG para garantizar que el feto se sienta bien y haya transferido el procedimiento con éxito. Por lo general, el estado de la madre y el feto se controla durante el día, después del cual el paciente es dado de alta y continúa el embarazo hasta el inicio del parto espontáneo.

Si el médico nota un deterioro del feto de acuerdo con los datos de monitoreo, el procedimiento se termina de inmediato.

Si el primer intento no tuvo éxito, su médico puede sugerir otro intento, siempre que el feto esté completamente sano.

El NAPP se realiza SOLAMENTE en la sala de maternidad, donde existe la posibilidad de un parto de emergencia, si es necesario.

Riesgos asociados a la realización de NAPP.

Sujeto a la monitorización continua de la condición del feto, la tocólisis permanente (administración de fármacos que relajan el útero), los riesgos de esta manipulación son mínimos. Las complicaciones de su uso se encuentran en menos del 1-2% de los casos.

Las complicaciones de la NAPP incluyen:
- Compresión o "torsión" del cordón umbilical. En este caso, el monitoreo continuo de la condición del feto le permite registrar inmediatamente su deterioro y detener el procedimiento.
- La descarga de líquido amniótico o el desarrollo del parto. Esta complicación puede considerarse relativa, ya que el giro en la mayoría de los casos se realiza en la edad gestacional a término completo.

Cualquier desviación del curso normal del procedimiento es la razón para detener la manipulación y decidir la elección de nuevas tácticas.

Conducción de NAPP con suministros de sangre materna Rh negativo.

La presencia de isoinmunización por el factor Rh (es decir, la presencia de anticuerpos anti-rhesus en la sangre de la madre) es una contraindicación para el procedimiento, ya que aumenta el riesgo de anemia en el feto.

En ausencia de isoinmunización (en ausencia de anticuerpos anti-rhesus), la NAPP puede realizarse con profilaxis administrando inmunoglobulina anti-rhesus.

Si tiene una presentación pélvica del feto y desea conocer otras oportunidades para el embarazo, el parto, la rotación obstétrica externa del feto en la cabeza, la presencia de indicaciones y contraindicaciones para su conducta, consulte a nuestros especialistas.

Los motivos de la formación de la previa.

Todas las razones que pueden provocar la situación equivocada se pueden dividir en dos grupos. La primera es causada por las características o patologías de la madre. Estos incluyen:

  • anomalías en la estructura del útero,
  • violación del volumen de líquido amniótico (agua baja o agua alta),
  • enredo del cable, que impide que el niño gire la cabeza hacia abajo,
  • embarazo de gemelos (trillizos),
  • fibroma del útero de grandes tamaños, lo que crea obstáculos mecánicos a la posición normal,
  • malformaciones y anomalías en la estructura de los huesos de la pelvis de la madre,
  • anomalías en el desarrollo de la placenta,
  • una leve ruptura entre los embarazos, especialmente si hubo una cesárea en la anterior,
  • reducción del tono uterino: es más común en aquellos que dan a luz repetidamente o en aquellos que han tenido múltiples abortos, legrado, cesárea u otras operaciones en el útero,
  • factor hereditario

La presentación pélvica puede ser causada por anomalías en el desarrollo del feto. A menudo se encuentra en bebés prematuros, ya que el feto simplemente no tiene tiempo para tomar una posición favorable. Un niño con bajo peso provocado por el retraso del crecimiento intrauterino también se está moviendo demasiado activamente en el útero.

Finalmente, las patologías intrauterinas, como la hidrocefalia, el agrandamiento de la glándula tiroides (bocio) pueden ser la causa de la presentación pélvica. Típicamente, estas patologías se encuentran en el embarazo temprano durante una ecografía. A una mujer se le puede recomendar el aborto.

La presentación pélvica presenta ciertos riesgos para el niño. La mortalidad durante el parto en este caso es 9 veces mayor que con el dolor de cabeza convencional. El 80% de los embarazos con dicho indicador terminan en una cesárea. Con el parto natural, una mujer en trabajo de parto aumenta el riesgo de rotura de los órganos genitales internos y el niño puede desarrollar asfixia, hipoxia y hematomas. Los nacimientos a menudo se complican por la debilidad del parto.

Hasta la semana 36, ​​el feto puede cambiar su posición. Si la madre tuvo una presentación pélvica marcada antes de este período, no significa que continuará hasta el nacimiento. En este caso, tomar una actitud de esperar y ver. Después de la semana 36, ​​las posibilidades de una mejora natural son mínimas. En este caso, se necesita atención médica.

Diagnosticando la posición incorrecta

La presentación se determina no antes de la semana 22 de gestación. El fenómeno es más común en mujeres multiparativas. El curso del embarazo con presentación pélvica o transversal no tiene características específicas.

El diagnóstico de la patología no es difícil. Durante el examen externo, se presta atención a la discrepancia entre la altura de la posición de la parte inferior del útero y la circunferencia del abdomen, la presencia de grandes partes del feto en las partes laterales, escuchando el latido del corazón en el ombligo.

