Ginecologia

Mastitis en una madre lactante: causas, síntomas y tratamiento.

Pin
Send
Share
Send
Send


La mastitis es una inflamación de la glándula mamaria, que ocurre con mayor frecuencia en las últimas etapas del embarazo o en el período posparto en primíparas y la enfermedad no es infrecuente. Puede ser unidireccional o bidireccional. Ofrece una gran incomodidad a la madre y al niño.

Según estadísticas mundiales, diagnosticadas en 1-20% de los casos del total de nacimientos. El resultado letal es de 0,35 a 1% del número de pacientes. ¡Este artículo le brindará más información sobre las formas, causas y signos de mastitis en una madre lactante!

Clasificación de la mastitis

No hay consenso sobre la clasificación de la mastitis entre los médicos. Las más comunes son las divisiones según el momento de aparición, el tipo de agente causal que causó la enfermedad, su curso clínico y la naturaleza de la inflamación.

  • En el momento de ocurrencia

Hay mastitis y lactancia lactacional. Eso está relacionado o no relacionado con el proceso de lactancia y lactancia.

Hay mastitis infecciosa (primaria) y no infecciosa (secundaria o fibroquística). El desarrollo de enfermedades infecciosas se promueve mediante la entrada de diversos microorganismos patógenos en órganos y tejidos sanos. El desarrollo de fibroquística - la entrada de microorganismos patógenos en las enfermedades ya modificadas de los órganos y tejidos.

  • Según el curso clínico.

Hay mastitis aguda y crónica. La mastitis aguda se caracteriza por síntomas brillantes y agresivos. Los crónicos se caracterizan por ausencia parcial, moderada o completa de síntomas y recaídas frecuentes.

  • Por la naturaleza de la inflamación.

Por la naturaleza de la inflamación, la mastitis puede ser serosa, infiltrativa o purulenta, donde cada forma sucesiva es una complicación de la anterior. Menos frecuentes son las clasificaciones por tipo de lesión de las estructuras glandulares (parenquimatosa, areola, intersticial), por localización de la inflamación (pre-mamaria, intramamaria, subareolar) y otras mastitis.

Mastitis en una madre lactante: síntomas y tratamiento.

En caso de mastitis serosa, el factor predominante es el inicio agudo de la enfermedad durante la segunda o tercera semana después del parto. En otras formas, los síntomas de la mastitis en una madre lactante aparecen gradualmente, y las manifestaciones clínicas son muy diversas.

Atencion La base de la medicina tradicional es la eliminación del estancamiento de la leche en las glándulas con la ayuda de dieta, vitaminas, masajes, decocciones de hierbas, compresas, vueltas y lociones.

El tratamiento farmacológico se realiza de forma compleja y estrictamente individual, dependiendo de la forma de la enfermedad.

Cuando se observa mastitis:

  • Dolor y endurecimiento de toda la mama o sus secciones individuales,
  • Temperaturas en aumento, enrojecimiento y brillo no natural de la piel en el pecho,
  • Hinchazón de los tejidos y retracción del pezón.
  • Formación de abscesos, apertura automática y formación de fístulas con una localización superficial en la piel.
  • Aumento de la temperatura corporal a 38 grados y más.
  • Nódulos linfáticos axilares aumentados y dolorosos.
  • Escalofríos, debilidad y signos de intoxicación.
  • Pérdida del apetito
  • Insomnio

La causa del desarrollo de mastitis infecciosa con mayor frecuencia se convierte en estafilococo bacteria. Más raramente otros: estreptococos, gonococos, Klebsiella o E. coli, que ingresan al cuerpo a través de vías endógenas o exógenas.

La mastitis de la lactancia a menudo se desarrolla en el fondo de la lactostasis (bloqueo de la glándula mamaria debido a una alimentación inadecuada), creando condiciones fértiles para la aparición de infecciones.

La mastitis fibroquística se desarrolla en el fondo de la mastopatía fibroquística y otras patologías de los órganos internos.

Diagnósticos

Se diagnostican mastitis de mamología, ginecólogos y cirujanos. Los resultados de los análisis de orina y de sangre, así como la ecografía del seno, son necesarios para el diagnóstico.

El diagnóstico se confirma cuando se detecta una infiltración.

Acerca de qué hacer con la mastitis en madres en período de lactancia les dice a la medicina tradicional y tradicional.

La dieta se basa en limitar la cantidad de alimentos, excluyendo los alimentos con alto contenido de grasa y aumentando la cantidad de bebida (para orinar al menos una vez por hora).
La vitamina E ayudará con las grietas en los pezones. Suficiente para frotar una gota de vitamina en el pezón después de cada alimentación, y se curarán más rápido.

El masaje ayuda a acelerar el flujo de salida de la leche "mala" y lo reemplaza por limpio. El masaje de la glándula debe ser movimientos circulares ordenados, a partir de las paredes del pecho.

Una decocción de flores de caléndula (2-3 vasos por día) se considera una buena herramienta terapéutica para el fortalecimiento general del cuerpo. Las compresas (calientes y húmedas) se aplican cada 5 a 6 horas en los casos en que el pecho está demasiado lleno y el bebé no puede hacer frente a la cantidad de leche que ingresa. Lapeado de semillas molidas de comino, harina y hojas de menta, bueno para la formación de abscesos.
Las lociones se preparan a partir de una mezcla de ajenjo del árbol de Dios, hojas de henbane en flor y manteca de cerdo (proporciones 20:20:70) para reducir el dolor intenso aplicándolo en el área afectada sobre un pedazo de lino natural puro.

La farmacoterapia está dirigida a eliminar los síntomas y prevenir las complicaciones de la enfermedad. Implica el uso de agentes antibacterianos serios que suprimen la lactancia y las preparaciones hormonales. ¡La lista de medicamentos específicos solo puede designar a un médico!

La intervención quirúrgica está indicada para los abscesos purulentos. Es una punción del área afectada con una aguja gruesa y su limpieza.

Alimentar al bebe

La Organización Mundial de la Salud no solo no prohíbe la lactancia durante la mastitis, sino que incluso insiste en su necesidad.

La leche no está infectada y proporciona al bebé valiosos anticuerpos. Además, elimina el bloqueo más rápido que cualquier otro medio. La interrupción de la lactancia materna durante la mastitis puede llevar a la formación de abscesos y supuración, lo que agrava aún más la situación.

Las excepciones son los casos de formas complejas y desatendidas de la enfermedad, en las que es mejor transferir al bebé a la alimentación artificial.

Causas de la lactostasis

Lactostasis: estancamiento de la leche en los conductos de las glándulas mamarias. Casi todas las madres lactantes se enfrentan a este problema. Las causas de la lactostasis - es la producción activa de leche o una disminución en el consumo de su bebé. Esto puede deberse a la influencia de los siguientes factores:

  • Calabaza La alimentación de un bebé debe hacerse a pedido, pero muchas mujeres se adhieren a ciertos períodos de tiempo.
  • Amamantamiento Debe comenzar a alimentarse con un "nuevo" seno. Por lo tanto, es posible asegurar el vaciado uniforme de ambas glándulas mamarias.
  • Succión superficial. A menudo los bebés no están chupando sus pechos demasiado activamente. Esto lleva al hecho de que la leche "de atrás" está intacta, y hay estancamiento.
  • Adjunto incorrecto. Para que los lóbulos se vacíen uniformemente, la mujer debe cambiar periódicamente la posición durante la alimentación del bebé.
  • Ropa interior inadecuada. Una madre lactante necesita usar ropa interior hecha de telas naturales. Es importante que el sujetador no apriete el pecho.
  • Intervención quirúrgica. Si la cirugía de mama se realizó previamente, esto puede empeorar la permeabilidad del conducto.

