Ginecologia

Cómo decirle al niño lo que es mensual: una explicación delicada de la menstruación para niñas y niños

Pin
Send
Share
Send
Send


  • Cómo decirle a tu hija sobre la menstruación
  • Cómo hablar con tu hija sobre la menstruación.
  • Signos de la edad de transición en las niñas.

Una conversación con una adolescente sobre los cambios que ocurren en su cuerpo debe tener lugar sin falta. Los médicos creen que es mejor hablar sobre la menstruación antes que llegar tarde a la conversación.

Las niñas modernas crecen más rápido de lo que sus madres y abuelas solían crecer. Esto se debe a la nutrición y al ritmo de la vida moderna. El cuerpo de la niña comienza a cambiar intensamente a partir de los 8 años.

La niña está creciendo rápidamente, a la edad de 9-10 años, la adolescente tiene el vello en las axilas y el pecho comienza a crecer. Permanecen entre 2 y 3 años hasta los "días de la mujer", y es importante tener tiempo para explicar cómo la niña se convertirá en niña.

Es más fácil hablar de mujeres con madres o hermanas mayores. Puedes pedir mantener esa conversación con la tía o la abuela. Sin embargo, es mejor si la mamá le explica todo a su hija.

La conversación debe iniciarse con confianza, con calma, pero al mismo tiempo debe ser seria, la niña debe sentir su importancia. La edad en que se lleva a cabo la conversación puede ser determinada por la propia madre, pero a partir de los 10 años “temprano” ya no lo será.

Puede decirle a su hija que en los próximos años, puede comenzar a menstruar y decirle en detalle lo que esto significa. No tenga miedo de llamar pala a pala, lo principal es el tono con el que habla.

Es necesario explicar que el sangrado saldrá del útero cada mes y, al mismo tiempo, estar contento de anunciar que esta es la única forma en que la niña puede convertirse en madre en el futuro. Se puede decir que la menstruación es un poco dolorosa, y frente a ellos puede ser caprichosa durante varios días.

Es importante enfatizar que los "días de la mujer" les suceden a todas las mujeres y también a usted, y solo por esta razón que nació su hija. Necesita hablar seriamente sobre higiene en días especiales, dígale a la niña cómo usar las almohadillas correctamente, cuántos días dura la descarga.

Es necesario enfatizar la importancia de los procedimientos de agua y explicar que es correcto lavarse y ducharse durante la menstruación dos veces al día. Dígale a su hija que la limpieza es la clave para la salud de la mujer. La niña recordará tus palabras, incluso si está avergonzada.

Si puede hablar sobre el embarazo con su hija puede decidirse durante la conversación. Si la niña está decidida a escucharte, puedes contarle cómo es el embarazo. Pero los psicólogos aconsejan no apresurar las cosas y posponer esta conversación para otra ocasión.

En la menstruación normal, las adolescentes comienzan a los 12-15 años. Si su hija está madura por 10 años, o si no hay menstruación después de los 15 años, debe consultar a un médico. El problema puede ser causado por un desequilibrio hormonal, o simplemente su hijo es especial.

¿Cuándo comenzar una conversación?

A veces los padres retrasan la conversación, creyendo que el niño aún no ha alcanzado la madurez suficiente. ¿Cuándo comenzar una conversación? ¿Hay una edad universal en la que necesitas hablar con un hermano? Resulta que cada niño puede estar listo para aceptar esta o aquella información a su debido tiempo. Vale la pena ser guiado por varios factores:

  • Cada mes puede comenzar con la niña a los 11 años e incluso a los 10 años, por lo que necesita hablar con ella por adelantado.
  • Vale la pena mirar al niño y evaluar cuánto le interesan los "temas prohibidos".
  • A veces, la descendencia misma comienza a hacer preguntas sobre las características fisiológicas de las mujeres y los hombres. Si tiene más de 8 años, entonces es muy posible comenzar a responder sus preguntas de manera sustancial.
  • Si los compañeros de clase del hijo no ocultan su interés en temas de género y relaciones entre niñas y niños. Tales conversaciones ocurren a veces en compañía de niños, los adultos pueden convertirse en testigos de bromas sobre este tema.

Preparación para la conversación

Algunos padres solo necesitan iniciar una conversación, las palabras mismas vienen a la mente. Otros casi no seleccionan frases, especialmente cuando la pregunta se refiere a temas delicados. Si considera que es del segundo tipo, tiene sentido prepararse para una conversación con la ayuda de los materiales disponibles:

  • Busque literatura especial, en la que un lenguaje accesible explique cómo menstruar (regular) en las mujeres. Esto puede ser una enciclopedia para niños, una revista para padres. Puedes leer el material y explicárselo a la chica con tus propios comentarios. Además, ella podrá leer más adelante esta información en sí misma, y ​​ver imágenes y fotos si surge alguna pregunta.
  • Será genial si puedes recoger videos sobre este tema. Puede ver una película o incluso una caricatura con su hija, respondiendo sus preguntas en el transcurso de la trama.
Si la próxima conversación le parece muy difícil a mamá, ella puede encontrar información en un libro para padres.

