El embarazo

¿Es posible que una madre lactante hornee caballa?

Pin
Send
Share
Send
Send


El estado de salud del bebé mientras se amamanta depende directamente de la dieta de la madre, por lo tanto, las mujeres que amamantan deben tener especial cuidado al compilar el menú diario.

Al mismo tiempo, es importante para una madre lactante no solo proporcionarle al bebé todos los nutrientes necesarios, sino también cuidar su propio cuerpo, que debe ser restaurado después de un período de embarazo y parto.

Entre los alimentos recomendados para la alimentación durante la lactancia se encuentra el pescado blanco. Esta es una rica fuente de proteínas, que es perfectamente absorbida por los organismos de la madre y el bebé. La caballa (caballa) también pertenece al pescado blanco: muchos platos sabrosos y saludables se hacen tradicionalmente con él. ¿Puede una madre lactante incluirlos en su menú?

Propiedades utiles

Si revisa cuidadosamente la composición del producto, se puede observar que 100 g de filete de caballa contienen:

  • hasta 20 g de proteína
  • 12-30 gramos de grasa
  • alrededor de 4,5 gramos de omega-3 (ácidos grasos poliinsaturados).

Suficiente carne grasosa de caballa contiene aproximadamente 200 Kcal por 100 g. Pero la grasa de este pescado es completamente absorbida por el cuerpo humano: se procesa en aminoácidos vitales y es un proveedor de colesterol bueno.

Vale la pena señalar que una porción de un plato de caballa que pesa 100 g contiene la mitad del estándar diario de proteínas para un adulto. Esta proteína es necesaria para el crecimiento de la masa muscular, para el buen funcionamiento de muchos órganos y sistemas.

La carne de caballa también contiene micro y macronutrientes, incluido el yodo, necesarios para el funcionamiento normal de la glándula tiroides. Este pescado es rico en vitaminas y otras sustancias útiles que devuelven la elasticidad a la piel, hacen que el cabello sea sedoso y fortalezca las uñas y los dientes.

El magnesio, el calcio, el ácido nicotínico y la vitamina D fortalecen el tejido óseo y tienen un efecto beneficioso sobre el sistema nervioso, que es especialmente importante para las mujeres en el período de depresión posparto.

La ausencia de carbohidratos hace que los platos de caballa sean dietéticos y útiles para las madres lactantes que buscan deshacerse de los kilos de más ganados durante el embarazo y la lactancia, como resultado de la malnutrición o los trastornos metabólicos.

El valor de los ácidos grasos omega-3 es difícil de sobreestimar: su consumo ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, el sistema vascular, reduce el riesgo de coágulos de sangre y mejora la circulación sanguínea. La caballa es un pez comercial valioso, sustancias útiles que componen el producto y contribuyen al fortalecimiento del sistema inmunológico.

Contraindicaciones

La carne de caballa es un alérgeno fuerte, lo que hace imposible recomendar ampliamente un producto para alimentar a las madres lactantes, a pesar de todas sus propiedades positivas. Los estudios han demostrado que el tratamiento térmico no reduce las propiedades alergénicas de la caballa.

Para reducir el riesgo de alergias, puede usar caballa enlatada, sometida a secado al vacío a bajas temperaturas. Sin embargo, los productos enlatados son peligrosos para el bebé, ya que los productos químicos ingresan a la leche materna, y el pescado, secado sin procesamiento a alta temperatura, causa intoxicación por alimentos.

La caballa causa este tipo de alergia, contra la cual los antihistamínicos son impotentes. Los síntomas pueden aparecer 2 horas después de consumir el producto o varios días después. Además de las erupciones cutáneas, los trastornos digestivos, el enrojecimiento de las membranas mucosas, los síntomas de alergias pueden ser trastornos del sueño, fatiga, miocarditis y muchas otras manifestaciones que son difíciles de asociar con el consumo de platos de pescado.

Otro peligro de comer caballa es que los peces marinos pueden contener cantidades excesivas de mercurio y otros metales pesados. Esto se debe a la desventaja ambiental de los océanos. Por esta razón, una madre lactante debe limitar el consumo de caballa y otros peces marinos.

Introducción de los platos de pescado en la dieta.

El pescado blanco puede comenzar a incluirse en el menú un par de semanas después del nacimiento. Pero no la caballa, debe elegir el producto más seguro desde el punto de vista de la alergia.

La caballa puede intentar agregarse a la dieta después de que el bebé se haya adaptado a otras variedades de pescado blanco (bacalao, lucio, etc.), así como al pescado rojo (salmón rosado, sockeye).

La mamá debe comer un trozo de caballa al vapor, completando la alimentación matutina del bebé. Monitorear su reacción requiere al menos dos o tres días. Si no se observan manifestaciones negativas, la porción de pescado se puede aumentar a 100-150 gramos.

Cómo elegir un pez

A la venta puede encontrar caballa fresca (congelada o refrigerada), así como productos listos para comer.

El pescado fresco (refrigerado o descongelado después de la compra) tiene una carne densa que no se deshace del tacto, piel plateada elástica con manchas oscuras sin daños. Los signos de ignorancia son el color amarillo de la grasa oxidada, incluyendo el que sobresale en la superficie de la piel, el olor desagradable característico, las branquias oscurecidas.

Caballa en la lactancia materna - Noticias de mamá

Cada nutricionista confirmará que las verduras, las frutas, la carne y el pescado forman la base de cualquier dieta saludable.

Se trata de la última variedad de alimentos de la que hablaremos hoy, o más bien, acerca de un pez como el de la caballa, cuando amamantamos a muchas mamás, comen que es completamente segura. Pero, ¿es cierto y realmente vale la pena comerlo durante la lactancia? Tratemos estos temas juntos.

¿Es posible para una madre lactante caballa y cuál es su beneficio?

Después del parto, la necesidad del cuerpo femenino de nutrientes y diversos oligoelementos aumenta varias veces. Esto se debe al hecho de que parte de las reservas domésticas de nutrientes de una mamá joven se gastan en la producción de leche, y por lo tanto, la dieta de una mujer después de dar a luz debe ser al mismo tiempo diversa y equilibrada.

La caballa, con todas las sustancias beneficiosas en su composición, es un producto excelente para incluir en el menú de una madre lactante. Sin embargo, los pediatras recomiendan tratar este pez con precaución, ya que el riesgo de una reacción negativa en los bebés es lo suficientemente alto y, por lo tanto, es mejor no comerlo en los primeros meses.

Si luego la degustación del pescado se realizó sin problemas y el bebé no era alérgico, entonces puede incorporarse completamente a su dieta y disfrutar de todas las cualidades positivas. Afortunadamente, la caballa tiene muchos de ellos.