Penetración de la infección

La penetración de microbios patógenos en el lugar de estancamiento de la leche se lleva a cabo de la siguiente manera:

  • A través de pezones dañados (grietas). Si un bebé no se aplica correctamente al seno o sus dientes ya han entrado en erupción, comienza a mordisquear los pezones, lo que provoca heridas, que se consideran un excelente conductor de patógenos.
  • A partir de focos de infección. Una infección latente (caries, sinusitis) o una que penetra en una forma aguda (colitis, cistitis, etc.) puede penetrar en las glándulas mamarias con una corriente de linfa o sangre. Las causas frecuentes de mastitis en una madre lactante son las infecciones estafilocócicas y estreptocócicas.

¿Cuáles son los signos de reconocer mastitis?

Para no agravar la situación, debe poder reconocer los síntomas de la mastitis en una madre lactante. ¿Qué hacer primero? Una mujer realiza cuidadosa y cuidadosamente la palpación de los senos. En el inicio de la enfermedad indicará leche estancada. Muchas madres lactantes se enfrentan a este fenómeno. La lactostasis se manifiesta de la siguiente manera:

  • En la glándula mamaria hay un excedente de leche.
  • En algunos lugares en el pecho se puede sentir dolor.
  • En algunos casos, puedes sentir los golpes y las focas.

Cabe señalar que no hay ningún problema con la descarga de leche, y que la temperatura de la madre lactante se mantiene dentro del rango normal. Una vez finalizada la alimentación, la mujer se siente aliviada. El cuadro clínico depende de la etapa de la enfermedad. La mastitis puede ocurrir en forma aguda y crónica. La recaída es posible. El motivo es la insuficiente rehabilitación de la fuente de infección.

Que hacer

Si la mastitis acaba de aparecer y se observa lactostasis, puede deshacerse del problema por su cuenta. No se automedique, debe consultar a un médico.

Entonces, ¿cómo curar rápidamente la mastitis en una madre lactante? Para hacer esto, debes seguir ciertas recomendaciones:

  • Apretar el pecho y, a menudo, aplicar el niño. Para eliminar el estancamiento, es necesario permitir que la leche sobresalga sin obstáculos. Si el niño no quiere tomar el pecho, vale la pena recurrir a la decantación de las manos.
  • Para calentar el pecho en la ducha. El agua le permite relajarse y eliminar el espasmo de los conductos. El agua debe estar agradablemente caliente, pero no caliente. ¡Esto es importante!
  • Tomar medicamentos antiespasmódicos. Como una medicina adecuada "No-shpa", "Papaverin".

¿Qué está estrictamente prohibido hacer?

Cuando la mastitis en una madre lactante debe abstenerse de las siguientes manipulaciones:

  • Demasiada presión sobre el pecho durante la decantación.
  • Calentar el pecho con inflamación severa.
  • Tomar pastillas para detener la lactancia.
  • Poniendo al bebé en el pecho con descarga purulenta.

Para eliminar el estancamiento de la leche, las áreas con sellos pueden ser frotadas con cubitos de hielo. Tales acciones deben llevarse a cabo con cuidado para no dañar el tejido. Con la ayuda del frío, será posible eliminar la hinchazón, las sensaciones dolorosas. Después del masaje con cubitos de hielo, será mucho más fácil decantar o alimentar al bebé.

Tratamiento de medicación

Si sabe cómo iniciar la mastitis en una madre lactante, puede detenerla a tiempo y evitar complicaciones. Cuando la temperatura corporal alcanza el nivel de 37.5-38 ° С, es necesario tomar medicamentos, que el médico debe prescribir. Para el tratamiento de la mastitis en madres lactantes, se pueden usar los siguientes medicamentos:

  • Los antibioticos En el momento de la terapia no está prohibido amamantar. Esto solo es posible si el médico le recetó Cefazolina, Cefotaxima, Amoclav, Azitromicina. Al tomar "Metronidazole", "Clarithromycin" tendrá que destetar al bebé del pecho y recurrir a la decantación. Si aparece una mastitis fuerte en una madre lactante, el médico debe seleccionar antibióticos y cualquier otro medicamento.
  • Antipirético. Todos los medicamentos de este rango tienen la capacidad de penetrar en la leche materna. La droga Ibuprofeno es considerada la más segura para el bebé.
  • Antiespasmódicos. Medicamentos como Drotaverin y Papaverine ayudarán a reducir la hinchazón, eliminar el dolor y activar el flujo de leche.
  • Oxitocina La producción natural de esta sustancia se realiza con irritación del pezón. Si se diagnosticó mastitis en una madre lactante, el medicamento se inyecta por vía intramuscular o intravenosa. Como resultado, hay una reducción en los conductos, lo que conduce al vaciado de los conductos de leche.
  • Terminación de la lactancia. Cuando la mastitis ocurre en una forma compleja, el médico puede decidir interrumpir la lactancia. Con este fin, a las mujeres se les prescriben medicamentos que reducen la producción de leche (Parlodel, Dostinex).

Maneras populares

La medicina tradicional también se utiliza en la etapa inicial de la mastitis. Efecto terapéutico efectivo se observa con tratamiento complejo, con el uso de fármacos.

El tratamiento de la mastitis se puede hacer con la ayuda de las hierbas y los remedios disponibles. Los más utilizados son:

  • La col Antes de colocar la sábana en el área adolorida, debe verter agua hirviendo sobre ella y esperar hasta que se enfríe. Tal loción se hace mejor en la noche.
  • Bicarbonato de sodio. Disolver 1 cucharadita. En 200 ml de agua caliente, humedezca la gasa en esta solución y ponga una compresa por la noche. Deja un vendaje para la noche.
  • Aliso o menta. Las materias primas se pueden utilizar en forma seca o fresca. Moler la planta (1 cucharadita). Verter 1 taza de agua hirviendo y dejar reposar la composición durante aproximadamente media hora. La tensión Humedezca la gasa en la infusión adherida al lugar con sellos durante 3 a 5 horas.
  • Pie de gallo Enjuague las hojas con agua caliente, aplique en el pecho por la noche.

Intervencion quirurgica

Si hablamos de lo que es una mastitis peligrosa en una madre que está amamantando, entonces, en primer lugar, vale la pena señalar que la forma descuidada de la misma no se puede tratar de la manera que se menciona anteriormente. Si el régimen de tratamiento con la participación de medicamentos no conduce a mejoras o si hay signos de un absceso en el seno, la intervención quirúrgica es inevitable.

Para encontrar la mejor manera de resolver el problema, el médico debe realizar una ecografía de las glándulas mamarias.

Como regla general, se hacen incisiones radiales que permiten abrir un absceso. En estos lugares se instala el drenaje para la liberación de fluido purulento.

