Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2019

Pronóstico del cáncer de tiroides capilar

El cáncer de tiroides es un crecimiento anormal que contiene células cancerosas. La enfermedad se considera rara, pero muy peligrosa. El cáncer de tiroides es más común en mujeres que en hombres. Se segregan hormonas que regulan el consumo de energía y aseguran el buen funcionamiento del cuerpo. Las hormonas triyodotironina (T3), tiroxina (T4) realizan esta función y el control de yodotironinas se confía a la hormona estimulante de la tiroides (TSH). El diagnóstico más frecuente revela que T3, T4 y TSH en el cáncer de tiroides es normal. Aparecen desviaciones durante la metástasis, disminuye la TSH y aumenta la tiroglobulina, y aparecen todos los signos clásicos de hipertiroidismo. El cáncer de tiroides en la Clasificación Internacional de Enfermedades tiene un código ICD de 10.

Tipos de tumores

Los tipos de cáncer de tiroides se dividen en varios grupos.

  1. Cáncer papilar de tiroides. Este tipo de neoplasias se observa con mayor frecuencia, según las estadísticas, su participación es del 85% de la masa total de morbilidad. El cáncer papilar de tiroides en las mujeres se diagnostica con más frecuencia. Ocurre a la edad de 35 a 50 años, en la etapa inicial, puede identificarlo usted mismo mediante el método de palpación, ya que los ganglios linfáticos del cuello se afectan primero. Esta enfermedad se desarrolla lentamente y es considerada la más "pacífica". Por lo general, el cáncer papilar de tiroides metastatizará el tejido óseo y los pulmones. Este tipo de tumor está bien tratado, por lo que el pronóstico es favorable.
  2. Cáncer folicular de la tiroides. Según las estadísticas, este es el segundo tipo de cáncer de tiroides más común. Expresado en una formación más maligna que el cáncer papilar de tiroides, se distingue por un proceso agresivo de ocurrencia. El desarrollo depende en gran medida de la edad; después de 40 años, esta neoplasia es particularmente peligrosa. A menudo crece en los vasos sanguíneos, como resultado de lo cual se diagnostica la invasión vascular. Las metástasis del cáncer de tiroides de este tipo pueden afectar los pulmones, los huesos, la piel e incluso el cerebro. A diferencia del cáncer papilar, este tipo de ganglios linfáticos es mucho menos común.
  3. Cáncer capilar de tiroides. También se conoce la forma de cáncer, que tiene varios tipos. Suele acompañarse de hipertensión, colecistitis, obesidad. Tratamiento exitoso con quimioterapia. 4. Cáncer medular de tiroides. La incidencia de este tipo no es superior al 8%. Se forma a partir de células parafoliculares, a veces se observa el fenómeno de la calcificación. El cáncer de tiroides medular tiene un porcentaje relativamente pequeño de curabilidad, por lo que las consecuencias suelen ser desfavorables. Es imposible curar esta enfermedad con yodo radiactivo, generalmente la extirpación del propio órgano y los ganglios linfáticos afectados.
  4. Cáncer anaplásico de tiroides. El más raro de todos los tipos de carcinomas, toma del 0,5% al ​​1,5% de la masa total de la enfermedad. El cáncer anaplásico de tiroides es un tipo grave de tumor. Se caracteriza por un curso rápido y agresivo y una baja tasa de curación. Las estadísticas muestran que incluso después del tratamiento, solo el 10% de los pacientes pueden vivir durante 3 años, y después del diagnóstico, los pacientes no viven más de un año. Los primeros signos aparecen muy rápidamente, hinchándose en el cuello, aumentando de tamaño transitoriamente. Solo un par de días el tumor crece al tamaño visible a simple vista. Las metástasis en el cáncer de la glándula tiroides de este tipo se diseminan a los ganglios linfáticos del cuello, a otros órganos y crecen hacia la tráquea. El tratamiento del cáncer de tiroides es un proceso largo y complicado, muchos matices afectan la efectividad del tratamiento. Para que sea oportuno, es necesario tomar las medidas adecuadas; periódicamente se pasa una prueba para determinar los niveles hormonales, lo que ayudará a diagnosticar la enfermedad en una etapa temprana.

Tasa de hormonas

Para identificar anomalías en la tiroides, se utilizan varios estudios sobre las tasas de hormonas:

  • calcitonina: su alto contenido indica el desarrollo de cáncer medular y, después de someterse a un tratamiento, el desarrollo de metástasis. Al descifrar el análisis, es necesario tener en cuenta que tal nivel de calcitonina se produce durante el embarazo, usando hormonas o tomando calcio.
  • TSH - elevado observado en tumores diferenciados. Al reducirlo, se elimina el riesgo de recaída y metástasis. Los expertos aconsejan realizar pruebas de TSH sistemáticamente, al menos una vez cada tres meses después de la cirugía.
  • T3 y T4: el nivel de estas hormonas tiroideas indica la actividad de las funciones del cuerpo,
  • La PTH es una hormona paratiroidea que es secretada por las glándulas paratiroides. Se observa un nivel elevado en el cáncer medular y habla sobre el desarrollo de metástasis.

El calcio en la glándula tiroides también es la causa del alto contenido de hormonas. Esta es una acumulación de sales de calcio en los tejidos de la glándula tiroides. A menudo, este fenómeno se observa debido al envejecimiento fisiológico de los tejidos. En pequeñas cantidades no representan una amenaza, pero en grandes concentraciones hay varias interrupciones en las actividades del cuerpo, cuyas consecuencias pueden ser muy diferentes.

El calcio en la glándula tiroides es único y múltiple, la mayoría de las veces su presencia en el cuerpo está indicada por los niveles reducidos de hormonas tiroideas tiroxina y triyodotironina, con una precisión que se puede diagnosticar mediante ecografía.

Síntomas de cancer

Los signos de cáncer de tiroides (PRS) se deben en gran medida a los tipos de tumores. Las manifestaciones clásicas y más comunes se observan en los siguientes:

  • aumento de los ganglios linfáticos cervicales,
  • dificultad para tragar o respirar
  • tos persistente sin causa,
  • cambio en el tono de voz,
  • ronco
  • Dolor en el cuello, dándole al oído.

Estos síntomas acompañan el crecimiento del tumor, pero también pueden indicar enfermedades infecciosas de la garganta, por lo que a menudo el paciente no atribuye importancia inmediata a estos signos. ¿Cómo se manifiesta el cáncer, por qué rasgos se puede identificar? Hay una serie de factores por los cuales puede diagnosticar una enfermedad:

  • debilidad general
  • trastornos del sueño
  • sofocos
  • aumento de la sudoración
  • calambres musculares
  • hormigueo en las extremidades
  • falta de apetito
  • perdida de peso
  • sequedad y caída del cabello
  • fiebre

El cáncer de la glándula tiroides en los hombres es 3 veces menos que en las mujeres. Cómo determinar la presencia de un cáncer, solo se lo puede decir a un médico. Después de un examen externo, se prescriben al paciente exámenes, ecografías, biopsias, broncoscopias, laringoscopias y otros procedimientos de diagnóstico.

Etapas de cancer

Es importante averiguar cuánto ha crecido y cuánto daño ha causado el tumor al cuerpo, hasta qué punto se han diseminado las células cancerosas, si hay metástasis. Esto se hace para que el médico pueda elegir la dirección correcta en el tratamiento.

La clasificación del cáncer de tiroides por etapas es la etapa final del examen, dependerá de ello, cuál será el destino. Hay 4 etapas de cáncer de tiroides.