El método diagnóstico más informativo es el ultrasonido. Con él, no solo se establece la posición incorrecta, sino que también se determina la ubicación de la placenta, el peso aproximado del feto, la cantidad de líquido amniótico, la presencia de tumores o nódulos en el cuerpo del útero, el desarrollo intrauterino afectado.

¿Cuándo es un giro obstétrico al aire libre?

Si el ultrasonido encuentra la posición incorrecta del feto, hay una serie de medidas que pueden traducirlo en una presentación de dolor de cabeza sin intervención médica. Las mujeres embarazadas son recomendadas para realizar ejercicios especiales, ejercicios de fitball, natación o aeróbic acuático. La actividad física completa estimula al niño a tomar una posición favorable para el parto.

Entre los ejercicios recomendados, puede resaltar estar en la posición de rodilla-codo durante varios minutos varias veces al día y rápidos golpes de lado a lado a intervalos de 10 minutos. Sin embargo, como muestra la práctica, tales ejercicios no son muy efectivos.

Deben tenerse en cuenta las contraindicaciones para la gimnasia correctiva: amenaza de parto prematuro, baja adherencia de la placenta, pelvis estrecha, toxicosis tardía, hipertensión arterial.

Gimnasia correctiva con presentación pélvica del feto.

Si la previa para la semana 34-35 permanece sin cambios, una de las formas de salir en esta situación es el uso de un giro obstétrico externo. Esta técnica se conoce desde hace mucho tiempo, pero durante muchos años se ha utilizado con bastante poca frecuencia, ya que, al no querer arriesgarse, muchos médicos preferían realizar una cesárea. El equipo moderno hizo posible monitorear y monitorear el estado de la madre y el feto durante el turno, lo que llevó al hecho de que los médicos están volviendo cada vez más a este método y se niegan a realizar una cirugía.

El giro obstétrico externo debe ser realizado por un médico en un hospital.

El procedimiento solo se puede llevar a cabo si se cumplen las siguientes condiciones:

  • Una fruta que no pese más de 3700 g.
  • la integridad de las membranas,
  • Cantidad normal de líquido amniótico
  • falta de aumento o disminución del tono uterino,
  • el tamaño de la pelvis femenina es normal
  • Condición satisfactoria de la mujer y ausencia de anomalías fetales del feto.

El procedimiento se realiza solo cuando está equipado con un equipo de ultrasonido en funcionamiento y, si es posible, proporciona atención médica de emergencia en caso de circunstancias imprevistas.

Contraindicaciones

El giro obstétrico externo no se lleva a cabo, si en la historia del aborto espontáneo habitual y el parto prematuro. Los síntomas de la toxicosis tardía, como la hipertensión arterial, las alteraciones del ritmo cardíaco y el edema como resultado de una función renal deficiente, también están contraindicados.

Otras contraindicaciones incluyen:

  • el embarazo es gemelos, trillizos,
  • Fruta de más de 4 kg.
  • enredo del cable
  • violación de la integridad de la vejiga fetal y fugas de agua,
  • la presencia de fibromas uterinos de grandes tamaños o múltiples ganglios miomatosos,
  • hipoxia fetal severa,
  • riesgo de sangrado y desprendimiento de la placenta,
  • Nacimiento previo con cesárea.
  • Operaciones realizadas previamente en el útero.

Las contraindicaciones relativas incluyen sobrepeso embarazada.

Aproximadamente el 15% de las mujeres tienen HR de sangre negativa. Antes de la manipulación, se tiene en cuenta la presencia o ausencia de anticuerpos antirhesus en la sangre. La rotación obstétrica es imposible en presencia de anticuerpos, lo que generalmente ocurre durante los embarazos repetidos. Si no hay anticuerpos, un factor Rh negativo no es una contraindicación.

¿Cómo llevar a cabo el procedimiento?

El procedimiento de rotación se realiza en varias etapas:

  1. Hospitalización de una mujer en la semana 35-36 del embarazo e información completa a la futura madre sobre la próxima manipulación, su preparación moral.
  2. Realizar ecografías y CTG para evaluar el estado de la mujer embarazada, determinar la ubicación de la placenta, evaluar la preparación del cuerpo femenino para el próximo parto.
  3. Preparación general para el procedimiento, incluido el vaciado del intestino y la vejiga.
  4. Conducción de tocólisis: introducción de los tocolíticos, medicamentos que inhiben la actividad contráctil del útero.
  5. Realización de rotación obstétrica externa.
  6. Controle la ecografía y CTG para evaluar la condición del feto y prevenir complicaciones.

La probabilidad de preservación de la presentación de la cabeza antes del parto es de alrededor del 60-70%. Si el turno se realiza en una fecha posterior, se reduce la efectividad del procedimiento.

¿Cuán dolorosa es la manipulación?

Durante su celebración, una mujer embarazada experimenta una cierta incomodidad, que aún no es una razón para la introducción de la anestesia. Las personas repetidas realizan una rotación obstétrica más fácil. En algunos casos, muestra una anestesia epidural.