Conceptos basicos

¿Cómo construir una conversación? ¿Cómo decirle a la niña sobre su período, para que no se sienta asqueada y no se asuste? ¿De qué debo hablar de inmediato y de qué debo dejar para más adelante? En primer lugar, debe pensar por adelantado acerca de la estructura de la conversación y luego en el orden en que es mejor presentar la información. Proponemos construir las etapas de conversación en la siguiente secuencia:

  1. Las chicas son mujeres pequeñas. Primero debe recordar que cualquier niña se convertirá en una mujer que en el futuro puede convertirse en madre. Las mujeres tienen órganos reproductivos que permiten la realización del útero, ovarios. La niña tiene estos mismos órganos, pero aún son pequeños y crecen con ella.
  2. Preparándose para la futura maternidad. Al inicio de cierta edad (11-14 años), el cuerpo de la niña señala que está entrando en una nueva etapa: la preparación para la futura maternidad. La niña comienza la menstruación. Cabe mencionar que casi todas las mujeres tienen sangrado, no hay nada de miedo o vergüenza en este proceso.
  3. Higiene Por separado, debe hablar de eso durante los días críticos en que necesita observar la higiene especialmente con cuidado. Durante este período, la microflora patógena es más fácil de lo normal, ya que puede llegar a los órganos internos, lo que conduce a enfermedades del sistema genitourinario. Las juntas deben cambiarse regularmente y no deben descuidar los procedimientos de agua.
  4. ¿Qué es el SPM? Esta terrible abreviatura, de la que saben casi todo, representa las palabras "síndrome premenstrual". Es imperativo advertir a su hija que durante este período puede tener cambios de humor, puede llorar sin razón aparente, o sentirse ofendida y solitaria. Lo principal que una chica debe tener en cuenta es una condición temporal que seguramente pasará.

Luchando por el diálogo

Para contar en general sobre la menstruación no es suficiente, es importante esperar preguntas. Si una hija o un hijo no pregunta nada después de la historia, lo más probable es que el niño no esté listo para discutir este tema con sus padres. Puede haber varias razones: la hija ya sabe mucho por comunicarse con sus compañeros de clase, o no confía en sus padres y se avergüenza de hablar sobre temas íntimos.

Ambas opciones requieren un estudio cuidadoso. ¿Qué hacer si la descendencia no se pone en contacto? Vale la pena esperar un par de días después de la conversación: un adolescente puede tomarse un tiempo para entender la información, y un poco más tarde acudirá a sus padres con sus preguntas. Si el niño continúa en silencio y no vuelve a este tema, entonces es necesario actuar. Intente hablar de nuevo, pregúntele qué le importa y qué sabe sobre los "días críticos".

Sucede que la conversación no funciona, no te rindas. Cualquier conversación es mejor que guardar silencio e ignorar el problema.

Si el niño no está listo para hacer contacto, no es necesario insistir, será posible hablar más tarde.

Preguntas para responder

Ya que es bastante difícil decirle a su hija sobre su período con todos los detalles, debe prepararse para la conversación con anticipación y pensar cómo responder a las preguntas que puedan surgir durante la conversación. A menudo, un adolescente siente curiosidad por lo dolorosos que son los días críticos, cuántos días duran y qué hacer si comienzan de manera inesperada. Si un niño está creciendo en una familia, también es necesario hablar con él sobre este tema, pero la conversación puede ser más breve y más general. Intentaremos responder las preguntas más populares de los niños sobre la menstruación.

Mensual - ¿duele?

La niña puede preocuparse de que la hemorragia esté acompañada de dolor. Es necesario explicar que los reguladores usualmente pasan sin dolor, solo al comienzo del ciclo, la incomodidad puede ocurrir en la parte inferior del abdomen. Sin embargo, cada niña experimenta sus propios sentimientos y algunos se quejan de dolor abdominal, heces molestas, mareos. También vale la pena decir que antes de la menstruación, el seno se hincha y se vuelve doloroso.

¿Cuán rica es la sangre que fluye?

A menudo, a las niñas les parece que la sangre de la vagina está fluyendo, esta imagen en especial asusta a las personas que temen su aparición. Mamá debe responder esta pregunta para hablar sobre las regulaciones basadas en impresiones personales. Las secreciones de sangre suelen ser heterogéneas, a menudo bastante gruesas. En algunas mujeres, la descarga puede ser escasa, en otras abunda. Al mismo tiempo, la sangre que desaparece ya está "usada" y no es necesaria para la actividad vital del organismo. En el cuerpo humano todo está pensado y dispuesto de la mejor manera. En lugar de la sangre perdida, se genera una nueva, que es un proceso natural e incluso gratificante.

A veces una niña está preocupada por la cuestión de si puede perder mucha sangre durante los días críticos. Por supuesto, las situaciones pueden ser diferentes. Durante este período, no puede exponer al cuerpo a un esfuerzo físico para no causar sangrado, pero no debe pasar todo el día en la cama. Es necesario llevar una vida normal con algunas restricciones.

¿Juntas o tampones?

Si la edad de su hija es cercana a los queridos 11 años, ella espera cada vez más la primera menstruación. Es hora de que mi madre prepare un surtido de toallas sanitarias o tampones. ¿Qué es mejor usar? Esta pregunta es polémica hoy. Algunos ginecólogos tienden a desnudarse, otros no son tan críticos y admiten la idea de que una niña puede usar tampones especiales. Queremos enfocarnos en el hecho de que los tampones son bastante difíciles de introducir, y las almohadillas son más cómodas y fáciles de usar.

Es necesario prepararse para el hecho de que las preguntas pueden referirse a la concepción, la anticoncepción, las relaciones íntimas entre un hombre y una mujer. Es necesario pensar por adelantado cuánta información puede dar a su hija o hijo, dependiendo de su madurez.

