Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2019

¿Cómo se realiza la cistectomía vesical?

El principal tratamiento para el cáncer de vejiga con invasión muscular es la extirpación quirúrgica de la vejiga.

Las razones por las cuales se puede recomendar la eliminación de toda la burbuja:

  • La presencia de tumores invasores de músculo.
  • La presencia de un tumor que crece agresivamente, que tiene múltiples focos malignos (multifocales) o superficiales, pero tiene recaídas después de la quimioterapia o la inmunoterapia.
  • La presencia de dolor constante y sangrado en pacientes con enfermedad incurable.

Puede evaluar el riesgo de extirpar la vejiga pasando por un panel médico que comprende (por ejemplo, un urólogo, un oncólogo, un cirujano, un anestesiólogo, un terapeuta).

También son importantes factores como su edad biológica (condición somática general, su bienestar, medido como estado de salud o esperanza de vida) y otras enfermedades que tiene (diabetes, enfermedad cardíaca, hipertensión, etc.). Los pacientes mayores de 80 años son más difíciles de tolerar tales operaciones y tienen un período de recuperación más largo.

La cirugía abdominal temprana o la radioterapia hacen que la cirugía sea más difícil, pero rara vez causa un fracaso. El sobrepeso no afecta la supervivencia después de la cirugía, pero afecta el riesgo de complicaciones en el período postoperatorio.

La extracción de la vejiga incluye la extracción de la vejiga, el uréter inferior y los ganglios linfáticos pélvicos. Dependiendo de factores tales como la ubicación del tumor y el método de posterior desviación de la orina, se extirpa parte de los órganos genitales adyacentes (próstata y vesículas seminales en los hombres, toda la uretra, el útero en las mujeres).

¿Cómo se extrae la vejiga?

La vejiga se extirpa a través de una incisión en la cavidad abdominal (abierta) del paciente bajo anestesia general (una combinación de fármacos intravenosos y gases de inhalación). Se extirpan la vejiga, el uréter inferior, ubicado cerca de la vejiga, los ganglios linfáticos pélvicos y (parte de) los genitales adyacentes. Ahora se debe formar otro método de almacenamiento y descarga de orina.

La técnica estándar en este momento es la cirugía abierta. Sin embargo, se puede hacer de forma menos invasiva (cirugía laparoscópica o robótica). En la actualidad, en centros especializados con equipos especiales y especialistas experimentados, las cirugías mínimamente invasivas se consideran el método de elección para extirpar la vejiga.

¿Cómo prepararse para el procedimiento?

Al ingresar al hospital, el médico le informa sobre cómo prepararse antes y qué hacer después de la operación.

Se utilizará una parte de su intestino para crear el reservorio urinario. El médico le explicará en detalle cómo prepararse para este procedimiento.

Antes de la operación, su médico le informará detalladamente sobre cómo prepararse para la anestesia. Si está tomando algún medicamento, informe a su médico. Es posible que deba cancelar algunos medicamentos unos días antes de la cirugía.

¿Qué pasa después del procedimiento?

Durante los primeros días estás bajo observación dinámica. El médico le informará detalladamente sobre el período postoperatorio.

Durante la hospitalización, aprenderá a manejar una urostomía. Después de aprender a usar y vaciar las plántulas, se establecerá la fecha de descarga.

Quimioterapia antes de extirpar la vejiga.

La quimioterapia se realiza antes de extraer la vejiga para reducir potencialmente el tumor y destruir las células tumorales que ya han ingresado en la sangre o los ganglios linfáticos.

La quimioterapia antes de la cirugía se puede recomendar para pacientes con forma muscular invasiva. También es necesario para tumores grandes (> 3 cm) o si hay signos de cáncer que se extienda a los ganglios linfáticos (metástasis). La decisión de realizar quimioterapia la toma una junta médica (que incluye un oncólogo, un urólogo y un radiólogo). Se requiere una función renal adecuada.

Una reacción positiva a la quimioterapia mejora la supervivencia, pero no elimina la necesidad de cirugía.

Quimioterapia después de la extirpación de la vejiga.

Si el tumor es grande (> 3 cm), no se puede extirpar por completo o se disemina a los ganglios linfáticos (determinado por el patólogo), la quimioterapia está indicada después de la extracción de la vejiga. El cáncer que se ha diseminado a los ganglios linfáticos indica una enfermedad sistémica y puede requerir tratamiento sistémico (con quimioterapia) en ciertos casos.

Derivación de la orina: incontinencia o retención.

Es importante comprender el enfoque de dos pasos para la extirpación de la vejiga. Primero extirpar la vejiga y los ganglios linfáticos. Luego, la orina debe ser removida. Esto se puede lograr de varias maneras. En general, distinguimos entre las opciones que son la incontinencia (un flujo continuo de orina inmediatamente va más allá del cuerpo) y la retención (la orina se almacena en el cuerpo y se extrae si es necesario). La edad biológica, la función renal y otras enfermedades, la calidad de vida del paciente son cruciales en la elección de las tácticas de la operación. Para decidir cuál es la mejor opción para su situación particular, necesita conocer y comprender las limitaciones después de cada tipo de cirugía y efectos secundarios.

Además de sus preferencias personales, la capacidad de acostumbrarse física y moralmente y de ser capaz de manejar tal desviación de orina es importante.

Moviendo los ureteres

Extracción de los uréteres a través de la piel (ureterocutaneostomía).
Al mover los uréteres juntos o por separado a través de la piel del lado del abdomen para descargar la orina de los riñones (estoma) (Fig. 1), la orina simplemente puede fluir a través del estoma hacia la bolsa. Esta eliminación de orina es la más sencilla. Aunque rara vez se utiliza. Este método es seguro y está disponible para pacientes con antecedentes de historia (cirugía previa, problemas de salud múltiples, cuidados paliativos) o en pacientes que no pueden cuidarse después de la cirugía. Las complicaciones principales son raras, pero las infecciones recurrentes y la apertura del orificio (estenosis) son comunes y pueden requerir tratamiento. Los pacientes a menudo necesitan la colocación de un stent en el uréter, que debe reemplazarse regularmente.

La figura 1 ureterocutaneostomía

Coloque la parte del intestino delgado entre los uréteres y la piel (canal ilíaco).
El canal ileal se puede crear colocando el intestino delgado entre los uréteres y la piel (Fig. 2). Este "estoma intestinal" crea una mayor distancia entre los riñones y la piel y reduce el riesgo de infección. Otra ventaja para los pacientes es que este estoma es más fácil de manejar y tiene menos complicaciones, como el estrechamiento del orificio (estenosis). Esta operación es relativamente simple y confiable desde el punto de vista técnico y, por lo tanto, es la más utilizada.

La figura 2 canal iliaco

Al elegir este tipo de descarga de orina, debe saber que se necesita mucho tiempo y esfuerzo para acostumbrarse a la vida con un estoma.

La vejiga recién formada. Creando un reservorio dentro del cuerpo.

Usando el intestino delgado o intestino grueso, y algunas veces el apéndice, se crea un reservorio en la cavidad abdominal y luego se conecta a la piel con un mecanismo de válvula (Fig. 3). Con un depósito de tan baja presión, la orina se puede almacenar en el cuerpo. El propósito de este procedimiento es permitir el control del vaciado o retorno del flujo de orina a los riñones (reflujo). El tanque se vacía por cateterización intermitente con un pequeño catéter de plástico cada 2 a 6 horas. El agujero puede estar en cualquier parte del abdomen inferior o en el ombligo.
Si se selecciona este tipo de operación, deberá cateterizar regularmente y vaciar este reservorio. La función hepática y renal debe ser adecuada debido a la reabsorción de los componentes urinarios (sal, ácido úrico, agua) en el revestimiento intestinal del reservorio, lo que provoca un estrés adicional en estos órganos.

La figura 3 reservorio intestinal

Las complicaciones incluyen infecciones, incontinencia urinaria, hernia, reflujo, endurecimiento del orificio (estenosis), así como síndrome de intestino corto, desequilibrios metabólicos y electrolíticos.

Dado que esta operación tiene dificultades técnicas, especialmente al crear un mecanismo de válvula, que no siempre es exitoso, este método rara vez se utiliza.

Implante ureteral en el recto (ureterorectoneostomía)

Cuando los uréteres se implantan en el recto, la orina se almacena en la ampolla rectal (fig.4). El ano y el suelo pélvico se convierten en un órgano que retiene la orina y debe funcionar correctamente. Este tipo de secreción conduce a la mezcla de las heces con la orina, por lo que el vaciado y la defecación se producen simultáneamente. Este método tiene un alto nivel de infección, por lo que rara vez se usa, y solo en ciertas circunstancias. Las complicaciones a corto plazo incluyen infecciones recurrentes (incluyendo inflamación de la pared abdominal y los riñones), endurecimiento de la abertura rectal (estenosis). Las complicaciones a largo plazo incluyen incontinencia urinaria, irritación intestinal y cáncer de colon asociado.

La figura 4 ureterorectoneostoma

Formación de vejiga a partir del intestino delgado.

Se puede formar una nueva vejiga a partir del intestino delgado, que se aísla del tracto digestivo (Fig. 5). El reservorio se forma a partir del intestino delgado y se coloca en la pelvis como un reemplazo para la vejiga. Dependiendo de la técnica utilizada, el reservorio tiene una forma esferoidal, “W” o “V”. Los uréteres están unidos por ambos lados y el extremo inferior está conectado a la uretra. El esfínter urinario se conserva. Con este tipo de cirugía, la orina debe acumularse y luego ser expulsada como con una vejiga urinaria saludable.

La figura 5 vejiga del intestino delgado

No sentirá una vejiga llena o ganas de orinar con una vejiga del intestino delgado, por lo que debe vaciarse cada 2 a 4 horas. La vejiga se libera relajando los músculos del suelo pélvico y reduciendo la cavidad abdominal (método de Valsalva). Presionar el estómago con ambas manos puede ayudar a vaciarlo por completo. En el 20% de las mujeres es necesario realizar autocateterización periódica para el vaciado completo, esto no es necesario para los hombres.

