El embarazo

Síndrome de vena cava inferior: síntomas y tratamiento.

Pin
Send
Share
Send
Send


No importa qué tan bien vaya el embarazo, siempre hay algo que puede oscurecerlo. Casi todas las mujeres embarazadas enfrentan problemas de salud. Y uno de estos problemas es la enfermedad varicosa. Las venas agrandadas durante el embarazo pueden aparecer en cualquier momento, incluso si nunca se han molestado antes. Según las estadísticas, en el 25% de las mujeres que tienen el primer embarazo, aparecen venas varicosas, en el 50%, durante el segundo embarazo, y en el 80%, durante el tercero.

Durante el embarazo, las venas se notan no solo en las piernas, sino también en otras partes del cuerpo: en el tórax, en el abdomen, en el área íntima. Esto generalmente se asocia con cambios fisiológicos en el cuerpo. En este caso, no estamos hablando de varices. Tales cambios se deben al desarrollo de un nuevo sistema activo: la madre - la placenta - el feto. Este nuevo sistema afecta a todos los órganos y sistemas del cuerpo femenino, su objetivo principal es crear condiciones óptimas para llevar un embarazo.

¿Qué son las venas varicosas?

Las venas varicosas son un aumento irreversible y sostenido en ellas, que se desarrolla en respuesta a cambios patológicos en las paredes y válvulas de las venas. Las venas en las piernas son las más comúnmente afectadas durante el embarazo: el volumen de sangre circulante aumenta una vez y media, el útero en crecimiento ejerce una presión excesiva sobre los vasos pélvicos y, al caminar sobre las venas, también se produce una carga. Juntos, estos factores se convierten en un importante impulso para el desarrollo de la patología.

Por primera vez, las venas varicosas aparecen o comienzan a progresar precisamente durante el embarazo, más a menudo cuando se repiten. Por lo tanto, en las mujeres, los problemas con las venas son 4 veces más comunes que en los hombres. Por ejemplo, las hemorroides, que suelen encontrar las futuras madres, también son el resultado de las venas varicosas, ya que estamos hablando de venas varicosas en el área anal. Pero la mayoría de las veces, la enfermedad afecta las piernas, mientras que puede causar muchas sensaciones desagradables, como dolor y ardor en el área de las venas varicosas, hinchazón de las pantorrillas, pesadez en las piernas.

Por supuesto, no todas las mujeres embarazadas tienen problemas con la enfermedad varicosa. Pero según las observaciones, es durante el período de gestación que esta patología se desarrolla con mayor frecuencia e intensidad.

Venas durante el embarazo en las piernas.

La expansión de las venas en las piernas durante el embarazo, asociada con el desarrollo de la enfermedad varicosa, se acompaña de los siguientes síntomas:

  • hinchazón
  • pesadez en las piernas
  • Varices subcutáneas visibles a simple vista, formación de arañas vasculares,
  • calambres, especialmente en la noche,
  • dolor de pierna
  • picazón en la piel
  • Pigmentación de las venas dilatadas.


La etapa inicial de la patología se acompaña de un defecto cosmético notable. Más tarde, hay malestar, dolor y calambres. Si una mujer tiene venas adoloridas durante el embarazo o si hay una molestia significativa, debe comunicarse con un flebólogo para obtener las recomendaciones de tratamiento apropiadas.

A veces una mujer puede notar líneas rojas en las piernas. Estos son teleangectasia o arañas vasculares. No están asociadas con las venas varicosas, ya que son el resultado de cambios hormonales en el cuerpo. Después de que nace el bebé, las arañas vasculares generalmente desaparecen parcial o totalmente. Si esto no ocurre, si lo desea, puede eliminarlos mediante una intervención quirúrgica.

Intenta prevenir su aparición de las siguientes maneras:

  • controlar el aumento de peso, evitando sus saltos bruscos de forma considerable,
  • eliminar sentado o de pie por mucho tiempo
  • No levante pesas de más de 5 kg.
  • use medias elásticas, medias o medias, y debe usarlas por la mañana, después de levantarse de la cama, y ​​quitarse solo por la noche, justo antes de irse a la cama,
  • Evite los zapatos apretados, las medias apretadas, los calcetines y las correas del muslo,
  • dejar de fumar, ya que existe una interrelación entre este hábito dañino y la protuberancia de las venas (además de fumar durante el embarazo está prohibido),
  • Caminata diaria al aire libre,
  • Tomar vitamina C, que ayuda a mantener venas sanas y elásticas.


Muchas mujeres preguntan cómo manchar las venas durante el embarazo, si aparecen los primeros signos de varices. Un médico puede prescribir un ungüento para este problema a las futuras madres. El abuso de cualquier droga durante el parto puede causar un daño irreparable al feto.

En la fabricación de geles y pomadas para las venas varicosas, se utilizan ingredientes como la heparina y la troxerutina, el castaño de indias, la corteza de roble, la ortiga, la caléndula, la menta, el mentol y más. Todos estos componentes están permitidos durante el embarazo, pero el médico debe prescribir un curso de tratamiento.