  • La caballa es rica en antioxidantes - Estas sustancias ayudan a nuestro cuerpo a reparar las células y renovarlas. Después de dar a luz, muchas mujeres notan que su piel y cabello pierden su belleza original, y el uso regular de este pez les permitirá recuperar su condición. Además, la caballa puede ser un excelente agente profiláctico para varias enfermedades de la piel.
  • Este pescado contiene bastante vitamina C.sin embargo, también tiene una coenzima única, ya que estos compuestos crean una combinación poderosa que fortalece el sistema inmunológico, lo cual es especialmente importante para el organismo aún débil de las migajas.
  • Debido al hecho de que en la caballa hay una cantidad significativa de omega-3acidos grasosSu uso en alimentos ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Esta propiedad le permite reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y vasos sanguíneos.
  • Sustancias antioxidantes También ayudan a excretar elementos nocivos y tóxicos del cuerpo, cuya presencia es la causa del cáncer.
  • La caballa es rica en calcio, manganeso, magnesio y cobre. Este conjunto de minerales hace que este pescado sea un gran producto para mantener los huesos sanos. Además, estos oligoelementos llegan al bebé parcialmente con leche materna y ayudan a su cuerpo a crecer y desarrollarse más activamente.
  • Ácidos grasos omega-3, Las cuales están presentes en cantidades significativas en caballa, tienen un efecto positivo sobre el estado del sistema nervioso y el cerebro. Esta característica es extremadamente importante para los bebés en desarrollo: los niños cuyas madres comen pescado regularmente, se desarrollan mentalmente más rápido y tienen indicadores intelectuales más altos.
  • Aunque la caballa en sí misma es alta en calorías, también Contiene una cantidad significativa de proteína.. Se sabe que activa el sistema digestivo y promueve un mejor metabolismo en el cuerpo. Además, la proteína es un tipo de material de construcción para los órganos y sistemas completos del bebé, y por lo tanto los alimentos con proteínas son especialmente recomendados para las madres lactantes.
  • La caballa contiene hierro. Este oligoelemento participa activamente en la formación de sangre y nutre nuestro cuerpo con oxígeno, por lo que podemos decir que el nivel normal de hierro en el cuerpo de una madre lactante contribuye a una mejor producción de leche y a un aumento en su volumen.
  • La caballa será útil para aquellas momias que tienen una predisposición a una enfermedad como la diabetes. Sustancias en este pez Ayuda al cuerpo a normalizar el azúcar en la sangre. y sujetarlo.

Posible daño de la caballa en los alimentos durante la lactancia

Por supuesto, la caballa tiene muchas propiedades útiles, sin embargo, este pescado tiene varias cualidades negativas que hacen que no sea recomendable comerlo en el primer mes después del nacimiento.

  • La carne de caballa contiene proteínas, que a menudo se convierten en la causa de alergia en los bebés.
  • Además, el uso de la caballa por una madre lactante puede provocar problemas digestivos y aumentar la formación de gases en el niño.
  • Caballa salada, debido a su alto contenido de sodio, retiene el agua en el cuerpo y evita su salida. Por esta razón, puede ocurrir hinchazón y la presión arterial aumenta.
  • Un contenido importante de calorías de los peces puede llevar a un aumento de peso, especialmente para aquellas madres jóvenes que sufren de kilos de más después del parto.
  • En algunos cadáveres pueden contener sustancias tóxicas, si hay caballa en cantidades ilimitadas, se acumularán en el cuerpo y también entrarán parcialmente en la leche y luego en las migas.

¿Cuándo puedes probar la caballa con GW y en qué cantidad?

Aunque la caballa tiene carne liviana, su introducción en la dieta de una madre lactante debe posponerse hasta que el bebé tenga al menos 3-4 meses de edad. La alergenicidad, como un pescado graso, es comparable a las variedades rojas y, por lo tanto, hay que tratarla con la mayor precaución.

Para comenzar, pruebe una cantidad muy pequeña de caballa terminada, cómala por la mañana, de modo que pueda observar libremente la reacción de las migajas. Si hasta el día siguiente no hubo una reacción negativa, entonces puede aumentar la porción.

Se permite una semana para comer caballa no más de 2-3 veces, y la tasa diaria no es más de 100 gramos de filetes de pescado.

Debe recordarse que los principales síntomas de una reacción alérgica son: erupción cutánea, urticaria, enrojecimiento y manchas en la piel, dificultad para respirar, tos, lagrimeo, secreción nasal, cambios en la consistencia de las heces, cólicos y flatulencia. Si observa algo de esto en su miga, deje de usar la caballa inmediatamente.

Intento repetido de introducir este pescado en su dieta, puede hacerlo después de 1 mes. En este momento, el niño ya está creciendo y su cuerpo podrá responder adecuadamente al nuevo producto consumido por la madre.

Consejos para elegir y utilizar la caballa durante la lactancia.

  • Al elegir una caballa, preste atención a los ojos de los peces: deben ser transparentes y sin nubes, y el olor de la carcasa debe emitir un olor a pescado, pero no desagradable.
  • La caballa fresca tiene una carne densa y elástica, que rápidamente vuelve a formarse si se presiona un poco sobre ella con el dedo.
  • Es mejor rechazar el producto enlatado por un tiempo: los pediatras no recomiendan comer este tipo de pescado durante la lactancia.
  • Es genial si la caballa se hierve o se cuece al horno. Este producto conserva sus propiedades beneficiosas y es absolutamente inocuo para la salud.
  • La caballa ahumada y salada no vale la pena comer: en el primer caso, el riesgo de desarrollar alergias aumenta varias veces, y la segunda versión del producto contribuye a la aparición de edema y retención de líquidos en el cuerpo.

Por lo tanto, la caballa cuando se amamanta puede ser un excelente producto que traerá muchos beneficios para usted y su bebé.

Lo más importante aquí es cumplir con la medida cuando se consume y cocinar el pescado correctamente para preservar la cantidad máxima de nutrientes.

Caballa para mujeres lactantes.

Las mujeres durante el embarazo son muy escrupulosas con su dieta, porque entienden que el bebé en su vientre respira el mismo aire con ellas y absorbe la misma comida.

Pero el período de la lactancia materna no requiere un enfoque menos cuidadoso para la compilación del menú.

Después de todo, la calidad de la leche materna, su sabor y la salud del bebé dependen de la calidad de la comida tomada, la cantidad de nutrientes y vitaminas que ingresa al cuerpo de la madre lactante.

Recientemente, han surgido muchas disputas sobre si los peces deben ser consumidos por las madres lactantes. El mayor interés es precisamente la caballa, que pertenece a una de las variedades de pescado más grasosas. ¿Es necesario y es posible que una madre que está amamantando a un bebé coma? ¿O debería olvidarse de ello hasta que el bebé no salga del pecho?