Con este tipo de operación, se requiere la función satisfactoria de los riñones y el hígado, el estado normal de los músculos del piso pélvico. Las complicaciones de esta intervención incluyen infecciones recurrentes (incluida la inflamación de la pared abdominal y los riñones) y la incontinencia.

Las complicaciones a largo plazo incluyen el estrechamiento del orificio en el área de la anastomosis, cambios en el tracto urinario superior, incontinencia urinaria, síndrome de intestino corto y hernia, así como desequilibrios metabólicos y electrolíticos.

Un análisis de sangre regular ayudará a evaluar la cantidad de ácido úrico que es reabsorbido por la sección del intestino utilizada, causando un desequilibrio en el pH, que a menudo requiere tratamiento médico con medicamentos orales (bicarbonato de sodio - bicarbonato de sodio).

Para el depósito recién formado se necesita tiempo para fortalecerlo y comenzar a trabajar. Para aumentar la capacidad de la burbuja formada, necesitarás entrenarla. Su médico le dará instrucciones para entrenar su vejiga. Al principio, la incontinencia urinaria puede ocurrir debido a un edema postoperatorio del piso pélvico.

Indicaciones para la cirugía.

La cistectomía radical es el tratamiento quirúrgico de los cánceres, que se prescribe en los siguientes casos:

  • con el crecimiento intensivo del tumor en la vejiga, cuando otro tratamiento es inefectivo, incluida la quimioterapia,
  • cuando los tumores de los sistemas y tejidos vecinos se diseminan y germinan en la vejiga, por ejemplo, cuando la próstata y los ovarios, el endometrio y el cuello uterino se ven afectados en las mujeres, desde el tracto intestinal,
  • durante las deformaciones de la cavidad, cuando sus dimensiones se reducen significativamente debido a la cistitis, grandes dimensiones de formaciones benignas u otras lesiones,
  • con pérdida severa de sangre o sangrado,
  • en caso de recidiva de cáncer tras escisión transuretral con endoscopio,
  • con un gran número de papilomas en las membranas mucosas de la vejiga para evitar la transformación en un tumor maligno.

Si el tumor no crece rápidamente y es asintomático, entonces la cistectomía se puede realizar parcialmente localizándolo en la parte del órgano urinario donde se encuentra la educación.

Contraindicaciones a la cirugía.

Las contraindicaciones a la cirugía pueden ser absolutas y relativas.

  • Especialmente la condición grave de una persona debido a intoxicación por cáncer o complicaciones tales como apoplejía, insuficiencia cardíaca, parálisis, acompañada de disfunción de la región pélvica,
  • Con metástasis en el cerebro, los pulmones y el hígado.
  • con incontinencia urinaria de esfuerzo,
  • En las enfermedades de la sangre, debido a que se reduce la coagulación.

Si hay contraindicaciones relativas, entonces puede usar un método complejo de quimioterapia y radiación.

Preparación para la cirugía

Desde el nivel de preparación del paciente para la operación depende no solo su curso, sino también la recuperación postoperatoria. Es por estas razones que es necesario analizar cuidadosamente los análisis y exámenes de otros especialistas que examinaron al paciente para esta patología.

Un mes antes de la intervención planificada, es necesario excluir el café, el té, el alcohol y el tabaco. Durante una semana, muchas personas necesitan tomar antibióticos y otros medicamentos antiinflamatorios para eliminar la patología en la microflora de la vejiga. Algunos deben dejar de tomar trombolíticos (Cardiomagnyl, Kardiask).

Tres días antes de la operación, la dieta se transfiere a una forma semilíquida con fibra. Antes de la operación se le permite beber solo agua. Como regla general, el médico conoce el esquema de intervención, que debe escribir las recomendaciones para el paciente sobre el régimen del día y la dieta. Solo después de estudiar y recibir estos consejos puedes firmar un acuerdo.

Si durante la operación se forman derrames cerebrales para la extracción de orina en el intestino, una parte del intestino se asigna para plásticos de órganos, y se planifica la creación de entradas fistulosas, entonces el intestino debe prepararse adecuadamente. Para esto, se hace un enema de sifón durante tres días para una limpieza completa, y se toman infusiones para disminuir la motilidad intestinal.

Para la prevención de bifidobacterias y lactobacilos bien probados. La noche anterior, afeitando el cabello del perineo, sobre el pubis y alrededor de los genitales. Por la noche y durante la mañana, no se permite la ingesta de líquidos.

La anestesia general es necesaria, por lo que es importante un examen por un anestesiólogo, que verifique los datos del ECG, mida la presión y aprenda sobre las alergias a los medicamentos. Si hay dentaduras en la boca, deben ser removidas.

Intervención de emergencia

Un tumor en el cáncer de vejiga ocurre con mayor frecuencia en hombres mayores de 60 años de edad. El tratamiento y examen del paciente se realiza a un ritmo acelerado, ya que es necesario abandonar los procedimientos quirúrgicos como método extremo de influencia sobre la patología. A menudo, en el fondo de la enfermedad, se produce una hemorragia, que debilita mucho a una persona. En este caso, una operación es necesaria para las indicaciones de la industria.

No queda tiempo para la preparación completa, la dieta no se observó el tiempo requerido. En este caso, es necesario limpiar el estómago con una sonda, lavándolo de los residuos de alimentos. Los enemas se ponen con una pequeña cantidad de líquido para evitar un mayor sangrado.

Asegúrese de realizar un ECG y un examen realizado por un terapeuta que verifique el grupo sanguíneo y su factor Rh, el nivel de electrolitos, el hemograma completo y las pruebas de orina, las pruebas de función hepática y el nitrógeno residual. El examen del anestesiólogo es el mismo que en el modo planificado.

Curso de operación

La cistectomía se realiza en una secuencia estrictamente verificada:

  • poner un catéter en la vejiga,
  • sobre el pubis, la piel se corta en forma de ancla o arco, lo que le permite atar rápidamente las arterias en la región ilíaca para eliminar el sangrado,
  • parte del peritoneo se exfolia o se extrae, se abre y examina la vejiga, se ligan los vasos,
  • La parte posterior y las paredes laterales se segregan, mientras que en los hombres las vesículas seminales y la próstata se liberan de los tejidos,
  • el uréter se corta 3 cm por encima del tumor y se retiene mediante fijadores. Ponen catéteres dentro de los tubos,
  • los conductos excretores de semillas se atan, al igual que la vejiga, que luego se desplaza hacia atrás,
  • En la parte púbica de los músculos, la próstata y las partes quísticas se intersecan, así como los ligamentos de ambos lados, parte de la uretra se extirpa cerca de la próstata.
  • sacar la vejiga.

En el peritoneo, se detiene la hemorragia por ligadura de vasos, se sutura el defecto del peritoneo. Capas cosidas en la piel y músculos. Los catéteres para la derivación urinaria se llevan a la superficie, el drenaje se coloca en la pelvis y en la cavidad del peritoneo para su examen después de la cirugía. Introducir antibióticos.

Complicaciones después de la cirugía.

Después de la cistectomía, las siguientes consecuencias se consideran las más peligrosas:

  • defectos rectales,
  • sangre de los vasos pélvicos
  • Infección del peritoneo y aparición de peritonitis.
  • Retardo en la producción de orina debido a la obstrucción del uréter, posiblemente la uretra está bloqueada,
  • la ocurrencia de pasajes fistulosos,
  • Neoplasia recurrente.

Métodos de formación de desviación de orina.

Después de la cirugía, es necesario formar correctamente la vía de salida de orina. Para hacer esto, use varios métodos que dependen de varios factores:

  • edad del paciente
  • Cualificación del cirujano asistente
  • consentimiento y deseos del paciente,
  • condición postoperatoria
  • Complicaciones después de la quimioterapia y radiación compleja.
  • Proyecciones de desarrollo tumoral.

Los más comunes en cirugía son dos métodos practicados por los urólogos:

  • el método Bricker, cuando una próstata externa está superpuesta o se une al intestino,
  • Método de Studer en el que se forma una vejiga artificial.

El método Bricker es más universal, pero intentan hacer el método Studer en la medida de lo posible. No es apto para todos, en particular, está prohibido bajo los siguientes factores:

  • insuficiencia renal crónica
  • Disfunción hepática por cirrosis o hepatitis crónica.
  • patología intestinal, su disfunción,
  • Defectos de la uretra, su extirpación total o parcial.
  • Declive intelectual de las capacidades del paciente.
  • curso de radioterapia,
  • Enfermedades neurológicas.

La creación de una vejiga artificial está contraindicada en pacientes mayores de 70 años, ya que la debilidad senil del esfínter está presente, lo que aumenta la incontinencia urinaria. Las mujeres extirpan toda la uretra durante la cistectomía, lo que complica la instalación de un órgano artificial.

Características del periodo postoperatorio.

Después de la cistectomía, el paciente permanece en la clínica en la unidad de cuidados intensivos. Si no hay complicaciones, se transfiere al departamento de urología. Se permite levantarse y moverse desde el segundo día después de la operación.

Los expertos recomiendan hacer ejercicios de respiración contra la aparición de neumonía estancada. Si es necesario, el médico puede prescribir antibióticos intramusculares.

Dentro de tres semanas, la salida de orina a través del catéter, el drenaje se puede eliminar después de unos días, siempre que no haya secreción en él. Nutrición y líquidos que el paciente recibe con la ayuda de los sistemas instalados, ya que el trabajo de los intestinos en los primeros días no se lleva a cabo. Una vez que se haya restaurado la peristalsis, se puede comer solo.

Como regla general, la hospitalización dura aproximadamente 12 días, el paciente es dado de alta con un catéter en la vejiga. Se eliminará después de 10 días, por lo que una persona debe acudir al departamento.

