Niños pequeños

39 semanas de embarazo

Pin
Send
Share
Send
Send


El embarazo es uno de los períodos más inolvidables en la vida de cada mujer, y sus últimas etapas son muy significativas y emocionantes. Es en este momento que es más importante hacer un seguimiento de todos los cambios y la aparición de nuevas sensaciones que pueden indicar el curso correcto o incorrecto del embarazo.

En la penúltima semana de embarazo, cualquier futura madre ya está comenzando a prepararse moralmente para una reunión con el bebé, especialmente escuchando atentamente todos los cambios, tanto significativos como insignificantes, que ocurren en su cuerpo, y un vientre de piedra en la semana 39 puede causar mucha ansiedad y miedo. Para comprender la naturaleza de este fenómeno, es necesario familiarizarse con todos los cambios que se producen durante este período.

En la semana 39 de embarazo, el bebé está listo para nacer. Durante este período, su actividad física se reduce un poco, ya que el niño ya no tiene espacio suficiente para jugar saltos y volteretas. Su crecimiento en este momento es en promedio de 50 a 54 centímetros, y el peso generalmente varía de 3200 a 3400 gramos, pero esto no significa que la desviación de estos parámetros no sea la norma. En esta materia, todo depende de las características individuales del bebé. En este período, su hígado y riñones ya están suficientemente formados, pero continuarán desarrollándose durante los primeros meses de vida. El intestino del niño está lleno de meconio, las heces originales acumuladas después de la ingestión de líquido amniótico. El bebé ya tiene una visión excelente, lo que le permite ver en la oscuridad y enfocar sus ojos a una distancia de unos 20 centímetros. Durante este período, el crecimiento y el desarrollo de la placenta disminuyen significativamente y comienza a envejecer. Se cree que ya ha cumplido su función. El desarrollo prenatal del bebé también se ralentiza, ya que ahora los nutrientes se suministran en cantidades necesarias solo para mantener su actividad vital. En la recepción, el médico definitivamente escuchará los latidos fetales del corazón, y también puede hacer una ecografía para asegurarse de que todo esté en orden. El ginecólogo está obligado a examinar a la mujer misma, en cuyo cuerpo también se han producido ciertos cambios.

Desde la semana 39 de embarazo, cesan el crecimiento abdominal y el aumento de peso. En esta etapa, el tapón de moco puede desprenderse y la descarga del tracto genital puede aumentar. El paso de los atascos de tráfico solo puede indicar que el parto puede comenzar muy pronto. Después de esto, es necesario observar la higiene especialmente con cuidado y recordar que en ningún caso debe permitirse la infección del feto, la ingestión de microbios. Durante este período, la cantidad de líquido amniótico disminuye, pero todavía hay suficiente para proteger al bebé de las influencias externas.

La pérdida de peso puede ocurrir en la semana 39 del embarazo. Esto es posible gracias a la eliminación del exceso de líquido y la creación de un cierto fondo hormonal, es decir, el cambio en la cantidad de progesterona y estrógeno, que contribuye a la pérdida de varios kilogramos.

En la semana 39 de embarazo, hay una inevitable disminución en la parte inferior del útero, debido a que se produce un prolapso abdominal y la mujer se siente mucho mejor. Esto será un verdadero alivio para aquellos que sufren de acidez estomacal. Pero fue durante este período cuando el dolor en la espalda y la cintura provocó el inconveniente. Esto no es sorprendente, porque el feto en crecimiento crea una grave carga para el sistema musculoesquelético de la futura madre. En este caso, los médicos recomiendan descansar lo más posible, más a menudo tomar una posición horizontal y, si es posible, dormir lo suficiente. Los procedimientos de agua también ayudan bien, pero en este momento es mejor limitarse a tomar una ducha, especialmente si el tapón de moco ya se ha ido. No se recomienda visitar la piscina durante este período. Además de estos cambios, hay ciertas condiciones que causan incomodidad y ansiedad.

Muchas mujeres se quejan de que su estómago se endurece. En la semana 39, este fenómeno es bastante común. Un estómago duro en la semana 39 a veces es motivo de grave preocupación para las futuras madres, que están realmente asustadas. Pero los expertos se apresuran a convencerlos de lo contrario. De hecho, esta condición es más que natural e indica qué tan activamente se desarrolla la semana 39 del embarazo. Un estómago duro es un signo de aumento del tono del útero y el comienzo de su preparación para el parto. Fue en este momento que se intensificaron los combates de entrenamiento, que preparan al cuerpo para la actividad laboral. A veces pueden ser tan fuertes que interfieren con el sueño en la noche. Los médicos ginecólogos recomiendan encarecidamente a las mujeres que, en cualquier caso, no se preocupen por cuánto se dobla el estómago en la semana 39. Afirman que la amenaza de aborto debido al tono del útero ya está muy atrasada y ahora esta condición solo puede llevar al parto, que está a punto de comenzar. Las contracciones reales difieren de las de entrenamiento principalmente en su duración y frecuencia. Si sospecha el comienzo del parto, puede activar la palanca de agarre, que es muy probable que confirme o refute estas conjeturas. Al confirmar el inicio del mecanismo de entrega, es necesario tomar una ducha, reunirse e ir al hospital de maternidad acompañado por un pariente cercano, o llamar y llamar a la brigada de ambulancia.

Los nacimientos en la semana 39 no son prematuros y se consideran urgentes. Por lo tanto, si hay signos de inicio del parto, no debe entrar en pánico, ya que se considera que es un fenómeno completamente natural que puede terminar completamente un embarazo fisiológicamente.

Entonces, los expertos contaron cómo la gestación de 39 semanas debería continuar. El estómago se convierte en piedra, ya que resulta, debido al aumento del tono del útero, en un período tan tardío que no debe causar ninguna preocupación, y puede que solo sea una señal de una próxima reunión con el bebé.

39 semanas de embarazo: por qué el vientre de la piedra se convierte en "piedra", lo que le sucede al bebé, los precursores del parto y cómo acelerar el parto

La semana 39 del embarazo desde la concepción no es una replantación a largo plazo, por lo que una mujer puede estar en casa y acudir al hospital de maternidad solo con el inicio del parto o la fuga de líquido amniótico.

Por lo general, las personas cuyo embarazo estaba en proceso fisiológico y no hubo indicaciones de un parto más temprano se tratan en esta fecha. Los principales parámetros del desarrollo del embarazo en este período se reflejan en la tabla.

En la semana 39 de gestación, el estómago es muy pedregoso.


Toda mujer que ha reportado un hijo de hasta 39 semanas puede decir con seguridad que una de las últimas semanas de caminar con una mujer embarazada es una verdadera hazaña. El niño ya es lo suficientemente grande, su peso es de aproximadamente 3 a 4 kilogramos, una gran parte del peso ganado es el líquido amniótico y el cordón umbilical.

Las futuras mamás de esta semana de embarazo comienzan a sentir que su estómago se está endureciendo, como si se estuviera convirtiendo en piedra, esta sensación es muy aterradora. Sin embargo, no te preocupes.

Antes del parto, el tapón de moco debe desprenderse y el líquido amniótico debe salir; sin esto, el parto no puede comenzar.

El corcho se ve como un coágulo de moco, el color debe ser claro, blanquecino o amarillento; estos tonos se consideran la norma, pero el líquido amniótico debe ser incoloro. Como regla general, el líquido amniótico se aclara con un olor dulce.

Estado de gestación a las 39 semanas.

  • Siempre quiero ir al baño a pequeña escala: esto sucede como resultado de la fuerte presión del útero, que ejerce presión sobre la vejiga con todo su gran peso. Al mismo tiempo, cuando el niño comienza a moverse, la presión aumenta.
  • Hay una creciente incomodidad en los huesos pélvicos de la mujer, el cuerpo se está preparando intensamente para el parto.
  • Puede haber dolor en la parte baja de la espalda. Estómago "kameneet".
  • A las 39 semanas de embarazo, todo es un inconveniente, mientras que la fatiga aparece al caminar, también es difícil permanecer sentado por un largo tiempo, es difícil encontrar una posición en la que sea cómodo.
  • El nerviosismo aumenta, a medida que las hormonas continúan cambiando, el parto rápido aumenta la ansiedad.

Es muy importante observar sus sentimientos, especialmente en el área del abdomen. Esto es necesario para comprender a tiempo que la actividad laboral ha comenzado.

El estado de la mujer en el último término del embarazo.

En los últimos períodos, el útero se observa con mayor frecuencia en mujeres embarazadas. El cuerpo femenino se está preparando activamente para el parto, la conclusión lógica del embarazo. Los músculos abdominales comienzan a contraerse, por lo que se entrenan antes del parto.

El dolor agudo en las articulaciones de la cadera puede ser una sensación desagradable, esto sucede porque el feto comienza a buscar activamente un lugar para salir en el canal del parto, debido al movimiento activo que oprime los órganos y las terminaciones nerviosas.

El abdomen sigue creciendo rápidamente, a medida que el feto gana peso de manera activa, como resultado de lo cual la piel del abdomen se estira y algunas forman estrías en forma de rayas blancas. A veces, algunas mujeres embarazadas desarrollan una racha de pigmento y piel seca, la picazón es muy rara.

El dolor en el abdomen es petrificación, no siempre sugiere que algo esté mal, una de las razones es el estiramiento del tejido muscular como resultado del movimiento activo del niño.

El niño comienza a prepararse y está buscando una posición cómoda para pasar por el canal de parto. En cualquier caso, si una mujer embarazada siente molestias, debe consultar con su médico.

El médico, si el parto aún no ha comenzado, prescribe sedantes y, para reducir el dolor, es necesario encontrar una posición corporal cómoda.

Existe algo parecido a las contracciones de entrenamiento: se trata de una contracción a corto plazo de los músculos del útero, que se diferencian de las contracciones reales por la irregularidad de las repeticiones y, como regla general, pasan rápidamente.

El dolor se considera normal en las partes laterales del abdomen, si estos dolores son irregulares y no son el resultado de un esfuerzo físico. Pero aquí, si el dolor es constante, debe consultar a un médico para averiguar la causa y reducir el riesgo para la mujer embarazada y el niño.

No descuides ningún síntoma que cause ansiedad. Por ejemplo, si nota una secreción con sangre o de color marrón, debe llamar a una ambulancia con urgencia. Estas señales pueden indicar un aborto o el inicio del parto.

Medicamentos recetados por el médico con un vientre de piedra durante el embarazo.

  • "Ginerapral". Dicho medicamento se prescribe estrictamente de acuerdo con el testimonio del médico. La prescripción no autorizada o la cancelación de este medicamento pueden llevar a consecuencias no deseadas. La función principal del fármaco es relajar el tejido muscular uterino y evitar que se contraiga.
  • "Papaverina". Fármaco combinado antihipertensivo y antiespasmódico con acción analgésica.

