El embarazo

Venciendo la vida

Pin
Send
Share
Send
Send


Toda madre quiere escuchar lo más pronto posible el sonido del latido del corazón de su futuro bebé. Por supuesto, con de embarazo Esta es una de las experiencias más placenteras y emocionantes. Después de todo, si escuchas el latido del corazón, significa que la fruta está creciendo.

Pero el sonido del corazón del feto no solo indica que la nueva vida se está desarrollando activamente, sino que también puede proporcionar mucha información importante sobre la salud del bebé.

¿Cuándo puede escucharse el corazón del embrión?

La pregunta, cuando aparece un latido fetal, es relevante para todas las madres embarazadas, así como un momento tan importante como el movimiento fetal durante el embarazo, cuya tasa para cada mujer puede ser diferente. El latido del corazón también se puede monitorear por primera vez en diferentes fechas.

Las mujeres que están interesadas en saber cuánto tiempo dura el latido del corazón, debe entenderse que el corazón del feto no comienza a latir en un momento. Cuando comienza la colocación de este órgano, una parte del tejido, que posteriormente se desarrolla en los ventrículos del corazón, realiza movimientos contráctiles. Por supuesto, el período en que se escucha el latido fetal del corazón en una ecografía viene más tarde.

El ginecólogo le dirá qué semana se escucha este sonido: a veces se puede escuchar en las fechas más tempranas. En cual HCG es audible y en qué momento el latido del corazón "visto" en el ultrasonido depende de la potencia del aparato con el que se está realizando la investigación. Usando el transductor de ultrasonido abdominal habitual, el médico puede escuchar los latidos del corazón desde las 5 semanas. Y con la ayuda del sensor vaginal, los golpes se pueden escuchar desde 3 a 4 semanas, es decir, inmediatamente después de que el corazón comienza a latir en el feto.

La frecuencia cardíaca depende de qué semana late el corazón. En diferentes etapas del embarazo, es diferente.

  • Cuando el período de 6 semanas a 8 semanas, la frecuencia cardíaca fetal es de 110-130 latidos por minuto.
  • Entre las 8 y las 11 semanas, la frecuencia cardíaca puede aumentar a 190 latidos.
  • Ya desde las 11 semanas, la frecuencia es de 140-160 latidos.

La siguiente tabla muestra la frecuencia cardíaca en diferentes períodos de gestación. Es muy fácil comprender cuántos latidos por minuto debe latir el corazón del bebé durante diferentes períodos de embarazo.

Tabla de latidos fetales por semana:

Aquellos que estén interesados ​​en la tabla de frecuencia cardíaca fetal por semanas del sexo del niño deben saber que el ritmo cardíaco es el mismo tanto para las niñas como para los niños.

El médico evalúa no solo los latidos cardíacos fetales por semanas, sino también factores adicionales, como la fase de la actividad del niño, las enfermedades de la madre y el feto, el momento en que se determina la frecuencia, etc.

Si la frecuencia cardíaca fetal se viola por semanas, esto puede deberse a diferentes motivos.

Si la frecuencia cardíaca es inferior a 120 latidos por minuto.

  • Las razones de un ritmo cardíaco débil en las primeras etapas pueden deberse a causas diferentes. Se puede arreglar por un período corto, hasta 4 semanas. En la semana 6, el pulso de un embrión puede ser de 100 a 120 latidos. El pulso de 130 latidos también muestra que todo es normal con el bebé. Pero si se registra un ritmo cardíaco muy bajo, menos de 80 latidos, existe el riesgo de perder el embarazo.
  • Si una ecografía de 12 semanas o más indica un ritmo cardíaco bajo, esto puede deberse a hipoxia crónica fetoun o su reacción al hecho de que el cordón umbilical está comprimido. Si el latido del corazón es de 120 latidos por minuto, el médico debe decir qué hacer, guiado por los resultados de la investigación.
  • Antes del parto, un ritmo débil puede ser evidencia de hipoxia aguda o crónica del feto, así como la compresión del cordón umbilical durante el parto.

Si se supera el pulso de 160 latidos por minuto.

  • En las primeras semanas de embarazo, esto suele ser una variante de la norma, pero en algunos casos indica una violación de la placentación.
  • Después de 12 semanas de gestación, el feto puede reaccionar a sus propios movimientos o al estrés que experimenta la madre.
  • Taquicardia El feto tardío puede ser el resultado de una hipoxia crónica del feto o una reacción al movimiento o la lucha.

Sonidos sordos, tonos mal grabados

  • Si la audición se lleva a cabo en mujeres embarazadas en las primeras etapas, esto puede indicar que el período es demasiado pequeño o que el estudio se realiza por un sensor defectuoso, o que el dispositivo de escucha está desactualizado. Además, esto es posible si la madre obesidad. Pero también los tonos mal grabados en las primeras etapas pueden ser evidencia de que el bebé tiene una enfermedad cardíaca de los vasos.
  • Después de la semana 12, se pueden escuchar tonos sordos si la madre tiene obesidad, así como insuficiencia feto-placentaria, previa (si la placenta se encuentra en la pared frontal), oligohidramnios o polihidramnios. A veces se corrigen los tonos sordos, si la ubicación del niño en el útero es un inconveniente para escuchar. Sin embargo, los defectos cardíacos o los vasos sanguíneos tampoco están excluidos.
  • En tonos posteriores, este fenómeno indica que las contracciones activas han comenzado o se ha observado hipoxia fetal.

Sin latidos

  • En los primeros términos, no hay sonido de latidos cardíacos, si el tiempo durante la escucha es muy pequeño, o si se usa un sensor obsoleto. Sin embargo, a veces esto es evidencia de que el embarazo se ha detenido o comienza un aborto.
  • Durante un período de 12 semanas, así como en las últimas semanas, la ausencia de un sonido cardíaco puede ser evidencia de la ubicación incorrecta de la auscultación o una ruptura del sensor CTG, o hablar de lo que sucedió muerte fetal.

Establecer que el embarazo se está desarrollando.