Otros tipos de cistectomía.

En la presencia de equipos de alta tecnología en algunas clínicas, la versión tradicional de la cistectomía se reemplaza por un método radical de laparoscopia. La cistectomía laparoscópica también se realiza bajo anestesia general. En la cavidad abdominal, se hacen incisiones en las que se inserta un laparoscopio con cámaras.

Las herramientas especiales le permiten ligar suavemente los vasos sanguíneos, resaltando y cortando la vejiga. La operación, así como la preparación para ello, no es diferente de la versión clásica. Después de la cistectomía, se restablece el flujo de orina.

Otro tipo de cistectomía es el ahorro de nervios, que se caracteriza por un mayor control de las terminaciones nerviosas, que son responsables de la conexión de los órganos genitales con la médula espinal, que forma la función sexual en los hombres. Se realiza con más frecuencia en el caso de un paciente joven con una ausencia obligatoria de metástasis. La operación puede prevenir una posible impotencia manteniendo las terminaciones nerviosas en los cuerpos cavernosos de los genitales.

Autocuidado en el postoperatorio.

El paciente después de la operación debe acostumbrarse al catéter y al urinario, aprender a vaciar y reemplazar el tanque. Para prevenir complicaciones, es necesario hacer un seguimiento de la aparición de síntomas desagradables, a tiempo para que el médico tratante los conozca:

  • fiebre y escalofríos constantes, lo que significa que la infección tiene
  • dolores de crecimiento severos, hinchazón y enrojecimiento en el estoma,
  • secreción purulenta o exudación de sangre de un estoma o sutura después de la cirugía,
  • náuseas y pérdida de apetito, arcadas,
  • olor desagradable de la orina,
  • dolor de tos y esternón,
  • Insuficiencia respiratoria constante, incluso por un esfuerzo menor.

La cirugía en el tratamiento del cáncer no es la única vía. Los métodos de resolución de problemas cardinales quirúrgicos no son solo la cistectomía. A menudo, los médicos combinan diferentes tipos de tratamiento con quimioterapia o radioterapia, centrándose en la gravedad de la enfermedad y su prevalencia en el cuerpo. Cuanto menor es la metástasis, más posibilidades tiene el paciente de recuperarse.

La cistectomia en los hombres

La posición del paciente - en la espalda. Las patas abducidas y ligeramente dobladas se sujetan en estribos. Colgar las piernas en esta posición es más conveniente para la uretrectomía. Si no se planea una uretrectomía, se coloca al paciente boca arriba, logrando una flexión excesiva de la columna en la región lumbar. Luego, la mesa se inclina 20 ° hacia la posición de Trendelenburg, de modo que las piernas de la parte inferior del paciente queden paralelas al piso. Para la uretrectomía, es necesario elevar adicionalmente la tibia con el accesorio.

Tratar el abdomen, el perineo y la vagina y aislarlos con láminas estériles. La vejiga se vacía con un catéter uretral Foley 24F, cuyo balón se llena hasta 50 ml. El tubo conectado al catéter se fija bajo láminas estériles al nivel de la tibia. La entrepierna está cubierta con un pañal estéril. El cirujano se convierte a la izquierda de la mesa de operaciones.

Cortar La incisión de la línea media inferior comienza a partir de la sínfisis púbica y termina 4 cm por encima ya la izquierda del ombligo. Corte a través de la parte frontal de la vagina de los músculos rectos a lo largo de la línea media y aplaste sin rodeos los músculos rectos.


A y B. Diseccionan la fascia transversal y exponen sin rodeos el espacio de retención. En la mitad superior de la herida, el peritoneo se diseca a lo largo de la incisión de la piel, y en la mitad inferior después de cruzar el uraco, el peritoneo se disecciona en forma de V. Nota Si la cistectomía está precedida por una linfadenectomía, el peritoneo no se disecciona, sino que se separa bruscamente de las paredes de la pelvis. Las ramas de la incisión en forma de V deben alcanzar el nivel de los vasos ilíacos internos para que la vejiga se pueda envolver con una lámina de peritoneo. Levantar la pinza Kocher aplicada al uraco facilita la separación del peritoneo. Cruce y ate los conductos eyaculadores, mientras que los hilos no se cortan y se usan como grabados en la asignación de vesículas seminales.

Colocando el pulgar en el espacio preestático y el resto, en Douglas, evalúe la movilidad del tumor. Realice una auditoría de los órganos abdominales, examine y palpe los ganglios linfáticos del hígado, preaórticos y pélvicos. Todos los ganglios linfáticos sospechosos se envían para un examen histológico urgente de las secciones congeladas. Cortar a través de las adherencias en la cavidad abdominal. Si el tumor se reconoce como operable, se inyectan 30-60 ml de formalina al 10% en la vejiga, que se evacua después de 10 minutos.


Incisión del peritoneo con la formación de colgajos triangulares (según Skinner). En el abdomen derecho, se corta un peritoneo parietal en forma de triángulo, cuyo vértice corresponde al ángulo ileocecal, el lado derecho (la línea de Toldt) y el izquierdo (el borde medial del mesenterio del colon izquierdo). La base del triángulo está formada por el duodeno. La mitad derecha movilizada del colon y el intestino delgado se desplazan al piso superior de la cavidad abdominal, se cubren con un pañal estéril y se sostienen con un gran retractor Devera. La mitad derecha del colon y el intestino delgado también se pueden llevar al tórax, colocándolos en un paquete especial.

En la mitad izquierda del abdomen, el peritoneo parietal se diseca a lo largo de la línea blanca de Toldt desde el nivel del riñón hasta el nivel del sacro (línea de puntos). Esto permite la movilización del colon sigmoide y facilita la colocación del uréter izquierdo debajo de él. Instale un retractor grande.


Asignar el uréter derecho con adventicia, pellizcarlo con el disector, ligar proximalmente y cruzar. El hilo se utiliza como soporte.

Biopsia ureteral. Si el riesgo de cáncer in situ es alto, entonces se realiza una biopsia del uréter preuterino, el material se envía para un examen histológico urgente. Si se encuentran células tumorales fuera del área de resección, entonces se retira un área adicional del uréter y se repite un estudio rápido repetido de las secciones congeladas. El uréter izquierdo se excreta hacia arriba a una distancia más significativa que la derecha, y se cruza. Debajo del colon sigmoide, se forma un túnel en el espacio retroperitoneal con un dedo; en este túnel se sostiene una pinza curva, que aprieta el uréter derecho para la ligadura que se le impone (ver la figura). El uréter izquierdo se aprieta bajo el colon sigmoide para formar la anastomosis. Es necesario asegurarse de que el uréter no esté doblado.

Produce linfadenectomía pélvica, exponiendo los vasos ilíacos. (Esta etapa generalmente no es posible con la cistectomía paliativa debido a la fibrosis debida a la radioterapia). Para facilitar la excreción de los uréteres, se aplica una larga ligadura de seda en su extremo distal.

CAMBIO VASCULAR LATERAL

A y B. El dedo índice de la mano izquierda conduce debajo de la arteria ilíaca interna, mientras que los otros mueven la vejiga hacia un lado. Al mover el dedo índice paralelo al sacro hacia abajo, el haz vascular se separa de la vejiga del recto a la vejiga.

Esqueletizar la arteria ilíaca interna e identificar su primera rama: la arteria glútea superior. Asigne la arteria ileal interna distal a la arteria glútea superior. Un disector se coloca debajo de la arteria ilíaca interna y se ata con una ligadura de seda 2-0. La parte restante del haz vascular se sujeta con corchetes debajo, en la fascia pélvica, mientras se extrae el vaso con el tejido circundante con el dedo índice, para no dañar el recto. Debe quedar una cantidad suficiente de tejido (0,5 a 1 cm) detrás del soporte proximal, de lo contrario se puede producir un deslizamiento del soporte y sangrado. No se recomienda vestir la arteria ilíaca interna proximal al glúteo superior; si el sangrado es grave, para detenerla, la arteria ilíaca interna se pellizca con una pinza vascular.

Cuando se ligan los haces vasculares superiores e inferiores que van a la vejiga, debe evitarse el daño a las fibras nerviosas autónomas que se extienden desde la pelvis, la vejiga urinaria y la parte superior del plexo ilíaco interno. Estas fibras inervan los esfínteres y su conservación evita la incontinencia después de la formación de una vejiga artificial.

ALINEANDO EL PERNO VASCULAR TRASERO

A. La vejiga (o útero) se retrae hacia arriba para inspeccionar el espacio de Douglas. Corte el peritoneo (solo el peritoneo) desde las superficies laterales del recto al centro; las líneas de incisión están conectadas en la unión del peritoneo del espacio de Douglas a la pared anterior del recto. Entran en la capa y separan bruscamente el recto de la vejiga.
B. Separado del recto y hacia la fascia anterior de Denonville (indicado por la flecha). La separación del tejido continúa hasta que las vesículas seminales están expuestas.


Desplazar a los usuarios

Transferencia a la superficie anterior de la vejiga, como en el caso de la prostatectomía radical posterior de la columna. Separe la glándula prostática del pubis. Nota Si la glándula prostática está fuertemente adherida al pubis, el electrocauterio corta el periostio de los huesos púbicos hasta el nivel de la uretra. Los ligamentos púbico-prostáticos pellizcan, se adhieren a los huesos púbicos, corchetes grandes y tijeras cruzadas.



Se coloca un disector debajo de la uretra, sin agarrar los haces vasculares ubicados a lo largo de su superficie posterior-lateral, y tomarlos en una cuchilla encintada. La uretra está ligada con una ligadura de seda para evitar la implantación de células tumorales en su intersección. Tirando del asa con cinta, puede separar la uretra del diafragma urogenital antes de la uretrectomía perineal. La uretra se sujeta cerca de la glándula prostática con una pinza curva grande. La abrazadera debe aplicarse con cuidado para no dañar el recto, especialmente si antes de la cirugía se realizó radioterapia. (Cuando se daña el recto, se sutura el defecto con una sutura de doble hilera y se inyecta una solución de yodo orgánico en el intestino. Además, el esfínter anal se estira a la fuerza y ​​se extrae la colostomía proximal). El dedo índice de la mano izquierda separa la uretra del tejido circundante. En la pinza, el músculo recto uretral se levanta y, bajo el control de la visión, se cruza, se preservan los haces neurovasculares adyacentes al cuadrante posterolateral del músculo.


