El embarazo

¿Cómo enseñar y enseñar a un niño a cepillarse los dientes regularmente?

Pin
Send
Share
Send
Send


Cualquier adulto es consciente del propósito por el cual nos lavamos los dientes y por qué lo hacemos todos los días. Los hijos de nuestros argumentos no entienden, todo el proceso les parece un trabajo pesado, que los adultos imponen a ellos por daños. ¿Cómo convencer a un niño de la necesidad de lavarse los dientes? Esta tarea es quizás la más difícil, pero las madres experimentadas han encontrado una salida a esta situación. Hoy compartiremos las principales recomendaciones sobre cómo enseñar al bebé a la higiene bucal.

Primeras habilidades

Muchas madres, cuando intentan obligar a un niño a lavarse los dientes, se enfrentan a la protesta y la mirada de enojo de este último. Tómelo con más tolerancia, porque el niño aún no está completamente consciente de la importancia de este proceso, y sus historias son percibidas por él como notaciones aburridas. En el mejor de los casos, simplemente fingirá que se cepilla los dientes con diligencia, de hecho, habiendo gastado solo un par de veces en ellos.

Para enseñar al niño los principios básicos del cuidado oral, el proceso educativo debe comenzar a una edad temprana. Con la llegada del primer diente, comience a limpiarlo con una gasa húmeda o toallitas especiales. Si ya hay varios dientes en la boca de las migajas, entonces prestamos atención a los espacios entre los dientes. Por lo tanto, la higiene oral se convertirá en una rutina diaria familiar para el bebé, que está llevando a cabo la madre.

Atencion Artículo relacionado: a qué edad debe el niño comenzar a lavarse los dientes y cómo limpiarlos adecuadamente - http://razvitie-krohi.ru/uhod-za-rebenkom/kogda-nachinat-chistit-zubki-detyam.html

A la edad de dos años, enséñele a su bebé a enjuagarse la boca con agua, especialmente después de comer. Explique que este procedimiento también es higiénico, pero él ya puede hacerlo él mismo, sin la ayuda de sus mayores.

Cualquier niño quiere tener cosas "adultas", por lo que a la misma edad, puede entregarle solemnemente su primer cepillo de dientes (sin pasta). Elija un cepillo que necesita para exigir. Preste atención a que la pluma sea gruesa, de lo contrario el niño se sentiría incómodo de sostenerlo en su pequeña mano. Elija una cerda suave para que el bebé no lastime las encías delicadas. Por supuesto, a esta edad, el bebé no podrá cepillarse completamente los dientes y comenzará a acostumbrarse a su herramienta.

Pero no todo es tan fácil como nos gustaría. Los niños comienzan a actuar, resistir y expresar su descontento. Y en este caso, los padres deben ser inteligentes e inculcar discretamente las reglas básicas para el cuidado de los dientes al niño.

12 consejos para padres

  • Falta de presion

Como el personaje familiar les dijo a todos, "Calma, solo calma". Llénalos, y también con paciencia y valeriana :). Esto no significa que deba permitir silenciosa y pacientemente que las migajas se burlen de ellas mismas y que no cumplan con los requisitos de sus mayores. Por el contrario, es necesario mostrar perseverancia, pero dentro de límites razonables.

La secuencia de acciones también es importante. Hoy es imposible permitir lo que estaba prohibido ayer y viceversa. Permitir que un niño no se cepille los dientes: por alguna razón, esta medida de estímulo se considera normal. Recompénselo por sus méritos con otra cosa, y el tema de la higiene debe ser un compañero constante de la vida.

Al mismo tiempo, no puede obligar a un niño a cepillarse los dientes, de pie junto al cinturón. Este método solo funcionará a una edad más temprana. Una vez que un niño llega a la adolescencia, puede dejar de cuidarse por sí solo por un sentimiento de protesta.

No hay necesidad de apresurarse y regañar al niño si no consigue algo.

  • Limpiamos juntos

Un ejemplo personal funciona más efectivamente que cualquier explicación y persuasión. Lleve al bebé con usted al baño para los tratamientos de la mañana. Dale el pincel también a él, deja que él intente repetir tus movimientos.

Gradualmente, el juego se convertirá en un hábito, y luego el mismo niño te alcanzará de camino al baño.

  • Cepillo de dientes "fantástico"

Compre a su hijo un cepillo de dientes brillante / hermoso y una pasta de dientes con sabor a frutas. Es conveniente adquirir un pincel juntos, dejar que la miga elija la que más le guste. Ahora hay tal variedad: con personajes de dibujos animados y colores diferentes, e incluso con olores "sabrosos". Pero al comprar, aprende otras características del pincel. Por ejemplo, las cerdas deben ser sintéticas, ya que lo natural se seca peor y es más atractivo para los microbios.