Después de que la futura madre tenía una prueba de embarazo, y él dio positivo, la mujer va al hospital para someterse a un examen de ultrasonido. Las máquinas de ultrasonido modernas brindan la oportunidad de escuchar el latido del corazón del embrión en el primer estudio, a las 4-5 semanas. Pero si en el primer ultrasonido del corazón del niño no se escucha, no se asuste. Como regla general, cuando repite el procedimiento, puede escuchar el sonido esperado. Sin embargo, a veces el latido del corazón no aparece, se produce la deformación del óvulo. Esta condición se define como el aborto perdido. En esta situación, el aborto con medicamentos se lleva a cabo con la ayuda de medicamentos especiales. Si ocurrió esta situación, entonces no se recomienda que la mujer quede embarazada durante aproximadamente seis meses después de eso.

Evaluar el desarrollo del feto.

Hay indicadores claros de lo que se considera un latido normal a qué hora. Es decir, se determina un latido normal por minuto dependiendo del período de desarrollo del bebé. El corazón del embrión responde a cualquier cambio en el mundo que lo rodea. Después de todo, el estrés o la enfermedad de la madre afecta directamente a los niños. Además, la frecuencia de latidos del corazón por minuto varía según el período de actividad o el sueño del feto. La frecuencia cardíaca refleja el nivel de oxígeno en el aire. Sin embargo, cualquier violación asociada con la exposición a tales factores es temporal.

Siempre que el ritmo cardíaco sea demasiado alto durante mucho tiempo, el médico puede sospechar una brecha en el suministro de sangre fetal, la llamada insuficiencia placentaria. Como regla general, esta condición es crónica. A veces, cuando se agotan las capacidades compensatorias del niño, la frecuencia cardíaca es demasiado lenta. Esto indica que la condición del feto se ha deteriorado. En tal situación, a veces se toma una decisión sobre la entrega de emergencia. El médico toma en cuenta lo que debería ser el latido del corazón en qué semana, y desde cuándo se manifestó la patología, determina las tácticas de tratamiento.

Determinación del estado del feto durante el parto.

Durante el parto, el bebé está experimentando cargas muy fuertes, falta de oxígeno y presión. Si todo va bien, entonces su corazón y sus vasos sanguíneos normalmente lidian con tales cargas. Sin embargo, a veces se producen condiciones de emergencia, por ejemplo, desprendimiento de la placenta, sujeción del cordónCuando necesite atención médica rápida. Es por eso que, durante el parto, el médico determina cuántos latidos es el ritmo cardíaco después de cada contracción para no perder el desarrollo de una falta aguda de oxígeno.

Ultrasonido

El primer método para determinar si la frecuencia cardíaca es normal o no es la ecografía. Durante la ecografía, junto con la evaluación de los latidos del corazón, el médico evalúa el estado de la placenta, el tamaño del feto.

Los sonidos cardíacos se escuchan con mucho cuidado y se estudia su estructura, si una mujer ya ha tenido hijos con defectos vasculares y cardíacos. Si la madre transfirió enfermedades infecciosas durante el embarazo, prestan especial atención al trabajo y la estructura del corazón.

Si es necesario, ecografía del corazón fetal durante el embarazo. Cuánto tiempo hace una ecografía del corazón del feto, determina el médico. El momento más óptimo para estudiar el eco del CG es la semana 12. Pero una ecocardiografía puede ser realizada por una mujer por su propia voluntad para asegurarse de que todo esté bien con el niño.

La auscultación

Este método consiste en escuchar los sonidos del corazón con un estetoscopio obstétrico especial. Es cierto que la respuesta a la pregunta de si un estetoscopio puede escuchar un latido cardíaco en las primeras etapas es negativa. El período en que se puede escuchar un estetoscopio - 18-20 semanas. Un médico con experiencia puede determinar una variedad de indicadores utilizando dicho instrumento. Escuchará qué tan áspero late el corazón, determinará la claridad de los tonos y encontrará el lugar donde mejor se escuchan. El algoritmo para escuchar los latidos del corazón del feto y determinar la frecuencia cardíaca es simple: puede hacerlo con un cronómetro.

Pero a veces es difícil o incluso imposible realizar una auscultación con un estetoscopio. Esto es probable si la madre tiene un peso muy grande, si la placenta está ubicada en la pared frontal del útero (en este caso, el ruido de los vasos), si el líquido amniótico es muy pequeño o grande.

Cardiotocografía (CTG)

Este es un método informativo mediante el cual puede evaluar los latidos del corazón del feto. Este procedimiento permite que las etapas iniciales determinen la falta de oxígeno del feto y eliminen este problema de manera oportuna.

El aparato CTG es un sensor ultrasónico que envía y captura las señales reflejadas desde el corazón. En este caso, todos los cambios de ritmo se registran en la película. A través del procedimiento, el médico instala no solo el sensor principal, sino también el sensor de contracción uterina, con el que puede determinar la actividad del útero. En los dispositivos más modernos hay sensores de movimiento del feto, y a veces hay un botón especial para que la mujer misma pueda registrar los movimientos.

Todo el proceso de investigación de CTG toma alrededor de 60 minutos. Durante este período, en la mayoría de los casos, es posible arreglar el período de sueño y la actividad del feto. Pero a veces es necesario investigar el estado del feto a lo largo del día. Luego los sensores unidos al estómago se dejan por un día.

El análisis de la frecuencia cardíaca se lleva a cabo teniendo en cuenta la duración del embarazo, en el que se realizó el estudio. Por primera vez, la CTG se realiza a las 32 semanas. Si lo gasta antes, a las 30 semanas o incluso antes, los resultados no serán informativos. Cuando pasan 31 semanas, se forma una relación entre la actividad cardíaca y la actividad motora fetal.

La mayoría de las veces, una mujer embarazada pasa este estudio dos veces: a las 32 semanas y justo antes del parto. Este procedimiento no perjudica ni a la mujer ni al bebé, por lo que puede realizarse tantas veces como sea necesario.

El especialista descifra la cinta CTG, compara los resultados con los datos de prueba y el ultrasonido. Sin embargo, la cardiotocografía no es una fuente de diagnóstico definitivo.