La paciente debe acostarse de espaldas en el sofá, y el médico debe tomar una posición cerca de ella, de frente a ella. Una mano del médico está en el área pélvica y la segunda, en la cabeza del feto. Con movimientos cuidadosos, pero rítmicos y persistentes, las nalgas se desplazan hacia la espalda y la espalda hacia la cabeza. La cabeza se desplaza hacia la pared abdominal del feto.

La técnica de rotación obstétrica permite su implementación tanto en el curso como en el sentido contrario a las agujas del reloj, dependiendo de la posición del feto. En la posición transversal, el feto se transfiere primero a la pelvis y luego a la posición de la cabeza.

Una ecografía de seguimiento asegura que todos los procedimientos se realizaron correctamente. Monitorización obligatoria del latido fetal y cardiotocografía. Pero a menudo un resultado exitoso del turno no garantiza que el niño mantendrá el dolor de cabeza hasta el nacimiento. Tal vez su regreso a la posición pélvica.

¿Qué medidas se deben tomar para reducir el riesgo de recurrencia pélvica?

Para asegurar la posición amigable para los niños del niño, use un vendaje especial. Es una cinta de 10 cm de ancho, que se fija al nivel del ombligo. Dicha fijación evita que el feto regrese a la posición transversal o pélvica. El vendaje se debe usar durante 2 semanas, es decir, casi hasta el nacimiento.

¿Es peligroso el giro obstétrico externo?

Argumentó que está prohibido debido al aumento del peligro para el feto.

De hecho, realizar un giro conlleva ciertos riesgos, pero la cesárea e incluso el parto natural en la posición pélvica no son menos peligrosos.

Es casi imposible herir a un niño, porque está protegido de manera confiable por el líquido amniótico. El procedimiento dura solo unos minutos y la mujer pasa un total de aproximadamente tres horas en un centro médico (se toma en cuenta el momento del examen de ultrasonido de control preliminar y de control).

Como regla general, una segunda visita al médico está programada en 1-2 días para evaluar el éxito del turno. Si todo salió bien, esperando el parto natural. De lo contrario, el paciente se está preparando para una cesárea.

La tasa de fracaso es de alrededor del 30%. Como regla general, se asocian con las contraindicaciones indicadas anteriormente. Si el giro no fue posible, el paciente debe descansar completamente para evitar dañar la vejiga fetal y no provocar un parto prematuro.

A veces la manipulación puede provocar un parto prematuro. Это не критично, поскольку поворот осуществляют не ранее 35-й недели, когда плод уже вполне жизнеспособен.

Posibles complicaciones

Un giro obstétrico externo se lleva a cabo solo en una institución especializada, por lo que el riesgo de complicaciones no es más del 1%. En algunos casos, las siguientes consecuencias negativas son posibles:

  • desprendimiento prematuro de la placenta,
  • sufrimiento fetal
  • ruptura prematura de las membranas
  • la aparición de sangrado severo,
  • ruptura uterina
  • Complicaciones infecciosas en el posparto.

El sangrado y el dolor intenso de calambres, agravado por la palpación, indican un desprendimiento prematuro de la placenta. Con una pequeña pérdida de sangre, sin signos de hipoxia en el feto y una condición satisfactoria de la mujer embarazada, deciden preservar la gestación. Si el desprendimiento progresa, se necesita una cesárea urgente para prevenir la hipoxia (falta de oxígeno) del feto. El suministro insuficiente de oxígeno conduce al desarrollo de problemas neurológicos y al retraso del niño en el desarrollo físico y mental.

El sufrimiento fetal (asfixia intrauterina) también tiene un efecto perjudicial sobre la condición del niño. Debido a la falta de oxígeno, se produce una hemorragia en el cerebro, el corazón, el hígado, los riñones. El principal signo de asfixia en el recién nacido es la insuficiencia respiratoria, que tiene un efecto negativo en la actividad cardíaca del bebé y en el funcionamiento de su sistema nervioso.

En el futuro, los niños que han sufrido asfixia en el parto desarrollan síndrome de hiperirritabilidad, hidrocefalia, tendencia a las convulsiones y otros problemas neurológicos.

La ruptura uterina es un fenómeno muy raro, en la mayoría de los casos se produce en presencia de cicatrices dejadas por la cesárea o cirugía previa. Para eliminar las rupturas, se sutura el órgano, seguido de la prescripción de antibióticos y medicamentos que previenen los coágulos de sangre.

Para acordar realizar un giro obstétrico externo o depender de una cesárea, la mujer misma decide después de evaluar todas las ventajas y desventajas, así como después de consultar a un médico. Incluso si existen ciertos riesgos durante el procedimiento, no se debe olvidar que el parto vaginal siempre es preferible a la cirugía.

Presentación de la cabeza del feto, sus tipos, diferencias con otros tipos de presentación.

La posición del niño en el útero de una mujer comienza a ser importante solo después de las 32 semanas de gestación, cuando el bebé ya es muy grande y se le hace más difícil rodar en el estómago. Hasta este período, el niño puede girar en el útero como le plazca.

