Salud de los hombres

Infestación de gusanos en niños: signos de infección del niño y métodos de tratamiento

Pin
Send
Share
Send
Send


La invasión de gusanos en los niños no es una enfermedad grave. Sin embargo, los médicos dicen que los gusanos son la causa de las alergias. Además, pueden ser la causa de intoxicación del cuerpo, provocar una violación de los órganos digestivos.

Es muy importante reconocer la presencia de infestación de gusanos en un niño para llevar a cabo un tratamiento integral y oportuno del problema existente.

Prevalencia y tipos de helmintos.

Los gusanos son una enfermedad que es provocada por varios tipos de gusanos. Reconocer su presencia en el cuerpo del niño en las etapas iniciales es bastante difícil. En la forma crónica, los síntomas proceden de forma encubierta, y solo durante el curso agudo de la enfermedad aparecen los signos clínicos de la enfermedad. Este es el principal peligro.

Los helmintos en los niños no solo provocan una ingesta insuficiente de nutrientes en el cuerpo, sino que también se convierten en la causa de alergias, inmunidad reducida, intoxicación crónica y enfermedades del tracto gastrointestinal.

Entre todos los gusanos que pueden existir en el cuerpo, hay 3 grupos principales:

  • nematodos que pertenecen a helmintos redondos (lombrices, lombrices intestinales, lombrices intestinales),
  • tenias (varios tipos de tenias, tenias, equinococos),
  • Parásitos de la casualidad o trematodos.

En la mayoría de los casos, los gusanos se multiplican y parasitan en las secciones intestinales, pero los huevos y las larvas pueden propagarse junto con el torrente sanguíneo a diferentes órganos. A menudo, el hígado, la vesícula biliar y los órganos del tracto digestivo se ven afectados. Los parásitos pueden colonizar los pulmones, el tejido muscular y el cerebro.

Formas de infección

Muchos padres están interesados ​​en lo que es la invasión helmíntica y cómo se manifiesta exactamente, lo que amenaza al bebé. El cuerpo del niño se infecta fácilmente con parásitos, ya que la inmunidad de los niños es bastante baja. Además, no puede producir una enzima que ayude a destruir las larvas de los gusanos. El hombre adquiere esta característica solo con la edad. Es por eso que la amenaza real de infectar a un niño existe todo el tiempo y esto puede ser causado por:

  • sin lavarse las manos,
  • acariciar
  • Huevos contaminados gusanos de los alimentos.

Es imposible notar visualmente los huevos de los gusanos, ya que sus tamaños son muy pequeños y están presentes en casi todas partes. El peligro de infección aparece en el período en que el niño solo comienza a aprender sobre el mundo que nos rodea a tientas diferentes objetos.

El niño busca no solo tocar todos los objetos, sino también probarlos. Las cajas de arena en la calle son un peligro particular y un riesgo de infección, ya que los animales a menudo las usan como inodoro. Entre las principales formas de entrada de gusanos en el cuerpo de un niño deben destacarse:

  • manos sin lavar
  • No es un buen tratamiento térmico de pescado y carne,
  • contacto con animales
  • frutas y verduras sin lavar,
  • agua sucia

Un factor importante también se considera que los gusanos pueden ser una fuente de autoinfección del bebé, a pesar de todos los esfuerzos de los padres. El hecho es que los parásitos pueden salir a través del ano y poner huevos al lado, lo que causa una picazón muy fuerte.

El niño pica, y los huevos de los gusanos están debajo de sus uñas, desde donde entran a la boca, luego pasan a través del tracto gastrointestinal y nuevamente se encuentran en los intestinos. Después de 2 semanas, las larvas crecen hasta convertirse en individuos adultos, que también pueden poner huevos.

Principales síntomas

Los signos de invasión helmíntica en un niño aparecen de manera completamente diferente. Mucho depende del tipo de gusanos y de cómo entren al cuerpo. Algunos gusanos viven exclusivamente en los intestinos, mientras que otros se mueven de un órgano a otro.

El gusano redondo entra en el estómago y luego con el flujo de sangre a los pulmones o el hígado. Allí se desarrollan durante un período de 3 semanas y luego reaparecen en el estómago o los intestinos. Las lombrices intestinales a menudo viven y se desarrollan en el ano, lo que provoca una picazón severa en el ano. En las niñas, este tipo de parásito vive en los genitales y causa el desarrollo de vaginitis.

Opistorchis viven en el páncreas y el hígado. Las cadenas pueden penetrar en cualquier órgano, incluido el cerebro. Echinococcus provoca el desarrollo de enfermedades de los músculos y huesos. También hay tipos de gusanos que viven en los órganos respiratorios, causando una fuerte tos. Además de la intoxicación severa del cuerpo, la helmintiasis conduce a una falta de vitaminas y minerales en el cuerpo. Los síntomas de infestación de gusanos en niños pueden ser característicos y comunes. El primero debe incluir tales como:

  • ano que pica
  • estreñimiento o diarrea,
  • hinchazón
  • Dolor en las articulaciones y músculos.
  • inflamación de la mucosa genital,
  • alergia
  • dolor de cabeza
  • aumento de temperatura
  • enfermedades de la piel.

Además, también hay signos comunes de helmintiasis, que deben incluir, como:

  • el niño come mucho y no se recupera
  • dolor abdominal
  • insomnio
  • fatiga frecuente
  • aumento de la salivación,
  • náusea
  • Crujir de dientes en un sueño.

Los síntomas de la enfermedad no siempre están bien expresados. Es más difícil detectar la invasión helmíntica en un niño menor de 2 años, ya que a esta edad todavía no puede formular exactamente lo que le preocupa. Los signos pasan casi sin dejar rastro y los padres no notan la presencia de gusanos en los intestinos del bebé.

Diagnósticos

A menudo, la infestación de gusanos en un niño se diagnostica mediante exámenes anuales preventivos de heces en huevos de gusanos. Sin embargo, esta no es la forma más confiable, ya que vale la pena recordar que no todos los tipos de helmintos se pueden detectar de esta manera. Puede ser que dos personas del mismo sexo vivan en el cuerpo y no puedan poner huevos, pero aún así causen un daño grave al cuerpo.

Un signo de la presencia de gusanos puede ser irritabilidad en un niño, por lo tanto, es necesario realizar pruebas adicionales. Inicialmente, es importante pasar un análisis de las heces y hacer raspado para enterobiosis. También puede sospechar la presencia de gusanos por análisis de sangre. La presencia de parásitos en el cuerpo indica un alto nivel de eosinófilos en combinación con niveles bajos de hemoglobina. Para aclarar el diagnóstico se pueden utilizar estudios de bilis, esputo, orina.

Si se sospecha un equinococo, se requiere un examen de los órganos peritoneales con rayos X o una ecografía. La opistorquiasis se diagnostica mediante intubación duodenal y análisis de contenido intestinal. Para aclarar el tipo de parásito y el daño causado es posible mediante la realización de un estudio inmunológico. Solo después de realizar un diagnóstico integral se selecciona el método de terapia.

Características del tratamiento

Cuando aparecen los síntomas de invasión helmíntica en niños, el tratamiento debe iniciarse de inmediato, ya que los parásitos pueden provocar problemas más graves. La terapia implica el uso de medicamentos, que son recetados solo por el médico después de un examen exhaustivo. Principalmente prescritos medicamentos antihelmínticos, complejos vitamínico-minerales, enzimas, agentes enterosorbentes, preparaciones biológicas. Una contraindicación de su uso es la alteración del sistema nervioso, tumores y enfermedades de la sangre.