Venas durante el embarazo en el pecho.

Uno de los lugares más seguros del cuerpo para la aparición de las venas es el tórax. Hay muchos vasos sanguíneos en el área de las glándulas mamarias, y algunos de ellos son bastante grandes. Durante el embarazo, las venas en el tórax se vuelven más claras a medida que aumenta el flujo de sangre en las glándulas mamarias. Además, la piel en esta área es delgada y los vasos están ubicados cerca de su superficie. Así que no hay nada sorprendente en el hecho de que las venas en el pecho durante el embarazo se vuelven más visibles, no.

Las venas más distintivas del tórax durante el parto se observan en mujeres delgadas. No deben causar alarma en la futura madre: evitar su apariencia es imposible, pero el fenómeno es temporal. Después de que la mujer da a luz y termina de amamantar, la red venosa formada se hace menos notable o desaparece por completo.

A menudo, el proceso de protrusión vascular se potencia bajo la influencia de factores externos no relacionados con el embarazo: este es el efecto de la radiación ultravioleta y el esfuerzo físico grave. En algunas mujeres, las venas que sobresalen en las glándulas mamarias se amplifican en respuesta al estrés emocional, por ejemplo, con el llanto prolongado o, por el contrario, la risa.

Las madres embarazadas deben tener precaución, ya que tienen problemas con los vasos sanguíneos y se ven obligadas a permanecer bajo el sol durante mucho tiempo. Los pasatiempos a largo plazo bajo los rayos ultravioleta pueden causar un aumento de la presión arterial, lo que, a su vez, conduce a la expansión y protuberancia del patrón venoso, incluso en el tórax.

Venas durante el embarazo en el abdomen.

A partir del segundo trimestre del embarazo, el abdomen de la futura madre comienza a aumentar de volumen, en un contexto en el que aparece un patrón venoso notable. Como en el caso de las glándulas mamarias, las venas en el abdomen durante el embarazo no representan ninguna amenaza. Aparecen como resultado de un aumento en el volumen de sangre circulante y la presión del útero en crecimiento sobre el tejido subcutáneo desde el interior. Por lo tanto, la malla venosa se hace distinta. Lea más sobre el 2do trimestre del embarazo →

Síndrome de vena cava durante el embarazo

A partir de la semana 20 de gestación, si una mujer se acuesta boca arriba, el útero, que es mucho más grande, puede ejercer una presión excesiva sobre la vena cava inferior. El estrechamiento de su luz reduce el retorno de la sangre venosa al corazón, como resultado de lo cual la cantidad de gasto cardíaco se reduce en un 25% de la norma. Lea más acerca de si puede acostarse boca arriba durante el embarazo →

Desarrolla el síndrome de la vena cava durante el embarazo, que se caracteriza por:

  • disminución persistente de la presión arterial
  • pulso de filamento,
  • Piel pálida con sombra cianótica.

Si cambia la posición del cuerpo y gira de lado, el estado mejorará, la presión y el pulso volverán a la normalidad. Si una mujer se acostumbra a dormir boca arriba, entonces su bienestar general puede deteriorarse, las quejas de indisposición, en casos raros, incluso la muerte fetal puede ocurrir.

Para no dañar el embarazo y el feto, después de 20 semanas, las mujeres tienen prohibido acostarse o dormir boca arriba. Quizás solo sea una posición semi-sentada con una pendiente de 45 grados desde la horizontal. Duerme mejor en el lado izquierdo, poniendo algunas almohadas debajo de la espalda para mayor comodidad. Puede usar una pequeña almohadilla plana debajo de la parte superior de la pierna y el abdomen, lo que promueve el flujo de sangre libre en los vasos del útero. Pero aún mejor: compre una almohada especial para mujeres embarazadas.

Durante el embarazo, todas las mujeres inevitablemente encuentran cambios fisiológicos en el cuerpo, incluido el sistema cardiovascular. La mitad de las futuras madres notan la aparición de arañas vasculares y el aumento del patrón venoso en las piernas, lo que, en ausencia de medidas preventivas y la presencia de factores predisponentes, conduce al desarrollo de venas varicosas. El período de maternidad es un factor de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad, ya que el útero agrandado ejerce presión sobre los vasos pélvicos, empeorando el flujo sanguíneo y aumentando la presión en las venas.

Además, puede aparecer un patrón venoso aumentado en el tórax y el abdomen. La incomodidad y las sensaciones dolorosas de las venas en estos lugares generalmente no se transmiten, ya que este problema se debe a la aparición de un embarazo normal. Solo un defecto cosmético puede alarmar, pero incluso en este caso no hay que preocuparse. En la mayoría de los casos, las venas se agrandaron durante el parto, en estos lugares se desenganchan después del nacimiento.

Autor: Olga Rogozhkina, médico,
específicamente para Mama66.ru

Concepto de vena cava inferior.