La crema dental también debe llamar la atención. Además de los beneficios obvios para los adultos, debe prestar atención a su sabor. Este factor atrae o repele a los niños en primer lugar.

Todas las adquisiciones se realizan mejor en la farmacia y después de visitar a un dentista pediátrico. El especialista le dirá cuál debe ser la altura de la pila de un cepillo de dientes, qué componentes se requieren para la pasta de dientes de los niños y qué comprar es indeseable.

  • Visita al dentista

De hecho, es necesario ir al médico. Y no solo para la siguiente porción de moralización, sino también para una ayuda real.

Las clínicas dentales ahora están equipadas con diferentes ayudas de aprendizaje. Los niños muestran dibujos animados del tema deseado. Después de los materiales del video educativo, a los niños se les muestran las reglas para cepillarse los dientes en los modelos. Tales clases con demostraciones visuales no pueden "evaporarse" de la memoria.

Mira el dibujo animado "Buen Doctor Dentista"

Puedes repetir lo mismo en casa. Ahora no es difícil conseguir un juguete con dientes grandes y pedirle al bebé que muestre cómo limpiar correctamente los dientes (niño y dentista: cómo preparar al niño y cómo curarlo con éxito).

  • Cometer éxitos

Éxito, si se notó y se observó: siempre es un incentivo adicional para los nuevos desafíos. Anteriormente, en las escuelas, los alumnos de primer grado colgaban un gran cartel en la pared y por cada buena respuesta, el estudiante estaba pegado frente a él con un asterisco.

Siéntase libre de poner este método en servicio. Estrellas opcionales, sean las figuras, pegatinas que le gusten a su hijo. Pero la recompensa debe venir por adelantado. Un cierto número de calcomanías debe traer cierto estímulo al bebé.

¿Y dónde sin ella? Forzando, provocas una protesta en el niño. El niño no debe sentir que los ancianos le imponen su punto de vista. Con buena motivación, el propio niño ni siquiera notará cómo comenzará a cumplir con sus recomendaciones. Captura a través del juego o crea un cuento de hadas con un buen final, en el que todas las caries huyen de un cepillo de dientes.

Incluso aquí necesita darle una opción a su hijo. Pero esta no es la elección del plan de "cepillarse o no cepillarse los dientes". Déjalo elegir su cepillo de dientes y su pasta de dientes. Y ahora nos referimos no al momento de la compra. Asegúrese de que haya 2-3 cepillos diferentes para su bebé y los mismos tipos de pasta de dientes en un estante en el baño. Variedad todos los días - esto apenas puede aburrirse.

No todos los adultos saben que varias caricaturas y películas para niños ya se han publicado sobre el tema del cuidado dental. Diferentes historias sobre niños, nehochuh que se negaron a lavarse los dientes, darán un cierto efecto.

Aquí hay algunos videos sobre este tema:

  • Espíritu de rivalidad

Este es también un tipo de motivación. Bueno, ¿qué niño no quiere ser un líder? ¿O ganar, compitiendo con mamá? Piense, por ejemplo, en una competencia que, después de cepillarse, tendrá dientes más blancos. El ganador debe preparar un pequeño premio. Deja que sea solo una manzana, pero los gana de forma independiente.

Cualquier proceso será mucho más emocionante si se lleva a cabo en forma de juego. En este caso, el niño realiza todas las acciones de forma fácil y natural y no las percibe como una carga pesada.

Enciende la fantasía y analiza qué es lo que más le gusta jugar a tu pequeño. Es este juego el que debería ser la base de tu invención. ¿Le gusta jugar a spiderman? Entonces podemos decir que el mal aliento desclasificará al héroe o no le permitirá enfrentar a otro criminal. Todo está en tu imaginación ...

  • Conseguir un reloj de arena

¿Por qué son necesarios? Para calmar al bebé. A algunas criaturas encantadoras les parece que los padres las obligan a cepillarse los dientes durante demasiado tiempo. Acuerde de antemano con el niño que todo el proceso tomará exactamente tanto tiempo como se vierta la arena. Como resultado, el bebé dejará de lloriquear y será guiado por el reloj.

Portacepillos con reloj de arena

Solo consigue esas horas que están diseñadas para 2 minutos. Este no es un período de tiempo demasiado largo para el niño, y la pasta solo tendrá tiempo para "trabajar".