Además, es necesario seguir una dieta especial. Si se encontraron los gusanos en el niño, el tratamiento debe realizarse a todos los miembros de la familia que viven con él en el mismo apartamento. Si tienes mascotas, también se les prescribe tratamiento antihelmíntico.

El apartamento debe realizarse diariamente limpieza higiénica. Es aconsejable quitar todos los juguetes blandos, alfombras y mantas durante el período de tratamiento. Las toallas, la ropa de cama deben cambiarse cada 2 días y, después del lavado, todo debe plancharse con cuidado.

Es importante seguir las reglas de higiene personal, ya que sin esta terapia será ineficaz debido a la presencia constante de fuentes de infección en el entorno de un niño enfermo.

Terapia de drogas

Si el niño tiene gusanos, lo que debe hacer el médico es informar al médico, quien después del examen selecciona los métodos de terapia. Las medidas terapéuticas consisten en etapas tales como:

  • preparándose para la eliminación de gusanos,
  • el uso de fármacos antihelmínticos,
  • Restauración del funcionamiento normal del cuerpo.

La última etapa incluye mejorar el trabajo del tracto digestivo, mejorar la inmunidad y tomar vitaminas. La preparación para el tratamiento implica tomar medicamentos coleréticos y sorberos. Contribuyen a deshacerse de los gusanos.

Los medicamentos para las invasiones helmínticas para niños se presentan en una amplia gama, por lo que el pediatra debe recetarlos. A menudo, los médicos seleccionan los medicamentos menos tóxicos con un mínimo de eventos adversos. Para simplificar la recepción de muchos medicamentos antihelmínticos están disponibles en forma de jarabes. Para recuperarse completamente de los gusanos, a menudo es suficiente tomar el medicamento solo 2 veces.

Se sabe que las drogas antihelmínticas actúan principalmente sobre los adultos y son prácticamente inútiles contra las larvas. Es por eso que, para deshacerse de la infestación del gusano y sus síntomas, es necesario administrar el medicamento antihelmíntico al niño nuevamente 2 semanas después de la primera dosis.

A menudo, el tratamiento se prescribe con el medicamento Mebendazol, cuyo precio es asequible, y ayuda a enfrentar la enterobiasis, la ascariasis, la triquinosis y otros tipos de gusanos. También las buenas drogas son "levamisol" y "albendazol". Para los niños pequeños, el médico designa "Pirantel", el precio y las instrucciones de uso que debe conocer primero. Esta droga antiparasitaria tiene ciertas indicaciones y contraindicaciones. Todos ellos están listados en las instrucciones de uso "Pirantel". El precio de la droga es de 20-60 rublos. Todo depende de la forma de liberación de la droga. El precio de "Mebendazole" es de 75 rublos.

En la tercera etapa del tratamiento, los médicos recomiendan tomar inmunoestimulantes y vitaminas para que el cuerpo del niño se recupere rápidamente después de los efectos destructivos de los helmintos. En algunos casos, está indicado el uso de diuréticos y antihistamínicos. Con daño en el músculo cardíaco y el hígado, se pueden recetar medicamentos hormonales.

Remedios populares

Si un niño tiene un mayor apetito, esto puede ser un signo de infección con gusanos. En este caso, es necesario realizar un diagnóstico y tratamiento farmacológico. Además, puede usar remedios populares, ya que no tienen un efecto tóxico en el cuerpo y ayudan a deshacerse de los parásitos.

Antes de usar estas herramientas, debe consultar a un médico y debe respetar estrictamente la dosis, ya que un medicamento mal preparado puede provocar alergias o intoxicación. Los medios más populares son considerados como:

  • enema de ajo
  • decoccion de manzanilla
  • Medio de cebollas.

El ajo es un antiséptico natural que se usa eficazmente para combatir los gusanos. Tomar 1 taza de leche, poner 1 cabeza de ajo picado, hervir, enfriar y filtrar. Por la noche, el niño hace un enema de los fondos recibidos.

Otro buen antiséptico es la decocción de la manzanilla. Tomar 1 cucharada. l Hierbas secas, verter agua hirviendo, dejar enfriar. Déle al niño que beba durante el día en lugar de té o agua. La duración del tratamiento es de 5 días.

Tomar 1 cebolla mediana, picar, agregar la leche y hervir. Enfriar, filtrar y dar al niño a beber 100 ml de 3 días seguidos. Las semillas de calabaza se consideran un buen remedio para los gusanos, ya que contienen una sustancia que los paraliza, lo que dificulta su supervivencia en el cuerpo de los niños. Es necesario comer con el estómago vacío y 1 cucharada. l Semillas 3-4 veces al día.

Los remedios populares ayudan bien en la lucha contra los helmintos, pero para lograr el resultado deseado, deben usarse junto con la medicación.

Dieta

Cuando la infestación por un gusano en un niño, durante la conducción de la terapia con medicamentos, para acelerar el proceso de curación, debe seguir una dieta especial. Debe incluir necesariamente productos útiles, que incluyen:

  • verduras y frutas
  • productos lácteos y lácteos,
  • nueces
  • pescado

Se recomienda excluir de su dieta los cereales, las papas y la pasta.

Peligro de gusanos

Es muy importante reconocer la presencia de gusanos en el cuerpo del niño de manera oportuna y tratarla, ya que además de la molestia y la intoxicación general, la infección parasitaria tiene muchas consecuencias peligrosas para el bebé. Estos deben incluir:

  • alergia
  • inmunidad reducida
  • La propensión a desarrollar asma.

Además, existe la posibilidad de desarrollar enfermedades gastrointestinales. Los gusanos dañan la pared intestinal y pueden provocar inflamación e incluso provocar obstrucción intestinal.

Profilaxis

El niño tiene gusanos, ¿qué hacer? Para no hacer tal pregunta, es necesario llevar a cabo la prevención de la infección por helmintos. Prevenir la helmintiasis es bastante posible, pero para esto necesita hacer un gran esfuerzo. En particular, un buen resultado es dado por:

  • Limpieza frecuente en húmedo en la casa con el uso de desinfectantes,
  • Lavado sistemático de manos y artículos del hogar.
  • Cambio de ropa de cama, lavado a fondo y planchado por ambos lados.

Los padres deben recordar que la infección con gusanos durante la infancia es la más peligrosa para un niño. Por eso es importante mantener la pureza de las arenas, cochecitos y cochecitos. Asegúrese de seguir las reglas de higiene para las personas que cuidan al niño.

Es indeseable que el bebé tenga contacto con mascotas, que se arrastre alrededor de la puerta principal, que toque los zapatos con los que camina en la calle. A medida que el niño crece, es necesario enseñarle las reglas de higiene. Incluso un simple lavado de manos después de ir al baño y la calle ayudará a reducir el riesgo de infecciones por helmintos.

Para evitar la infección masiva, especialmente en el equipo de niños, se recomienda realizar periódicamente cursos antihelmínticos profilácticos. Estas acciones se justifican si existe una amenaza de epidemia. En este caso, es efectivo usar varios medicamentos antihelmínticos. En la primera etapa, "Decaris" se prescribe principalmente una vez para debilitar los parásitos. La dosis se selecciona de acuerdo con la edad del niño.

3 días después de eso, se prescribe Vermox o Nemazol, ya que estos agentes son completamente no tóxicos. Además, estos medicamentos son seguros y no provocan eventos adversos. Su acción se dirige selectivamente contra los helmintos y, en su ausencia, se excreta del cuerpo sin cambios.

También hay muchas otras formas de ayudar a prevenir la infección del bebé, mediante las cuales puede lograr un buen resultado.