La vena cava inferior es un vaso ancho. Formado por la fusión de las venas ilíacas izquierda y derecha localizadas en la cavidad abdominal. Viena se encuentra en el nivel lumbar, entre la quinta y la cuarta vértebra. Pasa a través del diafragma y entra en la aurícula derecha. Viena recoge la sangre que pasa a través de las venas adyacentes y la envía al músculo cardíaco.

Si una persona está sana, entonces la vena funciona de manera sincrónica con el proceso respiratorio, es decir, a medida que exhala, se expande y, cuando inhala, se contrae. Esta es su principal diferencia con la aorta.

El propósito principal de la vena cava inferior es recolectar la sangre venosa de las extremidades inferiores.

¿Por qué aparecen los problemas?

Según las estadísticas, aproximadamente el 80% de todas las mujeres embarazadas después de 25 semanas han exprimido las venas, en mayor o menor medida.

Si no hay síndrome de la vena cava inferior, la presión en la vena se encuentra en un nivel bastante bajo, esta es una condición fisiológica normal. Sin embargo, los problemas en los tejidos que rodean la vena pueden alterar su integridad y cambiar drásticamente el flujo sanguíneo. Durante algún tiempo, el cuerpo puede hacer frente encontrando formas alternativas para el flujo sanguíneo. Pero si la presión en la vena aumenta por encima de los 200 mm, entonces siempre hay una crisis. En esos momentos, sin atención médica urgente, todo puede ser fatal. Por lo tanto, debe conocer los síntomas del síndrome de la vena cava inferior, de modo que pueda llamar a una ambulancia a tiempo si la crisis comienza en el propio paciente o en alguien cercano a usted.

Cuadro clinico

Lo primero a lo que debe prestar atención es la hinchazón, que puede estar en la cara, el cuello o el área de la laringe. Este síntoma se observa en 2/3 de los pacientes. La disnea, la tos, la ronquera de la voz, incluso en reposo y acostado pueden alterar, y esto es un gran riesgo de obstrucción de las vías respiratorias.

Además, el síndrome de la vena cava inferior puede ir acompañado de:

- Dolor en la ingle y abdomen.

- hinchazón de las extremidades inferiores,

- hinchazón en los glúteos y genitales,

- Varicosidad de pequeños vasos en los muslos.

- alta temperatura corporal,

- Uñas quebradizas y caída del cabello.

- problemas con las piernas - es difícil para el paciente moverse incluso en distancias cortas,

- presión arterial alta

- confusión, hasta pérdida periódica,

- problemas con la audición y la vista,

- Dilatación de las venas en la parte superior del torso.

Estos síntomas también se agravan si el paciente asume una posición acostada. Naturalmente, un sueño tranquilo y completo está fuera de cuestión. A menudo los pacientes con esta patología se duermen exclusivamente con pastillas para dormir.

¿Por qué puede aparecer la patología?

Como la mayoría de las enfermedades, la compresión de la vena cava inferior en 80-90% de los casos se asocia exclusivamente con el abandono de su propia salud, es decir, con el hábito de fumar. La causa exacta de la enfermedad aún no se ha establecido. Pero la mayoría de las veces el síndrome se presenta como un síntoma concomitante de cáncer de pulmón.

Las causas restantes no representan más del 20%:

- tumores de diferente origen, linfoma, sarcoma, linfogranulomatosis, cáncer de mama,

Diagnósticos

Naturalmente, para un solo síntoma, la compresión de la vena cava inferior no está definida. Requiere un diagnóstico cuidadoso.

En primer lugar, el médico recopila un historial completo, realiza una inspección. Mucho puede "decir" el estado de las venas en el cuello y las extremidades superiores, por regla general, están dilatadas. El examen físico también da una idea: el paciente tiene cianosis o plétora, si las redes venosas en el área del tórax están expandidas, si hay inflamación, especialmente en las partes superiores del cuerpo.

Examen de rayos X y flebografía también se prescriben. El examen de rayos X puede llevarse a cabo utilizando un agente de contraste. La resonancia magnética y la topografía computacional, posiblemente espiral, se realizan necesariamente.

En algunos casos, el diagnóstico del síndrome de la vena cava inferior se acompaña de un estudio en profundidad realizado por un oftalmólogo. El propósito del diagnóstico es identificar, si las hay, las venas varicosas de la retina, el posible edema del área peripapilar, para determinar si la presión intraocular ha aumentado o si hay un estancamiento en el nervio óptico.

Para la imagen completa puede necesitar:

- biopsia de esputo y ganglios linfáticos,

Actividades terapeuticas

Tratamiento del síndrome de vena cava inferior sintomático. Esta patología sigue siendo una enfermedad concomitante y, en primer lugar, es necesario curar la enfermedad subyacente que causó la aparición del síndrome.