  • Cuidado de los juguetes

Después de todo, a los niños les encanta imitar a los adultos, así que déle a su hijo esa oportunidad. Deje que enseñe juguetes para limpiar los dientes con su propio ejemplo positivo. Después de mostrar todo el proceso a sus amigos de juguete, el niño puede cepillarse los dientes y también a ellos.

Es deseable para este propósito utilizar juguetes hechos de plástico u otros materiales sólidos. Es una lástima mojar a los amigos de peluche, y estarán secos durante mucho tiempo.

A la edad de ocho años, un niño bien acostumbrado a la higiene oral, ya puede cepillarse los dientes de manera independiente y completa. No es difícil darle las primeras habilidades, solo necesitas mostrar un poco de paciencia y encender tu imaginación.

¿Y cómo les enseñas a tus hijos a cepillarse los dientes? Comparte tus experiencias en los comentarios ...

Asegúrese de leer el artículo sobre el tema: a partir de qué edad necesita comenzar a su bebé para limpiar los dientes, qué productos de higiene elegir para la cavidad bucal y algunos consejos para padres - http://razvitie-krohi.ru/uhod-za-rebenkom/kogda-nachinat-chistit-zubki-detyam.html

Dr. Hare y defensores dentales

La leyenda del reino dental

Primer diente - primer cepillo

El cuidado de los dientes de leche debe ser exactamente desde el momento en que aparecieron. Para ello, se compran cepillos especiales para niños que no dañan el esmalte dental y no traumatizan las encías.

En este caso, el cuidado es limpiar las encías dobladas en varias capas y mojar con una gasa empapada en agua hervida tibia.

Este procedimiento es necesario para eliminar los restos de alimentos de la boca y estimular el crecimiento de los dientes.

Tan pronto como apareció el primer diente en la boca del niño, Debe comprar en la farmacia boquilla de cepillo especial hecha de silicona. Este dispositivo se lleva en el dedo del padre y él cepilla suavemente las encías y los dientes del niño con fibras de silicona.

No se recomienda usar pasta dental para migas muy. El procedimiento de cepillado de los dientes se realiza dos veces al día, por la mañana, después de la primera comida y por la noche, antes de acostarse.

De unos dos a tres años. El niño puede limpiarse los dientes ellos mismos. Para este procedimiento, deberá comprar un cepillo para bebés que cumpla con las siguientes especificaciones:

  • su tamaño no debe ser grande: el mango del cepillo debe caber cómodamente en la palma de los niños, y el tamaño de la cabeza del cepillo debe ser igual al ancho de los dientes de dos niños,
  • no debe tener esquinas afiladas, para no lesionar la cavidad bucal,
  • Las cerdas deben ser las más suaves.

Los dientes necesitan ser limpiados adecuadamente!

Cuando el niño ha alcanzado la edad que le permite realizar de manera independiente los procedimientos de higiene de la cavidad bucal, Debería enseñarle a cepillarse los dientes correctamente..

Educacion infantil debe ser conducido por un adulto. Inicialmente, puedes darle al bebé un cepillo para que él, en la medida de lo posible, intente cepillarse los dientes.

Después de que el niño haya jugado lo suficiente con el cepillo, el adulto debe limpiarlo de acuerdo con las reglas.

Tal entrenamiento gradual Más efectivo: el niño se acostumbra a la independencia y recuerda la secuencia de acciones en el cuidado de los dientes.

El algoritmo para lavarse los dientes es simple, el niño recordará fácilmente todos los pasos:

  1. Al cepillar los dientes, las cerdas del cepillo deben ubicarse en un ángulo de 40 a 45 grados con respecto al diente. La misma limpieza de la superficie interna y externa del diente se realiza solo mediante movimientos verticales, hasta el borde exterior de las encías.
  2. Al limpiar los dientes frontales desde el interior de la boca, se deben hacer los mismos movimientos, dirigidos desde la encía hasta el borde del diente, pero el cepillo debe mantenerse verticalmente.
  3. Para limpiar completamente los dientes de masticación, el cepillo debe mantenerse en posición horizontal. El movimiento en este caso debe ser progresivo y retornable. La parte interna de los dientes de masticación se limpia con movimientos cortos, y el cepillo está inclinado en relación con el diente.
  4. La limpieza de la boca debe tomar al menos 4-6 minutos.

Cómo enseñar a su hijo a cepillarse los dientes correctamente: canal de Internet Stomatologiya.rf

La escolarización para garantizar independientemente la pureza de la cavidad bucal debe comenzar. desde alrededor de un año - En este momento, el bebé comienza a imitar activamente a los adultos.

No es tan importante que todavía no se limpie adecuadamente, lo más importante es que se esforzará por lograrlo.