¿Qué es la invasión helmíntica?

La infestación de gusanos es una gran variedad de enfermedades provocadas por gusanos que han penetrado en el cuerpo humano. La helmintiasis puede manifestarse en forma de otras enfermedades, como alergias, resfriados, disbiosis. Por lo tanto, no siempre es posible reconocerlo en sus primeras etapas.

Un ejemplo de una reacción alérgica en un niño con gusanos.

Hay una gran cantidad de parásitos, pero solo 70 especies pueden infectarse. Cada especie tiene sus propias características únicas, provoca diferentes enfermedades, tiene una apariencia diferente. La invasión se realiza de diferentes maneras, todo depende del órgano afectado por los gusanos.

Los gusanos más frecuentes en los niños son las lombrices intestinales.

En algunos casos, los helmintos causan la muerte.

Síntomas comunes y signos de infestación de lombrices en niños.

Los síntomas comunes de la helmintiasis incluyen:

  • empeorando o aumentando el apetito
  • náuseas, posiblemente vómitos,
  • salivación profusa,
  • heces deterioradas
  • dolor en la parte baja del abdomen,
  • mareos, dolores de cabeza,
  • reacciones alérgicas
  • resfriados frecuentes
  • irritabilidad, mal humor,
  • trastornos del sueño
  • Deterioro de la actividad mental y física.
  • tos seca

La invasión de diferentes tipos de gusanos puede ir acompañada de otros síntomas que dependen del hábitat de los gusanos. Ascaris puede provocar estreñimiento, ya que se acumulan en el intestino delgado. Las lombrices causan picazón alrededor del ano, especialmente en la noche y en la mañana.

¿Una erupción corporal puede ser un signo de infección?

El proceso de actividad vital del parásito se acompaña de la liberación de toxinas que envenenan el cuerpo. Cuando el hígado con intestinos, debido a la invasión no es capaz de hacer frente a sus funciones, el sistema inmunológico produce células protectoras.

Los altos niveles de eosinófilos junto con las enzimas de los gusanos causan alergias en forma de erupciones en la piel, que son de dos tipos.

  • Aparecen inflamaciones purulentas de las glándulas sebáceas.
  • urticaria
  • Erupción neuroalergénica de la naturaleza. Aparece por estímulos internos y externos,
  • furunculosis
  • papilomas

"Urticaria" de los parásitos.

Temperatura y tos para infestaciones de lombrices.

Consejos de nuestros lectores.

¡Me deshice de los parásitos en solo una semana! Me ayudó un remedio que aprendí de una entrevista con un parasitólogo.

La tos y la fiebre son síntomas comunes de infección con gusanos. Si las larvas penetran en los pulmones, el sistema inmunitario del tracto respiratorio responde con una reacción defensiva, tratando de eliminar el irritante del cuerpo.

La tos seca se manifiesta sólo en las etapas iniciales, con una exacerbación que se acompañará de la liberación de esputo, la sangre.

El aumento de la temperatura suele provocar gusanos redondos, lombrices intestinales y triquinas. Con este síntoma, el parásito se puede encontrar en cualquier órgano interno de una persona. El deterioro de la salud se puede observar un par de días después de la infección, especialmente si los gusanos comenzaron a multiplicarse.

Análisis y diagnóstico de gusanos en un niño.

Sin equipo especial, es imposible detectar los huevos del parásito en las heces del bebé. Para mayor precisión, se realiza un frotis durante tres días seguidos.

Si existe un alto riesgo de infección además de un frotis, se deben realizar análisis de sangre.

Los niveles elevados de eosinófilos en la sangre indican infección. Además, el bebé tendrá que ser examinado para detectar las inmunoglobulinas igE y igG. Pruebas no excluidas de la presencia de disbiosis y examen de mascotas.

Tratamiento de la infestación por lombrices en niños.

Para el tratamiento de la helmintiasis en un niño se requiere un enfoque integrado. Además de los fármacos antihelmínticos, es necesario elegir inmunomoduladores, complejos vitamínicos. Acelerarán el período de rehabilitación, contribuyendo a la recuperación de órganos después de su daño por parásitos.

Para evitar recaídas, el tratamiento se repite después de una semana. Hoy en la farmacia se pueden encontrar muchos medicamentos antihelmínticos.

Sin embargo, tenga en cuenta que algunos no pueden hacer frente a uno u otro tipo de parásito. Todos los medicamentos antihelmínticos son tóxicos, están contraindicados y pueden causar efectos secundarios.

Para eliminar las reacciones alérgicas, el médico puede prescribir el uso de sedantes:

Los más efectivos en el tratamiento de la infestación de lombrices en niños son:

La elección del medicamento depende de las características individuales del curso de la enfermedad y de la condición del bebé. Después de tomar ciertos medicamentos, debe someterse a un tratamiento de sorbentes, que ayudarán a minimizar el daño de las sustancias tóxicas que emiten los parásitos y los medicamentos.

Medidas preventivas

Para evitar la invasión helmíntica, es necesario seguir algunas recomendaciones:

  • procesar bien antes de usar,
  • El pescado y la carne deben someterse a un tratamiento térmico de alta calidad.
  • Pele regularmente en las mascotas
  • seguir las reglas de higiene personal,
  • mantener limpios los juguetes del bebé
  • destetar al bebé, meterse en la boca juguetes, lápices y morderse las uñas,
  • corta tus uñas regularmente
  • Cuando ponga a su hijo a dormir, use ropa interior gruesa que evite que los parásitos se propaguen en la ropa de cama.
  • Lava a tu bebé a diario, cambia su cama y su ropa interior.

Los helmintos no están asegurados contra la invasión. El cumplimiento de las medidas preventivas reduce la probabilidad de infección. Sin embargo, no proporciona una protección absoluta contra la invasión.

Por lo tanto, los padres deben controlar de cerca la salud del bebé, con un deterioro en la salud, consultar a un médico para el diagnóstico y la atención médica oportuna.

¡Puedes derrotar a los parásitos!

Unitox® - medicina parasitaria para niños y adultos!

  • Liberado sin receta médica,
  • Puede ser utilizado en casa
  • Elimina parásitos para 1 curso,
  • Debido a los taninos, cura y protege el hígado, corazón, pulmones, estómago, piel de parásitos,
  • Elimina la pudrición en los intestinos, neutraliza los huevos del parásito debido a la mollécula F.

Certificado, recomendado por los helmintólogos para deshacerse de los parásitos en el hogar. Tiene un sabor agradable que atraerá a los niños. Consiste exclusivamente en plantas medicinales recolectadas en lugares ecológicos.

Los tipos más comunes de gusanos.

A pesar de la diversidad de gusanos en la naturaleza, todos los gusanos parasitarios del hombre se dividen en 3 grupos:

Los nematodos son los gusanos que se eligen con mayor frecuencia para que el cuerpo del niño viva, causando tales enfermedades:

  • gusanos redondos (lombrices blancas, amarillentas o rosadas redondeadas con bordes puntiagudos, pueden tener una longitud de 15 a 40 cm, viven en el intestino delgado) - agentes causantes de la ascariasis,
  • Las lombrices intestinales (gusanos de luz grisácea, tienen una forma redondeada, longitud - de 0.5 a 1.2 mm, se localizan en el intestino delgado, colon y ciego, los huevos se ponen en el área anal) causan enterobiosis,
  • Los gusanos látigo (gusanos blanquecinos de hasta 5 cm de largo, la parte frontal de su cuerpo es similar al hilo, la parte posterior es más ancha) causan tricocefalosis.