El objetivo principal del tratamiento es activar las fuerzas de reserva internas del cuerpo para maximizar la calidad de vida del paciente. Lo primero que se recomienda es una dieta prácticamente sin sal e inhalación de oxígeno. Es posible que se receten medicamentos del grupo de glucocorticosteroides o diuréticos.

Si el síndrome ha aparecido en el fondo del desarrollo de un tumor, se aplica un enfoque completamente diferente al tratamiento.

La intervención quirúrgica está indicada en los siguientes casos:

- el síndrome progresa rápidamente,

- No hay circulación colateral,

- Bloqueo de la vena cava inferior.

La intervención quirúrgica no elimina los problemas, sino que solo mejora el flujo venoso.

Síndrome y embarazo

En el período de gestación, todos los órganos de una mujer experimentan la carga más pesada, el volumen de sangre circulante aumenta y, como resultado, aparece un estancamiento. El útero se agranda y aprieta no solo los órganos circundantes, sino también los vasos. En caso de síndrome de vena cava inferior en mujeres embarazadas, el tratamiento debe realizarse con extrema precaución.

Los problemas comienzan con el hecho de que es muy difícil para una mujer acostarse sobre su espalda, generalmente este estado comienza con la semana 25 de gestación. Hay un ligero mareo, debilidad, periódicamente no hay suficiente aire. La presión arterial se reduce generalmente. Muy raramente, las mujeres embarazadas pueden desmayarse.

Naturalmente, no se discuten las medidas fundamentales de naturaleza terapéutica durante el embarazo, pero algunas reglas seguirán ayudando a transferir más fácilmente el síndrome:

- Es necesario abandonar todos los ejercicios que se mantienen en posición supina, en la parte posterior,

- El sueño tampoco está de espaldas,

- los alimentos deben ajustarse para reducir la ingesta de sal,

- Es necesario reducir la cantidad de líquido consumido.

- para mejorar la condición, es mejor caminar más, en este caso, se reducen los músculos de la parte inferior de las piernas, y este proceso estimula el movimiento ascendente de la sangre venosa,

- Recomendado para visitar la piscina, el agua ayuda a exprimir la sangre de las venas de las extremidades inferiores.

Pronóstico y prevención

Los médicos son optimistas sobre los pacientes con el síndrome, si se detecta en una etapa temprana. La única condición es el monitoreo constante del estado de salud y el cumplimiento del paciente con todas las recomendaciones del médico tratante.

Las medidas preventivas son la prevención de enfermedades cardiovasculares. Si hay problemas con la coagulación sanguínea, la patología también debe estar bajo supervisión médica constante, ya que tales pacientes están en riesgo. Incluso debería abandonar el pensamiento del yo.

¿Por qué ocurre esta condición?

La vena cava inferior es un vaso de gran diámetro a través del cual se drena la sangre venosa de las piernas y los órganos internos. Se encuentra a lo largo de la columna vertebral. Sus paredes son suaves, la presión en el sistema venoso es baja, por lo que la vena se somete fácilmente a compresión por el útero agrandado.

Los síntomas de tal compresión comienzan a ocurrir periódicamente en el tercer trimestre del embarazo, si la mujer está en posición supina.

Con la compresión de esta vena grande, el flujo de sangre hacia el corazón es difícil, es decir, se reduce el retorno venoso. Como resultado, el volumen de sangre que pasa a través de los pulmones a través de un pequeño círculo de circulación sanguínea disminuye. La saturación de oxígeno en la sangre disminuye, se produce hipoxemia.

Disminuye el gasto cardíaco: la cantidad de sangre expulsada por el corazón hacia la aorta. В результате малого количества крови и сниженного содержания в ней кислорода возникает нехватка этого газа во всех тканях – гипоксия. Страдают все органы женщины и плода.

Внезапно быстро падает артериальное давление, в некоторых случаях до цифр 50/0 мм рт. El art.

Por otro lado, una vena cava inferior comprimida no puede pasar todo el volumen de sangre venosa desde las piernas y la parte inferior del torso hasta la aurícula derecha. Por lo tanto, la congestión venosa se desarrolla en las venas de las extremidades inferiores.

En el desarrollo del síndrome de la vena cava inferior, es importante el aumento de la presión intraabdominal debido al crecimiento del útero, el aumento del diafragma y la compresión de todos los vasos abdominales principales y el espacio retroperitoneal. Muchas mujeres embarazadas desarrollan una red de colaterales: la derivación de la salida venosa, como resultado de lo cual no se produce el síndrome en cuestión.

Como es la condicion

La vena cava inferior es comprimida por el útero agrandado en la posición de la mujer acostada sobre su espalda. En largos períodos de gestación o en presencia de polihidramnios, esto también puede ocurrir en una posición vertical del cuerpo.

Los primeros síntomas aparecen en unas 25 semanas. A una mujer le resulta difícil acostarse boca arriba, mientras que puede sentirse mareada, falta de aire, debilidad. Se reduce la presión arterial. En algunos casos, incluso hay un colapso con un estado de desmayo.