La adquisición de accesorios adecuados también contribuye al autocuidado de los dientes:

  • cepillos de dientes apropiados para su edad,
  • pasta dental: debe estar marcada con un icono que notifique a los padres que es adecuado para la categoría de edad del niño.

Los niños menores de 3 a 4 años a menudo no saben cómo enjuagarse la boca. y una parte de la pasta es tragada por ellos, por lo que es extremadamente importante que la pasta sea solo infantil, ya que no contiene sustancias que puedan dañar.

En la pasta dental de los niños, el fluoruro está contenido en una cantidad mínima, ya que su exceso es muy perjudicial para el cuerpo del niño.

Pastas de dientes para los más pequeños. Basado en caseína de proteína láctea, absolutamente inocuo incluso con ingestión regular.

El ritual de rutina de cepillarse los dientes rápidamente molesta a los bebés, por lo que la tarea más importante de los padres es convertir el proceso de higiene en un juego emocionante.

Un niño cuidará sus dientes con gran placer, si le gusta la pasta de dientes y el cepillo Para la cavidad bucal.

También es recomendable cepillarse los dientes con el niño: será más interesante para él, y usted podrá controlar el proceso y, una vez más, demostrar un ejemplo ilustrativo positivo.

¿Cómo enseñar a los dientes del cepillo nehochuhu?

Los niños recuerdan muy rápidamente todo lo que los padres dicen y les muestran. Pero a menudo hay una situación en la que el niño se niega rotundamente a limpiar los dientes, a pesar de la persuasión y demostración del procedimiento por parte de los padres.

Las razones de este comportamiento. Puede haber tanto pereza banal como hostilidad a algún aspecto particular del proceso.

Vaya a la tienda con su hijo y compre el cepillo que le guste.

Para que el bebé elija un cepillo que coincida con su edad, ofrézcale varias opciones que haya seleccionado previamente.

Hoy en día, los fabricantes ofrecen muchos modelos diferentes de cepillos de dientes: con efectos de sonido y luz, con un temporizador que notifica el final de la limpieza, con un bolígrafo, hecho en forma de personajes favoritos del dibujo animado y así sucesivamente.

Consigue un buen sabor y color de pasta dental. Puede comprar varias opciones a la vez, para que el niño pueda elegir incluso en casa.

Pase conversaciones con su hijo sobre la necesidad de cuidado oral. Incluso los niños de dos años recuerdan perfectamente las historias de caries y las consecuencias que se pueden obtener si no se cumple con la higiene.

Con el mismo fin Puedes visitar al dentista pediátrico..

Si el niño no solo no está dispuesto a lavarse los dientes, sino francamente miedo de este procedimiento, entonces tienes que mostrar la máxima paciencia y diligencia en su escolarización.

Por ejemplo, puede intentar que su hijo se cepille los dientes de su madre. Por lo tanto, estará convencido de que no produce sensaciones desagradables o dolorosas y aceptará limpiar sus dientes.

Desarrollo de dibujos animados sobre higiene bucal.

¿Qué deben hacer los padres?

Enseñar a un niño a la higiene, en particular - a cepillarse los dientes, El proceso es lento y no rápido..

Si un niño tiene miedo de lavarse los dientes por alguna de las razones que no son objetivas para la mirada de los padres, entonces no le jures o simulacro de miedo.

Por el contrario, es necesario calmar al niño tanto como sea posible y explicar a un nivel asequible la falta de fundamento de su miedo.

Para confirmar tus palabras Puedes dejar que tu hijo cepille los dientes a sus padres..

Esto dificulta el cepillado de los dientes debido al aumento de espuma y puede asustar a un niño.

Para limpiar la boca, una gota de pasta, literalmente del tamaño de un guisante, es suficiente.

No haga cepillarse los dientes en una tarea tediosa.. En la edad preescolar, los niños son mucho más fáciles de percibir de una manera lúdica, por lo que el cuidado de los dientes puede convertirse en una aventura.

Mientras el niño empuña un cepillo en la boca, Cuéntale un poema o cuenta fascinante..

Pero en cualquier caso, no le jure al niño, si él se niega a limpiar la boca, es mejor que simplemente cambie su atención y se lleve este asunto.

El cuidado de la cavidad bucal debe ser para el niño. Procedimiento diario familiar, sin causar miedo y lágrimas..

Cada padre puede acostumbrar a su propio hijo a la higiene si muestra paciencia e ingenio. Haga que el proceso de cuidado de los dientes sea divertido. y el bebé realizará el procedimiento con alegría.