Complicaciones

Dejando de lado el hecho de que la leche en el pecho comenzó a estancarse puede llevar a complicaciones. En casos severos, la extracción de senos puede ser incluso necesaria. Para prevenir consecuencias tan graves, es necesario controlar el estado de las glándulas mamarias y reconocer a tiempo la mastitis de una madre lactante. En la foto publicada en el artículo, una de las soluciones al problema es la cirugía. Sus consecuencias pueden ser las siguientes:

  • se formará una cicatriz en la piel,
  • No se excluye la aparición de fístulas, que también requieren tratamiento a largo plazo y no excluyen la reoperación.

Mastitis: medidas de prevención.

Si se observan medidas preventivas durante el período de lactancia, se puede evitar la aparición de mastitis. Para hacer esto, debes seguir ciertas recomendaciones:

  1. Aplica correctamente al bebé al pecho.
  2. No ignore la aparición de grietas en los pezones.
  3. Use ropa interior adecuadamente seleccionada.
  4. Realizar masaje de mamas.
  5. Alimentar al bebé a demanda.
  6. Para observar la higiene.
  7. Prevenir lesiones en los senos.

Etapas de la mastitis

En su desarrollo, la mastitis atraviesa varias etapas sucesivas, que difieren en el grado y la naturaleza del daño tisular. El objetivo de la terapia es prevenir el proceso patológico en una etapa temprana, evitando la aparición de complicaciones peligrosas.

La forma inicial de la enfermedad, difícil de distinguir de las manifestaciones de la lactostasis. Se caracteriza por la acumulación de líquido seroso en el área afectada de la glándula, en la que los leucocitos entran en el torrente sanguíneo. En esta etapa, es posible el desarrollo inverso de la patología y la recuperación espontánea. Pero más a menudo la enfermedad pasa a la etapa de infiltración.

Infiltrativo

La educación en el tejido torácico duele el sellado sin límites claros. La formación de infiltración requiere tratamiento inmediato, ya que después de 4-5 días sin terapia, esta etapa será reemplazada por la fase destructiva, la inflamación serosa se vuelve purulenta.

Es una forma destructiva de la enfermedad. Hay un deterioro agudo en el bienestar del paciente debido a la entrada de toxinas del foco purulento de la lesión en la glándula mamaria al torrente sanguíneo.

Absceso

Una de las formas destructivas de la patología, caracterizada por la formación de abscesos purulentos en el tejido torácico. Al mismo tiempo se observa un ablandamiento del infiltrado previamente compactado. La localización del absceso puede estar cerca del pezón (subalveolar), dentro de los tejidos de la glándula (intramamaria), debajo de la piel, detrás de la glándula (retromamaria).

Absceso infiltrativo

Esta forma de mastitis se caracteriza por la presencia de infiltración densa (sin ablandamiento) con la presencia de muchos pequeños abscesos en ella. El sello puede parecer homogéneo, porque los abscesos no alcanzan tamaños grandes. Al mismo tiempo, los síntomas de la enfermedad son más intensos que los de su forma anterior. El infiltrado se encuentra dentro del tejido mamario y tiene un tamaño de al menos 2 cuadrantes de la glándula.

Flemónico

La propagación del proceso patológico en el área de al menos 3 cuadrantes de la mama. La forma se caracteriza por una hinchazón pronunciada, aumento de senos, la mayoría está marcada por el ablandamiento del infiltrado. Las pruebas de sangre y orina muestran cambios que determinan la propagación pronunciada del proceso infeccioso.

Gangrenoso

La inflamación afecta el lecho vascular en el que se forman los coágulos de sangre. Hay un marcado deterioro de la circulación sanguínea en el tejido mamario, hay necrosis de un área significativa. En la superficie de la glándula hay áreas de tejido muerto y ampollas con un nódulo. El proceso patológico capta completamente la glándula mamaria. El estado general de los pacientes es grave.

Los signos de mastitis tienen diferentes grados de severidad, según la etapa de la enfermedad. El diagnóstico de la patología no suele ser difícil.

Las características de la manifestación de la mastitis incluyen:

  • Dolor en el pecho de diversos grados de intensidad, su hinchazón, sensación de estallido. Estos son los principales signos por los cuales se puede identificar la mastitis.
  • Покраснение кожи железы, наличие уплотнения.
  • Затрудненный отток молока.
  • Hinchazón de los pezones, secreción de ellos: sangre, purulenta. Se observa a menudo como impurezas en la leche. La descarga de pus es un signo de mastitis purulenta.
  • Hipogalactia (cese de la producción de leche). Se desarrolla con lesiones significativas de la mama.
  • El aumento de la temperatura durante la mastitis en una mujer lactante (37.5-40 grados) es característico.
  • Aumento del dolor en los ganglios linfáticos regionales.
  • Debilidad, malestar general, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, desmayos (con intoxicación significativa, shock infeccioso y tóxico).
a contenidos ^

El esquema de tratamiento para la patología es prescrito por un médico, según la etapa de la enfermedad, la extensión y la naturaleza del daño al tejido mamario. En una etapa temprana de las manifestaciones clínicas en el límite entre la lactostasis y el desarrollo de mastitis, es posible evitar la terapia con antibióticos usando antisépticos, masajes, etc. Se monitoriza el desarrollo del proceso patológico.

Cuando se forma una mastitis infecciosa en una madre lactante, es necesario un tratamiento con antibióticos para evitar el riesgo de complicaciones. Para determinar el agente causante y su concentración, se realizan análisis de sangre y siembra de leche para determinar la esterilidad. Se determina la sensibilidad de la bacteria a ciertos antibióticos. La decisión de continuar la lactancia es un médico.

Al tomar medicamentos antibacterianos (incompatibles con la lactancia), las formas purulentas de la enfermedad son indicaciones para el cese temporal de la lactancia materna. En este caso, se pueden prescribir medicamentos para suprimir la lactancia y vaciar el seno.

El tratamiento integral, además de los antibióticos, incluye procedimientos fisioterapéuticos, el uso de inmunomoduladores, analgésicos (incluido el bloqueo novocainic), pomadas antiinflamatorias y el uso del frío. En caso de intoxicación con los productos de la actividad vital de las bacterias, se indican las inyecciones por goteo de glucosa y soluciones salinas.

En caso de formas purulentas de la enfermedad, se realiza intervención quirúrgica: apertura del absceso, escisión de tejidos no viables. También se utiliza una técnica de drenaje: se bombea y se lava la cavidad utilizando una aguja y el drenaje del pus de la glándula mamaria. Después del procedimiento, prescribir la terapia con antibióticos.

Se recomienda extraer leche regularmente (en el modo de alimentación normal). Esto evitará un mayor estancamiento y ayudará a mantener la lactancia. Si en la estabilización de la condición después de la forma purulenta de la patología, la siembra de leche para esterilidad es normal (las bacterias están ausentes), se permite continuar la lactancia. En formas no purulentas, se reanuda después de completar la terapia con antibióticos.

El masaje para la mastitis es efectivo en la etapa inicial de la enfermedad. El procedimiento ayuda a deshacerse del dolor, la presión en el pecho. El masaje mamario se realiza cada 2-3 horas y después de decantarlo para un mejor vaciado de los conductos bloqueados.

Antes del procedimiento, la glándula debe prepararse con la ayuda de movimientos relajantes. Los movimientos de luz con las yemas de los dedos se realizan en espiral desde el borde del pecho hasta el centro.