  1. En esta etapa, la formación es pequeña, de diámetro no más de 2 centímetros. Se encuentra generalmente dentro de la glándula, no cambia la forma de la cápsula. Una persona puede sentir un pequeño sello en el cuello.
  2. Segunda etapa En esta etapa, la formación se expande a 4 cm, está dentro de la cápsula y no la deforma. Tal educación puede causar incomodidad al tragar, se siente bien. Tratamiento del cáncer de tiroides con seguridad en más del 90%.
  3. El cáncer de la glándula tiroides en la etapa 3 tiene un diámetro de más de 4 cm. Los síntomas pronunciados comienzan a manifestarse. Debido al hecho de que el tumor ejerce presión sobre los órganos más cercanos, existen dificultades para tragar y se produce asfixia. En la etapa 3, el esófago se comprime, como resultado de la disfagia, la movilidad de las cuerdas vocales puede verse alterada, y esto causa ronquera. Sucede que en la tercera etapa el daño se establece solo por la laringoscopia.
  4. En la cuarta etapa, el estado del paciente se está deteriorando rápidamente, las metástasis crecen en los órganos cercanos y lejanos. La sintomatología depende de qué órganos están afectados por metástasis: si los pulmones están indicados por episodios de tos fuerte y si el cerebro tiene dolores de cabeza frecuentes.

La peor etapa con consecuencias adversas es la cuarta. Muy a menudo, es incompatible con la vida y habla de diagnóstico tardío.

¿Cómo se trata el cáncer de tiroides?

Los procedimientos médicos dependen del tipo y grado de desarrollo de la enfermedad. El carcinoma folicular y papilar de tiroides es una formación diferenciada que se puede curar con cirugía y yodo radiactivo. El tratamiento del cáncer papilar de tiroides se realiza mediante la extracción del órgano y, si es necesario, de los ganglios linfáticos cervicales. La segunda etapa de la terapia es la quimioterapia, luego se prescribe una exploración corporal completa. El tumor folicular se complica por la germinación en los vasos sanguíneos, por lo que el porcentaje de recuperación total es menor que con un tumor papilar. Se retira, se realiza quimioterapia.

Es difícil decir cuánto tiempo viven después de la cirugía para el cáncer de tiroides de este tipo, depende de la propagación de la metástasis.

Los tumores medulares y anaplásicos no pueden tratarse con yodo, por lo tanto, solo hay una forma: la cirugía y la radiación. La irradiación es el efecto sobre las células malignas por radiación intensa. Se observan efectos especialmente positivos en el cáncer anaplásico.

Realizar una operación

La cuestión del funcionamiento del cáncer de tiroides se resuelve después de una confirmación completa del diagnóstico. Hay varios pasos:

  • preparación - diagnóstico y tratamiento de todas las enfermedades infecciosas, consulta con un cirujano, médico general y anestesiólogo,
  • la introducción de la anestesia
  • el proceso de operación: por lo general toma una hora, pero al extraer los ganglios linfáticos puede durar de 2 a 3 horas,
  • Periodo postoperatorio.

Después de la cirugía para el cáncer de tiroides, el reposo en cama se prescribe durante las primeras 24 horas, y se aplica drenaje para la extracción de líquidos. Al día siguiente, se retira el drenaje, se venda al paciente y, al tercer día, se le da de alta del departamento.

Período postoperatorio

El pronóstico después de la cirugía para el cáncer de tiroides está determinado por el tipo y la tasa de crecimiento del tumor. Cuanto antes se realice el tratamiento, mayor será la probabilidad de recuperación. Muchos están interesados ​​en la pregunta: ¿es posible tener un bebé después de todos los procedimientos? El embarazo programado después del cáncer de tiroides está permitido solo con un pronóstico favorable y no antes de 2 años después de la remisión completa. La capacidad de concebir y tener un hijo con éxito es significativamente mayor en las mujeres que no tienen una recaída. La recurrencia del cáncer de tiroides es un fenómeno bastante frecuente, el riesgo de su aparición es de 40 a 80%. Aunque la mayoría de las personas se someten a cirugía de manera segura y viven una vida normal, una persona queda incapacitada temporal o permanentemente. La discapacidad en el cáncer de la glándula tiroides es generalmente de 3 meses, si es necesario, este período se extiende.

Causas

Las causas exactas del cáncer capilar aún no se conocen. Las personas expuestas a altos niveles de radiación, lo que aumenta el riesgo de morbilidad. Los factores genéticos son un papel importante en el desarrollo de esta enfermedad. Se observó que aquellos que tienen antecedentes familiares de la enfermedad o problemas con la tiroides (por ejemplo, el bocio) tienen un mayor riesgo de desarrollar este tipo de enfermedad. Se cree que algunos pólipos precancerosos en el colon causan cáncer de tiroides. Edad, raza, género afecta las posibilidades de desarrollar la enfermedad. La falta de suficiente yodo en la dieta también puede causar cáncer de tiroides. Este tipo de cáncer generalmente afecta un lado de la glándula tiroides. Sin embargo, puede invadir los ganglios linfáticos, pero rara vez se propaga fuera del sitio de acuerdo con las observaciones.

El cáncer de tiroides capilar aumenta muy lentamente. En casi todos los casos, la enfermedad pasa inadvertida para el paciente. Los pacientes aprenden sobre una enfermedad existente solo cuando los médicos detectan células anormales durante el examen. En la mayoría de los casos, los nódulos en la glándula tiroides son indoloros, se producen en la parte frontal del cuello. Si no son visibles, todavía puedes sentirlo con tus dedos. Debe comunicarse de inmediato con un especialista con experiencia si tiene síntomas como dolor de garganta, voz ronca, dificultad para respirar o tragar, y si estos síntomas no responden a ningún tipo de tratamiento.

Cuando los nódulos tiroideos continúan creciendo, algunos pacientes se quejan de:

  • Ronquera
  • Dificultad para tragar,
  • Malestar al tragar,
  • Dolor de garganta
  • Respiración difícil.

Recuerde, los ganglios linfáticos inflamados no necesariamente indican cáncer de este órgano. Los ganglios linfáticos pueden inflamarse debido a una infección, bocio benigno o cualquier otro problema. Por ejemplo, el dolor de garganta puede llevar a un aumento en el tamaño de los ganglios linfáticos en el cuello. Pero la hinchazón debe desaparecer durante el tratamiento de la infección. Los ganglios linfáticos inflamados persistentes pueden ser motivo de preocupación.

Síntomas y signos de un tumor maligno.

Un signo que indica la posible manifestación de un tumor maligno es la aparición de un pequeño nodo en la glándula tiroides. Lo puedes notar debajo de la piel, tiene la forma de una pequeña elevación de un lado.

¡Recomendamos leer! Haga clic en el enlace: ¿Cómo se desarrolla el cáncer papilar de tiroides?

Inicialmente, el nódulo suele ser elástico, no causa problemas, está inactivo. Debajo de la piel, puede rodar. Pero entonces el nodo se compacta, se expande en los parámetros. Muchas personas tienen nodos en el órgano, pero solo el 5% de ellos se diagnostican como cancerosos.

Al principio, se forma un solo nodo, aún no ha brotado en la cápsula, por lo tanto, es móvil.

Las células sanas están protegidas de los afectados. Afectado mientras encerrado en una cápsula. Metástasis todavía. Por lo tanto, los síntomas de la enfermedad no son pronunciados. Porque la enfermedad es difícil de identificar desde el principio. Identifíquelo al examinar pacientes que ya hayan detectado un largo período de bocio benigno.

Otro signo temprano de la aparición de patología en la glándula tiroides es el aumento del volumen de los ganglios linfáticos. A veces, solo en este signo único se puede detectar la enfermedad en una etapa temprana. Cuando el tumor crece, aparecen otros síntomas, pero indican un rápido crecimiento de células cancerosas.

Tipos de formaciones tiroideas malignas

La división en tipos se produce después de estudiar la histología de las células tumorales.

La separación se realiza según la estructura del tejido:

¡Recomendamos leer! Haga clic en el enlace: Síntomas y tratamiento de los tumores de tiroides.

  1. Diferenciado, con este tipo, es posible averiguar a partir de qué se comenzó a desarrollar la educación de los tejidos.
  2. Indiferenciadas, células de formación sin signos claros.

