Ginecologia

Cómo dar a luz después de la FIV: cesárea o parto vaginal

Pin
Send
Share
Send
Send


La fertilización in vitro (FIV) es una tecnología moderna de inseminación artificial, con la cual muchas parejas tienen la oportunidad de tener un hijo. Incluso hace 10 a 15 años, las personas sospechaban de este procedimiento, pero ahora la FIV ayuda a salvar a miles de familias. A pesar de que este procedimiento es común, muchas mujeres no saben cómo se produce el parto después de la inseminación artificial. Los pacientes creen que después de la FIV, solo es posible una cesárea. Sin embargo, los médicos dicen que después del procedimiento, el parto es posible de manera natural, todo depende de la edad y la condición de la mujer.

Características de la FIV moderna

Después de 30 años, la tecnología de inseminación artificial ha mejorado. Hace diez años, los médicos trasplantaron 5-6 cigotos (óvulos fertilizados) en el útero, y muy a menudo ninguno de ellos echó raíces. En los tiempos modernos, los expertos plantan 1 o 2 huevos, y el porcentaje de su supervivencia alcanza el 95%.

Hoy en día, el médico puede calcular con precisión la duración del trabajo de parto después de la FIV. Esto es muy conveniente para una mujer, ya que puede prepararse cuidadosamente para el proceso genérico. Con la fertilización natural para calcular la fecha exacta es bastante difícil.

Los nacimientos después de la inseminación artificial también ocurren de manera diferente. Anteriormente, los médicos recomendaban que todos dieran a luz con una cesárea. Ahora una mujer tiene la oportunidad de elegir de forma independiente el método de parto, basándose en las recomendaciones del ginecólogo.

Las futuras madres que han dado a luz a un niño con la ayuda de la inseminación artificial están interesadas en la cuestión de si es posible re-FIV después del parto. Según los médicos, es posible. Sin embargo, un segundo embarazo, como el primero, puede no ocurrir inmediatamente. A veces, para que el embrión se establezca, es necesario realizar 3 - 4 procedimientos. El intervalo de tiempo óptimo entre intentos lo determina el especialista, teniendo en cuenta la condición del paciente. Por lo general, el intervalo entre embarazos es de 1 a 3 ciclos menstruales.

Entre el primer y el segundo embarazo deben transcurrir al menos 2 años para que el cuerpo de la mujer se recupere. De lo contrario, aumenta la probabilidad de anemia, trabajo de parto débil y avitaminosis.

Como regla general, las entregas repetidas son más relajadas, ya que la mujer sabe qué esperar, y su estado psicológico es mucho mejor que la vez anterior.

Complicaciones de la FIV

El procedimiento de inseminación artificial está suficientemente desarrollado, pero aun así, una mujer puede tener complicaciones durante el período de gestación. Según los médicos, este fenómeno no está asociado con la FIV, sino que depende del estado de salud de la madre.

En el embarazo, concebido por un método artificial o natural, existe la posibilidad de complicaciones. El más peligroso de ellos es el riesgo de parto prematuro. Para evitarlo, debe ser vigilado regularmente por un médico que identifique la amenaza a tiempo y tome las medidas necesarias. Esto se aplica a las mujeres que quedan embarazadas usando FIV y un método natural. El paciente debe seguir estrictamente las recomendaciones del ginecólogo, ya que no solo su salud, sino también la condición del feto depende de ello.

Cesárea

Muchos pacientes están interesados ​​en saber si el nacimiento después de la FIV es cesárea o natural. Muy a menudo, después de la inseminación artificial, el parto se realiza mediante cesárea. Esto se debe al hecho de que el estado de salud de la mujer deja mucho que desear. Después de todo, las niñas sanas no recurren a la fertilización in vitro y la concepción ocurre por un método natural.

La FIV está indicada para mujeres que tienen ciertos problemas de salud que impiden el parto natural. Según los médicos, la cesárea después de la inseminación artificial se prescribe como último recurso.

El método operacional del parto está indicado para mujeres de edad avanzada en parto. La mayoría de las mujeres mayores de 35 años acuden a los centros de FIV. Como norma, se ven obligados a recurrir a tales medidas después de intentos fallidos de quedar embarazadas por el método natural. Es decir, no pueden concebir independientemente a un niño, pero pueden soportarlo. Si la mujer no estaba embarazada antes del procedimiento, los especialistas le recomendarán una cesárea. Esto se debe a que durante el primer parto después de la FIV existe un riesgo de complicaciones.

La cesárea después de la inseminación artificial se muestra en los siguientes casos:
• Nueva madre mayor de 35 años.
• Una mujer durante mucho tiempo (más de 1 año) no puede quedar embarazada.
• La presencia de enfermedades con un curso crónico.
• Riesgo de parto prematuro.
• Toxicosis tardía.
• Embarazos múltiples.
• Insuficiencia placentaria.

