El embarazo

5 (7 obstétricas) semanas de embarazo (ecografía): ¿qué aspecto tiene el embrión en la foto?

Pin
Send
Share
Send
Send


5-6 semanas de embarazo: este es el período en el que la mayoría de las mujeres embarazadas solo aprenden sobre su situación. Las primeras emociones, las primeras sensaciones, la primera alegría. Y, por supuesto, este período requiere la máxima responsabilidad: en este momento los cambios más importantes se están produciendo en el cuerpo del bebé, está creciendo rápidamente. Se sientan los cimientos de todos los órganos y sistemas. El examen de ultrasonido a menudo se realiza para este período de diagnóstico: el diámetro del óvulo se estima (6 mm es la norma para este período), su ubicación (lugar de implantación).

Que pasa

Durante este período, una mujer ya nota cambios en su estado de salud, pero por el momento no es perceptible para los demás. La barriga aún no ha aumentado, el útero alcanza el tamaño de una ciruela. El bebé todavía es bastante pequeño: ahora es un huevo fertilizado de 6-7 mm. El sistema nervioso se está desarrollando muy activamente: los cimientos del sistema nervioso central se establecen en la caja craneal en desarrollo. En este período, el corazón ya está empezando a funcionar, y esto se puede distinguir por ultrasonido.

En la quinta semana se forman los rudimentos de los brazos y las piernas del bebé, y al final de la sexta semana se forman los rudimentos de los dedos. La formación de la cara comienza: las cuencas de los ojos, la ubicación de la boca y la localización de las orejas ya son distinguibles. En el lugar de la boquilla ya son visibles los puntos oscuros. El sistema muscular, el oído interno y el sistema endocrino se están formando activamente. Un huevo fetal de 5 a 6 mm de diámetro ya tiene el comienzo de la médula ósea. Glándula del timo formada. El sistema musculoesquelético se desarrolla: el esqueleto ahora está representado por el cartílago, que más tarde se osifica.

Los órganos genitales aún no se han formado, por lo tanto, con la ecografía en un período tan temprano es imposible determinar el sexo. Órganos internos de formación activa. Cordon umbilical ya formado.

Sentimientos mamá

En este momento, la futura madre ya siente todos los signos de un embarazo temprano. La indisposición matutina es muy característica: debilidad, náuseas, vómitos posibles. Muy a menudo las mujeres se sienten soñolientas. Debido al aumento del contenido de progesterona, que causa la relajación de los músculos internos, pueden comenzar los problemas con las heces. Por lo tanto, una mujer debe incluir necesariamente en su dieta diaria alimentos que ayuden a mejorar la digestión y que también sigan un régimen de consumo adecuado.

Los cambios en las glándulas mamarias son característicos: ya es posible un aumento, sensibilidad, oscurecimiento de la areola, aparece un patrón venoso. El útero está ligeramente agrandado y presiona la vejiga, por lo que las mujeres notan micción frecuente.

Puede haber sensaciones dolorosas en la parte inferior del abdomen, con la apariencia de las cuales siempre debe consultar a un médico para eliminar el riesgo de aborto.

Los síntomas más característicos son signos de toxicosis precoz. Normalmente, los síntomas de la toxemia se observan hasta el final del primer trimestre del embarazo, pero pueden durar más tiempo. Su intensidad en todas las mujeres es individual y, con frecuencia, las futuras madres no sienten náuseas ni se sienten mal.

Un signo típico es también un cambio en las preferencias de gusto. Una mujer puede desear productos que no se incluyeron previamente en la lista de platos favoritos. Pero ahora la nutrición debe tomarse muy en serio: el bebé necesita todos los nutrientes valiosos para ingresar, es necesario excluir todos los productos dañinos del menú con la presencia de conservantes, tintes, es absolutamente imposible beber alcohol.

Ultrasonido a las 5-6 semanas de embarazo.

En esta etapa del embarazo, se realiza un examen de ultrasonido para evaluar el curso normal del embarazo. El período embrionario temprano se caracteriza por la colocación de todos los órganos.