Variedades de cáncer:

  1. La forma papilar se presenta con mayor frecuencia. Identificarlo durante el examen de ultrasonido o palpación. Se desarrolla a un ritmo lento. Para el tratamiento mediante tiroidectomía.
  2. La forma capilar generalmente afecta a diferentes lóbulos. El cáncer de tiroides capilar tiene varios grados de desarrollo. Lo llaman angiosarcoma. Se diagnostica muy raramente. El desarrollo proviene del epitelio de los vasos sanguíneos. Tiene un período inicial de desarrollo muy largo, seguido de un rápido crecimiento.
  3. La apariencia folicular se confirma en el 14% de los pacientes. Se diferencia de la heterogeneidad de la estructura papilar, afecta a los vasos, a la cápsula. La mortalidad por este carcinoma es alta.
  4. La forma medular se diagnostica con menos frecuencia, alrededor del 5% de los pacientes. La fuente de su manifestación son las células parafoliculares. Se diagnostica fácilmente, pero dado que este tipo de metástasis se desarrolla de inmediato, el pronóstico es malo.
  5. El cáncer anaplásico es más confirmado en el 4%. Muy agresivo Distingue su rápido crecimiento, las metástasis afectan los ganglios linfáticos y los pulmones. Incluso en sus primeras etapas, el cáncer ataca la tráquea.
  6. Linfoma, fibrosarcoma, epidermoide y metastásico: la proporción total de estos tipos es aproximadamente del 2%.

Etapas de desarrollo

Para comenzar el tratamiento, necesita saber cómo se desarrolla el tumor. Las etapas del cáncer de tiroides brindan la oportunidad de elegir la opción de tratamiento adecuada. Los diagnósticos le permiten determinar con precisión el estado de la educación, qué tan rápido se está desarrollando, si las metástasis han ido y a qué órganos. El problema con la detección de cáncer en una etapa temprana es que el paciente no siente su apariencia, el cáncer comienza a desarrollarse de manera imperceptible. El paciente recurre a los médicos en un momento en que la enfermedad está creciendo rápidamente y con confianza.

Clasificación internacional producida por el sistema TNM:

  1. T - tumor - indica el tamaño del tumor, es decir, T1, T2, T3, T4.
  2. N - nódulo - un indicador de los ganglios linfáticos.
  3. M - metástasis - indicador de metástasis.

Se adoptan las siguientes etapas del desarrollo del cáncer:

  1. El primero: la formación no tiene metástasis y germinación, el tamaño del tumor está dentro de dos centímetros. Según el sistema internacional - T1N0M0.
  2. El segundo - el tamaño del tumor de hasta 4 cm, hay metástasis únicas en los ganglios linfáticos cervicales, aún no se observa germinación - T2N1M0. El tratamiento en esta etapa en el 95% es exitoso.
  3. Третья – образование начинает прорастать в капсулу, уже есть метастазы в лимфоузлах шеи — Т3N2М0. Присутствует одышка, трудности проглатывания, голос осипший с хрипотой.
  4. La cuarta, las células cancerosas germinan en la tráquea, así como en el esófago, en los vasos del cuello, en las metástasis en los ganglios linfáticos y en otros órganos. Esta etapa se define como T1N0M1 o T4N2M0. En esta etapa, se altera el apetito, se pierde peso. Si las metástasis van al cerebro, aparecen dolores de cabeza. Si golpean los pulmones, habrá sangre en la tos con flema.

Las cuatro formas principales de cáncer de tiroides.

El pronóstico de supervivencia depende del tipo y la etapa específicos del cáncer de tiroides, la edad y otras enfermedades del paciente.

Tan pronto como se confirma el cáncer de tiroides, se asigna inmediatamente una exploración de yodo radioactivo para determinar la presencia de metástasis.

Para planificar el curso óptimo de la terapia, el oncólogo debe conocer claramente la etapa del cáncer de tiroides.

Para determinar el grado de tiroides, un endocrinólogo-oncólogo buscará una serie de signos obvios, con la coincidencia de que se hace un diagnóstico exacto.

Determinación del grado de cáncer de tiroides por el sistema TNM

Para determinar con precisión la etapa del cáncer por el sistema TNM, el médico tendrá en cuenta el tamaño del tumor y la profundidad con que ha invadido.

El índice TNM significa un conjunto de tres indicadores tumorales diferentes:

  • T - indica el diámetro del tumor principal y su distribución en el tejido cervical.
  • N: muestra cuántas células malignas invadieron los ganglios linfáticos cercanos.
  • M: determina con qué fuerza el cáncer afecta los órganos distantes.

Cada uno de los indicadores T, N, M se complementa con una cifra que indica la gravedad de la enfermedad.

La etapa "más fácil" se define como 0 y la "más pesada" como 4.

Los valores de T, N y M

se combinan para describir de manera integral el carcinoma canceroso.

Etapas del cáncer papilar de tiroides y su descripción.

Cuando el cáncer de tiroides folicular y papilar es de primer grado, el tumor se localiza dentro de la glándula tiroides, pero se pueden detectar células malignas en los ganglios linfáticos cervicales adyacentes.

En el estadio 2, además de la glándula, el carcinoma afecta otras partes del cuerpo, principalmente los pulmones y sus vasos, así como el tejido óseo.

Etapas y clasificación del cáncer folicular

El carcinoma se localiza estrictamente dentro de la tiroides, y el tamaño del tumor en sí no excede los veinte milímetros de diámetro.

La formación maligna se localiza dentro de los límites de la glándula tiroides. El diámetro del tumor no es más de cuatro centímetros.

Para determinar el tercer grado de cáncer, debe confirmar al menos uno de los siguientes signos:

  1. Carcinoma con un diámetro de más de cuatro centímetros.
  2. Un carcinoma del tamaño de una pelota de golf + que propaga células malignas más allá de los bordes de la tiroides hacia la laringe y los tejidos cervicales,
  3. El tumor es del tamaño de una tuerca + la propagación de las metástasis a los ganglios linfáticos que se encuentran en el cuello,

El grado IV del cáncer de tiroides folicular se divide en las siguientes etapas:

Etapa IVA

Determinado tras la confirmación de al menos una de las siguientes características:

  • Las metástasis se encuentran fuera de la glándula tiroides en los tejidos de la tráquea, el nervio laríngeo recurrente, el esófago, la laringe, así como en los ganglios linfáticos cercanos en el cuello.
  • el carcinoma puede crecer más de 50 milímetros de diámetro y las células cancerosas se diseminan a los tejidos del cuello que están cerca de la glándula afectada.

Se pueden encontrar células malignas en los ganglios linfáticos de ambos lados del cuello.

Clasificación del cáncer medular de tiroides

  • Grado cero

El grado cero del tipo medular de cáncer de tiroides se diagnostica solo con la ayuda de una prueba de detección especial.

Esta es la etapa más temprana en la que el endocrinólogo-oncólogo puede detectar solo células malignas en los tejidos de la tiroides.

El primer grado de un tipo de cáncer medular se diagnostica después de la detección de un carcinoma maligno de 20 milímetros o menos.

El segundo grado del tipo de cáncer medular se produce con la condición de que el carcinoma haya afectado a los tejidos que están cerca de la tiroides, pero que no tocaron los ganglios linfáticos.

En el tercer grado de cáncer de tiroides de tipo medular, el carcinoma afecta a todos los ganglios linfáticos que se encuentran cerca de la laringe, el cuello y la tráquea.

El cuarto grado del tipo medular de cáncer de tiroides se divide en etapas.

Etapas del tipo anaplásico de cáncer de la glándula.

El tipo de cáncer anaplásico a menudo se desarrolla a partir de las etapas posteriores de otras formas de cáncer de tiroides.

Por lo tanto, solo se aísla la cuarta etapa de la forma anaplásica de cáncer de tiroides, que a su vez se divide en un grado: IVA, IVB y IVC.

  • En el estadio IVA, el carcinoma se presenta en la glándula tiroides y afecta ampliamente a los ganglios linfáticos cervicales.
  • En el estadio IVB, el carcinoma se encuentra en los tejidos que están cerca de la tiroides y afecta a los ganglios linfáticos distantes.
  • En el estadio IVC, el carcinoma afecta otras partes distantes del cuerpo, incluidos los pulmones y los tejidos óseos, y también afecta a casi todos los ganglios linfáticos.