Uretrectomía

La uretrectomía se realiza con un tumor en el cuello de la vejiga, la glándula prostática, la uretra de la próstata, y si una biopsia de la membrana mucosa de la vejiga fuera del tumor muestra cáncer in situ. Realizar la operación con dos equipos de cirujanos ahorra tiempo y elimina la uretra como una sola unidad con otras estructuras anatómicas. Si se va a formar una vejiga artificial a partir del segmento ileal, la uretrectomía reduce el riesgo de recurrencia del tumor (Freeman et al., 1996).

La cavidad pélvica se tampona y se transfiere a una operación para extraer la orina o la formación de una vejiga artificial. En los casos en que se realizó radioterapia, se establece una rejilla de dexon en dirección transversal sobre el área irradiada de la pelvis pequeña, evitando la formación de adherencias entre los lazos de los intestinos y la superficie pélvica sin cubierta peritoneal. Cuando la rejilla se reabsorbe, el peritoneo tiene tiempo de crecer a través de ella. Si se sospecha una lesión rectal, la cavidad pélvica se llena de agua y se introduce aire en el recto a través de un catéter, por lo que se puede identificar el área dañada (Pisters, Wajsman, 1992).

Coloque con cuidado los asas intestinales, baje el omento y cúbralos con anastomosis. El drenaje al vacío se suministra al área de operación. Si no se ha formado una vejiga artificial, la cavidad pélvica se drena con un catéter de Foley insertado a lo largo de la uretra durante varios días después de la operación. La herida se sutura en capas.

En el postoperatorio, se prescribe cumarina, logrando un aumento en el tiempo de protrombina de 1.5-2 veces en comparación con el valor normal. Es necesario mantener un nivel normal de proteínas plasmáticas totales.

Cistectomia en las mujeres

Ate y cruce los haces vasculares posteriores derechos y los ligamentos cardinales del útero a una distancia de 4-5 cm del cuello uterino. Nota La asignación de los haces vasculares izquierdos se facilita si el cirujano cambia al lado derecho, para la ligadura y el cruce de los haces vasculares, el cirujano se convierte nuevamente a la izquierda de la mesa de operaciones. Si es necesario, realizar una histerectomía. La separación de los tejidos en la intersección de la arteria ilíaca interna y la vena ilíaca común debe limitarse en la medida de lo posible.

Inmediatamente debajo del cuello uterino, en una incisión circular, a partir de la pared posterior, corte a través de la vagina. Se deben evitar los daños en el ligamento pélvico-uretral y en los plexos vasculares y nerviosos parauretrales. El segmento vesical-uretral está separado de la pared frontal de la vagina. Los haces vasculares posteriores así movilizados se atan y se cruzan. En mujeres mayores, las paredes laterales de la vagina se diseccionan hacia abajo en dirección longitudinal, tratando de preservar su pared posterior tanto como sea posible, mientras que con la vejiga generalmente se extrae una parte de la pared de la vagina en forma de tira (Stenzl et al, 1995). La vagina se sutura y los hilos se aprietan a un montón de Cooper para evitar su omisión. Con el objetivo hemostático coser los bordes de los músculos, elevando el ano. En la parte frontal de los músculos, alzando el ano, detrás de la sínfisis púbica imponemos suturas en forma de sutura absorbible sintética 1-0. Comprobar hemostasia.

Los bordes libres de las paredes del vestíbulo de la vagina con propósito hemostático enfundan sutura continua sintética absorbible sutura 2-0. En mujeres jóvenes, el defecto en la pared vaginal se cierra con un colgajo del íleon.
Con un tumor en el cuello de la vejiga, y también si una biopsia de la membrana mucosa de la vejiga fuera del tumor revela cáncer in situ, se realiza una uretrectomía. El funcionamiento de los dos equipos quirúrgicos le permite extraer la uretra como una sola unidad con la vejiga. Si no se detecta un tumor en el cuello de la vejiga y no crece hacia la pared de la vagina, se forma un reservorio para drenar la orina desde la parte inferior de la vejiga (Stein et al., 1995). De lo contrario, la cavidad pélvica se aplasta y se transfiere a una operación para extraer la orina o formar una vejiga artificial. Los drenajes de vacío se llevan a los uréteres, la herida se sutura en capas. En el período postoperatorio, se prescriben anticoagulantes: cumarina o heparina.

Complicaciones intraoperatorias

Los trastornos de la coagulación de la sangre se producen después de la transfusión de más de 10 dosis de sangre y se deben principalmente a la hemodilución. La pérdida de sangre debe compensarse, pero si es necesario un sangrado excesivo para realizar un coagulograma e ingresar a la masa plaquetaria. При выраженном дефиците факторов свертывания крови вводят не менее 3000 мл свежезамороженной плазмы.

Повреждение сосудов. Дефект сосудистой стенки ушивают так, чтобы не сузить просвет сосуда. При необходимости вызывают сосудистого хирурга. En caso de lesiones estenosantes severas de las arterias femorales o ilíacas externas, la ligadura de las arterias ilíacas internas con un propósito hemostático puede causar isquemia en las extremidades inferiores.

Daño al intestino. La probabilidad de daño en el recto aumenta después de la radioterapia. Para separar la glándula prostática de la pared anterior del recto debe hacerse con gran precaución. El defecto en la pared intestinal se sutura con una doble costura. La colostomía está indicada solo en los casos en que el defecto de la pared rectal es grande o se ha realizado radioterapia preoperatoria. En caso de daño rectal no reconocido después de la cirugía, se forma un absceso pélvico o una fístula rectal externa.

CISTECTOMÍA CON LA RESECCIÓN DE LA SÍNTOMA LOBAL

Una incisión de los tejidos de la pared abdominal anterior se extiende hacia abajo hasta el periostio de los huesos púbicos. Cortar a través de los haces de tendones de los músculos rectos del abdomen. Usando el raspador, el periostio se separa hasta el borde medial del foramen del obturador. Diseccionar el ligamento, suspendiendo el pene y la vena dorsal del pene. Bajo el arco púbico, realice un gran disector, que captura y saca el extremo de la sierra Gigli. Cortar un segmento en forma de cuña de la sínfisis púbica. Cruzar el ligamento púbico y extirpar el segmento óseo.

Diseccionar el diafragma urogenital y asignar la división membranosa de la uretra. Al llegar a los bulbos del pene, coloque la uretra en todo el surco coronario. El tejido del glande se corta a través de la uretra a lo largo de la uretra, se sutura la abertura externa de la uretra. La cuña resultante se cruza a nivel del surco coronario y se retira debajo de la piel en la dirección del cuerpo esponjoso del pene previamente separado. Luego retire la próstata. La herida se drena y se sutura en capas, en el período postoperatorio, se prescriben anticoagulantes, cumarina o heparina.

PROSTATECTOMÍA DE LA SISTEMA INTERMEDIA PALLADA (operación Schmidt-Oritz [Schmidt-Oritz])

El acceso durante esta operación es el menos traumático de los utilizados en hombres con cáncer de vejiga, con sospecha de germinación del tumor en la pared rectal.

La diarrea se produce debido a la disbiosis causada por la preparación del intestino antes de la cirugía con fármacos antibacterianos. La supresión de la flora intestinal normal con antibióticos y la disminución de la peristalsis intestinal se promueven mediante la sobreinfección con la bacteria Clostridium difficile, cuyas esporas se transmiten de pacientes infectados o a través de las manos del personal médico. Los primeros síntomas (fiebre y diarrea) ocurren después de la cirugía. Puede desarrollarse colitis seudomembranosa. El diagnóstico se basa en la detección de leucocitos polimorfonucleares en las heces, la detección de citotoxinas en las heces mediante análisis inmunológico mediante aglutinación con látex, la determinación del título de C. difficile en la sangre. En la superinfección causada por C. difficile, los antibióticos se cancelan y se prescribe metronidazol (flagel). Con la resistencia de los microbios al metronidazol, la vancomicina se prescribe en el interior.
Una úlcera gástrica se puede prevenir recetando bloqueadores H2 en el período postoperatorio.

La nutrición se considera insuficiente si, después de 5-7 días después de la cirugía, el paciente no puede cambiar a una dieta normal. En caso de complicaciones se establece una nutrición parenteral completa.

Linforrea y edema linfático. A veces, la linforrea se mantiene alejada de la herida durante mucho tiempo, el linfocele rara vez se forma, ya que durante la operación se abre la cavidad abdominal. Puede producirse inflamación linfática de los órganos genitales externos o extremidades inferiores, especialmente después de la radioterapia.

La derrota del nervio femoral conduce a la debilidad de los músculos del muslo y parestesias y se produce como resultado de la compresión prolongada del nervio femoral por el retractor.

En relación con el riesgo de cáncer de la uretra (si no se realiza una uretrectomía), cada 6 meses se examinó la uretra.

Una fístula fecal o un absceso pélvico a menudo se produce debido a un daño rectal, en cuyo caso están indicadas la colo o ileostomía, el drenaje de abscesos y la nutrición parenteral. Quizás cierre espontáneo de la fístula. Sin embargo, una fístula rectal-uretral que surgió después de la formación de una vejiga artificial no se cierra espontáneamente, en este caso, la vejiga artificial debe extirparse, la orina debe retirarse hacia el íleon y el defecto rectal debe eliminarse. Si hay un defecto en la pared del intestino delgado, se reseca.