Chicas de la pubertad

La menstruación en las niñas comienza a la edad de 12-13 años, en algunos casos puede comenzar incluso antes de esta edad, lo que indica la pubertad temprana.

Si el sangrado comenzó antes de los 10 años, o si la niña tiene 16 años y no hay menstruación, esta es una razón para acudir a un ginecólogo. Es importante determinar la causa de tales desviaciones del formulario para prevenir problemas graves con la salud sexual en el futuro.

El enfoque correcto para la conversación.

A medida que el niño crece, las madres con mayor frecuencia comienzan a preguntarse cómo contarle a la niña sobre su período.

La niña aceptará tranquilamente el comienzo del período, estará lista para esto, si está bien preparada. De lo contrario, puede estar asustada de ver sangre en la ropa. Lo principal es permitir que la hija se quede sola con las experiencias y un montón de preguntas inexplicables.

Por supuesto, hoy puede obtener información de varias fuentes, pero nadie mejor que mamá puede contarle a su hija sobre la menstruación.

Muchas madres intentan retrasar la conversación sobre este tema en todos los sentidos, considerando que es demasiado pronto, la hija es solo una niña. Pero el tiempo vuela muy rápido, por lo que no debe perderse el momento adecuado. A los 9 años, debe tratar de explicarle a su hijo maduro lo que le espera en el futuro. Una niña no debe pensar que el comienzo de la menstruación es una enfermedad terrible, cuando sangrará o algo así.

Las características hablan de la menstruación.

De hecho, es difícil explicarle a una chica lo que le espera cuando madura. Y esta tarea difícil recae sobre los hombros de una madre u otra mujer adulta que tiene una relación de confianza con su hijo (hermana mayor, abuela, tía).

Por supuesto, papá puede decirle a la niña sobre su período, pero es poco probable que él pueda dar respuestas completas al millón de preguntas que surgen. La cuestión es que solo una mujer conoce todos los detalles del proceso, y se agrega una cantidad impresionante de moderación.

Para que la conversación sea exitosa, es muy importante pensar en todos sus puntos, elabore un plan aproximado para no perder nada importante.

Al elegir un lugar para hablar, es importante que sea cómodo para que el niño pueda relajarse. El niño necesita explicar tales puntos básicos: a qué edad comienza aproximadamente la menstruación, este fenómeno se repetirá cada mes, qué características tiene el proceso, qué puede ser un poco doloroso, qué fases del ciclo menstrual son y qué características se caracterizan.

El tono de comunicación elegido correctamente no es menos importante para un resultado exitoso de la conversación. Esto no debería ser una advertencia que solo asustará al niño. Todas las explicaciones deben ser confiadas y amistosas, solo en este caso, la niña escuchará con atención, no tendrá miedo ni será tímida.

La conversación debe dividirse en varias etapas. Por lo tanto, a la edad de 9 años, una niña no necesita declarar a la vez todo lo que se sabe sobre su período, y lo difícil que será para ella experimentarlo cada mes. Primero debe preparar a una niña, explicando que muy pronto su cuerpo cambiará, y si habrá manchas, esto será un signo del comienzo de los cambios, por lo que no debe tener miedo. También debe decirle a la niña que hoy en día hay productos de higiene especiales a la venta diseñados para brindar confort en días críticos. Una niña de esa edad puede reaccionar a la información recibida de diferentes maneras: o bien habrá muchas preguntas que deben prepararse, o simplemente asiente con la cabeza para terminar la conversación.

Ya esta primera conversación le dará a la niña una idea del sangrado mensual. La segunda vez será posible contar con más detalles acerca de todas las complejidades de la menstruación, cuando comienza (11-13 años).

¿De qué hablar?

¿Cómo decirle a mi hija sobre la menstruación? Debe comenzar con el hecho de que el cuerpo femenino no es lo mismo que el masculino, y cuando madura, hay cambios serios: la niña se convierte en niña y luego en mujer. Cuando una niña se convierte en niña, comienza su período.

Es importante explicarle a la hija que un fenómeno como la menstruación ocurre en todas las mujeres y sugiere que está sana y lista para el nacimiento de un niño.

Basta con que la niña sepa que el sangrado menstrual debe ser escarlata sin racimos, la cantidad es moderada y deben durar de 3 a 7 días. También debe indicar cuál es el ciclo menstrual, y normalmente su duración es de 21 a 34 días (en la mayoría de los casos es de 28 días).

También debe aclararse que la primera menstruación (menarquia) para cada niña comienza en diferentes momentos, lo que depende del desarrollo del sistema reproductivo. La niña debe estar segura de que la aparición de sangre no es peligrosa, incluso si hay dolor. La causa del dolor es el desprendimiento del endometrio del útero, que es un proceso natural, por lo que no debe tener miedo.

Incluso si la niña vio lo mal que está su madre en los días de la menstruación, no debes tenerle miedo. Es imposible predecir cómo se pasarán estos días con la hija, porque el cuerpo de cada mujer es individual.

Es necesario decirle a la hija sobre su período para que esté psicológicamente preparada para que pueda entender por qué el estado de ánimo cambia drásticamente, aparecen malestar general, lágrimas, irritabilidad y nerviosismo. Todos los cambios en el cuerpo femenino se producen bajo la influencia de hormonas, y los síntomas antes de la menstruación se denominan síndrome premenstrual.

¡Presta especial atención!