Además, se realiza una cesárea a petición de la madre. Muchas mujeres después de la FIV insisten en la cirugía, ya que están preocupadas de que varias complicaciones puedan tener un efecto negativo en la condición del niño. Especialmente si hay nacimientos de gemelos después de la FIV.

Parto natural

Como se mencionó anteriormente, una mujer después de la inseminación artificial bien puede dar a luz a su propia. El parto natural después de la FIV es posible si la salud de la futura madre es buena. Después de todo, muchas parejas recurren a especialistas debido a los problemas de salud de un hombre, y el elegido es saludable y aún no ha alcanzado los 35 años.

A menudo una mujer no puede dar a luz debido a la obstrucción de las trompas de Falopio. En este caso, si los otros órganos están sanos y el embarazo continúa sin complicaciones, se recomienda dar a luz por un método natural.

La actividad genérica después de la fertilización in vitro no es diferente del parto después de la concepción natural. Esto también se aplica al período de posparto.

El parto después de la inseminación artificial difiere de lo habitual solo en que el período preparatorio es diferente. Las mujeres después de la FIV deben prepararse para el parto a las 37 semanas, especialmente para pacientes con embarazos múltiples. Durante este período, una mujer debe ser examinada en su totalidad, para pasar las pruebas de control, de modo que los médicos decidan sobre la elección del método de trabajo (operatorio o natural).

Si a una mujer se le recomienda una cesárea, el médico determinará la fecha de la operación y la preparará. Si una mujer puede dar a luz por su cuenta, entonces debe permanecer en el hospital antes del inicio del parto.

¿Dónde dar a luz después de la FIV?

Muchas clínicas y centros especializados que realizan FIV tienen salas de maternidad. Se alienta a las mujeres después de la inseminación artificial a dar a luz en dichas instituciones médicas.

La principal ventaja es que el control de la actividad laboral serán aquellos expertos embarazadas. A pesar de que el parto después de la FIV no es diferente de lo normal, pero para correr riesgos y acudir al hospital, los médicos de los cuales no saben cómo fue su embarazo, no vale la pena. Esto es especialmente cierto en pacientes que tienen aumento de la presión arterial durante el embarazo, edema, anemia, exceso de peso. En este caso, los médicos pueden predecir posibles complicaciones y advertirlas.

Por lo tanto, el trabajo de parto después de la FIV puede llevarse a cabo por un método natural o por cesárea. Una mujer debe presentarse regularmente a un examen para que el médico pueda controlar el curso del embarazo y tomar la decisión correcta. El período de posparto en las nuevas madres que se han sometido a FIV no es diferente del período de recuperación en mujeres comunes. Se recomienda que los siguientes nacimientos se planifiquen solo después de 2 años para restablecer la condición física y psicológica de la mujer.

Los riesgos de la inseminación artificial.

A pesar de que el procedimiento de FIV ya está bastante resuelto, durante el embarazo, las madres pueden tener complicaciones. Los expertos dicen que tales fenómenos no están directamente relacionados con el método de concepción, sino que se desarrollan como resultado de la salud de la madre.

De hecho, tener un hijo concebido artificialmente y concebido de forma natural puede causar ciertas complicaciones. El más peligroso de ellos es la amenaza del nacimiento prematuro. Para evitar una afección patológica, es necesario que un especialista lo observe regularmente y pueda detectar la amenaza de manera oportuna y prevenir un resultado adverso. Por cierto, esto afecta no solo a los pacientes después de la FIV, sino también a todas las mujeres embarazadas. Recuerde, con qué cuidado sigue todas las recomendaciones de los médicos, no solo depende de su salud, sino también de la salud de su bebé. Con el estricto cumplimiento de todas las recomendaciones del médico, el parto después de la FIV será fácil e indoloro, y el niño nacerá sano y fuerte.

Método operacional

A pesar del hecho de que ahora el parto después de la FIV puede realizarse de la manera habitual, a muchos pacientes aún se les recomienda someterse a una cesárea. ¿Cuál es la razón? Según los expertos, tales recomendaciones están directamente relacionadas con el estado de salud de las mujeres que han recurrido a la concepción artificial. Como saben, las niñas sanas no necesitan la FIV y el proceso de concepción y parto en tales mujeres ocurre naturalmente.

La FIV se realiza para mujeres con ciertos problemas de salud que pueden convertirse en un obstáculo para el parto natural. Además, los expertos dicen que no todos los casos de inseminación artificial requieren cesárea, todo depende de la salud del paciente individual y los médicos en cada caso consideran todas las opciones posibles para brindar a la mujer la forma más segura de dar a luz.