El programa de tratamiento para las diferentes etapas del cáncer de tiroides.

El programa de tratamiento para el cáncer de tiroides se selecciona según la forma y el grado de la enfermedad.

Influye en el método de tratamiento elegido y la edad del paciente, las enfermedades concomitantes, una historia de la enfermedad.

No existe un protocolo de tratamiento estándar único, ya que su efectividad para diferentes pacientes puede variar significativamente.

Algunos pacientes toleran bien la terapia estándar, mientras que otros pacientes que se han sometido a un tratamiento similar pueden tener muchos efectos secundarios.

Por estas razones, el oncólogo, basado en métodos generales y resultados de pruebas de diagnóstico, desarrolla un programa de tratamiento individual para cada paciente.

Para un cáncer en etapa cero no hay un programa de tratamiento.

En la mayoría de los casos, la etapa cero del cáncer se detecta "por casualidad", durante el diagnóstico de una enfermedad no asociada con la glándula tiroides.

Por lo general, la etapa cero del cáncer se manifiesta en el crecimiento de una pequeña cantidad de células malignas en la glándula tiroides, que solo se pueden observar bajo un microscopio.

Por supuesto, existe un riesgo muy alto de que las células malignas comiencen a multiplicarse rápidamente y formen un pequeño nódulo.

En la etapa cero, la cirugía no es razonable, ya que los efectos secundarios tendrán un efecto mucho más negativo en el cuerpo que la presencia de células malignas.

Tampoco se recomienda llevar a cabo incluso sesiones individuales de radiación y radioterapia.

A cambio de la destrucción de células malignas únicas, el paciente recibirá una inmunidad significativamente debilitada, que a su vez puede conducir a la progresión de otras enfermedades más peligrosas.

Por lo tanto, en la etapa cero del cáncer, se recomienda la monitorización pasiva del estado de la glándula tiroides.

El paciente tendrá que acudir al endocrinólogo al menos una vez al año y realizarse regularmente análisis de sangre.

El programa de tratamiento para las etapas iniciales del cáncer de tiroides papilar y folicular:

  1. Extracción quirúrgica del lóbulo tiroideo afectado (lobectomía) seguida de terapia hormonal. Posible curso corto de tomar yodo radiactivo después de la cirugía,
  2. Cirugía para extirpar la tiroides (tiroidectomía general),
  3. Extracción quirúrgica de los ganglios linfáticos que contienen células malignas (realizada después de completar la terapia hormonal).

Para el tratamiento de la tercera etapa del cáncer de tiroides de tipo papilar y folicular, la radioterapia es además de la extirpación quirúrgica de toda la glándula tiroides y los ganglios linfáticos afectados.

Para el tratamiento de todas las formas de cáncer medular y anaplásico de tiroides, además de la cirugía, se prescribe:

  1. Tomando yodo radiactivo
  2. Radioterapia
  3. Terapia hormonal
  4. Quimioterapia

El carcinoma de tiroides es una de las enfermedades raras.

La enfermedad de cáncer de la glándula tiroides es considerada una de las patologías raras. Tiene varias formas de desarrollo, la más común es la forma papilar, representa el 70-80% de los casos.

En segundo lugar está el cáncer folicular de tiroides, el pronóstico para la vida en este caso depende de la etapa. Detectado en el 10-15% de los casos. Los editores intentarán que nuestros lectores les cuenten más sobre la patología y proporcionen estadísticas de supervivencia para cada una de las etapas y formas.

Información general

En primer lugar, observamos que el cáncer de tiroides se manifiesta principalmente en mujeres de edad avanzada. Los hombres sufren de esta enfermedad con mucha menos frecuencia. Pero los casos de desarrollo de la enfermedad en los niños no están excluidos.

Según las observaciones médicas, aproximadamente un tercio de los pacientes no hacen metástasis, y las células cancerosas no crecen en tejidos vecinos sanos. Tales formas se llaman mínimamente invasivas. En otros casos, la enfermedad avanza agresivamente.

  • buques
  • ganglios linfáticos
  • Tejido óseo y pulmonar.

Pero incluso las áreas ya afectadas por las células cancerosas responden bien al tratamiento con la ayuda de la terapia con yodo radioactivo. Tenga en cuenta que incluso en el contexto de un tratamiento exitoso, las formas de oncología que son capaces de metástasis a distancia hacen que la enfermedad sea peligrosa.

Esto se debe a que una lesión secundaria puede ser:

  • en las células del cerebro,
  • en el sistema respiratorio
  • en las estructuras óseas,
  • órganos ENT de la mucosa, etc.

La dificultad de tratar el carcinoma de tiroides radica en el reconocimiento tardío de la enfermedad.

El tratamiento de la oncología es integral, con el uso de la cirugía: el área de metástasis se elimina mediante radiación o quimioterapia.

Cuadro clinico

Como hemos dicho, el cáncer de tiroides es tratable, pero la situación se ve agravada por el hecho de que la enfermedad puede ser asintomática durante mucho tiempo. En los casos frecuentes, el cáncer de tiroides en etapa 3 ya se diagnosticó, el pronóstico ya no es tan favorable, pero aún hay esperanza para el tratamiento. En esta etapa, las neoplasias aumentan de tamaño y las metástasis afectan los tejidos adyacentes y los ganglios linfáticos.

Las formaciones de tumores ocultos se hacen sentir solo cuando el paciente aprieta la laringe, lo que hace que el proceso de tragar sea difícil y doloroso. Con el desarrollo adicional de la patología, las células del nervio recurrente se ven afectadas, las cuerdas vocales se inflaman, lo que conduce a la ronquera y, a veces, a la pérdida de la voz.

En el futuro, las células cancerosas invaden la tráquea, y esto es una consecuencia del edema y la disnea. Durante el ejercicio, puede aparecer disfagia laríngea.

Clasificación del cáncer de tiroides

A menudo, los tumores tumorales en la glándula tiroides se diferencian, es decir, las células foliculares del órgano casi no se modifican.

El cáncer de tiroides se divide en cuatro formas:

  1. Carcinoma papilar.
  2. Carcinoma folicular.
  3. Carcinoma medular.
  4. Carcinoma anaplásico.

¿Qué es el cáncer de tiroides capilar?

De todos los cánceres, el capilar tiroideo es el más común. Más del 70% de los pacientes lo solucionan. Esta enfermedad es difícil de diagnosticar en las etapas iniciales, ya que es casi asintomática.

Para detectar el cáncer de tiroides puede ser un examen profundo de esta área. Sin embargo, en comparación con otras enfermedades oncológicas, este tipo de cáncer es neutral, el pronóstico del tratamiento en la mayoría de los casos es positivo.

El cáncer capilar es un tumor maligno en la glándula tiroides. En la mayoría de los casos, se produce sobre la base de tumores (adenoma, bocio y otros). El nombre "capilar" se obtiene debido a la apariencia de las formaciones, que consisten en pequeños nudos en relieve que se asemejan visualmente a los capilares.

Todo sobre el timoma maligno.

  • Alexander Nikolaevich Belov
  • Publicado el 10 de abril de 2018, 9 de noviembre de 2018.

En la etapa inicial del desarrollo de la enfermedad, la cápsula de la glándula no se ve afectada, en la segunda y más tarde se deforma significativamente. El cáncer se metastatiza lentamente, extendiéndose a los órganos cercanos. Las metástasis en los pulmones caen en el 4-5% de los casos y con mayor frecuencia en las últimas etapas.

El tamaño de las metástasis no depende de la duración de la enfermedad y del tamaño del tumor. El carcinoma crece hasta 1 centímetro, y luego permanece igual. Un tumor grande metastatiza muy débilmente.

El cáncer de tiroides tiene varias etapas. En el primero de ellos, los síntomas no aparecen, por lo tanto, es prácticamente imposible diagnosticar la enfermedad en esta etapa de forma independiente. El plan de tratamiento depende de la etapa de la enfermedad.