Cómo enseñar a un niño a cepillarse los dientes en 1 año

A esta edad, el bebé tiene 9-12 dientes. Se pueden limpiar con un cepillo especial para bebés con cerdas suaves, lo que es conveniente para el mango de un bebé pequeño. Hacer la elección correcta ayudará a las marcas especiales de edad en el envase.

Чистку зубов вы будете осуществлять сами, а ребенок – только учиться навыкам. Полоскать рот или чистить ротовую полость нужно после каждого приема пищи.
Наиболее вредит зубам сладости, принимаемые незадолго до сна. Приучите малыша, что на ночь не едят никаких сладостей и сладких напитков, чтобы это впоследствии не привело к кариесу.

Después de un año, los bebés imitan activamente a todos los adultos, así que establece un ejemplo personal al cepillarte los dientes.

A esta edad, todavía no existe una necesidad especial de usar pastas de dientes, ya que los niños tragan todo lo que cae en su boca, o puede usar pastas de dientes con marcas, hasta un año, sin fluoruro.

Cómo enseñar a un niño a cepillarse los dientes en 2 años

El bebé puede limpiar sus propios dientes por sí mismo. Muéstrele cómo sostener el cepillo correctamente, hacer la limpieza, cómo enjuagar su boca.

Una vez que el bebé haya dominado el enjuague, puede usar pasta de dientes. Exprímelo y mídelo en adultos. Debido a la ingestión de una pasta, puede producirse un exceso de fluoruro. Sin embargo, su cantidad insuficiente puede causar caries, por lo que la elección de la pasta de dientes es un asunto que requiere atención especial.

Un cepillo de limpieza debe tener un mango ergonómico cómodo para que se ajuste cómodamente en la mano de un niño. Cambie los cepillos mensualmente.

Cómo enseñar a un niño a cepillarse los dientes en 5-7 años

Cambiar los dientes de leche requiere una atención especial por parte de los padres, y la pregunta sobre cómo enseñar a un niño a cepillarse los dientes se vuelve aún más relevante, ya que de 5 a 7 años es el momento de cambiar la mordida.

Un bebé de seis años debería poder cepillarse los dientes, sabiendo toda la secuencia de acciones:

  • Después de lavarse las manos, enjuague el cepillo de dientes debajo del chorro de agua,
  • Aplicar la pasta (sobre un guisante),
  • Enjuague su boca
  • Empieza a limpiar con movimientos verticales, horizontales y circulares,
  • Enjuague su boca
  • Después de enjuagar el cepillo, coloque las cerdas en el soporte.

El hilo dental (hilo dental) es necesario para limpiar el espacio interdental. Muéstrele a su hijo cómo usarlo.
La tarea de los adultos es inculcar en el niño el hábito de lavarse los dientes para que no sea un deber desagradable. Como incentivo, puede interesar a su bebé si aplica masticar dulces en la superficie de los dientes antes de limpiarlos, lo que le permitirá controlar la calidad de la limpieza.

Como cepillarse los dientes

El hecho de limpiar la boca y la técnica del procedimiento es importante. Acerca de cómo enseñar a un niño a monitorear la limpieza de los dientes, se grabaron muchos videos, se escribieron libros, notas, pero es mejor actuar de acuerdo con el siguiente algoritmo:

  1. Enjuague el cepillo en agua hervida caliente.
  2. Enjuague la boca con agua antes de limpiar.
  3. Exprima una gota de pasta, del tamaño de un guisante, en un cepillo.
  4. Comience el cepillado con movimientos verticales de arriba a abajo en la superficie frontal y posterior de los dientes.
  5. Encías, lados de los dientes limpios en un movimiento circular.
  6. Limpie las superficies internas de adelante hacia atrás.
  7. Masajea tu lengua, mejillas.
  8. Enjuague su boca con agua limpia.
  9. Enjuague el cepillo y colóquelo en la taza.

Es importante! Explíquele al niño que cepillarse los dientes es un procedimiento importante. Debe hacerse lentamente, al menos 2-3 minutos, con cuidado, sin olvidar las encías, la lengua y las superficies de masticación.

Si el niño no quiere

Para superar la renuencia del karapuz, trate cuidadosamente la limpieza de la cavidad bucal, puede usar los siguientes métodos simples:

Pretende ser pequeño. Pídale a su bebé que le enseñe cómo limpiar su boca adecuadamente. Dale un cepillo y prepárate para una lección. Haz el juego divertido y fácil. Ríete, alaba al niño por la "ciencia". Un juego divertido como un pequeño nehochuhe. Pronto, quiere que su madre se lave los dientes, le haga cosquillas en la lengua y las encías, quiere enjuagarse la boca con agua limpia.