Presentación de la cabeza del feto: la ubicación más común y natural del feto en el abdomen de una mujer embarazada. El niño está en el útero con la cabeza hacia abajo en la entrada de la pelvis pequeña, las piernas, respectivamente, están ubicadas en el abdomen. En el 96-98% de los casos, el niño tiene un dolor de cabeza antes del nacimiento, lo que es más favorable para su buen curso. Otros tipos de presentación son patológicos y, a menudo, darlos a luz puede requerir cirugía. Además de lo favorable, también existen tipos anómalos del niño en el útero antes del nacimiento, como: pélvico, transverso y oblicuo.

Todos los tipos de presentación fetal, excepto la cabeza, se consideran patológicos.

Variantes de la presentación de la cabeza del feto:

  • occipital
  • cefalea anterior (parietal),
  • frontal,
  • facial

Para el nacimiento de un niño se prefiere la presentación occipital de la cabeza. El bebé se encuentra en la cabeza del abdomen, que se inclina hacia el pecho, hacia abajo. La cara del bebé se encuentra mayormente frente a la columna vertebral de la madre. Por lo tanto, salir del bebé será el punto más estrecho de la cabeza: la parte posterior de la cabeza. La ubicación occipital del feto al nacer es la menos traumática para un niño y para una mujer, el parto generalmente se lleva a cabo sin lesiones y complicaciones graves. El feto se mueve a lo largo del canal de parto con la nuca hacia adelante, con el cuello doblado y la barbilla presionada contra el pecho.

Presentación occipital de la posición más favorable del feto antes del parto.

La posición anterior o parietal del feto se observa cuando el bebé está frente al tracto genital con una gran fontanela, la cabeza no está lo suficientemente inclinada hacia el pecho, pero está en una posición recta. Pasar por el cuello uterino y la vagina con una presentación de este tipo antes del comienzo será la parte superior. El parto es posible tanto por intervención quirúrgica como por la propia fuerza de la mujer. Pero en esta y en otra situación es necesario monitorear la condición del bebé para evitar la falta de oxígeno. El parto con la posición anterolítica de un bebé es a menudo prolongado y traumático para un niño o una madre.

Presentación occipital de la posición más favorable del feto antes del parto.

La posición anterior o parietal del feto se observa cuando el bebé está frente al tracto genital con una gran fontanela, la cabeza no está lo suficientemente inclinada hacia el pecho, pero está en una posición recta. Pasar por el cuello uterino y la vagina con una presentación de este tipo antes del comienzo será la parte superior. El parto es posible tanto por intervención quirúrgica como por la propia fuerza de la mujer. Pero en esta y en otra situación es necesario monitorear la condición del bebé para evitar la falta de oxígeno. El parto con la posición anterolítica de un bebé es a menudo prolongado y traumático para un niño o una madre.

La posición prenatal del feto durante el parto puede ser traumática para la mamá y el bebé

Presentación frontal del feto: una posición rara, pero al mismo tiempo, más peligrosa del niño antes del parto. Ocurre en solo el 1-2% de los embarazos. El cuello del niño se endereza y el bebé se dirige hacia el canal de parto con su frente. El feto, en caso de parto, deberá pasar por los genitales el lugar más ancho de la cabeza. El nacimiento de un bebé de forma natural con esta presentación es inaceptable.

Con la asistencia frontal previa, el parto siempre se realiza con la ayuda de una intervención quirúrgica.

La presentación facial se observa incluso con menos frecuencia frontal: solo el 0.3% de todos los embarazos. Con este arreglo, la cabeza del bebé es fuertemente rechazada y la parte posterior de la cabeza está casi presionada hacia atrás. En el caso del parto, el niño avanza en el canal del parto, la cara hacia adelante, y la nariz y la barbilla se convierten en el punto principal. El parto puede ser tanto natural como a través de la cirugía. En cada caso, se toma una decisión individual sobre el tipo de parto, dependiendo de muchos factores: los parámetros de la pelvis de la mujer, el peso del niño, la intensidad de las contracciones. A pesar de todas las circunstancias del embarazo, el nacimiento de un bebé de forma natural con la posición facial es casi tan peligroso y traumático como con la posición frontal. A menudo hay lesiones de la columna vertebral del niño. A menudo, la previa entra en la cara del frontal en el momento del parto. Con menos frecuencia, la posición facial se diagnostica por ultrasonido algún tiempo antes del nacimiento. Este tipo de patología afecta más a menudo a las mujeres multíparas.

La presentación fetal del feto es una indicación del 100% para la cesárea.

Causas de los tipos patológicos de presentación de la cabeza por parte de la madre y el feto.

Causas de la presentación patológica del feto por una mujer:

  • pelvis estrecha embarazada,
  • tono demasiado débil del útero, compresión irregular de sus lados,
  • exceso de líquido amniótico
  • segundo y más parto,
  • embarazo múltiple
  • mioma del útero,
  • silla de montar o útero de dos cuernos,
  • Presencia en el cuerpo del útero septum.

Causas de la posición patológica del feto:

  • hinchazón del cuello o tiroides del bebé,
  • demasiado pequeña, o viceversa, una cabeza muy grande, que se asocia con la enfermedad.