La composición y propiedades del producto.

100 g de caballa, también llamado caballa, contiene:

    • proteínas - alrededor de 18 g,
    • grasa - de 13 a 30 g,
    • ácidos grasos poliinsaturados - alrededor de 4.5 g,
    • colesterol - alrededor de 70 mg.

Valor nutricional de la caballa

El contenido calórico del producto varía dentro de 200 Kcal.

Además, la carne de este pescado contiene muchas vitaminas y microelementos que son necesarios para cada persona, y especialmente para las madres lactantes.

Como puede ver, la caballa realmente contiene una gran cantidad de grasa. Sin embargo, estas grasas, que entran al cuerpo humano, realizan funciones importantes y son una fuente de colesterol bueno.

Al comer solo 100 gramos de carne de este pescado, una persona obtiene la mitad de la cantidad diaria de proteínas, sin la cual es imposible desarrollar masa muscular y realizar todo el trabajo corporal. La proteína contenida en la caballa es completamente absorbida por el cuerpo, sin requerir energía extra.

Además, no hay carbohidratos en este pescado, por lo que es un producto ideal para personas con una dieta basada en su bajo consumo.

La carne de caballa es absolutamente hipoalergénica, por lo que puede ser utilizada por todas las personas. Es especialmente útil para las personas con inmunidad debilitada, los niños, así como para las mujeres que están llevando bebés o amamantando.

Los beneficios del pescado - nutricionista Ionov

Deficiencia de vitamina D

La carne de este pescado contiene una gran cantidad de oligoelementos valiosos, que incluyen yodo, calcio, magnesio y flúor, así como ácido nicotínico y vitamina D, cuya fuente es el aceite de pescado. Todos estos elementos contribuyen al fortalecimiento del tejido óseo y del sistema nervioso.

Las grasas contenidas en el pescado son poliinsaturadas, y por lo tanto, a diferencia de la carne, son muy útiles. Además, la caballa contiene ácidos grasos omega-3, que son la mejor prevención para prevenir el desarrollo de enfermedades cardíacas y vasos sanguíneos. Estas grasas contribuyen al adelgazamiento de la sangre, lo que reduce el riesgo de trombosis y mejora el flujo sanguíneo.

El uso de peces marinos tiene un efecto de fortalecimiento general en el cuerpo humano. Por esta razón, se recomienda incluir en la dieta de mujeres embarazadas y lactantes, cuyo sistema inmunológico es más vulnerable.

Según los expertos, las personas que sufren de psoriasis, pérdida de memoria y disminución de la visión deben utilizar el pescado de mar. El aceite de pescado es mucho más efectivo que los aceites vegetales que eliminan el colesterol malo de la sangre. La carne de pescado también contiene vitaminas del grupo B, que contribuyen a la absorción total de proteínas.

Los ácidos grasos omega-3 tienen un efecto antiinflamatorio. Un alto contenido de magnesio hace de este pez una herramienta indispensable para prevenir el desarrollo del asma.

¿Cómo es útil el aceite de pescado?

Posibles contraindicaciones

Parecería que un producto tan útil no puede tener ninguna contraindicación. Sin embargo, hay casos en que la caballa, como cualquier otro pez de mar, puede causar intolerancia personal.

La caballa es propensa a la acumulación de mercurio

Como usted sabe, la grasa, incluido el aceite de pescado, tiene un efecto perjudicial sobre el hígado. Y como se encuentra en grandes cantidades en la caballa, debe ser usado con precaución por personas con enfermedades del hígado y la vesícula biliar.

Otro factor que no está a favor de la caballa es que los peces marinos tienden a acumular mercurio en sí mismos, que ingresa al mar a través de las aguas residuales. Sin embargo, esta sustancia se encuentra generalmente en grandes variedades de peces.

El uso de tales peces debe ser abandonado para una mujer en posición o amamantando a un bebé.

¿Qué es útil la caballa?

В мясе данный рыбы содержится огромное количество ценных микроэлементов, в том числе йода, кальция, магния и фтора, а также никотиновая кислота и витамин D, источником которого является рыбий жир. Все эти элементы способствуют укреплению костной ткани и нервной системы.

Жиры, содержащиеся в рыбе, являются полиненасыщенными, а потому они, в отличие от мяса, очень полезны. Además, la caballa contiene ácidos grasos omega-3, que son la mejor prevención para prevenir el desarrollo de enfermedades cardíacas y vasos sanguíneos. Estas grasas contribuyen al adelgazamiento de la sangre, lo que reduce el riesgo de trombosis y mejora el flujo sanguíneo.

Omega-3

El uso de peces marinos tiene un efecto de fortalecimiento general en el cuerpo humano. Por esta razón, se recomienda incluir en la dieta de mujeres embarazadas y lactantes, cuyo sistema inmunológico es más vulnerable.

Según los expertos, los peces marinos deben ser utilizados por personas que sufren de psoriasis, pérdida de memoria y disminución de la visión. El aceite de pescado es mucho más efectivo que los aceites vegetales que eliminan el colesterol malo de la sangre. La carne de pescado también contiene vitaminas del grupo B, que contribuyen a la absorción total de proteínas.

Los ácidos grasos omega-3 tienen un efecto antiinflamatorio. Un alto contenido de magnesio hace de este pez una herramienta indispensable para prevenir el desarrollo del asma.

Metodos de cocina

Por supuesto, la caballa es sabrosa, especialmente en forma salada y ahumada. Sin embargo, la madre lactante de pescado salado no se puede usar categóricamente por la sencilla razón de que no se somete a un tratamiento térmico y, por lo tanto, puede convertirse en un producto potencialmente peligroso.

Las mujeres lactantes que han usado pescado ahumado antes de que aparezca el bebé deben abandonar sus adicciones.

Después de todo, fumar pescado, presentado en los estantes de las tiendas, se realiza hirviéndolo en una composición química especial, que se volverá muy dañina para las madres y sus bebés.

Para disfrutar del extraordinario sabor del pescado y para beneficiar a la salud, para la madre lactante, el pescado puede prepararse de las siguientes maneras:

  • hervir
  • poner fuera
  • hornear

Ahora puedes considerar cada uno de los métodos con más detalle.

Caballa hervida

Para prepararlo necesitarás los siguientes ingredientes:

  • caballa recién congelada,
  • azucar
  • sal
  • hoja de laurel
  • el agua

Primero debe limpiar la caballa de las entrañas y luego cortarla en porciones. A continuación, vierta el agua en la olla y deje hervir. La sal y el azúcar se agregan a la velocidad de 1 cucharada de cada ingrediente en 1,5 litros de agua. La madre que amamanta puede reducir la cantidad de sal. También se agrega una hoja de laurel al agua hirviendo, y luego se sumergen los trozos de pescado. El pescado está listo después de hervir el agua.