  • Pruébalo..

Los cosméticos para bebés para dientes sin flúor son seguros incluso si el bebé traga un poco. Ofrezca unas cuantas opciones de pastas con diferentes sabores: frambuesa, naranja, limón. Dar una lamida. El bebé tendrá miedo de sustancias desconocidas. El siguiente paso es limpiar los incisivos frontales con la pasta que te gusta. Actúe lentamente, no fuerce el proceso para acelerar.

  • Montar el equipo en el baño..

Use series con conejitos, princesas en paquetes de pastas, cepillos. Dígales adiós cuando salga del baño después de lavarse. Dígale a su bebé que realmente extrañan al dueño y que quieren jugar con él.

  • Contar los dientes.

Durante el proceso de limpieza, cuente los dientes que ya han sido tratados con pasta. Como profesora de matemáticas habrá un pincel y una madre. Advierta al bebé que los dientes están muy ofendidos, si olvidó contarlos, cada uno de ellos necesita algo de tiempo. Simultáneamente con la higiene, Karapuzy aprenderá los números.

  • No te olvides de regalos, sorpresas..

Motivar nehochuh posibles promesas recompensas. Pero hay que ganarlo. Compre calcomanías en forma de estrellas, corazones y péguelas toda la semana en el póster si el niño ha cumplido una solicitud para ir al baño por la mañana y por la noche.

Después de 7 días, cuente los premios y otorgue un premio bien merecido. Déle a su hijo la oportunidad de elegir un juguete o dulces él mismo. De acuerdo con esto de antemano, entonces el deseo de independencia aumentará significativamente.

Los consejos útiles y probados sobre cómo enseñarle a su hijo a lavarse los dientes no ayudarán, si no tiene suficiente paciencia, no encienda la fantasía. Recuerde que la mejor manera de aprender para los niños en edad preescolar es jugar.

Recuerde los dientes no solo en el baño, sino durante el día en que su hija duerme la muñeca. Informe que Lyalya (juguete) se olvidó de lavarse los dientes. Ve con el bebé al baño, realiza un juguete ritual. Por la noche, recuerde que la muñeca no lloró, pero se cepilló los dientes y se fue a la cama a gusto.

Poemas sobre limpieza dental para niños.

Las ayudantes de mamás pueden ser interesantes, poemas divertidos, contadores sobre cómo lavarse los dientes. Le hablarán al niño sobre las reglas de higiene, se convertirán en motivadores para dominar la habilidad de autoservicio y, al mismo tiempo, ampliarán el vocabulario del niño. Use los siguientes versos para los juegos "dentales", aprenda los cuartetos juntos.

Los poemas narrativos cuentan antes de acostarse, durante los juegos diurnos. Repítalos varias veces para que el niño entienda completamente el significado de las historias tristes sobre dientes sucios.

No cometer errores

Aprender para las habilidades de la vida es un proceso que requiere tiempo y que requiere paciencia y tiempo. Los padres jóvenes a veces tienen prisa por hacer que el bebé sea independiente y cometer muchos errores que tienen un efecto devastador en la crianza del niño.

  • La negativa a cepillarse los dientes se percibe como la oposición de un personaje, un deseo de molestar a mamá.

Esta conclusión fundamentalmente errónea acerca de las acciones de las migajas conduce a respuestas violentas de los padres: llanto, amenazas, presión.

Las mamás necesitan detenerse y exhalar en este momento, quizás, dejar de lavar, el proceso de aprendizaje. Para volver a él de buen humor, para distraer al niño jugando a un dentista, inténtelo con pasta. Es importante que el niño sepa que cepillarse los dientes es un proceso divertido y emocionante.

  • Falta de modelos positivos.

Los adultos mismos a menudo son irresponsables con la higiene oral, lo que permite que los niños más grandes se queden sin pincel y pasta. Sin un modelo a seguir, las migajas no permiten comprender la necesidad de limpiar la boca diariamente.

La salida es simple: ajuste el modo de lavado por la noche y por la mañana, haga que sea obligatorio.

  • Actitud descuidada ante el régimen.

Los niños no ven la secuencia de acciones. Al omitir la limpieza, hacerlos irregulares, se pone en riesgo la naturaleza vinculante del procedimiento diario. Para remediar la situación, basta con establecer un calendario exacto y controlar su cumplimiento.

No olvide jugar con el niño en el baño, cepille sus dientes con una canción, contando. Lleve su juguete favorito al lavabo para que el bebé pueda limpiar sus dientes y ella. No deje de divertir al niño si ya se cepilla los dientes de forma independiente y con gusto.