¿Qué es "bueno" CTG

Se considera "buena" KGT si los indicadores son los siguientes:

  • La frecuencia cardíaca es normal: de 120 a 160 latidos por minuto.
  • cuando el bebé se mueve, la frecuencia cardíaca aumenta,
  • La disminución de la frecuencia cardíaca no es o se observa muy raramente y en pequeñas cantidades.

El aparato analiza estos indicadores y, siguiendo sus resultados, emite un índice especial de la PSP. Si la condición del feto es normal, entonces este índice no es mayor que uno.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que una variedad de factores afectan la forma en que funciona el corazón de un niño. Y solo un especialista puede evaluarlos correctamente.

¿Por qué se determina "mal" CTG?

  • Más a menudo, los cambios en CTG se determinan si se observa. hipoxia fetal. El aumento en la frecuencia cardíaca es característico de la condición cuando el feto no tiene suficiente oxígeno y el corazón se ve obligado a trabajar muy intensamente.
  • Cuando se produce una contracción o movimiento, los latidos del corazón del bebé pueden disminuir, lo cual no es una condición normal.
  • Los cambios cortos en la cinta se fijan si el cordón umbilical se presiona contra la cabeza del feto. Al mismo tiempo, los resultados se ven igual que con la falta de oxígeno, pero el bebé se siente normal.
  • Si los sensores se conectaron incorrectamente, los resultados también pueden ser "malos".

En caso de detección hipoxia Al escuchar el latido fetal, el médico realiza estudios adicionales para confirmar o refutar el diagnóstico. Si se confirma la hipoxia, se administra tratamiento o el médico toma una decisión sobre el parto de emergencia.

Ecocardiografia

Aplicar ecocardiografía por sospecha. defectos del corazón El feto a las 18-28 semanas de embarazo. Usando este método, puede determinar las características estructurales del corazón y el flujo sanguíneo. Este procedimiento se realiza en los siguientes casos:

  • la futura madre ya tiene hijos diagnosticados con defectos cardíacos,
  • durante el embarazo, se transfirieron enfermedades infecciosas, especialmente en las primeras semanas,
  • madre tiene defectos congénitos del corazón
  • futura madre tiene más de 38 años
  • la mujer es diagnosticada diabetes,
  • Se observa retraso del crecimiento intrauterino,
  • El feto tiene malformaciones en otros órganos y existe la posibilidad de defectos cardíacos congénitos.

Este método también se usa como un ultrasonido bidimensional, y utiliza otros modos de escáner de ultrasonido: modo Doppler, ultrasonido unidimensional. Con esta combinación de técnicas, es posible estudiar cuidadosamente la estructura del corazón, las características del flujo sanguíneo.

¿Es posible determinar el sexo de un niño por el latido del corazón?

Muchas mujeres en un determinado período de embarazo están activamente preocupadas sobre cómo determinar el sexo del niño mediante el latido cardíaco fetal. De hecho, entre las mujeres embarazadas e incluso entre algunos médicos, hay una "leyenda" de que tal definición es posible, así como el supuesto de que el tamaño del feto puede ayudar a determinar quién nace: un niño o una niña.

Se cree que las niñas tienen un latido cardíaco con mayor frecuencia y, a las 13 semanas o más, su frecuencia cardíaca es de hasta 160 veces por minuto. Según este "creer", en los niños el latido del corazón es de 135-150 latidos. Pero aquellos que hacen preguntas a los médicos de manera activa: "Cómo averiguar el sexo del niño por latido del corazón a las 12 semanas" o "Desde cuándo es posible", debe tener en cuenta que este método no es científicamente adecuado. Aunque existe la percepción de que este método es relevante solo hasta 20 semanas.

La pregunta de cuántas semanas puede determinar el sexo de un niño de esta manera no es relevante en principio, y la frecuencia cardíaca no es un indicador decisivo. Después de todo, para determinar un niño o una niña, por frecuencia solo puede hacerlo con una precisión del 50%.

Es cierto que hay una opinión de que en este caso también es importante cuál es el latido del corazón del feto. Algunos "expertos" afirman que es más rítmico en los niños y más caótico en las niñas.

Hay un signo más: para los niños, el ritmo del corazón coincide con el ritmo de la madre, para las niñas no lo es. Pero todos estos métodos no tienen nada que ver con la medicina. Después de todo, la frecuencia cardíaca refleja la capacidad del feto para superar la falta de oxígeno y no el género. Por lo tanto, para las madres que comienzan a "adivinar" el piso inmediatamente, cuando el corazón comienza a latir en el embrión, es mejor hacer un ultrasonido de alta calidad de un buen especialista que ayudará a conocer el sexo del bebé con gran precisión.

¿Es posible escuchar los latidos del corazón del niño en casa?

¿Se puede oir el corazón con el estetoscopio? Aquellos que estén interesados ​​en cómo escuchar un latido del corazón en casa pueden usar varios métodos. Puede escuchar este agradable sonido para los padres en casa con la ayuda de un estetoscopio, un dispositivo portátil, un doppler fetal y, por último, simplemente colocar la oreja sobre el abdomen.

Cómo en casa escuchar el latido del corazón, se discutirá a continuación. Después de todo, para ello no es necesario acudir a consulta femenina. Si la futura madre y su entorno tienen experiencia, el corazón se puede escuchar antes. Después de todo, una mujer con más experiencia notó antes y el movimiento del feto durante el segundo embarazo. La frecuencia cardíaca, sin embargo, debe ser controlada necesariamente por un médico.

Con un estetoscopio

Escucha al corazón, puedes usar el estetoscopio obstétrico más común. Es necesario comprar un tubo obstétrico y usar la ayuda de alguien. Por supuesto, el feto a las 12 semanas de embarazo en casa no podrá escuchar. Si esta persona no tiene experiencia, entonces antes de las 25 semanas, no se escuchará nada. Pero si escuchas al feto durante 30 semanas, entonces escuchas los latidos mucho más fácilmente. Solo necesitas practicar un poco y dominarlo. Al mismo tiempo, es necesario distinguir claramente qué es: pulso, peristalsis de una mujer embarazada, movimiento del feto o, sin embargo, el latido de su corazón.