Estos medicamentos son recetados solo por un médico, el uso de estos medicamentos por una mujer embarazada no está permitido, ya que cada caso es individual.

¡Escuche, siga las instrucciones del médico y deje que su parto sea fácil!

39, 40 y 41 semanas: el estómago se convierte en piedra: por qué y qué hacer

Para muchas futuras mamás, en la semana 39, sus estómagos serán de piedra. ¿Por qué sucede esto? Algunas mujeres piensan que el parto ya está comenzando, otras se preocupan de que algo malo le esté sucediendo al bebé. La respuesta en la mayoría de las situaciones es simple: estos son combates de entrenamiento.

En un momento, el estómago se vuelve piedra, se endurece, la parte inferior de la espalda parece cubrir un anillo denso, durante el embarazo durante un período de 40 semanas, esto puede ocurrir varias veces al día, por lo tanto, muchas personas tienen miedo y no saben qué es y cuándo deben acudir al médico.

Que pasa en la madre

Algunos cambios ocurren constantemente en el cuerpo de la madre. Si en las primeras etapas se están formando las condiciones para el crecimiento y desarrollo del feto, en el tercer trimestre el cuerpo femenino comienza a prepararse gradualmente para el nacimiento.

A partir de la semana 39 del embarazo, casi todos tienen una piedra en el estómago. ¿Para qué es eso? Las futuras madres comienzan a adivinar, y ¿cuándo ocurrirá la reunión más importante y esperada del bebé?

Cambios en la semana 39 de embarazo.

Después de 36 semanas, el embarazo se considera a término, pero la mayoría de las mujeres dan a luz entre 38 y 41 semanas. Si en la semana 39, el vientre de la piedra., tal signo es una señal de preparación del organismo para el nacimiento de un niño, pero el parto no siempre ocurre en este día.

A menudo, en las mujeres embarazadas, hay episodios de entrenamiento en los últimos períodos, en los cuales:

  • hay un espasmo muscular, y el estómago se endurece,
  • tira de la espalda baja,
  • Hay un dolor tirando que rodea el abdomen.

Una característica distintiva de las contracciones de entrenamiento de las verdaderas es la ausencia de una periodicidad de las contracciones, la intensidad de los ataques no aumenta, las contracciones son cortas en el tiempo.

Cuando el estómago a menudo se agota durante un período de 39 semanas, es necesario seguir las contracciones, para detectar el intervalo de tiempo en que se repiten, así como la duración de cada período. Dependiendo de los datos obtenidos, debe decidir si quedarse en casa o ir al hospital de maternidad.

40 semanas

Al inicio de las 40 semanas, podemos esperar que el parto comience en cualquier momento, por lo que no necesita ignorar el estado cuando el estómago se está convirtiendo en piedra o el lomo está adolorido. En este momento, se está llevando a cabo una preparación activa del sistema reproductor femenino para el nacimiento de un bebé: el cuello uterino se vuelve más elástico, se acorta y se suaviza los contornos.

A las 40 semanas de gestación, se puede producir mucosidad, lo que indica un inicio temprano del trabajo de parto: generalmente ocurren dentro de una semana, mientras que la mujer embarazada tiene secreciones mucosas de color marrón rojizo, a menudo se endurece en el estómago y provoca molestias en la parte inferior del abdomen.

¿Por qué el estómago se convierte en piedra a las 40 semanas? Esto se debe a las peleas falsas. Por lo tanto, el cuerpo parece comprobar si está listo para un proceso tan complejo y prolongado como el parto.

Si una mujer espera el nacimiento de su primer hijo, entonces esas peleas suelen ir acompañadas de ansiedad o miedo, porque no sabe qué sucederá después.

Si este es el segundo embarazo, entonces la mamá ya conoce toda la secuencia del proceso y trata de mantener la calma.

En la semana 41

Si la 41a semana de embarazo ya ha comenzado, y la tan esperada reunión con el bebé no ocurrirá en absoluto, aunque la futura mamá a menudo tiene estómago, no debe preocuparse. Después de todo, el bebé se pospone sólo después de 42 semanas.

A menudo hay errores en el cálculo de la duración del embarazo. El período obstétrico y fisiológico puede diferir en 2 semanas, ya que no siempre es posible establecer el día exacto en que se produjo la concepción.

El embarazo durante este período se acompaña de los siguientes fenómenos:

  • a veces duele el abdomen inferior, que puede ir acompañado de endurecimiento,
  • molestias en el perineo, así como en las articulaciones de la cadera,
  • cambios de humor
  • Descarga de corcho, si no se produjo antes.

Posibles quejas y problemas.

En la etapa final del embarazo, que comienza a las 39 semanas, las mujeres embarazadas tienen un endurecimiento del estómago, y esto sucede con frecuencia.

Al mismo tiempo, la mujer señala diversos síntomas y condiciones incómodas.:

  • Debido al hecho de que el útero está muy agrandado, ejerce presión sobre el intestino grueso, lo que causa estreñimiento y flatulencia.
  • Dado que la liberación de bilis desde la vesícula biliar está dañada, la mujer embarazada indica una pesadez en la proyección del hipocondrio derecho. No duele, pero hay presión en esta área.
  • En las últimas semanas de embarazo, especialmente a los 39-41 años, la futura madre a menudo endurece el abdomen, lo cual es causado por la hipertonicidad de los músculos del útero.
  • Un feto en crecimiento ejerce presión sobre el perineo y conduce a la expansión de los huesos pélvicos, lo que causa dolor en la proyección de la sínfisis púbica.
  • Debido a un exceso de estiramiento excesivo de la piel, se produce sequedad y, a menudo, se forman estrías.

Si el estómago se quema a las 40 semanas de embarazo, no se preocupe por esto. Su cuerpo ya está listo para el nacimiento de un niño, por lo que este emocionante evento sucederá muy pronto.

¿Por qué se endurece el estómago?

Como regla general, aparecen sensaciones inusuales en el estómago cuando una mujer pronto tendrá que dar a luz. Esta es la principal señal que indica el inminente nacimiento de un bebé, especialmente si su estómago es pedregoso y duele durante la semana 40 del embarazo.

Se debe tener en cuenta que no solo en la semana 39 y 40 del embarazo el estómago se convierte en una piedra, esto puede suceder en cualquier período de la maternidad. ¿Por qué sucede esto?

Hay varias razones:

  • Hipertonus. El útero está formado por fibras musculares lisas, que se caracterizan por la contracción, lo que produce una sensación de tensión en el abdomen. Esta condición puede ocurrir con exceso de trabajo, estrés, a veces las mujeres indican que la hipertonía ocurre después de un examen obstétrico.
  • Braxton Hicks contracciones. Когда будущая мама ожидает первенца, ее может пугать, если живот каменеет на 40 неделе беременности и непонятно, что это. Тренировочные схватки подготавливают матку и весь организм к сложному и продолжительному процессу.

Беременной в конце последнего триместра необходимо прислушиваться к сигналам, которые подает ее тело. Если тянет низ живота, и он каменеет на 40 неделе, нужно отметить начало и конец схваток, а также продолжительность промежутков между ними. Si el dolor ocurre cada 10 minutos, es urgente acudir al hospital.

¿Cómo aliviar el malestar?

Desde el momento en que la mujer embarazada comienza a sentir periódicamente los entrenamientos y su estómago se vuelve pedregoso en la semana 39 del embarazo, la futura madre comienza a sentirse perturbada por la pregunta principal: ¿cuándo dará a luz? Desafortunadamente, ni un solo médico dará una respuesta exacta, pero debe entenderse que la futura madre está ingresando en el hogar, un evento emocionante puede ocurrir en cualquier día.

Cuando el estómago a menudo se agota a las 40 semanas, mientras que el parto no comienza, puede reducir el malestar de las siguientes maneras:

  • en el caso de una contracción falsa, debe acostarse y descansar,
  • Para aliviar la sensación de una barriga de piedra, necesita ponerse en cuatro patas y doblar su espalda hacia abajo, luego rodearla,
  • con dolor severo, se le permite tomar una pastilla No-shpy, que aliviará el espasmo muscular,
  • No puede acostarse boca arriba durante mucho tiempo y en la misma posición.
  • No levante pesas y haga un esfuerzo excesivo.

¿Cuándo necesito ver a un médico con urgencia?

Hay situaciones en las que es necesario buscar urgentemente ayuda médica.

Es mejor hacerlo para aquellos que tienen un estómago kamenetus a las 40 semanas de embarazo, y se determinan los siguientes síntomas.:

  • sangrado
  • descarga de agua
  • hipertermia repentina,
  • mareo seguido de pérdida de conciencia
  • No hay signos de movimiento del bebé,
  • Luchas regulares con un descanso de 5-10 minutos.

¿Por qué el estómago se vuelve pedregoso en la semana 40 de embarazo? Este signo indica que todo está listo para el nacimiento de un niño, y solo queda esperar a esta reunión. En las peleas, trate de no estar nervioso, piense en el hecho de que pronto verá a su bebé por primera vez.

Que le pasa al feto

El niño está completamente listo para nacer. Su peso en promedio alcanza los 3200-3500 g. El peso corporal de los niños grandes puede ser de 4000 g o más. El crecimiento varía de 52 a 56 cm, y esto es solo una cifra aproximada. Todos los sistemas corporales del bebé están formados y listos para existir fuera del útero de la madre, no ocurre nada significativo:

  • los órganos principales: hígado, riñones, páncreas, corazón, que hacen frente a sus tareas,
  • Aparato respiratorio: un surfactante ya se ha acumulado en los pulmones, que después del nacimiento promueve la respiración activa e independiente.
  • el tracto gastrointestinal: es capaz de digerir la leche materna, ya que en los intestinos ya se acumularon calorías originales de alquitrán, meconio, de las cuales el bebé se deshará de los primeros días después del nacimiento,
  • El sistema nervioso central, ahora y con la llegada del bebé al mundo, continúa mejorando.
  • Inmunidad: las células inmunitarias de la madre se transfieren activamente al feto, porque después del nacimiento, necesita anticuerpos que puedan protegerlo de los microorganismos patógenos.

Los huesos del bebé continúan siendo mineralizados, las fontanelas se espesan. Durante el paso a través del canal de parto, la circunferencia de la cabeza prácticamente no cambia, por lo que el embarazo pospuesto se acompaña de una mayor probabilidad de parto obstruido, más a menudo se realiza una cesárea.

La piel del bebé tiene un delicado tono rosado. La pelusa (lanugo) y el lubricante original, que solo puede permanecer en los pliegues funcionales, desaparecieron por completo.

Muchos niños al momento del nacimiento ya adquieren pelo. Casi todos los bebés crecen uñas, con lo que pueden rascarse en el útero.