Diagnóstico de presentación de la cabeza.

El especialista puede estimar la ubicación del niño manualmente después de 22 semanas de una situación interesante. Sin embargo, hasta las 32 semanas de embarazo, el niño puede cambiar su ubicación varias veces. Después de 32 a 35 semanas, el bebé suele realizar una presentación que persistirá hasta el parto.

En el 95% de los embarazos después de 35 semanas, la ubicación del bebé en el útero no cambia.

Para comprender la presentación del bebé, el obstetra-ginecólogo trata de encontrar la cabeza del niño en la parte inferior del abdomen (la unión de los huesos laterales de la pelvis) con la palma abierta. Cuando el niño está cabeza abajo, es palpable y se define como una parte densa y redonda. Además, el médico utiliza una técnica como la votación. Si la parte palpable del feto se mueve suavemente un par de veces, la cabeza está corriendo (oscilando) en el líquido amniótico. El corazón del bebé, cuando se coloca la cabeza hacia abajo, suele latir justo debajo del ombligo de la madre, que el médico también puede descubrir con la ayuda del doppler fetal. El ginecólogo puede aclarar la posición del bebé con la ayuda de un examen vaginal.

Si existe alguna duda sobre la situación en el útero del niño que está embarazada, es recomendable someterse a otro ultrasonido.

Mamá puede evaluar independientemente la ubicación de su bebé. Para hacer esto, debe colocarse en la espalda, con las piernas dobladas en las rodillas. Los dedos de una mano deben tratar de sondear suavemente la cabeza en el abdomen inferior. Si esto tiene éxito, la posición de la cabeza. Averiguar el tipo de posición de la cabeza en casa no funcionará.

Con la ayuda de un examen externo, el médico puede determinar la presentación del feto.

Ejercicios para la corrección de visiones anormales del niño.

Si, después de treinta y dos semanas, se encuentra que la mujer embarazada tiene una posición anormal del niño, los médicos pueden recomendar que se realicen ejercicios útiles para tomar la posición normal para el parto. Sin embargo, vale la pena recordar que a veces hay características individuales del cuerpo femenino o del niño, que pueden interferir con la revolución del bebé en la ubicación correcta, a pesar de la calidad de los ejercicios realizados por la mujer.

También hay restricciones a la implementación de gimnasia por una mujer embarazada:

  • riesgo de entrega inoportuna,
  • placenta previa.

Si no hay restricciones, una mujer puede intentar hacer ejercicios simples:

  1. Acuéstese de lado sobre una superficie dura. Acuéstese durante 12 a 15 minutos en un lado, luego cruce al lado opuesto y recuéstese por el mismo tiempo. Pasar de un lado a otro debe ser al menos tres veces en un juego. Realizar estas manipulaciones es de dos a tres veces al día. La efectividad de las acciones simples a menudo es alta y el resultado se manifiesta ya en los primeros 5 a 7 días.
  2. Acuéstese boca arriba, debajo de las piernas y la parte inferior de la espalda, coloque mantas de manera que sus pies estén a una distancia de 25 a 30 cm por encima de su cabeza. Es necesario que se acueste en esta posición durante 20 a 25 minutos, 1-2 veces al día.
  3. Tome una posición del codo de la rodilla en el piso y permanezca en esta posición durante 20-25 minutos. Realizar el ejercicio es de 3-4 veces al día. Se recomienda estar en esta posición durante al menos 20 minutos en un juego.
  4. Ejercicio "Kitty", para el cual, inicialmente, también debe tomar una posición de rodilla-codo. Mientras se encuentre en la posición inicial, doble la espalda en la región lumbar, luego enderece la espalda, sin doblarla. Es necesario realizar el ejercicio entre 15 y 20 veces en una serie, 2 o 3 veces al día. "Kitty" es útil para todas las mujeres embarazadas que no tienen contraindicaciones, al realizar este ejercicio, el útero está saturado de oxígeno.
  5. Más largo de lo normal, estás en una posición de pie o ligeramente inclinado hacia adelante.
  6. Intenta dormir sobre el lado donde está la cabeza del bebé.
  7. Nade en su estómago y espalda. La natación contribuye a bajar la cabeza del feto
  8. Comenzando de pie, con los pies separados al ancho de los hombros, las manos en un cinturón. Realiza inclinaciones lentas hacia adelante y hacia atrás. Inhale para actuar mientras está de pie, exhale mientras se dobla. Para un enfoque, se recomienda realizar 10–20 pendientes suaves.
  9. La posición inicial es la misma. Realiza inclinaciones suaves hacia los lados. Mientras inhala, usted está en posición horizontal y levanta los brazos, mientras exhala, baje los brazos e inclínese hacia un lado. Al mismo tiempo es realizar 10 vueltas en cada lado.

Al realizar cualquiera de los ejercicios, una mujer embarazada no debe experimentar incomodidad, esfuerzo físico intenso o dolor. Para lograr el mejor efecto, se recomienda realizar gimnasia no antes de 2-3 horas después de una comida. El movimiento ayuda a mejorar el tono del útero e induce el movimiento del bebé.