Al evaluar los resultados de la ecografía, debe recordarse que los embriólogos estiman la edad gestacional de manera diferente a los obstetras. En obstetricia, es habitual contar el período de embarazo desde el primer día de la última menstruación, ya que en la gran mayoría de los casos se desconoce la fecha exacta de la fertilización. Los embriólogos estiman la duración real del embarazo, es decir, desde la concepción. Es un ultrasonido que le permite determinar el período embrionario exacto por el tamaño del óvulo, embrión, feto. Dado que el intervalo entre el primer día de la menstruación y la ovulación puede variar de 8 a 16 días, el período gestacional embrionario y obstétrico del embarazo puede diferir en la misma cantidad de días.

Un período de gestación de 5 a 6 semanas se denomina período embrionario medio. Durante este período, la anatomía del embrión no está disponible para su examen, ya que sus dimensiones son demasiado pequeñas y la resolución de la mayoría de las máquinas de ultrasonido no permite visualizar detalles tan pequeños.

Cuando se realiza una ecografía transvaginal (el método más común de la ecografía ginecológica es a través de la vagina) en presencia de embarazo uterino, se forma una masa anecoica redondeada: el óvulo fetal de 6-7 mm, ubicado en la profundidad del endometrio. Dentro del óvulo, se visualizan dos cavidades, una dentro de la otra. Este es el saco vitelino primario, así como la cavidad del cuarto de los embriones extra embrionario. La visualización del óvulo es posible a partir del período de gestación de 4 a 5 semanas. Anteriormente, debido al pequeño tamaño de dicho diagnóstico es difícil.

El examen de ultrasonido en el embarazo temprano le permite determinar la edad gestacional del embrión; para obtener resultados más precisos, este estudio se combina con la determinación del nivel de gonadotropina coriónica humana, cuya concentración durante estos períodos cambia diariamente y también le permite juzgar la duración del embarazo.

En la quinta semana de embarazo, un embrión de unos 5 mm de tamaño está ubicado cerca de la pared del saco vitelino. El saco vitelino se visualiza como una formación quística con presencia de contenidos anecoicos. El embrión en el saco vitelino es excéntrico, creando un patrón de ultrasonido característico de una "burbuja doble".

A pesar del hecho de que la mayoría de los órganos del embrión ya se han formado en este momento, su visualización con ultrasonido todavía es muy difícil. Por lo tanto, la ecografía durante un período de 5 a 6 semanas se lleva a cabo no para determinar si el bebé se está desarrollando normalmente, sino para confirmar el embarazo.

¿Por qué y quién se recomienda diagnóstico de ultrasonido?

En la quinta semana de embarazo, una ecografía puede no proporcionar mucha información. Durante este período, se necesita un estudio para confirmar que el retraso en los cambios mensuales en el bienestar no es en absoluto accidental.

Muchos médicos creen que la futura madre puede realizar el primer examen de ultrasonido después de la quinta o sexta semana de embarazo (y ya será más informativo).

Las únicas excepciones son aquellas madres que se supone que tienen anomalías en el curso del embarazo.

Además, la ecografía en dichos términos es necesaria para quienes previamente tuvieron un embarazo ectópico para prevenir un aborto perdido. y como una de las partes de la exploración genética prenatal.

Condición de la madre y desarrollo fetal durante este período.

En la quinta semana de embarazo, el niño ya formó un tubo neural y el corazón comienza a latir, además, en este momento el sistema circulatorio, incluido el corazón, se está formando activamente y comenzará a funcionar muy pronto.

Todos los órganos internos, los huesos y el sistema nervioso continúan formándose. La glándula tiroides, el páncreas y las glándulas suprarrenales comienzan a desarrollarse. Además, ya secretan las primeras hormonas, por ejemplo, la tiroglobulina. A partir de cinco semanas, el embrión se puede llamar embrión, ya que entra en la fase embrionaria de desarrollo.