La enterobiasis es el tipo más común de helmintiasis en la mayoría de los países del mundo.

La helmintiasis, provocada por cestodos y lombrices, constituye solo del 2 al 5% de todos los casos de infecciones por helmintos.

Cuando se infecta con gusanos

Las formas de conseguir gusanos en el cuerpo son muchas, para un niño las más comunes son:

  • a través de las manos sucias,
  • Junto con verduras sin lavar, frutas, hierbas,
  • después del contacto con mascotas,

  • con agua sin hervir
  • oral (esto es especialmente cierto para los bebés que aman probar todo lo que viene a la mano),
  • Con productos que han sido visitados por moscas o cucarachas.

¿Por qué los niños son más propensos al helminto?

Hay varias razones por las cuales los niños tienen más probabilidades de infectarse con gusanos:

  • la inmadurez del cuerpo
  • inmunidad no formada
  • bajo nivel de acidez del jugo gástrico (con un nivel suficiente de gusanos mueren y penetran en el estómago),
  • actividad excesiva en el conocimiento del mundo circundante, y la mayoría de las veces este conocimiento se prueba (el niño se esfuerza por probar todo lo que ve).

Basándose en estos factores, para evitar que entren gusanos en el cuerpo del niño, es necesario acostumbrarlo a la higiene personal y controlarlo durante los paseos por la calle.

Signos comunes de helmintiasis

En las etapas iniciales, las infestaciones de gusanos en niños se manifiestan con síntomas no específicos:

  • aumento o disminución del apetito,
  • ataques de náuseas
  • La saliva comienza a destacar en grandes cantidades.
  • problemas con las heces (estreñimiento o diarrea),
  • Dolor en el abdomen o hipocondrio derecho.
  • mareo
  • dolores de cabeza
  • alergias
  • aumento de casos de resfriados,
  • irritabilidad, trastornos del sueño debidos a toxinas, que son los productos de desecho de los parásitos,
  • actividad física o mental reducida
  • la tos

El estreñimiento suele ser un signo de ascariasis, ya que los gusanos se acumulan en el intestino delgado y evitan el paso normal de las heces.

Signos de infección por oxiuros

Es muy fácil contraer lombrices intestinales, ya que sus huevos permanecen en objetos tocados por personas. No todos los desinfectantes pueden destruir los gusanos.

Los síntomas de esta enfermedad en un niño son los siguientes:

  • picazón en el pasaje anal (la mayoría de las veces se hace sentir por la noche, cuando la hembra pone huevos en este lugar),
  • sueño perturbador, también debido a la picazón,
  • cambios en los indicadores de peso - su reducción o adición,
  • fatiga
  • irritabilidad y mal humor,
  • enuresis en las niñas debido a la penetración de parásitos en la uretra,
  • procesos inflamatorios en los genitales, si los oxiuros entran en la vagina,
  • crujir de dientes por la noche
  • disminuir la inmunidad
  • Trastornos de la microflora intestinal, estreñimiento o diarrea.
  • Dolor en el abdomen en el ombligo.

Atencion La acumulación de oxiuros en el ciego puede causar apendicitis aguda en un niño.

Debido a la picazón en el ano, el bebé comienza a picar en un sueño y miles de huevos caen debajo de las uñas, luego una vía oral hacia el intestino, donde aparecen y crecen los oxiuros, listos para poner huevos nuevamente después de 2 semanas. Como puede ver, sin tratamiento para deshacerse de la enterobiosis no funcionará.

Síntomas de la ascariasis

Los ascaridos son parásitos que pueden elegir cualquier órgano para su residencia: pulmones, hígado, corazón, páncreas, cerebro. Los huevos de parásitos entran al cuerpo humano desde el suelo a través de las manos sin lavar o junto con verduras, frutas y verduras mal lavadas.

Por vía oral, las larvas ingresan en el intestino delgado y, a partir de ahí, con el flujo de la sangre, se llevan a otros órganos, y en la mayoría de los casos eligen el hígado, los pulmones y el corazón.

Los síntomas más comunes de la ascariasis:

  • calentar hasta 38 grados
  • debilidad general, fatiga,
  • tos seca con esputo naranja o sangre,
  • bronquitis obstructiva,
  • pleuresia
  • dermatosis alérgica,
  • neumonía
  • ganglios linfáticos agrandados, el bazo y el hígado,
  • erupción que afecta las manos y los pies,
  • asma bronquial.

Señales que aparecen en etapas posteriores (unos tres meses después):

  • Dolor en el abdomen, semejante al parto.
  • estreñimiento (causa - obstrucción intestinal debido a la acumulación de ascaris),
  • diarrea
  • hinchazón
  • enrojecimiento del ano,
  • reducción de la inmunidad, que conduce a enfermedades infecciosas (estomatitis, supuración de la mucosa y la piel),
  • pérdida de peso aguda,
  • Náuseas, a veces acompañadas de vómitos.

La intoxicación del cuerpo también se acompaña de trastornos mentales:

  • trastornos del sueño
  • pesadillas
  • convulsiones epilépticas,
  • irritabilidad y otros.

El motivo de la manifestación de estos síntomas en un niño es la entrada de parásitos en los intestinos junto con el esputo de los pulmones.

Con menos frecuencia con la ascariasis, hay una disminución de la presión arterial, fotofobia y un aumento de las pupilas.

Cómo reconocer otros tipos de infestaciones de gusanos en un niño

Además de estos parásitos, otros patógenos pueden causar helmintosis en un niño:

  • La lombriz (tricocefalosis) prácticamente no causa síntomas pronunciados, pero periódicamente se siente alteración del tracto gastrointestinal (meteorismo, diarrea mezclada con sangre, estreñimiento, náuseas y vómitos, anemia), en niños pequeños debido a intoxicación. desarrollo mental y físico
  • tenia enana (enfermedad - himenolepidosis) - causa disfunción gastrointestinal, aumento de la salivación, dolor de cabeza, broncoespasmo y rinitis alérgica,
  • Feline, Siberian Fluke (enfermedad - opistorquiasis) se manifiesta por fiebre baja, reacciones alérgicas, erupciones en la piel, síndrome catarral, aumento de los ganglios linfáticos y del hígado, dolor en las articulaciones y el cuadrante superior derecho, trastornos del tracto gastrointestinal, neumonía y hepatitis (las dos últimas enfermedades ocurren en casos graves infección)
  • La tenia ancha (enfermedad - dipilobotriasis) causa trastornos intestinales y dolor abdominal, así como manifestaciones alérgicas y anemia 12 deficiente.

Hay muchos síntomas de infestación de gusanos en los niños, por lo que necesita monitorear cuidadosamente los cambios en la salud y el comportamiento del niño.

Síntomas de la enfermedad en lactantes.

Es mucho más difícil detectar la infección por los gusanos en los bebés que en los niños mayores, tales signos pueden señalarlo:

  • mal sueño y ansiedad,
  • Inflamación en el ano, en las niñas. Inflamación de los labios.
  • estreñimiento o diarrea,
  • meteorismos, cólicos,
  • disminución del apetito
  • erupciones en la piel,
  • Incremento en la temperatura corporal hasta cierto punto.
  • Una tos que no está relacionada con enfermedades respiratorias.

Los síntomas y el tratamiento de la helmintiasis en bebés requieren la máxima atención.

Tratamiento de la infestación de lombrices.

El tratamiento de la invasión helmíntica en niños se realiza con agentes antihelmínticos. Además de estos, el médico puede recomendar medicamentos antihistamínicos para reducir las manifestaciones alérgicas en un niño.