Otra indicación del método quirúrgico del parto puede no ser la edad temprana de la mujer en trabajo de parto. A menudo, las mujeres mayores de 35 años se aplican a los centros de FIV. Tales pacientes ya no pueden concebir a un niño por sí mismos, pero aún pueden soportarlo. Si la paciente nunca tuvo un embarazo antes de ir a la clínica, los especialistas probablemente le recomendarán una cesárea para evitar posibles complicaciones del parto, el riesgo de desarrollarse a esta edad es lo suficientemente grande.

Las principales indicaciones para el método operacional del parto:

  • La mujer que da a luz tiene más de 35 años.
  • Largo período de infertilidad.
  • Enfermedades crónicas.
  • La amenaza del nacimiento prematuro.
  • Gestosis.
  • Más de un feto en el útero.
  • La falta de oxígeno del feto.

Además de las indicaciones médicas, se puede prescribir una cesárea a petición de una mujer. Hoy en día, muchas mujeres embarazadas que han recurrido a la FIV insisten en la cirugía, ya que el embarazo para ellas se ha convertido en un verdadero milagro muy esperado y, a menudo, solo se preocupan por el niño y temen el desarrollo de posibles complicaciones durante el parto normal, que pueden afectar la salud del bebé.

Método natural

Como se mencionó anteriormente, el parto natural durante la inseminación artificial es bastante posible. En la mayoría de los casos, los médicos recomiendan a una mujer un parto normal en el caso de un embarazo sin complicaciones. Hoy en día, muchas parejas recurren a la FIV debido a problemas de salud con un hombre, y si una mujer está completamente sana y su edad no llega a los 35 años, los expertos recomiendan encarecidamente que nazcan solos.

Tampoco es raro que una pareja vaya a la clínica debido a problemas de concepción debido a la obstrucción de las trompas uterinas. Si todos los demás órganos de la mujer están sanos y el embarazo continúa sin patologías, también se le recomienda que dé a luz sola.

El parto después de la inseminación artificial no es diferente de la actividad genérica en la concepción natural.

El período posparto en mujeres después de la FIV tampoco es diferente del período posparto de las madres que conciben un hijo de la forma habitual.

La diferencia entre el parto después de la FIV, antes del parto normal, es solo en el período preparatorio. Las mujeres después de la inseminación artificial deben estar listas para el parto a partir de la semana 37 de embarazo. Esto es especialmente cierto en el caso de las momias que esperan gemelos o trillizos. En esta etapa del embarazo, una mujer necesita llegar al hospital de maternidad para un examen completo. Los médicos realizarán todas las pruebas de control y decidirán sobre la posibilidad o imposibilidad de un parto natural.

Si se recomendará la cesárea a una mujer, los médicos determinarán la fecha de la operación y la prepararán con anticipación. Con el parto natural, una mujer debe permanecer en la clínica hasta el inicio del parto natural.

Donde es mejor dar a luz después de la concepción artificial.

Hoy en día, muchas clínicas que realizan inseminación artificial tienen salas de maternidad. Para las mujeres después de la FIV, es mejor dar a luz en tales departamentos especializados. La ventaja del parto y la cesárea en la clínica donde se realizó la fertilización es el control total sobre el curso de la actividad laboral por parte de los especialistas que lo guiaron durante el embarazo. Estos nacimientos, aunque no son diferentes del parto habitual, pero no debe arriesgarse y acudir a una clínica cuyos especialistas no conocen todos los detalles de su embarazo.

Esto es especialmente cierto para las mujeres durante el embarazo que han tenido complicaciones tales como presión arterial alta, hinchazón de las extremidades, anemia, exceso de peso. En este caso, los especialistas de la clínica podrán predecir con precisión todas las posibles complicaciones durante el parto y prevenirlas a tiempo.

Desarrollo infantil tras la concepción artificial.

Como muestra la práctica, los niños nacidos después de la concepción in vitro no son diferentes de sus compañeros. Así que los bebés, como todos los demás, se preocupan por la nutrición y, por supuesto, por el amor y la atención de la madre. Sujeto a las recomendaciones de los expertos en el cuidado de un recién nacido, es posible que la madre no se preocupe por la salud y el desarrollo completo del niño.

¿Cuándo puedo planear el próximo niño?

Muchas mujeres que se han sometido al procedimiento de inseminación artificial están interesadas en la cuestión de si es posible repetir la operación de fertilización y cuándo es mejor hacerlo. Los expertos creen que la FIV es bastante posible volver a hacer si el cuerpo de una mujer está en orden y no hay contraindicaciones para llevar a un bebé. Como en el caso de la concepción natural, los médicos recomiendan resistir un período de 2 años entre embarazos. Este es el tiempo que le toma a una mujer recuperarse completamente de sus nacimientos anteriores.

La elección de las tácticas de ayuda obstétrica.