La capa subcutánea se formó, porque el cuerpo del niño ya no tiene "arrugas". Una persona adquiere rasgos individuales.

Movimiento y actividad

En la semana 39 de embarazo, el feto ya ha ganado peso máximo y ha crecido en tamaño, por lo que se encuentra cerca del útero.

El niño continúa moviéndose, pero ahora su actividad está limitada por impulsos de extremidades y giros de la cabeza. Sus brazos y piernas se presionan contra el cuerpo, esta es la posición más favorable para el proceso genérico.

La futura madre debe continuar controlando las perturbaciones. Deben ser al menos diez al día.

Ubicacion

Normalmente, en la semana 39 del embarazo, el feto se acuesta boca abajo a lo largo del útero. Esta es la posición más cómoda para pasar por el canal de parto. Si el bebé está abajo con la pelvis, a la mujer se le asigna un parto por cesárea.

Con un pequeño peso del feto y re-embarazo se permite el parto natural. Los casos de posición transversal u oblicua del feto se entregan generalmente a la semana obstétrica 39-40. Cuando se detectan, se realiza una cesárea.

Signos de reversión

Es posible determinar si una mujer ha estado embarazada o no por signos durante o después del parto. Son los siguientes:

  • agua baja,
  • falta de lubricación del queso,
  • peso de la fruta alrededor de 4000 g,
  • Uñas y pelos largos en la cabeza.
  • huesos densos del cráneo y tamaño reducido de fontanela,
  • La piel es verdosa o amarillenta.

Condición materna

A las 41 semanas de obstetricia, no hay cambios significativos con la futura madre. Si algo la molestó antes, los síntomas pueden empeorar, por ejemplo, las hemorroides empeoran o aparece el dolor de espalda.

Ahora los pensamientos de la futura madre se centran en el tema del parto. Este es un período emocionante, porque la actividad laboral puede comenzar en cualquier momento.

Si el abdomen de la mujer no ha caído antes, esto está sucediendo ahora. Bajo la influencia de las hormonas, el cuello uterino continúa preparándose para el parto: en la semana 39 del embarazo, cuando se produce un acortamiento y un ablandamiento, se abre el canal cervical.

La cantidad de agua amniótica disminuye, pueden ser de color amarillo o incluso verdoso, lo que es un signo de embarazo post-término e hipoxia fetal.

Malestar

Además de la emoción y la ansiedad, una mujer experimenta muchas otras sensaciones.

  • Falsas contracciones. Cada vez se dan a conocer, a veces son difíciles de distinguir de lo fisiológico. Periódico "kameneet" de forma periódica en la semana 39 del embarazo: el tono se produce durante las caricias y la actividad física.
  • Presión en la entrepierna. El bebé que desciende ejerce una presión adicional sobre la región perineal, mientras que el dolor se puede aplicar en las extremidades inferiores y la espalda baja.
  • Pateando bebé. A pesar de que la presión sobre el diafragma y el abdomen ha disminuido un poco, el niño puede, con un movimiento brusco de la pierna / mano, causar dolor a la futura madre en el estómago o el hígado, causando acidez e incluso náuseas.
  • Dolores Puede haber dolor en el sacro y en la parte inferior de la espalda debido a la compresión del nervio femoral. Las extremidades superiores e inferiores pueden adormecerse y calambres en las piernas, especialmente durante la noche.

Es especialmente importante prestar atención a la naturaleza del flujo vaginal en la semana 39 del embarazo. Normalmente ellos:

  • inodoro e incoloro
  • consistencia moderada y uniforme,
  • tener un personaje baboso

La eliminación de moco con vetas sangrientas o pardas es aceptable. Esto deja el tapón de moco que protege al niño de la penetración de microorganismos patógenos. Puede destacarse completamente o en partes. Esto indica el enfoque del trabajo.

La descarga patológica (candidiasis, colpitis) debe ser una razón para buscar atención médica. El especialista prescribirá el tratamiento, más a menudo son las velas locales. Ignorar la inflamación en la vagina aumenta el riesgo de roturas durante el trabajo de parto y la infección del feto.

Si la descarga se ha vuelto líquida, abundante y tiene un olor dulce, no se puede descartar la fuga de líquido amniótico. Pueden filtrarse por algún tiempo o derramarse casi de una vez. En caso de duda, debe contactar inmediatamente con el hospital. Agua verde, amarilla o mezclada con meconio: un signo de problemas para el feto.

Los precursores del parto son signos que indican el inminente inicio del parto. Una semana antes del inicio del parto, pueden aparecer los siguientes presagios:

  • más fácil de respirar, debido a la disminución de la altura del útero,
  • instinto de anidación - debido a las fluctuaciones en el fondo hormonal, es agradable para una mujer revisar y plegar las cosas del bebé, estar sola,
  • el bebé está inactivo: los movimientos son menos frecuentes, pero no debe haber menos de diez por día.

El tapón de moco generalmente sale uno o dos días antes del inicio del trabajo de parto, y puede ir acompañado de una diarrea única sin signos de intoxicación y sin fiebre. Durante siete a diez días (a veces más temprano), la mujer comienza a sentirse molesta por dolores persistentes en la parte inferior del abdomen, la parte baja de la espalda y, a veces, las contracciones uterinas cada 10 a 15 minutos, pero pronto desaparecen.

Las contracciones regulares del parto pueden considerarse contracciones uterinas cada 7-10 minutos. En este caso, su frecuencia aumenta, y el descanso se reduce. Los precursores del parto en la semana 39 de embarazo en personas con partos múltiples pueden aparecer con el inicio de contracciones activas.

Cuando se visita a un ginecólogo, se realiza un examen de rutina y se mide la presión, la RMG y la circunferencia abdominal. Se graba CTG. El ultrasonido se puede prescribir a discreción del médico. Esto ayudará a determinar:

  • signos indirectos de aplazamiento,
  • el tamaño del bebé
  • la cantidad de agua amniótica
  • signos de envejecimiento de la placenta
  • Velocidad del flujo sanguíneo en los vasos uterinos, fetales y placentarios.

Apariencia

La piel del bebé tiene un delicado tono rosado. La pelusa (lanugo) y el lubricante original, que solo puede permanecer en los pliegues funcionales, desaparecieron por completo. Muchos niños al momento del nacimiento ya adquieren pelo. Casi todos los bebés crecen uñas, con lo que pueden rascarse en el útero. La capa subcutánea se formó, porque el cuerpo del niño ya no tiene "arrugas". Una persona adquiere rasgos individuales.

Herallantes del parto en la semana 39 de embarazo

Los precursores del parto son signos que indican el inminente inicio del parto. Una semana antes del inicio del parto, pueden aparecer los siguientes presagios:

  • más fácil de respirar, debido a la disminución de la altura del útero,
  • instinto de anidación - debido a las fluctuaciones en el fondo hormonal, es agradable para una mujer revisar y plegar las cosas del bebé, estar sola,
  • el bebé está inactivo: los movimientos son menos frecuentes, pero no debe haber menos de diez por día.

El tapón de moco generalmente sale uno o dos días antes del inicio del trabajo de parto, y puede ir acompañado de una diarrea única sin signos de intoxicación y sin fiebre. Durante siete a diez días (a veces más temprano), la mujer comienza a sentirse molesta por dolores persistentes en la parte inferior del abdomen, la parte baja de la espalda y, a veces, las contracciones uterinas cada 10 a 15 minutos, pero pronto desaparecen.

Encuesta

Cuando se visita a un ginecólogo, se realiza un examen de rutina y se mide la presión, la RMG y la circunferencia abdominal. Se graba CTG. El ultrasonido se puede prescribir a discreción del médico. Esto ayudará a determinar:

  • signos indirectos de aplazamiento,
  • el tamaño del bebé
  • la cantidad de agua amniótica
  • signos de envejecimiento de la placenta
  • Velocidad del flujo sanguíneo en los vasos uterinos, fetales y placentarios.

Necesita estimulación

La norma para el inicio del parto es el período de 37 a 42 semanas obstétricas. Esto está influenciado por muchos factores: la fecha exacta de la concepción, la presencia de embarazos previos, el número de fetos que nacen, la edad de la mujer.

Si se encuentra evidencia, se puede tomar una decisión para estimular el parto en la semana 39 del embarazo (desde la concepción). Estos incluyen:

  • Cérvix maduro
  • descarga de aguas amnióticas sin inicio de parto,
  • agua baja o agua alta
  • Preeclampsia o solo aumento de la hinchazón / presión.

Los siguientes métodos pueden usarse para inducir el parto.

  • Amniotomía. La forma más natural. Implica la apertura de las membranas amnióticas utilizando las ramas de los fórceps de bala. Procedimiento no doloroso. Una mujer siente todo como si se estuviera sometiendo a un examen de rutina en una silla ginecológica. La amniotomía solo se puede realizar en la condición de un cuello uterino maduro.
  • Catéter especial. Se instala un globo de pequeño diámetro en el canal cervical durante un día. Inmediatamente después de la instalación, se inyecta una cierta cantidad de líquido estéril. Por lo tanto, la presión mecánica se ejerce sobre el cuello uterino, y se "abre". Se retira el catéter y se realiza una amniotomía.
  • Preparaciones Con un cuello uterino inmaduro, se prescriben preparaciones hormonales basadas en prostaglandinas (geles Prepdil y Prostin) o mifepristona. Se insertan en la vagina o se llevan dentro.

En el segundo embarazo y en los posteriores, la inducción del parto tiene un pronóstico más favorable. En las personas primíparas, tales acciones a menudo terminan con una cesárea de emergencia.

Según el testimonio, puede acelerar el parto en la semana 39 del embarazo (desde la concepción) con la ayuda de medicamentos. Pero para el comienzo de la actividad laboral, no solo es importante la preparación del niño y el canal de parto. Una mujer debe tener una cierta actitud psicológica con la formación de un genérico dominante.

El tamaño, aspecto y posición del feto.

El peso del feto en la semana 39 alcanza los 3,5 kg (pero tal vez como 3 o 4 kg), altura - 51-52 cm. El bebé tiene una cabeza bastante grande, hombros anchos, una barriga abultada, una pelvis y piernas estrechas, que pueden parecer cortas en comparación con el cuerpo y los brazos. En los brazos y piernas de las migajas, ya han aparecido pliegues y constricciones y, cuanto mayor es la masa del bebé, más pronunciadas son estas constricciones. Todavía hay un poco de lubricante protector en los pliegues, pero en el cuerpo casi se ha ido. De manera similar, el ternero del bebé ha desaparecido y el cabello es esponjoso (una pequeña cantidad de ellos puede permanecer solo en los hombros). La piel ha perdido su enrojecimiento y arrugas. Caléndulas completamente cerradas con caja de clavos en los dedos. Esa es la miga que ahora no difiere nada del recién nacido.