Hoy en día, en los estantes de las farmacias usted puede encontrar una gran cantidad de antihistamínicos que pueden usar los niños a partir de los dos años, ya que están disponibles no solo en tabletas, sino también en gotas y suspensiones. Los medicamentos más comunes para combatir las alergias:

Las drogas antihelmínticas pueden expulsar parásitos individuales o tener un amplio espectro de acción. La lista de medicamentos recomendados por la OMS es la siguiente:

  • La piperazina es el fármaco menos tóxico, por lo que pueden tratarse incluso en niños pequeños. En el caso de una invasión poderosa, este remedio es débil, afecta solo a los oxiuros y ascaris, pero sus larvas y huevos no matan (para los niños, se usan suspensiones)

  • Se usa mebendazol (Vermox, Wormil), si se detectaron nematodos en un niño, este medicamento es más efectivo para la infestación de gusanos fuertes (afecta no solo a los adultos, sino también a las larvas y los huevos), los niños se recetan a partir de los 2 años.

  • Pyrantel (Nemotsid, Gelmintoks) se muestra a niños a partir de 6 meses, se usa para tratar la ascariasis y la enterobiosis, basta con una sola dosis y la administración repetida en 2 a 3 semanas.

  • Levamisol (Decaris) se puede usar para niños a partir de los 3 años de edad, una forma eficaz de deshacerse de los oxiuros y para tratar la infestación de lombrices.

Si el niño es demasiado pequeño para el tratamiento con pastillas, use jarabes y suspensiones. En la mayoría de los casos, la helmintiasis se trata rápidamente.

La aceptación de cualquier agente antihelmíntico aumenta la concentración de toxinas en el cuerpo (los parásitos los excretan cuando mueren), por lo que un día después de la terapia antihelmíntica se debe administrar a los niños quelantes (carbón activado, Polysorb o Polifan).

Presta atencion Si los enterosorbentes se toman antes de un día de terapia antihelmíntica, esta última no funcionará.

Prevención de la infección por helmintos

Para prevenir las invasiones helmínticas, se deben seguir estas reglas:

  • Procesamiento minucioso de verduras y frutas antes de comer.
  • La carne y el pescado deben estar completamente asados ​​o cocidos, para esto deben cocinarse entre 40 y 60 minutos,
  • El tratamiento regular de las mascotas para los gusanos,
  • Lavado de manos obligatorio después del contacto con mascotas o caminando afuera.
  • manteniendo limpios los maniquíes y los juguetes,
  • deshacerse del hábito de tomar lápices, rotuladores o bolígrafos en la boca, morderse las uñas,
  • Corte regular de cabello y limpieza de uñas,
  • Para la noche, debe usar bragas ajustadas para el bebé, de modo que los huevos de los gusanos se diseminen menos en la ropa de cama.
  • Cambio diario de bragas por la mañana y por la noche, lavando al bebé.

Prevención de la infección por gusanos.

Es muy posible prevenir la infección del bebé con gusanos, pero se requerirán esfuerzos considerables para hacer esto, en particular, se dará un buen efecto:

  • La limpieza en húmedo a menudo se lleva a cabo en la casa con el uso de desinfectantes,
  • Lavado sistemático de juguetes y artículos del hogar con los que los niños tienen contacto directo.
  • Reemplazo sistemático de la ropa de cama, lavado a fondo y planchado obligatorio en ambos lados.

Los padres no deben olvidar que el mayor peligro para un niño es la infección con gusanos en la infancia. Por lo tanto, es imperativo mantener la limpieza perfecta de los cochecitos, parques y cunas.

¡El cumplimiento de las normas de higiene por parte de las personas que cuidan a un niño es una necesidad!

No es deseable que el niño tenga contacto directo con las mascotas, por lo que se arrastra cerca de la puerta de entrada, toca el zapato en el que camina por la calle. A medida que el niño crezca, se le debe enseñar las reglas de higiene, incluso el lavado elemental de las manos después de ir al baño o caminar al aire libre reducirá significativamente la amenaza de daños por helmintos.

Infestación de gusanos en niños, síntomas.

Hay alrededor de 300 tipos de parásitos que pueden afectar el cuerpo humano, sin embargo, los lombrices intestinales y los gusanos redondos se diagnostican con más frecuencia en los niños.

Ambos tipos de gusanos afectan el intestino delgado, los síntomas de daño por ambos tipos de parásitos son bastante similares:

  1. Pérdida del apetito, piel pálida, ojeras bajo los ojos.
  2. Sueño inquieto, a veces un niño puede crujir los dientes en un sueño.
  3. Dolores de cabeza, mareos, letargo y debilidad aparecen.
  4. A veces, los gusanos están presentes en las masas fecales del bebé y se pueden ver a simple vista.
  5. El bebé pica en los genitales y el ano.
  6. Hay un trastorno en el sistema digestivo, el estreñimiento puede ser reemplazado por diarrea, hay dolor abdominal, náuseas.
  7. Los indicadores del hemograma general pueden cambiar, es decir, una disminución de la hemoglobina y un aumento en el nivel de eosinófilos y ESR.
  8. La actividad vital de los gusanos provoca una intoxicación general del cuerpo, que se manifiesta en la aparición de reacciones alérgicas, urticaria, dermatitis atópica.
  9. Aumento de la temperatura corporal por ninguna buena razón.
  10. El prurito persistente puede causar procesos inflamatorios en los genitales mucosos.
  11. Los gusanos no solo envenenan el cuerpo del niño con su propia actividad vital, sino que también consumen activamente vitaminas y minerales, nutrientes que tanto el cuerpo del niño necesita, lo que a menudo conduce a beriberi y niveles más bajos de hemoglobina en la sangre.

Diagnóstico de invasión helmíntica en niños.

Como se puede ver en todo lo anterior, es muy frecuente que se detecte una infestación de gusanos en los niños, sus síntomas son muy diversos. Se puede confundir fácilmente con muchas otras enfermedades, por lo que el diagnóstico oportuno y correcto de la enfermedad es tan importante.

Para hacer un diagnóstico preciso en la mayoría de los casos, los pediatras prescriben dos métodos principales de investigación:

  1. El análisis de las heces para detectar la presencia de gusanos y sus larvas, a veces para la detección de gusanos, necesita ser analizado varias veces,
  2. Prueba de sangre

¿Qué es la infestación peligrosa de gusanos en niños?

Además de la intoxicación general y el malestar, la infección parasitaria está cargada de muchas consecuencias negativas para un organismo en crecimiento:

  1. desarrollo de muchas reacciones alérgicas,
  2. propensión al asma bronquial,
  3. inmunidad reducida
  4. Las enfermedades del tracto gastrointestinal, los gusanos dañan las paredes intestinales y pueden causar el inicio del proceso inflamatorio o incluso causar obstrucción.

Si encuentra los primeros síntomas de invasión helmíntica en un bebé, se recomienda que se comunique de inmediato con la clínica infantil para recibir una referencia para los exámenes apropiados. Según sus resultados, el médico prescribirá el tratamiento.

Helmintiasis en niños

La helmintiasis en niños es una enfermedad parasitaria humana causada por gusanos inferiores (helmintos), caracterizada por un curso prolongado y una amplia gama de manifestaciones. Según la OMS, casi todas las personas sufren una enfermedad parasitaria durante su vida. Los niños son la categoría más susceptible a las invasiones de helmintos; entre el número total de infectados, la proporción de niños menores de 14 años es del 80-85%.