Usando Doppler Fetal

Si lo desea, puede comprar un dispositivo especial - Doppler fetal. Este es un detector de ultrasonido portátil que funciona como un aparato CTG normal, pero la imagen no está fija en la película. A veces también se incluyen los auriculares, para que pueda escuchar claramente los sonidos. Con la ayuda de Doppler, puede escuchar los sonidos del corazón a partir de la octava semana. Однако лучше начать пользоваться этим прибором немного позже. Важно, чтобы само исследование не длилось дольше десяти минут.

Como ventajas de este dispositivo, es necesario tener en cuenta la capacidad de escuchar el latido del corazón en las primeras etapas, así como la facilidad de uso y la capacidad de una mujer para hacerlo sin ayuda.

Las desventajas de usar Doppler son su alto costo, sus limitaciones de uso. Además, no utilice este dispositivo sin medida.

Poniendo oreja al vientre

A veces puedes escuchar el corazón, simplemente poniendo la oreja a la barriga. Esto es posible en las últimas semanas de gestación. Sin embargo, solo se puede obtener un resultado positivo si la futura madre no tiene demasiada grasa.

Debe escuchar el corazón en un lugar particular del abdomen, dependiendo de la ubicación del bebé. Si se acuesta con la cabeza, entonces necesitas escuchar el latido del corazón debajo del ombligo de la mujer. Si la cabeza del niño está en la parte superior, entonces es deseable escuchar los tonos sobre el ombligo de la madre. En embarazos múltiples, el latido del corazón de cada feto se escucha en diferentes lugares.

Por lo tanto, el nivel de la frecuencia cardíaca es un indicador muy importante del desarrollo infantil. La frecuencia del pulso es controlada por un médico durante el embarazo. Las futuras mamás deben saber que las enfermedades cardíacas graves ocurren muy raramente, y en la mayoría de los casos los bebés nacen sanos. Pero, sin embargo, es importante someterse regularmente a todos los estudios, monitorear los latidos del corazón. La tasa de latidos por minuto en mujeres y en niños es un indicador importante, y el médico lo tiene en cuenta. Pero la futura madre debería tener mucho cuidado con su propia salud y "escuchar" al bebé.

Educacion Se graduó de Rivne State Basic Medical College con una licenciatura en farmacia. Se graduó de la Universidad Estatal de Medicina de Vinnitsa. M.I.Pirogov y prácticas en su base.

Experiencia De 2003 a 2013, trabajó como farmacéutica y jefa de un quiosco de farmacia. Recibió diplomas y marcas de distinción por muchos años de arduo trabajo. Los artículos médicos se publicaron en publicaciones locales (periódicos) y en varios portales de Internet.

Estudios de latidos fetales durante el embarazo: ecografía, ecocardiografía, auscultación fetal, CTG

El latido cardíaco fetal es el principal indicador de la viabilidad del feto, que refleja su condición y cambia tan pronto como ocurre una situación desfavorable. Es por eso que los médicos controlan el trabajo del corazón del bebé durante el embarazo y especialmente durante el parto.

Uno de los indicadores importantes de un embarazo en desarrollo normal es el latido fetal. A lo largo del embarazo, y especialmente durante el parto, los médicos monitorean cuidadosamente las contracciones del corazón del bebé, ya que la frecuencia y la naturaleza del latido del corazón reflejan su condición general.

El desarrollo del corazón es un proceso muy complejo. El corazón fetal del feto se coloca en la cuarta semana de embarazo y es un tubo hueco. Aproximadamente a la quinta semana, aparecen las primeras contracciones pulsantes, y en 8-9 semanas el corazón se convierte en cuatro cámaras (dos atrios y dos ventrículos), es decir. como un adulto Debido a que el feto no respira de manera independiente, sino que recibe oxígeno de la madre, su corazón tiene sus propias características: la presencia de una ventana oval (que se abre entre las aurículas derecha e izquierda) y el conducto arterial (Botallova) (el vaso que conecta la aorta y la arteria pulmonar). Esto distingue el corazón del feto del corazón de un adulto. Estas características de la estructura del corazón contribuyen al hecho de que el oxígeno ingresa a todos los órganos y sistemas del feto. Después de dar a luz, la ventana oval se cierra y el conducto arterial cede.

Ultrasonido (ultrasonido), echoCG (ecocardiografía) se utilizan para evaluar la actividad cardíaca fetal. auscultación (escucha) del feto, CTG (cardiotocografía).

Ecografia fetal del corazon

En el embarazo temprano, el ritmo cardíaco fetal se puede determinar mediante ecografía (EE. UU.). Normalmente, con la ecografía transvaginal (se inserta un sensor en la vagina), las contracciones cardíacas del embrión se detectan a las 5-6 semanas de embarazo y con la ecografía transabdominal (el sensor se encuentra en el abdomen), a las 6-7 semanas. En el primer trimestre del embarazo (hasta 13 semanas), la frecuencia cardíaca del embrión varía con la duración del embarazo. A las 6-8 semanas, la frecuencia cardíaca es de 110-130 latidos por minuto, a las 9-10 semanas, 170-190 latidos por minuto, desde la semana 11 del embarazo hasta el parto: 140-160 latidos por minuto. Dichos cambios en la frecuencia cardíaca están asociados con el desarrollo y la formación de la función del sistema nervioso autónomo (la parte del sistema nervioso responsable del funcionamiento de los órganos internos del feto). La frecuencia cardíaca es un indicador importante de la viabilidad del embrión. Por lo tanto, los signos de pronóstico desfavorables son una disminución de la frecuencia cardíaca a 85-100 latidos por minuto y un aumento de más de 200 latidos. En este caso, es necesario llevar a cabo un tratamiento destinado a eliminar las causas de los cambios en la frecuencia cardíaca. La ausencia de contracciones cardíacas con una longitud de embrión de más de 8 mm es un signo de un embarazo no en desarrollo. Para confirmar un embarazo no en desarrollo, se realiza un segundo examen de ultrasonido después de 5-7 días, cuyos resultados hacen el diagnóstico final.