En la etapa primaria, el tumor es pequeño y no hace metástasis. Para la siguiente etapa se caracteriza por el flujo de metástasis y un ligero aumento en los ganglios linfáticos. Al mismo tiempo, el tamaño del carcinoma en pacientes jóvenes y de mediana edad no importa (a la edad de más de 50 años, no deben exceder de 1 centímetro).

La tercera etapa del cáncer de tiroides se manifiesta en múltiples metástasis que pueden afectar a otros órganos. A menudo, las metástasis germinan en los órganos humanos vecinos: en esta etapa, el estado de salud está muy deteriorado y es posible que se requiera tratamiento hospitalario. La cuarta y última etapa del cáncer se caracteriza, como la tercera, pero con mayor intensidad.

En la última etapa, las previsiones en 25-30% de los casos serán negativas.

La causa del cáncer capilar en la transformación en tumores benignos. Esto ocurre en 15 a 20% de los casos y a menudo depende de si se trató un tumor benigno.

Pero hay otras razones que conducen a la formación de cáncer de tiroides. La más común es la predisposición genética (ocurre en el 10% de los casos en niños cuyos padres padecían tal enfermedad).

Además, el carcinoma surge como resultado de la radiación radioactiva, en este caso puede ser como una radiación única, cuya norma se supera varias veces y es múltiple (el fondo se superó solo un poco).

La nutrición humana también afecta el desarrollo de cáncer capilar. La falla completa o una limitación significativa de los productos que contienen yodo, causa una escasez de sustancias en el cuerpo. Como consecuencia - la formación de un tumor maligno.

La sintomatología en las etapas primarias se manifiesta pobremente, y el diagnóstico temprano por esta razón presentó dificultades. La patología se puede detectar mediante un examen detallado de la glándula tiroides en una cita con un endocrinólogo con palpación del ganglio.

El cáncer de este tipo se manifiesta en un nodo único móvil y denso, pero al examinarlo más a fondo, oculta su densidad. El nodo puede estar inmóvil, pero solo en el caso de que el carcinoma crezca junto con los tejidos.

Este tipo de nodo no siempre es un síntoma del cáncer de tiroides capilar. Este síntoma es evidencia de otras enfermedades. Sólo un endocrinólogo puede diagnosticar.

14 métodos para diagnosticar el cáncer de tiroides

  • Alexander Nikolaevich Belov
  • Publicado el 10 de abril de 2018, 9 de noviembre de 2018.

Al principio, el nodo no afecta la producción de hormonas tiroideas, por lo que los síntomas no se pueden ver de forma independiente. Con un aumento de la inflamación maligna, comienzan a observarse los siguientes efectos:

  • el dolor en el cuello y tráquea,
  • debilidad y dolores de cabeza persistentes
  • voz "Como un hombre frío",
  • dolor con tragar Comida dura o sólida.

Los síntomas comienzan a aparecer cuando la tiroides ya está afectada, y esto le impide trabajar. Cuando las metástasis comienzan a desarrollarse más fuerte y se diseminan a otros órganos, la debilidad general se expresa más fuerte, los ganglios linfáticos aumentan notablemente, aparecen patologías asociadas con el sistema respiratorio del cuerpo.

Diagnósticos

Con la ayuda de un ultrasonido ordinario para determinar el tipo de tumor es imposible. El carcinoma capilar no se puede distinguir del adenoma, por lo tanto, se utilizan otros métodos de diagnóstico.

Se usa un método de varios pasos, que incluye palpación, ecografía, resonancia magnética y análisis de sangre. En algunos casos, uno o dos análisis pueden cancelar o agregar nuevos.

Por lo tanto, para la detección de cáncer capilar, deberá someterse a los siguientes métodos de diagnóstico:

  • Palpación un nodo en el ganglio linfático o la glándula tiroides (realizado por el endocrinólogo).
  • Ultrasonido Glándula tiroides (confirma la presencia de un tumor, pero si es maligno, este tipo de examen no establece).
  • Biopsia (Se sostiene una aguja de aspiración delgada, se detecta el contenido del tumor y, como resultado, si es benigno o maligno).
  • Resonancia magnética o TC (tales exámenes rara vez se prescriben, son necesarios para aclarar el diagnóstico, especialmente si el diagnóstico se realiza en etapas tempranas).
  • Análisis Sangre (el análisis hormonal de las hormonas tiroideas le permite saber si normalmente son producidos por la glándula tiroides).

Además, al diagnosticar el cáncer de tiroides, se examina el estado general del paciente. Si durante el año pasado no obtuvo resultados sobre el análisis general de la sangre y la orina, tendrá que pasarlos nuevamente.

El tratamiento del cáncer de tiroides ocurre por otros métodos en contraste con los utilizados para combatir las formaciones de cáncer. No use quimioterapia o radiación, ya que estos métodos no afectan los tumores en el cuerpo.

En la segunda etapa y en otras etapas, las intervenciones quirúrgicas con terapia posterior con yodo, así como la inclusión de preparaciones hormonales en el plan de tratamiento, son las más efectivas. La cirugía consiste en extraer el cáncer papilar. El pronóstico se puede hacer solo al estudiar las características individuales del paciente, así como la etapa de desarrollo de la enfermedad.

Dos métodos de cirugía para el cáncer de tiroides son comunes. El primero es la tiroidectomía total, en la que la formación se elimina completamente, y el segundo es parcial.

При тотальной тиреоидэктомиии происходит полное удаление щитовидной железы вместе с опухолью, включая и перешейки. Также во время этой операции могут удаляться и лимфоузлы, если в них были замечены метастазы.

Signos y síntomas del cáncer de tiroides

Los pacientes se quejan de:

Formación de coágulos nodulares en la región de la glándula tiroides.

Aumento marcado en los ganglios linfáticos cervicales.

Cuanto más grande es la hinchazón, más evidentes son los síntomas. Se relacionan con la presión de las estructuras del cuello:

Otros síntomas del cáncer de tiroides incluyen:

notable pérdida de peso.

Si el paciente es un niño, la enfermedad es relativamente lenta y más favorable. Los jóvenes enfermos se enfrentan a una predisposición a la metástasis linfogénica del tumor. En los adultos mayores, la germinación de los órganos circundantes del cuello suele estar presente.

Causas del cáncer de tiroides

Las enfermedades previas del cáncer de tiroides son benignas:

Además, el cáncer se desarrolla como resultado de enfermedades:

Órganos genitales femeninos.

Directamente, la glándula tiroides y otros órganos endocrinos se encuentran entre parientes cercanos.

Tumores y enfermedades dishormonales de las glándulas mamarias.

Daño recibido en el trabajo.

Trastorno mental grave.

A menudo, las personas con cáncer sufren de personas que viven en lugares de bocio endémico. Además, muchas veces la enfermedad se convierte en consecuencia de alcanzar cierta edad.

Tipos de cáncer de tiroides

Los tumores de tiroides se pueden dividir en dos categorías amplias: benignas y malignas. En la primera categoría existen divisiones tales como adenoma folicular y papilar.

La enfermedad se divide en una serie de variedades:

papilar (promedio 76%)

folicular (14% en promedio)

medular (en promedio 5-6%),

No diferenciadas y anaplásicas (estas variedades representan el 3,5-4%).

Hay especies bastante raras, que incluyen sarcoma, linfoma, fibrosarcoma, epidermoide y cáncer metastásico. Su participación es, en total, 1-2% de los tumores malignos existentes de la glándula tiroides.

Cáncer medular de tiroides

El cáncer medular de un órgano como la glándula tiroides es el tercer tipo de enfermedad en términos de prevalencia (del 5 al 8%).

Esto se identifica fácilmente con estadísticas apropiadas. En comparación con las células papilares y foliculares, que tienen sus propios métodos de nucleación, el cáncer medular puede aparecer en una fuente como las células parafoliculares. Con su participación, se sintetiza la hormona calcitonina. No es necesario para el metabolismo, en comparación con el valor de otras hormonas de este órgano. Es conveniente controlar la síntesis de esta hormona mediante la realización de una operación apropiada para controlar la presencia de células cancerosas y posibles recaídas.