Al planificar una conversación con su hija sobre la menstruación, debe prestar atención a estos puntos básicos:

  • Un ciclo menstrual estable con periodos regulares habla de salud de género. Pero, bajo la influencia de varios factores (exceso de trabajo, cambio climático, estrés severo, cargas pesadas, etc.) se puede romper. En los primeros años (1-2 años), el ciclo puede ser irregular. La niña debe entender que para normalizar el ciclo menstrual, es necesario evitar cargas excesivas y situaciones estresantes, especialmente con el enfoque de los días críticos.
  • La buena nutrición es uno de los factores importantes de un ciclo menstrual estable, y las dietas difíciles que las adolescentes usan para agotar los parámetros del modelo conducen a violaciones del ciclo. Es importante comprender que una dieta incorrecta, en la que no hay grasas ni carbohidratos, puede causar el cese de la función ovárica y, como resultado, problemas serios con la concepción en el futuro. Por lo tanto, es tan importante no solo seguir la dieta de la hija, sino también enseñarle a abordar correctamente el tema de la nutrición adecuada.
  • Hablar sobre la menstruación con su hija es una obligación, porque no es solo un signo de madurez sexual. Con el inicio del sangrado menstrual, el cuerpo está listo para el embarazo. Поэтому ни в коем случае нельзя халатно относиться к этой теме. Девочка должна знать, что незащищенный половой контакт может привести к беременности, возможному аборту и негативным последствиям.
  • Важным моментом разговора также являются средства личной гигиены. Девочка должна понимать, что в критические дни организм особенно уязвим к проникновению различных инфекций, поэтому гигиена просто необходимо. Именно по этой причине нужно правильно подобрать гигиенические средства, для чего лучше проконсультироваться с гинекологом. En los días críticos, es mejor no bañarse y no nadar en estanques abiertos y en una piscina, pero debe bañarse todos los días.

Cómo decirle a su hija sobre su período, qué hora y lugar elegir: cada madre decide por sí misma. Una conversación confidencial con su hija ayudará a evitar muchos problemas en el futuro. Y si la madre u otro pariente femenino mayor no es tímido y retrasa la conversación, la aparición de sangrado no asusta a la niña. Y si hay alguna pregunta, ella podrá consultar sin mantener los sentimientos en su interior.

Cuando mamá tiene que empezar a hablar de menstruación.

Comience una conversación importante a cierta edad, cuando la niña esté lista para él. En este sentido, las madres pueden cometer dos errores comunes.

Algunos permanecen en silencio hasta el último momento y explican algo a sus hijas solo cuando los días críticos ya han comenzado. Mientras tanto, la sangre de un niño siempre se asocia con dolor, trauma. La falta de comprensión de la situación puede provocar un gran susto e incluso un trauma mental.

La mala interpretación de la situación puede provocar un gran temor e incluso un trauma mental en un niño sin preparación.

En este sentido, recuerdo un episodio vívido de la novela de McCullin Colin "The Singing in the Thornberries". Cuando la protagonista principal, Maggie, de quince años, comenzó su período, se sintió terriblemente asustada por esto, se escondió de su familia y pensó durante varios meses que se estaba muriendo de una "enfermedad intestinal vergonzosa". Al final, sucedió que el sacerdote de la iglesia local, y no su madre, se vio obligado a explicar la verdad a la niña.

Ella apretó sus manos.

"Padre Ralph, me estoy muriendo, tengo cáncer".

"Ya hace medio año desde que comenzó, padre Ralph". Tengo terribles dolores en el estómago, pero no porque me sienta mal, y ... oh, Padre Ralph ... ¡fluye tanta sangre!

El padre Ralph levantó bruscamente la cabeza, durante las confesiones esto nunca sucedió, miró su cabeza tímidamente baja, atrapado por una tormenta de sentimientos contradictorios, y no pudo recoger sus pensamientos en absoluto. Un alivio ridículo y gozoso, furia salvaje hacia Fiona [autora: madre de la niña], estaba listo para matarla, asombro, admiración, tan pequeña y tan valientemente, e inconmensurable e inefable vergüenza ...

"No te estás muriendo, Maggie, y no tienes cáncer". No debería haberte explicado esto, pero lo explicaré mejor. Tu madre debería haberte dicho todo hace mucho tiempo, preparándote con anticipación, no me importará por qué no lo hizo.

McCullough Coley

Para evitar esta situación, las madres deben iniciar una conversación a tiempo, con anticipación, cuando su hija tenga aproximadamente diez años (porque las niñas modernas comienzan la pubertad antes que, por ejemplo, hace veinte años).

Otro error de las mujeres adultas es que comienzan a partir de su experiencia pasada y comienzan a iluminar a sus hijos a la edad en que ellos mismos aprendieron sobre su período. Sin embargo, cada organismo es individual y, en un asunto tan delicado, uno no puede guiarse por una sola herencia.

En general, la madre debe escuchar su intuición femenina, así como observar los cambios externos en el cuerpo de la niña. Así, los siguientes signos serán señal:

  1. Cuerpo altísimo.
  2. Ampliación de las glándulas mamarias.
  3. La aparición de vello en axilas y pubis.
  4. Acné en la cara, aumento de piel grasa.
  5. Cambios en la psique, comportamiento: la niña se vuelve más aguda, más irritable (el efecto de las hormonas afecta).
  6. Dolor abdominal periódico y débil.