En los trimestres II-III del embarazo, durante la ecografía, se investiga la ubicación del corazón en el tórax (el corazón se encuentra a la izquierda y ocupa aproximadamente 1/3 del tórax en la exploración transversal), la frecuencia cardíaca (la norma es de 140-160 latidos por minuto), la naturaleza de las contracciones (rítmicas). o no rítmico). La frecuencia cardíaca tardía depende de muchos factores (movimientos fetales, actividad física de la madre, diversos factores que influyen en la madre: calor, frío, diversas enfermedades). Con la falta de oxígeno, la frecuencia cardíaca aumenta primero para compensar más de 160 latidos por minuto (esta condición se denomina taquicardia) y luego, cuando el feto se deteriora, se vuelve inferior a 120 latidos por minuto (bradicardia).

Para identificar defectos cardíacos, se investiga un llamado "corte de cuatro cámaras". Esta es una imagen de ultrasonido del corazón, en la que puede ver las cuatro cámaras del corazón simultáneamente: dos atrios y dos ventrículos. Con una ecografía convencional de cuatro cámaras del corazón, se puede detectar aproximadamente el 75% de los defectos cardíacos. De acuerdo con las indicaciones, se realiza un estudio adicional - ecocardiografía fetal.

¿Cuándo tiene un latido el embrión?

desarrollo fetal del corazón

La formación del corazón comienza tan pronto como 2-3 semanas de desarrollo intrauterino, es decir, en un momento en que una mujer ni siquiera es consciente de un posible embarazo. Durante este período, el corazón tiene la forma de un tubo simple, que al comienzo de 3-4 semanas comienza a doblarse en forma de "S". Es por eso que en esta etapa del desarrollo del corazón se le llama sigmoide.

Después de 4-5 semanas de gestación, se forma un tabique primario entre las aurículas, con el resultado de que el corazón del embrión se convierte en 3 cámaras. Es en esta etapa que aparecen los primeros latidos. Sin embargo, para registrar de manera confiable los latidos del corazón del embrión a las 5 semanas de gestación, se necesita una máquina de ultrasonido de clase experta. Pero es importante recordar que en ausencia de evidencia específica, una ecografía en una fecha tan temprana no es razonable y no se recomienda.

En este sentido, La confirmación indirecta del desarrollo normal del embrión y su corazón a las 5-6 semanas de embarazo es la determinación del nivel de la hormona hCG. (gonadotropina coriónica) en dinámica, en 2-3 días. En la semana 5, el nivel de esta hormona varía de 1000 a 3100 mIU / ml. Con un embarazo que normalmente se desarrolla en las primeras etapas, el nivel de hCG se duplica cada 2-3 días.. Pero debe saber que la definición de hCG solo es confiable hasta la décima semana de embarazo, porque en una fecha posterior el nivel de esta hormona comienza a disminuir, que es la norma fisiológica. Por lo tanto, este método de diagnóstico es relevante solo al comienzo del embarazo, como una alternativa al ultrasonido en etapas muy tempranas.

Estetoscopio obstétrico

Esta es la forma más fácil y accesible de determinar la contracción del corazón del feto. Un estetoscopio obstétrico es un embudo simple. Para escuchar el latido del corazón, es necesario presionar la parte ancha del embudo firmemente contra la pared abdominal anterior. Este método simple solo es efectivo para obstetras experimentados.. Después de todo, para escuchar los tonos del corazón, necesita saber exactamente dónde colocar el estetoscopio. Para hacer esto, antes de la auscultación, los médicos realizan un examen externo de la posición del feto: determinan la presentación (parte orientada hacia la pelvis pequeña), posición (posición de la espalda hacia la derecha o hacia la izquierda) y vista (vuelta hacia atrás o hacia atrás) del feto.

escuchar con un estetoscopio y un dispositivo electrónico para escuchar en casa varios sonidos del feto

Dependiendo de la posición del bebé en el útero, el latido del corazón se escucha bien en diferentes lugares:

  • Si el niño se acuesta boca abajo y su espalda está hacia la derecha, entonces es necesario escuchar los sonidos del corazón en la mitad derecha del abdomen, debajo del ombligo.
  • En el caso de la presentación pélvica (cuando las nalgas del feto se convierten en la cavidad pélvica), mientras que la espalda se gira hacia el lado izquierdo, el lugar óptimo para escuchar el latido del corazón se encuentra en la mitad izquierda del abdomen sobre el anillo umbilical.
  • Si el niño está localizado transversalmente, el corazón se escucha al nivel del ombligo a la derecha o a la izquierda, dependiendo de dónde se encuentre la cabeza del feto.
  • En caso de embarazos múltiples (mellizos, trillizos), el corazón de los bebés se escucha en los lugares de mejor sonido de cada uno de ellos. Es muy importante no confundir el ritmo del corazón de un feto con otro. Después de todo, con el ritmo normal del corazón de uno de ellos, es posible que el otro feto esté experimentando hipoxia.

Ubicación de los puntos para escuchar los latidos fetales con un estetoscopio.

La auscultación del corazón fetal con la ayuda de un estetoscopio es un método maravilloso que llegó a los obstetras modernos desde la antigüedad. Para la auscultación solo se necesita un estetoscopio y un especialista competente. Pero este método tiene un gran inconveniente: El oído humano puede reconocer los ruidos cardíacos, generalmente no antes de las 27 a 28 semanas de embarazo.. En períodos anteriores es prácticamente inútil hacer esto. Y con la obesidad severa de una mujer o la hinchazón de la pared abdominal anterior (con gestosis), puede escuchar el latido del corazón incluso más tarde, a las 29-30 semanas. Por esta razón, en la primera mitad del embarazo, otros métodos de diagnóstico pasan a primer plano para el registro de la actividad cardíaca.

Estudio ecográfico (ultrasonido).