A continuación se muestra el masaje directamente en las zonas compactadas. El procedimiento es un frotamiento puntual de áreas patológicas dolorosas. Los movimientos se realizan de manera suave, sin presiones indebidas, en sentido horario desde el centro hasta la periferia.

Después de eso, masajea todo el pecho. El movimiento comienza con puntos en la axila en la unión de la región inferior del tórax y el comienzo de los músculos de la cintura escapular. Es útil para masajear el área de la axila, la parte inferior del tórax, el área del plexo solar. Este masaje tiene un efecto relajante en los conductos lácteos y favorece el vaciado de la glándula.

El procedimiento se lleva a cabo durante 5-10 minutos, preferiblemente después de cada alimentación. Antes del masaje debes consultar con tu médico. El procedimiento se permite en ausencia de un proceso purulento en el seno, infiltrado.

Medicinas

La terapia con medicamentos para la mastitis es compleja e incluye varios grupos de medicamentos. Los principales medicamentos son agentes antibacterianos que se utilizan en diversas formas de dosificación (tabletas, inyecciones, etc.).

El régimen de tratamiento incluye medicamentos que suprimen la lactancia y los medicamentos para el dolor. El uso de medicamentos antibacterianos y antiinflamatorios para uso local (cremas, pomadas) es común.

Amoxicilina

Antibiótico del grupo de la penicilina. El uso de amoxicilina para la mastitis en mujeres lactantes es efectivo debido a sus pronunciadas propiedades bactericidas, en particular, contra las bacterias piógenas. La terapia se realiza durante 5 días.

Contraindicaciones: hipersensibilidad.

Efectos secundarios: Manifestaciones de hipersensibilidad, dispepsia, diarrea, flatulencia, disfunción hepática, superinfección, candidiasis.

Cefoxitina

Grupo de antibióticos cefalosporinas. Diseñado para la administración parenteral. Tiene pronunciadas cualidades antibacterianas, es eficaz contra los patógenos de la mastitis, incluso con la combinación de estafilococos y Escherichia coli.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad, embarazo, lactancia.

Efectos secundarios: Dispepsia, diarrea, hipotensión, colitis seudomembranosa (poco frecuente), cambio en los parámetros sanguíneos, disfunción renal.

Bromocriptina

El fármaco inhibe la secreción de prolactina. Debido a esto, se suprime la lactancia fisiológica y se normaliza la función menstrual.

Contraindicaciones: Patologías vasculares y cardíacas, temblor, psicosis, infancia, úlceras gastrointestinales, insuficiencia hepática, corea de Huntington, hipersensibilidad.

Efectos secundarios: Dispepsia, cefalea, rara vez, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, psicosis, confusión, desmayos, úlceras, hemorragia en el tracto gastrointestinal, manifestaciones de hipersensibilidad.

Analgésicos, antiinflamatorios

Cuando la mastitis se usa habitualmente, los fármacos de los AINE del grupo tienen un efecto complejo: analgésico, antipirético, antiinflamatorio.

La droga tiene pronunciadas cualidades analgésicas. Efectivo para reducir la temperatura durante la fiebre, tiene efecto antiinflamatorio.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad, hemostasia alterada, disfunción renal y hepática severa, infancia, embarazo, hemorragia intracraneal.

Efectos secundarios: Gasteropatía, úlceras, sangrado en el tracto gastrointestinal, cefalea, manifestaciones de hipersensibilidad, taquicardia, aumento de la presión arterial, disfunción renal, audición, visión.

Levomekol

Cuando la mastitis en una madre lactante se considera el remedio más seguro. El fármaco combinado tiene cualidades antibacterianas e inmunoestimulantes. Eficaz en el tratamiento de lesiones purulentas. No penetra en la leche materna ni en la sangre, tiene un efecto terapéutico local.

Contraindicaciones: hipersensibilidad.

Efectos secundarios: Manifestaciones de la hipersensibilidad.

Ichthyol ungüento

Tiene pronunciadas cualidades calmantes, antiinflamatorias, antisépticas, analgésicas, regeneradoras y calmantes. Ayuda a eliminar el estancamiento en el pecho, elimina el dolor y la hinchazón de los tejidos.

Contraindicaciones: Niños menores de 12 años, hipersensibilidad.

Efectos secundarios: Manifestaciones de la hipersensibilidad.

Métodos populares

El uso de recetas populares en el tratamiento de la mastitis, posiblemente solo después de consultar a un médico, debido a que la inflamación es propensa a una rápida propagación y complicaciones peligrosamente graves.

En la etapa temprana de la enfermedad, en presencia de grietas, heridas en el área del pezón, se recomienda tratar la glándula afectada con extracto de flores de manzanilla y pasto milenrama (en proporciones de 1 a 4). Para su producción 2 cucharadas de materias primas elaboran 1/2 litro de agua hirviendo. Insistir 20 minutos.

Hierba de San Juan (1 cucharada) vierta 300 mililitros de agua hirviendo. Insistir hora, luego colar. Beba 1/3 taza tres veces al día.

Combine la yema de huevo cruda, 1 cucharadita de miel, 1 cucharada de aceite vegetal. Poco a poco agregue la harina y amasar la masa fina. Aplique la composición en el área afectada con una gasa, cambie el vendaje 2-3 veces al día, puede dejarlo toda la noche.

Flores de castaño de indias (6 cucharadas) vierten un litro de agua, calentando hasta que hierva. Dejar en un lugar cálido por la noche. Tomar un sorbo a intervalos de 1 hora.

Picar algunas hojas de repollo en una picadora de carne, combinar con un par de cucharadas de yogur fresco. La composición resultante para imponer en el pecho con una servilleta de algodón. Cambia la compresa a medida que la tela se seque.

Prevención

Las medidas preventivas están dirigidas a prevenir la aparición de lactostasis, como la principal causa de mastitis, así como el cumplimiento de las normas de higiene personal.

La prevención de la enfermedad incluye:

  • fijación temprana del recién nacido al pecho de la madre (en los primeros 30 minutos después del nacimiento),
  • la adhesión a un régimen de alimentación constante,
  • expresión adecuada de la leche, preste atención a los cuadrantes externos de las glándulas, donde se observa con mayor frecuencia la congestión,
  • es útil mantener una ducha circular antes de la alimentación (durante 20 minutos),
  • Llevando un sostén de algodón, de acuerdo con el tamaño del pecho,
  • Tratamiento oportuno de las lesiones cutáneas y patologías mamarias.
  • Alimentación adecuada para evitar lesiones en el pezón.
  • Higiene personal (lavado del pecho, lavado, cambio de ropa regular, debe estar seco).

Factores de riesgo de mastitis en una madre lactante.

Los factores de riesgo no son las causas inmediatas de la mastitis, sino los factores que facilitan las condiciones que conducen al desarrollo del proceso inflamatorio. Estos incluyen:

  • Tordo torácico,
  • Nivel de higiene insuficiente de las glándulas mamarias.
  • Hipotermia, pecho soplado,
  • La presencia de madres lactantes diabetes, obesidad, disfunción renal,
  • Nutrición inadecuada después del parto.

Sin embargo, el factor principal es el estancamiento de la leche (lactostasis), que es un buen medio para alimentar bacterias patógenas. Como resultado, comienza su reproducción descontrolada, y en este contexto se desarrolla una reacción inflamatoria, que es la mastitis.