En casos severos, la mujer después de 2 a 3 minutos después de volverse sobre su espalda se pone pálida rápidamente, se queja de mareos y oscurecimiento de los ojos, náuseas y sudor frío. Signos más raros suenan en los oídos, pesadez detrás del esternón, sensación de fuerte movimiento del feto.

El desarrollo repentino de palidez e hipotensión es muy similar a los signos de sangrado interno, por lo que el médico puede sospechar erróneamente de placenta, ruptura uterina, infarto de miocardio en una mujer embarazada.

La aparición de un patrón vascular y venas varicosas en las piernas también se asocia con el síndrome descrito. Una de las manifestaciones frecuentes de esta condición son las hemorroides.

La condición patológica descrita conduce a la hipoxia fetal y la frecuencia cardíaca alterada. Desarrollo de los órganos y sistemas del futuro que sufre el niño. Si se manifiesta durante el parto, puede causar asfixia. Relación comprobada de esta enfermedad con desprendimiento prematuro de una placenta localizada normalmente.

Que hacer en este estado.

Qué no hacer en el tercer trimestre del embarazo:

  • las mujeres embarazadas durante más de 25 semanas no deben dormir boca arriba,
  • Está prohibido realizar ejercicios físicos realizados en posición supina, incluso con la tensión de los músculos abdominales.

Qué recomendaciones le puede dar a un médico:

  • se recomienda descansar, acostado sobre el lado izquierdo o en posición de medio sentado,
  • Es útil usar almohadas especiales para mujeres embarazadas, que se colocan debajo de la espalda o entre las piernas mientras está acostada de lado. Cambiar la posición del cuerpo ayuda a evitar que el útero comprima los vasos de la cavidad abdominal,
  • Para la normalización del flujo venoso y la mejoría hemodinámica, se recomienda el ejercicio racional, especialmente el caminar. Durante la marcha, los músculos de las piernas se reducen activamente, lo que contribuye al movimiento ascendente de la sangre venosa,
  • Ejercicios útiles en el agua. El agua tiene un efecto de compresión, que exprime la sangre de las venas de las extremidades inferiores,
  • durante el parto, es preferible acostarse sobre el lado izquierdo o con el extremo de la cabecera de la cama elevado.

Causas del síndrome de la vena cava inferior.

La causa original del síndrome aún no se ha establecido definitivamente. Sin embargo, está comprobado que los factores provocadores pueden ser:

  • alta coagulabilidad de la sangre
  • composición bioquímica modificada de la sangre,
  • enfermedades venosas infecciosas,
  • factor hereditario

Además del período de carga de un niño, con mucha menos frecuencia, el síndrome de la vena cava inferior se puede desarrollar con la equinococosis, procesos tumorales en la cavidad abdominal. Los pacientes con patologías similares deben estar especialmente atentos a su salud.

La patogenia del síndrome es específica, pero depende de las características de un organismo en particular. La mayoría de las veces existe una violación de la permeabilidad de la base de la vena cava inferior, que a menudo se puede combinar con la formación de un coágulo de sangre en el área afectada del vaso.

Síntomas del síndrome de la vena cava inferior.

Los síntomas de este síndrome dependen del grado de pinzamiento u obstrucción de la luz de la vena cava inferior. Los signos más pronunciados se observan en el bloqueo máximo del vaso en combinación con el deterioro de la permeabilidad de las venas del hígado y los riñones.

Los primeros signos del síndrome al que debe prestar atención son las sensaciones de arrastre en las piernas, seguidas de adormecimiento.

Además, la enfermedad se desarrolla según la localización del bloqueo de la vena cava inferior.

  • Si la vena cava inferior se superpone por encima de la región de la divergencia de las arterias renales, pueden aparecer las siguientes manifestaciones:
    • síndrome nefrótico,
    • hinchazón de las extremidades inferiores,
    • proteína en la orina,
    • insuficiencia renal.
  • Si el bloqueo se ha producido por debajo del segmento de la divergencia de las venas renales, pueden aparecer los siguientes síntomas:
    • hemorragias debajo de la piel (moretones),
    • hinchazón de las extremidades inferiores y genitales,
    • venas varicosas
    • Dolor y debilidad en las piernas.

Además, la presión arterial puede aumentar, pueden aparecer debilidad y ansiedad, los latidos del corazón pueden aumentar.

Síndrome de la vena cava superior e inferior.

Aparece el síndrome de la vena cava superior e inferior debido a trastornos circulatorios en la vena cava superior.

Fisiológicamente, la sangre venosa fluye desde la parte superior del cuerpo a través de la vena cava superior. El flujo sanguíneo normal puede verse interrumpido por procesos tumorales, aneurismas, ganglios linfáticos agrandados, coágulos de sangre.

Por lo general, este síndrome se desarrolla gradualmente. El paciente puede experimentar dolores de cabeza periódicos, trastornos del sueño, sangrado de la nariz o garganta, visión borrosa, dificultad para conciliar el sueño en posición supina. Con el tiempo, el paciente presenta edema, cara azul y selección de las venas de la parte superior del cuerpo. Al mismo tiempo, también se revelan los síntomas de la patología principal, que inicialmente provocó la obstrucción.