Caballa En Caldo

Si lo desea, la cáscara de cebolla se puede agregar al agua, lo que le dará al pez un extraordinario tono dorado y lo hará aún más útil. Además, como aditivo, puedes usar pimienta negra y pimienta de Jamaica.

Al hervir, toda la grasa del pescado permanecerá en el agua, por lo que este plato puede considerarse el más dietético. Si las mujeres que amamantan necesitan ponerse en forma, este plato será útil.

Al servir, el pescado se puede servir con jugo de limón, que no solo decora su sabor, sino que también agrega un plato de vitaminas que necesita la madre lactante.

Estofado de caballa

Para preparar tal pescado, necesitas preparar los siguientes productos:

  • caballa directamente
  • verduras (cebollas, zanahorias),
  • Sal y laurel.

La caballa se libera de la cabeza y la cola, así como de las entrañas y se corta en porciones. Las verduras se pelan y se trocean.

Un tercio de las verduras se colocan en el fondo del estofador, y el pescado se coloca encima de ellas y se espolvorea con sal. Además, las manipulaciones se repiten hasta que se terminan los componentes del plato.

Después de eso, agregue un vaso de agua a la cacerola y colóquelo en la estufa. Guiso el pescado a fuego lento durante 40 minutos.

Caballa Al Horno

Para cocinar pescado que proporcionará beneficios invaluables a las mujeres lactantes y sus bebés, se requieren los siguientes ingredientes:

  • caballa recién congelada,
  • limon
  • cebolla
  • crema agria
  • Sal y aceite vegetal.

En las carcasas talladas es necesario hacer cortes correspondientes al tamaño de las porciones. Sin embargo, la incisión del pez solo es necesaria para el hueso, no para cortar hasta el final.

El limón debe ser pelado, y las cebollas - de la cáscara. Ambos productos se cortan en anillos.

Rallar el pescado con sal y poner los aros de cebolla en los cortes. Y los anillos de limón se deben poner uniformemente en el vientre del pez.

Las carcasas preparadas se colocan en una bandeja para hornear, se engrasan previamente con aceite vegetal y se recubren con crema agria, y luego se colocan durante 40 minutos en un horno precalentado a 180 ° C.

La caballa al horno retiene la cantidad máxima de vitaminas y puede convertirse en el plato favorito de toda la familia.

Desde que mes

Debido a que la caballa es un producto alergénico, los pediatras no lo recomiendan para su uso en los primeros meses de alimentación. En general, se incluye una variedad blanca de pescado un par de semanas después del parto.

La caballa debe agregarse cuando el bebé ya haya logrado adaptarse a otras variedades de pescado blanco. Y no se ha identificado una reacción alérgica a ellos. La mejor opción es agregar caballa a la dieta cuando el bebé tenga 3 meses de edad.

Métodos de cocción permitidos.

Las madres lactantes son las mejores para usar la caballa en forma hervida y horneada.. La opción más útil sería cocinar en una caldera doble: este método retiene mejor todas las sustancias beneficiosas. También puede encontrar muchas recetas para cocinar caballa en una olla de cocción lenta. No se recomienda el uso de caballa ahumada en pediatras con HB.

Los alimentos ahumados para mujeres lactantes están estrictamente prohibidos. Se tratan con humo líquido, que es un carcinógeno fuerte y puede causar una reacción alérgica en el bebé.

Y en el caso de las carnes ahumadas, y en el caso de las especias, cuando se consumen, la leche materna puede no ser sabrosa para el bebé, y él se negará a alimentarse.

Caballa salada tampoco es recomendable.. Después de todo, esta versión de pescado no se somete a un tratamiento térmico, por lo que es un producto potencialmente peligroso.

Lo mismo se aplica a la caballa en conserva, en la que el contenido de sal también es alto.

Beneficios de la madre

Una propiedad muy importante de la caballa es su capacidad para reducir el colesterol en la sangre. Debido a la presencia en la composición de ácidos grasos omega-3, su uso en alimentos tiene un efecto positivo en el sistema cardiovascular.

  • La caballa es rica en antioxidantes, que tienen un efecto rejuvenecedor pronunciado en el cuerpo, ayudando a eliminar toxinas.
  • Este pescado ayuda a mantener los huesos, los dientes y el cabello en buenas condiciones, ya que es rico en calcio, magnesio y cobre. Los elementos traza se suministran en cantidad suficiente al bebé a través de la leche.
  • Proteína fácilmente asimilable, que mejora el metabolismo del organismo.
  • El alto contenido de hierro en este tipo de pescado tiene un efecto beneficioso sobre la salud de la mujer. Es muy importante que la madre tenga un nivel normal de hierro en la sangre, ya que esto contribuye a una mejor producción de leche.

¿Está permitido en comida para bebé?

Las opiniones de los pediatras en esta materia difieren. La caballa es demasiado pesada para los peces, ya que contiene mucha grasa. Su capacidad para acumular mercurio y su alta alergenicidad no permite utilizar este pescado en los primeros años de la vida de un bebé. Demasiado alta será la carga sobre el hígado.

¿Cuándo puedo incluir en la dieta?

Después de la carne los señuelos suelen proceder al pescado. Sus pediatras recomiendan bebés a partir de los 10 u 11 meses de edad.

Pero el bebé no puede probar la caballa pronto. Las primeras variedades con las que generalmente se recomienda iniciar el bacalao complementario, hack, pollock..

Pero las variedades grasas, incluida la caballa, se recomienda dar después de cumplir los 3 años. Caballa frita y ahumada también se puede ofrecer cuando el niño tiene más de 3 años.

Métodos de cocina preferidos

La caballa más útil en forma hervida y horneada. Manteniendo en sí todas las sustancias y microelementos, esta opción de cocción no perjudica la salud de la madre y el bebé. Además, la caballa puede ser guisada con verduras, sin agregar sal y condimentos. No se recomiendan los alevines de caballa, ya que esta opción de tratamiento es la más cancerígena.

¿Qué es peligroso para la madre y el bebé?

Las propiedades útiles de la caballa son muchas, pero este pez es bastante alérgico. Y el tratamiento térmico no reduce sus propiedades alergénicas.

Es la proteína que se encuentra en la caballa que más a menudo causa reacciones alérgicas.

  1. Debido al alto contenido de sal en su composición, la caballa a menudo provoca hinchazón y retiene agua en el cuerpo de la madre lactante.
  2. La caballa es tóxica porque puede acumular mercurio y metales pesados. Las condiciones en las que se cultivó afectan significativamente la calidad del producto.

¿Cómo elegir y a qué prestar atención?

Madres lactantes es mejor comprar pescado fresco, no congelado. Dado que el número de escarcha y descongelación, como regla, rastrea casi imposible.