Si no elimina estos factores de riesgo, entonces el niño puede infectarse. Por lo tanto, la mastitis doblemente peligrosa en las madres lactantes. Los síntomas y el tratamiento son similares a la intoxicación general del cuerpo, pero brindan mucho más confort porque es imposible alimentar al bebé con leche materna.

Los síntomas de la mastitis en una madre lactante photo

Los síntomas de la mastitis de lactancia serosa a menudo son confundidos por las mujeres con lactostasis, una enfermedad caracterizada por la leche estancada en la mama. Sin embargo, el estancamiento es solo el primer signo de mastitis. Los síntomas de ambas enfermedades son similares, la diferencia está presente solo en la naturaleza del aumento de la temperatura corporal.

Durante la lactostasis, el termómetro de diferentes glándulas mamarias mostrará una temperatura diferente (si hay inflamación en el seno derecho, la temperatura en la axila próxima será de 1 a 2 grados más alta que en el izquierdo). Sin embargo, es más confiable medir la temperatura en el codo para determinar la mastitis.

La diferencia es notable en los recuentos sanguíneos: la tasa de sedimentación de eritrocitos (en la tarjeta ESR) y el número de leucocitos en la sangre aumentan. Si, después de decantar, la temperatura corporal no disminuye, entonces es seguro decir que la mujer tiene mastitis serosa.

Los síntomas de la mastitis foto 2

La segunda etapa de la mastitis es infiltrativa, la transición a ella se observa en el día 1-2 después de que la temperatura aumenta. Al tacto en la glándula mamaria se sintieron focos duros y calientes, la palpación es muy dolorosa. Los sellos locales pueden ser simples o múltiples, hasta 3 cm de tamaño.

La respuesta del cuerpo a tales neoplasias inflamatorias se expresa por intoxicación: dolor en la región temporal de la cabeza, debilidad, pesadez en los músculos, náuseas. En el análisis de sangre veremos un aumento significativo en el número de leucocitos.

Las mujeres más difíciles padecen mastitis purulenta. La enfermedad debe detenerse para evitar que se convierta en un absceso cuando se forma una cavidad llena de pus delimitada por una cápsula de otros tejidos en la glándula mamaria.

Síntomas de mastitis purulenta en una madre lactante:

  1. La aparición y aumento de la hinchazón en la glándula mamaria,
  2. Enrojecimiento de la piel sobre las focas,
  3. Aumento del dolor sin contacto en el pecho inflamado,
  4. Gran debilidad, apatía, falta de apetito,
  5. Síntomas de intoxicación general del cuerpo: náuseas, vómitos,
  6. Aumento de la temperatura a 40 grados, escalofríos.

Los indicadores de temperatura son inestables, son posibles saltos bruscos. El aumento inicial a 39.5–40 grados en unas pocas horas se reemplaza por una caída en el índice de 2–3 grados, acompañada por una sudoración profusa. La normalización de la temperatura es a corto plazo, por lo que después de algunas horas deberíamos esperar un segundo salto.

Esto se explica por el hecho de que los microorganismos se multiplican en la glándula mamaria. La desigualdad de los procesos biológicos provoca un nivel diferente de intoxicación del cuerpo. Este factor, así como la lucha contra las bacterias extrañas, forman un régimen de temperatura inestable.

Tratamiento de la mastitis - fármacos y métodos.

El tratamiento de la mastitis en una madre lactante debe realizarse bajo la estricta supervisión de un médico. Si no hay posibilidad de estar bajo control médico, la madre recién hecha debe al menos informar al ginecólogo que lo tiene.

Si una mujer busca ayuda médica en las primeras etapas de la mastitis de la lactancia y el proceso inflamatorio no es visible visualmente, se le asigna un análisis de sangre clásico. Si se confirma la enfermedad, la ESR y los niveles de leucocitos serán significativamente más altos de lo normal.

El diagnóstico es imprescindible porque la mastitis implica tomar antibióticos, que afectan la condición del niño. Sin el permiso del médico, los medicamentos antibacterianos para madres lactantes están estrictamente prohibidos.

Para el tratamiento de la mastitis, el especialista seleccionará los antibióticos menos agresivos que penetren fácilmente a través del tejido mamario. La selección individual del medicamento permite que el medicamento se concentre solo en el lugar requerido.

Pastillas Los médicos, que rara vez son nombrados, a menudo prefieren el método de inyección del medicamento en el cuerpo, y solo después de que la condición del paciente mejore, puede cambiar a los comprimidos. La inmunidad de las mujeres después del parto y por lo tanto muy vulnerable, por lo tanto, debe ser un enfoque diferenciado para la elección de la droga. Y el efecto de la medicación tomada oralmente comienza mucho más tarde.

Inyecciones Puede asignarse al tejido muscular y directamente a la sangre, dependiendo de la etapa de la mastitis. El tratamiento de la mastitis con medicamentos antibacterianos toma por lo menos 5 días, pero no puede durar más de 10 días con el mismo remedio.

Medicamentos tensores y hormonales.

Un factor importante en la lucha contra la mastitis de la lactancia es el vaciado de senos. Es necesario decantar la leche con la misma frecuencia con la que se realiza la alimentación: cada 3-4 horas.

Esto se hace para no interrumpir el flujo de leche después de la recuperación. Los médicos recomiendan tomar oxitocina para que la leche pase con éxito. Esta sustancia conduce a una reducción de las células musculares lisas que rodean los conductos lactíferos.

Otra recomendación es el uso de medicamentos hormonales que reducen la producción de leche. Por este motivo las opiniones de los expertos no coinciden. Algunos aconsejan no reducir la producción de leche, confiando en que altera el equilibrio en el cuerpo de la madre y conduce a una falta de lactancia.

Otros médicos recomiendan prescindir de los medicamentos hormonales y prevenir la liberación de leche de manera natural, al extraer las glándulas mamarias. Los terceros médicos recetan parlodelo en situaciones en que la mujer tiene una etapa purulenta de la enfermedad, que puede transformarse en absceso.

Sin embargo, en la actualidad, cada vez más especialistas creen que es mejor decantar el tórax durante el período de inflamación aguda. Esto le ayudará a volver a la lactancia después de la recuperación.

Tratamiento de la mastitis purulenta.

Los abscesos y la mastitis purulenta multifocal a menudo requieren intervención quirúrgica. Si la cirugía no se realiza a tiempo, el paciente puede comenzar una infección de la sangre. Los ginecólogos tratan a las madres lactantes con la debida atención, por lo que la operación se realiza solo bajo estrictas indicaciones.

Si la condición de la mujer no permite hacer una incisión, el absceso se puede extirpar con la ayuda de un drenaje. Este procedimiento es suave en la función de alimentación, será posible volver a ella unos días antes. Si aún es necesaria la intervención quirúrgica en la glándula mamaria, el médico elegirá un lugar lo más alejado posible del pezón, ya que el tejido delicado se curará durante al menos 2 semanas.

Si la mastitis no es la primera vez en una madre que está amamantando, el tratamiento en el hogar también está permitido. La terapia es aceptable en el hogar si la mujer ha identificado un bulto en el pecho antes de la etapa de fiebre pronunciada.