¿Es posible que una mujer dé a luz por su cuenta después de que su embarazo se haya producido como resultado de un protocolo de FIV, solo un obstetra-ginecólogo que esté liderando el embarazo puede responder? En la mayoría de los casos, en el 90% de los casos, el nacimiento independiente naturalmente no es bienvenido. El hecho es que generalmente la salud de la futura madre deja mucho que desear. El hecho mismo de tener que recurrir a los servicios de los especialistas en fertilidad sugiere que existen ciertos trastornos en el cuerpo que impiden la concepción natural, crearon muchas dificultades durante la gestación y pueden complicar el parto.

La información sobre cómo se desarrolló el embarazo también influye en la elección de las tácticas del parto. Por lo general, después de la FIV durante el embarazo, las mujeres tienen más probabilidades de interrumpir temprano, y en la segunda mitad del período de gestación el riesgo de dar a luz al bebé aumenta prematuramente. A menudo se desarrolla o bajo el agua, hay patologías de la formación o desarrollo de la placenta. Dado que generalmente se colocan 2-3 embriones en el útero durante la FIV, la posibilidad de embarazo múltiple es mucho mayor.

Los gemelos o trillizos con salud reproductiva más difícil son aún más difíciles. El hecho de la fertilidad múltiple no implica una cesárea obligatoria, pero después de la fertilización in vitro, se recomienda este tipo de parto, ya que los riesgos son dos veces mayores que con el embarazo de FIV en un solo parto.

Las estadísticas médicas indican que solo cada cinco mujeres embarazadas por FIV acarrean a un bebé sin problemas ni complicaciones notables, y la frecuencia del parto natural después de usar tecnología de reproducción asistida no supera el 10%.

Los futuros padres deben ser conscientes de que no es la IVF la responsable de este estado de cosas, sino los problemas que la mujer tuvo antes de la entrada en el protocolo. Si una mujer está completamente sana y se realizó una FIV debido a la ausencia de una pareja sexual con esperma del donante, así como con el factor masculino de infertilidad, el parto independiente es bastante posible, ya que el embarazo no es muy diferente del embarazo natural.

Para la elección de las tácticas de administración, también es importante cómo se desarrolló el protocolo de fertilización in vitro. Habrá más complicaciones en el proceso de llevar a cabo si una mujer ha pasado un protocolo largo o ultra largo, si su cuerpo ha sido afectado por grandes dosis de preparaciones hormonales. Después de un breve protocolo o protocolo en el ciclo natural, las posibilidades de un embarazo más ligero son algo mayores.

Sobre la cuestión de cómo dar a luz, nadie responderá por adelantado. Esta decisión se toma al final del tercer trimestre, cuando un obstetra-ginecólogo es consciente de todos los riesgos posibles. En todo el mundo, los médicos intentan aplicar al máximo las tácticas de administración natural después de la FIV, pero la realidad rusa es algo diferente: los médicos actúan de acuerdo con el orden del Ministerio de Salud.

Минздрав, в свою очередь, не хочет рисковать, ведь ЭКО – процедура дорогостоящая, и будущие родители, которые уже прошли долгий и сложный путь к своему счастью, не должны рисковать жизнью матери и ребенка. Именно с этой точки зрения проведение кесарева сечения выглядит более целесообразным.

Нужно отметить, что среди беременных «экошниц» мало кто настаивает с пеной у рта на естественных родах. Las mujeres que están familiarizadas con el concepto de "infertilidad" valoran la vida y la salud de los bebés más que sus propias ambiciones. Es por eso que en cesárea conviene de buena gana.

Proceso de nacimiento

Si se decide realizar el parto de manera natural, la mujer debe ir al hospital seleccionado con anticipación. Los médicos necesitan tiempo para comprender las características del embarazo y desarrollar tácticas de acciones coordinadas en el parto. Generalmente se recomienda ir al hospital al comienzo de la semana 39. Si una mujer tiene gemelos, la hospitalización debe ser más temprana, en la semana 37.

Ya sea para estimular la actividad laboral, los médicos deciden en un hospital de maternidad o en un centro perinatal. El parto natural se realiza de acuerdo con los cánones clásicos, las complicaciones son más probables en el caso del parto natural con nacimientos múltiples: un niño puede ralentizar el progreso de las vías sexuales y "bloquear el camino" al segundo, también los niños pueden comenzar a nacer al mismo tiempo. Si se presenta alguna complicación en cualquier etapa del parto en una mujer que queda embarazada por FIV, los médicos tienen instrucciones claras para dejar de intentar tener un bebé por sí solos y tener una cesárea de emergencia.

Se prescribe una cesárea programada para el embarazo de FIV por un período de 38 a 39 semanas, si nacen gemelos, luego a las 36 a 37 semanas. Una mujer también debe ir al hospital con anticipación, realizar todas las pruebas necesarias, someterse a consultas preliminares con el cirujano que realizará la operación, así como con el anestesiólogo que decidirá la elección de la anestesia para el paciente.