  • Vale la pena prestar atención, en primer lugar, a la elasticidad del pescado: la caballa fresca no debe desmoronarse y dañarse. La elasticidad es el primer signo de frescura.
  • La presencia de un matiz amarillento (grasa oxidada) y branquias oscuras indica la falta de estabilidad del producto.
  • Los ojos de los peces deben ser transparentes.

A continuación, ofrecemos ver un video sobre cómo elegir este pez:

Recomendaciones de uso durante la lactancia.

Caballa debe incluirse en la dieta cuando ya haya probado variedades de pescado como el bacalao, abadejo y lucioperca. A partir del tercer mes de alimentación puede ingresar gradualmente en la dieta y la caballa. Al mismo tiempo, vigilar la salud del bebé. Si ha seguido una reacción negativa, debe detenerse el uso de este pez.

¿Cómo entrar en la dieta?

Primero debes probar un trozo muy pequeño de caballa terminada.Es mejor comerlo por la mañana. Si dentro de dos días no se detectó una reacción alérgica en el bebé, se puede aumentar la porción.

Por semana, se aconseja a las madres lactantes que utilicen caballa no más de 2 a 3 veces y no más de 100 gramos a la vez. En el futuro, la porción se puede aumentar a 200 gramos.

Como nos dimos cuenta La caballa puede, e incluso debería, ser incluida en la dieta de una madre lactante. Este pescado restaura perfectamente la fuerza, satura el cuerpo con vitamina D y ácidos grasos Omega-3, que benefician tanto a la madre como al bebé. Lo más importante: incorporarlo gradualmente a la dieta, observando cuidadosamente el estado del bebé.

El método de cocción también es importante, la opción más útil es la caballa cocida y cocida, pero es mejor rehusar ahumado y salado.

¿Puede la caballa ser utilizada por mujeres lactantes?

La caballa saturará la leche de una madre lactante con nutrientes. Todo lo anterior sugiere que la caballa es extremadamente útil para las madres lactantes. Después de todo, todos los componentes contenidos en el pescado, hablan a su favor.

Cada madre lactante no solo es posible, sino que es necesario incluir este pescado en la dieta, ya que es capaz de fortalecer el cuerpo, debilitado durante el proceso del bebé.

Este pescado es necesario para las madres lactantes, ya que su consumo ayudará a enriquecer la leche materna con las sustancias necesarias para el pleno desarrollo de su descendencia.

¿Qué tipo de peces pueden amamantar a las mamás? ¿Está permitido comer rojo y salado al amamantar?

El producto preparado adecuadamente tiene muchos beneficios, mientras que los nutricionistas han identificado 5 razones principales por las que necesita usarlo durante la lactancia (en adelante, HB):

  1. El alto contenido de ácidos omega-3 beneficiosos. En peces marinos. Pueden tener un efecto beneficioso en los vasos del corazón, aumentar las propiedades protectoras del cuerpo, reducir las reacciones alérgicas.
  2. Vitaminas del grupo B. El propósito principal de estas valiosas vitaminas es la participación activa en el metabolismo celular.
  3. Fuente natural de proteína ligera. Habitante del río al vapor perfectamente digerido, absorbido por el cuerpo. Esta proteína es necesaria para el bebé, la obtiene de la leche materna. La proteína ayuda a ajustar el trabajo de los riñones maternos, reorganizados después del embarazo.
  4. Una importante vitamina D, sin la cual la absorción de calcio de alta calidad es imposible. El calcio es necesario para que el bebé fortalezca el esqueleto y el crecimiento de los dientes.
  5. Trabajo intestinal bien ajustado. El consumo regular contribuye a la normalización de la actividad intestinal en una madre lactante y su bebé.

¿Qué variedades se recomiendan durante la lactancia?

¿Qué pescado se recomienda para HB: mar o río? Según las recomendaciones de los nutricionistas. Al comienzo de la alimentación se aconseja utilizar únicamente habitantes de los ríos.Porque rara vez causan alergias a los alimentos. También las especies de río son ideales para cocinar caldos. Layfkhak: para obtener un caldo más limpio, puede drenar la composición primaria, al final obtener una sopa ligera de pescado.

Algunas mujeres, preocupadas por su propia nutrición, se preguntan si es posible cocinar truchas durante la lactancia. Este tipo de pescado es muy popular, los precios en las tiendas son menores que el salmón o el salmón, y el sabor es excelente. Para responder a esta pregunta, la Asociación de Nutricionistas ha identificado una lista de habitantes de los reservorios, los más seguros y útiles para la lactancia.

6 tipos de peces de río permitidos para HB

Las truchas horneadas en pergamino pueden ser mimadas no solo para la mamá, sino para todos los miembros de la familia.

  1. la perca se valora debido a una pequeña cantidad de huesos y una pequeña cantidad de calorías,
  2. dorada - su carne contiene una cantidad suficiente de cloro y potasio, que juegan un papel importante en muchos procesos químicos,
  3. Trucha de río: rica en diversos oligoelementos, el consumo regular tiene un efecto beneficioso en el crecimiento del cuerpo del bebé.
  4. burbot El uso de esta especie es extremadamente útil para embarazadas y lactantes., aumenta la agudeza visual del bebé y contribuye a la maduración del cerebro,
  5. Lucio: el consumo regular de esta especie contribuye a fortalecer el sistema nervioso, mejorando las propiedades protectoras del cuerpo.
  6. La lucioperca es un producto dietético con un contenido mínimo de grasa, rico en compuestos que actúan positivamente en el sistema nervioso.

Habitantes del mar menos huesudos, con grandes porciones de solomillo. Ideal para hornear y guisar a la temperatura adecuada.

Una pregunta muy común que se puede escuchar en la recepción de un nutricionista o pediatra sobre el daño y el beneficio de los peces rojos cuando se amamanta es si se puede preparar y consumir sin dolor.

El grupo de habitantes del agua con el nombre común de "pez rojo" con HB es Especies que una madre debe introducir con extrema precaución en su dieta, ya que puede provocar una reacción alérgica.. Sin embargo, debe vigilar cuidadosamente la reacción adicional del bebé, con los más mínimos cambios negativos para dejar de tomar este producto.

También le aconsejamos que averigüe si el kefir y la leche son posibles para las madres lactantes; los productos son muy útiles, especialmente después del embarazo.

4 tipos de peces marinos recomendados para la lactancia materna

  1. El salmón es el rey de la vida marina en términos de selenio, yodo y proteínas, su uso en HB es indudable.
  2. lubina - diferente en grasa, la vitamina B12 contenida en su carne tiene un efecto positivo en el cerebro,
  3. merluza - bien absorbida y contiene la cantidad mínima de calorías,
  4. Sardina: sus beneficios están dirigidos a mejorar el trabajo del corazón y los vasos sanguíneos, optimiza el nivel de presión.