La gente dice que puede ayudar al niño con la ayuda de unos auriculares con música o una fuente de luz, en lugar del abdomen inferior. Dicen que el bebé que todavía está en el útero comienza a captar sonidos y cambios en la iluminación y, por curiosidad, puede girar en la dirección de un estímulo externo.

Si los esfuerzos de la mamá no fueron en vano y el niño, a través del ejercicio físico, ocupó la posición necesaria, vale la pena ayudarlo a permanecer en una posición natural. En primer lugar, debe llevar un vendaje. El uso de una venda debe estar en posición supina y usar al menos medio día. También tiene sentido realizar un par de ejercicios simples:

  • siéntese en el suelo, doble las piernas en las rodillas y conecte los pies entre sí. Presione sus rodillas hasta el piso lo más posible y siéntese en esta posición durante 5 a 15 minutos,
  • Siéntate en una silla, presiona tus pies contra el suelo. Levante lentamente las piernas dobladas 20-30 cm y luego baje a la posición inicial. Para un enfoque, se recomienda realizar 20-30 repeticiones.

También sucede que el bebé se convierte en una posición de nacimiento natural en las últimas semanas de embarazo. Aún así, la naturaleza toma su propio y no se asuste antes de tiempo.

Así fue mi amigo. Después de 32 semanas, le dijeron que el bebé estaba en presentación pélvica. Comenzó a realizar ejercicios físicos, para que la niña se diera la vuelta, pero no le dieron resultados. Y una semana después, después de que la niña dejó de hacer gimnasia, en el siguiente ultrasonido, quedó encantada de que el feto hubiera girado la cabeza.

Golpe obstétrico

Otra forma de convertir al niño en la presentación deseada es un golpe de obstetricia. Por lo general, se realiza después de las 35 semanas de gestación por especialistas experimentados estrictamente en el ámbito hospitalario. Además, la manipulación se realiza bajo el control de ultrasonido y CTG.

Antes del inicio del procedimiento de golpe de estado, el médico controla la posición del feto por ultrasonido y hace CTG, para que el médico entienda perfectamente lo que está sucediendo dentro. Después de eso, con la ayuda de movimientos suaves con las manos en el vientre de la mujer embarazada, el médico intenta hacer que el niño gire la cabeza hacia abajo. Por lo general, la manipulación dura desde unos pocos segundos hasta varios minutos. Después del golpe, el estado del feto se evalúa nuevamente en los aparatos de ultrasonido y CTG. A continuación, la mujer se va a casa.

Algunas mujeres temen dar un giro hacia afuera, lo que sugiere que las acciones del médico podrían perjudicar al niño. Pero no lo es. El feto en el útero está en un estado de ingravidez y no puede ser dañado por las acciones experimentadas de un médico.

El golpe obstétrico de un feto tiene algunos riesgos pequeños que se negocian con el paciente antes de la manipulación, pero el riesgo de un golpe externo es muy pequeño y no es comparable al peligro de dar a luz a un niño en una presentación inadecuada o en una cesárea. En todo el mundo, no se conocen las complicaciones reales que traería la revolución obstétrica del feto.

Aproximadamente entre el 35 y el 40%, el giro exterior no es posible. Esto se debe principalmente a la presencia de contraindicaciones para esta manipulación. Más raramente, hay casos en que el feto en sí no puede ser entregado. Depende de la duración del embarazo. Cuanto más alto sea el período gestacional, más difícil será realizar con éxito un giro obstétrico externo del bebé.

Características del parto en la cara, frontal y anterolato de presentación.

El nacimiento de un niño en la posición facial, frontal y anterior (parietal) es patológico. En la presentación facial de la cabeza del feto entra en la pelvis pequeña, el tamaño más grande de 32–33 cm, la parte delantera es la barbilla. En los juegos previos, la frente, el tamaño de la cabeza más grande que pasa por el canal de parto es de 39 a 41 cm, y la frente es la parte principal. Con la presentación de la anterolisis, la circunferencia de cabeza máxima que pasa a través de los genitales es de 34 a 35 cm, y el punto principal es la corona.

En muchos casos, durante el parto, el tipo de presentación anormal puede cambiar. Así, la posición parietal, cuando la cabeza se inclina hacia adelante, pasa al occipital y, durante la extensión, al frontal.

La posición de la frente del bebé suele ir acompañada de una ruptura inoportuna del líquido amniótico. La decisión sobre el tipo y la estrategia de nacimiento en cada caso se toma individualmente, y es posible el parto independiente y la cesárea. Una mujer podrá dar a luz sola si el feto es pequeño y la cabeza puede atravesar el tracto genital. Durante el parto normal, los períodos iniciales de nacimiento toman más tiempo que con la presentación occipital, la probabilidad de traumatismo en los órganos genitales femeninos aumenta, la probabilidad de traumatismo en el niño y su hipoxia. Hay casos en que la cabeza del bebé entra en la pelvis y después de eso la mujer en el parto tiene una debilidad en el parto. En tal situación, los expertos extraen al feto utilizando fórceps obstétricos o un extractor de vacío (un aparato que saca a un niño de los genitales con aire enrarecido).