Algunas mamás experimentadas le recomiendan que no vaya al médico, ya que la inflamación puede desaparecer después de 2 o 3 días, pero esta opinión es extremadamente errónea. Independientemente de si el tratamiento se llevará a cabo en un hospital o en el hogar, las medidas deben tomarse de inmediato.

Tratamiento de la mastitis en una madre lactante en el hogar.

Métodos tradicionales de tratamiento de la mastitis en el hogar: recuerde que no reemplazan el tratamiento a un médico y se pueden usar como adicionales.

1. Compresa de sal.

Proporción de solución: 1 cda. l морской соли на 1 стакан воды.El líquido debe precalentarse a una temperatura caliente de 45-50 grados, remover la sal y humedecer un paño natural con una solución.

La sal irrita los pezones, por lo que es mejor cortar o cubrir estos lugares con un yeso ancho en la tela. Mantener la compresa es necesaria hasta que esté completamente enfriada. El procedimiento se realiza 2-3 veces al día.

2. Envoltura de hojas de repollo.

La col tiene la capacidad de "retrasar" la inflamación, por lo que las mujeres la usan con éxito para la mastitis. Una hoja de col de gran tamaño debe batirse con un mazo de cocina o cortarse con un cuchillo para que el jugo destaque. El lado mojado de la hoja debe estar unido al cofre y enrollarse con un vendaje.

No es necesario apretar el vendaje para no impedir el flujo de sangre y la compresión de los conductos lácteos. Comprimir dejar durante la noche.

3. Limpie con alcohol.

En etapas muy tempranas de la mastitis de la lactancia, el alcohol ayuda. Es necesario limpiar un seno dentro de 1-2 minutos en un cuarto de hora antes de amamantar.

Evite poner alcohol en los pezones, ya que es una sustancia agresiva y causará irritación en el delicado tejido.

Durante el tratamiento en cualquier caso no realice las siguientes acciones:

  • Es imposible calentar el pecho, porque la temperatura superior a 36 grados es un catalizador para el desarrollo de una inflamación purulenta,
  • No puede tomar medicamentos antibacterianos sin el permiso del ginecólogo,
  • En las primeras etapas de la mastitis (a veces en las posteriores), es imposible beber los medios que inhiben la producción de leche.

Alimentar al bebé durante la mastitis.

La lactancia materna con mastitis está permitida si la madre no toma antibióticos (incluso no se puede usar la leche materna extraída) y esta no es una forma purulenta de la enfermedad. En las primeras etapas de la enfermedad, el bebé succiona la leche sin problemas, y esto ayudará a eliminar la inflamación antes.

Si se desarrolla mastitis, la mujer experimentará un dolor intenso cuando intente alimentarse. Los analgésicos pueden salvar la situación, pero es mejor darle un descanso al cuerpo; tal vez el dolor se alivie con el tratamiento en el hogar y pronto el niño podrá alimentarse directamente con la leche materna.

  • En cualquier caso, cuanto mejor sea la salida de leche, más rápida será la recuperación.

Medidas de prevención de mastitis.

Una madre que amamanta puede protegerse de la mastitis siguiendo solo 3 reglas simples:

  1. Adjuntar alternativamente al bebé a cada seno durante cada alimentación,
  2. Prepare los pezones para amamantar y sujete correctamente al bebé al seno para evitar grietas.
  3. Observar la higiene mamaria y vigilar su estado.

Hola Tengo una pregunta así. Soy una madre lactante. Bebé 2 semanas. La temperatura subió a 38C. Encontró un sello en el cofre, pero el niño desenterró. Y la temperatura se mantuvo. Que hacer Gracias

Hola
¿Qué significa "desenterrar"? ¿Moliste algo? Dado que la temperatura se ha "mantenido", entonces aparentemente ya no hay sellos? ¿A quién le diagnostican mastitis? ¿Hay una secreción del pezón?
Aquí la adivinación puede terminar tristemente, necesitas más información y un lenguaje comprensible. desde el principio del problema.

¿Con qué médico contactar o llamar a una ambulancia? La temperatura subió 39 grados esta noche. Por la tarde, hubo una queja de dolor en el pecho y dolor de cabeza en una madre lactante. Yo era la abuela de un bebé.

Hola, estoy amamantando a mi bebé durante 8 meses. También tengo un pequeño bulto en mi seno izquierdo del hospital (tampoco me molestó). El día 4, el nódulo aumentó de volumen, dolor y enrojecimiento en la piel, me alimento con dificultad a través del dolor, la condición solo empeora y el enrojecimiento también. El médico dijo que hiciera una compresa de refresco frío durante 3 días, pero siento que solo empeora. ¿Cómo puedo ayudarme en casa?

No subestime la posibilidad de desarrollar mastitis severa y la aparición de un enfoque destructivo dentro del tejido mamario. Usted tiene todos los signos de inflamación: esto es un aumento de la temperatura local, es dolor, es enrojecimiento y disfunción. Ninguna compresa de soda puede reemplazar la atención médica de emergencia. En primer lugar, debe ver al ginecólogo de su clínica prenatal y al cirujano con urgencia.

En cualquier forma de mastitis, es posible el desarrollo de lactostasis patológica, o detener la excreción de la leche. Después de esto, es posible una continuación tormentosa: la aparición de una temperatura corporal alta y un aumento de los ganglios linfáticos axilares regionales. No solo hay formas difusas, sino también abscesos y mastitis flemmonosa, y la llamada forma gangrenosa de inflamación es extremadamente difícil con la degradación de los tejidos glandulares y la alta intoxicación, que es una amenaza directa para la vida. Debe recordarse que la mastitis a menudo avanza con lentitud y crea la ilusión de "bienestar imaginario".

Necesitas urgentemente:
• para pasar un hemograma completo, en el que sea posible, leucocito izquierda, leucocitosis y aumento de la VSG serán evidencia de inflamación de la glándula mamaria,
• es necesario tomar leche para el análisis bacteriológico, tanto del seno sano como del afectado. De acuerdo con los resultados del estudio, se evaluará la contaminación bacteriana de la leche, así como la determinación de la sensibilidad de la flora patógena aislada a los antibióticos.
• Finalmente, es imperativo realizar un examen de ultrasonido del seno.

Es muy importante recordar que durante el período de la enfermedad con mastitis, independientemente de la forma clínica, al confirmar este diagnóstico, alimentar al niño no solo está enfermo, sino que también está prohibido tener un seno sano. Se traduce en alimentación artificial. La posibilidad de reanudar la lactancia materna es posible solo después de curar la mastitis, y la decide el médico responsable basándose en los resultados del examen bacteriológico de la leche. Urge ser tratado seriamente, la base es la terapia antibacteriana. En algunos casos, incluso se utilizan medios para suprimir o inhibir la lactancia (Cabergolina, Parlodel). Si con tratamiento y diagnóstico se aprieta, entonces con supuración, la única salida será el tratamiento quirúrgico con una amplia disección del foco supurativo, su drenaje y la extracción de los tejidos afectados.

En conclusión, una vez más, me gustaría llamar su atención sobre la necesidad de una visita urgente al ginecólogo y cirujano, diagnósticos urgentes, y siempre puede curarse con soda después de haber completado todas las recetas médicas necesarias y mejorado su condición.