La función sexual no se pierde solo en un pequeño número de pacientes en ausencia de lesiones de los ganglios linfáticos de la vejiga y los tejidos y debido a la preservación de los plexos nerviosos.

Complicaciones del flujo urinario

Las fugas urinarias no requieren cirugía solo con drenaje adecuado. El cierre del defecto y la detención de la fuga de orina pueden lograrse mediante una punción de nefrostomía percutánea. Una vejiga artificial se descarga con un catéter, incluso con endoprótesis ureterales instaladas, ya que no siempre proporcionan un drenaje adecuado de la orina. Debe recordarse la posibilidad de bloqueo del lumen de los stents ureterales y catéteres con moco. El drenaje al vacío es preferible al tubo de goma convencional, ya que permite medir el volumen de la descarga, reduce la contaminación de la herida y el vendaje se moja.

Sin embargo, también pueden mantener la fuga de orina, ya que forman una especie de nuevo flujo de salida de orina, al pasar por alto lo que se formó durante la operación y, además, entrar en contacto con la anastomosis, hace que sea más difícil curarla. La probabilidad de fuga se reduce si, durante la cirugía, se inserta una endoprótesis con un extremo en forma de J en el uréter.

El fracaso de la anastomosis ureteral puede deberse a una movilización insuficiente del uréter (tensión de la anastomosis), una movilización excesiva (isquemia y flexión) o fugas. En estos casos, se suele indicar una reoperación. La obstrucción de la anastomosis del uréter poco después de la cirugía en ausencia de una endoprótesis en el uréter se debe a hinchazón o flexión en el área de la anastomosis, la compresión del uréter por un hematoma. En estos casos, es necesaria la nefrostomía percutánea. En una fecha posterior a la operación, la obstrucción anastomótica ocurre con más frecuencia y es causada por un proceso cicatricial local debido a la pérdida de orina, un proceso de tumor dentro o fuera del uréter y un cálculo. En estos casos, se realiza la dilatación endoscópica del uréter y, si es necesario, se recurre a la escisión del área constreñida con la reformación de la anastomosis. El estrechamiento de los uréteres en períodos tardíos después de la cirugía es bastante común, por lo que es necesario un seguimiento a largo plazo.

La falla de la anastomosis intestinal es rara, especialmente cuando se usa una sutura mecánica. El absceso pélvico se produce como resultado de la ineficacia de la terapia con antibióticos, pero más a menudo, como resultado de un hematoma o una fuga de orina o heces. La mayoría de los abscesos se pueden drenar por vía percutánea. La pielonefritis ocurre con bastante frecuencia, mientras que es necesario excluir la obstrucción del tracto urinario. En el contexto de la introducción de antibióticos, el ataque de la pielonefritis puede no desarrollarse inmediatamente después de la cirugía. La terapia antibiótica masiva a veces contribuye al desarrollo de una infección por hongos.

Las complicaciones tardías incluyen diarrea, especialmente si se ha administrado radioterapia. El síndrome del intestino corto se manifiesta por diarrea, una violación de la absorción de ácidos biliares y deficiencia de vitamina B. La cholerastyramine se usa para la deficiencia de ácidos biliares. La deficiencia de vitamina B después de usar el íleon terminal puede manifestarse por anemia, cambios mentales y trastornos neurológicos. El diagnóstico implica determinar el nivel de vitamina B o ácido metilmalónico a intervalos regulares, la lucha contra esta complicación consiste en la administración parenteral de vitamina B durante mucho tiempo. Tal vez una disminución en los niveles de caroteno y ácido fólico, y por lo tanto la necesidad de introducción adicional de estas sustancias en la dieta. La deficiencia de magnesio puede causar trastornos neuromusculares y mentales.

En contraste con las consecuencias de las ureterosigmoanastomosis, cuando un segmento grande del colon se apaga como resultado de la pérdida de líquido, es posible que se presente una acidosis crónica leve e hipovolemia. La insuficiencia renal se produce en aproximadamente 1/5 de los pacientes y se debe a pielonefritis, estrechamiento de las anastomosis ureterales, trastornos electrolíticos y reflujo de orina desde la vejiga artificial a los uréteres. La formación de cálculos renales es causada por una infección crónica del tracto urinario; en la vejiga artificial, los cálculos se forman debido al contacto de la orina con cuerpos extraños, principalmente con aparatos metálicos. En estos casos, se realiza la extracción endoscópica de piedras y brackets metálicos. Quizás el desarrollo de cáncer, después de la ureterosigmostomía es menos frecuente.

En caso de complicaciones del sigmostoma, puede requerir su revisión, imposición de una ileostomía de descarga, tratamiento por un gastroenterólogo.

En mujeres con uretra preservada, la incontinencia urinaria después de la formación de una vejiga artificial ocurre raramente. Durante la operación, es deseable mantener la inervación simpática de la uretra, pero la inervación de la pared vaginal, por regla general, no se puede mantener. En los últimos períodos posteriores a la cirugía, la micción difícil es más común, lo que requiere un cateterismo periódico (Hautmann et al., 1996).

Comentario de J. Schmidt (J. Schmidt)

La cistectomía radical en combinación con la linfadenectomía pélvica y la extracción de otras estructuras anatómicas ubicadas en la parte anterior de la cavidad pélvica, es una operación muy compleja y traumática, que a menudo se realiza en pacientes mayores de 70 años. Debido a la mejora de la técnica quirúrgica, la anestesia y los métodos de manejo pre y postoperatorio de los pacientes, la tasa de mortalidad para estas operaciones es actualmente de alrededor del 1%. No uso anticoagulantes después de la cirugía. Para la prevención de las complicaciones tromboembólicas, como regla general, vendas elásticas suficientes de las piernas, así como la activación temprana de los pacientes. Además, en mi práctica, los pacientes que mostraron preservar las fibras nerviosas durante la cistectomía radical fueron muy raros. Está justificado en hombres de edad relativamente joven, especialmente con cáncer avanzado in situ.

Me gustaría comentar algunas variantes del equipo quirúrgico para la cistectomía radical. Primero, prefiero no llenar la vejiga con formalina, pero con una solución de agente alquilante de tiotepa en una concentración de 1 mg por 1 ml. Tengo miedo de usar formalina, ya que si entra en contacto con los tejidos y órganos de la pelvis pequeña, es posible que se produzcan daños graves.

En segundo lugar, la linfadenectomía pélvica para la cistectomía radical se puede realizar por vía abdominal o extraperitoneal. Si existe un alto riesgo de metástasis en los ganglios linfáticos, se prefiere la linfadenectomía peritoneal abierta, como es el caso de la prostatectomía radical. Una alternativa es la linfadenectomía laparoscópica: una intervención mínimamente invasiva, menos traumática y con menos riesgo. Por otro lado, con la cistectomía estándar, disecciono el peritoneo de los vasos ilíacos a los ligamentos inguinales y disecciono los ganglios linfáticos en un solo bloque con la vejiga, combinando los abordajes intraperitoneal y extraperitoneal.

Tercero, al anastomosar los uréteres con el intestino, prefiero mover el segmento del intestino al uréter izquierdo, y no al revés. La estenosis isquémica en el área de la anastomosis entre el uréter y el intestino ocurre con mayor frecuencia en la izquierda debido a la movilización excesiva del uréter y la cicatrización subsiguiente. Dependiendo de la longitud y la movilidad del mesenterio del colon sigmoide, el segmento del intestino (vejiga artificial) se puede mover debajo o a través del mesenterio, por lo que la anastomosis entre el uréter izquierdo y el segmento del intestino se superpone lateralmente al colon sigmoide.

Cuarto, en lugar de la amplia movilización de colon descrita en el texto, recomiendo comenzar con la disección del peritoneo de la pared posterior de la cavidad abdominal en varias áreas en una corta distancia para aislar y cruzar los uréteres y hacer una biopsia rápida de sus extremos proximales. Estas incisiones peritoneales pueden extenderse en cualquier dirección para que sea más conveniente realizar una linfadenectomía y una cistectomía.

Quinto, cuando se usan endoprótesis ureterales (en forma de J o en la figura 4), el drenaje de la herida se puede retirar varios días después de la operación y las endoprótesis (7-10 días después), después de evaluar la urodinámica por primera vez y asegurarse de que las anastomosis estén ajustadas .

Me gustaría señalar algunos detalles que ayudan a prevenir complicaciones comunes después de la cistectomía. En el lado donde comienza la intersección de los haces vasculares lateral y posterior, recomiendo que los vendes 2 e incluso 3 veces para minimizar el riesgo de sangrado. Después de la radioterapia, considero que la cistectomía paliativa se realiza mediante acceso perineal, ya que en este caso el riesgo de daño rectal es mínimo. Si la cistectomía radical es imposible debido a la prevalencia del proceso mayor a la esperada, entonces el acceso perineal también es conveniente porque la herida se puede suturar y drenar fácilmente con un tubo de goma durante no más de 1-2 días.

Finalmente, para cualquier lesión del recto durante la cistectomía radical, recomiendo aplicar una sutura continua con sutura absorbible (1ª fila) en la mucosa y la submucosa, y reforzarla con la 2ª fila de sutura no absorbible en el Lamburus, en la capa muscular del recto. . Estoy de acuerdo con el método recomendado para probar la estrechez del recto y el estiramiento forzado del esfínter anal.

¿Qué es el plástico de la vejiga?

Debajo del plástico de la vejiga, entienda una serie de operaciones utilizadas para restaurar su función de reservorio. La mayoría de las veces, se les designa con la extirpación completa o parcial de un órgano, principalmente para enfermedades de cáncer. Una parte del intestino delgado o grueso se usa para formar una nueva parte de la vejiga, proporcionando el sistema circulatorio necesario. Durante el período de rehabilitación y más allá, una persona necesitará monitorear regularmente la frecuencia de los viajes al baño, porque después de una simulación de cuerpo completo, experimenta urgencias.

Indicaciones de intervención.