La helmintiasis en niños puede ser disfrazada de diversas enfermedades infecciosas y no infecciosas, causando dificultades en el diagnóstico, sobrecargando una patología ya existente y su crónica en la infancia. En los niños vacunados que padecen infecciones por helmintos, hay una disminución en los títulos de anticuerpos posteriores a la vacunación en un factor de 2-3 en comparación con los niños sin invasión de parásitos y, en consecuencia, un nivel insuficiente de inmunidad específica y un aumento de la susceptibilidad a diversas infecciones. En pediatría, el problema de la prevención y diagnóstico de la helmintiasis en niños es de gran importancia médica y social.

Clasificación de la helmintiasis en niños.

Dependiendo de la implementación del ciclo de vida de los gusanos parásitos se distinguen:

  • helmintiasis de contacto en niños (enterobiosis, himenolepiasis): caracterizada por la liberación de parásitos de huevos invasivos (infecciosos) que, a través de manos contaminadas y artículos del hogar, ingresan al cuerpo de un niño,
  • geohelminthiasis (ascariasis, strongyloidosis, ankilostomidoz) - se caracterizan por la liberación de huevos inmaduros por los parásitos, que deben pasar a través de una parte de su desarrollo en el suelo. Los parásitos entran al cuerpo humano cuando llegan a la etapa invasiva,
  • biohelmintosis (taeniasis, opistorquosis, esquistosomiasis, equinococosis, etc.) se caracterizan por la maduración de las formas larvarias en el cuerpo de huéspedes intermedios (garrapatas, peces, moluscos, etc.), antes de que los parásitos se vuelvan infecciosos para los humanos.

De acuerdo con la localización de parásitos en el cuerpo, se identifican los siguientes tipos de helmintiasis en niños: intestinal (ascariasis, apt. , fascioliasis).

Dado el tipo de patógenos, la helmintiasis en niños se divide en los siguientes tipos:

  • nematodosis - causado por los gusanos redondos (ascaris, oxiuros, látigos, etc.)
  • cestodose - causado por tenias (tenia ancha, cadena de cerdo, etc.)
  • trematodosis - Causado por flukes (casualidad felina, pulmones pulmonares, flukes hepáticos, etc.).

Causas de la helmintiasis en niños

La alta incidencia de infecciones por helmintos en los niños se debe a la amplia prevalencia de diversas formas de parásitos (quistes, huevos, larvas) en el medio ambiente y habilidades de higiene insuficientes.

La mayoría de las helmintosis en niños causadas por nematodos pasan por un curso de dos fases: la etapa larvaria y la etapa de parasitización de adultos en el intestino. La fuente de infección es una persona enferma que libera huevos de helmintos con heces en el medio ambiente. Dentro de 2-3 semanas, la maduración de los huevos tiene lugar en el suelo, la infección se facilita mediante el uso de agua, frutas y verduras contaminadas con huevos de los parásitos. Por otra parte, entre las nematodosis hay enterobiosis, que tiene una vía de contacto de transmisión y con frecuencia afecta a grupos enteros (familia, grupo de jardín de infantes, clase escolar).

La cestodosis y la trematodosa en niños son mucho menos comunes que la helmintiasis causada por los gusanos redondos. La infección es causada por la ingestión de carne y pescado, que no han sido sometidos a un tratamiento térmico adecuado, la siembra de verduras o agua. La localización de las lesiones puede incluir el intestino delgado, el parénquima hepático y sus conductos, pulmones y bronquios.

En la patogenia de la helmintiasis en niños, se distinguen las fases aguda y crónica. La duración de la etapa aguda varía de 2 a 3 semanas a 2 meses desde el momento de la invasión; durante este período, las principales manifestaciones clínicas están asociadas con el desarrollo de reacciones alérgicas comunes a antígenos extraños de parásitos. Durante la transición de la fase aguda de la helmintiasis en niños a un papel principal crónico en la patogénesis se juega con los efectos tóxicos de los productos helmínticos en el cuerpo, los efectos traumáticos y mecánicos en los órganos en los que viven los parásitos, trastornos metabólicos, inmunodeficiencias secundarias. Algunas infecciones por helmintos aumentan el riesgo de desarrollar tumores en los niños: colangiomas (clonorquosis, opistorquiasis), cáncer de vejiga o papilomatosis intestinal (esquistosomiasis).

Síntomas de helmintiasis en niños.

En la fase aguda de la helmintiasis, el niño presenta erupción cutánea con picazón recurrente de tipo urticaria, fiebre, linfadenitis, artralgia y mialgia. El síndrome pulmonar puede desarrollarse, acompañado por una tos larga y seca con un componente asmático, dificultad para respirar, dolores en el pecho y ascariasis, a veces se presenta pleuritis eosinofílica y hemoptisis. El síndrome edematoso (con triquinosis, tricocefalosis) puede incluir edema local o generalizado, incluyendo angioedema en niños.

Lo típico de la fase aguda de la helmintiasis en niños es el síndrome abdominal, caracterizado por flatulencia, silla inestable (estreñimiento, diarrea), náuseas, eructos, etc. El dolor en el abdomen puede ser de naturaleza "volátil" o persistente, fuerte, imitando la clínica de un abdomen agudo. El síndrome de intoxicación y trastornos astenoneuróticos incluye fiebre irrazonable de grado bajo, debilidad, trastornos del sueño, bruxismo, irritabilidad, convulsiones.

La helmintiasis crónica en niños se acompaña de letargo, disminución del rendimiento y rendimiento, falta de apetito, pérdida de peso, anemia, etc. Varias enfermedades crónicas de la piel (dermatitis atópica, psoriasis, eccema, seborrea, acné, fragilidad de las uñas), patología del tracto respiratorio ( La rinitis, la traqueítis, la bronquitis asmática y los órganos genitales (vulvitis recurrente en las niñas) también pueden ser una consecuencia de las infecciones por helmintos en los niños. Los niños que padecen infecciones por helmintos a menudo están enfermos, a menudo tienen infecciones virales respiratorias agudas recurrentes, estomatitis, gingivitis, enfermedades de la piel pustulares.

Complicaciones de la helmintiasis en niños.

El resultado de la invasión masiva en ascariasis puede ser obstrucción intestinal, ictericia obstructiva, pancreatitis. Las complicaciones de la enterobiosis en niños generalmente incluyen pioderma, eccema perianal, vulvovaginitis, incontinencia urinaria, apendicitis.

La toxocarosis, caracterizada por la migración en el cuerpo humano y la invasión tisular de las larvas de helmintos, puede dañar el tracto respiratorio y causar insuficiencia pulmonar aguda, y en caso de daño en el ojo, reducción unilateral de la agudeza visual o estrabismo. El curso de la triquinosis puede complicarse por la perforación de la pared intestinal, la meningoencefalitis y la hepatitis.

En la opistorquiasis, hay daño al hígado y tracto biliar, en la fase crónica se desarrolla gastroduodenitis, colecistitis, colangitis, pancreatitis.

Diagnóstico de la helmintiasis en niños.

El gran polimorfismo de las manifestaciones de invasión helmíntica contribuye al hecho de que prácticamente cualquier especialista en pediatría puede encontrar infecciones por helmintos en niños: pediatra, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas, neumonólogo pediátrico, gastroenterólogo pediátrico, alergólogo-inmunólogo pediátrico, dermatólogo pediatra, cirujano pediátrico, etc. Patología gastroenterológica, enfermedades broncopulmonares, reacciones alérgicas deben ser examinadas para detectar infecciones por helmintos.