El método de ultrasonido es muy informativo, su ventaja indudable es la posibilidad de controlar la frecuencia cardíaca en las etapas muy tempranas del embarazo, cuando otros métodos son ineficaces. Por lo tanto, en la primera mitad del embarazo es el único método para evaluar el funcionamiento del sistema cardiovascular fetal. En caso de embarazo sin complicaciones, el examen de ultrasonido se realiza tres veces en el momento adecuado (10-12 semanas, 21-23 semanas, 31-32 semanas).

La evaluación del ritmo cardíaco se lleva a cabo junto con otros estudios importantes. Sin embargo, si es necesario, puede examinar la frecuencia de las contracciones cardíacas, así como realizar ciertas pruebas sin estrés y con mayor frecuencia (por ejemplo, durante la hipoxia fetal, alteración del flujo sanguíneo uteroplacentario) para controlar el estado del feto a lo largo del tiempo y comparar los resultados mostrados con los anteriores. A menudo, estos estudios se llevan a cabo después de un tratamiento específico para evaluar la efectividad de la terapia.

Cardiointervalografía

Este método se usa muy raramente y solo se necesita en los casos en que es necesario estudiar en detalle el ritmo cardíaco de un niño en situaciones controvertidas o en patologías graves. Esta técnica consiste en registrar por ultrasonido la actividad del corazón durante un tiempo prolongado (al menos 60 minutos).

Esta información se envía a la computadora, que realiza un análisis detallado de todos los indicadores:

  • Frecuencia de ritmo
  • La variabilidad del ritmo (la presencia de saltos de un latido cardíaco rápido a uno lento), el registro de saltos de ritmo 7-12 indica un trabajo fisiológico normal del corazón fetal. Peor aún, si la frecuencia cardíaca es monótona, sin cambios. Esto puede ser un signo de hipoxia.
  • La relación del latido del corazón con los movimientos del feto, la velocidad del flujo sanguíneo en los vasos,
  • La presencia de aceleraciones (períodos de aceleración de la frecuencia cardíaca),
  • La presencia de desaceleraciones (reducción de la frecuencia del ritmo). Las desaceleraciones prolongadas son el signo más desfavorable de una condición fetal, que indica una hipoxia intrauterina grave,
  • El ritmo sinusoidal indica estados límite graves del feto, cuando se requiere asistencia médica o incluso el parto.

El método de cardiointervalografía es muy informativo y, a menudo, ayuda a comprender las verdaderas causas de las arritmias cardíacas.

Causas del trastorno del ritmo cardíaco fetal

A veces, después de un estudio, resulta que el latido del corazón no cumple con los estándares aceptados. Es necesario tratar esta situación con la debida atención y descubrir las razones de esto.

Factores que conducen a las palpitaciones del corazón (taquicardias):

  1. Violaciones del flujo sanguíneo uteroplacentario.
  2. Anemia de la madre.
  3. Una disminución en el nivel de hemoglobina en el feto (por ejemplo, en la enfermedad hemolítica) provoca una aceleración del flujo de sangre, así como una respuesta compensatoria en forma de taquicardia.
  4. Insuficiencia placentaria.
  5. Sangrado de la madre (por ejemplo, con desprendimiento de la placenta).
  6. Defectos del corazón.
  7. Aumento de la temperatura en mujeres embarazadas (estado febril).
  8. Proceso inflamatorio en las membranas fetales (amnionitis).
  9. Aceptación de ciertos medicamentos. Por ejemplo, un medicamento de uso común en obstetricia Ginipral puede causar taquicardia no solo en la madre, sino también en el feto. Además, los medicamentos que bloquean el efecto del sistema nervioso parasimpático (por ejemplo, "atropina") también pueden causar palpitaciones del corazón.
  10. Patología del cordón umbilical (dos vasos en el cordón umbilical, enredo, etc.).
  11. La hipoxia intrauterina aguda puede causar un aumento agudo en la frecuencia de las contracciones fetales del corazón hasta 200-220 por minuto.
  12. Bucles de cordón umbilical.
  13. Aumento de la presión intracraneal del feto.

Causas de la disminución del ritmo cardíaco fetal (bradicardia):

  • Presencia prolongada de la mujer en posición supina, en la que se comprime la vena cava inferior.
  • Tomar medicamentos que bloquean el sistema nervioso simpático, por ejemplo, propranolol.
  • Trastornos pronunciados del equilibrio ácido-base en la sangre del feto con trastornos metabólicos graves.
  • Algunas anomalías en el desarrollo del sistema cardíaco fetal.
  • Aumentar la concentración de potasio en la sangre de la madre y el niño, lo que conduce a la interrupción del ritmo cardíaco y la aparición de bradicardia.
  • Compresión prolongada o nudo del cordón umbilical.

Cada una de estas causas es muy grave y con frecuencia requiere tratamiento, y en algunos casos incluso el parto de emergencia en forma de cesárea.

¿Puedo escuchar un latido del corazón en casa?

Algunos padres se preguntan si puede escuchar el latido del corazón del bebé en casa sin recurrir a especialistas si usa un fonendóscopo regular.

Junto con los métodos tradicionales, diversos dispositivos para mujeres embarazadas están ganando popularidad, la esencia de su trabajo es generalmente similar

Por supuesto, este método puede ser utilizado. Pero prepárate para el hecho de que hasta las 21-22 semanas no escucharás el latido del corazón. Además, tendrá que poder distinguir del corazón del feto otros sonidos: la pulsación de la aorta abdominal de una mujer embarazada, la peristalsis intestinal. En promedio, el corazón del bebé late con más frecuencia que el materno aproximadamente 1.5-2 veces. Para su comodidad, puede tomar simultáneamente el pulso de una mujer mientras escucha, para no confundir los ritmos de ella y el bebé.

Determinar el latido del corazón del niño: ¿mito o realidad?

Hay un estereotipo común entre la población que, por la frecuencia de las contracciones del corazón, se puede saber de antemano quién nacerá: un niño o una niña. Se cree que los niños tienen un latido del corazón un poco menos que las niñas. Pero, ¿es seguro confiar en estos datos?