En los recién nacidos, la principal indicación para la cirugía plástica es la extrofia, una enfermedad muy grave de naturaleza congénita, en la cual la vejiga se encuentra fuera del cuerpo. No tiene una pared anterior, también falta la porción correspondiente del peritoneo. La orina se derrama a través de las aberturas de los uréteres, la uretra está ausente o dividida (epispadias uretra). Con la extrofia, la cirugía plástica se realiza en el quinto día de la vida del recién nacido.

Además, la operación es necesaria en caso de terminación de las funciones del cuerpo y la imposibilidad de restaurar su trabajo de manera conservadora. Esto suele ocurrir durante un proceso de tumor (cáncer de vejiga) que afecta la pared, el cuello y la parte inferior. Si el tumor es pequeño, el órgano no se extirpa por completo. De lo contrario, retire toda la vejiga sin dejar residuos.

Otras posibles indicaciones para plásticos:

  • cánceres de próstata con metástasis en la vejiga,
  • Deformación del cuerpo por adherencias severas.
  • anomalías congénitas de la estructura del cuerpo, excepto la extrofia,
  • Grandes piedras en el órgano que causaron su daño.
  • lesiones severas de vejiga,
  • fístula, absceso.

Tecnica intestinal

La sigoplastia es un tipo de plástico de la vejiga, que implica el uso de una parte del intestino grueso para recrear un órgano distante. Las características estructurales del colon sigmoide son tales que pueden usarse para formar la vejiga.

La técnica de operación es la siguiente:

  • La introducción de la anestesia general.
  • apertura de la cavidad abdominal
  • escisión de parte del intestino de unos 12 cm de largo,
  • Tratamiento de los intestinos, la conexión de sus partes,
  • Transferencia de uréteres al injerto intestinal.
  • Coser en órgano, suturar incisiones.

Técnica de cirugía plástica intestinal de la vejiga.

Ortotópico

La operación más común después de la cistectomía total o parcial (extirpación de la vejiga) es de plástico que involucra el segmento del íleon. Son reconocidos como el estándar de oro en el cáncer y otras patologías de la vejiga. Durante la operación, se realiza un reservorio urinario de baja presión. Este tipo de plástico recibió el nombre de ortotópico.

El curso de la operación es el siguiente:

  • Se administra anestesia endotraqueal,
  • extirpar la vejiga y los ganglios linfáticos regionales a través de la laparotomía media, si es posible, preservar los haces neurovasculares y los ligamentos de la uretra,
  • movilizar el íleon terminal, delimitar preliminarmente el peritoneo debido al riesgo de ingestión de contenidos intestinales,
  • colocar anastomosis inter intestinal entre los extremos distal y proximal del intestino,
  • se obtiene un rectángulo del intestino, sus bordes se combinan de una manera especial y se forma una vejiga artificial en forma de U,
  • coser el tanque a los uréteres,
  • mueva la uretra de modo que quede alineada con el reservorio, fije los órganos con suturas y retire las endoprótesis.

Neoplastia

Обычно такой тип операции выполняется при поражении данной части мочевого пузыря, а также в составе комплексной хирургии при экстрофии органа. Мочевой пузырь вскрывают по срединной линии, иссекают лоскут в области шейки. Из части кишки или путем уменьшения мочевого пузыря формируют новую шейку и уретру (если это необходимо). При экстрофии выполняют устранение дефекта брюшины, делают сведение лонных костей, что улучшает удержание сфинктера и шейки.

Техника выполнения пластики шейки мочевого пузыря

Реабилитационный период

В первые дни после операции пациенту нельзя кушать обычным путем, если в операции участвовал кишечник. Питание в этот сложный период только внутривенное. В течение 14 суток моча собирается через отверстие на передней брюшной стенке, к которому подводится внешний резервуар. Это нужно для полноценного заживления нового органа и мест его соединения с уретрой, мочеточниками. Спустя 3-5 суток начинают делать промывания искусственного мочевого пузыря при помощи физраствора.

Через 2 недели извлекают катетеры и дренажные трубки, снимают швы. Мочеиспускание становится естественным. Es mejor realizar el acto de orinar sentado (incluso para los hombres). Una persona debe aprender a vaciar la vejiga mediante la presión de los músculos abdominales, por lo que tiene que empujar y presionar un poco el estómago con la mano. La necesidad de vaciar el órgano no surge, debe seguirse estrictamente, de lo contrario surgirán procesos inflamatorios dentro del cuerpo. Como una complicación de la desviación prematura de la orina, puede ocurrir una ruptura de un nuevo órgano.

Las pautas importantes de estilo de vida son:

  • beber diuréticos con más frecuencia, infusión de arándano, que elimina el moco que es secretado por el intestino (de lo contrario, el moco puede obstruir la uretra),
  • tomar mucha agua
  • No conduzca un automóvil durante 2 meses, no levante pesas,
  • No coma platos fritos, picantes que retrasen la curación de los puntos de sutura,
  • comience la terapia de ejercicios un mes después de la cirugía (se necesita gimnasia para fortalecer los músculos del suelo pélvico).

Según las revisiones de pacientes que se han sometido a una cirugía, los episodios de incontinencia a menudo ocurren al principio. Se asocian con esfínter urinario débil. Por lo general, el uso de la terapia con ejercicios ayuda a mejorar la situación dentro de 2 a 3 semanas. La mayoría de los pacientes se quejan de la aparición de escamas de moco en la orina, su turbidez, que al principio asusta. Recibir grandes cantidades de líquido ayuda a limpiar la vejiga y eliminar el moco.

Los expertos advierten sobre la frecuente aparición de diarrea y la necesidad de tomar medicamentos que se unen a los ácidos biliares; con su ayuda, puede deshacerse rápidamente de la diarrea. En general, los médicos notan una buena calidad de vida después de una plastía de órganos: solo es importante controlar su vaciamiento regular y ser observado en el urólogo en un horario.

Anotación de un artículo científico sobre medicina y salud pública, el autor de un trabajo científico - Darenkov S. P., Krivoborodov G. G., Kotov S. V., Proskokov A. A., Pinchuk I. S., Yusufov A. G.

La cistectomía radical sigue siendo un tratamiento quirúrgico con un número significativo de complicaciones postoperatorias tempranas. Este artículo propone un esquema para el manejo de los pacientes antes de la cirugía y en el postoperatorio temprano, diseñado para prevenir las complicaciones postoperatorias más frecuentes, la paresia intestinal y la obstrucción intestinal temprana con adhesivo. Según el esquema propuesto, 61 pacientes se sometieron a una cistectomía radical con un plástico orto-estero-intestinal realizado en Las bases del Departamento de Urología SBI HPE RNRMU les. N.I. Pirogov del Ministerio de Salud de Rusia para el período comprendido entre septiembre de 2010 y noviembre de 2012. Todas las complicaciones que se desarrollaron dentro de los 90 días posteriores al tratamiento quirúrgico fueron registradas y analizadas. Como resultado del uso del esquema propuesto, fue posible reducir la frecuencia de parálisis intestinal, se resolvió de forma conservadora al 8,2% y se desarrolló una obstrucción intestinal temprana en el 6,6% de los casos. En nuestro trabajo, se demostró que la cistectomía radical sigue siendo una intervención quirúrgica compleja con un gran número de complicaciones postoperatorias. Es necesario un estudio adicional de la etiología, la patogénesis y el curso de las complicaciones postoperatorias. Esto permitirá desarrollar una estrategia de manejo óptima para los pacientes después de la cistectomía radical.

TÁCTICAS DEL SEGUIMIENTO POSTOPERATIVO TEMPRANO DE PACIENTES DESPUÉS DE LA CISTECTOMÍA RADICAL CON AUMENTACIÓN DE VEJIGA

No hay cambios en la cantidad de complicaciones postoperatorias tempranas. Este es un diseño que ofrece las mejores complicaciones postoperatorias, cuyo objetivo es evitar que el paciente se haga cargo de la operación. Se recomendó que los pacientes sigan las pautas durante un período de septiembre de 2010 a noviembre de 2012. Las complicaciones que se desarrollaron dentro de los 90 días posteriores a la cirugía fueron registradas y analizadas. Puede usarse como regla general para la parálisis intencional, se ha contraído de manera conservadora por la parálisis intestinal. . Es necesario un estudio adicional de la etiología, la patogénesis y el curso de las complicaciones postoperatorias. Para pacientes tras cistectomía radical.

Texto del trabajo científico sobre el tema "Tácticas de manejo del período postoperatorio temprano de los pacientes después de la cistectomía radical con plástico intestinal de la vejiga"

de Solo en tres pacientes la incontinencia persistió incluso un año después de la operación. De acuerdo con los resultados de los exámenes de control en pacientes, los índices promedio de 1Р88 ^ о1 ascendieron a 13.1 / 2.4, el Qmax aumentó de un promedio de 5.9 ml / sa 20 ml / s. El volumen postoperatorio de orina residual no superó los 30 ml.

Conclusiones. Métodos endoscópicos para la corrección de complicaciones obstructivas en pacientes que han sufrido radicales previamente.

La estatectomía puede considerarse de bajo impacto, altamente efectiva, en la que se permite el tratamiento en varias etapas y su ejecución repetida. El traumatismo bajo permite reducir el día-cama posoperatorio y la duración del drenaje de la vejiga. Todo esto nos permite recomendar la cirugía endoscópica como el método de elección para la corrección de las complicaciones obstructivas de la prostatectomía radical.

Información sobre los autores del artículo: D.O. Jalilov. - urólogo, estudiante graduado del departamento de endourología de la institución médica estatal de educación profesional secundaria de la Academia Rusa de la Academia Médica de Educación de Postgrado. Dirección: 123995, Moscú, calle. Barrikadnaya, d.2 / 1. Correo electrónico: [email protected]

Martov A.G. - Doctor en Filosofía, profesor, jefe. Sucursal GBOU DPO RMAPO. Dirección: 123995, Moscú, calle. Barrikadnaya, d.2 / 1. Correo electrónico: [email protected]

Abdullaev D.A. - urólogo, estudiante graduado del departamento de endourología de la institución médica estatal de educación profesional secundaria de la Academia Rusa de la Academia Médica de Educación de Postgrado. Dirección: 123995, Moscú, calle. Barrikadnaya, d.2 / 1.