Esta enfermedad se acompaña de una baja frecuencia de curación debido a casos diferenciados. Pero en esta variedad, la efectividad de los métodos de tratamiento es aún menor. La tasa de supervivencia a 10 años alcanza el 90%. En este caso, las células cancerosas se desarrollan solo en este órgano, en el 70% se extiende a los ganglios linfáticos cervicales. El 20% ocurre en casos con metástasis a distancia.

Cáncer folicular de tiroides

El cáncer folicular de tiroides es estadísticamente la segunda forma más común de cáncer de este órgano (

15%). A menudo se desarrolla en niños, así como en pacientes del grupo de mayor edad, que es algo más alto que las estadísticas del carcinoma papilar. Tiene un curso más agresivo y, en términos de su malignidad, supera el carcinoma papilar.

Un factor muy importante es la edad. En pacientes del grupo de más de 40 años, el tumor tiene un curso más agresivo. La concentración de yodo radiactivo se elimina, como en pacientes más jóvenes. En comparación con el carcinoma papilar, casi no surge como resultado de la radioterapia. Con la invasión vascular, la tasa de mortalidad por carcinoma folicular aumenta. En el caso del carcinoma folicular, se puede diagnosticar la invasión vascular (el tejido tumoral crece en un vaso sanguíneo).

Sin embargo, la metástasis afecta a órganos distantes y puede amenazar:

En pacientes con carcinoma folicular, el daño a los ganglios linfáticos se desarrolla con mucha menos frecuencia en comparación con el cartsinoma papilar.

Cáncer papilar de tiroides

El más común es el cáncer papilar de tiroides. Esta forma se diagnostica en el 85% de todas las patologías malignas de la glándula tiroides. En las mujeres, el cáncer papilar de tiroides ocurre tres veces más a menudo. Como norma, se diagnostica en examinados de 30 a 50 años. Como regla general, la etapa temprana del cáncer papilar se detecta mediante palpación o ultrasonido.

En el 30% de esta educación se capturan los ganglios linfáticos cervicales después de la cirugía. Como regla general, el cáncer papilar de tiroides entra en metástasis a los huesos y los pulmones. La dificultad del diagnóstico se asocia con el lento desarrollo de esta enfermedad.

El cáncer papilar de tiroides se trata bastante bien. En este caso, se recomienda su diagnóstico precoz. Se muestra el método quirúrgico, es decir, la tiroidectomía.

Cáncer capilar de tiroides

El cáncer capilar puede apoderarse de diferentes partes de la glándula tiroides. Él tiene varios grados. A menudo se diagnostica después de una operación en un órgano. Se pueden distinguir las enfermedades asociadas, que incluyen hipertensión, colecistitis calculosa, artrosis deformante de la rodilla, obesidad constitucional exógena en diferentes estadios, gastritis atrófica crónica.

La terapia con yodo radioactivo es una sección de la medicina nuclear. Está diseñado específicamente como un tratamiento para el cáncer papilar de tiroides. No puede aliviar los síntomas de otros tipos de cáncer de tiroides.

Es necesario tener en cuenta: Muchas personas a menudo cometen errores al tratar de encontrar información sobre el cáncer de tiroides capilar en la red. No existe, y por lo general se llama cáncer papilar.

Cáncer anaplásico de tiroides

El cáncer anaplásico de tiroides es reconocido como el más raro. Representa entre el 0,5 y el 1,5%. Mientras tanto, es la forma más dura en este caso.

Esta forma tiene tales diferencias como la menor incidencia de curación. Durante 3 años, solo el 10% de los pacientes diagnosticados con "cáncer de tiroides anaplásico" sobrevivieron. Como regla general, después de su identificación, el paciente puede vivir solo un año.

El cáncer anaplásico pertenece a formas diferenciadas y puede incluso ocurrir de bocio. Hay casos frecuentes cuando se diagnostica solo después de un número considerable de años (más de 20) después de que el paciente ha estado expuesto a la radiación. Si se revela la presencia de metástasis en las áreas de los ganglios linfáticos cervicales, es posible hablar sobre la frecuente aparición de recaídas y la alta mortalidad.

Esta patología se caracteriza por el hecho de que, como regla, aparece de manera bastante notable. Él es capaz de identificar al paciente mismo o a alguien de parientes cercanos, alguien de otros atentos, porque la hinchazón en el cuello es bastante notable. Está claro para el paciente y para sí mismo: la hinchazón crece literalmente ante nuestros ojos, en unos pocos días, en el caso largo - semanas. Al conducir sentimientos, es fácil distinguirlos por su gran tamaño y densidad. El tumor crece muy rápidamente. Cada día su tamaño aumenta.

El cáncer anaplásico captura los tejidos y órganos adyacentes, dando metástasis a la región de los ganglios linfáticos cervicales y aquellos órganos que se encuentran a poca distancia, sin excluir los pulmones y los huesos. Cuando se detecta esta enfermedad, la germinación del tumor en la tráquea comienza en el 25% de los casos. En consecuencia, no es infrecuente que los pacientes con un diagnóstico similar necesiten una traqueotomía.

Al establecerse el diagnóstico en el 50% de los pacientes, las metástasis en los pulmones salen a la luz. Este tipo de cáncer crece muy rápidamente en aquellos órganos del cuello que se consideran vitales. Es decir, en el diagnóstico, ya se vuelve inoperable. Incluso el uso de la terapia más intensiva (radioterapia hiperfraccionada, quimioterapia y cirugía) es inefectivo.

Cáncer de tiroides en estadio 3

El cáncer de la glándula tiroides en estadio 3 adquiere dimensiones superiores a 4 cm. Los síntomas se vuelven severos. Debido al hecho de que el tumor aprieta los órganos adyacentes, en particular, la tráquea, la deglución es difícil. Debido al esfuerzo físico, se produce dificultad para respirar, se puede diagnosticar un ataque de asfixia.

Como resultado de apretar el esófago, se produce disfagia. Debido a la derrota del nervio recurrente, se altera la movilidad de las cuerdas vocales. Esto conduce a la ronquera o ronquera. Pero hay casos en que los cambios en la voz son poco pronunciados. Entonces la lesión solo puede ser detectada por laringoscopia. En esta etapa, se aumentará el tamaño de los ganglios linfáticos.

Cáncer de tiroides en estadio 4

El cáncer de la glándula tiroides en etapa 4 puede ser reconocido por el estado deteriorado del paciente. Los órganos y tejidos vecinos están cubiertos por un tumor, y sus metástasis se detectan fácilmente en los sistemas de los pulmones, los huesos, el esófago, etc.

Las manifestaciones clínicas dependerán del hecho de que el órgano esté afectado por metástasis. Si toca los pulmones, se caracteriza por ataques de tos, la aparición de sangre en el esputo. Si el cerebro se ve afectado, hay dolores de cabeza irracionales.

Síntomas de la etapa 4 siguientes:

pérdida de peso sin causa

¿Cómo determinar el cáncer de tiroides?

Para confirmar el diagnóstico - se necesitan algunas pruebas. Antes de la medida básica se consideraba el refinamiento de las funciones de la glándula tiroides. Si fueron violados, entonces hubo una enfermedad. Pero el cáncer de tiroides no puede ser diagnosticado de esta manera. Según las estadísticas, el trabajo de las hormonas con respecto al órgano afectado cambia notablemente, su actividad muestra el 1% de las formaciones tiroideas.

Cuando la enfermedad se acaba de activar, se reconoce por un agrandamiento, un pequeño tumor que aparece en uno de los lóbulos del órgano. Se caracteriza por ciertas sensaciones:

problema de movilidad emergente

el órgano afectado por la patología parece estar comprimido por algo,

Existen varios métodos clásicos para diagnosticar esta enfermedad:

Una instalación médica ofrecerá escaneo de radioisótopos. Este no es el mejor método, no ayudará a determinar qué tipo de patología es benigna o maligna. Este método se ha vuelto valioso para diagnosticar metástasis de una enfermedad en desarrollo, ya que tienen la propiedad de acumular medicamentos que contienen yodo.