No es ningún secreto que muchos factores afectan el latido del corazón, por ejemplo:

  • La actividad motora del bebé.
  • Hora del día (dormir o despertar),
  • Características individuales de la inervación del músculo cardíaco y del sistema de conducción cardíaca.
  • Efecto de los factores hormonales.
  • Nivel de hemoglobina de la madre y el feto.
  • La presencia o ausencia de ciertas afecciones patológicas durante el embarazo (hipoxia, preeclampsia grave, sangrado, rhesus-conflicto, etc.).

Muestra de frecuencia cardíaca en fetos - niños y niñas. Como puede ver, los valores dentro del piso se distribuyen sin patrones obvios.

Dado un número tan grande de factores que alteran el ritmo cardíaco, ¿es posible estimar la frecuencia cardíaca desde una sola posición: la determinación del sexo? Ciertamente no. Además, se realizó un estudio en el que el sexo del niño se determinó únicamente por la naturaleza del latido del corazón, y la fiabilidad de esta técnica fue solo del 50%, lo que significa que equivale a la teoría de la probabilidad banal: una de las dos opciones. Por lo tanto, no es posible averiguar el sexo del niño solo mediante la evaluación de la actividad cardíaca.

El ritmo cardíaco es un indicador de muchos procesos que ocurren en el cuerpo del feto. La estructura del ritmo cardíaco contiene una gran cantidad de información.

De hecho, la frecuencia cardíaca refleja un complejo de reacciones protectoras y adaptativas del feto a cualquier efecto o cambio. Por supuesto, la evaluación de la actividad cardíaca en el período prenatal es extremadamente importante. La presencia de un gran número de técnicas, así como su disponibilidad, simplifican enormemente el proceso de monitoreo de la condición del feto.

A pesar del desarrollo de técnicas complejas e invasivas que permiten un estudio exhaustivo de la condición del feto, su peligro a veces es muy alto e injustificado. Por estas razones, todas las clínicas prenatales, así como los hospitales de maternidad están equipados con monitores cardíacos, dispositivos de ultrasonido y todos los obstetras prácticamente "no se separan" del estetoscopio, ya que permite un control adecuado de los latidos del corazón del bebé sin dañarlo.

¿Cuándo el feto tiene un latido del corazón?

Indicaciones latido fetal Son una de las características fundamentales de un embarazo normal y la viabilidad del feto. Es por eso que las parteras monitorean constantemente los latidos del corazón y el desarrollo del sistema cardiovascular del feto.

Sin el uso de equipos de alta tecnología, los primeros latidos fetales se pueden escuchar con un estetoscopio no antes de las 18-20 semanas de gestación. Al comienzo del embarazo, solo era posible evaluar el estado del corazón y escuchar los latidos del corazón después de la invención del ultrasonido.

El corazón fetal se coloca en la cuarta semana, en este momento es un tubo hueco y al comienzo de la quinta semana aparecen las primeras contracciones del futuro corazón del niño. Cuando se usa un sensor de ultrasonido transvaginal, es posible escucharlos cuando se examina el feto a las 5-6 semanas, y cuando se usa un sensor transabdominal, no antes de las 6-7 semanas.

Escuchar

La escucha o auscultación del latido fetal se realiza con un estetoscopio obstétrico (un tubo pequeño con un embudo ancho). Esta forma de escuchar solo es posible a partir de la semana 20 del embarazo (y menos a partir de la semana 18).

Usando un estetoscopio, los latidos cardíacos fetales se escuchan en la posición de una mujer embarazada acostada (en el sofá) a través de la pared abdominal de la madre cada vez que visita a un obstetra-ginecólogo. Los latidos del corazón se escuchan en forma de distintos ritmos rítmicos dobles. En este caso, el médico determina sus características:

  • frecuencia
  • ritmo
  • carácter (claro, claro, sordo, sordo),
  • El punto de escuchar mejor los tonos del corazón.

Todos estos indicadores reflejan la actividad vital y la condición del feto. En el punto de los mejores latidos del corazón para escuchar, el médico puede determinar la posición del niño:
  • con la cabeza previa, este punto se determina debajo del ombligo de la madre (derecha o izquierda),
  • Con presentación transversal - derecha o izquierda a nivel del ombligo de la madre,
  • Con presentación pélvica - por encima del ombligo.

A las 24 semanas de embarazos múltiples, los latidos del corazón se extraen después de 24 semanas en diferentes partes del útero.

La escucha de los latidos cardíacos fetales con un estetoscopio obstétrico también se realiza durante el manejo del parto (cada 15-20 minutos). En este caso, el médico supervisa su desempeño antes y después del parto o cada intento. Este monitoreo de las contracciones del corazón del feto permite a los especialistas evaluar la respuesta del cuerpo del niño a las contracciones uterinas.

Fechas tempranas
Los primeros latidos cardíacos fetales se pueden controlar mediante una ecografía con un sensor transvaginal tan pronto como a las 5 o 6 semanas de gestación, y cuando se usa un sensor transabdominal, a las 6-7 semanas. Durante estos períodos, el médico determina la cantidad de latidos cardíacos fetales, y su ausencia puede indicar un embarazo no en desarrollo. En tales casos, se recomienda a una mujer embarazada que se someta a un nuevo ultrasonido en 5-7 días para confirmar o refutar este diagnóstico.

II y III trimestre
Al realizar ecografías en estos períodos de embarazo, el médico evalúa no solo la cantidad de latidos del corazón, sino también su frecuencia y la ubicación del corazón en el pecho del feto. En esta etapa del embarazo, la frecuencia cardíaca depende de varios factores: los movimientos del futuro bebé, la actividad física de la madre, diversos factores externos (frío, calor, diversas enfermedades). Para identificar posibles malformaciones del corazón del feto, se aplica una técnica como un “corte” de cuatro cámaras. Esta ecografía del corazón fetal le permite "ver" la estructura de las aurículas y los ventrículos del corazón. El uso de este método de ultrasonido le permite identificar aproximadamente el 75% de los defectos cardíacos congénitos.

Detector de latido fetal

Los detectores ultrasónicos de latidos cardíacos fetales se pueden usar para determinar el número y la naturaleza de los latidos fetales en cualquier momento: no solo para prevenir patologías, sino también para calmar a la madre que, al escucharlos, disfruta de los latidos cardíacos del futuro bebé.