Cómo organizar con éxito una conversación

La conversación íntima es importante para comenzar correctamente. No hay necesidad de hacerlo muy bruscamente (hasta el punto). Si aleja a la niña de cualquier ocupación, siéntese frente a ella y declare seriamente que ahora está aprendiendo algo muy importante, la niña puede simplemente retirarse a sí misma o percibir inconscientemente la información de manera negativa.

El momento incorrectamente elegido puede arruinar toda la conversación importante.

Es mejor elegir un momento en que la madre y la hija estén solas en casa, la niña no está particularmente ocupada con nada y seguramente está de buen humor. Alternativamente, puede hablar durante un paseo, por ejemplo, en un parque acogedor o en un parque donde no haya gente cerca.

Es bueno iniciar una conversación con una discusión de temas relacionados, por ejemplo, notar cómo la hija ha cambiado últimamente (parecía más bonita, más adulta) y luego pasar al tema que le preocupa a su madre.

Una mujer también debe proporcionar un tono suave de conversación, una expresión facial (sin necesidad de poner una cara demasiado seria), gestos.

El tono correcto, la sonrisa, el contacto táctil son las claves para una conversación exitosa con el niño.

Un truco interesante, inicialmente para provocar la curiosidad de la niña: por ejemplo, muestre la junta y pregunte: “¿Sabes qué es? Te preguntas por qué esto es necesario? ".

Puedes provocar el interés inicial de su hija, mostrando su junta.

A qué aspectos prestar atención y qué no destacar.

Construir una conversación sobre la menstruación es bueno de acuerdo con un plan bien pensado, por ejemplo, para usar esta opción:

  1. Etapas del desarrollo infantil, la diferencia en la constitución de una niña y una niña. Aquí vale la pena activar el conocimiento ya existente de la hija: déjala decirle todo lo que ya sabe y pregúntele qué le interesa.
  2. Qué es la menstruación, sus precursores de la niña. Es hora de comenzar la menarquia (primera menstruación). Longitud del ciclo
  3. Presenta la higiene personal durante los días críticos, lo que no se puede hacer durante los días críticos.
  4. Posibles problemas asociados con la menstruación (por ejemplo, su larga ausencia). Es importante centrarse en la nutrición. Después de todo, muchas adolescentes evalúan inadecuadamente su apariencia y comienzan a agotarse con las dietas. Esto conduce a una violación del ciclo.

No es necesario "exponer" inmediatamente toda la cantidad de información. La conversación se puede llevar a cabo en 2 o 3 etapas. Es muy bueno usar tu propia experiencia: contar tus experiencias en el mismo período.

Una hija debe comprender que su período es un proceso completamente natural que marca la transformación de una niña en una niña.. Y con la fuerza de la madre para presentar todo de tal manera que el niño no solo no tenga miedo de la primera sangre, sino que espere este evento como un día festivo.

En la fortaleza de la madre para inspirar a la niña, el evento mensual es un acontecimiento alegre en la vida.

Es muy importante explicarle a la niña que la menarquia ocurre a diferentes edades. Y si sus compañeros ya tienen días críticos, esto no significa de ninguna manera que sean mejores y más maduros.

En este sentido, recuerdo a mi compañera de clase Julia. Hasta el grado 9, la niña era baja y tenía un físico "infantil". Aún no había tenido períodos mensuales (ella misma lo admitió), lo que causó el ridículo de muchos otros contemporáneos más "adultos". Después del noveno grado, Julia dejó el colegio y no la he visto en varios años. ¿Cuál fue mi sorpresa cuando un día en una reunión de graduados vi a una chica alta y tetona (más tarde se convirtió en madre de dos hijos). Por lo tanto, el inicio tardío de la menstruación no indica en absoluto una falta de feminidad y una función reproductiva inadecuada.

Hay cosas que es mejor no tocar en la primera conversación sobre la menstruación, para no causar que la niña tenga temores innecesarios:

  1. Posibles sensaciones muy dolorosas durante días críticos. Aquí es posible llevar historias sobre tribulaciones.
  2. Profundización en temas de relaciones sexuales, pérdida de virginidad, enfermedades de transmisión sexual. Por supuesto, todo esto es muy importante, pero es un tema para una conversación por separado, que aún no tiene 10–11 años. Si la niña tiene alguna pregunta en esta área, la madre no necesita dejar la respuesta, sonrojarse y explicar brevemente en el idioma disponible para la edad, sin entrar en detalles.

Comentarios mamás

A los 7 u 8 años de edad, mi hermana me contó todo, tomó un libro de texto de biología para el noveno grado, y en las fotos contó y mostró todo. Fue muy interesante. No dude en decírselo a sus niñas, se tomaron un libro de fotos, en mi opinión, el libro de texto es lo que se le dijo y se le dio para estudiar (será mucho más interesante estudiar sin usted), y luego será incomprensible preguntar más tarde. Pues esto es fisiología, hay que saberlo.

Lidia

https://rostovmama.ru/forum/index.php?topic=77343.60

Le expliqué que absolutamente todas las niñas, niñas y mujeres tienen menstruación. Aparecen cuando el cuerpo madura, de ahora en adelante, cuando aparecen, la niña se vuelve aún más bella, más madura y, por lo tanto, más responsable. Y lo harán siempre, una vez al mes. Y cuando aparece la menstruación por primera vez, es un día festivo para toda la familia. No entré en detalles, pero claramente aseguré que no era doloroso ni que daba miedo. Y mostró qué bellas juntas se venden, y ella las elegirá. En general, apenas esperábamos la menstruación. Un niño pequeño de 3 años, también sabe aproximadamente que tal fenómeno existe, y esta es la norma.