En la fase aguda de las helmintosis en niños, hay cambios en la sangre: eosinofilia, aumento de las pruebas bioquímicas del hígado (ALT y AST, bilirrubina, muestra de timol, fosfatasa alcalina). En las primeras etapas, los métodos serológicos pueden ser informativos: REEF, ELISA, RNGA, RSK, etc.

La sangre, las heces, la bilis, el esputo, el raspado / frotis de la zona perianal pueden servir como material biológico para identificar los agentes causantes de las helmintosas en los niños. Más a menudo para el diagnóstico de varias formas de helmintiasis en niños es un estudio de heces en los huevos de gusanos, coprograma histológico. Para detectar los huevos de oxiuros, se raspa la enterobiosis de los pliegues perianales.

Con la equinococosis, las técnicas instrumentales (rayos X, ecografía, tomografía computarizada, resonancia magnética, endoscopia en niños) son herramientas diagnósticas importantes que detectan quistes en el hígado, los pulmones, el cerebro y otros órganos. Cuando la triquinosis es una biopsia de la piel y los músculos para detectar las larvas del parásito. En la opistorquiasis, es necesaria la intubación duodenal con examen de los contenidos del duodeno.

Las pruebas cutáneas alérgicas se pueden usar para diagnosticar infecciones por helmintos en niños.

Tratamiento de la helmintiasis en niños.

La terapia etiotrópica de la helmintiasis en niños se lleva a cabo con medicamentos antihelmínticos. El principio principal del tratamiento es la selección de un fármaco con acción larvicida (que destruye las larvas), ovicida (que destruye los huevos), vermicida (que destruye los parásitos adultos). Después del curso de la terapia, se requiere un examen parasitológico obligatorio.

Cuando se prescribe un fármaco antihelmíntico, se tienen en cuenta la forma de la helmintiasis en niños, la fase de la enfermedad y las enfermedades concomitantes. Los mismos fármacos son eficaces contra varias infecciones por helmintos en niños: así, albendazol y mebendazol se utilizan en la ascariasis, enterobioze, triquinosis, trihotsefaleze, pirantel - cuando enterobioze y ascariasis, praziquantel - opistorquiasis, esquistosomiasis, difilobotriasis, teniidoze etc ... Para una desparasitación exitosa de los niños, es necesario tratar simultáneamente a todos los miembros de la familia o el personal, y observar un régimen higiénico para la prevención de la reinvasión. Después del tratamiento principal de la helmintiasis, el niño suele recibir un nuevo tratamiento después de 10-14 años.

Para el alivio de las manifestaciones alérgicas que acompañan el flujo de infecciones por helmintos en niños, se recetan antihistamínicos. En presencia de síndrome de intoxicación, se realiza desintoxicación oral o por infusión. Las formas graves de helmintiasis en niños, que se presentan con síntomas de vasculitis, aracnoiditis, miocarditis, sirven como base para la administración de glucocorticosteroides.

Prevención de la helmintiasis en niños.

La prevención primaria de todo tipo de infecciones por helmintos incluye la formación de habilidades higiénicas en los niños, el uso de agua hervida y productos que han sido sometidos a un tratamiento térmico suficiente, lavado a fondo de manos, verduras y frutas.

Para prevenir la propagación de la helmintiasis dentro del equipo, es necesario aislar al niño enfermo, usar productos y platos de higiene personal, y vacunar y desparasitar a las mascotas. Se recomienda la prevención específica de medicamentos contra infecciones por helmintos para niños y adultos dos veces al año (otoño y primavera) con medicamentos con un amplio espectro de actividad contra los helmintos (por ejemplo, albendazol).

Causas de la infección por helmintos en niños

Hay varias fuentes de infección por helmintos en el cuerpo:

  • Helmintiasis: en este caso, los gusanos ingresan al cuerpo humano a través del suelo y el agua. También puede ocurrir durante el contacto con animales y durante la transferencia de huevos a los alimentos por las moscas. Por lo tanto, para que un niño se infecte con gusanos, es suficiente para él comer frutas o verduras mal lavadas o beber agua de una fuente natural que no ha sido hervida.
  • Ruta de contacto: los gusanos se transmiten de persona a persona. Por lo general, las lombrices intestinales se distribuyen de manera similar, y el riesgo de infección es muy alto, especialmente en grupos de niños, por ejemplo, en un jardín de infantes o en un campamento de verano.
  • Biohelmintiasis: los gusanos entran al cuerpo después de comer carne o pescado crudos y semicocidos.
  • Picaduras de insectos. Muy a menudo, los portadores de lombrices son mosquitos.

La principal vía de infección con gusanos es fecal-oral. En este caso, los huevos de helmintos ingresan al cuerpo humano con comida o agua.

Gusanos en niños: síntomas

[caption id = "attachment_2621" align = "alignright" width = "226"] Ascaris [/ caption]

Los signos de infección dependen directamente de la localización de los gusanos en el cuerpo. Las colonias más grandes de parásitos: ascaris, oxiuros y cadenas están en el intestino, sin embargo, algunos de los gusanos pueden moverse alrededor del cuerpo. Por ejemplo, los gusanos redondos pueden entrar primero en el estómago y, a partir de ahí, el flujo de sangre hacia los pulmones o el hígado. Allí se desarrollan dentro de tres semanas, después de lo cual vuelven a entrar en el intestino o el estómago.

Las lombrices se encuentran a menudo en el ano, causando una picazón severa. En las niñas, también pueden localizarse en los genitales y causar vulvovaginitis. Parásitos como la casualidad del gato o la casualidad del hígado a menudo viven en el hígado y el páncreas. Los equinococos pueden afectar los músculos, los huesos y las cadenas, incluso penetrar en el cerebro. Además, algunos tipos de gusanos se pueden encontrar en el sistema respiratorio, causando una tos persistente.

Dependiendo de la localización de los parásitos en los niños, pueden aparecer los siguientes síntomas de helmintiasis:

[caption id = "attachment_2622" align = "alignright" width = "275"] Pinworm [/ caption]