1. Progresión del cáncer y tasas de supervivencia después de la prostatectomía retropúbica radical anatómica en 3,478 pacientes consecutivos: resultados a largo plazo / Roehl K.A., Han M., Ramos C.G., Antenor J.A., Catalona W.J. // J. Urol. 2004. vol. 172, N 3. R. 910-914.

2. Comparación de la prostatectomía radical laparoscópica transperitoneal y extraperitoneal mediante análisis de pares / Erdogru T., Teber D., Frede T., Marrero R., Hammady A., Seemann O., Rassweiler J. // Eur. Urol. 2004. vol. 46, N 3. P. 312-319.

3. Complicaciones y otros resultados quirúrgicos para hombres con cáncer de próstata localizado / A. Briganti, Chun FK, Salonia A., Suardi N., Gallina A., Da Pozzo LF, Roscigno M., Zanni G. Valiquette L., Rigatti P., Montorsi F., Karakiewicz PI // Eur. Urol. 2006. vol. 50, N 5. P. 1006-1013.

4. Complicaciones de la prostatectomía retropúbica radical abierta en candidatos potenciales para la monitorización activa / Loeb S., Roehl K.A., Helfand B.T., Catalona W.J. // Urología. 2008. vol. 72, N 4. P. 887-891.

© S.P. Darenkov, G.G. Krivoborodov, S.V. Kotov, A.A. Proskokov, I.S. Pinchuk, A.G. Yusufov, 2013

S.P. Darenkov, G.G. Krivoborodov, S.V. Kotov, A.A. Proskokov, I.S. Pinchuk, A.G. Yusufov TÁCTICAS DEL PERIODO POSTOPERATIVO TEMPRANO

EN PACIENTES DESPUÉS DE LA CISTECTOMÍA RADICAL CON PLÁSTICO INTESTINAL DE BURBUJA URINARIA Universidad Estatal de Medicina de Investigación de Rusia N.I. Pirogov "Ministerio de Salud de Rusia, Moscú

La cistectomía radical sigue siendo un tratamiento quirúrgico con un número significativo de complicaciones postoperatorias tempranas. Este artículo propone un esquema para el tratamiento de los pacientes antes de la cirugía y en el período postoperatorio temprano, diseñado para prevenir las complicaciones postoperatorias más frecuentes, la paresia intestinal y la obstrucción intestinal temprana con adhesivo.

De acuerdo con el esquema propuesto, se trataron 61 pacientes que se sometieron a una cistectomía radical con plásticos intestinales orto y heterotópicos realizados en las bases del Departamento de Urología de la Universidad Estatal de Medicina de Rusia. N.I. Pirogov del Ministerio de Salud de Rusia para el período comprendido entre septiembre de 2010 y noviembre de 2012. Todas las complicaciones que se desarrollaron dentro de los 90 días posteriores al tratamiento quirúrgico fueron registradas y analizadas. Como resultado del uso del esquema propuesto, fue posible reducir la frecuencia de la parálisis intestinal, se resolvió de forma conservadora al 8,2% y se desarrolló una obstrucción intestinal temprana en el 6,6% de los casos.

En nuestro trabajo, se ha demostrado que la cistectomía radical sigue siendo una intervención quirúrgica compleja con un gran número de complicaciones postoperatorias. Es necesario un estudio adicional de la etiología, la patogénesis y el curso de las complicaciones postoperatorias. Esto permitirá desarrollar una estrategia de manejo óptima para los pacientes después de la cistectomía radical.

Palabras clave: cáncer de vejiga, cistectomía radical, complicaciones postoperatorias tempranas, tácticas de manejo postoperatorio temprano.

S.P. Darenkov, G.G. Krivoborodov, S.V. Kotov, A.A. Proskokov, I.S. Pinchuk, A.G.Yusufov TÁCTICAS DEL SEGUIMIENTO TEMPRANO POSTOPERATIVO DE PACIENTES DESPUÉS DE LA CISTOMOMÍA RADICAL CON LA AUMENTACIÓN DE LA VEJIGA

No hay cambios en la cantidad de complicaciones postoperatorias tempranas. Este es un diseño que ofrece las mejores complicaciones postoperatorias, cuyo objetivo es evitar que el paciente se haga cargo de la operación.

61 pacientes fueron seguidos en el curso del estudio. Las complicaciones que se desarrollaron dentro de los 90 días posteriores a la cirugía fueron registradas y analizadas. La parálisis intestinal puede reducirse a un estándar conservador del 8,2% de los casos.

Este es un gran número de complicaciones postoperatorias. Es necesario un estudio adicional de la etiología, la patogénesis y el curso de las complicaciones postoperatorias. Para pacientes tras cistectomía radical.

Palabras clave: cáncer de vejiga, complicaciones postoperatorias tempranas, tácticas del período postoperatorio temprano.

La cistectomía radical es el "estándar de oro" para el tratamiento del cáncer de vejiga con invasión muscular y se utiliza cada vez más en el proceso muscular no invasivo con un bajo grado de diferenciación del tumor y lesión polifocal [1]. A mediados del siglo XX, la mortalidad postoperatoria osciló entre el 30 y el 40%. En los últimos 30 años, en relación con la mejora de las técnicas operativas, la tasa de mortalidad se redujo al 2% y los indicadores de complicaciones graves en -2/3, como se muestra en la Tabla. 1.

Actualmente, incluso en pacientes con comorbilidades severas (cardiovasculares, diabetes, trastornos metabólicos), la cistectomía radical es la cirugía de elección. Sin embargo, cabe señalar que hasta el momento, según diferentes autores, la frecuencia de las complicaciones postoperatorias se mantiene en un nivel bastante alto, del 20 al 60% [2].

Estadísticas de tasas de mortalidad.

despues de cistectomia radical

Tasas de mortalidad año,%

2008 - 2009 0,3 - 3,9

Las complicaciones postoperatorias más frecuentes son la paresia intestinal y la obstrucción intestinal temprana con adhesivo, del 5,5 al 60%. La estructura de las complicaciones postoperatorias más comunes se presenta en la Tabla. 2

La estructura de las complicaciones postoperatorias.

Frecuencia de complicaciones,%

La parálisis del intestino se resolvió conservativamente 5.5 - 60

El fracaso de la anastomosis inter-intestinal 4 - 11,7

El fracaso de las anastomosis uretero-intestinales 5 - 12.

Complicaciones de la herida 12

Infección urinaria 7 - 10

Embolia pulmonar, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular 1 - 3

A pesar de las altas tasas de complicaciones postoperatorias, hasta ahora, no existe una táctica patogénica única para el manejo de pacientes en los períodos preoperatorio y postoperatorio temprano.

En el presente estudio, propusimos un esquema de manejo de pacientes desarrollado por

Basados ​​en nuestra propia experiencia en el manejo postoperatorio de pacientes sometidos a cistectomía radical y en la prevención de las complicaciones más comunes.

Material y métodos. Este estudio incluyó a 61 pacientes que se sometieron a cistectomía radical con injerto intestinal orto y heterotópico, realizado en las bases del Departamento de Urología de la Universidad Estatal de Medicina de Bielorrusia. N.I. Pirogov del Ministerio de Salud de Rusia para el período comprendido entre septiembre de 2010 y noviembre de 2012. Se realizó: plásticos ortotópicos en 81, Ryr - 21 (34,4%), operaciones de Vgyukeg - 40 (65,6%). 58 personas fueron operadas por cáncer de vejiga y 3 pacientes fueron tratados con microcistis. En el grupo de estudio había 55 hombres (90.2%) y 6 (9.8%) mujeres. La edad osciló entre 39 y 82 años (mediana 60 años).

La distribución de los pacientes operados en las categorías de RT y RC y el grado de malignidad O se presenta en la Tabla. 3 y 4.

Distribución de pacientes por categorías RT y PY.

Pacientes de la categoría pT

La distribución de los pacientes según el grado de malignidad G

El grado de malignidad de los pacientes G

Tumor altamente diferenciado 22 (37.9%)

Tumor moderadamente diferenciado 28 (48.3%)

Tumor de bajo grado 8 (13.8%)

Todos los pacientes fueron conducidos de acuerdo con el esquema propuesto por nosotros:

1. Durante 2 días antes de la cirugía, se recomienda al paciente que limite el consumo de productos que contienen fibra gruesa.

2. Durante 1-2 días antes de la operación, se recomienda una transición a alimentos líquidos y digeribles.

3. Durante 1-2 días antes de la operación, la infusión de la mezcla de glucosa y potasio se lleva a cabo bajo el control del equilibrio ácido-base y la composición electrolítica de la sangre.

4. En la víspera de la operación, se realiza un enema de limpieza, se introducen heparinas de bajo peso molecular en dosis profilácticas.

5. Tratamiento antibacteriano - cefalosporinas de generación III + metronidazol.

6. La metoclopramida se prescribe inmediatamente después de la cirugía: 40 mg por día.

7. La extracción de la sonda nasogástrica se realizó inmediatamente o al día siguiente después de la cirugía.

8. Activación precoz del paciente.

9. Uso de anestesia epidural prolongada por hasta 3-4 días.

10. Por la noche, después de la operación, una mezcla de electrólitos glu-coso (200-600 ml).

11. 1er día (totalmente hasta 1200 ml de líquido):

- nutrición enteral (400-600 ml),

- espumizan + aceite de vaselina 40 ml 3-4 veces al día,

- Mezcla electrolítica de glucosa (600800 ml).

- Igual que en el 1er día,

- Mesa quirúrgica número 0 (caldo, gelatina).