De las variedades propuestas, puede combinar su dieta con respecto a las preferencias de calorías y gustos personales. Es importante no solo usar estas variedades, sino también poder elegir el producto correcto para que sea de alta calidad y aporte el máximo beneficio.

Cómo elegir un producto de calidad.

Las escamas deben ser brillantes, no erizadas, ojos - no apagados, branquias - color rojo brillante (rosa), con un dedo presionando sobre la carcasa - la abolladura debería recuperarse

Al elegir uno u otro tipo de habitante del agua, debe prestar atención a los que están familiarizados con su región. Elija representantes marinos bajos en grasa o pescado de río. El pescado adecuado para una madre lactante en el primer mes es abadejo, espadín, carpa.

Al mismo tiempo, es importante no solo qué productos de pescado elige la madre lactante, sino también cómo estarán preparados. El pescado se puede freír durante un cuarto de hora, pero esta vez también es suficiente para destruir muchos microelementos útiles. Es mejor cocinar un plato al vapor bajo en calorías con la preservación de todos los elementos beneficiosos, pasando el mismo tiempo.

¿Qué peces puede una mujer lactante?

Bajo la más estricta prohibición están las especies que pueden dañar la salud de la madre y las migajas. Un producto que ha sobrevivido a la congelación y el almacenamiento a largo plazo en condiciones adversas representa un peligro potencial para la madre y el niño, ya que Se pueden estropear, infectar con parásitos o sus huevos, que soportan bajas temperaturas.

Comenzar a entrar en la dieta se aconseja con variedades blancas, pero preste atención a eso, pero en los primeros meses de lactancia no se puede comer.

¿Puede la madre amamantando pescado frito? Muchas madres en la familia están acostumbradas a cocinar de esta manera, pero no es recomendable comer cuando se asa la lactancia, incluso un pescado ligero después de freír se vuelve difícil de digerir.

Regular comer alimentos fritos por una madre lactante puede causar estreñimiento infantil.

Con una corteza frita, los productos de tratamiento térmico peligrosos penetran en el cuerpo y contribuyen al desarrollo del cáncer.

Любая рыбка, не прошедшая термической обработки находится под запретом: будь то сушеная, копченая или вяленая. Когда меня спрашивают, можно ли кормящей маме копченую рыбу или нет, необходимо разъяснить им ту степень риска, которой они подвергают свой организм и младенца. Обитатели речных водоемов часто заражены яйцами гельминтов, поэтому блюда должны пройти полную тепловую обработку,

Pescado ahumado cuando la lactancia es particularmente peligrosa.Dado que el humo con el que se procesa contiene carcinógenos, el que ingresa al cuerpo de la madre a través de la leche materna es muy dañino para el bebé.

¿Puedo comer pescado salado (arenque, espadín, caballa, etc.)?

) durante la lactancia? Los alimentos salados (y no solo el pescado) durante la lactancia son indeseables de usar, ya que el alto contenido de sal contribuye a la retención en el cuerpo del exceso de agua.

Una cosa más, ¿por qué? El pescado salado está contraindicado en HB - Es capaz de crear una carga adicional sobre los riñones reconstruidos de la madre y el niño.

Además, es indeseable usarlo debido a una fuerte sensación de sed, el exceso de líquido diluye la leche, haciéndola menos grasa y saludable. Como resultado, se extrañará la leche del bebé, a menudo se le aplicará en el pecho. Cómo saber si su bebé tiene suficiente leche materna, puede consultar este artículo.

Es lo suficientemente peligroso como para comer cuando el pez rojo es amamantado, porque es el alérgeno más fuerte. Si una mujer tuvo una reacción negativa durante la gestación, entonces incluso el salmón al vapor cuando está amamantando está contraindicado porque el bebé podría volverse susceptible a las alergias a este producto.

El pez debe introducirse en la dieta de las madres lactantes, pero al mismo tiempo con las primeras muestras para controlar el estado del bebé, si tiene una reacción alérgica a este producto.

Si esto sucede, se excluye (lo mismo se aplica a otros alimentos potencialmente peligrosos).

Pero incluso si la madre no lo usó durante la gestación, puede comer introduciéndolo suavemente en pequeñas porciones, observando cuidadosamente el bienestar del bebé. Solo un médico supervisor puede prescribir un rechazo total del uso si las reacciones alérgicas están presentes en un niño.

El especialista recomendará variedades de pescado, métodos aceptables de tratamiento térmico al mismo tiempo: cocción al vapor, estofado, etc. También debe tener en cuenta que durante la lactancia aumenta el consumo de energía de la enfermería a 700 kcal por día. Por lo tanto, debe realizar su dieta correctamente para satisfacer las necesidades energéticas del cuerpo.

Se recomienda la lactancia con 300 mg adicionales de omega-3 al día. El consumo regular de productos pesqueros cocidos, al vapor o guisados, 1-2 veces a la semana, reemplaza completamente esta necesidad.

Es importante recordar que son las variedades rojas las que con mayor frecuencia causan alergias. Que sean abandonados por un corto tiempo de alimentación. Si la madre no usó platos de pescado mientras esperaba al niño, entonces el cuerpo frágil del bebé puede mostrar una reacción negativa.

También le recomendamos que lea el artículo, en el que hablamos sobre el uso de grosellas para la HB, así como sobre el café, una de las bebidas favoritas de la humanidad.

5 recetas de platos de pescado recomendados.

Al cocinar productos de pescado, no debe abusar de una gran cantidad de especias, porque el cuerpo de los niños no puede aceptar alimentos picantes con un aroma fuerte. Además, no freír el producto en una sartén con la adición de aceite, es mejor comprar el inventario con un revestimiento antiadherente. Y aún mejor: dar preferencia a una doble caldera.

Método de preparación:

Primero necesita destripar la canal de pescado y cortarla en trozos medianos. Se puede cocinar en una caldera doble, también se puede poner en una cacerola, medio lleno de agua y agregar cebollas. Hervir el producto debe estar dentro de los 20 minutos. Sal y decorar el plato terminado a petición.

Ingredientes:

  • 1 pieza carpa grande,
  • 1 pieza zanahorias
  • 1 pieza cebollas
  • 5 piezas papas
  • mantequilla
  • sal al gusto

Método de preparación:

Las verduras en esta forma constituyen una sola almohada, necesitan disponer el pescado limpio. Lubrique la superficie con mantequilla. El tiempo de cocción en el horno es de 40 minutos, siempre que la cocción comience en el horno precalentado a 200 ºC.