El tratamiento del síndrome de la vena cava superior e inferior se prescribe según el grado de oclusión y su localización. La terapia conservadora implica la administración de fármacos fibrinolíticos, anticoagulantes y disgregantes.

Complicaciones y consecuencias.

El síndrome de la vena cava inferior en mujeres embarazadas no siempre conlleva consecuencias negativas. El hecho es que en un mayor número de pacientes, el flujo sanguíneo venoso de la parte inferior del cuerpo se produce a través de las venas no pareadas y vertebrales, por lo que el síndrome de la vena cava inferior puede no estar acompañado por una alteración de la circulación sanguínea.

El peligro es una situación en la que se desarrolla un estado de colapso. Esto generalmente ocurre durante una operación de "cesárea" y es tomada en cuenta por los médicos.

Con una compresión significativa del útero, la vena cava inferior empeora la circulación sanguínea directamente en el útero y los riñones. Como resultado, la condición del feto sufre y la filtración glomerular en la mujer también se ve afectada. Estos procesos pueden causar un desprendimiento prematuro de la placenta, la formación de coágulos de sangre y venas varicosas.

Tratamiento del síndrome de la vena cava inferior.

Por el momento, no se ha desarrollado un régimen de tratamiento claro para el síndrome de vena cava inferior. En la mayoría de las situaciones, la terapia conservadora se usa con la prescripción obligatoria de medicamentos que afectan la coagulación de la sangre, tanto efectos directos como indirectos.

Cuando se prescribe un medicamento, se debe considerar la duración de la enfermedad, que es prácticamente imposible determinar con este síndrome. Se sabe que los agentes antitrombóticos tienen el mayor efecto solo en las etapas iniciales de la obstrucción.

Igualmente importante es el mantenimiento del funcionamiento normal de los riñones y el hígado.

Aplicar antes y después de la cirugía, a menudo con una inyección de 0,3 ml n / a.

Hemorragias, hematomas subcutáneos, hemorragias.

La droga no se usa por vía intramuscular.

La mayoría de las veces se toma por vía oral, de 2 a 10 mg por día.

Hemorragia, hemorragia, anemia, dermatitis, cefalea.

Durante el curso de la terapia, se debe controlar la coagulación de la sangre.

Medios para la terapia de infusión. La dosis del fármaco se selecciona solo individualmente.

Sangrado de las encías, hematomas, enrojecimiento de la piel, sangrado interno.

Asignar precaución en enfermedades del hígado y riñones, así como en la vejez.

Inyectado por vía intravenosa, de 10 a 1000 ml por día.

Vómitos, picazón en la piel, dolor en la parte baja de la espalda.

La función renal debe ser monitoreada durante el tratamiento.

Tomar 75 mg tres veces al día.

Palpitaciones del corazón, dispepsia, trombocitopenia, acúfenos, sensación de debilidad.

No se recomienda tomar junto con las bebidas que contienen cafeína.

Las principales vitaminas que ayudan a fortalecer las paredes venosas son el tocoferol y el ácido ascórbico. Los alimentos ricos en estas vitaminas reducen la probabilidad de coágulos de sangre y el bloqueo de la vena cava inferior.

El tocoferol (c. E) está presente en frijoles, cereales, hígado, brócoli, así como en aceites vegetales.

El ácido ascórbico en cantidades suficientes se encuentra en las bayas, uvas, kiwi y cítricos.

Además, es deseable comer alimentos ricos en caroteno, rutina, así como oligoelementos tales como cobre, hierro y zinc. Para hacer esto, a menudo es necesario preparar platos de col, nueces, frutas y verduras rojas y carne.

Entre las preparaciones farmacéuticas, Aevit y Askorutin son especialmente recomendables, que se prescriben 1 tableta o cápsula dos veces al día, durante 3-4 semanas. En el embarazo, es necesario seleccionar una preparación de vitaminas solo bajo la supervisión de un médico.

El tratamiento de fisioterapia para el síndrome de vena cava inferior es extremadamente raro. Tal vez la cita de la terapia física, la terapia manual (como se indica).

Durante muchos años, la homeopatía ha tratado enfermedades de este tipo, como el síndrome de la vena cava inferior. En este caso, los médicos homeópatas aconsejan el uso de medios que fortalezcan las paredes vasculares, regulen la circulación sanguínea y mejoren sus propiedades. Las tácticas de tratamiento generalmente se determinan según la enfermedad o afección que pueda provocar un bloqueo de la vena.