La cesárea elimina los posibles riesgos para la salud del bebé asociados con el nacimiento de una manera natural. La probabilidad de trauma de nacimiento, desprendimiento de la placenta antes del nacimiento del bebé, hipoxia aguda, que puede ser fatal para el bebé, es casi imposible.

En los últimos años, un nuevo método de cesárea, la llamada "cesárea lenta", está ganando impulso en Rusia. Este es un intento de elegir algo entre el parto natural y la cirugía. Los médicos hacen una pequeña incisión en el segmento uterino inferior y el bebé realmente nace, pero no a través del tracto genital, sino a través de este pequeño orificio en el útero.

A una mujer se le administra anestesia epidural. Dichas operaciones se llevan a cabo lejos de todas las regiones y no en todos los hospitales de maternidad, pero si se desconcierta de antemano, una mujer puede encontrar una institución obstétrica, cuyos especialistas realizarán dicho "trabajo".

Preparacion

Una mujer que queda embarazada por FIV necesita un enfoque especial durante el embarazo. Más a menudo que otras futuras madres, ella visita a su médico en la clínica prenatal, se le asigna una lista extendida de pruebas y exámenes para detectar cualquier cambio patológico en el tiempo, si se manifiestan.

Es posible que a menudo tenga que ir al hospital para salvar al bebé. Pero tales perspectivas de futuras madres de ECO tampoco asustan, son muy conscientes del precio de su embarazo y saben cómo cuidarlo, por lo que los obstetras y ginecólogos caracterizan a estos pacientes como muy obedientes y ejecutivos.

La preparación para un evento tan importante como el parto comienza desde el momento de la inscripción. Se alienta a las mujeres a asistir a cursos para futuras madres, donde aprenderán a comer bien, a controlar el aumento de peso. Es importante evitar las complicaciones del último trimestre: la preeclampsia, cuyo riesgo después de la FIV se estima generalmente como un aumento. Una mujer debe controlar su estado emocional y psicológico. Si tiene una enfermedad crónica, asegúrese de visitar a un médico de perfil estrecho para evitar el desarrollo de exacerbaciones de enfermedades.

La preparación psicológica para el parto en mujeres después de la FIV es siempre notablemente mejor que en mujeres que quedan embarazadas por medios naturales. Hay varias buenas razones para esto:

  • Embarazo consciente y largamente esperado, La mujer en su cabeza “perdió” el parto muchas veces antes de ver dos tiras en la prueba o un huevo en el monitor de ultrasonido.
  • El niño es mutuo - y el padre participó en la FIV, y él acompañó a su esposa en cada etapa, y por lo tanto la alegría fue común, y ahora esperar es común.
  • La mujer es tranquila y confía en el futuro.En cualquier caso, en su aspecto financiero, si la pareja se permitió pagar el caro protocolo de FIV, con alta probabilidad, todo está bien con las finanzas de la familia. Incluso si la FIV se realizaba a expensas de las cuotas, la pareja tenía tiempo para prepararse, tanto financiera como moralmente, para un evento importante: el nacimiento de una heredera (o heredera).
  • Alto nivel de conciencia - las mujeres que primero planearon un embarazo durante mucho tiempo, luego pelearon largas horas con infertilidad y luego pasaron por varios protocolos de fertilización extracorpórea, generalmente muy conscientes de las complejidades del embarazo y el parto como procesos fisiológicos, leen mucho sobre este tema y hablan mucho con los médicos. Un alto nivel de conocimiento en esta área le da cierta claridad y calma: una mujer embarazada sabe exactamente qué esperar.

Embarazo con FIV: ¿cómo dar a luz?

Los bebés de probeta alguna vez fueron considerados un verdadero milagro. Pero hoy, cuando las primeras personas, concebidas por medios artificiales, ya se han convertido en padres, el procedimiento de fertilización in vitro (FIV) no es sorprendente para nadie. Cambio de actitud ante el parto después de la FIV. ¿Cómo dan a luz las mujeres hoy después de la fertilización in vitro?

Cuando las tecnologías de FIV apenas comenzaban a usarse, había muchos mitos diferentes sobre este método. Pero ahora, cuando cientos de miles de bebés nacieron en el mundo con la ayuda de la inseminación artificial, se establece con precisión que no son diferentes de los niños concebidos de forma natural.

Lo mismo se aplica a la maternidad después de la FIV. Por supuesto, la futura mamá después de este procedimiento puede tener algunas complicaciones (amenaza de interrupción, parto prematuro), pero son posibles durante el embarazo normal y el parto. Pero la actitud hacia el modo de entrega después de la FIV ha cambiado. Anteriormente, después de este procedimiento, las mujeres solo daban a luz con una cesárea. Fue realizada por todas las mujeres embarazadas, considerándola la forma de parto más segura para un niño concebido con tanta dificultad. Hoy, después de la FIV, una mujer puede darse a luz a sí misma. ¿Cuál es la razón?