La tarea principal que enfrenta el bebé es aprender a querer limpiar los dientes diariamente con una pasta sabrosa y un hermoso pincel. Y los padres solo pueden ayudarlo en esto, enseñándole técnicas, familiarizándose con artículos de higiene personal, dibujándolo con juegos, contando, canciones.

IMPORTANTE! * Al copiar los materiales del artículo, por favor indiqueenlace activo a la fuente: https://razvitie-vospitanie.ru/kak_nauchit/rebenka_chistit_zubi.html

Si te gusta el artículo - gusta y deja un comentario a continuación. Tu opinión es importante para nosotros.!

Enlaces utiles

o
Inicia sesión con:

o
Inicia sesión con:


GRACIAS POR EL REGISTRO!

Una carta de activación debe llegar al correo electrónico especificado dentro de un minuto. Simplemente siga el enlace y disfrute de comunicación ilimitada, servicios convenientes y un ambiente agradable.


REGLAS DE TRABAJO CON EL SITIO

Doy mi consentimiento para el procesamiento y uso del portal web UAUA.info (en adelante, el "Portal Web") de mis datos personales, a saber: nombre, apellidos, fecha de nacimiento, país y ciudad de residencia, dirección de correo electrónico, dirección IP, Cookies, información de registro en sitios web: redes sociales de Internet (en adelante, "Datos personales"). También doy mi consentimiento para el procesamiento y uso por parte del portal de mis datos personales tomados de los sitios web que he indicado: redes sociales de Internet (si están indicadas). Los datos personales proporcionados por mí pueden ser utilizados por el portal web únicamente con el propósito de mi registro e identificación en el portal web, así como para el uso de los servicios del portal web.
Confirmo que desde mi registro en el portal web se me ha notificado el propósito de recopilar mis datos personales y la inclusión de mis datos personales en la base de datos de datos personales de los usuarios del portal web, con los derechos que proporciona el art. 8 de la Ley de Ucrania "Sobre la protección de datos personales", familiarizada con.
Confirmo que si es necesario recibir este aviso en forma escrita (documental), enviaré la carta correspondiente a [email protected], indicando mi dirección de correo.

Se ha enviado una carta al correo electrónico especificado. Para cambiar su contraseña, simplemente siga el enlace indicado en ella.

¿Qué debe ser un cepillo de dientes para bebés?

Hermoso, brillante y de alta calidad!

  • Los niños a menudo eligen pinceles con personajes de dibujos animados, en forma de varios dragones, robots, etc. No interfiera con el niño en la elección, de lo contrario desalentará rápidamente la búsqueda de cuidado oral,
  • Además, un cepillo de dientes para bebés debe estar hecho de cerdas sintéticas. Los materiales naturales están poco secos, acumulan una gran cantidad de microorganismos,
  • Preste atención y elección de la pasta. Déjalo en un empaque brillante y colorido, con un sabor agradable y dulce.

Consejos importantes! Compre un cepillo de dientes y pasta de dientes para niños en una farmacia, previa consulta con un dentista pediátrico.

Consejos para los padres

  1. Antes de enseñarle a su hijo a cepillarse los dientes, sea paciente. Las migajas no tienen éxito la primera vez. No será fácil y lo atraerá. Esté preparado para esto. Esto no significa que deba consentir a su bebé, ignorar el cuidado inadecuado de sus dientes. Muestra máxima perseverancia, pero sin histeria y gritos,
  2. ¡No recompense a su hijo por cepillarse los dientes! Debe entender que este es un procedimiento diario obligatorio. Si lo recompensa por esto, entonces lo llevará a cabo ocasionalmente. No apresure al bebé si no consigue algo. Elogiarlo y animarlo
  3. Hacer todo juntos El ejemplo personal de los padres motiva a un niño más que persuasiones y peticiones. Convierte tus dientes en un ritual conjunto diario,
  4. Ve a la clínica dental. Esto es necesario no solo para la inspección de rutina, sino también para obtener las habilidades necesarias. En las clínicas infantiles, a los niños se les muestran caricaturas especiales, enseñan cómo cepillarse los dientes en modelos. Aquí puede comprar accesorios para el cuidado de la cavidad bucal, juguetes con dientes grandes que "ayudarán" al bebé a cuidar los dientes en el hogar,
  5. Celebra el éxito. Compre un papel de dibujo grande, decórelo con su hijo. Deja espacio para pegatinas y fantasías. Su bebé se pegará aquí cada vez que se cepille los dientes correctamente. Al final, concédele un pequeño premio,
  6. Motivar Es poco probable que los gritos y la coerción hagan que el niño desee cepillarse los dientes. Alabanza por cada éxito. Convierte la purga en un juego interesante,
  7. Variedad Incluso los juguetes más interesantes se cansan rápidamente de los bebés. Qué decir sobre el cepillo de dientes y la pasta. Compre varios tipos de productos de higiene para que el niño pueda elegir.
  8. La competencia Esta es una gran variedad de motivaciones. Compite con el niño, que tendrá dientes más blancos después del cepillado. Como premio, use algo útil: una manzana, un plátano, etc.
  9. Compra un reloj de arena. Son necesarios para que el niño se lave los dientes durante un cierto tiempo. A menudo a los niños les parece que los padres los obligan a cepillarse los dientes durante demasiado tiempo. El reloj de arena disipará este mito.
  10. Cuidado de los juguetes. La mejor manera de aprender a cepillarse los dientes es cuidar a los amigos de los juguetes. Para este propósito es mejor usar juguetes hechos de materiales duros.
  11. Haga que el niño se lleve el juguete y realice el procedimiento con ella.