La biopsia por punción permite lo más preciso, en condiciones médicas, para diagnosticar los ganglios de los órganos benignos y malignos cuando queda un diferencial. Esta es la mejor oportunidad para obtener datos precisos sobre la presencia de la forma histológica del tumor. Además, se puede usar para averiguar cuánto ha crecido el tumor.

Hay casos en que el diagnóstico de la enfermedad es complicado, entonces tiene sentido recurrir a la base histológica del análisis, la investigación, cuando una operación ya está en marcha. Sobre la base de los datos que se pueden obtener, se hacen muchas conclusiones útiles: sobre la necesidad de una intervención médica, su volumen, etc.

Para identificar el grado de deterioro del estado de los nervios recurrentes puede haber varios métodos:

Laringoscopia Si la patología de las cuerdas vocales, como la parálisis, ya se ha desarrollado, se puede decir que el nervio de la cabeza está afectado.

Broncoscopia. Si desea establecer el estado de la tráquea y determinar cuánto se reduce, la broncoscopia es suficiente.

En algunos casos tiene sentido recurrir a la ayuda de herramientas radiológicas:

Un procedimiento de diagnóstico como la neumografía de la tiroides, la tarea es identificar el tamaño del tumor.

Con la ayuda de la angiografía, haga un dibujo de la violación de la red vascular.

Se puede prescribir un procedimiento como la radiografía de la tráquea, seguido de una detección contrastada del estado del esófago en base al bario: esto ayuda a establecer cuál es la presión del paciente o cuánto se descuida la germinación del tumor.

Considerable importancia en el diagnóstico asignado a la ecografía (ultrasonido) del cuerpo, a pesar de la actitud contradictoria hacia este método. Permite, pero con algunos problemas, distinguir el cáncer. Pero esto no disminuye su seguridad. Este método proporciona excelentes resultados visuales. Esto explica por qué esta herramienta no nueva se utiliza como una tecnología eficaz para los exámenes preventivos de los pacientes del llamado alta "riesgo aumentado". La ecografía es la mejor manera de comprender si las estructuras nodulares de la glándula tiroides se han formado, si no se pudieron identificar por palpación.

Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico de un tumor maligno de la glándula tiroides debe explicarse claramente. Esto es posible gracias a la simple investigación. Desafortunadamente, esto no ayudará mucho si se sospecha de cáncer. Menos del 1% de los tumores de tiroides pueden estar dotados de actividad hormonal.

En una cierta etapa, el diagnóstico se realiza de manera muy simple, en este caso, es posible hacerlo sin detectar un aumento en el tumor de uno de los lóbulos de la glándula. El cuadro clínico se basa en la estructura morfológica del tumor.

Altamente diferenciados se caracterizan por un crecimiento lento, a menudo sin conducir a una disfunción de la glándula. Vale la pena prestar atención a:

el rápido crecimiento de cada sitio enfermo, especialmente en los hombres (la palpación produce sensaciones dolorosas, la formación parece densa, montañosa, sin límites claros),

crecimiento de los ganglios linfáticos del cuello (la palpación produce una sensación de indoloridad, es densa, se fusiona),

signos característicos de la compresión de los órganos mediastínicos, la región del tronco del nervio simpático,

Síntomas de transición al cartílago de la laringe, tráquea (se forma disfagia, ronquera, dificultad para tragar, así como el habla).

Algunos valores de laboratorio también son importantes. Por lo tanto, la presencia de una leucocitosis leve es característica de una forma pseudoinflamatoria, la VSG permanece normal o ligeramente elevada, y similares.

Metástasis del cáncer de tiroides

En la metástasis linfogénica, se pueden distinguir las vías principales. Entre ellos se encuentran:

Sistema de órganos del triángulo lateral del cuello.

Zona, que se considera anterior-superior en el mediastino y pregilar.

Para las lesiones metastásicas de los ganglios linfáticos del cuello, ya es posible hablar de los primeros síntomas clínicos de esta enfermedad.

Las áreas estándar de lesión por metástasis hematógena para el cáncer de tiroides son los pulmones: de 4.4 a 14% según las estadísticas, y huesos: 1 - 8%. Las metástasis pueden afectar el hígado o áreas del cerebro, etc., principalmente, con tipos de patología no diferenciados, etc. La situación con metástasis hepática también se puede diagnosticar en una enfermedad como el cáncer medular de tiroides.

Tratamiento del cáncer de tiroides

Para determinar las tácticas de tratamiento, es necesario determinar la naturaleza histológica de la formación, el grado de agresividad, el número de células enfermas, la edad, etc. Para determinar estos datos, cada caso debe estudiarse por separado, ya que siempre hay espacio para cualquier característica dentro de los límites de lo posible.

Tiroidectomía. Si hablamos de tratamiento radical, en este caso reconocen tiroidectomía de los ganglios linfáticos y celulosa en el cuello (más sencillamente, su extirpación). Para tener posibilidades de evitar posibles trastornos endocrinos en la infancia, mantienen una pequeña cantidad de la parte no afectada de la glándula tiroides (esta operación se llama tiroidectomía subtotal).

Cuando se diagnostica tarde antes de la cirugía, a veces se realiza una intervención mínima Esto significa que una operación repetida es inevitable cuando un volumen radical se organiza con la irradiación. Este procedimiento se realiza en la etapa pre o postoperatoria. Si se desarrolla una situación determinada, es mejor recurrir a otro método: el método del sistema. En primer lugar, se requerirá una terapia gamma remota para el tumor primario, que también se extiende a áreas de metástasis regionales en la región del cuello. Luego recurren al método que representa una intervención médica quirúrgica radical.

Hormonas Si el hipotiroidismo se desarrolla después de extirpar la glándula mediante un método quirúrgico, es necesario prescribir la hormona tiroidea en forma de medicamento para toda la vida. También se sabe que la producción de hormona estimulante de la tiroides es suprimida por las drogas.

Yodo radiactivo. Las características únicas del desarrollo de la enfermedad es la opción del tratamiento activo en relación con las metástasis de la ubicación remota. Si hablamos de otros órganos en los que se puede localizar la metástasis, especialmente los múltiples, los efectos radicales están contraindicados.

Las metástasis de una patología como el cáncer de tiroides se pueden curar fácilmente con un dispositivo médico como el yodo radioactivo. Lo tiene en metástasis a distancia, desaparecen casi por completo. Esto no es una panacea, pero mediante el yodo radioactivo es posible mejorar significativamente la condición de un paciente con cáncer de tiroides.

Quimioterapia, radioterapia y traqueostomía. Cuando se diagnostican formas de cáncer de tiroides particularmente comunes, se recurre a métodos paliativos como la radioterapia o la quimioterapia. Luego llega una etapa en la que se admite una traqueotomía (operación con la apertura de la tráquea y la introducción de un tubo especial para restaurar la respiración en la luz resultante). Если же пациент уже достиг особо опасных этапов – приходится бороться с очень тревожным синдромом. Он связан с чувством сдавления трахеи. Тогда операция должна быть проведена в наиболее короткие сроки. Иначе начнутся приступы удушья с риском асфиксии.Técnicamente, se puede representar como extremadamente complejo, ya que la matriz del tumor sirve como un obstáculo para la tráquea.

Discapacidad en el cáncer de tiroides

El cáncer de tiroides es una enfermedad de la que es difícil deshacerse con un método de tratamiento. Necesita una combinación de tratamientos múltiples. Esta categoría incluye cirugía, terapia con yodo radioactivo, radioterapia. Después del tratamiento, el paciente requiere terapia hormonal de por vida, cuyo propósito es satisfacer las necesidades hormonales del cuerpo. A menudo, el paciente prefiere abandonar la etapa necesaria, porque cree que esto llevará a la discapacidad. Pero esto no es un factor agravante, y tal es la metástasis del cáncer de tiroides.

Cuando el grupo III debe ser diagnosticado:

hipotiroidismo moderado

Disfunción de la articulación del hombro.