Buenas noches, soy la madre de un bebé de 9 meses, la noche anterior me mamé el pecho izquierdo, debido al trabajo constante de los acondicionadores de aire. La temperatura subió 38-39. Apareció un bulto de bulto, un bulto en la parte superior del pecho. Las temperaturas fueron derribadas, pero el bulto se mantuvo, duele un poco cuando se palpa. Hoy, todo está bien, pero hay un bulto. ¿Mastitis o lactostasis? ¿Cómo eliminar este kamok?

La lactostasis es una condición que puede ser tanto primaria como secundaria. La mastitis puede causar lactostasis, pero la lactostasis también puede causar mastitis. Pero ninguna lactostasis primaria no se manifestará a una temperatura de 39 grados, de manera tan aguda y en el contexto del dolor. Por lo tanto, hay muchas razones para temer la forma focal de la mastitis. Tiene dos signos que indican la aparición de la inflamación: es dolor, temperatura, hay una razón o el factor de riesgo es hipotermia, y queda por descubrir si existe una violación de la función de la lactancia.

Pero hay que ver a un mamólogo, un cirujano. Si se trata de mastitis, es posible la infección de la leche materna y la infección del bebé. Debe confirmar o refutar con urgencia el diagnóstico de mastitis, ya que antes de su exclusión, ¡está prohibido alimentar al niño incluso con un seno sano!

Es necesario realizar con urgencia una ecografía del seno y consultar a un mamólogo, un cirujano, para examinar los ganglios linfáticos axilares regionales. Para confirmar el diagnóstico, es necesario realizar un análisis de sangre general, realizar un análisis de leche para el examen bacteriológico de los senos afectados y sanos. Hoy en día, la forma lenta de mastitis es muy común, lo que contribuye a la formación de focos de infección crónica, y disminuye la atención, ya que una ingesta independiente y descontrolada de antibióticos permite que la enfermedad se transfiera a la etapa crónica. Pero tal enfoque siempre puede ser exacerbado, y esto es una "bomba de tiempo", que puede estar cargada de las consecuencias más graves, tanto para la madre como para el niño.

Causas de la mastitis durante la lactancia materna, factores de riesgo.

En el 90% de los casos, el Staphylococcus aureus causa patología inflamatoria. Sin embargo, el grupo de personas "culpables" en mastitis es mucho más microorganismos: incluye estreptococos, hongos e incluso E. coli. La infección ingresa a las glándulas mamarias desde el ambiente externo, a través del torrente sanguíneo, a través del sistema linfático.

Dado que el suministro de sangre al seno está suficientemente desarrollado en una madre lactante, la inflamación a menudo cubre grandes áreas de la glándula mamaria, capturando varios de sus lóbulos a la vez. Causas de la mastitis:

  1. Infección por grietas en el pezón,
  2. Infección con bacterias atrapadas en la glándula con sangre o linfa de focos de infección crónica: caries, amigdalitis crónica, cistitis, etc.

Sin embargo, se necesita un estímulo adicional para el desarrollo de una infección en el tórax. Y con mayor frecuencia, en el 95% de los casos, la lactostasis, sin tratamiento durante 3-4 días, es el ímpetu para el desarrollo de la mastitis de la lactancia.

Los factores que contribuyen al inicio de la mastitis posparto incluyen:

  • Primer parto: glándulas mamarias y sus conductos lactíferos, insuficientemente preparados para el régimen de lactancia materna.
  • el periodo de no amamantamiento,
  • inmunidad reducida: observada en casi todas las mujeres en el posparto,
  • hipotermia
  • Formaciones quísticas, tumores de mama,
  • historia de la mastopatía,
  • Higiene insuficiente de los senos,
  • Todas las situaciones que provocan lactostasis son el vaciamiento insuficiente de los lóbulos lácteos, las tácticas incorrectas de amamantamiento, la compresión de las glándulas, etc.

Etapas de la mastitis

De acuerdo con su desarrollo, la mastitis es la siguiente etapa del estancamiento de la leche no tratada en las glándulas. Con un mayor desarrollo, la inflamación pasa por las siguientes etapas:

  • serosa (mastitis no infectada) - manifestada por síntomas agravados de lactostasis, pero la infección todavía no se multiplica,
  • infiltrante: se produce después de 1-2 días, caracterizado por la formación de sellos, que alcanza un diámetro de 2-3 cm,
  • Purulento: la reproducción rápida de la infección, la supuración de los infiltrados se acompaña de una intoxicación grave y del estado grave de la mujer.
  • Absceso - La formación de cavidades purulentas.

Todas las fases de la inflamación ocurren rápidamente con un rápido aumento en la severidad de los síntomas.

Signos y síntomas de mastitis en una madre lactante en etapas

Foto de mastitis en una madre lactante.

El cuadro clínico puede indicar claramente la etapa de desarrollo de la mastitis. Así, los primeros signos de mastitis serosa en una madre lactante son los siguientes:

  1. La reducción de la lactancia es un síntoma muy importante que separa la lactostasis y el inicio de la mastitis.
  2. Dolor en el pecho que no desaparece después de decantar.
  3. La temperatura de 38ºС, y en la axila en el lado afectado es ligeramente superior,
  4. Enrojecimiento de la piel.

Síntomas característicos de la mastitis infiltrativa:

  1. Gripe: escalofríos, dolor muscular, saltos de temperatura de 37-39ºС,
  2. Doloridos ganglios axilares agrandados
  3. pesadez en el pecho, dolores dolorosos,
  4. Sondeo claro de las áreas de sellado,
  5. Insuficiente descarga de leche, incluso al tratar de decantar.

La mastitis de la lactancia en etapa purulenta tiene las siguientes características:

  1. Inflamación severa de los tejidos afectados, dolor intenso constante,
  2. Hipertermia a 40ºС, fiebre severa,
  3. Cambio de piel sobre el área afectada - color púrpura o azulado,
  4. La leche colada tiene una mezcla de pus.

Cuando acude a un médico, pueden aparecer los siguientes signos de inflamación:

  • análisis de sangre: leucocitosis, ESR alta (a partir de la etapa serosa),
  • Ultrasonido - fijación de cavidades purulentas.

Tratamiento de la mastitis durante la lactancia.

Las tácticas radicales de tratamiento dependen directamente de la sincronización del tratamiento con el ginecólogo / mamólogo y de la etapa de desarrollo de la inflamación. Si una mujer sospechara que había tenido mastitis a tiempo y fue a la clínica durante los primeros 2 días, su tratamiento probablemente se limitaría a medidas conservadoras.

Terapia de la mastitis

  • Medicamentos antipiréticos: el paracetamol es inocuo para el bebé (la alimentación en la etapa serosa no se detiene)
  • Antiespasmodics - No-shpa, con la negativa de la lactancia materna, puede tomar analgésicos más fuertes,
  • Mejora del flujo de leche: gotas de oxitocina por vía oral o inyección intramuscular,
  • Tratamiento de las grietas en los pezones por Bepanten, Peruano,
  • Antibióticos: con un curso prolongado, un curso de hasta 10 días con supresión simultánea de la lactancia.

Tratamiento quirurgico

Si durante 2 días de terapia antibiótica no se observa dinámica, recurra a la intervención quirúrgica. Las lesiones infectadas se extirpan con la preservación de tejido sano, a menudo es necesario instalar drenaje.