A la edad de 8 años, el niño debe aprender a lavarse los dientes por su cuenta, sin la ayuda y la persuasión de sus padres.

Puntos importantes

  • Cambie su cepillo de dientes cada 2-3 meses. Esto también debe hacerse si el niño está enfermo,
  • Si bien el bebé no ha aprendido a escupir el agua por sí solo durante el proceso de limpieza, compre pasta dental sin fluoruro.
  • ¿Cómo cepillarse los dientes para los niños? Anime a su hijo a colocar el cepillo en un ángulo de 45 grados. Es necesario limpiar la cavidad bucal desde el exterior y el interior de cada diente. Al final del procedimiento, la miga debe limpiar la lengua,
  • Observe atentamente al bebé durante el procedimiento. Si es necesario, sugerir lo que está haciendo mal
  • Todos los días, lave el cepillo de dientes del bebé en agua caliente,
  • Lleve a su bebé al dentista regularmente. Hazlo incluso en los casos en que te parezca que no tiene problemas.

¿Qué pasa si el niño no quiere cepillarse los dientes?

Un cepillo de dientes es un objeto extraño para los niños, por lo que a menudo hace que tengan emociones negativas. Si el bebé reaccionó negativamente a sus intentos de enseñarle a un nuevo procedimiento higiénico, no retroceda. Todos los días, ofrezca a la pequeña que se lave los dientes. Utiliza diferentes tipos de pinceles y pastas. Preséntale a tu hijo nuevos métodos:

  1. lee un poema o canta una canción
  2. Enciende el programa en el teléfono, donde el personaje principal también se lava los dientes. Será más interesante para el niño realizar un procedimiento higiénico,
  3. Asigne al niño una tarea responsable: resistir el ataque de las bacterias caries.

Unas palabras sobre la pasta de dientes.

La elección de la pasta de dientes depende de la edad del bebé. Los dentistas no aconsejan utilizarlo antes de dos años.

  • La mayoría de las pastas dentales para niños están en forma de gel,
  • Tienen un sabor agradable - afrutado,
  • En casos raros, los fabricantes les agregan una pequeña cantidad de partículas abrasivas,
  • Los niños que han aprendido a enjuagar bien la boca después de cepillarse los dientes solo pueden usar pastas de dientes que contengan fluoruro. Si el niño aún no ha aprendido cómo hacer esto, entonces no se puede usar dicha pasta. El flúor puede llegar al estómago y provocar envenenamiento.

¿A qué más necesitas prestar atención?

  1. Si el niño tiene miedo de lavarse los dientes, no lo regañe. Peor aún, ríete de él. El proceso solo debe ir acompañado de emociones positivas. Para demostrarle al niño que cepillarse los dientes no le da miedo, déle un cepillo y deje que haga movimientos con la boca.
  2. No apriete mucha pasta de dientes sobre el cepillo. Esto hará que se formen grandes cantidades de espuma. Para un completo cepillado de dientes suficiente pasta "guisante".

Como puede ver, no hay nada difícil en cepillarse los dientes. Lo principal con esto: ser paciente y utilizar métodos de juego. Por cierto, más de 15 formas de persuadir a un niño en momentos de extravagancia, berrinches, negativas a lavarse los dientes y vestirse, lo encontrará en el curso en línea Obediencia sin gritos y amenazas >>>

Este curso será su salvavidas durante los primeros 5 años del crecimiento de su hijo. ¡No se cree problemas de la nada, aprenda a comunicarse y negocie con su hijo!

¡Buena suerte enseñándole a su hijo a la higiene bucal y dientes sanos!

Pin
Send
Share
Send
Send