Lina liza

http://www.detkityumen.ru/forum/thread/142285/

No tengo hija (tengo un hijo). Pero me recuerdo a mi mismo. Cuando tenía 12 años, mis padres me sacaron del juego y empezaron este tema. Todo era decoroso, tranquilo, con las palabras correctas. Pero ... si tuviera una hija, sabría que: 1) tienes que esperar el momento adecuado, el estado de ánimo de la niña, para que sea tranquila y seria, 2) excluir categóricamente a papá de la conversación, incluso si la relación es maravillosa, no es la suya. el trato Ahora percibo correctamente todo, pero recuerdo mis sentimientos de adolescente. Fue asqueroso durante mucho tiempo, aunque no lo mostré. Mami, una vez fuiste niña ... recuérdate.

El invitado

http://www.detkityumen.ru/forum/thread/142285/

Compra una enciclopedia para chicas con fotos. Siéntense juntos, consideren, lean. Los niños a menudo creen en la autoridad de los libros más ... El mío aún no es 8, pero ya hemos estudiado muchas preguntas sobre la "Enciclopedia sexual para niñas de 7 a 9 años de edad" ... Y claro, y accesible, y las palabras no necesitan buscar. E incluso mirar a los ojos, tímido, también. Para las chicas será muy importante ...

Cacao

http://forum.nanya.ru/topic/18480-kak-rasskazat-dochke-o-mesiachnykh/

Me dolió un poco el abdomen más bajo y apareció irritabilidad, con granos en la frente. Tenía 11 años. Una vez más, cuando ella se quejó de que le dolía el estómago, le conté todo, por lo que podía ser. Mostró cómo se ven y cómo se usan las almohadillas y coloque una en el maletín por si acaso. Y no me equivoqué, después de una semana comenzó algún lugar.

astra

https://mama.md/topic/124936-kak-rasskazat-dochke-pro-mesyachnye/

Los niños modernos crecen temprano, y muchos aspectos importantes de la vida y la salud se aprenden en la calle, desde la televisión e Internet. Por lo tanto, la madre debe darse prisa y hablar a tiempo con su hija sobre su período. Esto debe hacerse con delicadeza eligiendo el momento adecuado y resaltando todas las preguntas importantes para este tema.

¡Advertido - significa que todo está en orden!

No es suficiente decir que la menstruación ocurre en casi todas las mujeres, también es necesario explicarle a la hija cómo van las adolescentes. Es necesario advertirle que al principio se puede perder el ciclo y que la menstruación será desigual. En el sitio web del Dr. Komarovsky hay información de que en el primer año después de la menarquia el ciclo puede ser de 20 a 90 días. La instalación del ciclo puede demorar seis meses, incluso un año o dos, no debe preocuparse por esto. Para estimar el número de días entre las regulaciones, debe mantener un calendario. Basta con comprar una copia pequeña para la niña y pedirle que marque las fechas en que comienzan sus días críticos.

A veces, una madre piensa que su hija es una niña y no está interesada en el sexo opuesto; incluso en este caso, debería ser la primera en tocar el tema de un posible embarazo. Explique que la menstruación significa la posibilidad de quedar embarazada, pero no significa que el cuerpo esté listo para dar a luz al niño. Una niña que ya ha comenzado su período debe ser responsable de su cuerpo y su vida.

¿De qué no vale la pena hablar?

Puede hablar sobre las regulaciones con sus propias palabras y también establecer una conversación de acuerdo con sus propias ideas. Sin embargo, no asuste al niño y dígale a la niña sobre cualquier complicación que sea posible:

  • No puede limitar el tiempo de inicio de la primera menstruación (menarquia) de marco duro. Una niña que no tuvo menstruaciones a los 13 años asumirá que tiene alguna anomalía. Es mejor esperar un poco y consultar con el ginecólogo pediátrico.
  • No es necesario preparar a su hija de antemano por el hecho de que la menstruación es dolorosa, de lo contrario ella aumentará su temor en anticipación. Tampoco puede darles poca importancia, diciendo que la menstruación pasa inadvertida. Este proceso es fisiológico, vale la pena prepararlo de antemano, pero no renunciar a sus hábitos.
  • No se puede hablar de menstruación como si fuera ofensiva, esto es algo vergonzoso, que debería ser silencioso. En contraste, la menstruación mensual es un proceso normal que ocurre con todas las mujeres. Al mismo tiempo, es posible hablar de ellos solo con personas cercanas, sin dar detalles íntimos al público.

Hable francamente con su hijo para prepararlo para nuevas circunstancias. No es necesario posponer la conversación indefinidamente, porque es mejor si la niña aprende sobre ella mensualmente de su madre que de otra persona. Tales conversaciones fortalecen las relaciones, ayudan a los padres a entender mejor a sus hijos. Es muy importante no perder contacto con él, especialmente en el umbral de un período adolescente complejo e interesante.

¿A qué edad necesita contarle a su hija sobre la menstruación?