13. Enema hipertensivo al día siguiente de la cirugía.

14. El uso de goma de mascar desde el segundo día del postoperatorio.

15. Estimulación del intestino en el tercer día en la clínica de parálisis del intestino con preparaciones anti-linesterase.

16. Recuperación de una sonda nasogástrica ante los primeros signos de gastrostasis / parálisis intestinal + estimulación activa (fármacos anticolinesterasa + enemas de limpieza).

17. Eliminación de intuba-tori ureteral en el día 10-14.

18. Retirada del catéter uretral en el día 14-18.

19. Modo de micción forzada, miccii cada 2 horas.

Los resultados. De los registros médicos se seleccionaron todos los casos de complicaciones que se desarrollaron dentro de los 90 días posteriores a la operación. En 34 (55,7%) pacientes, no se observaron complicaciones postoperatorias. La parálisis del intestino, resuelta de forma conservadora, se observó en 5 pacientes (8,2%), obstrucción intestinal temprana con adhesivo en 4 pacientes (6,6%), fallo de anastomosis intestinal en 1 paciente (1,6%), complicaciones de la herida en 10 pacientes (16,4%). Infección urinaria desarrollada en 7 pacientes.

centavos (11.5%). Embolismo pulmonar, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular: en 3 pacientes (4,9%). La muerte por embolismo pulmonar e infarto de miocardio ocurrió en 2 (3.3%) pacientes.

Discusión A pesar de la vasta experiencia obtenida en el tratamiento quirúrgico radical del cáncer de vejiga, muchos autores señalan un gran número de complicaciones postoperatorias [3 - 5]. Pero todos los autores están de acuerdo con la opinión de que la paresia intestinal y la obstrucción intestinal temprana con adhesivo, que se desarrollan de 5,5 a 60% según diversos datos, están en primer lugar en cuanto al número de complicaciones que han surgido. Estas son las causas más comunes de intervenciones quirúrgicas repetidas y terribles complicaciones, que a menudo causan la muerte de pacientes [6].

A pesar de un número significativo de complicaciones postoperatorias, aún no se ha desarrollado un esquema de manejo de un solo paciente. Nuestro esquema presentado está dirigido a la prevención de la parálisis intestinal y la obstrucción temprana del adhesivo en el período postoperatorio. La parálisis del intestino en la aplicación del esquema propuesto se encontró en el 8,2% de los pacientes, la obstrucción adhesiva - en el 6,6%, que es inferior a los indicadores globales.

Según nuestra experiencia, creemos que la preparación preoperatoria debe incluir un enema de limpieza sin el uso de laxantes de propiedades osmóticas. Según algunos autores, el uso de laxantes conduce a un deterioro de la microcirculación intestinal, lo que contribuye a un aumento en la frecuencia de paresia en el período postoperatorio temprano [7, 9]. El uso de la mezcla de agua y electrolitos desde el primer día ayuda a mejorar el trofismo intestinal. La extracción temprana de una sonda nasogástrica no aumenta la incidencia de paresia intestinal [8]. A su vez, el uso de nutrición enteral y el uso de goma de mascar estimula la motilidad intestinal. El nombramiento de anestesia prolongada, según varios autores, y como resultado de nuestra observación, es la prevención de la parálisis intestinal.

En nuestro trabajo, se ha demostrado que la cistectomía radical sigue siendo una intervención quirúrgica compleja con un gran número de complicaciones postoperatorias. Es necesario un estudio adicional de la etiología, la patogénesis y el curso de las complicaciones postoperatorias. Teniendo en cuenta los factores de riesgo del paciente: sexo, edad en el momento de la operación, índice de masa corporal, tiempo de operación, tipo de flujo de orina (ortotópico, conducto)

o heterotópico continental), el índice de comorbilidad de Charlson, la clase de riesgo funcional de acuerdo con los criterios de la American Society of Anesthesiologists, la presencia de metástasis, la naturaleza no radical de la operación, el grado de diferenciación del tumor y la experiencia del cirujano quirúrgico, todo esto hará posible su desarrollo.

La estrategia de manejo global para pacientes después de cistectomía radical. Se necesitan más estudios para desarrollar un esquema de manejo de pacientes unificado y eficaz, que mejore las complicaciones postoperatorias y reduzca al mínimo el riesgo de muerte.

Información sobre los autores del artículo:

Darenkov Sergey Petrovich - doctor en ciencias médicas, profesor, jefe del departamento de urología de la Universidad Estatal de Medicina de Rusia N.I. Ministerio de Salud Pirogov de Rusia. Dirección: 117997, Moscú, calle. Ostrovityanova, 1.

Krivoborodov Grigoriy Georgievich - Doctor en Ciencias Médicas, Profesor del Departamento de Urología de la Universidad Estatal de Medicina de Rusia. N.I. Ministerio de Salud Pirogov de Rusia. Dirección: 117997, Moscú, calle. Ostrovityanova, 1.

Kotov Sergey Vladislavovich - Candidato de Ciencias Médicas, Profesor Asociado del Departamento de Urología de la Universidad Estatal de Medicina de Rusia N.I. Pirogov Ministerio de Salud de Rusia, jefe. Departamento de Urología GKB №1 ellos. N.I. Pirogov. Dirección: 117997, Moscú, calle. Ostrovityanova, 1.

Proskokov Alexey Alexandrovich - candidato de ciencias médicas, jefe. урологическим отделением ФГБУ «Клиническая больница» Управления делами Президента Российской Федерации. Адрес: г. Москва, ул. Лосиноостровская, 45.

Пинчук Илья Станиславович - аспирант кафедры урологии ГБОУ ВПО РНИМУ им. Н.И. Пирогова Минздрава России. Адрес: 117997, г. Москва, ул. Островитянова, 1.

Юсуфов Анвар Гаджиевич - врач-уролог 36 урологического отделения ГКБ N°1 им Н.И. Пирогова. Адрес: 119049, г. Москва, Ленинский проспект, д. 10, корпус 12.

1. Slenzl A., Cowan N.C., De Santis М. etal.The updated EAU guidelines on muscle- invasive and metastatic bladder cancer. Eur Urol 2009:55:815-25.

2. Buscarini M., Pasin E., Stein J.P. Complications of radical cystectomy Minerva. Urol Nefrol 2007,59:67-87.

3. Shabsigh A., Korets R.et al. Defining early morbidity of radical cystectomy for patients with bladder cancer using a standardized reporting methodology. Eur Urol 2009,55:164-76.

4. Novara G., De Marco V, Aragona M. et al. Complications and mortality after radical cystectomy for bladder transitional cell cancer. J Urol 2009, 182(3):914—21.

5. Svatek R.S., Fisher MB., Matin S.F. et al. Risk factor analysis in a contemporary cystectomy cohort using standardized reporting methodology and adverse event criteria. J Urol 2010, 183(3):929-34.

6. Donat S.M. Standards for suigical complication reporting in urologic oncology: time for a change. Urology 2007,69(2):221-5.

7. Raynor MC, Lavien G, Nielsen M, Wallen EM, Pruthi RS. Elimination of 143 preoperative mechanical bowel preparation in patients undergoing 144 cystectomy and urinary diversion. Urol Oncol.

8. Ramirez JA, Svatek RS, Mcintosh AG, Strehlow R, Lawrence V, Parekh DJ. Definition, incidence, risk factors, and prevention of 124 paralytic ileus following radical cystectomy: a systematic review. 125 Eur Urol.

9. Slim K, Vicaut E, Launay-Savary MV, Contant C, Chipponi J. Updated 139 systematic review and meta-analysis of randomized clinical trials on 140 the role of mechanical bowel preparation before colorectal surgery. 141 Ann Surg 2009,249:203-9.

УДК 616.65-002-006 © А.Р. Геворкян, А.Ю. Авакян, 2013

А.Р. Геворкян, А.Ю. Авакян ОПЫТ ВЫПОЛНЕНИЯ БИОПСИЙ ПРЕДСТАТЕЛЬНОЙ ЖЕЛЕЗЫ В УСЛОВИЯХ ОКРУЖНОГО УРОЛОГИЧЕСКОГО ОТДЕЛЕНИЯ ЗАПАДНОГО ОКРУГА Г. МОСКВЫ

ГБУЗ «Городская поликлиника № 195», г. Москва

РПЖ - опухоль, наиболее распространенная в Европе. Показатель заболеваемости - 214 случаев на 1000 мужчин, что превосходит показатель заболеваемости раком легкого и колоректальным раком (Boyle P. и авт., 2005). В России заболеваемость РПЖ неуклонно растет:за период 1999-2009 гг. заболеваемость РПЖ выросла с 15,69 до 38,41 на 100 тыс. населения (+ 144.8%) и в структуре онкологической заболеваемости мужского населения составляет 10.7 %. Целью нашего исследования было оценить частоту выявления рака предстательной железы при повторной биопсии простаты при первично диагностированной простатической интраэпителиальной неоплазии высокой степени и ASAP в Окружном урологическом отделении ЗАО г. Москвы.

Ключевые слова: ПСА, биопсия предстательной железы, рак предстательной железы, ПИН высокой степени, ASAP.

A.R. Gevorkyan, A.Yu. Avakyan BIOPSIES OF PROSTATE GLAND IN A DISTRICT DEPARTMENT OF UROLOGY OF MOSCOW WESTERN DISTRICT

Prostate cancer is the most widespread tumor in Europe with the incidence of 214 cases out of 1000 men, exceeding the incidence of lung and colon cancer. in Russia the morbidity rate of prostate cancer is constantly rising: during 1999-2009 it has increased from 15.69 to 38.41 per 100,000 (+ 144.8%) and it makes 10.7% in the set of men's oncological illnesses. El diagnóstico repetido de biopsia ha sido diagnosticado como una biopsia de próstata de alto grado en el Distrito de Europa Occidental.

Palabras clave: APE, biopsia de próstata, cáncer de próstata, HGPIN, lo antes posible.

Loading...