En la semana 39 del período prenatal, la futura madre puede notar que el bebé parecía estar más tranquilo y que el abdomen dejó de caminar. En esta ocasión, no te preocupes. Las migajas no tienen suficiente espacio y todo lo que puede hacer es empujar ligeramente a la madre con el codo, la rodilla o el talón. Pero lo que es muy importante: una mujer debe sentir estos movimientos, nadie ha cancelado la "regla de los 10 movimientos".Si las descargas desaparecen, debe consultar inmediatamente a un médico.. La ecografía y la cardiotocografía (CTG) pueden ayudar a evaluar la condición de su bebé.

En la semana 39, el feto ya ha tomado una posición en el útero, en el que nacerá. Normalmente, debe ser longitudinal, con la cabeza hacia abajo, la nuca hacia el cuello uterino interno. Pero en algunos casos, la miga es completamente diferente:

  • transversalmente
  • torcido
  • por las nalgas o piernas,
  • tira hacia atrás la cabeza y hacia la garganta interna del cuello uterino se dibuja la frente o la cara.

La mayoría de estas posiciones del bebé son indicaciones para una cesárea.

Bienestar de la futura madre.

La parte inferior del útero se cayó un poco, por lo que la futura madre se vuelve más fácil de respirar y comer en la semana 39 (el útero ya no soporta el estómago y los pulmones). Pero la vejiga, por el contrario, ahora siente la mayor presión durante todo el embarazo, por lo que es necesario escribir casi cada hora.

En general, el bienestar de la mujer sigue siendo consistentemente satisfactorio, no puede considerarse bueno, porque la preparación para los próximos nacimientos se hace sentir todo el tiempo:

En la semana 39, de pie sobre la balanza, la futura madre puede notar una disminución de peso de 1 o incluso 1,5 kg. Esto es absolutamente normal. El cuerpo, que se prepara para el parto, trata de deshacerse del exceso de líquidos y toxinas que se han acumulado en los intestinos. Es por eso que una mujer embarazada a menudo tiene que correr al baño "en su mayor parte" y "para el pequeño".

Placenta en la semana 39 de embarazo

En la semana 39, la placenta comienza a envejecer: su grosor disminuye, aparecen depósitos de calcio en los tejidos y empeora el flujo sanguíneo en los vasos. Por supuesto, estos cambios afectan el suministro de sangre y le proporcionan al bebé todas las sustancias necesarias, pero no críticas. Los médicos creen que un entrenamiento tan estresante incluso ayuda a las migajas antes del parto, durante las cuales siempre hay períodos en que el feto comienza a sufrir de falta de oxígeno. Sin embargo, sucede que el asiento para bebé comienza a envejecer prematuramente y, para la semana 39, pierden casi por completo toda su funcionalidad. En tales condiciones, el bebé deja de ganar peso y está constantemente en un estado de falta de oxígeno.

Para determinar que el bebé es malo dentro del útero, puede usar CTG y Doppler. Además, tanto el obstetra-ginecólogo, que escuchó el corazón del feto, como la futura madre, que está siguiendo los movimientos de su bebé, pueden sospechar. Por lo tanto, no debemos ignorar los viajes a la clínica prenatal y hacer un seguimiento de la actividad motora del bebé en las últimas semanas de embarazo.

Hay otro punto importante: el envejecimiento de la placenta conduce al hecho de que deja de realizar su función de barrera. Ahora los patógenos, toxinas, compuestos químicos dañinos, etc. pueden llegar a su bebé. Por lo tanto, la futura madre no debe olvidarse de la vigilancia por un minuto:

  • sin auto tratamiento
  • no visitas a lugares concurridos donde puedes recoger algo,
  • sin experimentos con comida
  • No limpieza general con el uso de productos químicos fuertes para el hogar y reparaciones en la casa.

Exámenes requeridos

En la semana 39, debe visitar al ginecólogo observatorio en la clínica prenatal. Ahora es más importante que nunca, porque solo un médico puede determinar si todo está bien con el bebé y si existe un motivo de hospitalización en el hospital de maternidad.

Durante esta visita, el médico hará lo siguiente:

  • Preguntar sobre el estado de salud y las quejas.
  • Evaluar los resultados de la prueba de orina, que debe pasarse antes.
  • Mide la presión arterial, el peso y los parámetros del abdomen del paciente.
  • Escucha el corazón del feto.
  • Siente el estómago para determinar si el bebé está ubicado correctamente y si su cabeza ha caído en el área de la pelvis de la madre.
  • Проверит ноги женщины на наличие отеков.
  • Даст направление на УЗИ и КТГ, если есть показания.

Si una mujer no puede dar a luz por sí misma (por ejemplo, si hay varias cicatrices en el útero, si hay una pelvis estrecha), lo más probable es que la hospitalicen en la semana 39 y tenga una cesárea programada.

¿Cuándo ir al hospital?

El pico de experiencias en el futuro de la madre generalmente cae al final del embarazo. Cómo entender que es hora de ir al hospital, este es uno de los temas más emocionantes. Para tranquilizarse a sí mismos y a sus seres queridos, algunas mujeres embarazadas van a un centro médico con anticipación y ya están allí esperando el inicio del parto. De hecho, puedes esperar el nacimiento y en casa, no hay nada pesado y peligroso.

Las mujeres embarazadas a las 39 semanas de gestación deben centrarse en varios puntos importantes:

  • Si las contracciones se repiten a intervalos regulares (que se acortan) y se alargan gradualmente, esto definitivamente no es entrenamiento, sino el comienzo de la actividad laboral.. Tales contracciones no se producen después de un descanso, una ducha caliente, un masaje lumbar, un paseo. Si la pelea comenzó, deberías prestar atención al tiempo. Cuando el intervalo entre las contracciones uterinas sucesivas se reduce a 10 minutos, es necesario reunirse en el hospital de maternidad.
  • Si el agua se ha desviado (comenzaron a gotear o fluir en una inundación), debe ir al hospital inmediatamente.Porque hay un alto riesgo de infección para el bebé.. Además, el derramamiento de agua puede acelerar el proceso de nacimiento de las migajas.

Además, la futura madre debe ser consciente de las situaciones en las que es mejor llamar de inmediato a una ambulancia o ir al hospital sola, sin esperar la aparición de contracciones, acortando los intervalos entre ellas o filtrando el líquido amniótico. Estas situaciones incluyen:

  • Sangrado vaginal.
  • Dolor fuerte, como si el útero no pudiera relajarse completamente entre las contracciones.
  • Cambie la naturaleza de los movimientos de las migajas, si el feto dejó de moverse o se volvió muy activo.
  • Aumento de la presión arterial. Es aconsejable verificar si la futura madre tiene un dolor de cabeza severo o se debilita en sus ojos, aparecen "moscas".
  • El inicio del parto en una mujer con múltiples embarazos.
  • Mareos constantes y pérdida de conciencia de la futura madre.

Yendo al hospital, lo principal es no entrar en pánico! Importante: no olvide traer documentos (pasaporte, tarjeta de cambio, certificado emitido por la clínica prenatal) y una bolsa preparada con cosas (ya debe estar en la habitación empacada durante al menos 2 semanas).

Si el hospital está cerca, puede usar su propio automóvil o un taxi, pero si la distancia es grande y / o surgen las complicaciones descritas anteriormente, debe llamar a una ambulancia. El equipo de médicos de ambulancia podrá proporcionar la atención médica necesaria y llevar a la mujer al hospital lo antes posible.

Olga Zubkova, comentarista médico, epidemiólogo.

7,319 vistas totales, 2 vistas hoy.

El estómago se está volviendo pedregoso en la semana 39 del embarazo: ¿cuál es la razón?

Cuando la fecha estimada de nacimiento es muy cercana, la futura madre, especialmente, escucha atentamente y observa cualquier cambio en su cuerpo.

Y cuando de repente se da cuenta de que en los últimos 2 o 3 días, su estómago comenzó a contraerse y endurecerse con frecuencia, esto podría ser una razón para un malestar innecesario.

¿Por qué sucede esto? ¿Cuál es la razón de la tensión del abdomen al final del embarazo: 38 a 39 semanas?

Tensión del vientre

El abdomen se tensa cuando el útero está realzado. A veces se parece a la tensión muscular, que se produce durante el orgasmo. Sin embargo, durante el embarazo, el útero se tonifica sin ninguna relación con el sexo y el placer. ¿Por qué se endurece?

En el caso de las semanas obstétricas de 38 a 39 o más tarde, lo más probable es que la tensión abdominal se asocie con los entrenamientos. Ahora, la mayoría de las mujeres embarazadas asisten a cursos, leen literatura especial y están preparadas para la posible aparición de tales contracciones uterinas. Pero aún así, algunos pueden tomarse por sorpresa, especialmente cuando son 1-2 días antes de dar a luz.

¿Qué son los combates de entrenamiento y en qué se diferencian del proceso genérico?

Combates de entrenamiento

La tensión uterina, no asociada con el inicio del parto, es el entrenamiento o las contracciones falsas. Estos cortes también son conocidos como contracciones de Braxton-Hicks.

Pueden aparecer en el segundo trimestre, a partir de la semana 16. Entonces la futura madre se acostumbra a ellos y es capaz de reconocer. Pero a veces, las contracciones falsas comienzan a manifestarse activamente unos días antes de dar a luz, entre las 37 y las 39 semanas de obstetricia y sirven de precursores.

Las contracciones falsas del segundo trimestre no tienen un significado especial y no dañan a una mujer o un niño. Esta es una contracción común del órgano muscular: el útero, indoloro y de corta duración. De la misma manera, el útero se reduce y sale del embarazo, por ejemplo, durante el orgasmo, pero debido a su pequeño tamaño y características de ubicación, una mujer rara se da cuenta de esta reducción.

Pero a partir de la semana 16, las mujeres embarazadas ya pueden sentir fácilmente tales contracciones y parecen una tensión repentina del abdomen. Él se convierte en piedra. Esto puede ocurrir varias veces durante el día.

¿Cómo distinguir las contracciones falsas de las verdaderas, especialmente si el período obstétrico es de 38 a 39 semanas? ¿Cómo no perderse el inicio del parto y no llegar tarde al hospital?

Rasgos distintivos

¿Es fácil confundir las contracciones de Braxton-Hicks con el inicio del parto? No, si conoce las características del primer y segundo proceso. Las contracciones falsas difieren de los siguientes síntomas genéricos:

  1. Son irregulares. No hay dependencia y patrón entre las contracciones uterinas. Pueden ser solteros a lo largo del día o bastante frecuentes.
  2. Son indoloros. Esto no significa que las contracciones falsas se sientan débilmente. Una mujer embarazada puede sentir una fuerte presión en el abdomen, una clara contracción del útero. Estos fenómenos pueden ir acompañados de una sensación de incomodidad, dificultad para respirar, pero el signo principal del parto, el dolor, no lo hará.
  3. Los cortes de entrenamiento no aumentan en fuerza y ​​duración. La primera pelea puede durar un minuto, y la segunda - 10 segundos, después de lo cual habrá un descanso. Esto es completamente normal para las contracciones de Braxton-Hicks.
  4. Se debilitan o se detienen completamente bajo la acción de los antiespasmódicos: No-shpy, Papaverina o Viburkola.