Recientemente, las siguientes preparaciones homeopáticas son de interés:

  • Crotalus (serpiente de cascabel rayada): se utilizan productos de la marca Heel, como Crotalus-Heel y Crotalus-Heel forte, en diluciones de 12, 30, 200,
  • Aesculus (extracto de castaño de indias): se administra como inyecciones (Aesculus Ingeel y Aesculus Ingeel Inteel Forte), o como Aesculus Heel, Arnica Heel o Arteria Heel, 10-15 gotas tres veces al día.
  • Vipera berus (droga del veneno de la víbora): se usa en forma de inyecciones de la droga Vipera berus Ingeel. Dosis D - 15, 30, 200.

Además, se pueden prescribir preparaciones preparadas sobre la base de factores de coagulación: trombina, fibrinógeno, fibrina, etc. En el futuro, se recomienda utilizar medios de Aorta suis Ingeel, Arteria suis Injeel, Vena suis Ingeel, que están hechos de material trombótico.

El tratamiento quirúrgico se prescribe para la trombosis de la vena cava inferior:

  • en presencia de tromboembolismo del lumen de la vena cava inferior,
  • al bloquear los vasos venosos del hígado o los riñones en violación de la función de los órganos,
  • con coartación de la vena cava inferior,
  • con “trombosis triturada” (más de 14-20 días).

Las cirugías no se recomiendan si el paciente ha descompensado la actividad cardíaca, un nuevo golpe de los vasos cerebrales.

La operación se realiza bajo anestesia de intubación con el uso de preparaciones de acción relajante muscular. El cirujano realiza una laparotomía media, una toracofrenolumotomía o varios tipos de acceso extraperitoneal. El tronco de la vena cava inferior se aísla, se sujeta, y se elimina de forma radical un coágulo sanguíneo u otra causa que interfiere con la circulación sanguínea normal en el vaso. Si se detecta un área estrechada, la dilatación con balón se realiza con una nueva colocación de stent.

Tratamiento popular

En consulta con el médico, puede utilizar las siguientes recetas populares:

  • Tomar 15 g de verbena de la hoja, elaborada en un vaso de agua hirviendo. Tomar 1 cucharada. l Cada hora, hasta la mejora.
  • Beba un tercio de un vaso de infusión de Hypericum, plátano, maíz seco, cilantro, rizomas de regaliz y sucesión. Para preparar la infusión, necesita 2 cdas. l Mezcla equivalente de las plantas enumeradas y 220 ml de agua hirviendo. El medicamento se toma media hora antes de las comidas.
  • Tomar nuez moscada molida, regada con agua tibia ordinaria o té.
  • Tomar dentro de 0,3 g de momia dos veces al día, puede en combinación con miel y leche. Duración de la recepción - hasta 25 días seguidos.

La terapia herbal a menudo incluye recetas complejas de múltiples ingredientes:

  • Prepare una mezcla de 25 g de pasto milenrama, 100 g de color immortelle, 50 g de hojas de lingonberry, 50 g de corteza de espino amarillo y la misma cantidad de hojas de abedul. Preparar 1 cucharada. l Recolectando 250 ml de agua hirviendo, insiste en un termo por al menos 4 horas. Beber 100 ml tres veces al día antes de las comidas.
  • Prepare una mezcla equivalente de hoja de salvia, color de manzanilla, rizoma de Althea y linaza. Dos cucharadas de la colección verter agua hirviendo (250 ml), beber durante todo el día.
  • Prepare una colección de partes iguales de cola de caballo, conos de lúpulo, trébol de hierba. Preparar 2 cucharadas. l recolección en 250 ml de agua hirviendo, incubada durante 2 horas. Beba 100 ml tres veces al día antes de las comidas.

Prevención

La prevención puede basarse en las posibles causas del síndrome de vena cava inferior. Es importante prevenir la aparición del problema, así como prevenir las exacerbaciones.

  • Es necesario controlar el grado de coagulación sanguínea. Si hay alguna violación, debe consultar con su médico acerca de tratamientos adicionales o medidas preventivas.
  • Es recomendable tratar oportunamente cualquier enfermedad del sistema cardiovascular y de los órganos formadores de sangre.
  • A los primeros signos del síndrome de la vena cava inferior, debe consultar a un médico. El auto-tratamiento en tal caso es inaceptable.

Los médicos en la mayoría de los casos dan un pronóstico relativamente bueno de la enfermedad. La única condición: el síndrome de la vena cava inferior debe detectarse de manera oportuna.

¿Por qué aparecen las venas en la barriga?

El período de llevar a un niño para una mujer y una gran alegría y una gran prueba. La barriga crece, la cintura desaparece y las caderas se redondean. Las redes venosas son bien visibles en todo el cuerpo. En un estómago las venas son especialmente notables en el embarazo en sus lados.

A partir del segundo trimestre, el feto comienza a crecer activamente, respectivamente, y el vientre de una mujer embarazada aumenta de tamaño. La piel de la misma se estira y adelgaza, y se agrega la presión del útero en constante crecimiento. En el estómago de mamá, al principio aparece una malla venosa imperceptible. Cada semana se verá más y más.