El tamaño del feto es ahora de 2-3 milímetros.

En cuanto al estado de la madre, también hay serios cambios en él. Durante este período, todos los signos de embarazo se pueden sentir:

  • puede tirar del vientre
  • letargo, fatiga constante,
  • cambios de humor constantes
  • náusea
  • dolor de pecho
  • urgencias frecuentes de una manera pequeña
  • cambios en el apetito
  • somnolencia constante,
  • la menstruación puede ser, pero bastante escasa (su presencia aún no es un mal síntoma),
  • sensibilidad a los olores.

Pero la ausencia de signos y cambios en el bienestar en la quinta semana de embarazo es normal.

¿Qué mostrará la ecografía?

En la quinta semana, un especialista en ultrasonido puede ver perfectamente que el útero ha aumentado. Pero este aumento aún puede no ser muy uniforme: por ejemplo, solo la pared en la que se fija la burbuja con el embrión puede crecer y volverse convexa.

La burbuja fetal ya es visible perfectamente, sus dimensiones son aproximadamente de un centímetro. Si amplía la imagen de la vejiga fetal, entonces puede ver el feto y el saco vitelino. Un buen especialista es capaz de reconocer en el ultrasonido incluso el latido del corazón fetal que se está formando.

Pero en el ovario del cual fue fecundado el óvulo, se puede ver el cuerpo lúteo. Esta es otra confirmación de que el embarazo ha llegado.

En este período, la configuración del feto ya le permite hacer suposiciones sobre dónde se ubicará su cabeza y dónde se ubicarán las extremidades inferiores. Por cierto, sus rudimentos también han aparecido, pero tienen la forma de burbujas. Por lo general, un feto de cinco semanas se está moviendo activamente, lo que le permite al especialista llegar a una conclusión sobre su salud y desarrollo adecuado.

Pero todavía no es posible considerar las anomalías en la estructura de la ecografía del feto. Pero puede considerar el desprendimiento de la vejiga fetal, el embarazo ectópico o la hipertonicidad del útero.

Durante un examen de ultrasonido, el especialista debe necesariamente medir y fijar las dimensiones cocito-parietales del feto, así como su posición en el útero, el estado del cuerpo lúteo, los ovarios y el miometrio. Todos estos datos le permitirán calcular el tamaño del bebé y la fecha aproximada de nacimiento.

Además, durante un período de 5 semanas, ya puede ver si la madre embarazada de un bebé está esperando o tendrá gemelos. La diferencia es que habrá dos huevos fetales, no uno.

En el primer caso, el útero y los apéndices se examinan a través de la pared abdominal, en el segundo, con un sensor delgado y largo que se inserta en la vagina.

Durante el examen, a la madre se le muestra un embrión y realiza mediciones del óvulo.

Después de que se realiza el protocolo de examen, que se le da a la madre embarazada.

Contraindicaciones

En sí mismo, el examen en una fecha tan temprana puede llamarse contraindicación condicional. Más precisamente, los médicos no recomiendan realizar una ecografía de este tipo antes de las diez semanas: no verá mucho, ni siquiera puede definir el sexo, las patologías se sienten solo en períodos posteriores.

Las excepciones para las cuales se necesitará una ecografía en ese momento se escriben arriba.

Es difícil decir si el ultrasonido dañará al embrión, porque no hay evidencia de daño, ni sus refutaciones. Entonces, si hay una oportunidad, regístrese para el primer estudio de ultrasonido durante aproximadamente diez semanas y no perturbe al feto en crecimiento sin necesidades especiales: 4-5 exámenes en nueve meses serán suficientes.

Conclusión

Cinco semanas de embarazo no es el mejor momento para un examen de ultrasonido y los médicos no recomiendan realizar este examen. Lo único que puede decir el ultrasonido durante exactamente cinco semanas es si es un embarazo o no. Solo será apropiado si la madre tuvo problemas con el embarazo antes.

Pin
Send
Share
Send
Send