Cuanto mayor sea el área de daño en el seno, mayor será la extensión de la cirugía.

Mastitis: tratamiento casero.

Debe entenderse que el autotratamiento de la mastitis en el hogar está plagado de un mayor desarrollo de la inflamación y representa una amenaza tanto para la madre como para el bebé.

Usada a menudo sin el nombramiento de un médico amoxicilina, la penicilina no tiene ningún efecto sobre Staphylococcus aureus. Los fármacos eficaces para la mastitis son ciprofloxacina, cefalexina, amoxiclav.

Reglas para el tratamiento de la mastitis en el hogar:

  • No espere curar la mastitis prolongada (sin mejoría en los primeros 2-3 días) sin antibióticos. Los preparativos son prescritos únicamente por el médico tratante.
  • Un suave masaje de senos se realiza regularmente sin exceso de celo y compresión. El modo de conducir - cada 2 horas, incluso de noche.
  • No hay remedios caseros: poner hojas de repollo, lociones con miel y kalanchoe, compresas de aceite, no podrá destruir la infección que se está desarrollando en las glándulas. Las recetas populares solo pueden aliviar el dolor.
  • No hay procedimientos térmicos: calentamiento, compresas a base de alcohol, etc. El calor solo aumentará la hinchazón y el aumento de la circulación sanguínea debido al calentamiento provocará una mayor propagación de la infección.

Causas y los primeros signos de mastitis (con foto).

En los hombres, la causa de la mastitis puede ser una lesión o perforación. Además, la enfermedad puede desarrollarse cuando la infección se introduce en el tejido de la glándula, como resultado del desequilibrio hormonal.

Las mujeres mayores con sospecha de mastitis pueden tener síntomas que coincidan con signos de cáncer de mama similar a la mastitis.

En este sentido, se distinguió la lactancia (posparto) y la mastitis fibroquística (no lactacional). Esta patología puede ser aséptica (purulenta) y purulenta.

La causa de la mastitis purulenta es la infección de las grietas en los pezones o los conductos de la leche por cocos (más a menudo, Staphylococcus aureus) y otros microbios piógenos. Una causa frecuente de las grietas en los pezones es la unión inadecuada del bebé al pecho. La lactancia materna adecuada: el niño debe agarrar completamente el pezón con el aislante. La infección penetra en la glándula de la boca del niño si no se observa higiene personal (mastitis primaria). La infección en la glándula mamaria con sangre o linfa de las lesiones localizadas en los genitales se llama mastitis secundaria.

Las causas de la mastitis aséptica (no purulenta) son las lesiones mamarias, el estancamiento de la leche (lactostasis) debido a la rara alimentación de régimen y el vaciado incompleto de las glándulas mamarias en mujeres lactantes, que usan ropa interior apretada.

Los primeros signos de mastitis comienzan a aparecer en la segunda a la cuarta semana del período posparto. La aparición de la enfermedad suele ser aguda. Fiebre observada, debilidad, mialgia, dolor y aumento de la mama, enrojecimiento de la piel. Fatiga, dolor de cabeza. La glándula mamaria es dolorosa al tacto, la salida de leche es difícil.

Mira cómo se ven los signos de mastitis en estas fotos:

Con la progresión de la mastitis y la adición de infección aparecen: La sensibilidad severa de la glándula mamaria, cuando el sondeo está determinado por la infiltración inflamatoria con bordes borrosos, la liberación de pus del color amarillo verdoso del pezón, un aumento de la temperatura corporal de 39-40 ° C, la lengua y los labios están secos, las náuseas, la piel sobre el hogar se vuelve roja, a veces tiene un tinte azulado.

Como se puede ver en la foto de los síntomas de mastitis, el pezón generalmente se retrae para esta inflamación, las venas safenas se dilatan:

También un signo de la enfermedad es un aumento de la temperatura en el área del seno. Por lo tanto, durante la lactancia, la temperatura corporal real se mide en la fosa poplítea o en la curva del codo.

Síntomas de la mastitis no lactante: Sensibilidad en los senos, enrojecimiento de la piel, secreción de pus del pezón, fiebre, intoxicación.

En caso de tratamiento tardío e irracional, el proceso puede adquirir un carácter flemónico e incluso gangrenoso.

El diagnóstico se realiza sobre la base de un examen visual, un análisis de sangre y una ecografía del seno. En la mastitis aguda no lactacional, se escinde parte de la pared del absceso para excluir el cáncer de mama similar a la mastitis.

Tratamiento de la mastitis lactacional en madres lactantes.

Tratamiento de la mastitis de la lactancia: es necesario establecer un flujo de salida completo de la leche materna (alimentación o bombeo), ya que con el estancamiento de la leche, el tratamiento no será eficaz. Antes de alimentar, es necesario expandir los conductos con una ducha de agua tibia, un vaso de líquido tibio o una compresa tibia, y después de alimentar para aplicar una compresa de enfriamiento. Если все-таки кормление прекращено и есть необходимость в угнетении лактации, то можно прикладывать компресс на пораженную железу разведенным 1:5 раствором диметилсульфоксида.Con los síntomas del mástil en una madre lactante, para el tratamiento, se prescribe para la administración oral de cabergolina 0,25 mg 2 veces / día durante dos días, Bromo-criptina 0,005 g 2 veces / día durante 4-8 días, se puede usar cualquier antibiótico.

El tratamiento antimicrobiano con lactancia continua recomienda: cefalexina 500 mg 2 veces / día, cefaclor 250 mg 3 veces / día, amoxicilina + ácido clavulánico 250 mg 3 veces / día.

En la etapa inicial de la mastitis no lactacional, se utiliza un tratamiento antibiótico complejo.

Cuando se forma un absceso en el tejido mamario para el tratamiento quirúrgico de la mastitis en madres lactantes, está indicado el tratamiento quirúrgico.

Métodos para la prevención de la mastitis.

Para la prevención de la mastitis, es importante prevenir la formación de grietas y lesiones en los pezones. Contribuya a esto su curación completa y oportuna, el bombeo obligatorio de leche, la higiene personal.

Para fortalecer los pezones, después de amamantar, es necesario lavarlos con agua y jabón para bebés y aplicar un puré en los pezones (una cantidad igual de vodka y clara de huevo). Después de secarse, la mezcla forma una película, que se lava con jabón para bebés antes de la siguiente alimentación. Es efectivo frotar aceite de espino amarillo en los pezones y luego espolvorearlo con estreptocida mezclado con almidón. El sujetador debe estar hecho de tela natural para que puedas hervirlo y plancharlo. La ropa de cama debe ser cambiada diariamente.

La alimentación adecuada es un buen método para prevenir la mastitis en las mujeres: las primeras gotas de leche deben decantarse (las secciones externas de los conductos mamarios de las glándulas mamarias se limpian), la posición del bebé durante la alimentación debe cambiarse, el pezón debe retirarse con cuidado de la boca del bebé (puede apretar suavemente nariz, si no se suelta), la leche restante debe decantarse para que el seno permanezca vacío (es necesario extraer la leche con movimientos suaves, sin tocar el pezón, cuando se aplican las glándulas mamarias) okootsos), después de alimentar y decantar, es necesario secar el pezón, manteniendo el aire libre durante al menos 5 minutos.

Pin
Send
Share
Send
Send