¿Debo sentirme intimidado si aparecen repentinamente fuertes contracciones irregulares en la semana 39? ¿Debo ir al hospital o puedo quedarme en casa? ¿Necesito tomar alguna precaución?

Tácticas de acción

Si han surgido o se han intensificado las contracciones irregulares en la semana 37–39, es muy probable que sean los precursores del parto prematuro. Tal vez vendrán en 1-2 días. Es muy posible esperar este momento en casa, a menos que la madre tenga alguna señal de advertencia o no haya enfermedades que requieran una hospitalización temprana.

La necesidad de ir al hospital se da en las siguientes situaciones:

  • Si la tensión del abdomen está acompañada no solo por la sensación de presión, sino también por el dolor.
  • Si las contracciones duran más de dos minutos.
  • Si las contracciones se vuelven rítmicas.
  • En el caso en que, junto con la tensión del abdomen apareció sangrante secreción del tracto genital. Y sobre todo si continúan durante 1-2 días.
  • Si la futura madre tiene enfermedades somáticas: hipertensión, enfermedades del corazón y otras patologías.
  • Con el aumento de la preeclampsia - la aparición de edema, proteínas en la orina, aumento de la presión arterial.
  • Cuando en el parto anterior se observaron complicaciones, por ejemplo, parto rápido, desprendimiento prematuro de la placenta.

Si no hay síntomas y complicaciones desagradables, incluso con un aumento irregular en el tono del útero, puede continuar disfrutando del embarazo. Pero no te olvides de algunas precauciones.

Precauciones de seguridad

Si a 38–39 a la semana el estómago se pone rígido repentinamente, como durante un orgasmo, debe darle la oportunidad de relajarse. Es recomendable que se siente o se recueste en este momento, respire profundamente hasta que el tono muscular se haya eliminado por completo. Entrenar las contracciones antes del parto: una excelente manera de preparar la técnica de respiración.

Si una mujer nota que algunas acciones refuerzan estas reducciones, deben evitarse, por ejemplo, el ejercicio excesivo.

Muchas futuras madres en las etapas posteriores comienzan a equipar sus hogares, obedeciendo el instinto de anidación. Pero esta no es una razón para lavar los pisos de la mañana a la noche, mover los sofás y armarios, o colgar cortinas.

En el momento de la contracción muscular, el flujo de sangre en ellos se ve perturbado y, por lo tanto, el suministro de oxígeno a los tejidos se está deteriorando.

Si las contracciones falsas se vuelven muy frecuentes, aunque de corta duración, es mejor acudir al obstetra el mismo día para que la salud del bebé no se vea afectada.

Muchos padres están preocupados por el tema de la vida sexual entre las 38 y las 39 semanas. Esto es especialmente cierto para el orgasmo femenino, porque también está acompañado por una contracción del útero.

Vida sexual

Los períodos tardíos de embarazo no son una contraindicación para el sexo y el orgasmo femenino. Puede llevar al último día antes del nacimiento.

Por supuesto, esto se aplica solo a aquellas mujeres cuyo embarazo avanza normalmente y no existe riesgo de terminación prematura.

Si una mujer tiene tripletes dobles, si se inició una actividad laboral temprana en el embarazo anterior o si existen otras patologías, vale la pena retrasar el sexo y los orgasmos, al menos unos días o incluso semanas.

A pesar de que un orgasmo causa solo una contracción de los músculos a corto plazo, está acompañado por sensaciones emocionales bastante fuertes que pueden desencadenar el parto, si existe una predisposición a ello.

Además, algunos obstetras-ginecólogos opinan que los orgasmos brillantes conducen a la aparición del parto en la mayoría de las mujeres.

E incluso a veces se recomienda utilizar este método, por ejemplo, al cambiar de embarazo.

Sin embargo, hay un punto de vista opuesto. Se cree que las emociones positivas durante el sexo relajan a la mujer y alivian la incomodidad de los entrenamientos fuertes. Por lo tanto, muchas parejas practican la vida sexual hasta el último día del embarazo.

Para evitar que el sexo dañe a su madre o bebé, debe consultar con el médico de la mujer. Solo él podrá dar recomendaciones óptimas, teniendo en cuenta el estado del canal del parto, el útero, el niño antes del nacimiento.

Si en la semana 39 de embarazo el estómago se endurece repentinamente y se agota, no se asuste. Es probable que el cuerpo señale el inminente inicio del parto.

Y tal vez este sea su comienzo. Necesita calmarse, reunir sus pensamientos y observar cuidadosamente las contracciones del útero.

Si experimenta contracciones o señales de advertencia regulares, debemos acudir de inmediato al hospital de maternidad.

Semana 39 estómago de piedra

Toda mujer que ha reportado un hijo de hasta 39 semanas puede decir con seguridad que una de las últimas semanas de caminar con una mujer embarazada es una verdadera hazaña. El niño ya es lo suficientemente grande, su peso es de aproximadamente 3 a 4 kilogramos, una gran parte del peso ganado es el líquido amniótico y el cordón umbilical.

Las futuras mamás de esta semana de embarazo comienzan a sentir que su estómago se está endureciendo, como si se estuviera convirtiendo en piedra, esta sensación es muy aterradora. Sin embargo, no te preocupes.

Antes del parto, el tapón de moco debe desprenderse y el líquido amniótico debe salir; sin esto, el parto no puede comenzar.

El corcho se ve como un coágulo de moco, el color debe ser claro, blanquecino o amarillento; estos tonos se consideran la norma, pero el líquido amniótico debe ser incoloro. Como regla general, el líquido amniótico se aclara con un olor dulce.

39a semana de embarazo

En la semana 39 del embarazo, todos los pensamientos de una mujer están ocupados con una reunión de emergencia con su bebé. La dominante genérica formada está determinada por todos los procesos que ocurren en el cuerpo de la futura madre. Muy pronto nacerá la niña, pero por ahora la mujer debe ser paciente y hacer un seguimiento de todos los cambios en su cuerpo durante este interesante período.

Desarrollo fetal

En la 39ª semana obstétrica, el peso del bebé es 3000-3500 g, altura - 50-55 cm. El tamaño del feto en este momento está determinado por los siguientes factores:

  • herencia
  • El estado del sistema endocrino de una mujer.
  • condición de la placenta
  • Características individuales del desarrollo fetal.

La herencia es lo primero a lo que debe prestar atención cuando evalúa el tamaño del feto. No espere el nacimiento de un niño grande de padres de bajo peso y estatura. Y, por el contrario, es probable que una mujer alta y alta tenga un bebé que pese más de 3,600 g. El nacimiento de un recién nacido grande es posible con algunas enfermedades endocrinas de la madre (en particular, la diabetes mellitus).

El estado de la placenta es el segundo factor más importante que determina el peso y el crecimiento del feto. La circulación sanguínea deteriorada en la placenta en cualquier momento puede resultar en un retraso del crecimiento intrauterino.

Con un suministro de sangre insuficiente, la placenta no podrá realizar su función principal: proporcionarle al bebé oxígeno y nutrientes. Se formó hipoxia crónica, afectando adversamente el desarrollo del sistema nervioso y de todos los demás órganos.

La falta de nutrientes retarda el crecimiento del feto. En este caso, el peso del feto será inferior a 3000 kg, en este período de embarazo.

En la semana 39 del embarazo, el bebé se considera a término y está listo para aparecer en el nuevo mundo. Todos los órganos y sistemas internos del feto están listos para funcionar con toda su fuerza. Los pulmones maduran, forman una extensa red de pequeños capilares. Una cantidad suficiente de surfactante brinda al recién nacido la oportunidad de respirar por sí mismo inmediatamente después del nacimiento.

En las glándulas suprarrenales del feto, la producción mejorada de cortisol continúa. La cantidad de la hormona depende de cuándo nace el bebé. Tan pronto como el nivel de cortisol alcance su punto máximo, comenzarán las contracciones. Por lo tanto, el bebé elige la fecha de su nacimiento, determinando por sí mismo el momento óptimo de nacimiento.

Los órganos sensoriales al final del embarazo están lo suficientemente desarrollados como para ayudar al bebé a adaptarse en un mundo desconocido. Un niño nacido en este período distingue objetos ubicados a una distancia de 30 cm de sus ojos, y también resalta colores brillantes y grandes detalles.

El bebé oye bien el discurso dirigido a él, reconociendo la voz de su madre. Por el olfato, el niño encuentra rápidamente el pecho de la madre. El reflejo de succión formado ayuda al recién nacido a obtener lo necesario para la vida de la leche materna y así garantizar la posibilidad de supervivencia.

Los huesos del cráneo del feto en las últimas etapas del embarazo siguen siendo flexibles y resistentes. Entre las suturas óseas están las fontanelas, grandes y pequeñas.

Con el paso del canal de parto, los huesos del cráneo se desplazan para proteger al cerebro fetal de lesiones. Así que el bebé pasa el canal del parto de la madre con un daño mínimo a sí mismo.

En la presentación pélvica, cuando las piernas o los glúteos son los primeros en irse, la probabilidad de lesiones graves es mucho mayor.

A finales del embarazo, la placenta no siempre hace frente a su tarea. En sus tejidos se forman calcinados y focos de necrosis. El suministro de sangre empeora, lo que inevitablemente conduce al desarrollo de hipoxia fetal. La mayoría de los niños nacen en esta etapa, y la placenta deja de funcionar.

Encuestas

En la semana 39 de embarazo, continúan las visitas semanales al médico. La recepción continúa evaluando el estado de la mujer y del feto. El corazón del bebé se escucha con un estetoscopio obstétrico. Durante el examen, el médico nota la ubicación del útero, la presencia de edema y el estado de las venas de las extremidades inferiores. En caso de cualquier desviación, se plantea la cuestión de la hospitalización temprana en el hospital de maternidad.

A finales del embarazo, se determina el peso aproximado del feto. Calcula el peso corporal de tres maneras:
Fórmula Lankowitz. (Altura del fondo del útero (cm) + circunferencia abdominal (cm) + peso de la madre (kg) + altura de la madre (cm) X 10.

Fórmula Jordania. La circunferencia abdominal se multiplica por la altura del útero. Todos los datos se miden en centímetros.