Durante el trabajo de parto prolongado y el trabajo de parto débil, los obstetras-ginecólogos usan un extractor de vacío para extraer a un niño.

Небольшой таз роженицы, крупная головка малыша, слабые схватки, переношенная беременность — служат показаниями к применению оперативного метода родоразрешения.

Особенно опасное для родов — лобное предлежание. Головка малыша лежит у входа в половые пути наибольшим своим размером. Por lo tanto, el parto independiente en esta posición del niño es prácticamente imposible, y si pasan, entonces con lesiones graves del niño y la madre. Una mujer puede tener una ruptura del perineo o del útero. Hay una descarga retardada de líquido amniótico, que puede provocar la falta de oxígeno o la infección del feto. La duración del trabajo aumenta. La única posibilidad de un parto independiente es corregir la posición del feto en la parietal o facial, pero aún así no será posible evitar daños al niño.

Debido al peligro de graves consecuencias del parto natural, en casi el 100% de los casos, el parto en la posición frontal del feto se lleva a cabo mediante cirugía. Lo principal es tener tiempo para llevar a cabo una intervención quirúrgica, antes del momento en que la cabeza entró en la pelvis pequeña. Si la cabeza entra en la pelvis, permanece en estado estático durante mucho tiempo, se observan signos de hipoxia fetal: los expertos suelen recurrir a la ayuda de fórceps obstétricos. En el caso de que el fórceps no ayudara y el feto falla, es necesario realizar una operación fetal-destructiva para salvar la vida de al menos un parturient.

En el caso de la presentación facial del feto, también se puede producir una rotura prenatal del líquido amniótico y la falta de oxígeno del feto, y se produce un prolapso del cordón umbilical. La duración del nacimiento aumenta casi una vez y media, en comparación con el nacimiento en una posición favorable. Un factor significativo es la preservación del feto en la forma posterior, de lo contrario, la transición a la posición frontal es posible y el parto independiente será impracticable. Si el tipo de presentación se cambia por una frontal, se requiere una cesárea inmediata o, si la cabeza se atasca tarde, los especialistas realizan una operación de destrucción de frutos.

En caso de parto bajo el plan, el cráneo del niño necesita adaptarse al canal de parto y cambiar su forma, por lo que se forma un tumor de nacimiento. Además, los huesos parietales pueden aparecer uno encima del otro. En ambas situaciones, la cabeza del bebé adquiere una forma normal durante algún tiempo después del nacimiento.

En el 92-95% de los nacimientos en la posición facial del feto se realizan de forma natural, en otras situaciones, es necesaria una cesárea.

Medidas para la prevención de anomalías fetales.

De hecho, no existen medidas específicas para prevenir el riesgo de una presentación inadecuada del feto. Todo es natural, y la posición correcta del niño en el útero de la madre está establecida por la naturaleza, solo es necesario asegurar el curso normal del embarazo durante toda su vida.

Es deseable que una mujer embarazada mantenga una actitud psicológica favorable, que coma de forma completa y variada, que observe el régimen de trabajo y descanso. Comer en exceso tampoco vale la pena, especialmente en las últimas semanas de embarazo. Después de todo, un feto grande y retenido puede ser un factor de riesgo para una presentación incorrecta. También debe seguir estrictamente las recomendaciones del médico, en la cita de expertos para beber vitaminas o medicamentos. Si es necesario, es posible realizar ejercicios gimnásticos especiales propuestos por un obstetra-ginecólogo.

Comuníquese más con el bebé, pídale que tome la posición correcta en la barriga; esto ayudará a que usted y el niño sintonicen una ola positiva antes del nacimiento.

Nacimiento orgásmico o dar a luz sin miedo y sin dolor. El video

Debra Pascali-Bonaro filmó la película de video Orgasmic Childbirth, que llevó a un replanteamiento masivo del proceso de parto. Debra ha organizado el movimiento del parto orgásmico, que ayuda a las mujeres a prepararse y tener un parto placentero, ayuda a dar a luz niños felices y libres. La película "El parto orgásmico" nos recuerda que el nacimiento de un niño es la experiencia emocional y espiritual más importante de nuestras vidas.

Cómo extraer el estómago después del parto. Ejercicios. Foto El video

Además de los problemas con el bebé, la madre a menudo se preocupa por el estómago después del parto. Si tiene dolor de estómago después del parto, y a menudo sucede que la parte inferior del abdomen después del parto duele, siempre debe consultar con su médico. El dolor en la parte inferior del abdomen después del parto a menudo se asocia con la restauración del cuerpo después del parto, pero puede indicar la presencia de varios tipos de problemas.

El video El parto Video de nacimiento.

La preparación para el parto es un paso muy importante, especialmente si el nacimiento es el primero. Después de revisar el video del parto, la mujer se calmará un poco y se desplazará por el guión del próximo nacimiento. Presentarte en la sala de parto ayudará a los videoclips presentados en nuestro sitio web. Todos los videos de parto se pueden ver en línea de forma gratuita.