  1. Estreñimiento. Los gusanos de grandes tamaños pueden cerrar la luz intestinal, lo que provoca una violación de la silla. El estreñimiento puede durar más de dos días.
  2. Diarrea. Algunos parásitos producen una sustancia especial que estimula al cuerpo a liberar residuos de alimentos no digeridos junto con abundante agua.
  3. Flatulencia. Ciertos tipos de gusanos provocan inflamación en el intestino delgado, lo que resulta en la formación excesiva de gases. Si el tiempo no elimina los gusanos, la flatulencia puede durar hasta varios meses.
  4. Síndrome del intestino irritable. Los helmintos pueden causar procesos inflamatorios en el intestino, lo que conduce a una absorción deficiente de nutrientes y heces irregulares.
  5. Dolor en los músculos y articulaciones.. Esto sucede cuando los parásitos entran en la articulación o músculo y comienzan a destruirlos.
  6. Alergia. Las excreciones de helmintos pueden hacer que el cuerpo produzca células específicas que son responsables del desarrollo de reacciones alérgicas.
  7. Los gusanos pueden causar enfermedades dermatológicas.. Como resultado, el niño tiene acné, urticaria, acné, papilomas y diátesis. A veces, la infección por helmintos produce un aumento de la fragilidad de las uñas y el cabello.
  8. Anemia. Algunas especies de gusanos pueden adherirse a las paredes intestinales, obteniendo no solo nutrientes, sino también sangre. Como resultado, el niño desarrolla anemia, que se puede diagnosticar mediante análisis clínicos de sangre.
  9. Cambio de peso. Más a menudo, la infección por helmintos conduce a una pérdida de peso dramática. El hecho es que los parásitos absorben una cantidad significativa de nutrientes que entran al cuerpo humano con los alimentos. Además, la presencia de infestación de gusanos a menudo conduce a la pérdida de apetito debido a las toxinas penetrantes en la sangre. Sin embargo, en casos raros, el niño tiene un aumento en el peso corporal, este proceso es una reacción protectora del cuerpo ante la liberación de gusanos.
  10. Trastornos del sistema nervioso.. El niño se pone de mal humor, lloroso e irritable. Los escolares y adolescentes pueden desarrollar depresión en el fondo de la invasión helmíntica.
  11. Trastornos del sueño. Si el niño se despierta todas las noches, esto puede indicar una infestación de gusanos. Por la noche, los parásitos pueden dejar el cuerpo a través del ano, este proceso se acompaña de una sensación de picazón severa, que no permite que el bebé duerma bien. Si después de rascarse, el niño se muerde las uñas o simplemente se mete los dedos en la boca, entonces se produce una autoinfección repetida. Por esta razón, eliminar los gusanos en los niños es mucho más difícil que en un adulto.
  12. Síndrome de fatiga crónica. Esta condición se manifiesta en forma de fatiga rápida, apatía, debilidad. La razón de estas condiciones radica en la falta de nutrientes en el cuerpo. El niño puede experimentar pérdida de memoria, estrés emocional y somnolencia.
  13. Anomalías del sistema inmune. Debido a la infestación de gusanos, el niño es mucho más probable que tenga enfermedades virales. Él puede experimentar reacciones alérgicas a alimentos familiares. La disbacteriosis o colitis a menudo se desarrolla en los intestinos, y aparecen erupciones de acné, herpes y diátesis en la cara.
  14. Proceso inflamatorio en las vías respiratorias.. En este caso, el niño tiene tos y aumenta la temperatura corporal. Una complicación bastante peligrosa de la helmintiasis es el desarrollo de asma bronquial.

La variedad de síntomas causados ​​por los gusanos complica enormemente el diagnóstico. Por lo tanto, se aconseja a los padres que no descuiden los exámenes preventivos de rutina, que necesariamente incluyen pruebas para oxiuros y ascaris.

Métodos para el diagnóstico de la helmintiasis.

Para identificar los gusanos en el cuerpo de un niño, la ovoscopia es la más utilizada. Это исследование заключается в анализе кала на яйца глистов, которые паразитируют в органах пищеварительной системы. К сожалению, не всегда удается получить стопроцентные результаты, поскольку не все глисты систематически откладывают яйца.

Se puede lograr un resultado más preciso con la ayuda de un coprograma histológico, que consiste en un examen microscópico de secciones delgadas de heces. Gracias a esta investigación, es posible identificar claramente las partes de los gusanos, así como sus huevos. Como resultado, es posible no solo diagnosticar la helmintiasis, sino también determinar el tipo de parásitos.

Si existe la sospecha de localización de helmintos en los pulmones, está indicada la radiografía. Además, se realiza examen de esputo. Para identificar parásitos en el hígado, el cerebro o los riñones, se realiza una tomografía computarizada o una ecografía. Para el diagnóstico de helmintos en la sangre, se realiza un hemograma completo, que también le permite determinar la anemia o los procesos inflamatorios en el cuerpo.

Gusanos en niños: tratamiento

Para que la terapia sea lo más eficaz posible, debe ponerse en contacto con un parasitólogo y cumplir estrictamente sus recomendaciones. La automedicación con antiprotozoarios es inaceptable, ya que son bastante tóxicos. Además, debe tenerse en cuenta que cuando las invasiones de varios tipos de parásitos requieren regímenes de tratamiento individuales, que se alinean en función del ciclo de vida de los gusanos. Al calcular la dosis, el médico debe tener en cuenta la edad del niño y su peso.

Cuando se encuentran oxiuros o ascaris, se usan los siguientes medicamentos para el tratamiento:

  • Piperazina (a cualquier edad, incluido hasta un año),
  • Mebendazol (a partir de 2 años),
  • Levamisol (a partir de 1 año),
  • Albendazol (a partir de 2 años).

Muchas drogas son ineficaces contra las larvas y los huevos de gusanos. Además, existe una amenaza bastante grande de autoinfección repetida con lombrices intestinales en niños pequeños. Por lo tanto, después de 2-3 semanas, el curso de la terapia debe repetirse.

En paralelo con los medicamentos etiotrópicos prescritos, el médico puede recomendar agentes coleréticos si existe la sospecha de que los parásitos habitan en la vesícula biliar. Los laxantes se designan a menudo para la eliminación rápida de parásitos y sorbentes para la absorción de toxinas. Los antihistamínicos pueden reducir la manifestación de alergias y mejorar significativamente el bienestar de un paciente pequeño.

De los remedios populares para la lucha contra los gusanos se utilizan semillas de calabaza y hierba tansy. Se recomienda limpiar las semillas a los padres de manera independiente, para que el niño pueda comer una película delgada ubicada entre la semilla y la cáscara.

Para deshacerse de los gusanos, 300 g de este producto deben triturarse, mezclarse con miel y administrarse a un niño 1 cucharada. Es mejor hacer esto por la mañana y luego no debe alimentar al bebé durante 3 a 4 horas. El curso del tratamiento se puede repetir en 2 a 3 semanas, dependiendo del ciclo de desarrollo del parásito en particular.

Uno de los remedios más populares para los gusanos es el tansy. Para preparar la decocción, se deben verter 3 cucharadas de hierbas con un vaso de agua hirviendo y dejarlas durante 1 hora, después de lo cual se puede drenar. La herramienta debe estar ebria 3-4 veces al día por una cucharada.

Tratar con las toxinas y destruir los gusanos ayudará a los productos que tienen un sabor amargo. Para este fin se recomiendan el ajenjo y los clavos. Además, casi todos los helmintos no toleran un ambiente ácido. Por lo tanto, es posible hacer frente a los gusanos al incluir chucrut, vinagre de manzana, jugos naturales de verduras agrias y frutas en la dieta.

Si existe la sospecha de la presencia de gusanos en el niño, debe incluir en la dieta una gran cantidad de zanahorias frescas. También es muy útil beber jugo de zanahoria natural y una infusión de brotes de abedul. Para su preparación, una cucharadita de materias primas se debe verter con un vaso de agua y calentar en el baño de vapor durante media hora. Dos horas después, la infusión está lista para comer. Se recomienda tomar medio vaso del producto dos veces al día. El curso de terapia es de 1 semana.

Prevención de gusanos en niños.

Para no lidiar con los efectos desagradables de la infección por helmintos, se recomienda llevar a cabo medidas preventivas. Para hacer esto, no le dé al niño agua cruda de manantiales o pozos. Antes de usar, esta agua debe ser filtrada y hervida.

Lávese bien las manos con jabón después del contacto con el suelo. Lave a fondo las verduras, hierbas, frutas y bayas que el niño y otros miembros de la familia coman. Es muy importante tratar a fondo la carne, el pescado y las aves. No se recomienda ofrecer a su hijo alimentos secos, salados o crudos que no hayan sido tratados con calor.

Después de nadar en los estanques, debes tomar una ducha. No permita que las mascotas lamen las manos o la cara del bebé, ya que los huevos de helmintos pueden estar presentes en su idioma. Lavarse bien las manos después del contacto con animales. Además, asegúrese de realizar una limpieza antiparasitaria de su mascota y toda la familia se someterá a exámenes médicos preventivos.

Pin
Send
Share
Send
Send