El cálculo de estas fórmulas se lleva a cabo en la clínica prenatal y en el momento de la admisión a la sala de parto. El error puede ser de hasta 500 g en cualquier dirección.

Por ultrasonido. Ultrasonido: la forma más precisa de determinar el peso del feto. En el embarazo tardío, la ecografía no se realiza en todas las mujeres. El motivo de la encuesta puede ser la sospecha de un feto grande o ligeramente, así como diversas desviaciones en su desarrollo. Durante la ecografía, el médico llama la atención no solo sobre el estado del bebé, sino también sobre otros puntos importantes:

  • Volumen de líquido amniótico
  • condición de la placenta
  • longitud cervical,
  • localización del cordón umbilical
  • frecuencia cardíaca fetal y ritmo.

Determinar el peso del feto es necesario para elaborar un plan de parto. No siempre una mujer puede tener un bebé sola. Una indicación de cesárea puede ser el peso del feto más de 4000 g en la cabeza previa y más de 3600 en la pelvis. La decisión final se toma después de evaluar el tamaño de la pelvis de la mujer y otros parámetros que afectan el curso del parto.

Cómo acelerar el parto en la semana 39 de embarazo: formas seguras y peligrosas


Aproximadamente el 40% de las mujeres embarazadas dan a luz a un feto maduro viable antes del inicio de la semana 40 de embarazo.

Остальные же будущие мамочки, к этому сроку, как правило, уже насладившись «интересным» положением, тихо им завидуют и мечтают поскорее встретиться со своим пузожителем.

А особо нетерпеливые родительницы даже пытаются перехитрить природу и помочь себе поскорее разродиться, опробуя на себе способы, которые предлагают советчики всемирной «паутины».

Готов ли плод к рождению на 39-ой неделе

De hecho, el feto a la edad de 39 semanas se encuentra, por así decirlo, en el período de "supervivencia" intrauterina antes del parto. Es decir, el bebé está completo y está bastante listo para familiarizarse con el mundo exterior. Posee los reflejos necesarios para el mantenimiento de la actividad extrauterina, a saber, las reacciones respiratorias, la succión, la deglución y otras reacciones congénitas, normalmente, inherentes al recién nacido.

El tracto digestivo del bebé está listo para aceptar y digerir las primeras porciones de calostro y luego la leche materna o la mezcla adaptada por edad. Gracias a sus papilas gustativas, el niño es capaz de distinguir lo amargo, lo salado y lo agrio de lo dulce, dando preferencia a este último.

El bebé oye bien y los futuros padres probablemente tuvieron la oportunidad repetidamente de sentir físicamente cómo reacciona la miga a los sonidos fuertes. Un feto nacido a las 39 semanas de gestación lo ve bien a una distancia de unos 30 cm y distingue los colores.

En la semana 39, el feto pesa aproximadamente 3000 - 3500 gramos y su crecimiento es de unos 50 cm. En este momento, el bebé ya, como regla general, ocupa una posición "prenatal": la parte predispuesta sale del útero, las piernas dobladas hacia adentro Rodillas, bien apretadas contra la barriga.

Mami generalmente lo siente, su barriga baja alrededor de su palma y la respiración se vuelve más fácil.

Sin embargo, antes del nacimiento del bebé, todavía queda algo de tiempo para completar todos los procesos en la madre y el feto asociados con la preparación para el parto.

¿Debo intentar acelerar la entrega en la semana 39?

La actividad ancestral no debe comenzar "por la voluntad de tu deseo y tu deseo".

Al final del embarazo, un cierto fondo hormonal prevalece en el cuerpo de una mujer, se forma un "genérico dominante", bajo la influencia de la cual comienza el proceso genérico.

Se supone que el complejo fetoplacentario desempeña un papel clave en la preparación del cuerpo de una mujer para el parto en las últimas semanas de gestación.

Idealmente, el parto comienza espontáneamente, a medida que el feto y la placenta maduran, así como la disposición del canal de parto de la madre al proceso de expulsión del feto del útero.

Sin embargo, por muchas razones, puede suceder que no haya signos de un parto rápido incluso en la semana 39 y el médico da una conclusión sobre el cuello uterino inmaduro. En este caso, después de estudios adicionales sobre el estado del feto, su posición, el grado de madurez de la placenta y su posición, el obstetra puede hacer recomendaciones sobre el uso de métodos de estimulación no farmacológica de la actividad laboral.

Por ejemplo, en la semana 39, es hora de pensar en dar a luz a las madres que tienen una tendencia hereditaria a pererashivanii. El grupo de riesgo incluye aquellas mujeres cuyo ciclo menstrual es irregular o más de 30 días. Como regla general, el médico aclara esos momentos con el paciente cuando se registra para el embarazo.

Sin la aprobación del médico observador, tomar medidas para estimular el inicio del parto, incluso si se usan métodos "domésticos", es al menos imprudente.

La futura madre debe recordar que si una nueva gestación es realmente indeseable y amenaza el estado de salud de ella o del feto, el parto se realiza en el hospital con la ayuda de preparativos especiales.

Métodos de estimulación domiciliaria del parto en la semana 39 de gestación.

En el período prenatal, se presta mucha atención a la preparación del canal de parto para el parto.

Normalmente, al final del período de gestación, el cuello uterino debe estar lo suficientemente flojo y acortado, "maduro", para que el óvulo fertilizado pueda dejar el útero de la madre sin obstáculos. La madurez del cuello uterino es una condición importante para el buen flujo y la finalización del proceso de parto.

La actividad ancestral que comenzó con un cuello uterino inmaduro, varias veces más a menudo acompaña a las anomalías, existen dificultades en el período posparto para las madres y los recién nacidos. El curso de dicho parto a menudo se completa con una operación de emergencia. Por lo tanto, la estimulación de la inducción del parto con una preparación insuficiente del cuello uterino para expulsar al feto es extremadamente peligrosa.

Para preparar el cuello uterino para el parto y, al mismo tiempo, acercar la fecha de nacimiento del bebé, las siguientes herramientas están diseñadas para ayudar:

  • Relaciones sexuales sin protección.

Cambios prenatales necesarios que el cérvix experimenta bajo la influencia de hormonas y sustancias biológicamente activas (prostaglandinas E2 y F2α), producidas por el complejo fetoplacentario. Las prostaglandinas también son ricas en esperma masculino. Además, las caricias íntimas y el orgasmo estimulan la liberación de oxitocina, lo que aumenta la actividad contráctil del útero.

Este método tiene contraindicaciones: desprendimiento de la placenta, algunas enfermedades de la pareja, por ejemplo, ETS, etc.

  • mantener una dieta rica en ácidos grasos poliinsaturados (pescado graso, oliva, aceite de linaza, aguacate, etc.),
  • Recepción de aceite de onagra (la dosis depende de la duración del embarazo).

Si el médico en la próxima admisión de una paciente embarazada a las 39 semanas declaró que la afección del cuello uterino corresponde a la edad gestacional, la futura madre puede intentar acelerar el parto, por ejemplo, de esta manera:

  • Actividad física razonable.

El ejercicio físico pesado, por supuesto, está prohibido. Bastará con no descuidar las tareas domésticas, las largas caminatas, la natación, etc.

  • Acariciando los senos y la estimulación del pezón.

Promueve la síntesis de oxitocina, una hormona que puede causar contracciones uterinas.

  • Realizar ejercicios para preparar el perineo, por ejemplo, gimnasia Kegel.

Los ejercicios contribuyen a la producción de oxitocina, así como a relajar los músculos del suelo pélvico. Además, dichos ejercicios, así como el masaje de los labios genitales y la vagina, tienen un efecto beneficioso sobre la elasticidad del tejido muscular del perineo.

  • Acupuntura y acupuntura.

Actualmente, se reconoce que los expertos en acupresión y acupuntura, utilizando sus técnicas profesionales, pueden estimular el parto e influir en el curso del proceso laboral.

En Internet, puede encontrar muchos otros consejos para acelerar la inducción del parto. Recetas muy populares "pociones" con alcohol, aceite de ricino y varias decocciones de hierbas, que están diseñadas para proporcionar una respuesta contráctil del útero.

Las consecuencias del uso de tales estimulantes pueden ser completamente impredecibles y extremadamente peligrosas tanto para la madre como para el feto.

Métodos peligrosos para acelerar el trabajo.

Formas que no deben usarse en casa para acelerar las actividades genéricas:

  • Cócteles "estimulantes" con aceite de ricino y alcohol.

Esta bebida provoca un fuerte impulso de defecar, y allí y cerca de la actividad genérica cerca, según los asesores.

De hecho, el aceite de ricino tiene un efecto laxante y el alcohol está diseñado para proporcionar la mejor "absorción" de los ingredientes en la sangre. Sin embargo, el efecto de este remedio para estimular el trabajo de parto no está confirmado, y el riesgo de diarrea severa y vómitos, seguido de deshidratación es muy probable. Mala ventaja: envenenamiento del cuerpo (materno y fetal) alcohol.

La actividad contráctil del intestino, que expulsa el contenido, aparentemente, debe implicar una actividad contráctil del útero, que expulsa al feto.

El peligro es que el progreso del proceso de limpieza es difícil de controlar. La actividad ancestral puede ser rápida, y las consecuencias de la defecación serán la deshidratación y la impotencia de la madre.

  • Aceptación del aceite de ricino en su forma pura.

La herramienta es tan popular como se describe en los párrafos anteriores. Los efectos peligrosos son similares.

El uso de aceite de ricino para la inducción del parto en los hospitales de maternidad se abandonó, debido a un agente ineficaz, lo que, sin embargo, tuvo un efecto indeseable. En casa, lo mismo aplica no vale la pena.

Las decocciones e infusiones más populares basadas en cohosh negro y hojas de frambuesa).

Sin embargo, por parte de la medicina no hay confirmación de la efectividad de estos agentes. Y el cohosh negro, como una planta venenosa que contiene alcaloides, está generalmente prohibido para el uso durante el embarazo y la lactancia. Es decir, tomar cualquier remedio herbal durante el embarazo debe coordinarse con el médico supervisor.

En general, si el embarazo se desarrolla normalmente, no se requieren acciones activas por parte de la mujer para el parto prematuro.

Si, durante el embarazo, surgen anomalías confirmadas por estudios médicos que requieren la finalización del embarazo en beneficio de la madre y / o el bebé, entonces esta es ciertamente una razón para la intervención, que, sin embargo, debe ser iniciada por especialistas médicos.

¿Cómo dar a luz más rápido las 39 semanas de embarazo? Nacimientos a las 39 semanas de embarazo.

Toda madre está esperando el nacimiento de su bebé. Pero a veces también sucede que la paciencia no es suficiente. Y a menudo una mujer se pregunta cómo dar a luz más rápido que las 39 semanas de embarazo. ¿Es posible hacer esto? ¿Está el niño listo para venir al mundo y cómo puede acelerarse todo? Esto es lo que quiero decir ahora.