Estos dispositivos son absolutamente seguros de usar y cómodos de usar en el hospital y en el hogar (con el permiso de un médico). El efecto de este dispositivo se basa en el efecto Doppler (es decir, basado en la determinación de los latidos cardíacos fetales mediante el análisis de los reflejos de las ondas de ultrasonido de los órganos del bebé). Permiten detectar a tiempo las alteraciones del ritmo cardíaco y tienen un efecto calmante sobre el estado psicoemocional de la madre.

Los detectores ultrasónicos de latidos cardíacos fetales pueden detectar los latidos cardíacos de los bebés a partir de las 8 a 12 semanas de embarazo, pero la mayoría de los obstetras recomiendan usarlos después del primer trimestre. El tiempo de un estudio no debe durar más de 10 minutos.

Palpitaciones del corazon

El latido fetal (o taquicardia) es una condición en la cual se detecta un aumento en la frecuencia cardíaca de más de 200 latidos / minuto.

Un latido rápido del feto antes de la novena semana de embarazo puede indicar tanto el estado de inquietud de la madre como el desarrollo de hipoxia en el feto y la amenaza de complicaciones más graves. Una habitación congestionada, sobrecargas físicas, anemia por deficiencia de hierro, ansiedad no son factores externos que pueden causar latidos cardíacos más frecuentes en el feto. En tales casos, el médico definitivamente recomendará a la mujer que se someta a un nuevo examen.

En algunos casos, un aumento en la frecuencia cardíaca del feto está asociado con el desarrollo de hipoxia, que está plagado de varias complicaciones adicionales (malformaciones, retrasos en el desarrollo, patologías del cordón umbilical o placenta). En tales casos, el médico prescribirá la investigación y el tratamiento adicionales necesarios para la mujer.

El aumento de la frecuencia cardíaca de 15 latidos por minuto durante un período de 15 a 20 segundos durante el parto indica una reacción normal del futuro bebé a un examen vaginal realizado por un obstetra-ginecólogo. En algunos casos, los obstetras utilizan esta reacción del feto como prueba para determinar su estado seguro.

Latido del corazón amortiguado

A veces, la escucha de los tonos apagados del feto puede estar asociada con madres obesas.

En otros casos, el latido del corazón del feto puede indicar:

  • insuficiencia feto-placentaria,
  • hipoxia prolongada del feto,
  • bajo o bajo agua,
  • Presentación pélvica del feto.
  • la ubicación de la placenta en la pared anterior del útero,
  • Aumento de la actividad motora del feto.

Latido del corazón débil

Un latido débil del feto indica un aumento de la hipoxia crónica que amenaza la vida del feto. En las primeras etapas, un latido fetal débil puede indicar un aborto amenazado, pero a veces esta condición es solo el resultado de determinar incorrectamente la duración del embarazo.

Un latido cardíaco débil en el segundo y tercer trimestre puede indicar hipoxia prolongada. Aparece después de un período de taquicardia y se caracteriza por una disminución brusca en el número de latidos del corazón (menos de 120 latidos / minuto). En algunos casos, tal condición puede ser una indicación de una entrega inmediata y urgente.

El latido fetal no se escucha.

Si el tamaño del feto es de 5 mm o más, los latidos del corazón del feto no se monitorean, luego los obstetras y los ginecólogos diagnostican un embarazo que no está en desarrollo. La mayoría de los casos de embarazo no en desarrollo se detectan exactamente antes de las 12 semanas de embarazo.

En algunos casos, la ausencia del latido cardíaco fetal se observa cuando se detecta un óvulo fetal en la ecografía en ausencia de un embrión en él, esta condición se llama anembriónica. Indica que la muerte del embrión ocurrió en una fecha anterior, o que no se acumuló en absoluto.

En tales casos, a la mujer se le prescribe un nuevo examen de la ecografía en 5-7 días. En ausencia de palpitaciones y cuando se re-examina el diagnóstico de "embarazo no en desarrollo (anembronía)", a la mujer se le prescribe raspado del útero.

La muerte fetal del feto puede indicar una falta de latidos cardíacos en el feto a las 18-28 semanas de embarazo. En tales casos, un obstetra-ginecólogo decide realizar un parto artificial o una operación de destrucción de frutos.

¿Es posible determinar el sexo del niño por latido fetal?

Existen varios métodos populares para determinar el sexo de un niño por el latido del corazón del feto, pero los médicos los refutan.

Uno de estos métodos sugiere escuchar el ritmo cardíaco fetal. En los niños, según los adeptos a esta técnica, el corazón late más rítmicamente y claramente, y en las niñas es más caótico y el ritmo del corazón no coincide con el de la madre.

Según el segundo método popular similar, la ubicación del bebé en el piso puede indicar la ubicación del latido cardíaco. Escuchar el tono de la izquierda significa que una niña nacerá y, a la derecha, un niño.

El tercer método popular dice que la cantidad de latidos del corazón puede indicar el sexo del bebé, pero hay tantas versiones de este método que se vuelven muy confusas. Algunos argumentan que las niñas deberían tener más de 150 latidos, luego menos de 140 latidos en un minuto, y los niños latían en el corazón más de 160 latidos por minuto, y luego alrededor de 120. El tiempo exacto de dichas pruebas también varía.

A pesar de toda la diversión de estos métodos, no son más que un juego de "adivinar". Todos estos métodos son completamente refutados por hechos científicamente comprobados, que muestran que la cantidad de latidos del corazón se ve afectada por:

  • edad gestacional
  • la posición del cuerpo de la madre mientras escucha el latido del corazón,
  • El movimiento de la madre y la actividad emocional.
  • Salud del futuro bebé y madre.

Los estudios médicos confirman que es posible averiguar el sexo de un bebé nonato con una precisión del 100% solo cuando se realiza un método especial, durante el cual se toma un líquido amniótico o un pedazo de tejido placentario para investigación.

Mira el video: Venciendo los obstáculos de tu vida (Septiembre 2021).

Pin
Send
Share
Send
Send