Ingredientes:

  • 500 g de cualquier filete de pescado fresco,
  • 5 piezas pepinos encurtidos,
  • 1 cebolla,
  • 2 tomates,
  • 2 cucharadas. l aceite vegetal
  • Laurel seco, sal.

Método de preparación:

Cortar los filetes de pescado. Cocinar el caldo de los huesos restantes y cabezas de pescado. Cortar la cebolla, saltearla con mantequilla hasta que esté cocida, cocer a fuego lento los tomates con la cebolla durante otros 5 minutos. A continuación, agregue el filete, vierta el caldo con sabor terminado y cocine por otros 15 minutos. En la mezcla final agregue el pepino cortado en cubitos, la sal, la hoja de laurel.

Ingredientes:

  • 2 piezas la merluza
  • 500 gramos de papas
  • 1 arco
  • 100 ml de crema baja en grasa,
  • 1 taza de crema agria al 10%,
  • Mantequilla
  • 1 cucharada. l harina
  • sal al gusto

Método de preparación:

Purifique el pescado destripado limpio en una sartén, agregue las cebollas, cortadas en mitades de aro. Añadir agua purificada para que cubra completamente los productos. Cocine a fuego lento durante 10 minutos. Mezclar la crema agria con la harina y la sal. Agregue la mezcla al agua, cocine a fuego lento otros 15 minutos hasta que espese. Hierva las papas, agregue la crema tibia y la mantequilla, usando una licuadora para freír. Puré verter la salsa de pescado.

Ingredientes:

  • 500 g de cualquier filete de pescado de mar,
  • 2-3 manzanas,
  • 3 cucharadas. l mantequilla
  • 1 cebolla,
  • sal al gusto
  • 200 g de crema agria.

Método de preparación:

Cebollas peladas y finamente picadas, ligeramente doradas en mantequilla. Coloque las piezas de pescado preparadas allí, vierta todo con una pequeña cantidad de agua, cubra con anillos de manzana. Vierta la mezcla de crema agria y sal. Cierre la sartén con una tapa, luego envíela al horno durante 30 minutos a 200 ºC. Como guarnición use puré de papas o papilla.

Después de todo, resumamos qué peces pueden ser madres lactantes:

  • Variedades marinas bajas en grasa: abadejo, lucioperca, merluza, lubina, arenque báltico,
  • Habitantes del río: percas, carpas, lucios, bueyes, truchas.

Es importante no solo qué tipo de pescado hay durante la lactancia, sino también cómo se cocina. Se debe dar preferencia a los platos cocidos al vapor, guisados ​​y cocidos.

La respuesta a la pregunta "¿Puede una madre lactante pescar?" Fue muy simple: ¡sí! Pero es importante recordar que para la lactancia materna, al principio, el pescado de río es más importante que el pescado de mar.

Los 9 tipos de pescado para comer no se recomiendan para las mujeres y los niños, puede aprender del video:

¿Qué pez es útil para la madre y el bebé con HB?

Si una mujer está amamantando, su nutrición debe corresponder a dos parámetros principales: asegurar la restauración total de los costos de la madre de alimentar al bebé y no causarle reacciones alérgicas.

Por un lado, el pescado es una fuente de muchos oligoelementos beneficiosos y vitamina, y por otro lado, es capaz de provocar reacciones indeseables en el cuerpo.

¿Vale la pena entrar en la dieta? ¿Qué tipo de pez puede amamantar la mamá?

¿Cuál es el uso del pescado y sus derivados para mujeres y niños?

Según muchos nutricionistas, los platos de pescado deberían constituir una gran parte de la dieta de una madre lactante. Hay razones suficientes para esto:

  • Cualquier marisco, incluido el pescado, es el principal proveedor de las vitaminas del grupo B y B para la madre y el bebé. Dientes, pelo, piel y uñas.
  • Muchas variedades blancas de pescado pueden ser una fuente de grandes cantidades de proteínas, que es vital para una madre joven para la alimentación completa del niño. Si las proteínas cárnicas para entrar en los tejidos del cuerpo femenino se digieren en el tracto gastrointestinal durante 6 a 7 horas, entonces la proteína de marisco es suficiente para un procedimiento similar y de 3 a 4 horas.
  • Algunas variedades de peces, especialmente los capturados en el mar, contienen muchos oligoelementos útiles: fósforo, calcio, selenio y yodo. Todas estas sustancias son necesarias para el bebé para el rápido crecimiento del esqueleto, la fuerza de los huesos, la regulación de los procesos hormonales en su cuerpo.
  • La joven madre es un proceso extremadamente importante de estabilización del metabolismo y la restauración del equilibrio hormonal durante la lactancia. Esto ayudará a sus ácidos grasos insaturados, que se encuentran en cantidades suficientes en la mayoría de las variedades de pescado y en muchos pescados y mariscos.

A menudo las mujeres temen incluir platos de pescado en sus dietas debido a la actividad alérgica aparentemente alta de los mares y ríos. Un cierto porcentaje de madres jóvenes simplemente no les gusta el marisco.

Los pediatras y los ginecólogos locales deben realizar trabajos explicativos con un contingente similar sobre los beneficios de la dieta de los peces durante la lactancia.

¿Qué variedades pueden usarse para alimentar a una madre lactante?

Si mamá piensa qué pez puede ser amamantado, es mejor dar preferencia a las variedades blancas. La dorada, el pez gato, la carpa cruciana, la carpa, la carpa herbívora y el lucio son muy adecuados para una buena nutrición.

No se quede atrás en sus propiedades positivas y vida marina. Para las mujeres lactantes, una fuente importante de nutrientes, proteínas y vitaminas siempre puede ser la lubina, el fletán, el abadejo y otras especies.

La lactancia materna pez rojo requiere algunas restricciones de uso. Si se pueden introducir variedades blancas en su dieta de 2 a 3 días a la semana, entonces se recomienda comer truchas, salmón rosado y salmón chum para las madres jóvenes no más de 1 vez en 2 a 3 semanas. Esto se asocia con mayor actividad alérgica.

Gracias a las observaciones a largo plazo de la dieta de las mujeres lactantes, fue posible establecer que ciertas variedades de peces podrían causar rechazo. Esto a menudo depende de la composición química y el porcentaje de grasa.

Se recomienda cuando ocurre una reacción alérgica en una madre o un niño, por ejemplo, al comer abadejo, para no excluir completamente los platos de pescado de la dieta. Puede intentar reemplazar un grado no adecuado para un tipo diferente.

Tipos y métodos de preparación permitidos y prohibidos para su uso en HB

Además de las diferentes variedades, el pescado todavía puede diferir en el método de preparación. Es necesario considerar si todas las opciones de tratamiento son adecuadas durante la lactancia.