Ahora que los niños crecen antes que las generaciones anteriores, el inicio de la menstruación no es una excepción. Los padres a menudo se demoran en hablar sobre la menstruación, creyendo que la niña no es lo suficientemente madura para este tema. De hecho, cada niña es individual, por lo tanto, la edad a la que se inicia una conversación depende de varios factores:

  1. Los períodos mensuales pueden ocurrir en una niña incluso a la edad de 10 años, lo cual no es una patología, por lo tanto, la conversación debe iniciarse con anticipación. Los padres deben prestar atención a los cambios en el carácter, el comportamiento del niño, la aparición de características sexuales secundarias.
  2. Cuando una niña se interesa activamente en la fisiología de su cuerpo.

Si una niña hace una pregunta, no debe rehuir la respuesta. Es necesario explicar con calma toda la situación, dependiendo de la edad del niño. No hay vergüenza en hablar sobre la pubertad de su propio hijo, porque es mejor que una niña se entere de su período por la boca de la persona más cercana. Ahora hay bastantes anuncios, información en Internet, que se refiere indirectamente a los productos mensuales y de higiene, por lo que el niño generalmente muestra interés y hace la pregunta de forma independiente. La tarea del padre no es alienar al niño, sino hablar a fondo sobre este tema.

Cómo hablar con una chica sobre la menstruación.

Las chicas mensuales pueden llegar lo suficientemente temprano, así que los padres deben estar listos para esta conversación. Algunos de ellos no pueden encontrar las palabras adecuadas, especialmente si estamos hablando de temas tan delicados. Pero si inicia una conversación, las palabras a menudo vienen solas, porque el niño está comenzando a hacer preguntas. Para facilitar la explicación, puede abastecerse de literatura y videos adicionales, que describen claramente todo el proceso de transformación del cuerpo durante la pubertad.

Rasgos anatómicos del cuerpo femenino.

La niña debe saber qué cambios ocurren en su cuerpo en el momento de la formación de la función menstrual. El cuerpo entra en la pubertad, la niña se convierte en una mujer capaz de cargar y tener un hijo. Las glándulas mamarias comienzan a formarse, el primer vello aparece en las axilas, en el pubis, el vello de las piernas se oscurece. Es posible que a una niña le avergüence venir y preguntar al respecto, especialmente si no existe una relación de confianza y cordial entre el niño y el padre, por lo que es importante que un ser querido no pierda el tiempo adecuado para hablar.

¿Qué es el ciclo menstrual y su papel en la vida de una mujer?

En general, es necesario transmitir al niño que las menstruaciones no son patologías, sino que representan un proceso normal que se repite cada mes. El ciclo menstrual en la primera mitad crea todas las condiciones para el inicio del embarazo. En la mitad del ciclo, la ovulación ocurre cuando el óvulo sale del ovario y está listo para la fertilización. Durante este período, la niña puede tener dolor en la parte inferior del abdomen, es importante buscar ayuda de los padres o de un médico para averiguar la causa de estas sensaciones desagradables. Si no se ha producido fertilización en la ovulación, la capa interna del útero se elimina como innecesaria, lo que se manifiesta en un sangrado mensual en la niña.

Reglas de higiene

Es necesario lograr que la niña comprenda que la sangre menstrual es un entorno favorable para el desarrollo del proceso infeccioso, por lo que es muy importante seguir las reglas de higiene durante este período. Es necesario lavar los genitales al aire libre al menos 2-3 veces al día, puede usar herramientas adicionales para la higiene íntima. Durante la menstruación, no debe usar jabón (si no es infantil) para lavar los órganos genitales, ya que la membrana mucosa es susceptible a la sequedad bajo la influencia de las hormonas en estos días, y los álcalis en el jabón pueden agravar el proceso y provocar un secado excesivo de los tejidos. Es deseable cambiar las juntas en 3-4 horas, y no como se llena. La sangre mensual comienza a descomponerse, causando, además de un olor desagradable, una alta probabilidad de la aparición de enfermedades inflamatorias de la esfera reproductiva.

Como preparar una niña para el primer mes.

Половое созревание является переломным периодом для девочки, ведь психологически организм не приспособлен к изменениям, происходящим в организме. Беседу о первой менструации с девочкой нужно проводить до ее наступления. Если дочь не будет подготовлена к первой менструации, то, увидев кровь на белье, может наступить шоковое состояние для организма, полная растерянность. Этот негативный опыт способен сказаться даже на личной жизни в последующем.

¿Qué hacer si la escuela comenzó el período?

La madre debe inculcar en el niño la confianza de que en el caso de la aparición de la menstruación dentro de la escuela puede y debe buscar ayuda. Esto no es en absoluto embarazoso: el proceso es el estado natural del cuerpo femenino, cada mujer se encuentra en una situación similar cuando su período comenzó en un momento inesperado. Puedes ir a la enfermera de la escuela, que probablemente tenga una higiene íntima, un maestro o un compañero de clase. Para evitar tales situaciones, puede poner cada bolsa en la junta. Esto evitará los momentos incómodos.

Cuándo comenzar una conversación

Una madre atenta está obligada a preparar al niño para este día por adelantado. Pero no todos saben cómo decirle a su hija lo más correcto de manera mensual. De qué debo hablar y cómo hacerlo con el mayor tacto posible. Los días críticos pueden comenzar en las niñas a una edad muy temprana, hasta 8 años. La pubertad puede ser temprana y tardía. El desarrollo sexual de los niños depende de varias razones fisiológicas, pero independientemente de la edad, el inicio de la menstruación siempre está acompañado por un cambio en la apariencia de la niña.

Los cambios que han ocurrido, así como las hormonas inestables, pueden afectar negativamente el bienestar de su hija, por lo que todas las madres deben prepararse con anticipación para el ciclo menstrual para estar listas para responder todas las preguntas de interés.