Trabajo en sociedad

Por primera vez, los nacimientos de pareja aparecieron en los años 70 del siglo pasado. Muchos asocian la aparición del parto en pareja con la revolución sexual y el movimiento hippie en masa. En nuestra opinión, el parto en pareja es el resultado del acercamiento espiritual en las familias, cuya causa fue un cambio cualitativo en la vida de la esposa y el esposo debido al aumento general del bienestar de la sociedad. Tenemos parejas nacidas que aparecieron más tarde que en el oeste, pero cada vez más familias están tratando de compartir tales ansiedades y alegrías. Como servicio, parto materno, los hospitales de maternidad proporcionan casi todo. Pareja libre de parto también es posible. Sin embargo, en el hospital de maternidad se le puede “pedir” que haga asistencia irrevocable al hospital de maternidad. El parto asociado con su esposo fortalece notablemente la relación en la familia, y si al esposo no le importa, definitivamente debe llevarlo con usted. Si tiene alguna duda, lea los nacimientos en sociedad - reseñas de papás, y vea los nacimientos en sociedad, videos en línea.

Rotación externa del feto: indicaciones y contraindicaciones.

En la posición pélvica del niño antes del nacimiento, se puede realizar una rotación obstétrica del feto. Esta serie de manipulaciones, reconocida por los obstetras de todo el mundo, permite reducir la frecuencia del parto por cesárea.

Anteriormente, con un desarrollo insuficiente de medios técnicos, era difícil controlar la efectividad y la seguridad de la manipulación. Actualmente, todo se lleva a cabo bajo el control de ultrasonido y CTG, por lo que el riesgo de complicaciones es mucho menor que después de una cesárea.

El procedimiento se realiza a las 35-36 semanas. La probabilidad de preservación de la cabeza previa es de 60%. Cuando se realiza en una fecha posterior, la efectividad es mucho menor. Las condiciones obligatorias son:

  • buena movilidad del feto
  • pared abdominal dúctil,
  • pelvis embarazada de tamaño normal
  • Buen estado general de la madre y del feto.

No es necesario realizar un giro obstétrico con la presentación pélvica, si el parto se planifica por cesárea. La manipulación está contraindicada en los siguientes casos:

  • un historial de trabajo de parto prematuro o muerte prenatal,
  • útero operado,
  • el embarazo se complicó con toxicosis, preeclampsia o sangrado
  • embarazo múltiple
  • pelvis estrecha
  • agua baja y agua alta
  • fruta grande,
  • Desarrollo anormal del útero, fibromas.

Técnica de torneado obstétrico

El giro obstétrico se realiza en un hospital donde existe la oportunidad, si hay indicaciones, de transferir a una mujer a un bloque de barras o de desplegar una sala de operaciones.

  • Antes del inicio, se requiere un examen de ultrasonido para determinar la posición del feto, la cantidad de agua y la ubicación de la placenta, y CTG para evaluar la condición del feto.
  • A una mujer se le administra un enema, se le pide que vacíe la vejiga o que libere orina con un catéter.
  • Asegúrese de introducir tocolíticos, que evitarán el desarrollo del tono uterino.
  • Embarazada toma posición sobre su espalda en el sofá.
  • El médico está cerca, frente a la mujer embarazada. Tiene una mano en el extremo pélvico y la otra en la cabeza del feto.
  • Con mucho cuidado se realiza el desplazamiento de la pelvis hacia arriba, al mismo tiempo que se ejerce presión sobre la cabeza. El feto gira hacia su pared abdominal.

La rotación obstétrica del feto puede tener consecuencias en forma de una recurrencia de la presentación pélvica. Para evitar esto, se recomienda imponer un vendaje al nivel del ombligo o ligeramente por debajo de él. Esto puede ser una cinta elástica de 10 centímetros. Le dará al útero una forma vertical más alargada. Si se retira el vendaje, el niño puede adoptar una posición lateral.

Muchos temen el trauma del feto al hacer un giro. Si no hay contraindicaciones, el procedimiento es completamente seguro. El niño no puede lesionarse, todas las manipulaciones se suavizan con el líquido amniótico.

Si se nota un deterioro de la condición de la madre o del niño durante la manipulación, se detiene de inmediato. El segundo intento se lleva a cabo solo bajo la condición de bienestar completo.

Después de girar, vuelven a hacer una ecografía, registran CTG para evaluar la condición del niño. Después de 1 o 2 días, se recomienda volver a aparecer para la inspección y evaluación del feto. Si todo va bien, entonces el parto puede atravesar el canal natural del parto. De lo contrario, se ofrecerá una cesárea.

El giro obstétrico puede complicarse torciendo o comprimiendo el cordón umbilical y el desarrollo de hipoxia fetal. El monitoreo continuo le permite monitorear la condición del niño y tomar las medidas necesarias. Ocasionalmente, el agua puede fluir o el trabajo puede desarrollarse. Esto no es crítico, ya que la manipulación tiene lugar a las 36 semanas, cuando no hay riesgo para el feto.

Pin
Send
Share
Send
Send