¿Qué pasa en la semana 39?

Al principio, necesita averiguar qué está sucediendo con el cuerpo de la mujer en este momento y si el bebé puede nacer. Entonces, dar a luz a las 39 semanas de embarazo es un fenómeno normal. Una miga ya se ha formado lo suficiente como para nacer sin miedo. Su postura en el útero es cabeza abajo, las piernas y los brazos apretados. Esto significa que ya se ha preparado para el proceso natural de aparición.

Todos sus órganos internos también están diseñados para funcionar, aunque hasta ahora el bebé recibe alimentos a través del cordón umbilical y sus intestinos aún son estériles. También es importante recordar que en este momento la actividad motora del niño se reduce significativamente. Esto se debe al hecho de que la cantidad de líquido amniótico se reduce y el bebé tiene poco espacio libre.

Es posible que un niño no se mueva por mucho tiempo, pero no hay nada de qué preocuparse.

Herallantes de nacimiento: distantes

¿Cómo puedes entender que el parto comienza en la semana 39 del embarazo? Entonces, para esto puedes ver si hay primeros precursores de este proceso. ¿Qué puede sentir una dama en este momento? Por lo tanto, los indicadores pueden estar lejos y cerca. Si hablamos de distante:

  1. El parto será muy pronto, cuando caiga la panza de las damas. Una mujer definitivamente sentirá esto, ya que respirará mejor. Sin embargo, esto puede causar diarrea, ya que el bebé ejercerá presión sobre el tracto gastrointestinal.
  2. Falsas contracciones. Más cerca del momento del parto (sin embargo, a veces en el segundo trimestre del embarazo), las mujeres pueden tener contracciones falsas, que recibieron su nombre de los científicos Braxton y Hicks. Así, el cuerpo se está preparando para el nacimiento del bebé. Sin embargo, la fuerza de estas contracciones es mucho menor, pero las sensaciones no son tan dolorosas.
  3. Cambio de postura. Debido al hecho de que el abdomen de una mujer cae, ella ha cambiado el centro de gravedad. Bueno, naturalmente, la postura cambia. La marcha se convierte en "pato". Puede haber molestias, molestias en la región de la sínfisis del pubis y del sacro.

Heraldos de parto: cerca

Sin embargo, hay señales más claras de que el nacimiento está por venir. Si una mujer tiene 39 semanas de gestación, los heraldos del parto serán los siguientes:

  1. Secreción vaginal. Antes del parto puede aparecer secreción mucosa parda, posiblemente con vetas de sangre. No da miedo, sale un tapón mucoso. También puede indicar que el líquido amniótico está goteando.
  2. Tapón de moco residual. Aparece en las primeras semanas de la formación del bebé. Su función principal es proteger a un niño de las infecciones. Este tapón cierra herméticamente la entrada al útero, lo que evita que los virus y las infecciones penetren en su cavidad. Cuando ella se vaya, este es un indicador importante de que el parto vendrá pronto. Sin embargo, puede salir una semana antes de que nazca el bebé. ¿Cómo puedes entender exactamente lo que pasó? La mujer tendrá secreción mucosa espesa, su acumulación, posiblemente con vetas de sangre.
  3. La actividad motora del bebé. Antes del nacimiento, los bebés en el estómago se desploman. Todo por culpa de la falta de espacio para la acción. El niño está creciendo, el vientre está agrandado al máximo, pero la miga de esto no es suficiente. Por lo tanto, los niños se mueven menos.
  4. Cambios en el cuello uterino. Esta mujer, por supuesto, no se siente, pero el médico puede diagnosticar. Por lo tanto, es muy importante hacer un seguimiento de la divulgación del cuello uterino, porque estos indicadores indican qué tan cerca está el proceso de actividad laboral activa en las mujeres.
  5. El cambio en el peso corporal de las damas. Antes del parto, el peso de una mujer a menudo disminuye. Todo sucede porque el cuerpo de una mujer embarazada acumula estrógeno (la hormona más importante para el parto), lo que ayuda a reducir la hinchazón. El exceso de líquido se excreta del cuerpo, el peso de la madre disminuye.
  6. Silla suelta. La acumulación de estrógeno en el cuerpo de la mujer embarazada también afecta el estado de las heces de la mujer. Entonces, a menudo, aproximadamente una semana antes del parto, una mujer va a visitar cada vez más el baño. Este es un proceso natural de evacuaciones intestinales antes del parto.
  7. Contracciones ¿Qué más necesita saber una mujer si tiene 39 semanas de embarazo? Heraldos de parto, que indican su proceso inicial: combate. En este caso, el dolor aumentará gradualmente y el tiempo entre las sensaciones disminuirá.

Y, por supuesto, un indicador de que el parto natural está cerca, habrá cambios psicológicos en una mujer embarazada.

Un par de semanas antes de que nazca el bebé, una mujer se vuelve tranquila, pacífica, olvidadiza. Deja de preocuparte por tonterías.

Todo esto es muy importante, ya que ayuda a preparar a las mujeres para el proceso de la actividad laboral. Sin embargo, hay que decir que todos estos indicadores son muy individuales.

Relaciones intimas

Si una mujer quiere saber cómo dar a luz más rápido que las 39 semanas de embarazo, solo debe tener relaciones sexuales. Durante mucho tiempo, los médicos intentaron prohibir la intimidad en las últimas semanas de tener un hijo. Y todo porque es un gran estímulo del parto.

Todo sucede durante el orgasmo de las damas, cuando el cuerpo puede tomar tales reducciones para el inicio de la actividad laboral. En cualquier caso, incluso si no ayuda a la revitalización del trabajo, ciertamente no duele. Después de todo, todas las emociones positivas que la madre experimenta se transmiten al bebé. Sin embargo, vale la pena recordar que en este momento una mujer puede tener poca lubricación.

Para no estropear las sensaciones durante la intimidad, necesitas abastecerse de sus sustitutos artificiales.

El masaje de pezón también funciona de esta manera. Esta no solo es una excelente preparación de las mujeres para la lactancia materna, sino también una estimulación natural del parto.

Beber alcohol

A menudo se puede leer que el parto natural puede ser significativamente más cercano si bebe un poco de alcohol. Entonces, las damas se aconsejan entre sí tomar un vaso de vino o incluso una mezcla alcohólica.

Según su versión, esto obliga al bebé a "salir" desde adentro lo antes posible, ya que no le gusta esa nutrición en absoluto. Sin embargo, este hecho no está confirmado por los médicos. Por otra parte, los médicos no se cansan de repetir que es absolutamente imposible tomar bebidas alcohólicas en cualquier condición de carga de un bebé.

Después de todo, esto puede afectar no solo el estado de salud, sino también el desarrollo del bebé.

Nutrición especial

Entendemos además cómo dar a luz más rápido 39 semanas de embarazo. Entonces, la gente dice que puedes comer ciertos alimentos y, a su vez, aceleran el proceso de aparición de las migajas en el mundo. Lo que, entonces, se ofrece a las damas:

  1. Platos picantes. Sin embargo, los médicos no tienen absolutamente ninguna evidencia científica para esto. Además, vale la pena recordar que no se puede comer pescado crudo (si la señora elige la cocina japonesa).
  2. Aceite de oliva Los médicos no rechazan este medio. Si lo toma una cucharada tres veces al día, los ligamentos del útero se ablandan y su elasticidad mejora. Además, no solo es una forma de acelerar el parto, sino también un método para evitar las pausas en el momento del nacimiento de un bebé.
  3. Té de frambuesa. Este es un método común para acelerar el trabajo en los Estados Unidos. Por lo tanto, debes preparar una bebida de las hojas de frambuesa y tomarla a partir de la semana 35. Sin embargo, todo necesita saber la medida, esto debe ser recordado.
  4. Castor Algunas mujeres saben que su uso puede causar contracciones. Pero ¿por qué está sucediendo esto? El hecho es que el aceite de ricino tiene un efecto laxante. Y esto lleva al hecho de que se produce una estimulación cervical temprana.

Al comprender cómo dar a luz más rápido las 39 semanas de embarazo, vale la pena recordar que no es necesario acelerar este proceso de forma independiente. Los expertos dicen que es necesario estimular la actividad genérica solo por razones médicas. En otros casos, el bebé se sabe a sí mismo si es hora de que venga al mundo o de lo contrario necesitamos sentarnos un poco más en la barriga.

Estimulacion medica

El parto natural normal puede comenzar en cualquier momento después de la semana 37 de embarazo. En este momento, el bebé ya está completamente formado y listo para ver el mundo.

Sin embargo, a veces el paciente puede ser asignado a la estimulación del parto (la retroalimentación de los pacientes después de esto es positiva, porque todo esto sucede solo bajo la supervisión de los obstetras)

Sin embargo, este procedimiento debe ser designado sólo en los indicadores especiales.

Índices de estimulación del parto antes de la fecha señalada.

В каких случаях женщине на 39-й неделе вынашивания малыша могут стимулировать родовую деятельность?

  1. Многоплодная беременность. Это необходимо, потому что двум и более деткам в это время уже очень тесно в животе мамы.
  2. Медицинские показатели. Это может быть резус-конфликт матери и плода, осложнения с сердцем, повышение кровяного давления. Vale la pena recordar que todo esto afecta no solo al estado de la madre, sino también al bebé.
  3. Fallo en el proceso de entrega. Anteriormente, en la semana 39, una mujer puede ser estimulada médicamente para dar a luz si se produce un flujo prematuro de agua, el emparejamiento es débil y corto, si el cuello uterino es grande y no hay contracciones y si la mujer está cansada Puede liderar el proceso del nacimiento de un bebé.

Maneras de estimular el parto

Si una mujer tiene 39 semanas de gestación, ¿cómo acelerar el parto? Entonces, para esto, los médicos pueden elegir una de las formas de estimular el parto.

  1. Actuar sobre el cuello uterino. Para esta dama se presentan las prostaglandinas, hormonas especiales que hacen que el cuello se abra.
  2. Amniotomía, es decir, apertura del saco amniótico. Este procedimiento es indoloro. Cuando el agua sale del útero, la presión aumenta, la cabeza del bebé presiona los huesos de la pelvis, lo que estimula la aparición de migajas.
  3. Oxitocina La introducción de esta hormona en el cuerpo estimula la contracción del útero.

¿Cuándo está prohibida la estimulación?

Si una mujer tiene 39 semanas de gestación (el segundo parto, el primero, no importa), la estimulación del parto puede estar prohibida por los siguientes indicadores:

  • La ubicación del niño es incorrecta, no está listo para el proceso normal de nacimiento.
  • La condición del bebé no es perfecta (las lecturas del monitor cardíaco son importantes).
  • El tamaño de la cabeza del bebé no coincide con el tamaño de la pelvis de la madre.
  • La madre tiene ciertos problemas de salud (por ejemplo, una sutura en el útero).