Ahora, la FIV es un método comprobado y familiar, su éxito se ha vuelto más alto: ahora, para que ocurra el embarazo, 3 a 5 embriones no se pueden transferir al útero, como antes, con la esperanza de que al menos 1 o 2 de ellos se arraigen. Hoy en día, solo se plantan 1-2 embriones, y la probabilidad de que llegue un embarazo es muy alta. Entonces, este procedimiento ha dejado de ser de alguna manera supernormal de concepción. Por lo tanto, los médicos modernos han dejado de creer que es posible dar a luz después de la FIV solo con la ayuda de una operación, y en algunos casos no prohíben que una mujer dé a luz por su cuenta.

Bonitos bonos de ECO

El procedimiento mismo de la FIV y la preparación para ello requieren de la madre embarazada una gran cantidad de fuerza moral y física, y los costos materiales también son elevados. Pero también hay momentos agradables: la madre y el médico podrán calcular la fecha prevista de parto (DA) con mucha precisión. Después de todo, todas las fechas de transferencia e implantación de embriones son conocidas, mientras que con la concepción natural, la fecha de fertilización e implantación puede obtenerse aproximadamente. En este caso, se utiliza el esquema estándar: las 40 semanas clásicas se agregan a la fecha del comienzo de la última menstruación. Una variante algo más precisa tiene en cuenta la fecha de implantación del embrión, a la que se agrega 38 semanas.

Para muchas mujeres, especialmente las mujeres embarazadas por primera vez, es importante conocer a la DA: más cerca del final del embarazo, esto proporciona cierta certeza y ayuda a prepararse psicológicamente para el próximo parto. Sí, y un médico que observa el embarazo, podrá evaluar con mayor precisión el trabajo y el estado de la placenta, para determinar los parámetros físicos del desarrollo del bebé.

FIV moderna

Las tecnologías reproductivas están evolucionando constantemente: si hace varios años, el procedimiento para la inseminación artificial era algo inusual y provocaba la desconfianza de los demás, ahora las noticias sobre un niño que fue "concebido en un tubo de ensayo" no son sorprendentes para casi nadie.

Los nacimientos durante el embarazo de FIV no son diferentes del nacimiento después de un embarazo natural. Aunque hace algún tiempo en la sociedad, la actitud hacia este proceso fue muy contradictoria. Muchos creyeron erróneamente que con la inseminación artificial y el parto deberían realizarse de alguna otra manera.

Antes de la futura madre, se plantaron 4-6 embriones y el procedimiento se consideró exitoso si un embrión echaba raíces. Ahora, la efectividad del método ha aumentado varias veces, para el inicio del embarazo, suficientes 1-2 embriones. Además, en algunos casos, no lleve a cabo una terapia de mantenimiento hormonal hasta por 14 semanas.

La necesidad de resolver la actividad laboral por cesárea ha desaparecido. Aunque hace varios años, una madre que concibió un hijo por un método similar recomendó encarecidamente una operación. Actualmente, el parto natural se hizo posible después del procedimiento de FIV.

Indicaciones para la cirugía.

Durante bastante tiempo, una de las indicaciones para la cesárea fue la FIV. El parto natural no es posible en algunos casos. Existen indicaciones básicas para la cesárea electiva:

  • infertilidad prolongada
  • posición incorrecta del feto,
  • edad de la mujer
  • Enfermedades maternas crónicas,
  • herpes genital durante el período de exacerbación,
  • deficiencia aguda de oxígeno en el feto,
  • enfermedades neurológicas
  • visión deficiente de la futura madre (es necesaria la consulta con el oftalmólogo),
  • preeclampsia
  • rasgos anatómicos (pelvis estrecha, sinfisitis),
  • fruta grande,
  • FIV, complicada por la salud de la madre o del niño,
  • embarazo múltiple
  • La presencia de varias operaciones abdominales en la historia.
  • FIV repetida, especialmente en presencia de complicaciones.

En este momento, muchos médicos creen que es necesario dar una oportunidad a una mujer para que se dé a luz a sí misma, si no tiene problemas de salud.

Nacimiento independiente

Si una mujer no tiene problemas de salud graves, entonces es muy posible dar a luz a la mayoría. Todo depende de su actitud y la opinión del médico sobre este asunto. Algunos expertos creen que el parto vaginal después de la FIV es indeseable (para evitar riesgos) e insisten en la cirugía.

La presencia de gemelos tampoco es una contraindicación para el parto de manera natural.