Unas palabras sobre las aves acuáticas que se encuentran en nuestros ríos y lagos. Como la mayoría de los amantes de la recreación con una caña de pescar saben, tal presa contiene una gran cantidad de huesos, lo que dificulta la ingesta de alimentos.

Sin embargo, con la preparación adecuada, el pescado de río es prácticamente el mejor plato para una mujer lactante.

Puede usar un vaporizador para cocinar o cocinar caldo de pescado; todos estos platos podrán diversificar la dieta de la joven madre.

Los hechos anteriores sugieren que si a un pediatra se le pregunta si un pescado salado se puede alimentar con una madre lactante, él responderá negativamente.

Recomendamos leer el artículo sobre nutrición durante la lactancia. De ella aprenderá sobre las características del apetito de la mujer lactante, la posibilidad de consumir productos lácteos y cárnicos, verduras y frutas, un menú diario ejemplar.

Consejos para una mujer durante la lactancia al comer pescado.

Las reglas para consumir productos pesqueros son bastante simples. Las variedades de pescado blanco pueden introducirse en la dieta de una mujer lactante de 6 a 8 semanas después del parto, y el pescado rojo se puede usar como alimento tres meses después del nacimiento.

Antes de cocinar, el producto semiacabado debe sumergirse en agua fría. Esto eliminará la mayoría de las sustancias dañinas para el bebé.

Los platos de pescado deben ser cocinados exclusivamente en una caldera doble, hervidos en agua o guisados ​​en un horno. El pescado frito está completamente excluido de la dieta de una madre lactante.

Los productos pesqueros a largo plazo están completamente excluidos de la dieta de la joven. Para la preparación de platos nutritivos solo se puede utilizar pescado fresco, en casos extremos: congelado usted mismo.

Una madre que amamanta está estrictamente prohibida comer pescado enlatado, mariscos ahumados y salados. La mayoría de ellos se someten a un tratamiento químico, que es extremadamente peligroso para una madre joven y su bebé.

Para la primera experiencia de uso, es mejor usar abadejo o compinche, ya que el contenido de vitaminas y oligoelementos beneficiosos en ellos es el más alto.

Métodos de cocinar platos de pescado con HB:

  1. Las piezas de pescado se envuelven en papel de aluminio, se extienden en una plancha y se guisan en un horno a una temperatura de 160 a 180 grados durante unos 40 minutos. Las especias, incluso el jugo de limón fresco, no se recomiendan para las madres lactantes.
  2. Las empanadas de pescado ordinarias pueden ser una buena adición a la dieta diaria. Para su preparación, el filete de abadejo o salmón chum se desplaza a través de una picadora de carne, se agrega cebolla finamente picada y se mezcla con 2 yemas de pollo o 4 huevos de codorniz. La carne picada se forma, se envuelve en papel de aluminio y se guisa en una plancha con una tapa que utiliza solo aceite vegetal.

Si lo desea, cualquier madre lactante encontrará suficientes recetas para cocinar pescado. Pero antes de diversificar su dieta, una mujer siempre debe consultar con un pediatra acerca de la posible expansión de la lista de productos alimenticios. La precaución en los alimentos debe ser la regla principal de las madres lactantes.

Los beneficios del pescado para las madres lactantes.

La proteína contenida en los peces es absorbida fácil y rápidamente por el cuerpo. Los platos con un contenido bajo en calorías tienen un gran valor nutricional.

La composición del producto incluye sustancias útiles como:

  1. Ácidos grasos insaturados que afectan positivamente el desarrollo del sistema nervioso del bebé. Además, regulan el metabolismo y la producción de hormonas.
  2. Las vitaminas del grupo B se presentan en conjunto completo - B1, B2, B12, B6. Ayudan en el trabajo del sistema nervioso.
  3. Las vitaminas C, A, E y la inmunidad de apoyo, son responsables de los procesos de regeneración de la piel. La vitamina D ayuda a absorber completamente el calcio que ingresa al cuerpo del niño.
  4. Los minerales se encuentran en grandes cantidades. El calcio y el fósforo están involucrados en la formación del sistema esquelético, fortalecen los vasos sanguíneos y los capilares. El yodo asegura el correcto funcionamiento de la glándula tiroides y el sistema nervioso.

Si durante el embarazo una mujer consumía regularmente pescado y otros mariscos, el bebé ya está familiarizado con el sabor del producto. Por lo tanto, lo más probable es que no ocurran problemas durante la lactancia.

Cómo entrar en la dieta.

Sin embargo, como producto proteico, el pescado puede desencadenar una reacción alérgica. Por lo tanto, se recomienda utilizar las variedades habituales al amamantar, especialmente en los primeros meses después del nacimiento.

Si no hay reacciones desagradables del lado de las migajas, puede diversificar el menú con nuevos tipos de mariscos. Pero esto debe hacerse con cuidado.

  • comenzar con pequeñas cantidades
  • tomar un descanso por unos dias
  • En ausencia de alergia en el bebé, puede reutilizar el producto en la misma cantidad,
  • observar la reacción del bebé, ya que cada ingesta posterior de alimentos puede hacer que las manifestaciones negativas sean más pronunciadas,
  • Si ocurre alguna reacción negativa, el producto debe ser inmediatamente excluido de la dieta, reemplazándolo con otro tipo de pescado.

Es recomendable comprar pescado fresco, en casos extremos - congelado. Los pediatras responden negativamente a la pregunta de si una madre lactante puede comer pescado enlatado, salado o ahumado.

Este alimento contiene sustancias químicas que son peligrosas para el niño. Además, la sal tiende a acumularse en los conductos de las glándulas mamarias e influye en el sabor de la leche. Bebé por esta razón puede ser de los alimentos.

Durante la lactancia, a las mujeres se les recomiendan peces marinos bajos en grasa, como la perca, el salmonete, el atún, la merluza, el lenguado, el mero, la lubina, el saurio, el abadejo, el arenque báltico. El uso de especies de río es muy útil, ya que contienen la cantidad mínima de alérgenos, por ejemplo, dorada, lucio, lombardo, carpa, trucha de lago.

Durante la lactancia, todos los tipos de peces rojos deben excluirse de la dieta (por ejemplo, el salmón de río). Con sus beneficios y valor nutricional, contiene demasiados ácidos grasos insaturados y calorías, y esto puede ser perjudicial para la salud del bebé.

Por la misma razón, no se recomiendan las variedades de grasa como la caballa, el arenque. El exceso de grasa puede provocar un malestar digestivo en un niño.

Está prohibido que una madre lactante use la carne de los peces grandes del océano como alimento. En especies como los tiburones, el rey caballa, los niveles de mercurio seguros permitidos se superan significativamente. Este carcinógeno causa daño a cualquier organismo, pero para un niño pequeño existe un alto riesgo de efectos negativos en el sistema nervioso.

Pin
Send
Share
Send
Send