Los médicos aseguran a las mujeres que todo pasará sin dejar rastro después de dar a luz. La piel recuperará su elasticidad y los vasos venosos volverán a ser elásticos y desaparecerán. Tomará algún tiempo, pero todo encajará en su lugar sin ninguna intervención adicional de la niña.

Las razones por las que aparecen las coronas son las siguientes:

  • Ya en la vigésima semana, el útero ha aumentado su tamaño de manera impresionante, a partir de este período, los médicos no recomiendan que las mamás duerman boca arriba. Debido a que en tal posición del cuerpo el feto comienza a apretar la vena cava inferior, su luz disminuye y se altera la salida de sangre al músculo cardíaco. El desarrollo del síndrome de vena cava. La presión de la mujer cae dramáticamente, la piel se vuelve pálida y opaca, el pulso casi no es detectable. En el "tum" venas de araña claramente visibles.
  • El mayor cambio en el fondo hormonal de todo el organismo. La hormona progesterona producida por la placenta tiene un fuerte efecto sobre el cortisol, los andrógenos y los estrógenos. Este desequilibrio a nivel hormonal hace que la piel y los vasos sanguíneos pierdan fuerza y ​​elasticidad. En algunos casos, esto ocurre con una fuerte densidad sanguínea, puede formarse congestión venosa. Esto conduce a la expansión de los vasos sanguíneos. Por lo tanto, si es necesario, los médicos a menudo recomiendan que las futuras mamás tomen medicamentos para adelgazar la sangre.
  • Si durante el embarazo, incluso en el primer trimestre, aparecieron venas en el abdomen, esto significa que mamá comenzó a ganar peso demasiado activamente. Este hecho requiere especial atención. Debería caminar más en el aire fresco y comer bien. El exceso de peso solo dañará el desarrollo del embarazo. Los vasos venosos aumentarán de tamaño, además, habrá enormes estrías en la piel del abdomen.

Varices durante el embarazo

Las redes vasculares son visibles no solo en mujeres embarazadas, sino también en otras personas con piel clara y delgada. Especialmente durante el llenado y estancamiento de la sangre en los vasos.

El tono de las venas se pierde, no son tan elásticos. Los buques se expandieron significativamente. Hay un reemplazo del tejido muscular liso, el conectivo. La válvula se detiene para cerrar, se forma una brecha entre ellos. La salida de sangre se altera, como resultado de lo cual comienza a circular en la dirección opuesta. En medicina, esta acción se llama reflujo. Existe una enfermedad como la cuadrícula teaser, que se manifiesta en las piernas y los pies. En los lados del abdomen durante el embarazo, las venas aparecen menos.

Mientras se lleva a un niño, el riesgo de venas varicosas es mayor. Por lo tanto, es necesario seguir todas las recomendaciones del médico a cargo para minimizar la presión sobre los vasos en la pelvis pequeña, restaurar el flujo sanguíneo y reducir la presión en las venas.

¿Cómo ayudar a los vasos venosos a recuperarse?

С первых месяцев беременности объем циркулируемой крови возрастает и увеличивается вдвое. Это некая защитная реакция организма на случай потери крови в процессе родов. Вздувшиеся венки на животике, особенно на последних месяцах могут даже напугать мамочку.

Este problema ocurre en casi todas las mujeres embarazadas. Pero es más de una naturaleza estética. Las venas azules emergentes en el abdomen durante el embarazo pasarán rápidamente después del nacimiento del bebé. No duelen y no causan ninguna molestia. Dentro de un año, la salida venosa se recuperará completamente y las hormonas volverán a la normalidad.

Si esta es una predisposición genética, desafortunadamente, todo permanecerá en su lugar. Así que las mamás antes de concebir un hijo deben ser examinadas por un flebólogo y ser monitoreadas regularmente. Después del nacimiento del bebé para minimizar los efectos de las venas varicosas. Algunas medidas terapéuticas y preventivas se llevan a cabo antes del inicio de la "situación interesante". Pero durante el embarazo y la lactancia, están estrictamente prohibidos. Por lo tanto, cremas especiales, ungüentos y geles ayudarán a aliviar los síntomas y detendrán el desarrollo de la enfermedad.

Síndrome de la vena cava inferior durante el embarazo.

El síndrome de compresión de la vena cava inferior (DPRS, síndrome de compresión aorto-cava, síndrome de hipotensión postural, síndrome de hipotensión en la espalda) es una de las violaciones más frecuentes de la hemodinámica detectada durante el embarazo. Según los datos de varios autores, en el tercer semestre, las manifestaciones subclínicas de trastornos de gravedad variable se determinan en el 70% de las mujeres embarazadas, mientras que solo alrededor del 10% de los pacientes se quejan de deterioro del bienestar. La urgencia de un diagnóstico oportuno de la ARPD se asocia con un mayor riesgo de interrumpir la gestación y la aparición de otras complicaciones obstétricas graves, acompañadas por un desarrollo normal del niño y un aumento de la mortalidad perinatal.

Pin
Send
Share
Send
Send