Las principales condiciones bajo las cuales son posibles los nacimientos naturales:

  • Embarazo exitoso (sin complicaciones),
  • edad de las mujeres menores de 35 años,
  • La salud de la futura madre.

Todas las etapas del parto durante la FIV (contracciones, intentos) son las mismas que durante el parto después de un embarazo natural.

Que géneros eligen

Muchos médicos opinan que es necesario darle a la madre la oportunidad de dar a luz de la manera más natural.

Qué tipo de parto elegir después de la FIV: cesárea o natural, usted decide con el médico supervisor y el obstetra / ginecólogo. A través de la cirugía, es posible minimizar las complicaciones que ocurren durante el parto natural. Pero hay que recordar que las complicaciones son posibles con la cesárea.

Al igual que en la COP, el período de recuperación y rehabilitación de la madre después de la operación aumenta.

Importante saber

El sitio web Supermams.ru advierte que las mujeres que conciben un hijo a través de la FIV deben prepararse para el parto con anticipación, especialmente si hay gemelos. Después de todo, con embarazos múltiples, por regla general, el parto puede ocurrir prematuramente, unas semanas antes. Para hacer esto, de antemano, dos, a veces tres semanas antes del DA, vaya al hospital de maternidad para observación y examen.

En el hospital de maternidad de la futura madre, se realizan todas las pruebas necesarias, se prescriben CTG fetal regular y ecografía. Según la ecografía, el médico determina los parámetros del niño (peso, talla), puede sacar conclusiones acerca de si hay hipoxia, determina la cantidad de líquido amniótico y evalúa el estado de la placenta.

Con el embarazo por FIV, el médico puede determinar la fecha exacta en que nace el bebé.

Si una mujer tiene un testimonio absoluto de la COP, entonces después de un examen detallado, se establece la fecha de la cirugía.

La restauración de una madre después de la aparición de un bebé concebido a través de la FIV no difiere de la rehabilitación de las mujeres que quedan embarazadas de forma natural:

  • la leche viene en promedio 2-3 días después del parto,
  • el útero vuelve a su tamaño original después de 1,5 meses y pesa unos 50 g,
  • Las heces y la digestión vuelven a la normalidad en 5-7 semanas,
  • El sangrado (lochia) dura aproximadamente un mes y medio.

La rehabilitación después de la cirugía es algo más difícil. Una mujer se ve obligada a recibir antibióticos en los primeros días después de la COP. Como regla general, se lleva a un niño el tercer día para una estadía conjunta. No se puede levantar pesas. Para reducir el útero, las mujeres reciben inyecciones de hormonas oxitocina.

La entrega repetida después de la FIV es posible al menos 3 años. Tal descanso es necesario para que una mujer se recupere y se fortalezca.

Independientemente del método de ayuda obstétrica que elija, escuche las opiniones y recomendaciones de un especialista. Si no hay ninguna indicación de cesárea, es necesario prepararse por adelantado para el parto psicológica y físicamente a fin de minimizar las posibles complicaciones y riesgos.

Por desgracia, no hay comentarios todavía. ¡Sé el primero!

Embarazo después de la FIV

Los especialistas en reproducción monitorean al paciente desde el momento de la transferencia del embrión hasta la confirmación o negación de la concepción. Cuando queda claro que la fertilización in vitro fue exitosa, la mujer es enviada a la clínica de atención prenatal para una observación adicional.

El proceso de llevar a un niño difiere poco de lo que ocurre después de la concepción natural. La única diferencia es la forma en que la célula del óvulo se fusiona con el esperma y el desarrollo del embrión antes de la implantación. Entonces, todos los procesos que ocurren en los órganos reproductivos están regulados por el cuerpo de la mujer y dependen de factores externos.

A pesar de un curso similar, el embarazo resultante de la fertilización in vitro tiene un gran riesgo. En el proceso de llevar a una mujer puede encontrar los siguientes problemas:

  • Enfermedades inflamatorias (si fueron antes de la transferencia de embriones, pueden empeorar después)
  • Problemas endocrinos (causados ​​por la inducción de la ovulación o son crónicos).
  • infecciones intrauterinas (debido a la interferencia en la cavidad del órgano reproductor),
  • Partos múltiples (una cuarta parte de los pacientes después de la FIV tienen más de un hijo, lo que aumenta el riesgo de ICN, nacimiento prematuro o RCIU).
  • Insuficiencia placentaria (puede ocurrir incluso en una mujer sana debido a la influencia de factores externos e internos).

Al mismo tiempo, los embriones concebidos artificialmente se consideran de mayor calidad que los obtenidos durante el embarazo natural. La FIV tiene una ventaja significativa: la mujer sabe el día exacto de la concepción, puede calcular con precisión la fecha de nacimiento y, junto con el médico, elegir el método por el cual nacerá el niño.

Indicaciones para cesárea.