En todos estos casos, la mayoría de las veces, el parto vaginal es imposible, a la señora se le prescribe una cesárea.

Pendiente

Durante nueve meses, la futura madre experimenta toda la gama de sentimientos: desde la desconfianza hasta la inmensa alegría que todo lo consume, con inquietud y emoción esperando el momento en que comienza el nacimiento, para ver a su hijo tan esperado en breve.

A partir de aproximadamente 38 semanas y media de embarazo, la futura madre comienza a prepararse activamente para la aparición de su bebé.

Pero en los últimos días de espera, las mujeres embarazadas a menudo comienzan a sentir el miedo a lo desconocido, a menudo se sienten infelices con su apariencia y sueñan con dar a luz más rápido.

La medicina ha establecido períodos favorables para llevar a un niño: 38 a 42 semanas, dependiendo del estado de salud de la mujer embarazada y del niño.

Hay situaciones de la vida en las que solo es necesario causar el parto antes de la fecha límite, o en condiciones en las que se ha acercado el término del parto y no se observan contracciones.

Cada mujer por naturaleza tiene conocimiento de cuándo su bebé tan esperado está listo para nacer, y puede causar un parto prematuro en el hogar durante 39 semanas de embarazo en el hogar.

Preparación para la estimulación.

Si una mujer tiene un deseo insuperable de dar a luz más rápido y no desea permanecer mucho tiempo en una institución médica con goteros adjuntos, siempre que los médicos no lo designen para que permanezca bajo la supervisión médica de una mujer embarazada, existen varias opciones para inducir el parto en el hogar.

Es imperativo consultar a un obstetra-ginecólogo para la aplicación de estos métodos y métodos, ya que no es seguro acelerar el parto a las 39 semanas de embarazo. A las 39 semanas, el bebé ya está completamente formado y listo para el parto, pero solo el cuerpo de una mujer embarazada decide si está listo para la aparición de un niño ahora.

Antes de que usted mismo acelere el proceso de trabajo, debe preparar cuidadosamente:

  1. Escuche a su bebé y considere a los precursores del parto.
  2. Sintonice un resultado positivo y esté de muy buen humor.
  3. Es necesario dormir bien, ya que queda mucho trabajo por delante y el cuerpo necesitará toda la fuerza y ​​los recursos para dar a luz más rápido.

  • ¡No descuides la nutrición correcta! Coma las vitaminas y oligoelementos necesarios.
  • A tiempo para tratar, bajo la supervisión de profesionales médicos, enfermedades que se manifiestan durante el embarazo.

    Verifique que la futura madre y el bebé se encuentren en excelentes condiciones con la cardiotocografía, un método que evalúa la condición del feto durante el embarazo y durante el parto basándose en la medición de la frecuencia cardíaca de un bebé.

    Antes de estimular el trabajo de parto, es muy importante asegurarse de que no haya conflicto entre el factor Rh de la sangre de la madre y el bebé, ya sea que existan precursores de desprendimiento de la placenta o si el líquido amniótico no se ha retirado.

    ¿Cómo acelerar el parto?

    La primera y más agradable forma de lograr un parto prematuro es estimular las contracciones con el sexo. Este método ha sido probado por muchas mujeres.

    Su esencia radica en el hecho de que, durante las relaciones sexuales sin protección, el útero se tonifica y el esperma, al entrar en la vagina de una mujer embarazada, provoca la contracción uterina y la dilatación cervical. El aumento del flujo de sangre a la pelvis inferior ayudará a acelerar el inicio de las contracciones y el parto.

    El sexo debe ser tranquilo, sin movimientos bruscos, para evitar la exfoliación de la placenta. Si se produce una exfoliación, es necesario realizar una cesárea con urgencia, de lo contrario el bebé puede morir.

    Algunos no corren el riesgo de tener relaciones sexuales en la semana 39 por temor a dañar al bebé. Pero este método tiene sus contraindicaciones, a saber:

    • placenta previa
    • baja ubicación de la placenta
    • Varias infecciones de transmisión sexual.

    Otra forma de acelerar el trabajo de parto a término 39, que le ayudará a sentir los signos o los precursores del parto, es el masaje de senos, o más bien, la estimulación del pezón.

    Este es un método simple y eficaz recomendado por los médicos, que ayuda a acelerar el parto, ya que el masaje produce la hormona oxitocina y le da una forma cómoda de pezón para una mayor lactancia del bebé.

    Pero es necesario tomarlo con mucha precaución, ya que existe una gran oportunidad durante un masaje en el pezón para llevar la infección a las glándulas mamarias o para contraer mastitis.

    También aceleran la actividad genérica por un período de 39 aromas de rosa y jazmín. Puede realizar una sesión de aromaterapia y sintonizar con una actitud positiva, y los precursores de la actividad laboral de emergencia no lo harán esperar. Hay que tener en cuenta que estos sabores pueden aumentar la sensibilidad.

    Hay otra forma de acelerar la actividad laboral, a saber, la acupuntura, es decir, acupuntura Con la ayuda de una aguja fina, puedes estimular las contracciones, ¡pero está prohibido hacerlo tú mismo! Si hay una necesidad de este procedimiento, debe confiar en el profesional en su campo.

    No descuide el consejo de nuestras abuelas para el parto prematuro:

    • Coma platos con un alto contenido de remolacha y perejil,
    • beber jugo de grosella, te con frambuesas,
    • Tomar un poco, unos cincuenta gramos de ricino o aceite de oliva,
    • Vale la pena agregar a su dieta diaria alimentos ricos en fibra: coles, remolachas, ensaladas de verduras frescas,
    • Las ensaladas deben llenarse con aceite vegetal,
    • El perejil es un afrodisíaco natural y contribuye a la reducción del útero para el trabajo de emergencia.

    Muchas personas recomiendan beber una copa de vino tinto o champaña, comer un poco de chocolate negro natural. También probaron el yeso de pimienta en la parte inferior de la espalda, lo que aumenta la circulación sanguínea, la red de yodo en la parte inferior de la espalda, tomando una ducha o ir al baño.

    Una excelente manera de calmar sus propios nervios, especialmente para las multíparas y acelerar el proceso del parto, es el ejercicio. No es de extrañar que las mujeres embarazadas, especialmente entre las 38 y las 39 semanas de embarazo, comiencen a limpiar completamente el apartamento.

    Hacer deportes para mujeres embarazadas, saltar, dar largos paseos al aire libre, agacharse, recoger fósforos esparcidos por el suelo. Una forma efectiva de aliviar la tensión en todo el cuerpo y de poner de relieve la actividad genérica será el yoga para mujeres embarazadas o bailes orientales simples.

    Pero no abuses de ella, ya que puede amenazar con exfoliar la placenta.

    Una forma efectiva, pero desagradable, la limpieza del enema ayudará a acelerar el parto, después de que se convierta en un problema regular y los dolores de parto se vuelvan más frecuentes.

    Con un deseo desesperado de dar a luz a la futura madre en este momento en el hospital, se pueden recetar medicamentos que contienen la hormona prostaglandina (velas, inyecciones, pastillas, gel). O el médico puede sugerir una amniotomía - cirugía obstétrica, que implica una punción del saco amniótico para estimular el parto.

    Este procedimiento se designa solo después de un examen completo de la condición de la mujer embarazada. Para aumentar la frecuencia e intensidad del trabajo de parto, los obstetras inyectan un medicamento médico Oxytocine o Enzaprost en una vena con un gotero.

    Las contraindicaciones para el uso de oxitocina son una cicatriz en el útero después de una cesárea u otras operaciones en el útero, embarazo múltiple, pelvis estrecha o asma.

    En las madres multíparas, el segundo embarazo es más fácil, los precursores del parto de emergencia se notan antes y el parto puede comenzar repentina y rápidamente.

    Cada organismo es individual y el sistema reproductivo es muy diferente y, por lo tanto, es mejor no arriesgarse y confiar en el curso natural del parto, ya que el método que promueve el inicio temprano de las contracciones de una mujer embarazada, el otro puede no ser adecuado, pero solo perjudicar. Por lo tanto, después de esperar 38 y 39 semanas, no es tan difícil esperar siete o catorce días y es mejor dar a luz a uno mismo.

    La manera mejor y más efectiva es hablar con su propio bebé. Durante mucho tiempo se ha establecido que el niño en el útero oye voces, música. Comuníquese con él con voz tranquila, dígale cuánto lo ama y espere a que aparezca, escuche las señales que le envía su cuerpo y en poco tiempo se producirá una reunión muy esperada con el bebé.

    Recomendaciones

    La semana 39 es un tiempo de preparación intensiva para el parto. Asegúrese de tener todo listo para una reunión temprana con el bebé:

    1. Documentos para el hospital de maternidad: pasaporte, política médica, tarjeta de cambio, acta de nacimiento.
    2. Bolsa para el hospital de maternidad con todas las cosas necesarias.
    3. Establecer para el recién nacido en un extracto.
    4. Habitación de los niños o un rincón acogedor en el dormitorio para el recién nacido.
    5. Artículos necesarios para cuidar al bebé en los primeros días de vida.
    6. Ropa para recién nacidos y madres lactantes.

    Si se recoge la bolsa y se completa la reparación en la habitación de los niños, es hora de relajarse. Si se siente bien, puede ir de compras, habiendo comprado todas las cosas necesarias para el bebé. Al mismo tiempo, vale la pena completar todo el trabajo iniciado, para que después del nacimiento del niño, nada se distraiga de la comunicación con su migaja.

    Muchas mujeres tienen miedo de salir de casa al final del embarazo. De hecho, no hay nada de qué preocuparse por pasear por las tiendas o visitar a familiares durante este período. Las peleas no comienzan de repente y usualmente duran más de 6 horas. Durante este tiempo, la futura madre tendrá tiempo para regresar a casa, recoger las cosas necesarias y llamar a una ambulancia.

    Un punto importante: salir de la casa en los períodos posteriores debe ir acompañado por un esposo, novia o parientes. El apoyo de un ser querido puede ser útil si comienzan las contracciones o el líquido amniótico retrocede.

    Vale la pena planificar cualquier asunto teniendo en cuenta el período de embarazo. El número de teléfono del médico y la dirección del hospital de maternidad más cercano siempre deben estar disponibles.

    No se recomienda caminar y viajar largas distancias durante este período.

    obstetra-ginecóloga Ekaterina Sibileva

    Mira el video: SEMANA 39 DE EMBARAZO. 9no MES. DESARROLLO DEL BEBÉ. EMBARAZO SEMANA A SEMANA (Mayo 2021).

    Pin
    Send
    Share
    Send
    Send