El grupo II se otorga a quienes padecen:

Daño bilateral al nervio recurrente.

hipoparatiroidismo de grado II e hipotiroidismo grave,

tratamiento no radical,

¿Quién tiene un diagnóstico dudoso diagnosticado?

El grupo I está determinado por:

Cáncer indiferenciado y generalización del proceso.

Hipotiroidismo grave con desarrollo de miopatía grave, así como distrofia miocárdica.

Con una neoplasia maligna de la glándula tiroides, la duración promedio de la incapacidad temporal de los pacientes sometidos a tratamiento radical es de hasta 3 meses. Después de la operación, se requiere un período de rehabilitación. Su duración se calcula en función del tipo de tumor maligno, la etapa de la enfermedad y el procedimiento quirúrgico. Si se realiza radiación y quimioterapia, se puede esperar un período más prolongado de discapacidad. Las estadísticas confirman: la rehabilitación parcial ocurre en el 77% en tres años. La rehabilitación completa lleva más tiempo, a veces hasta 5 años o más.

La indicación puede ser una recaída del cáncer, la falta de efecto de la terapia en las víctimas de formas indiferenciadas.

Autor del artículo: Bykov Evgeny Pavlovich | Oncólogo, cirujano

Educacion se graduó de la residencia en el "Centro Científico Oncológico Ruso". N. N. Blokhina "y recibió un diploma en" Oncólogo "

En la medicina popular hay muchas recomendaciones y recetas para el tratamiento del cáncer que utilizan principalmente las propiedades curativas de las plantas. Las plantas que se usan en la medicina tradicional para tratar el cáncer pueden restringir el crecimiento de tumores, destruir las células afectadas y permitir que las células sanas crezcan.

En la estructura del cáncer, esta es una de las patologías más comunes. La base del cáncer de pulmón es la degeneración maligna del epitelio del tejido pulmonar y la ventilación deficiente. La enfermedad se caracteriza por una alta mortalidad. El principal grupo de riesgo son los hombres fumadores de 50 a 80 años. Característica de lo moderno.

El cáncer de mama es el cáncer más común en las mujeres. La relevancia de la enfermedad aumentó a finales de los años setenta del siglo pasado. La enfermedad se caracterizó por una lesión primaria en mujeres mayores de cincuenta años.

El cáncer de estómago es una degeneración maligna de las células epiteliales gástricas. En la enfermedad, el 71-95% de los casos están asociados con la derrota de las paredes del estómago por la bacteria Helicobacter Pylori y se encuentran entre los cánceres comunes de personas de 50 a 70 años. En los hombres, el cáncer gástrico se diagnostica con un 10-20% más de frecuencia que en mujeres de la misma edad.

El cáncer cervical (cáncer cervical) es una enfermedad oncológica dependiente del virus. El tumor primario es un tejido glandular renacido (adenocarcinoma) o carcinoma de células escamosas del órgano reproductivo. Mujeres enfermas de 15 a 70 años. Entre los 18 y los 40 años, la enfermedad es una causa importante de muerte prematura.

El cáncer de piel es una enfermedad que se desarrolla a partir del epitelio escamoso estratificado, que es un tumor maligno. Con mayor frecuencia, aparece en áreas abiertas de la piel, la apariencia de un tumor en la cara es muy alta, la nariz y la frente, así como las esquinas de los ojos y las orejas son más susceptibles. El cuerpo de tal educación "no me gusta" y se forma.

El cáncer de intestino es una degeneración maligna del epitelio glandular del colon o recto predominantemente. En las primeras etapas, son característicos los síntomas flácidos que distraen de la patología primaria y se asemejan a un trastorno del tracto gastrointestinal. El principal tratamiento radical es la extirpación quirúrgica del tejido afectado.

Comportamiento clínico del cáncer de tiroides y pronóstico a largo plazo.

La glándula tiroides es más sensible a los efectos de la radiación externa. El riesgo de desarrollar cáncer de tiroides es 2 veces mayor en pacientes que tenían menos de quince años en el momento de la exposición a la radiación. Las personas que estuvieron expuestas a la radiación radioactiva en la infancia, debido al largo período de latencia del desarrollo del tumor, tienen un alto riesgo de enfermedad durante toda la vida.

Uno de los principales problemas que molesta al paciente y su familia, es el pronóstico de la enfermedad en el cáncer de tiroides. El pronóstico de la supervivencia a cinco años depende de la estructura histológica del tejido tumoral. Hay tales tipos de cáncer de tiroides:

1. El cáncer papilar de tiroides se encuentra en el 70% de los casos. Se diferencia el crecimiento extremadamente lento. El hecho es que con el carcinoma papilar, al principio el tumor se desarrolla en un lóbulo de la glándula, pero pronto el proceso se extiende a todo el órgano. En caso de detección de cáncer papilar, la tasa de supervivencia alcanza el 95%.

2. En el 15% de los pacientes se observa cáncer folicular de tiroides. El pronóstico de esta forma de cáncer está determinado por el hecho de que su desarrollo ocurre dentro del órgano, por lo que la metástasis es extremadamente rara. Ocurre en pacientes que durante mucho tiempo experimentaron una falta de yodo.

3. En este sentido, el cáncer medular de tiroides, que se determina en el 5% de los pacientes, es menos prometedor. El pronóstico para esta forma es desfavorable, ya que da metástasis en las primeras etapas. La tasa de supervivencia es del 15%.

4. La forma más rara de cáncer de tiroides es el cáncer anaplásico (no diferenciado). No sufren más del 2-3%. El tumor tiene una tendencia a crecer rápidamente, germinando en tejidos y órganos adyacentes. Se está extendiendo rápidamente por todo el cuerpo. Desafortunadamente, con esta forma de cáncer de tiroides, los pacientes no viven más de 1 año y, en consecuencia, la tasa de supervivencia a cinco años es 0.

5. 2-3% de los pacientes tienen linfoma (fibrosarcoma, sarcoma, carcinoma metastásico y epidermoide). Se caracteriza por hipertrofia severa de la glándula tiroides y daño a los ganglios linfáticos regionales. En caso de progresión del proceso patológico, se unen signos de compresión de los órganos del mediastino. La tasa de supervivencia es muy baja, no más del 20%.

6. A veces, en el 5-10% de los casos, se detecta una enfermedad oncológica mixta (cáncer de tiroides). El pronóstico de supervivencia en este caso depende del tipo de células oncológicas.

Pronóstico a largo plazo para varios tipos histológicos de cáncer de tiroides

Compare los datos de cinco y diez años de supervivencia en diferentes tipos de carcinomas. Según los datos de la Clínica Gyory F., las tasas de supervivencia totales a cinco y diez años de los pacientes con carcinomas papilares fueron del 93% y 89%, respectivamente. Al mismo tiempo, para los carcinomas foliculares, este indicador fue de 92% y 80%.

Estudios similares realizados por un grupo de científicos, liderados por Tachikawa T., mostraron resultados ligeramente diferentes. De acuerdo con sus datos, la tasa de supervivencia a cinco años de los pacientes en los que se determinó el carcinoma papilar de la glándula tiroides fue del 93%, el 88% de los pacientes no sufrieron una recaída dentro de los diez años. Con los tumores foliculares, la tasa de supervivencia a cinco y diez años fue la misma y fue del 93,5%.

Marchesi M. y sus colegas compararon un pronóstico a largo plazo en pacientes que padecen tipos convencionales y "agresivos" de cáncer papilar. Durante doce años, no hubo recurrencia de la enfermedad en el 96% de los pacientes con cáncer papilar de tiroides. Al mismo tiempo, en individuos con formas típicas de la enfermedad, este indicador fue del 98% y en los agresivos fue ligeramente inferior (83%).

Uno de los más prometedores en relación con el pronóstico a largo plazo es el cáncer folicular de tiroides. El pronóstico después de la cirugía es del 100%.

Tabla 1. Comparación de pronóstico para el carcinoma de tiroides folicular y capilar

Loading...