Lo que será el nacimiento después de la FIV (cesárea o natural) depende en gran medida de la salud del paciente y del proceso de gestación. Se cree que la fertilización in vitro es una indicación absoluta para la cesárea. De hecho, antes, el uso de tecnologías de reproducción asistida justificaba el nacimiento antinatural de un niño. Sin embargo, la medicina se está desarrollando y las técnicas de FIV están mejorando cada año. Ahora no se plantan 5-6 embriones en una mujer, sino más pequeños. En este caso, las posibilidades son mayores.

La FIV y la cesárea no son conceptos interdependientes. Si una mujer queda embarazada con la ayuda de métodos auxiliares, entonces esta no es una razón para ir a la mesa de operaciones para el parto. Lo contrario también es cierto: la cirugía de cesárea se realiza no solo en mujeres después de la FIV, sino que a menudo se realiza después de la concepción natural.

Si la futura madre tiene complicaciones durante la gestación o tiene problemas de salud, entonces se le prescribe una intervención quirúrgica. Las indicaciones para el parto hasta la cesárea son:

  • Posición incorrecta del niño (presentación transversa o pélvica).
  • edad mayor de 40 años
  • Patologías crónicas de los órganos y sistemas internos.
  • exacerbaciones genitales antes del parto (por ejemplo, herpes),
  • desarrollo agudo de la hipoxia fetal,
  • toxicosis en el segundo y tercer trimestres de grado 2 y superiores,
  • Características de la estructura anatómica de la pelvis.
  • Fruta con más peso.
  • operaciones realizadas previamente en el útero,
  • Mal estado de la placenta (envejecimiento prematuro).
  • previa (asiento infantil se superpone a la garganta interior).

El embarazo gemelar, así como la repetición, son una indicación para la cirugía, pero indirecta. En este caso, se tienen en cuenta la condición de los gemelos, su ubicación, edad gestacional y otras características. Con un período de gestación de más de 40 semanas, se evalúa la posibilidad de realizar estimulación. Si existe la posibilidad de que la mujer se dé a luz a sí misma, los médicos no le imponen una cesárea. La tarea de los médicos es encontrar el método de administración más racional y seguro para el paciente después de la FIV.

¿Es posible dar a luz después de la propia FIV?

El uso de la tecnología de FIV no es una razón para realizar un procedimiento quirúrgico. Несмотря на то, что при искусственном оплодотворении риск осложнений больше, это не значит, что они точно возникнут. Женщины-«экошницы» часто рожают сами.

После того, как беременность подтверждена, женщина встает на учет. В течение последующих месяцев за ее состоянием и развитием эмбриона наблюдает врач-гинеколог. Junto con él, se debe discutir la posibilidad de un parto independiente después de la FIV y los riesgos esperados de tal procedimiento.

En la pareja infértil con el factor masculino, la mujer suele estar sana y no tiene problemas en el parto normal. Cuando la causa de la ausencia de embarazo fue el factor clave, las mujeres en trabajo de parto también tienen todas las posibilidades de ingresar en el proceso natural.

Con la FIV, el parto natural es posible incluso con gemelos. En tal situación, es necesario que el paciente elija una clínica que se especialice en el manejo y la resolución de embarazos múltiples. Es importante que un niño que fue concebido en un tubo de ensayo no experimente hipoxia y otros factores negativos.

Si elige: parto natural o cesárea, es mejor quedarse en la opción proporcionada por la naturaleza. Todas las etapas en el proceso de parto son idénticas a las que sufren las mujeres en el PE después de la autoconcepción: contracciones, intentos, parto, separación de la placenta.

La preparación para el parto natural después de la FIV puede tardar un poco más, ya que este grupo de mujeres recibe atención especial para descartar posibles contraindicaciones.

"Ahora esta situación ha sido revisada, y si el curso del embarazo es fisiológico y la madre y el feto están en condiciones adecuadas, entonces el parto se realiza" de la manera habitual ", dice la especialista en genética, ginecóloga y reproductora Elena Sorokina (Clínica Repromed Chelyabinsk). - Dado el riesgo de posibles complicaciones durante el embarazo, la probabilidad de cesárea en esta categoría de mujeres suele aumentar.

La preparación para el parto no es solo el cumplimiento de las prescripciones médicas. Incluye ejercicios físicos (gimnasia para mujeres embarazadas, yoga, natación). Especialmente importantes son los ejercicios de Kegel que fortalecen los músculos del suelo pélvico (funcionarán en el parto).

Participar en ejercicios de respiración para mujeres embarazadas: está capacitada en cursos de preparación para el parto.

Durante dos o tres semanas y hasta el nacimiento, los ginecólogos recomiendan usar más aceite de oliva o de linaza, ya que mejora la elasticidad de los tejidos.

Pin
Send
Share
Send
Send