Los principales signos de la menstruación que se aproxima son:

  • La forma cambia, el pecho empieza a crecer.
  • El pelo comienza a crecer, en lugares donde antes no estaban.
  • Aparece el acné, el acné o la caspa,
  • aparece sudoración
  • Debido al trabajo activo de las glándulas, el vello de la cabeza comienza a ensuciarse más rápido.

Preparando a un niño para conversar

Cómo explicar a un niño qué es un período, toda madre debe saberlo. Con la ayuda de una conversación sobre un tema tan delicado, es posible prevenir la aparición de complejos y protegerse contra el embarazo temprano. Es por eso que es muy importante explicar claramente a la niña que la menstruación es un proceso fisiológico natural, que no debe ser tímido, pero al mismo tiempo debe ser extremadamente cuidadoso. En este momento, el cuerpo comienza a reconstruirse, al igual que la preparación para la futura maternidad. Las mamás deben prepararse para la conversación por adelantado.

La conversación debe ser confidencial y, al mismo tiempo, revelar todos los matices.

  • Se aconseja a los psicólogos que comiencen una conversación con un niño a la edad de 10 años. La información debe ser accesible y fácilmente percibida. A esta edad, no necesita hablar en detalle sobre la anatomía del cuerpo femenino. Basta con decir que la hija pronto se convertirá en niña, porque tendrá menstruación, aparecerá vello púbico y su pecho comenzará a crecer.
  • Entre los 12 y los 13 años, las niñas pueden recibir información más específica sobre la estructura del cuerpo femenino. Iniciar una conversación mejor con el estudio de la anatomía del cuerpo femenino. Toda la información debe ser clara y accesible. Para su comodidad, puede utilizar el manual del libro médico con imágenes.
  • Durante la conversación, es mejor centrarse en su propia experiencia, hablar sobre sus sentimientos y experiencias.
  • Para interesar al niño, puede incluir una película de ciencia para niños o una caricatura de enseñanza. Así, la forma más fácil de organizar el proceso de aprendizaje. Lo principal es ver el video juntos para explicar momentos incomprensibles o para responder preguntas de interés.
  • Es imperativo mencionar que la menstruación dura de 3 a 5 días, así como la importancia de seguir el ciclo menstrual.

¿Qué se debe enfatizar en la conversación?

Al hablar, se debe prestar especial atención a los siguientes puntos importantes que todos los adolescentes deben saber:

  • En medicina, normal se considera un ciclo menstrual regular, que ocurre después de la misma cantidad de días cada mes. Los primeros años el ciclo puede ser irregular. También hay una serie de razones por las cuales se puede perder el ciclo, por ejemplo, el estrés, el cambio climático y el levantamiento de pesas. Tales situaciones deben evitarse porque es peligroso para la salud.
  • La estabilidad de un adolescente influye en gran medida en la estabilidad del ciclo menstrual. Para perder peso lo más rápido posible, muchas niñas a esta edad se interesan en las dietas. Es importante explicarle al niño que una dieta desequilibrada, en la que no hay grasas y carbohidratos necesarios para el cuerpo, puede provocar un cambio en el ciclo y dañar la salud. Para evitar problemas, los padres deben hablar sobre la nutrición adecuada y controlar cuidadosamente la dieta de sus hijas.
  • Es muy importante saber cómo decirle a la niña sobre su período, porque este es un signo importante de la maduración del sistema reproductivo. Esto significa que cualquier relación sexual sin el uso de anticonceptivos puede llevar al embarazo.

¿Dolerá cuando se produzca la menstruación?

Esta pregunta se responde mejor con la mayor precisión posible para advertir al niño con anticipación. Casi todas las mujeres en los primeros días de la menstruación experimentan molestias en forma de dolor espasmódico en la parte inferior del abdomen. Esto se considera un fenómeno fisiológico normal. En aquellos casos en que el dolor menstrual es demasiado fuerte, es mejor acudir a una cita con un ginecólogo.

¿Qué pasa si la menstruación comienza en la escuela o en cualquier otro lugar público?

Es necesario prepararse con anticipación para la aparición de la regla y llevar siempre con ellos unas cuantas juntas. Si la niña no los tenía, puede ir al puesto de primeros auxilios de la escuela y preguntar a la enfermera. Puede utilizar vendas y algodón. Si no se siente bien y tiene dolores abdominales, es mejor tomarse un descanso de su maestro en casa.

Ginecólogos de opinión.

Muchas niñas e incluso mujeres adultas temen visitar a un ginecólogo, lo que puede tener consecuencias muy negativas para la salud. Por lo tanto, es responsabilidad de cada madre inculcar en su hija el hábito de no tener miedo de este especialista y visitarlo regularmente.

Hay madres que no llevan a sus hijas a ver a un médico, porque ella es virgen. Esto es incorrecto Si una niña no vive sexualmente, se la examina a través del recto. Por lo tanto, es necesario someterse a una inspección regular por parte de todos.

Qué le dice exactamente a la niña sobre su período, y qué hora para elegir, cada madre lo sabe por sí misma. Debe recordarse que una conversación confidencial con un niño ayudará en el futuro a evitar muchos problemas de salud. Por lo tanto, no seas tímido y tómate el tiempo. Cada niña debe saber qué es la menstruación y cómo comportarse con su apariencia.

Pin
Send
Share
Send
Send